Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

A pasear a Tacna

sábado, 31 de mayo de 2014



Hoy a la tarde me daré una vuelta por Tacna, para ver como están las cosas, comer anticuchos y comprarme jeans. Es increíble eso de ir a otro país y volver en un rato, todas las ciudades deberían estar al lado de una frontera. Aunque el cambio está pésimo y todo sale más caro, igual Perú es bastante más barato que Chile gracias a la bendita informalidad de la cultura combi.

A propósito publicaron una entrada de este blog en un foro peruano y hasta el momento lleva más de 90 reacciones, la mayoría son las acostumbradas tonteras chauvinistas pero en fin, en Chile tampoco abunda mucho la gente con cerebro, una opinión pública básica y rabiosa es un mal universal parece.

Igual me llamó la atención fue la cantidad de reacciones, la mayoría ofendidos considerando que los miraba en menos, es chistoso, ni sospechan cuanto me gusta el Perú, mucho más que a la mayoría de los patrioteros que se creen "superiores" y esconden con fanfarronadas su sentimiento de inferioridad.

Eso pasa en todos los países. Yo recuerdo bien que, hasta los años setenta, los chilenos teníamos la misma relación amor-odio con Argentina, todos éramos argentinos wanabe y aunque decíamos odiarlos, en el fondo soñábamaos con parecernos a ese tremendo país que nos ganaba en todo.

Por supuesto que esa manía de comparar los países pensando que uno es superior a otro solo muestra ignorancia y falta de mundo. Las personas somos más o menos iguales en todas partes y esos estereotipos del alemán organizado, del estadounidense eficiente o del inglés flemático son solo clichés de los que nunca han conocido personalmente a gente que no sea la de su propio país.

Más ridículas son esas comparaciones del tipo "ah, ustedes venden manzanas pero nosotros exportamos buses", no hay que olvidar que Argentina fue una potencia en fabricación de autos en América Latina, incluyendo el fantástico Torino ¿y eso que? la tecnología es el valor más efimero e inestable que existe, lo que hoy es una mina de oro mañana no vale nada, basta recordar cuando Arica fue el Silicon Valley chileno. Al final el único valor real está en cada persona.

Esas discusiones de niños chicos sobre quien la tiene más grande solo muestran inseguridad, eso no es malo sino parte del crecimiento. Ningún país de América Latina es perfecto, ningún país del mundo en verdad y cada uno tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, en fin, estoy escribiendo puras cosas obvias, no amanecí muy ocurrente hoy parece.

La cosa es que en la tarde con el Tomás Jr. nos tomaremos un bus y nos vamos para nuestra querida ciudad de Tacna, a comprar jeans falsificados y comer unos anticuchos de corazón en un carrito que se para frente al estadio, dudo que en otro lugar del mundo se encuentre algo tan rico como eso. En verdad me encantaría vivir en el Perú por tiempo, con sus grandezas y miserias, creo que es el país donde me sentiría como en mi propia casa.

En fin, como les dije hoy no ando muy ocurrente que digamos. Hasta el momento todo anda más o menos bien, más adelante ya veremos.

Dos chantas de Princeton

viernes, 30 de mayo de 2014


Como tuve que cambiar el contador de visitas, hoy me puse a verlas y me di cuenta de un bot de Facebook desde la ciudad de Princeton , en Nueva Jersey. Me preguntaba por que Facebook está usando robots si su negocio no son los buscadores, y parece muy improbable que pretenda competir con Google, así es que me puse a buscar en la web que tenía que ver Facebook con Princeton.

No encontré nada de lo que buscaba pero si me topé con una interesante pelea entre la Universidad de Princeton y Facebook provocada por este paper escrito John Cannarela y Joshua A. Spechler, dos investigadores del Departamento de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial de la universidad, que "sugería" que Facebook había llegado a la cima de su popularidad y en adelante comenzaría a decrecer, hasta perder el 80% de sus usuarios el año 2017. Esto provocó una gran pelea como era de esperar, un anuncio de esta clase resultaba un misil bajo la línea de flotación de Facebook, que todavía no encuentra manera de financiarse y ha creado millones solo por la expectativa de valor futuro al tener a tantos clientes.

Me imagino que hay que estar bien seguro de lo que se habla cuando se hacen predicciones así sobre el futuro de una sociedad anónima, y resulta que leyendo el artículo veo que es un refrito de la idea de Mung Chiang, el profesor del curso Network, Friends, Money and Bytes, que tomé el año pasado en Coursera, en cuanto a aplicar un modelo matemático de contagio, que se usa en estudios epidemiológicos, a las redes sociales. El caso es que el año pasado yo mismo escribí un resumen de esa idea en el blog 20Q para Dummies,

El propio Mung Chiang, que es el de la idea original, dijo muchas veces en esa clase que estos modelos matemáticos aplicados a fenómenos del comportamiento estaban muy lejos de ser exactos o incluso predictivos, recuerdo que lo repitió varias veces y presentó su idea más bien como una forma de entender la evolución de las redes sociales de una manera muy general, más que como herramienta predictiva.

Creo que este artículo -de apenas 11 páginas incluyendo los apéndices- es un ejemplo perfecto del mal uso que se le da a las herramientas matemáticas y al prestigio de las instituciones, creo que los investigadores o fueron muy tontos o bien alguien los coimeó para hacer alguna jugarreta con las acciones.

Las críticas al artículo aparecieron bien rápido, partiendo por la propia gente de Facebook que se lo tomó a la chacota Mike Develin, un científico de data que trabaja en Facebook escribió en su blog que:

"Usando la misma metodología robusta que muestra el artículo, nosotros intentamos encontrar algo sobre esta "Universidad de Princeton" -y no me van a creer lo que encontramos- la tendencia sugiere que Princeton tendrá la mitad de su matrícula actual el año 2018 y no tendrá ni un solo alumno el 2021, de acuerdo a los graficos que presentamos sobre escolaridad, basados en nuestro robusto análisis, las futuras generaciones apenas serán capaces de imaginar que esta augusta institución existió sobre la tierra".

Un análisis más serio lo hace Will Oremus en esta entrada de su blog, En el propio Facebook también se dedicaron a criticar largamente el artículo, alegando con toda razón sus puntos más débiles: las proyecciones no se pueden tirar con regla a partir de un modelo matemático en problemas tan complejos como los que involucran al comportamiento humano, correlaciónes no implican causalidad y hacr predicciones de esa clase usado modelos matemáticos de cualquier clase es siempre sinónimo de "mala ciencia".

Claro, los tipos lo hicieron con Facebook que tiene gente y herramientas para defenderse y dejarlos en ridículo, pero en economía es cosa de todos los días que algún premio nobel o economista famoso afirme las barbaridades más grandes escudado en modelos matemáticos igual o más absurdos que el de Princeton. Mientras ningún economista famosos o premio nobel sea capaz de ganarle a la bolsa, debería mantener la boca bien cerrada en cuanto a predicciones, tal como se mantienen calladitos los que si han ganado en la bolsa gracias a amigos, triquiñuelas y buenos datos en el momento preciso. Bueno, gracias también a cuchufletas cubiertas de respetabilidad académica como la de esos dos chantas de Princeton.

Vigilar y castigar

jueves, 29 de mayo de 2014

Bajo la beningnidad cada vez mayor de los castigos, se puede descubrir, por lo tanto, un desplazamiento de su punto de aplicación, y a través de este desplazamiento, todo un campo de objetos recientes, todo un nuevo régimen de la verdad y una multitud de papeles hasta ahora inéditos en el ejercicio de la justicia criminal. Un saber, unas ténicas, unos discursos "científicos" se forman y se entrelazan con la práctica del poder de castigar.

Estoy leyendo el libro de Michel Focault Vigiar y Castigar, el Nacimiento de la Prisión, que es un verdadero fetiche para muchos abogados que he conocido. El libro es pretencioso y repleto de verborrea, repite hasta la nausea un par de ideas simples ilustrándolas con ejemplos interminables, muy al gusto de los escritos jurídicos. Creo que tiene un par de ideas interesantes y me parece que muchos conocidos que me lo comentaron no entendieron nada, o lo entendieron todo al revés.

El libro es interesante en su parte descriptiva y muy pretencioso en lo normativo, Focault propone una serie de "reglas" seudo científicas, basadas en ideas económicas y de la sociología, claro que todas estas normas las disfraza como una descripción de lo que ha sucedido historicamente por los avances de la ideología "humanitaria" en la sociedad. Me encantaría que ese libro lo pudiese haber comentado Nietsche, creo que es un buen ejemplo de la hipocresía enferma a la que se refería cuando escribió "El Anticristo".

En todo caso describe bien algunos procesos que han llevado a la manipulación de la administración de justicia con fines políticos, es lo que se refiere cuando habla de "la benignidad penal como técnica de poder". Un sistema que ya no se preocupa ni siquiera de juzgar ni reparar, sino que simplemente de hacer un cálculo económico (teórico, idealista, ingenuo) para obtener -supuestamente- algunos "beneficios sociales". Creo que el enorme desprestigio en que se encuentra sumida la administración de justicia y los jueces hoy, tiene que ver con ese cinismo que describe Focault de manera tan sistemática en su libro.

Los jueces rara vez han sido populares, y la profesión de abogado está lleno de pavos reales, bueno, es algo que ocurre en todas las profesiones. Lo malo es que en este caso los ególatras tienen acceso más fácil al poder así es que resultan más peligrosos por su capacidad de hacer efectivamente lo que estiman más conveniente para ellos mismos.

Creo que Focault ha sido a los jueces lo que Keynes a los políticos: les dio un sustento teórico para imponer sus propios intereses, aligerandoles el trabajo y sacándoles de encima la desagradable responsabilidad de castigar. Todas las "modernizaciones" de la justicia han ido en ese sentido, de diluir la responsabilidad del juez en una multitud de peritos, psicologos, policías, etc. que son los que al final inclinan la balanza para decir si alguien es culpable o inocente. Eso ha sido desastroso porque, según la Segunda Ley de Hierro de Bradanovic "muchas manos matan la guagua" y cuando la responsabilidad se diluye se cae en la arbitrariedad y el desprestigio.

Pese a la abundante verborrea de Focault y todas sus justificaciones históricas, a las personas normales -que somos los que pagamos el sueldo de jueces y policías- todavía nos interesa que, cuando hay un delito, se establezca la verdad, que las víctimas reciban la mejor reparación posible y sobre todo que se aplique el castigo a modo de venganza. El factor venganza es básico y no puede ser relativizado por un maldito historiador y una manganada de jueces y profesores cobardes, que no se atreven a ensuciarse las manos. Es lo que todas las personas normales esperamos que se haga con los delincuentes: un juicio justo, una merecida reparación y sobre todo una venganza insttucionalizada, porque de otra manera empezará a aparecer la vengaza por mano propia. Y eso no es teoría, está ocurriendo en muchos lugares.

