Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Chile estancado 1: el flujo de caja fiscal

lunes, 22 de octubre de 2018


Los procesos económicos tienen cierta inercia y los efectos de las políticas de un gobierno toman unos 5 a 8 años antes de traducirse en aumentos del crecimiento, empleo, niveles de pobreza y otros indicadores, con los que normalmente se mide si la economía del país está creando o destruyendo riqueza.

Eso se ve claro en la ilustración que coloqué en mi entrada 1960-2016, la historia de Chile moderno en clave de PIB, donde mostraba como el crecimiento, especialmente para subir, ´no es instantáneo sino que se toma varios años después de implementadas ciertas políticas, para que se vean sus efectos. A principios de los años ochenta nadie veía en Chile el cambio económico que iban a producir la Ley Minera, las AFP, el nuevo Código de Aguas o el Plan Laboral, para nombrar algunas de las determinantes de nuestro crecimiento en los años que vinieron.

En cambio, los efectos de las políticas que disminuyen el crecimiento se ven mucho más rápido. Tomó apenas un año para que se desplomaran los índices después que Bachelet implementó la Reforma Tributaria y la Reforma Laboral, con eso bajó la recaudación fiscal, se congeló la inversión y el gran aumento del gasto empujado por la contratación masiva de nuevos empleados públicos, tuvo que ser financiado con deuda, todo de un año para otro. A los países, igual que a las personas, les resulta mucho más fácil y rápido empobrecer que enriquecerse.

Este problema del desfase entre las políticas que aplica un gobierno y sus efectos, en un país donde el gobierno y el parlamento se escogen en elecciones populares, hace que todos los gobiernos -por instinto de supervivencia- prefieran tener políticas efectistas de corto plazo para ganar las siguientes elecciones, aunque signifiquen un desastre en el mediano y largo plazo. Esto lo han hecho todos los presidentes desde 1990 hasta hoy, incluso Sebastián Piñera, en distinto grado pero siempre siguiendo el mismo molde demagógico.

Un amigo, regular de este Templo del Ocio, me comentaba el otro día por qué no escribía sobre el impuesto específico a los combustibles y el evidente abuso que este significa para todos nosotros pagar un tributo arbitrario, sin ninguna otra justificación que financiar los enormes gastos fiscales, que además crecen cada año. Lo peor es que este impuesto lo colocó nada menos que Hernán Buchi y aunque dijeron que era provisorio, ni el propio presidente Pinochet fue capaz de eliminarlo.

Esta no es una situación nueva, la historia está repleta de abusos de esta clase. La explosión de furia popular que encendió la Revolución Francesa con toda su barbarie fue por algo parecido, leo en Wikipedia:

"la exasperación de las clases populares urbanas y del campesinado, empobrecidos por la subida de los precios –en particular de los cereales y del pan, base de la alimentación— y por el incremento continuo de los impuestos y derechos señoriales y reales".

Igual como los franceses de a pié se enfurecían de ver al Rey Sol financiando Versalles y ahogando a los súdbitos con impuestos para llenarse de lujos y joyas el, sus favoritos y sus amantes, hoy nos enfurecemos de ver que casi la mitad de lo que pagamos en cada litro de gasolina es impuesto, para financiar a los políticos mejor pagados del mundo en un país que está muy lejos de ser el más rico del mundo.

El impuesto adicional a los combustibles se explica por el simple hecho de que al fisco chileno no le alcanzan los tributos normales para pagar sus gastos corrientes, adicionalmente está endeudado hasta el cuello y no puede darse el lujo de fundirse con la deuda sin arruinar todo lo que ha costado construir en tantos años. La única alternativa que permitiría eliminar este impuesto sería un recorte brutal de gastos.

Este recorte de gastos es perfectamente posible y deseable, bajar los impuestos es la única manera de volver al impulso económico desde adentro, pero habría que tomar medidas que requieren de coraje político. Eliminar todos los beneficios a los "exonerados" ahorraría unos 500 millones de dólares cada año, es decir casi un 1% del presupuesto total. Eliminar las 100.000 contrataciones adicionales que hizo Bachelet en su período ahorrarían otro tanto, tal vez más.

Terminar con la política de regalar viviendas a los falsos pobres, limitando estos costosos regalos solo a casos muy excepcionales, terminar con multitud de programas sociales conocidamente inútiles como los de Fosis y Sercotec, en fin, para donde se mire hay grasa para cortar. Pero ningún político que yo conozca tiene los cojones para ponerle el cascabel al gato.

Fíjense que sería fácil, el fisco recauda unos 2.500 millones de dólares por el impuesto adicional a los combustibles y gasta alrededor de 500 millones de dólares en pensiones y beneficios a los supuestos exonerados. Todo el país sabe que en la mayoría de los exonerados son falsos. No hace falta ninguna ley para ahorrar 150 o 250 millones que permitirían bajar ese impuesto, que pagamos los giles todos los días. ¿Saben que hace falta? Cojones para investigar y suprimir todos los fraudes, algo que no tiene ningún político actual, mucho menos Sebastian Piñera.