El último marxista

miércoles, 28 de mayo de 2014

Que buena esta entrevista a Tomás Moulian, siempre he pensado que es el mejor -tal vez el único- intelectual de algún valor que ha tenido la izquierda en Chile. Lo sigo desde hace años, leía sus libros y artículos en los años setenta y siempre he encontrado cosas interesantes en lo que escribe, hasta en sus peores textos, como ese panegirico de conversaciones imaginarias con Allende.


Moulian es un tipo repleto e contradicciones que trata de encontrar un camino al marxismo sin cerrar loss ojos ante el gigantesco fracaso histórico que ha resultado de cada uno de los intentos para imponerlo. Es sumamente lúcido en el diagnóstico pero es muy claro que no tiene la menor idea sobre el remedio, se nota que está al día en lo teórico pero eso no ayuda demasiado porque los neo marxistas de la talla de Roemer y otros tampoco tienen nada muy claro. Creo que es admirable ese intento de encontrarle la quinta pata al gato sin caer en la deshonestidad intelectual.

Claro que tampoco se trata de un santo, Moulian es sumamente hipócrita al hablar de cosas que podrían perjudicar sus relaciones personales. Su paso como rector de la universidad Arcis también fue un fiasco, pero creo que esos son pecados veniales, detalles comparados con la deshonestidad intelectual de la mayoría de sus colegas sociologos, la mayoría convertidos en asesores de campaña de los políticos y más vendidos que los propios periodistas.

Para entender a Moulian es bueno saber que el análisis marxista (la llamada "dialéctica") es una concepción del mundo basado en las contradicciones y el desequilibrio, en oposición a los análisis estáticos (o platonicos como los llamaba Marx) que se basa en la armonía, una situación estática a la que se llega luego que el bien o la verdad se impone sobre el mal o la mentira. El propio Marx fue muy contradictorio en esto al proponer que la solución estaría en la lucha de clases donde la clase proletaria se impondría y reinaría para siempre la sociedad comunista, donde desaparecerían el trabajo y el dinero.

No hay que pensar mucho para darse cuenta que la sociedad comunista era simplemente una forma del ideal platónico de armonía, que Marx despreciaba con toda su alma y para que hablar de sus sucesores. Cuando algunos se atrevieron a hablar de esa contradicción y proponer la revolución permanente, bueno, a Trotsky lo mataron a martillazos en la cabeza, por orden del gobierno de la URSS. Esa si que fue contradicción.

Por eso no me extraña que Moulian -siendo tan brillante- hable como un viejito chocho cuando le preguntan cual es su receta, proponiendo una social democracia progresita con unas ideas que todos dirijan el buque, cosa que nunca se ha visto en ninguna parte del mundo. Siempre uno lleva el timón y los otros cien se dedican a remar, Marx pudo ser muy brillante pero contra la división del trabajo jamás se la pudo y esquivó el tema de manera sstemática durante toda su vida.

En cualquier caso creo que el análisis de Tomás Moulian en esta entrevista es muy interesante, no recuerdo haber escuchao algo tan lúcido en años sobre la situación de la izquierda. En su calidad de dinosaurio de la izquierda, sin interés en agarrar lucas del estado ni de convertirsse en "estratega" de algún político, ejerce algo que desapareció hace como medio siglo entre los izquierdistas: la autocrítica.  

Algo más sobre el aborto

lunes, 26 de mayo de 2014


Aprovecharé que el tema está de moda para colocar, una vez más, algo sobre el aborto. Es un tema que siempre presenta nuevas facetas por su complejidad, trata de problemas en los que nadie -excepto un fanático- puede decir la última palabra porque son bastante complicados. Yo solo diré algunas de mis opiniones sobre el asunto, de acuerdo a como yo veo las cosas.Ni que decir que no tengo intenciones ni interés de convencer a nadie, son solo mis opiniones.

Creo que para entender as posturas frente al aborto se puede recurrir a ejemplos y experimentos imaginarios, desde cosas en que todos están de acuerdo hasta encontrar donde empieza el desacuerrdo y específicamente en que consiste. Muchos alegatos a favor y en contra del aborto desvían la atención de los asuntos principales.

Creo que hay un concenso bien amplio en que matar a otra persona, que está indefensa es algo repudiable, ya sea a un adulto, un niño o un bebe recién nacido. Claro que muchas veces matar a otro se pue justificar por varios motivos, por ejemplo en defensa propia, en defensa de su país en una guerra o incluso por compasión.

Los asesinatos por compasión son interesantes porque buena parte de los argumentos pro-aborto sin condiciones usan esa idea que el aborto evita el sufrimiento. Existen muchos parricidios donde una madre o padre se suicidan, pero antes matan a sus hijos para que no sufran, una idea que puede parecer muy chocante pero unas pocas personas no solo la sostienen ssino que la llevan a la práctica.

Una clase diferente de asesinato por compasión son los casos de eutanasia o suicidio asistido, cuando se cuenta con el permiso del futuro muerto. Se sabe que Sigmund Freud, que sufría de un cáncer a la boca muy doloroso, instruyó a un amigo médico para que lo matara, La eutanasia se puede ver como una forma de suicidio y es bastante más aceptadaque los otros asesinatos por compasión, donde se toma unilateralmente la deicsión de matar a otra persona.

El aborto es un asunto de muchas facetas y por escrúpulos morales, religiosos o lo que sea, la mayoría de las personas rechazará los asesinatos por compasión y tal vez un número importante rechazará también la eutanasia. La idea de matar a una persona que no puede defenderse es -por decir lo menos- perturbadora.

Sin embargo el problema es desde que momento podemos considerar a alguien como "una persona", probablemente nadie puede responder eso con seguridad porque es una pregunta altamente subjetiva, cada cual tiene una idea desde cuando se puede hablar de una persona. La Iglesia Católica y en particular el papa Pablo VI y los que lo siguieron, han mantenido una postura -a mi modo de ver- anti teológica que ha hecho mucho daño al debate.

Todo partió con la aparición de la píldora anticonceptiva y la revolución sexual que vino en los años sesenta. Ya se podía fornicar tranquilamente sin miedo a ser papitos, lo que alarmó sobremanera a los curas. El papa Juan XXIII no se pronunció pero llamó a una comisión para que estudiara a fondo la posición de la Iglesia al respecto. Pablo VI finalmente se pronunció con la encícluca Humanu Vitae, que es el principio de todos los entuertos. Dice, esta encíclica, en su párrafo que importa:

"Es inmoral toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga, como fin o como medio, hacer imposible la procreación".

Este corto párrafo declaró "inmoral" no solo las pildoras y los condones sino incluso el coito interruptus, conocido entre nos como "el método del tarro" (el se para arriba de un tarro y cuando ella ve que se le empiezan a poner los ojos en blanco le da una patada al tarro para que se caiga). Con los años creo que la Iglesia moderó esta absurda definición de moral, permitiendo el método del ritmo,

Los resultados para la propia Iglesia -que siempre se caracterizó por su adaptación a los tiempos- fueron desastrosos, perdió el respeto de sus fieles y el apoyo de los gobiernos, los "católicos a su manera" proliferaron como callampas, ese fue el comienzo de una hecatombe de la Iglesia de proporciones insospechadas.

Todo esto partió -creo yo- de un enorme error de cálculo de los curas, que tuvieron mucho éxito durante los años victorianos como rectores de la "moral sexual", eso les permitió alcanzar un gran poder e influencia, pero no se dieron cuenta de hasta adonde les llegaba el brazo. Con la prohibición de la contraconcepción se perjudicaron mucho.

Y lo peor es que doblaron la apusta. Los curas de izquierda, usando el pretexto de los derechos humanos, desarrollaron nuevas ideas teológicas sobre el respeto incondicional a la vida humana, cosa que nunca antes sostuvo la Iglesia. Argumentando que toda vida humana es "sagrada" empezaron a abogar por la abolición de la pena de muerte, contra toda clase de abortos, inclusive aquellos en que la vida de la madre está en riesgo y muchas otras ideas chifadas con que pensaron que volverían a ser populares. Los curas de derecha por su parte insistieron en el puritanismo sexual lo que los llevó a que esos que antes se miraban con respeto, hoy son objeto de burla y hasta un poco de lástima.

Porque la posición de la Iglesia frente al aborto es una extensión de su postura respecto de los anticonceptivos. La persona existe "en potencia" incluso en los espermatozoides y óvulos y es inmoral cualquier acción que "entorpezca" la fecundación y el desarrollo del feto alegando por el respeto a la vida humana sin condiciones y a una definición muy sui generis de lo que es un ser humano. Yo creo que la encíclica Humanun Vitae fue el comienzo para que la gente perdiera todo respeto por la Iglesia y los curas. Se quisieron pasar de listos.

Es obvio que la vida humana no es "sagrada", de ser cierto tal disparate Dios, Krishna o quien sea nos habría hecho inmortales: nacimos para morir y eso -junto con los cuernos- son las dos únicas seguridades que tenemos en la vida. La Iglesia tradicionalmente valoró la muerte, glorificando el martirio se veía la muerte como un medio de redención y un paso a un mejor estado de cosas. Todo eso se terminó con la "viveza" que se le ocurrió a Pablo VI y que han seguido sus sucesores.

Ahora mi opinón sobre el aborto. Creo que es algo que se debe tratar con mucho cuidado por el peligro de que se preste a abusos y experimentos fascistas como los de Hitler, pero cerrarse en posiciones absurdas que nadie con dos dedos de frente aceptará no ayuda para nada.

Hay que decidir claramente en que momento del embarazo un feto se puede considerar "persona", los argumentos de que es "persona potencial" desde los espermatozoides y el ovulo son una estupidez, total, los que dicen que desde el momento mismo de la fecundación son -a mi modo de ver- una majadería irrealista, es tonto proponer leyes cuando sabemos que la mayoría no las va a cumplir, eso hace que la gente pierda el respeto por las leyes.

Creo que hay muhos criterios realistas y aplicables, para mi por ejemplo una persona existe cuando tiene desarrollado sus sistema nervioso, puede reaccionar y sentir dolor. Antes de eso es tan persona como mi caspa o mis uñas. Al menos así lo veo yo, pueden haber muchas otras definiciones para colocar un punto de corte, la del sistema nervioso es la que más me convence.


A pedido del público. No me gusta que me pauteen, pero esta vez haré una excepción, Lusho, un regular de este Templo del Ocio me preguntó cuando iba a escribir algo de fútbol y como es un tema que no he tocado nunca acá, sin más rodeos, aquí voy:

Debo haber jugado a la pelota cuatro o cinco veces en mi vida, casi siempre durante mi niñez en la calle Juarez, por el barrio de Recoleta. Era una calle de poco tráfico así es que mis vecinos y amigos de esos años armaban pichangas callejeras. Como tengo problemas de coordinación era muy malo, tan malo que hasta mi vecino Álvaro, que era lisiado y jugaba con muletas me burlaba. Una de las pocas veces que jugué, en lugar de patada me tiró un muletazo que casi me rompe las canillas -lo que fue recibido con alboroto y jolgorio por los demás jugadores-  seguramente por eso nunca le encontré gracia al maldito juego.

Quizás también tenga que ver una aversión más amplia que le tomé a los deportes cuando estudiaba en el Liceo Valentín Letelier, que era muy violento y competitivo. En clases de gimnasia nos hacían saltar un caballete enorme para "templar el caracter" decían. Era nuestra pesadilla, menos para unos pocos que le habían perdido el miedo y lo saltaban como si nada. No fue mi caso.

Volviendo al fútbol, creo que ya expliqué por que no me gusta jugarlo, soy competitivo y odio competir en lo que soy malo, no veo como me podría divertir perdiendo partidos. Pero hay otra clase de aficionados: los que en lugar de jugar les gusta mirar como juegan otros, se identifican con ellos, hacen propios sus triunfos, etc. son los hinchas. Me imagino que es algo parecido al voyeurismo en el sexo, se sabe que a algunos les gusta mirar más que hacer.

Yo nunca he comprendido la gracia del maldito espectáculo. Si solo se trata de recoger la pelota con los pies, correr para que nadie más lo alcance, si aparece alguien al frente se le hace una cachaña para el lado contrario y frente al arco, se patea la pelota al lado contrario de donde se va a tirar el arquero ¡todo esto es ridículamente fácil! ¿como se puede entusiasmar la gente con algo tan tonto?

Ah el espectáculo de los deportes, algunos dicen que es un sucedáneo de la guerra, mentira, la guerra es mucho mejor, con disparos; héroes de verdad; sangre; mutilaciones; muertos; medallas; desfiles y marchas ¡eso si que es espectáculo!.

Pero el fútbol tiene algo que sin duda es estupendo: el negocio que se hace a costillas de los hinchas, que compran camisetas especiales, pagan entradas a los juegos, contratan canal de cable, en fin, negocio redondo. Yo no me pondría ni muerto la camiseta de un equipo en que no soy jugador ¡ni de coña! como dicen los españoles, lo encuentro el summun del ridículo.

En fin, ¿algo más sobre el fútbol? creo que eso es todo lo que tengo que decir, un largo bostezo nada más y perdonando la expresión, creo que es un asunto bien pelotudo.

Capital en el siglo veintiuno

domingo, 25 de mayo de 2014

No he leído, ni tengo mucho interés en leer "El Capital en el Siglo XXI", mal que mal son seiscientas setenta y tantas páginas, no lo encontré gratis, creo que para dedicarse a leer un libro tan voluminoso hay que tener buenas razones y sobre todo una expectatva de que se trata de un trabajo interesante.

Hasta el momento el valor del llibro esta en que ha tenido buenos padrinos. He leído malas críticas tanto de libertarios como de colectivistas. El Financial Times desnuda la metodología mostrando fórmulas que no corresponden a lo que dicen mostrar, sumas que no cuadran, datos escogidos con bias, etc. Ninguna de esas críticas fue contestada por Pickerty, por lo que se puede presumir que el estudio empírico no sirve. Pero todavía se le podría dar valor como una conjetura, que es lo que ahora pretende, diciendo que más adelante resolverá todos los errores.

Hay otra crítica de James K Galbratith (el hijo de John K Galbraith, el famoso economista del que hemos hablado varias veces acá), que aparece en español en el blog Jaque al Neoliberalismo y se puede leer aquí, Esta crítica es mucho más al hueso porque es política y también se refiere a la incongruencia de su hipotesis, haciendo definiciones a la medida (en este caso de lo que es el capital) para "probar" supuestamente un punto fundamentalmente político: la aplicación de más impuestos progresivos.

Cualquier economista que presente un libro de casi 700 páginas proponiendo la aplicación de más impuestos progresivos tendrá una clientela asegurada entre los políticos y la corte de bufones asociada a ellos, en este caso Krugman, Bernanke y los demás que viven a la sombra del poder político. En Chile ocurre una cosa parecida con Eduardo Engel, Dante Contreras, Felipe Larraín y tantos otros que vivn al amparo del gobierno de turno prestando el nombre para defender sus políticas. Así como hay plumas a sueldo en el periodismo pasa algo muy parecido en economía, defienden lo que les manden defender.

Pickerty tiene 43 años y muestra como la juventud es atrevida, en un par de años recopilando datos pretendió corregir el libro que a Marx le tomó toda la vida y que en su época cambió los estudios económicos de manera fundamental. El aporte de Marx para su época -aunque fallido- fue extraordinario, El Capital es un libro laborioso y potente en ideas. El de Pickerty, que tuvo la desfachatez de ponerle el mismo nombre, creo que es un buen ejemplo del concepto de chanta.

Toma una tesis que está muy de moda en la política: que el capitalismo aumenta la desigualdad (gran novedad) y que para contrarrestar este "mal" la solución es poner más impuestos progresivos. La base de su crítica es clara y sencilla de declarar: la renta del capital crece más rápido y concentrada que la renta del trabajo. Curiosamente no se da cuenta -o pretende- que está usando el mismo concepto clásico de capital que el mismo critica en todo su libro, es decir arma un hombre de paja a la medida de la conclusión que necesita obtener.

Creo que el verdadero mérito del libro de Pickerty no es económico sino de marketing: detectó una necesidad en la política (tal como lo hizo Keynes en los cuarentas), escribió un libro voluminoso con muchas tablas, con la creencia que nadie lo iba a revisar muy a fondo, usó mal los datos, su enfoque conceptual estaba lleno de contradicciones, pero ¿quien se iba a tomar el trabajo de leerlo? A Marx y a Keynes en su momento les resultó ¿por que no a el? mal que mal tenía una corte de poderosos padrinos apoyándolo.

Marx y Keynes también tuvieron contradicciones, Marx incluso reconoció contradicciones gruesas en su libro primero, diciendo que en los siguientes libros las iba a aclarar, pero tuvo la buena idea de morirse antes sin clarar ni una sola. Un buen artículo sobre contradicciones políticas de Marx se puede ver en este artículo de Simone Weil, es muy interesante.

En fin, es de esos libros que simpatizan con los prejuicios de las personas: que las rentas son malas, que vendrá una catástrofe si no se ponen más impuestos y cosas por el estilo, muy convenientes para cualquier gobierno. El libro de Pickerty no es un libro de izquierda, es un traje a la medida para que los políticos del color que sea puedan subir y poner nuevos impuestos con el acostumbrado argumento de "como todo el mundo sabe". Los argumentos de autoridad son especiales para dejar callados a los ignorantes, menos mal que cada día hau más personas interesadas en pensar por su cuenta.

Hasta Dios descansó el sábado

sábado, 24 de mayo de 2014


Un sábado tranquilo al fin. Nos juntamos con Tom McDonnell a mediodía a intercambiar las últimas noticias y tomarnos una taza de té en el centro, mientras chequeamos a las señoritas que pasan. Me he hecho muy amigo con Tom, a pesar de la barrera del idioma lo he llegado a estimar tal como a cualquiera de mis mejores amigos. Espero llegar a su avanzada edad igual de entero física y mentalmente.

Es un muchacho de setenta y tantos años, tiene mucha experiencia, cientos de historias divertidas y es una de las pocas personas que conozco que no le he visto un lado oscuro, es exactamente tal como parece. Tiene buena voluntad, toma como marinero y siempre está bromeando. En fin, ha resultado un excelente amigo al punto que podemos pasar un buen rato mirando pasar la gente sin necesidad de estar buscando que conversar, creo que esa es la mejor señal de cuando hay confianza.

Además ha tenido buenos golpes de suerte últimamente, me dice que es el buen karma porque siempre le da monedas a los mendigos y que mi mala suerte es porque soy un tacaño, en fin, no le creo nada, los irlandeses son famosos por su capacidad de contar mentiras. Ya estamos haciendo planes para reciclar la idea de "T&T longanizas" el próximo año, claro que como es casi tan flojo como yo... en fin, ya veremos, en una de esas se puede.

Dudo que siga haciendo clases el próximo semestre pero estoy muy satisfecho con los cursos que me tocaron, parece que todos entendieron mi idea porque desde el principio dejé claro lo que yo espero de ellos. Las pruebas son ridículamente fáciles porque no hay nada que me interese que memorizen, sin embargo le deben dedicar un montón de tiempo al curso.

Estoy llevando un blog que se llama Computación Empresarial en 21 lecciones, donde coloco un resumen de cada una de las clases y están obligados a comentar cada entrada, cada comentario va con nota y el que no comenta tiene nota 1, de esa manera me aseguro que leen el resumen y aprovecho de ver si entendieron, los comentarios que tengan preguntas van con nota máxima (7).

 Pensé mucho el asunto de las evaluaciones porque quería sobre todo asegurarme que tomaran en cuenta las cosas que estaba enseñando e inculcarles la responsabilidad para cumplir obligaciones, creo que eso es mucho más relevante que hacerles complicados exámenes. En todo caso la última nota será un caso de estudio y allí si que haré correr el hacha ensangrentada, las malas notas las dejaré para el final, al revés de lo que hace la mayoría de los profesores.

En fin, creo que aprovecharé estos cursos para terminar de grabar VBA Práctico, Inventarios y Cuentas Corrientes, me quedan varias lecciones por grabar todavía, vamos a ver si espanto mi proverbial flojera.

El asqueroso trabajo

viernes, 23 de mayo de 2014



Otro día de asqueroso trabajo, me levanté a las 6:30 AM para hacer clases entre las 8 y 10:30, en la tarde me tocó asistir a dos defensas de título como profesor guía. Ahora ando muerto de sueño, creo que voy a caer dormido como piedra pero antes que eso ocurra ecribiré mi entrada de hoy acompañado de un cortito, 1 onza de Glenfiddich single malt para entibiar los motores y escribir contento, como dice mi amigo Daniel "poquito nomás m´hijo". En fin, algunos dólares en mi billetera me ayudan a pasar el fastidio de tanto trabajo.

No me gusta el whisky en general. Especialmente el escocés es el que me gusta menos, pero ya me equivoqué, igual llevo media botella que me he ido tomando a sorbitos en todo este tiempo. Ni siquiera el vino me costó tanto acostumbrarme como me ha costado el whisky nunca lo he pasado completamente aunque con Coca Cola lo soporto bien.

Los que algo me gustan son unos canadienses como Canadian Club o Canadian Mist que a veces llegan por acá y los que más paso son algunos bourbon como el Maker´s Mark, Wild Turkey o Four Roses, esos que les llaman whiskey. El Jack Daniels es una de las bebidas más asquerosas que conozco, para mi es como tomar kerosene ¿por que será tan popular?. Sin duda mi bebida es la cerveza y cambiaría ahora mismo de mil amores el single malt por una botella de cerveza bien helada.

Todo el día he estado conversando con amigos sobre lo asqueroso que es el trabajo ¿por que lo odio tanto? ¿no existirá siquiera un trabajo que me guste?. Hablando del asunto llegué a la conclusión que no es el esfuerzo lo que me molesta ni el sacrificio, desde chico me he acostumbrado al trabajo duro y a sacrificarme, pero si hay algo que no soporto es tener que relacionarme con otras personas.

Lo mediocres, los intrigantes, las serpientes venenosas, los ventajistas y muchas otras plastas por el estilo no solo llenan las organizaciones sino que escalan rapidamente a puestos de poder, mientras que la gente que vale los aplastan en grupo porque se ven amenazados. Que cosa más horrible trabajar dentro de un chepo de culebras. Iba en la mañana a hacer clases, ensimismado en estos alegres pensamientos cuando me acordé de dos cosas.

La primera fue el relato de Benavides en su libro autobiografico "Seis Años de Vacaciones", donde contaba que la noche antes de la batalla de Campo de Alianza, que sería su bautismo de fuego, no encontraba manera de quedarse dormido, un soldado analfabeto al que le escribía las cartas y dormía al lado le dijo "mi sargento, no vale la pena preocuparse por lo malo que todavía no ha pasado, no sabemos que puede pasar, mañana veremos", Benavides empieza a rezar y se quedó dormido como tronco, hasta el otro día.

Lo segundo que me acordé fue del himno del Liceo Valentín Letelier, que escuché hace poco por Internet después de unos cuantos años:

¡Hurra muchachos, del Valentín!
templar los nervios y sonreir
este es el lema del Letelier
nunca vencidos, siempre vencer

Y así me fui sacando pecho, a paso de marcha, a enfrentarme contra contra todo este mundo perro, cantando el himno en mi cabeza. Una amiga me saludó en la calle y ni la conocí, iba embalado. Ya tengo otra buena receta para cuando me venga la depresión, creo que el himno es infalible.

Los charlatanes del odio están en todos lados, buscando "causas justas" para hacerse los simpáticos. Entre esas causas está el odio a las empresas que les permite afirmar impunemente las estupideces más grandes y siempre encuentran giles que les creen.

Creo que McDonalds y Monsanto están entre las empresas que ejercen una especie de magnetismo para estos patanes y sus believers, no hay invento, mentira o calumnia que no les hayan atribuido. ¿Se acuerdan de ese post viral de Facebook que decía "El chef Jamie Oliver gana su demanda contra MacDonalds"?. Bueno, 100% mentira porque jamás hizo una demanda y todas las "pruebas" con que horrorizo a su grupo de believers eran falsas y arregladas. La historia la pueden ver aquí, a ver si se espabilan.

Ah los charlatanes del odio y sus causas célebres: los transgenicos, el agua que se agota, los glaciares, los animalistas, veganos, que peste más grande. Estamos rodeados, los tontos nos tienen cercados completamente, solo queda salir disparando a lo Miguel Henriquez.

El peso de la noche

jueves, 22 de mayo de 2014

Hay una teoría espantosa, por lo equivocada y dañina que ha resultado, viene de principios de los años noventa y dice más o menos así:

"Los avances económicos conseguidos durante los militares tuvieron un costo social exorbitante y no serán sostenibles en el tiempo a menos que esa deuda social sea pagada, en democracia un país no se puede sostener sin estallidos sociales a menos que la riqueza se reparta".

Parecía una idea muy lógica en esos años y muchos tontos la compramos, pero contenía errores de grueso calibre que iban a mostrarse con el pasar de los años, una vez que la inercia del crecimiento -que partió a mediados de los ochenta- se desvaneció.a mediados de los noventa. Desde el gobierno de Frei que venimos cuesta abajo, solo que ahora se nota más. Llevamos facilmente unos catorce años perdiendo productividad de manera sostenida.

Pero volvamos a los errores. Primero el llamado costo social de los primeros años de los militares no fue exorbitante, muchísimo más alto fue durante Allende cuando estuvimos como está hoy Venezuela en disponibilidad de bienes y servicios. Durante los militares, antes de los años de crecimiento, empezó a masificarse el uso de los autos en Chile a la clase media y luego a la baja. En los sesentas y hasta principios de los setentas solo un médico o empresario ricachón podían aspirar a una citroneta o un Fat 600, yo nunca soñé en los sesentas que llegaría a tener un auto.

También desaparecieron en esos años las "poblaciones callampa" donde la gente vivía como en la época de las cavernas, en cuevas, recuerdo el Cerro Blanco en Santiago y varios cerros de Valparaíso donde todos crecían en la inmundicia y miseria que en los ochenta ya no existía, producto de la focalización del gasto social.

La idea de la deuda social tenía un origen más bien político, era una de las banderas políticas para captar votos, junto con lo de los derechos humanos. Esos eran dos buques insignia de las campañas políticas.

La idea que "repartiendo la riqueza" se iba a comprar paz social no pudo ser peor, porque ocurrió todo lo contrario. Poco a poco, para atraer a grupos de interés llegamos a tener un estado que regalaba viviendas sociales y con el paso del tiempo departamentos finamente terminados, por el puro mérito de decir que eras pobre. Luego el estado pasó a dar multitud de bonos, beneficios gratuitos y regalos de toda clase.

Y como pasa casi siempre con los experimentos sociales el resultado fue al revés de lo que se esperaba, los beneficiarios en lugar de ponerse felices se convirieron en chanchios cebados y lejos de sentirse satisfechos con el flamante departamento que recibieron gratis, se quejan amargamente porque tienen que pagar agua, luz y gastos comunes. Nada es suficiente para ellos y mientras más les regalan más exigen, más pobres y resentidos se sienten.

Es muy divertido como alegan por su derecho a la educación, a la salud, a la vivienda, a un buen trabajo, a que no los discriminen, a que no les pongan malas notas y hasta se enfurecen cuando no les permiten destrozar todo lo que encuentran a su paso cuando salen a "manifestarse" contra el horrible sistema que tanto abusa de ellos.

En lugar de comprar paz social compraron chanchos cebados, gorditos pero llenos de frustración y resentimiento, que se creen con el legítimo derecho a exigir mucho más de lo que ellos por su esfuerzo jamás podrían conseguir. Los estudiantes secundarios de los liceos municipales, especialmente de los llamados "emblemáticos" son un ejemplo perfecto de este encebamiento.

Y lo peor de todo es que cada vez más pobres se van poniendo inútiles e improductivos, incapaces de mejorar su situación por si mismos y como el departamento regalado, los servicios de salud y educación gratis no son suficientes viven pateando la perra. Trabajan de mala gana, no estudiaron porque lo que quieren es ser "bacanes" o sea tener todo sin hacer nada.

"Gato gordo no caza ratones" dice el proverbio chino, esta teoría de la deuda social no es nueva y aparece en chiflados y demagogos con cierta regularidad: Francisco BIlbao, el champudo Balmaceda, Marmaduque Grove, Allende, de tiempo en tiempo alguno llega a tener poder piensa que con su voluntarismo podrá convertirnos en el país de las maravillas.

Son una plaga, Encina los llamaba "la pandilla" y han existido siempre. Malditos pipiolos, bomberos locos, pero la verdad es que tienen un cierto valor. Porque llegado el momento, gracias a sus errores y fracasos reiterados, logran catalizar lo que Portales llamó con tanta chispa "el peso de la noche", ese sentimiento oscuro y pesado que tenemos los chilenos en favor del orden y la coherencia. El peso de la noche es lento y muy pesado, pero cuando aplasta suele ser terrible, lo hemos visto muchas veces, es una caracteristica casi genética en la mayoría de los chilenos.

Seis años de vacaciones

miércoles, 21 de mayo de 2014


A veces del twiter se encuentra algo interesante, como un mensaje donde aparecía una foto de Arturo Benavides Santos, que se enroló en el ejército a los 14 años para ir a la Guerra del Pacífico y pasar tal como dice en el título de su libro "Seis Años de Vacaciones". que pueden descargar en el link. Leí ese libro por casualidad hace años cuando lo encontré en el Terminal Agropecuario, la portada y el título me llamaron la atención y cuando lo empecé no pude parar de leerlo. Lo consumí en una maratón de lectura que duró un día completo.

Para los 21 de Mayo normalmente coloco algo sobre Arturo Prat, que es más o menos el prototipo del héroe chileno, oscuro, sacrificado, valiente "ser más que parecer" creo que si algo admiramos los chilenos es la modestia, falta de exageración, el valor sereno en lugar de los grandes gestos y gritos heroicos, Prat fue un prototipo de eso, lo que explica buena parte de su popularidad.

Bueno, Arturo Benavides es un caso distinto porque paretió como soldado raso asimilado, es curioso como en el prólogo coloca que escribió el libro " por causa de haber perdido gran parte del pueblo su legendario patriotismo, Chile está al borde del abismo; y puede rodar a el si enérgicas medidas no se toman para contramestarlo´ Esto debe haber sido escrito en 1930 o 1940 y ya estaba instalado el tema de la pérdida del patriotismo.

La historia es increíble, el niño Benavides partió en el puesto más peligroso como corneta, era el lugar que le daban a los niños soldados po su facilidad para correr rápido y escabullirse de las balas, al lado del corneta iba el tipo con la bandera y eran el blanco de la mayoria de las balas durante las cargas.

Durante los seis años que pasó en el Lautaro, que fue de los primeros en llegar y el último en regresar a Chile, durante la campaña marcharon a pie la friolera de 49.770 kilometros participando en 23 acciones de guerra. El relato es increíble y tiene muy poca propaganda o patrioterismo, simplemente cuenta como fue la vida en campaña durante los seis años y como fueron los combates, es un libro extraordinario y adictivo.

Mejor no les sigo contando, solo les recomiendo que lo bajen y lo lean, lo recomiendo a ojos cerrados, es uno de3 los mejores relatos de guerra que he leído en mi vida, y eso que he leído hartos, incluido La Guerra y la Paz, francamente me gustó más los "Seis Años de Vacaciones", léanlo si pueden.

Las evaluaciones

lunes, 19 de mayo de 2014


"Cada día es más común que los estudiantes y sus padres enmarquen sus expectativas educacionales en el paradigma del consumidor, viendo a los profesores como sus empleados, a las universidades como mercados de consumo y a los diplomas como commodities".

Así comienza un artículo de la profesora de escritura creativa Deborah Miller Fox, y al contrario de lo que pudiera creerse, no es una crítica a la "educación como un bien de consumo" sino que algo que se dio cuenta después de muchos años de enseñar y que puede usarse en beneficio de profesores y estudiantes.

Resulta que la educación formal siempre ha sido un bien de consumo, y no de los más importantes, pese a lo que reclaman los profesores, hay otros mucho más importantes como os servicios médicos de emergencia o la producción de alimentos, por nombrar solo unos pocos.

Los problemas de la educación formal están claros desde hace siglos, si leemos lo que escribió Admam Smith en La Riqueza de las Naciones vemos que los problemas del siglo dieciocho son exactamente los mismos que los actuales, con una educación estatal capturada por los profesores y que sirve a sus propios intereses en lugar de los de los alumnos. Northcote Parkinson llamaba a eso el "educacionismo", la enseñanza dedicada a beneficiar a los profesores en lugar de a los alumnos.

Uno de los dilemas de la educación estatal versus privada está en la evaluación que hacen los colegios y universidades. Ricardo comentaba acá mismo como lo despidieron de una universidad privada por ser demasiado exigente

Esto de los estudiantes-clientes tiene muchas implicancias, la mayor parte de esas son mal entendidas. Se dice que "el cliente tiene siempre la razón" y eso es cierto a nivel global, pero no en el detalle. Yo recuerdo claramente cuando estudiaba y estaba convencido que me estaban enseñando puras estupideces, con los años me di cuenta que muchas veces era todo lo contrario ¿como va a saber alguien ignorante si lo que le enseñan sirve o no? tengo cientos de historias, mías y de mis amigos que después de muchos años vinimos a darnos cuenta que muchos cursos que despreciabamos eran los más valiosos.

Si yo vendo papas -y muy buenas papas- no puedo atender a un cliente que quiera comprar naranjas, debe ir a comprar a otra parte. Muchos alumnos y apoderados pretenden comprar un diploma de prestigio sin cumplir con los requisitos para merecerlo ¿hay que darselo porque el cliente siempre tiene la razón? claro que no. Y aquí llegamos a un punto clave de la educación, especialmente universitaria: las evaluaciones.

El que evalúa siempre está en una posición de poder, y desde esa posición es fácil abusar. Conozco profesores que hacen muy difíciles sus ramos solo por ejercer ese poder y -por ejemplo- llevarse a la cama a alumnas y tener como esclavos a alumnos con el chantaje de ponerles mala nota. Hoy que existe presión para aprobarlos a todos eso es menos notorio, pero cuando yo estudié en universidad estatal y en una facultad de alta exigencia, el abuso de ese tipo era cosa muy frecuente.

En el extremo contrario está la presión para que todos aprueben aunque no cumplan los requisitos mínimos, es algo que yo vivo ahora en universidad estatal donde hay carreras en que se matriculan pocos alumnos y la consigna es que todos deben aprobar. Entre estos dos extremos el profesor de un curso universitario debe tomar una posición.

La evaluación es un problema difícil para los que nos tomamos en serio el asunto de hacer clases. En principio yo estoy por la posición que todos deberían poder aprobar, no me gusta ponerles "pruebas de ingenio" o de memoria que son perfectamente inútiles en el mundo del trabajo, conoczco gente excelente que -en los viejos tiempos- perdieron su carerra por preguntas rebuscadas y habrían sido grandes profesionales. También conoczo a muchos estúpidos memoriones o "ingeniosos" que no valen nada como profesionales ni como personas y sin embargo sacaron su título. La evaluación no es un asunto sencillo y a mi me preocupa.

Hubo un año -creo que lo conté acá mismo- en que tuve un curso muy malo, no me quise hacer problemas y los aprobé a todos. Fue una experiencia pésima, sentí que había prostituído mi trabajo (con perdón de las Srtas. prostitutas a quienes aprecio enormemente) y que había estafado a la universidad y a los alumnos.

Yo creo que todos mis alumnos deben poder aprobar el ramo, lo que enseño no es física cuántica ni nada de otro mundo, cualquiera debería ser capaz de aprobar. No tengo la egolatría ni la vocación de poder y tampoco me interesa abusar de la posición dominante, pero hay cosas en que no puedo transar, por ejemplo:

No puedo hacer caso a las "recomendaciones" de otros que no saben donde están parados y pasarles juegos a los alumnos "para que no se aburran", creo que esa sería una actitud asquerosa, mediocre y cobarde, prefiero no hacer clases a trabajar en un ambiente de nivel tan bajo.

Tampoco puedo aceptar a los alumnos vacunas que creen que soy un profesor "buena onda" y les voy a dar la pasada fomentando su flojera. Mi curso es muy fácil de aprobar pero exige bastante trabajo, el que no trabaja debe reprobar si o si.

Creo que esos son los dos pilares en que se apoyan mis criterios de evaluación. También creo que la evaluación debería ser como la que hacen en el trabajo: integral y binaria, sirve o no sirve, no basada en criterios "objetivos" como lo que memorizó en una prueba, las evaluaciones en la vida real siempre tienen un alto componente subjetivo y creo que en la universidad debe ser lo mismo.

En fin, mañana empiezo a hacer clases de nuevo. Una experiencia agridulce, pero muy interesante.

Pizza y cerveza

domingo, 18 de mayo de 2014


Noche de pizza y cerveza, ¡que gran combinación!. Con el Tomás Jr. afinamos el arte de hacer pizzas a un nivel estratosférico, quedan crujientes, exquisitas, mucho mejores a las de cualquier pizzería de Arica y a la mitad de precio, por unos US$ 26 hacemos dos pizzas, el viernes nos comimos una y hoy le toca a la otra, la tengo en el escritorio improvisado de mi covacha-estudio de grabación, donde ahora paso metido gran parte del día, leyendo y grabando mis cursos.

Estoy empezando a sentirme orgulloso de mis cursos online, mientras todo el mundo habla sobre la importancia y el futuro de la cosa yo lo hice, me rechazaron la idea varias veces -algunas de manera medio humillante- hasta que conseguí unas pocas lucas y empecé. Los primeros cursos salieron horribles por mi voz gangosa, pésima dicción y el pánico escénico que me venía cuando tenía que grabar, pero poco a poco me estoy acostumbrando, ya acepté que nunca voy a poder hablar como Raul Matas, pero reemplazo la falta de cualidades con convencimiento. Me ha ido bien en los cursos y han tenido una difusión enome en comparación a lo que esperaba.

No he sacado la cuenta de los alumnos pero ya son 6 mil o 7 mil de todas partes del mundo, incluso los cursos pagados, que son lentos, me dan todos los meses dólares Paypal para comprar cosas en Ebay que de otra manera no habría tenido, todo va funcionando.

Lo que me pone ás contento es que estoy aplicando cada una de las cosas que enseño en mis cursos de pequeña empresa. Partí sin calcular si valía o no la pena hacerlo, simplemente la idea me gustaba y eso era suficiente, nada de planes de negocio, estudios de mercado ni ninguna de esas estupideces, simplemente quiero hacer algo que me interesa y creo que me puede servir a mi y a los demás.

Mientras tanto leo en todos lados que se necesitan políticas de estado y que el gobierno debería invertir en estos proyectos. Creo que eso es poner el carro delante del caballo, primero hay que hacer cursos que muestren éxito y saisfacción de los alumnos, después los fondos deberían llegar solos. Y si no llegan mala suerte, igual es divertido que un solo tipo tenga la misma cantidad de alumnos que toda la Universidad de Tarapacá.

Me acuerdo hace muchos años -debe haber sido en 1981 más o menos- me iba pésimo y estaba muerto de hambre, casi no comía y había entrado a estudiar a la universidad sin un solo peso. Un día que me sentía especialmente frustrado viendo que todo lo que había hecho no daba ningún fruto pensé "no importa, igual lo estoy haciendo bien y al final algo va a resultar, si tiro la toalla ahora como un cobarde estoy frito, tengo que seguir adelante, no tengo otra", lo recuerdo clarito porque fue un día muy malo y no estaba muy convencido del asunto, pero pensé que tenía que creer nomás que las cosas iban a salir bien, no tenía alternativa. Dos años después estaba en el Keio Plaza de Tokio, algo que jamás en mi vida había soñado.

Ojala que me resulte de nuevo, tengo mucha confianza que esto de los cursos online pueden ser una buena cosa para mi, e incluso para el vago del Tomás Jr. creo que tengo buen olfato y nada me ha salido fácil, pero varias cosas me han resultado.

Y si no pasa nada, mala suerte nomás, total,  voy a estirar la pata igual que Howard Huges, con la diferencia que tendré mucho menos que perder. A todo hay que verle el lado bueno.

¿hablamos mal los chilenos?

sábado, 17 de mayo de 2014

Como los sábados son días de bajas visitas, aprovecho de escribir cosas más intrascendentes que de costumbre -como si alguna vez colocara algo trascendente- en fin, les quería comentar algo de las muchas señales que enviamos en Chile a través del lenguaje.

Es un lugar común decir que los chilenos "hablamos mal" el castellano, porque cambiamos y deformamos las palabras a un extremo increíble, seguramente eso es parte de la herencia andaluza que nos debe haber llegado en los iempos más remotos ¿han escuchado hablar en andaluz? Miren este video y díganme si no reconocen expresiones comunes en Chile

 

Por cierto a los andaluces les hacen muchas bromas en España por su manera de hablar y creo que tiene que ver con el carácter del pueblo mucho más que con una mejor o peor educación, es una especie de manía por hablar en jerga y en cierta manera embellecer la forma de expresarse, o al menos identificarse como un grupo distinto.

EL italiano Benny que al radicarse en Chile captó muy bien algunas sutilezas de nuestro lenguaje, especialmente el más grosero, tanto que se gana la vida haciendo shows exclusivamente con ese tema, explica en este video alguna de las curiosidades del habla chlena, miren:



Grande Benny, claro que hay que ser chileno para entender por que es tan graciosos lo que dice, su manera de expresarse es muy buena y creo que es un digno sucesor de otro grande: Daniel Vilches, nuestro académico de la lengua.

Yo creo que el lenguaje chileno es fascinante, no me había dado cuenta de las sutilezas y variantes hasta que escribí mi semi abandonado sitio Chilean Slang Made Easy, al principio le había puesto Español Para Gringos, pero al poco tiempo me di cuenta que la jerga chilena era mucho más interesante que el castellano neutro.

Claro que en todo el mundo hay slang y jergas, el increíble lunfardo argentino (al que le debemos mucho los chilenos), los modismos peruanos y todo eso. Pero creo -y tal vez sea una idea un poco ególatra- que el sublenguaje chieno es mucho más variado, complejo y retorcido. El doble sentido llevado a su máxima expresión, la hipérbole, la fábula y las expresiones solo para iniciados.

En Chile hay palabras o expresiones que aparecen y desaparecen, en los sesentas se popularizaron "cuma", "chancho en misa" y "lolita" entre otras, solo sobrevive -apenas- esta última, las otras dos no las escucho hace años y creo que un chileno que las diga en una conversación haría el ridículo, que es el terror atávico que tenemos todos en esta larga y angosta faja de tierra.

Tenemos las entonaciones que permiten distinguir las clases sociales en el habla formal, hablar como cuico es propio de gente de izquierda cosa muy natural en nuestro país de contradicciones y el habla grosera es más común en la gente de plata. Los únicos chilenos con conciencia de clase que tenemos son los flaites y tienen su jerga y entonación propia tal como el lunfardo argentino. Casi no tenemos entonaciones regionales. Excepto en Chiloé, Aisen y Magallanes, donde se habla rápido y cantadito, no hay manera de saber la procedencia de alguien en Chile por su acento.

En fin, algún día escribiré algo sobre nuestro mayor aporte conceptual a la humanidad, la palabra huevon, que trajo a mi página visitantes de la CIA y de la Executive Office of the President USA, poco antes de primera la visita de Obama a Chile. En fin, eso da para un capítulo aparte.

Y hoy terminaron las aventuras de Seper Fi, los 50 capítulos con las aventuras y desventuras de nuestro amigo chileno enseñando en un colegio secundario de Inlaterra, me entretuve mucho durante los casi dos meses que duraron  A esperar entonces que comience la segunda parte. La pérfida Albion, con todas sus miserias, siempre me ha caído bien, en verdad los admiro, a esperar la segunda parte entonces.

La verdadera estafa universitaria

viernes, 16 de mayo de 2014


Algunas actividades inmundas me tenían un poco alejado de este Templo del Ocio, aunque me preocupé como siempre de leer y contestar los comentarios me salté mi dosis diaria de tonteras. Hoy me levanté temprano a hacer clases y estábamos todos muertos de sueño, no se me ocurría nada para despertarlos y mantenerme yo despierto así es que me puse a pensar cuanto pagan los alumnos por cada hora que van a clases en la universidad.

Siempre me ha asombrado que se pongan contentos cuando se decreta suspensión de clases o cuando hay alguna huelga, cuando en realidad pagan por cada hora teórica de clases, se haga o no se haga pagan igual, deberían indignarse cuando no les hacen clases pero les cobran igual el arancel, sin embargo no se dan cuenta como los están estafando y se ponen muy contentos. Me recuerda a los idiotas que se ponen felices porque les van a subir los impuestos, ni más ni menos.

Entonces, mientras pasaba desganadamente mi clase tratando de espantar el sueño, se me ocurrió que tenía que ponerle núneros al asunto, para presentarlo coo un problema de expectativas racionales. Pero llegando a la casa almorcé, puse música en mi tablet y caí en el más profundo de los sueños. Tuve un mal sueño, debe haber sido especialmente malo porque prácticamente nunca me acuerdo de lo que soñé, la cosa es que desperté hace un rato y me puse a la tarea de calcular más o menos cuanto paga un alumno por cada hora de clases.

Tomando como refrencia el arancel de la Universidad de Chile, para la misma carrera en que yo hago clases -Ingeniería de Sistemas de Información y Control de Gestión- el arancel anual es de $ 3.869.200.- es decir unos US$ 7.000.- al año. Ahora bien, calculo que esa carrera debe tener unas 500 horas de clase al año por cada hora de clases los alumnos pagan $ 7.738.- es decir por mis tres horas de clase, un día de la semana ellos pagan alrededor de $ 24.000.- unos US$ 42.- Asistan o no asistan igual pagan cada una de las horas de clase, mis clases se han suspendido dos veces por feriados universitarios, para las semanas de evaluaciones se les toma la prueba y se van para la casa, pero ellos las pagan igual y hasta se ponen contentos ¿quien entiende esa lógica?

Muchos dirán que lo pagan al crédito y eso no lo van a pagar nunca, mentira, el crédito fiscal se empieza a cobrar como 5 a 10 años después que el estudiante termina y lo persigue hasta que se muere, me consta porque a mi con 59 años todavía me quitan los impuestos retenidos y me descuentan el 30% de los honorarios por hacer clases. Cuando tengan que pagar el crédito fiscal -de una u otra manera- sus padres probablemente estarán muertos y no los van a bancar. Para que hablar si pierden la carrera en la mitad de los estudios.

La otra idea terriblemente equivocada es que lo que importa es conseguir un diploma con el menor esfuerzo posible y que da lo mismo si aprenden algo o no aprenden nada, porque los profesionales también son estúpidos e ignorantes pero ganan más. Esta absurda idea viene de que toman como modelo a sus profesores, que muchas veces son estúpidos, ignorantes y ganan buena plata, pero no sse dan cuenta que el título tiene muy poco que ver con eso, hay demasiada gente titulada que son pobres como una rata. Desde que se masificó la entrega de diplomas estos valen cada vez menos y lo que realmente vale es la capacidad de generar resultados y crear valor para los empleadores o para si mismos. Sin esa capacidad un diploma no vale el papel en que está impreso, en la economía tradicional solo lo escaso es valioso.

Es increíble como la masificación ha deteriorado la educación. No son las leyes de mercado ni el considerar la educación como una mercancía, solo un idiota podría negar -hablando francamente- que la educación formal es un servicio tan mercancía como el servicio del dentista, el carpintero o el gásfiter, y que normalmente tiene mucho mayor precio y es bastante menos útil.

En Chile entendemos todo mal, bueno, en otros países es peor, pero acá compramos eso de que "los alumnos son nuestros clientes", lo que es absolutamente cierto, los alumnos pagan por un servicio, pero el problema es que son estafados sistemáticamente. La peor estafa es que a mediados del primer año se convencen que su carrera es una basura y que lo único que importa es aprobar los ramos como sea, eso es culpa de directivos y profesores mediocres.

Los directivos venden humo, marketing, se preocupan de mantener contentos y "entretenidos" a los alumnos, venden apariencia de inevestigación con artículos truchos, apariencias de alto nivel académico con doctorados express de universidades españolas. Todo es marketing y los alumnos se dan cuenta de eso muy pronto.

La mayoría de los profesores son peor, solo quieren cobrar su sueldo haciéndose un mínimo de problemas y obteniendo buenas evaluaciones de los alumnos. Alguien me dijo que por que "no les enseñaba algunos juegos para que no se aburrieran con tanta teoría" ¡Dios mío, si es una carrera de ingeniería que se está acreditando! ¿desde cuando se trata de "entretenerlos"? esa es la falsa percepción de lo que signifian los alumnos como clientes: darles todas las oportunidades e incentivarlos al camino fácil, que mejor modelo que los profesores mediocres. En realidad eso se llama estafar a los clientes.

Hace dos años atrás -si mal no recuerdo- hubo una huelga donde se perdieron unas 300 de las 500 horas de clase teóricas anuales, los alumnos pagaron igual por las 500 y los pasaron de curso de cualquier manera ¿no es eso una estafa? y muchos imbéciles felíces porque habían aprobado sin ir a clases.

Así es que ya tengo lista mi benvenida ara la próxima clase, va a ser más o menos así "señores, sean bienvenidos a mis aburridas tres horas de clase, les diré muchas cosas que les pueden servir profesionalmente y si no las aprenden nada hoy perderán exactamente treinta lucas, que las pagarán por caja a fin de mes o con un crédito que los perseguirá por el resto de su vida. El que no aprenda nada acá o el que no vino a clases hoy se puede considerar oficialmente estafado, no olviden pasar por caja a fin de mes para que me paguen mi espléndido sueldo". A ver si con eso se avivan.

¡Que suban los impuestos!

miércoles, 14 de mayo de 2014


Me gusta como se está dando la situación política. Hoy me alegro más que nunca que Bachelet haya salido presidenta y su corrimiento a la izquierda -que asusta o enfurece a muchos- creo que es lo mejor que puede pasarle al país

Chile venía en un largo y sostenido declive desde 1990, cuando los militares volvieron a los cuarteles. No se trata de un declive económico porque hasta 1995 la economía tuvo un crecimiento enorme, sino de un declive inteletual e ideológico, en los 24 años de democracia la opinión pública ha ido involucionando a una especie de estado infantil, tal como los niños son fáciles de engañar con un dulce o una promesa falsa las personas se han dejado manipular de la forma más grosera por los políticos.

¿Quien quiere a los políticos? Nadie que yo conozca, tal vez sus familiares y su círculo cercano pero la gente normal los aborrece. Igual en cada elección se compran el cuento del "mal menor" y van a votar, claro que cada vez menos, pero son engañados una y otra y otra vez.

No es nada nuevo, tengo "El Príncipe" de Maquiavelo en mi tablet y estoy releyendo por enésima vez ese libro extraordinario, lo describe perfectamente, como soy flojo, mejor copio este pequeño resumen de Wikipedia:

Los principados mixtos consisten en que los hombres, aficionados a mudar de señor, con la loca y errada esperanza de mejorar su suerte, se arman contra el que los gobernaba y ponen en su puesto a otro, no tardando en convencerse, por la experiencia, de que su condición ha empeorado. 

Ello proviene de la necesidad natural, en que el nuevo príncipe se encuentra, de ofender a sus nuevos súbditos, ya con tropas, ya con una infinidad de otros procedimientos molestos, que el acto de su nueva adquisición llevaba consigo.

Se consideran varias estrategias para conservar este principado: la primera, eliminar el linaje del príncipe anterior y no alterar las leyes ni aumentar los impuestos.

Es exactamente lo que pasa hoy en Chile, vivimos en un balancín donde "los aficionados a muda de señor" pasan de una furia a otra. Francamente a mi no me asusta lo que pase en estos cuatro años, más miedo tengo a que salga Piñera y volvamos al balancín de mediocres.

Bachelet está haciendo todo de la peor manera, parece que a medida que envejece se va haciendo más manejable. El gobierno lo tomó un grupo de gente que casi no tiene representación política, como pasa siempre que hay un vacío de poder y creo que eso es muy bueno. Por ejemplo las reformas tributarias pasadas las habían hecho con pinzas para no ofender y salvar el honor de la derecha, gracias a eso convencieron a medio mundo que eran necesarias.

Ahora que la están haciendo a lo bruto, con polítios testimoniales, se van a cubrir de desprestigio. A nadie le gusta pagar impuestos y cuando las cosas suban la gente se va a enfurecer de verdad, especialmente viendo como los mismos que hablan de "igualdad" son los que se duplicaron los sueldos.

Van a recaudar menos porque vamos a robar más, ese es mi vaticinio sobre la reforma tributaria, y todo lo que recauden será fantasía porque se va a estar destruyendo valor y creación de riqueza verdadera, que solo puede ser generada por el lucro ¿de que les sirve recaudar billetes si tienen una máquina que los imprime?. Que bien que suban los impuestos, creo que es lo mejor especialmente de la manera en que lo están haciendo. Un gran regalo para la derecha, que hace años que no los veía tan unidos.


NOTA 2: a solicitud del dueño del dominio de origen, que me ha asegurado no tener nada que ver con el asunto, he eliminado su nombre y datos, pues es posible que alguien máa haya usado su servidor para hacerlo. Espero que los otros sitios que han reproducido este post hagan lo mismo, considerando que se podría estar dañando la reputación de alguien inocente.
 
*** NOTA: ver en los comentarios el post del dueño del dominio, quien asegura no haber sido ni saber quien colocó el código malicioso en su servidor ***

Me llegó en la mañana el mail del "Servicio de Impuestos Internos" que decía así

Estimado contribuyente (no salía mi nombre) 

Se informa que con fecha 12/05/2014 el Servicio de Impuestos Internos ha detectado anomalías en su situación fiscal y su devolución de impuestos será retenida.

Para más información se adjunta un documento con la información detallada

Saluda atentamente a Ud.
Servicio de Impuestos Internos (sin nombre de funcionario)

Bueno, lo anotado entre paréntesis, más la mala redacción´más el contener un adjunto me hizo sospechar inmediatamente de un fraude. Busqué entonces en "Mostrar original" y revisando los encabezados "Received" pude confirmar fácilmente que se trataba de un mail falso, por lo que procedí a denunciarlo por suplantación de identidad.

Pero como hoy hacía clases se me ocurrió revisar el adjunto para mostrarle a los alumnos como es un macro de virus en VBA, incrustado dentro de un documento del Word y aprovechar de hablarles algo sobre virus y seguridad informática.

Entonces tuve la pésima idea de instalar el antivirus AVG, algo pasó en medio y lo empecé a desinstalar, el equipo se congeló´lo apagué en medio de la desinstalación´en fin, la tormenta perfecta y mi laptop hecho pebre, justo cuando lo iba a usar para hacer clases.

Altiva, Fuerte y Leal

martes, 13 de mayo de 2014


Algo ha pasado con la isla de Chiloé en estos días. Primero me encontré con un mensaje de Facebook de Betzabe Norambuena recordando a don Julio su papá, que mandaba poemas en las cartas al Director del diario "La Estrella del Sur". Yo viví en su casa durante los años de enseñanza media y fueron mi familia todo ese tiempo. Don Julio Norambuena Vera era director de la escuela de Chacao y dirigente del partido radical, su señora doña Adelaida también era maestra normalista, que gran familia.

El hijo mayor Julio me llevaba por un año, luego venía Danitza que tenía mi edad, iba en mi mismo curso y me gustaba en secreto, bueno, en realidad todas mis compañeras me gustaban en secreto pero que diablos. En los cuatro años que viví en su casa creo que no hablamos más de dos o tres veces porque yo era super tímido y le tenía terror a las mujeres. Hasta ahora a decir verdad. Luego venían los niños, Jorge, Betzabe y Lizba que tenían mucha menos edad que yo.

La casa era grande y habíamos cuatro pensionistas hombres que dormíamos en una pieza con dos camarotes: Juan Aguilar (Mechuque); Ventura Falbaum; Jorge Oyarzo y yo. Como era el único que no sabía pelear y ese era el deporte nacional allá a veces me tiraban de anzuelo para provocar peleas, recibía la primera y después salían los otros tres a "defenderme" solo por el gusto de agarrarse a trompadas borrachos.

En la pieza del frente habían cuatro hermanas descendientes de alemanes, lindísimas, deben haber sido de las más lindas del pueblo en esa época y en la noche, cuando se apagaban las luces cantaban "vengan cobardes, chiguay chiguay, no se la pueden, chiguay chiguay" mientras nosotros nos mordíamos la humillación. Don Julio nos decía que si las violábamos en atestiguaba a favor nuestro, pero todos sufríamos de las más extrema timidez, una sola vez en los cuatro años salimos con unas niñas y yo -que era el más tímido- fui el único que atiné con un par de besos. Solo para mostrarles que podía, claro que me demoré como 15 años en repetir la gracia.

Al lado nuestro dormía la empleada y cocinera con su nieta, una mujer viejísima que se me olvidó su nombre a la que queríamos mucho, la nieta era extremadamente introvertida, creo que en los cuatro años no la escuché cruzar palabra con nadie. Ea casa era como un pequeño mundo, donde todos vivíamos alrededor de a cocina a leña, esa pieza era el centro de la casa donde pasábamos casi todo el día mirando como llovía, escuchando radio y hablando tonteras.

También había televisión y no nos perdíamos Música Libre, todos los días mirábamos a la pequeña langosta como babosos y las niñas imitaban la coreografía. En el living además de la tele había un pianito de juguete con siete teclas y yo me pasaba horas tratando de que sonara algo entretenido. Don Julio también tenía una biblioteca, chica pero estupenda, deben haber sido unos cien libros catalogados con un sistema de kardex. Doña Adelaida era como mi segunda mamá, igualito, se parecían mucho en carácter.

Pero no solo me llegó el recuerdo de la familia Norambuena sino que también me ubicó por Facebook mi compañero de esos años el Mito, Juan Guillermo Pérez Silva y se acordaba perfectamente de mi y que me lo pasaba leyendo. Decía el Guillermo que por alguna parte tenía una foto del último paseo de curso que hicimos a Quemchi, al campo de nuestro compañero Caupolican Ordoñez, esa fue la única vez que comí un curanto en Chiloé y recuerdo muy poco porque al poquito rato de llegar ya estaba medio borracho.

Me contaba que casi todos los compañeros de entonces son profesores y ya están próximos a jubilar: Sergio Yañez, Jorge Roth, Silvana Perán, Olivia Santana, Jimena Vito, Rosa Villarroel, Norma Maldonado, Magdalena Arismendi, Mirta Segovia, Wilda González, Margarita Martínez, Gladys Mora. De a poco aparecen en la niebla de la memoria. A Jorge Roth lo recuerdo bien porque vivía en mi misma calle.

"Muchas veces nos encontrábamos en las fiestas en la Bomba , mas bebiendo, conversando que bailando..." claro, si yo habré bailado un par de veces en mi vida y en esos años ni siquiera borracho bailaba. Mirando las fotos de su Facebook encontré que toca en el orfeón de la ciudad y otro de los músicos es Bruno Shulbach ¿será el mismo que en nuestros años era locutor de la radio Estrella del Sur? recuerdo que tenían el conjunto que tocaba en los bailes de la bomba "los Shulbach" y una vez que estaba más que a medio filo me dejaron tocar la batería.

Ancud, ciudad maravillosa, "Altiva, Fuerte y Leal", me fui hace cuarenta años pero todavía la llevo dentro del corazón. Si escarban un poco las capas más superficiales de mi persona encontrarán un verdadero chilote, comedor de navajuelas y café de calcetín, asiduo de "La Golosina" y que conoció el "Oasis" a los tiernos 17 añitos. Se agolparon miles de recuerdos en mi cabeza y tendría para darles la lata toda la noche. A propósito como saben yo no soy nada sentimental y buena parte de mi emotividad tal vez se deba a los vasitos de coñac tres palos que me tomé mientras escribía esto, pero la verdad es que adoro esa maldita isla, donde duelen los ojos con el color del cielo cuando para de llover.

En fin, mejor me retiro a mi cubil, mañana será otro día, tal vez estemos más viejos, gordos y pelados, pero somos exactamente os mismos de entonces, yo al menos no he cambiado ni una molécula, como puse en alguna parte, soy un caso típico de infantilismo cerebral. Hasta tuve la suerte de encontrar una foto del viejo liceo, me parece ver a don Narciso cuidando la puerta.


El valor de la vida

lunes, 12 de mayo de 2014


El transporte público en el Perú debe ser uno de los más desregulados del mundo. Estoy leyendo una tesis sobre una empresa interprovincial de transportes en Cusco, se trata de una propuesta de planificación estratégica para el negocio y pienso en lo interesante que sería un trabajo en serio sobre ese tema, lamentablemente para que un artículo sobre economía sea aceptable para estos tiempos en una revista indexada debe incluir correlaciones o algún modelo de programación lineal, ambos métodos bastante fraudulentos y que permiten "demostrar" casi cualquier osa.

Cuando viajé a la Amazonia, me di cuenta del sistema, parecido a como eran las micros en Chile hasta antes del Transantiago. Resulta que la mayoría de las "compañías" de transporte son una especie de cooperativas con dueños de uno o dos buses, estos o su familia cercana son además choferes y mecánicos, cada vehículo es una verdadera micro empresa familiar y por eso el transporte terrestre en Perú es ridículamente barato.

El posicionamiento de las empresas de transporte en Perú es casi exclusivamente por costo y lo peor es que llegan a un precio uniforme y bajo donde se reparten los clientes más o menos al azar, uno toma el primer bus que encuentra, dan todos lo mismo. Incluso las empresas con muchos buses y un único dueño o controlador -por ejemplo buses Flores- se adaptan a este modelo de bajar costos, con muy pocas excepciones de flotas para nicho "de  lujo", se me ocurre en estos momentos Cruz del Sur, creo que hay un par de compañías más en ese segmento pero son muy escasas.

Este sistema satisface perfectamente la demanda de la mayor cantidad de clientes, que prefieren pagar poco aunque suba el riesgo de accidentes. En Perú, especialmente en sectores rurales donde la vida es mucho más riesgosa que en las ciudades, la gente no tiene gran problema en enfrentar más riesgo a cambio de un pasaje más barato. Hay un interesante estudio sobre el valor estadístico de la vida humana, de León y Miguel, que comenté hace tiempo y habla sobre eso. Parece que la gente valora más su vida a medida que va disponiendo de más riqueza.

Es curioso como el Perú está siguiendo el mismo camino social y económico que Chile, aunque con un desfase de unos 10 a 15 años, entonces muchos fenómenos que nosotros vimos en las décadas pasadas se están produciendo allá hoy mismo. Como en Arica nos llega la señal del canal estatal de TV peruana (es el único que veo, a veces) en las noticias aparecen a cada rato gente indignada -especialmente políticos- hablando contra los accidentes producidos por la desregulación y la impunidad total de los choferes de locomoción colectiva, es idéntico a los reclamos cuando en Santiago existían las micros amarillas.

Yo creo que ese es un problema que tiene una solución de mercado porque la solución de regular más es un desastre mucho peor que la eenfermedad. El Transantiago que cambió las micro empresas por grandes transportistas que ganan licitaciones y tienen ganancias aseguradas ha resultado un mega desastre. La mayoría de las soluciones que prometía no se cumplieron, las ventajas obtenidas han sido marginales y a un costo exorbitante que -como se financia vía impuestos- nadie se dará cuenta hasta que sea demasiado tarde.

En Chile por ejemplo las empresas de transporte interprovincial son grandes, formales y profesionalizadas. Además están sujetas a mucho control y aunque exiiste algo de coima no es ni la sombra al sistema en Perú. Sin embargo siguen ocurriendo accidentes horribles y la mayoría son producto de la imprudencia de los choferes y las propias empresas. Resulta que transportarse es riesgoso, se toman decisiones instantáneas que no soportan ninguna clase de regulación y muchos de los accidentes son inevitables.

La solución de mercado existe y en este caso es diferenciarse por reputación, vender l seguridad como un valor real para que un segmento del mercado esté dispuesto a pagar por ella. En el transporte aéreo, que está mucho más avanzado que el terretre y marca pautas para la evolución de este, existe esta diferenciación y empresas como KLM o Swissair pueden cobrar tarifas más altas que Gol o Pluna (si es que todavía existen, hace años que no me subo a un avión).

Los viajes son un tema muy interesante en cuanto a manejo del riesgo y toma de decisiones, bien sea cuando uno va manejando o cuando toma algún servicio para que maneje un tercero. Sería interesante comparar si el proceso de formalización y más regulaciones reduce de manera significativa los accidentes y sobre todo, si las personas valoran o no el mayor costo involucrado en las medidas de seguridad.

¿Se acuerdan de OLPC?

domingo, 11 de mayo de 2014


Ahora casi nadie lo recuerda, pero el proyecto One Laptop per Child fue lanzado con gran publicidad, si mal no recuerdo el año 2006, el objetivo era producir un computador funcional por US$ 100 para fines educativos aunque finalmente se vendió en US$ 199 o se casi el doble, la explicación era "compra uno y dona uno" aunque nunca quedó claro como era ese mecanismo.

Se le ocurrió a Nicolas Negroponte, director del MIT Madia Lab y tuvo una cobertura de prensa enorme, algunos gobiernos de América Latina engancharon con la idea, especialmente Uruguay, Colombia, Argentina y Perú, países que compraron varios miles de aparatos. Chile, afortunadamente en mi opinión, no cayó en el cuento y el proyecto solo tuvo apoyo de grupos pequeños.

Creo que ya se puede decir objetivamente que el proyecto fue un fiasco, los aparatos con una vida útil estimada de cinco años fueron descontinuados el año 2009, los aparatos, que funcionaban bajo Linux con un sistema único que solo soportaba aplicaciones básicas, propietarias (la tortuguita, juegos didácticos y cosas por el estilo) no eran lo más indicado como medio de alfabetización digital, porque lo que se aprendía acerca de su uso no servía para los computadores normales.

También tenía algunos detalles exóticos como una manivela para cargar la batería. Cuando el secretario general de la ON U estaba probando uno se le rompió la manivela lo que condujo a su rápido reemplazo  por un cordel que se tiraba. Además era sumamente lento porque por diseño se había priorizado el bajo consumo de batería, pensando en su uso en África y otros lugares remotos. En tres escasos años esos equipos se convirtieron en una rareza y un gran desperdicio de recursos de varios gobiernos.

Poco tiempo después Microsoft anunció que iba a comercializar su propia versión de OLPC basado en una versión limitada de Windows, parece que se dieron cuenta a tiempo que por allí no iba la cosa porque al poco tiempo el proyecto quedó abandonado.

A ese proyecto nunca le encontré pies ni cabeza, ignoraba cada una de las leyes de la economía de redes al fijar un precio y un diseño con horizonte de cinco años en una industria que se revoluciona cada dos años, ignoraba olímpicamente el poder de mercado y las preferencias de los consumidores en todo el mundo, que estaban de parte de Microsoft y Windows, hacía decisiones de diseño contra tendencia ¿a quien le sirve un computador lento, limitado y aburrido?  absolutamente a nadie.

La idea de cargar los equipos con cuerda y manivela era tal vez la más ridícula de todas. No hay lugar por remoto que sea que no tenga un generador o a lo menos una batería de auto que se recarga con viento, motor o lo que sea. Era un típico diseño de iluminados de escritorio que jamás pisaron el lugar donde se suponía que iban a usar sus computadores, una cadena de errores de diseño bien groseros.

Bueno, me acordaba de esto a propósito que hoy llegó mi tablet encargada a China vía Ebay que me costó cuarenta y ocho dólares, no ciento noventa y nueve ni cien dólares, solo cuarenta y ocho. Se trata de una dual core con prestaciones de ciencia ficción comparadas con las del One Laptop per Child. Es tan barata que en Estados Unidos y otros países se la compran a los párvulos para que juegen y las boten si quieren, total el precio es ridículamente bajo.

Y no tengo dudas que en África y muchos lugares remotos del mundo está repleto de estas tablets, que se les coloca un dongle y también sirven como teléfono celular. Lo que no pudo un laboratorio de genios del MIT, lo consiguió el mercado y la extrema corrupción de China que permite vender a esos precios. Un computador tablet a 48 dólares me reafirma la idea que el colapso en China viene, igual que el gran terremoto del norte, nadie sabe cuando pero que va a venir, viene.

Bueno, yo estoy feliz jugando con mi tablet de 27 lucas (flete incluído) y no pude dejar de pensar como la codicia de los mercaderes, el deseo de monopolizar de Google (que desarrolló el Android), la corrupción del gobierno y las industrias chinas, pudieron tener éxito donde los grandes expertos del MIT y la filantropía de muchos de los gobiernos del mundo fracasaron, de la manera más estrepitosa.


Se me compuso un mal día

viernes, 9 de mayo de 2014

El día empezó pésimo, me tuve que levantar temprano para tomar una prueba a las 8 AM, como tenía tres horas después de la prueba me puse a hacer clases y hasta yo estaba aburrido ¿hay algo peor que hacer clases aburrido? lo dudo, estábamos todos bostezando así es que apuré el maldito asunto antes que nos quedáramos dormidos. Luego a hacer unos odiosos trámites, no podía ser peor, pero después fui a cobrar unos pocos pesos al banco y las nubes empezaron a despejarse.

Pero por alguna razón andaba deprimido, como me pasa cada vez que tengo la mala idea de pensar en el futuro. No hay nada peor que eso, en el futuro es cuando las cosas malas tienen que pasar, esa si que es una receta segura para deprimirse. Pero igual que las cosas buenas, las malas tampoco duran para siempre, recibí un mail de una amiga que esta misma tarde estaba defendiendo su tesis para licenciada en lenguaje y comunicación y me invitaba a verla.

Primera vez que voy a una defensa como público y allí estaban familiares, el hijo, el novio, todos, mientras mi amiga empezó a defender con mucho aplomo, después contaba que estaba muerta de miedo, ni se le notó. La exposición fue muy sólida igual que las respuestas a las preguntas. Aprobada con merecida nota máxima.

La tesis se trataba de los aspectos carnavalescos en un cuento de Gabriel García Marquez (la historia de la cándida Edelmira y su abuela desalmada), bueno, en el cuento no aparece ningún carnaval pero si está lleno del tono chusco que se usa en los carnavales para hacer sátira, crítica social y burlarse del poder. Me trajo a la memoria mi propia historia de por que dejé de escribir la columna en el diario La Estrella, que había llevado sin interrupción por cuatro años o algo así.

Resulta que era un domingo de febrero, hace dos años o tal vez más, cuando tenía que escribir la maldita columna y justamente pensaba que diablos poner. Justo era el comienzo de los carnavales y escribí una columna chusca recordando que en esas ocasiones, en Europa y muchos otros lugares, los carnavales eran la ocasión para cambiar los roles: el sirviente era rey y los nobles hacían de mendigos, usando el chiste para criticarse de manera más o menos abierta "todo vale en carnavales".

Entonces escribí que por que no hacíamos un experimento en nuestra ciudad, que sería lo siguiente: durante la semana de carnavales el intendente debía ir a dormir en los cajeros automáticos y en su puesto que pusieran a nuestro popular Loco Vadulli, solo por una semana, que colocaran al "tío" Jorge Frias de alcalde y al guatón Camán de gobernador. Total, en una semana difícilmente iban a hacer más daño que el que habían hecho los titulares. 

Justo en esos días habían metido preso al alcalde y a su socio Frias y a situación en la ciudad se podía decribir con un dicho muy chileno, era la cueca en pelota, que es la expresión que usamos cuando se pierde todo el pudor, el respeto y las formas. Terminaba mi columna diciendo que tal vez podría ser peligroso eso de cambiar de roles, porque en una de esas el loco lo hacía mejor que el intendente y lo dejaba en el puesto por aclamación popular.

No tengo el texto original, pero cuando lo escribí me pareció chistoso. Igual no me lo publicaron, así es que desde entonces mandé un mail bien educadito a mis amigos del diario diciendo que estaba demasiado ocupado para seguir enviando columnas. Esa fue la triste historia.

En fin, cuando la escribí la encontré divertida -tal vez no era tanto- ya no la tengo y me ofendió un poco que no publicaran esa joya de mi fino humor alemán. Gracias a eso me saqué una desagradable obligación de encima que solo me había traído vetos, problemas  y malas voluntades.

Porque como escribió el gran Samuel Johnson, los ociosos tenemos el mal hábito de creernos censores y encontrar todo malo -tal vez los regulares de este Templo del Ocio lo habrán notado- yo nací fuera de época, debí haber sido (tal vez en alguna encarnación pasada) un bufón de la corte, cuyo trabajo era recordarle al rey que es un imbécil. Nunca en mi vida adulta -hasta donde yo recuerdo- me ha simpatizado un presidente o un solo político poderoso, así es que estaría pintado para organizar os carnavales.

En fin, al ir a esta defensa muy exitosa y ver feliz a mi amiga me arregló completamente el día , fue como en esas películas donde al final ganan los buenos. Y de paso me recordó mi fallida propuesta para los carnavales. Algún día habría que dejar al loco del pueblo a cargo de la ciudad, al menos durante una semana. Apuesto que lo haría mejor que la tropa de ladrones que tenemos.

Entradas antiguas Entradas nuevas