Esta falta de pantalones es lo que tiene a Chile estancado sin remedio desde mediados del gobierno de Frei Ruiz Tagle. La inercia del crecimiento de los años dorados, entre 1986 y 1996 siguió durante varios años, pero la inversión ya se había congelado, la productividad se fue al suelo y hace rato Chile había dejado de ser competitivo.

La gente que vota no se da cuenta y ni se imagina la situación que tenemos a futuro. La economía chilena está estructuralmente estancada desde adentro por un problema de flujo de caja fiscal negativo. El fisco lleva muchos años gastando más de lo que recauda y escondiendo el déficit bajo la alfombra. Primero empezaron a quemar los ahorros, cuando estos se terminaron, trataron de recaudar más subiendo los impuestos (y como siempre ocurre, terminaron recaudando menos), finalmente recurrieron a la deuda para mantener la cabeza fuera del agua. Ese ha sido el legado de los cuatro últimos presidentes: Frei, Lagos, Bachelet y Piñera.

El estancamiento es estructural, no tiene remedio mientras los gastos sigan superando a los ingresos, pero además tiene otra componente que comentaré en una entrada futura, por mientras, los dejo para que imaginen cual es ese otro componente. Hagan sus apuestas señores.

16 Comments:

Anonymous Wilson said...

Hay algo en las cifras, el especifico a los combustibles el 2013 fue de 2.367 millones de dolares, segun el Bco. Central. Hoy debe ser muy superior,por alza del valor y el mayor consumo
https://goo.gl/xWTJ3k

21 de octubre de 2018, 23:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Diablos, toda la razón ¿como no me di cuenta que no podía ser tan poco? Resulta que el impuesto es tan perverso que con cada alza del combustible el gobierno recibe una verdadera mini reforma tributaria, me imagino que a Enap no le debe hacer maldita gracia que baje el precio de los combutibles. Ya corregí el número

21 de octubre de 2018, 23:43

 
Blogger Francisco Matus said...

Lo más escándaloso de ENAP es que descaradamente vende a las bencineras al precio que le costaría importar petroleo refinado. Con esto se asegura el mercado, ya que sólo ellos tienen la infraestructura de almacenamiento y distribución asociada a la refinación.

Da lo mismo si a ENAP le sale más barato el proceso de refinación. Ellos no van a vender más barato por eso.

De hecho hace un tiempo querían que les eliminaran el 6% de arancel de importación, y si lo eliminaban se embolsaban 30 palos verdes más pero la bencina no bajaba un sólo peso

22 de octubre de 2018, 01:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Enap es una empresa que debió dejar de existir hace muchos años, no tiene la más mínima justificación, tal como TVM y otras empresas del estado, que on un lastre para el país y los contribuyentes

22 de octubre de 2018, 09:38

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Según un informe de la Cepal que apareció este año como noticia, informaba que la inversión extranjera en el 2017 cayó en un 47%. Si la Nueva Mayoría hubiese tenido su Constitución chavista, volvemos como la UP o estamos como Venezuela.

Como conclusión:

Los viajes al extranjero de Bachelet para convencer inversionistas de Europa y Estados Unidos fueron planta pérdida. Nunca le creyeron.

PD: La Cepal y el FMI había apoyado el programa económico de Bachelet.

22 de octubre de 2018, 13:57

 
Anonymous Anónimo said...

Un detalle: al subir el precio del combustible, no se recauda más por el impuesto específico, pues éste se cobra por cada m3 vendido y no sobre su valor.

Así, el precio podría subir 100 veces y la recaudación sería la misma por ese concepto (suponiendo que la demanda no cambiara, claro está, pero se entiende la idea).

No pasa lo mismo con el IVA, que sí es ad valorem.

Saludos,
El triministro.

22 de octubre de 2018, 14:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Javier, la inversión es justmente la otra pata de la mesa que tiene a la economía chilena estructuralmente atascada, creo que mi entrada de mañana podría refereirse a eso.

Triministro, hay un interesante estudio hecho para el congreso que muestra que en 2009 la recaudación del especñifico aumentó de US$ 684.700 millones en 2009 a US$ 1.171.438 en 2013, hoy, 2018, según el ministro Larraín, va en 2.500 millones. Las cifras hablan por si mismas. Esta recaudación ha tenido un efecto opiaceo sobre los sucesivos gobiernos, con un claro efecto de relimentación tolerancia sobre el gasto fiscal. Nunca será suficiente.

Leo en el mismo informe que "Según la CNE, durante el año 2012, la proporción del precio final de la gasolina que correspondía a impuesto específico fue del 30,51% en promedio, mientras que la proporción de
IVA fue del 11,10% en promedio.5 Por tanto, el impuesto específico representaba una proporción del precio final 2,749 veces superior a la del IVA (30,51/11,10)".

22 de octubre de 2018, 15:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, el informe es este file:///C:/Users/tombrad/Downloads/Informe%20Final_v3%20(1).pdf

22 de octubre de 2018, 15:33

 
Blogger Leus said...

El impuesto específico del combustible es una tasa por metro cúbico multiplicado por la UTM. Así, para el día de hoy, se paga $48.160 ⨉ 5,7668 por metro cúbico, o sea, $277,73 pesos por litro de bencina 93.

Otro dato no menor: si calculamos una renta bruta promedio de $1.000.000 para los empleados fiscales (algo me dice que es mayor a eso), tenemos la friolera de 147 millones de dólares AL MES en sueldos para esos 100.000 vampiros chupasangres.

El porcentaje del presupuesto que se va en sueldos es bastante más que eso, en todo caso. Hace un tiempo hice el estudio pero se me olvidaron los números, me duran nada en la cabeza.

22 de octubre de 2018, 15:41

 
Anonymous Anónimo said...

De acuerdo, pero lo que digo es que esa mayor recaudación NO se debe al aumento del precio del combustible, porque se recauda por unidad vendida (m3), no por ingresos derivados de esa venta.

Es decir, no vendes más bencina cuando ésta sube de precio, así que no puedes recaudar más por IE. Sí por IVA, que grava, justamente, las ventas.

Lo que dice el estudio que citas es que la recaudación por IEC ha ido aumentando en el tiempo, pero eso se debe a otras razones: crecimiento económico, Transantiago (¡sí!), baja en precio de automóviles, etc, todo lo cual incrementa la demanda por combustible, pero no al aumento del precio de éste.

Saludos,
El triministro.

22 de octubre de 2018, 15:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Triministro, tengo entendido que el impuesto específico no es solo un montofijo en UTM por M3 sino que tiene un componente fijo y otro variable, el componente variable está relacionado al precio de costo, anduve buscando y encontré esto
http://cetuchile.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=1355:normativa-vigente-y-tipos-de-impuestos-especificos-a-los-combustibles&catid=126:reporte-tributario-no49-mayo-2014&Itemid=209

Corríjanme si me equivoco

Leus, alguna vez discutimos acá mismo que % del presupuesto se gastaba en pagar sueldos y honorarios, creo que salió un estudio que decía que era ¡entre el 70% y 80%! Si hay algo escandaloso es eso, así como la decisión imbécil de Bachelet de inflar la planilla fiscal con multitud de nuevos empleados

22 de octubre de 2018, 16:07

 
Blogger Jose Cornejo said...

Muy buena la columna y los comentarios... me están sacando no solo de la ignorancia sino que también saber realmente en que consiste ese nefasto sistemita.

22 de octubre de 2018, 17:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La explicación del ministro Felipe Larraín es la más desvergonzada e hipócrita que h leído en mucho tiempo y me convence que el gobierno de Piñera es completamente incapaz de sacarnos del círculo vicioso en que estamo metidos.

http://www.adnradio.cl/noticias/nacional/hacienda-impuesto-especifico-al-combustible-esta-ayudando-a-financiar-programas-sociales/20180921/nota/3802156.aspx

22 de octubre de 2018, 17:18

 
Blogger Pablo said...

Comentario 1: ¿estas seguro del monto a pagar a los (casi todos falsos) exonerados? Me suena tan alto que no lo puedo creer
Comentario 2: Aunque Enap vende (mayorista) la casi totalidad de la bencina en Chile, hay algunas importaciones minoristas por otros lados. En Oxiquim (Coronel) hay un terminal de combustibles, por Pino Hachado pasan permanentemente camiones con diesel, etc. Pero son cantidades menores. ¿Hay alguna razón legal por lo que la importación por otros medios no es mayor? ¿o es una razón puramente económica?

22 de octubre de 2018, 19:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Un cálculo rápido y espero que la neurona no me falle.

Son 160.000 los exonerados, fuente http://www2.latercera.com/noticia/presidente-de-comision-de-exonerados-politicos-en-total-son-160-mil-y-100-mil-son-falsos/

Por parte baja la pensión vitalicia, no contributiva es de unos 300 dólares c/u, durante 12 meses me da %/& MILLONES DE DÓLARES

Pero eso no es todo, hay que agregar los múltiples bonos con que son beneficiados regularmente (hace poco hubo un intento de darles un bno por 3 millones c/u), pero hay más, está el costo del programa PRAIS que cubre las enfermedades y servicios médicos gratuitos paa cada uno de ellos.

¿Suficiente? Todvía falta, los hijos y nietos de estos SINVERGUENZAS tienen derecho a becas universitarias gratuitas, que no están sujetas a condición alguna, con esas becas y programas truchos de "educación a distancia" se dieron títulos de ingeniero y similares a personas analfabetas, los millones los agarraron universidades como Uniacc (actual diputado Farkas).

Si existiera el infierno -cosa que dudo mucho- debería estar friendose a fuego lento el hijo de puta de monseñor Valech, cura multimillonario muy generoso con la plata ajena, que nos dejó ese regalito a todos los chilenos.

No entiendo en virtud de qué Enap goza del monopolio de facto en la distribución mayorista de combustibles en Chile, pero tengo muy claro que se trata de una empresa corrupta hasta la médula ue debió desaparecer hace muchos años

22 de octubre de 2018, 19:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Perdón, donde dice %/& debe decir "576 MILLONES DE DóLARES"

22 de octubre de 2018, 19:43

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas