Tomas Bradanovic

Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, fotografía de autor, literatura, dibujo, escultura, pornografía, política, cocina regional, minas, copete y otras cosas por el estilo. Las increibles, absurdas y a menudo aburridas aventuras de nuestro hombre en Arica from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil.

Evaluaciones de impacto

miércoles, 27 de mayo de 2015


Mi opinión o conjetura
Siempre he pensado que la  educación pre escolar es inútil. Esto lo creo en base a razonamiento lógico así como  mi experiencia inmediata de cosas que conozco personalmente. Por ejemplo lógicamente no veo la relación causa-efecto entre la estimulación temprana que dan en los parvularios y el rendimiento escolar o cuaquier otra clase de "inteligencia" en el futuro. Tampoco me parece que las personas que conoco y que han ido al parvulario tengan mejor rendimiento o más "inteligencia" que los que no fuimos, esto basado en mi experiencia directa.

Pero eso es solo mi opinión y podría no ser muy convincente. Cualquiera podría decir -con razón- que mi lógica puede ser equivocada y mi experiencia insuficiente. Bueno, este tipo de problemas es lo que estamos viendo en el curso del Edx-MIT sobre evaluación de impacto. ¿Como saber si alguna acción tiene o no impacto en un resultado deseado, más allá de la opinión subjetiva?. Hay varias maneras, un método llamado "experimental" se basa en tratar de comparar la mejora que ha existido con un grupo de control que no tuvo la intervención, con un método estadístico muy parecido al que se usa para probar los medicamentos.

El grupo de control
El problema es que el grupo de control -en condiciones ideales- debe ser "estadísticamente idéntico" al grupo que fue sometido a tratamiento. En nuestro ejemplo del impacto de la educación pre escolar deberíamos comparar -por ejemplo- la mejora en rendimiento académico de personas que tuvieron pre escolar con el de un grupo testigo de personas que no la tuvieron, pero estos dos grupos deben ser estadísticamente idénticos, porque de otra manera podría ocurrir que entre el grupo testigo y el de tratamiento existan otros factores que distorsionen la comparación. Por ejemplo podría ocurrir que los del grupo testigo, en promedio, estén más motivados a estudiar, por factores de familia u otros por el estilo.

La clave es la aleatoriedad
Esto es lo curioso del asunto: para lograr un resultado exacto se necesita una selección aleatoria (al azar). Mientras más azar, más confiable sería el resultado de la evaluación. Esto porque los experimentos estadísticos se basan en la "ley de grandes números" o "Sabiduría de las multitudes" de Francis Galton, el inventor de la regresión estadística. He escrito varias veces sobre él acá mismo y si alguien no conoce el concepto le recomiendo que lea la entrada del link porque es muy interesante.

Y también la ignorancia
La idea detrás de la Ley de los Grandes Números es que en una cantidad grande de intentos al azar, los errores en exceso se anulan con los errores en defecto, lo que permite obtener una exactitud elevada aunque las estimaciones sean hechas por gente completamente ignorante. Para que esto funcione la gente que hace estimaciones (en el ejemplo del peso del buey del experimento de Galton) debe ser mucha y no conocer las estimaciones de los demás porque si se influencian entre si el experimento falla. O sea el requisito para que una multitud sea sabia es que los individuos sean lo más ignorantes posibles. Otra paradoja.

Conseguir el azar es imposible
Esto es por definición de azar, no puede existir ningún procedimiento que pueda asegurarnos una secuencia aleatoria, por ejemplo no existe ningún algoritmo que genere con seguridad una lista de números que nunca siga algún patrón o secuencia predecible, todos los algoritmos generan secuencias pseudo-aleatorias porque no hay forma de saber si -en algún momento- mostrarán una secuencia predecible. El azar perfecto es imposible porque no podemos estar seguros si algo es o no impredecible.

Pi es magnífico
Un caso notable es el número pi (3.14159...), una de las constantes matemáticas más interesantes que existen, al que todavía se le siguen calculando decimales, la última cuenta según leí, iba en 1.241.100.000.000 decimales (más de un billón) y todavía no se encuentra un patrón o secuencia que se repita regularmente. Es decir que con esa cantidad de dígitos se sabe que cualquiera de los números decimales que existen (0,1,2,3,4,5,6,7,8,9) tiene la misma probabilidad de aparecer. Esta característica es muy útil para estadística o criptografía porque cualquier tajada de dígitos de Pi, nos da una secuencia que podemos suponer aleatoria,.. hasta donde sabemos.

Otro motivo de desconfianza
La cosa está llena de paradojas. Si yo quisiera armar un experimento estadístico confiable para evaluar el impacto de la educación pre escolar, debería tener un número muy grande de personas, la Ley de los Grandes Números lo dice en su nombre ¿cuan grande? mientras más se aproxime al total de la población más confiable el resultado, porque las muestras están siempre expuestas al bias. Luego la selección entre los grupos que reciben el tratamiento y el grupo testigo requieren que el total sea muy heterogeneo y el sorteo sea logrando el "mayor azar" posible, para que pueda operar la sabiduría de las multitudes y los errores se anulen entre si. Finalmente no debieran existir factores no observables que distorsionen la heterogenidad del grupo.

Todo muy bien para problemas triviales
Igual que los modelos matemáticos, los experimentos estadísticos funcionan muy bien cuando los problemas son triviales o muy simples y regulares, como pasa con las ciencias básicas: física o química, pero apenas pasamos a problemas más complicados, como los que involucran el comportamiento humano, los modelos y la estadística sirven más para mentir elegantemente que para descubrir si hay relaciones causales.

Para eso está la intuición
Los problemas más complejos se resuelven mucho mejor con una combinación de razonamiento lógico más intuición. Es cierto que muchas cosas son contra intuitivas y la intuición se equivoca mucho, pero tiene las ventajas de la amplitud y la flexibilidad: no "empaqueta" el problema en una serie de restricciones reduccionistas y hasta admite cierto grado de contradicciones. Casi todos los problemas complicados tienen facetas contradictorias, cosa que ningún mecanismo "científico" puede manejar comodamente.

¡Al diablo con los parvularios!
Entonces me quedo con mi experiencia limitada y mi lógica -que podría ser pìfiada. Sigo pensando que la educación pre escolar no sirve para otra cosa que botar plata, porque eso es lo que me tinca y difícilmente voy a tomar en serio un paper con un cuestionable experimento estadístico que "demuestre" o "sugiera" (como dicen ahora) un resultado, sobre un problema donde se juegan muchos millones de dólares, como pasa con la mayoría de las políticas públicas. Creo que se necesita más que eso para convencerme.

La descentralización no soluciona nada

martes, 26 de mayo de 2015


Ayer veía en la televisión al senador Alberto Espina hablando de las maravillas de la regionalización y la necesidad urgente de profundizar el proceso, para lo que proponen elecciones para los intendentes, más recursos para el gasto regional (FNDR) y un sistema mejorado de rendición y control de cuentas.

Varios años atrás le hubiese comprado, lo habría aplaudido de pie. Hoy sin embargo me parecen una idea cándida y tonta. ¿Que me hizo cambiar de opinión? La experiencia supongo, años atrás era más tonto (más todavía) y me enamoraba con facilidad de las ideas que suenan bonitas y lógicas. A medida que pasa el tiempo desconfio cada vez más de todas esas cosas que parecen "evidentes".

Lo que se presenta como evidente es un argumento de desconocimiento. "Cuando las inversiones se deciden centralmente desconocen la realidad local y los recursos se malgastan". Ese es el principal argumento en que se apoya la descentralización, en el mambo-jambo de la jerga política se dice que "acerca las decisiones a la gente afectada".

No es un asunto de blanco y negro. La decisión de centralizar o distribuir no tiene solución única o sencilla, sobre todo depende del contexto, lo que funciona en una parte no es necesriamente solución válida para otros lugares o situaciones.

Un buen ejemplo del fracaso de la centralización se puede ver en la municipalización de las escuelas y liceos, que pretendía corregir los enormes problemas de burocracia, mal uso de recursos y programas inadecuados que existía cuando estaban bajo el Ministerio de Educación.

En teoría municipalizar la educación era la solución perfecta, porque las municipalidades son los gobiernos más cercanos a la gente, en el mundo real sin embargo, no solo se mantuvieron los problemas antiguos sino que surgieron otros nuevos, de corrupción y abusos por el enorme vacío de responsabilidad que existe a nivel municipal.

Las cosas que propone el senador Espina tampoco son inéditas, el Perú sin ir más lejos ha tenido un proceso descentralizador más profundo que el que propone Espina, con impuestos regionales ("regalías" que pagan las empresas mineras), presidentes regionales elegidos y todo eso. ¿Resultados? desastrosos, similares a los de la educación municipalizada en Chile, corrupción, ineficiencia del gasto, derroche. Solo lean el caso del insólito Estadio de Ite.

En la vida real la decentralización funciona pésimo en nuestras democracias. No hacen otra cosa que alimentar los caudillismos y mafias locales, elevando a incompetentes con buen verso a puestos de poder, con completa impunidad para hacer lo que se les antoje. Nadie parece darse cuenta del nivel de impunidad que gozan los cargos elegidos en votación popular, si hoy un intendente es corrupto o inútil, existe la posibilidad -remota, para ser francos- de que lo echen, con uno electo esa opción se desvanece, es como dar un cheque en blanco. Es increíble que la misma gente -que reclama furiosa contra los políticos- no se de cuenta de eso.

La idea de empoderar los gobiernos locales parte de un supuesto equivocado: creer que las regiones se desarrollan "a causa" o "gracias" a la inversión pública. Esto jamás ha sido así y si bien la inversión pública puede producir beneficios a ciertos grupos a mediano plazo produce perjuicios y empobrecimiento general. No puede ser de otra forma porque esa inversión es un juego de suma cero, que saca de un bolsillo para echar a otro, donde buena parte se extravía en el camino. Nada de lo que invierte el sector público produce desarrollo sostenible, porque la riqueza solo es creada por los que trabajan de verdad, los funcionarios son como las semillas transgénicas: no dan fruto.

La solución para el desarrollo regional es todo lo contrario a lo que están proponiendo: menos elecciones, menos decisión regional. La ejecución del gasto debería ser 100% regional y con la regionalización ocurre todo lo contrario porque los gobiernos regionales son técnicamente incapaces, entonces vienen grandes empresas internacionales, reparten coimas, diseñan y ejecutan como mejor les conviene. Solo lean el caso de Desalari en Arica.

Los resultados son proyectos eunucos como los embalses, o proyectos tóxicos como las desaladoras, cuyo único mérito es que ayudan al gobierno a malgastar muchos millones de dólares para crear la ilusión de que están "trabajando para la región". Si esto ocurre ahora con intendentes-funcionarios mandados desde Santiago será mucho peor cuando elijan intendentes acá. Acuérdense de lo que les digo nomás, esta es una entrada buena para guardarla y volver a sacarla en unos 5 o 7 años más.

La falta de respeto

lunes, 25 de mayo de 2015


Encontré este audio en Facebook donde un abogado, se "ofende" cuando la jueza le pregunta por que no llevaba puesta corbata, escuchenlo porque es interesante. Me llamó mucho la atención porque me pareció que -en cierto modo- muestra un proceso general donde se está perdiendo el respeto por las formas en casi todas partes y en todas las ocasiones.

A mi no me molesta que se pierda el respeto, creo que nada ni nadie se merecen respeto a priori porque el respeto hay que ganarlo, no es algo que llegue de regalo por tener algún cargo, honor o investidura, yo mismo nunca he respetado a alguien si pienso no se lo merece, mi repugnancia no es a la falta de respeto sino a la falta de estilo.

Como el estilo es muy difícil de definir objetivamente, reconozco que es una especie de repugnancia estética, la que me produce ver a un pobre diablo actuando de manera insolente o grosera. Es como el malestar que me provoca ver un papel con caca botado en el suelo, no tiene nada de raro y la caca puede ser muy natural, pero igual es algo feo y repugnante.

Creo que esa clase de falta de respeto es típica de Chile y de esta época. Es -creo yo- el resultado del discurso que ha empoderado a la gente humilde, repitiéndoles durante muchos años que son valiosos, mejores que los demás y que tienen una multitud de derechos y que su condición social se debe a son víctimas de un sistema injusto que permite que otros malvados abusen de ellos.

Claro que ese discurso es una estupidez porque entre la gente humilde hay buenos y malos tal como entre los pudientes. Es solo un truco que usan los políticos oportunistas para ganar el favor del populacho pero ha tenido los efectos que vemos ahora: estamos llenos de pobres diablos empoderados. Lo malo es que, entre la gente humilde, son los peores los que se empoderan, los más brutos, los menos educados y los más envidiosos. El fenómeno de "empoderarse" es típico de los pobres diablos llenos de complejos. Los que tienen cierta confianza de su valor como personas no necesitan la insolencia ni el empoderamiento por humildes que sean.

Estamos en la era dorada del pobre diablo a nivel universal, es cosa de ver Los Simpsons o Futurama donde se glorifica a los estúpidos con suerte, se los pinta como gente simpática y buena, cosa que casi nunca coincide con la realidad. En Chile este epoderamiento de los losers tiene relación directa con la llegada de la democracia y los políticos.

Fíjense en la televisión abierta, ese espejo del ser nacional que aparentemente a todos nos repugna, pero en realidad nos representa tal cual somos. Los "rostros" son feos, sin educación y sobre todo groseros, a mi no me molestan los garabatos bien dichos, pero sin estilo son lo peor, por lo menos desde el punto de vista estético. Recuerdo a la niñita que se llamaba "Música" y le tirro un vaso de agua a la ministra, o ese PyTH que le tiró un escupo a la presidenta en Arica. Para que hablar de los "matones" que atacan a mansalva a carabineros en las marchas.

A mi que me encanta la trasgresión, que odio usar corbata y que di mi examen de grado con jeans y una camisa vieja, cuando me criticaron por eso a la hora de las preguntas no se me habría pasado por la mente decir las estupideces pueriles que alegó el abogado, simplemente guardé silencio y me reí para callado, igual aprobé con nota 6.4. La trasgresión está muy bien siempre y cuando sea con un mínimo de estilo, no debería estar al alcance de cualquier pobre diablo insolente.

Claro que todo tiene su lado B, no se trata solo de pobres diablos insolentes sino de quienes que son capaces de generar respeto. Escuchando el audio del tribunal me pude dar cuenta que la jueza cayó en el engaño (tal vez deliberado, para hacerla incompetente) de entrar en discusión con el insolente, en mis años hijitos, cuando los jueces eran gente ducha, bien conocedores de como tratar a las personas, no habrían tenido ese problema. No me imagino al juez Jorge Quiñones discutiendo con un "colega", ni necesitaba elevar la voz para imponer respeto.

Hoy tenemos muchos jueces express, demasiado jóvenes, ignorantes, ególatras y poco preparados, que no son capaces de imponer respeto. Y esa es la explicación de los empoderados, no solo en los tribunales sino en la política, las salas de clases y en la casa. No hay respeto porque las autoridades -en gran parte- ya no son respetables. Eso si que es una lástima.

Domingos de Alan Watts, nada vale la pena

domingo, 24 de mayo de 2015


Mucha gente piensa que lo que escribió Alan Watts es "inspiracional" y sirve para mejorarse a si mismo, autoayuda o cosas así. Es precisamente lo contrario, Watts habla del Tao, aunque sin mencionarlo, y es un asunto muy nihiista. Nada vale la pena, todo es una ilusión, es inútil tratar de cambiarse a si mismo y "mejorar" porque no existe ninguna mejora posible.

En este video Watts habla del ego como una construcción social, una apariencia así es que el "exito" hacerlo bien o mal es una especie de juego sin sentido,mucho más lógico es dejarse llevar por el camino natural, que es siempre el del menor esfuerzo.

Claro que esta clase de "iluminación" requiere algunos sacrificios. Si le quitamos al ego la importancia que antes le dábamos también perdemos todas las satisfacciones aparentes que hemos aprendido a valorar durante generaciones. La seguridad, la apreciación social, los placeres de los sentidos y todo eso. Aplicar fielmente eso nos llevaría a convertirnos en ascetas.

Creo que ese es el error de mucha gente que sigue filosofías o religiones orientales -especialmente derivados del budismo- ponerse extremistas y buscar la perfección en la austeridad extrema. El Tao es mucho más tolerante, no le da gran importancia a la perfección ni desprecian el ego por ser ilusorio. Solo que no lo toman muy en serio. Creo que lo más valioso del pensamiento taoista es eso de no tomar nada en serio, todo como una especie de chiste, nada más.

Creo que las religiones y la moral nos han hecho mucho daño, si toda la gente tuviese algo de pensamiento taoista tal vez lo pasaríamos mucho mejor.

21 de Mayo 1879

sábado, 23 de mayo de 2015


No me gusta la guerra
Aunque no me gusta la guerra tampoco soy pacifista. La guerra es un producto de la civilización, desde que empezamos a ser civilizados encauzamos nuestra violencia de manera racional en guerras. Mucha gente piensa que las guerras son irracionales y muestran falta de civilización cuando es todo lo contrario, encauzan nuestro natural violento de la manera más civilizada que existe. La guerra se diferencia de una pelea de borrachos o de hinchas del fútbol en que tiene un propósito racional, puede ser correcto o equivocado, eso solo se sabe después como con la mayoría de las decisiones difíciles.

Muy pocos animales hacen guerras
Solo unos pocos animales tienen comportamientos similares a la guerra humana, uno de estos son las colonias de hormigas, que tienen un grado de socialización y adaptación evolutiva muy superior al de los seres humanos. Solo un dato para ubicarnos: las hormigas han existido desde hace más o menos setenta millones de años, el hombre lleva apenas unos dos millones y no es muy seguro que dure los 58 millones que nos faltan para igualar a las hormigas. La mayoría de los demás animales solo son violentos por miedo, apetitos u otros motivos egocéntricos.

La guerra canaliza la violencia
Pero volvamos a la guerra, que consiste en encauzar la violencia natural con propósitos comunitarios. A diferencia entre una pelea entre borrachos o un marido celoso que persigue a su rival, los que participan en una guerra no tienen motivaciones personales inmediatas, sino motivaciones y afecto hacia su grupo. Así es como la guerra ha evolucionado, en la historia arcaica se basaba en héroes y gerreros individuales que peleaban uno a uno, pero a medida que pasaba el tiempo fue cambiando hacia una actividad donde el héroe es colectivo, como la frase de Nelson "Inglaterra espera que cada hombre cumpla con su deber" o algo así.

La guerra tiene muchas cosas buenas
Desde luego es un gran impulso para la economía, no solo de los países que las ganan. Alemania y Japón después de la Segunda Guerra Mundial fueron mucho más prosperos de lo que fueron nunca antes, para que hablar de los países que ganan una guerra y adquieren cierta clase de botín económico, la guerra es un incentivo a trabajar más y a sacrificarse, una paz o una prosperidad prolongada siempre es seguida por decadencia, porque las personas se ponen cómodas y miedosas, gatos gordos que no cazan ratones.

Otra ventaja de la guerra es que se acelera el desarrollo de nuevas tecnologías, muchos adelantos se habrían retrasado siglos de no ser por las urgencias de la guerra, el mejor ejemplo es la energía nuclear, que trajo ventajas en tiempos de paz, hay miles más: radar; aviación; desarrollo logístico; ciencias puras y aplicadas etc.

La tercera ventaja es tal vez la más importante: da un sentido de cohesión a la sociedad, que se siente unida ante una amenaza común, se apoya en las derrotas y se enorgullece colectivamente despues de ganar. A nivel individual también se generan afectos y camaradería por el peligro compartido. Es un asunto lleno de contradicciones.

Que pasaría en un mundo sin guerras
Varios años atrás -creo que fue en los noventas- leí un entretenido estudio atribuído a la Corporación Rand, donde especulaba sobre las consecuencias de un mundo donde la guerra no existiera. Estudiaban diversos escenarios y los más probables eran que la violencia natural de las personas se fragmentara, descomponiendo internamente a las sociedades con más crímenes, comportamientos depredadores y micro conflictos regionales o de tipo tribal. Lo que se veía muy improbable era un estado de paz indefinida, cosa que va contra la experiencia histórica y la naturaleza humana.

¿Y que me dió con la guerra?
Este largo preámbulo es porque quería poner algo sobre el Combate Naval de Iquique, pero en contexto, para no repetir los clichés de siempre. La Guerra del Pacífico fue la segunda guerra moderna en la historia del mundo -la primera fue la Guerra Civil de los Estados Unidos- y tuvo características muy nuevas para la época.

La primera innovación fue el uso masivo de tecnología: ametralladoras, torpedos, minas explosivas, rifles de repetición, barcos más rápidos, con más blindaje, armamento y muchas otras innovaciones técnicas. Sobre todo fue la guerra de las calderas de vapor, donde los productos de la Revolución Industrial jugaron por primera vez un rol determinante.

Otra característica única fue que se terminaron los combates individuales, reemplazados por líneas que se enfrentaban o flanqueaban, llegando al cuerpo a cuerpo solo cuando el enemigo estaba derrotado. Leyendo el excelente libro "Seis Años de Vacaciones", los relatos de batallas consistían en arrastrarse disparando hasta que el enemigo se quebraba y desbandaba, casi no había cabida para los grandes héroes individuales excepto en los combates muy desiguales, como el Naval de Iquique y la Toma del Morro.

Otra cosa nueva fue la importancia de la organización y la logística, Chile ganó la guerra por logística, a pesar que muchos mandos fueron pésimos, como Erasmo Escala, Williams Rebolledo, incluso el propio Bulnes que no era ninguna lumbrera, la tropa también era violenta pero indisciplinada, es increíble las quejas que escribían los que estaban en el frente peleando.

Sin embargo tuvieron a Rafael Sotomayor (mi tío bisabuelo cuarto) que fue un genio de la organización, además de José Francisco Vergara, un tremendo estratega. El desembarco de Pisagua fue la primera operación anfibia en gran escala de la historia y desde la Batalla de Dolores que siguió al desembarco, Chile tuvo buena parte de la guerra ganada, gracias a una mejor organización y mayor unidad en el mando.

En esta guerra de masas, tecnología y logística hubo espacio para cuatro grandes héroes personales que fueron Prat, Carrera Pinto (mi tío bisabuelo sexto), Grau y Bolognesi  los cuatro se sacrificaron y presentaron pelea sabiendo que iban a morir. Mucha gente ignorante de estas cosas dice que es absurdo "celebrar las derrotas", no saben lo que dicen porque el componente moral, la determinación y el ánimo son mucho más importante que la capacidad de destruir. Estados Unidos militarmente iba ganando lejos la Guerra de Vietnam, pero fueron derrotados en su voluntad de lucha.

¿Que habría pasado si Prat y Condell, enfrentados a la enorme superioridad de los dos buques más poderosos de la Escuadra Peruana se hubiesen rendido? nunca he leído esa pregunta hipotética pero es bueno hacerla para entender cuales fueron los motivos políticos para canonizar a Prat como el mayor héroe chileno de esa guerra. Si Prat se rendía habría sido un duro golpe a la moral y con dos buques menos más la Independencia operativa, el desembarco de Pisagua probablemente no habría sido factible. La suerte de la guerra probablemente se decidió en ese combate y en la Batalla de Dolores.

Inmediatamente después del combate, parece que Condell era mucho más popular que Prat, por haber encallado y hundido a uno de los buques más poderosos del Perú, pero desde entonces se produjo una especie de "beatificación heroica" de la figura de Prat, porque admiramos mucho más la bravura y el sacrificio -aunque parezca inútil- que la buena suerte en el combate. Sin contar que Prat se merecía sobradamente todos los honores, el fué el comandante y quien tomó cada una de las decisiones importantes. En cierto modo y sin proponérselo Prat fué uno de los principales artífices de la victoria chilena.

Los cuatro héroes Prat, Grau, Carrera Pinto y Bolognesi representan una de las cosas que me gustan de la guerra, la imagen de la Esmeralda embanderada a tope, hundiéndose mientras el grumete toca a degollina no puede dejar de entusiasmarme, es la euforia de la guerra. Los que murieron en el combate, 143 para ser exactos, tal vez tuvieron mejor muerte que muchos de los 57 sobrevivientes, mal que mal, mejor morir de unos tiros que enfermo y achacoso


Ignorancia, hipocresía. Buena parte de la opinión popular sobre Impuestos Internos es ignorante, no entienden lo que pasa y repiten como loros lo que han leído por encima. O es hipócrita, porque pretenden encubrir su propia responsabilidad, endosandola a otros, o bien quieren ganar popularidad y provecho político, pateando al gobierno mientras esté en el sangrando suelo.

Lo que realmente pasó
Ya lo he descrito muchas veces, Jorrat tuvo la pésima idea de armar una persecución contra la UDI, colgándose del fraude que cometió Hugo Bravo en Penta. Para esto inventó la figura de "falsedad ideológica" -o más bien la torció de su significado original- presentando una querella contra los dueños de Penta, insinuando que habían cometido soborno, y los políticos cohecho, por haber financiado sus campañas con boletas de servicios bajo la glosa de "asesorías".

Lo que Jorrat no pensó
Lo que Jorrat nunca se imaginó es que iban a aparecer las asesorías que había hecho la propia presidenta o sus testaferros para la campaña. No se explica como no pudo prever esto, cuando el mismo había emitido boletas a SQM.

Bueno, yo creo que la explicación es que cuando un incapaz se nubla con el poder, cree que este le dará impunidad completa para acusar a otros por lo mismo que el y los suyos han hecho, mal que mal durante Lagos y el primer gobierno de Bachelet eso funcionó, cuando se robó a destajo confiando en la impunidad que les daba el poder, hay cientos de ejemplos escandalosos que pasaron piola.

El Titanic choca con un iceberg
Resulta que la impunidad no funcionó esta vez, gentileza de la megalomanía de unos fiscales, que vieron su oportunidad para hacerse famosos y tal vez iniciar una carrera política. Esa querella debió ser desestimada desde el inicio pero los suches dijeron otra cosa. Así se produjo la catástrofe  de estas boletas que aparecen gota a gota todos los días.

Lo que nadie se pregunta (ojo con esta parte que es importante)
Hay una pregunta del millón que hasta hoy nadie se ha hecho, cuando alguien la plantee seriamente puede quedar una catástrofe mucho mayor ¿Por qué el Servicio de Impuestos Internos no saca simplemente un listado de todas las boletas emitidas por cada político cruzadas con las empresas y las publica para terminar con el goteo de información o adoptar las medidas que -según ellos- correspondan?

Nadie que yo sepa se ha hecho esta simple pregunta, resulta que TODAS las boletas de TODOS los político están en la base del SII, basta entrar al directorio correcto de https://zeus.sii.cl con las claves  adecuadas y voilá!, no cuesta nada más que un par de clics sacar esos listados completos, por político y por empresa.

El SII que es tan bueno para hacer estos cruces de datos cuando fiscaliza, ahora parece que "se le olvidó" como hacer este cruce sencillícimo. El que me de una buena explicación de por qué no han hecho esto, lo invito a una cerveza (cuando tenga plata).

Eso de incautar computadores y papeles es la hipocresía más grande. Puro show, si la boleta pagó el 10% -y todas pagaron- entonces está en la base de datos del SII con toda la información. Toda.

Control de daños
Cuando se empezaron a encender las luces rojas en el gobierno, el encargado de controlar los daños fue el propio Jorrat, que tuvo que cambiar 180 grados su postura inicial para desactivar la bomba que el mismo había armado.

En esa etapa Jorrat asumió la posición correcta y honesta, que era parar las querellas y limitarse exclusivamente a las faltas tributarias -si las hubiere. Pero la opinión ignorante que ya estaba enardecida lo tapó de insultos y lo acusó de "tapar la corrupción", cosa que al final le costó el puesto. Previa jugosa indenmización me imagino, total, para eso si que hay plata.

El SII se divide
Cuando Jorrat es linchado mediaticamente, su posición de poder dentro del servicio se debilitó al punto que aparecieron los ambiciosos, como el Subdirector Jurídico, quien actuando con una insolencia impropia en un subordinado, presionó públicamente para que se sigan extendiendo mediáticas querellas, sin fundamento jurídico. Si los jueces finalmente las validan en un fallo, deben terminar en el encausamiento de la propia presidenta, porque está claro como el agua que usó ese mismo sistema -de manera masiva- para financiar su campaña,

Los oportunistas
Ahora aparecen más free riders. Algunos políticos -miopes a mi modo de ver- ven la oportunidad de presentarse como moralizadores exigiendo "caiga quien caiga" y cosas por el estilo. Cometen el mismo eror inicial de Jorrat, de culpar a otros por falsos delitos creyendo que ellos no saldrán salpicados. Aunque no hayan hecho una sola boleta en su vida, el discurso moralizador es sumamente peligroso y a la larga no se va a sostener. Especialmente porque las acusaciones son inventadas.

Quienes son
Hay oportunistas de gobierno como Saffirio y otros pocos y también de la oposición, como Matthei, que a mi modo de ver está cometiendo un grave error. Los políticos prudentes etán piolita, al final alguien tendrá que ser franco, decir las cosas como fueron y desasnar a los burros.  El que lo haga tendrá mis respetos, aunque sea Sebastian Piñera, que -a mi modo de ver- es de los pocos que está en posición de hacerlo. El otro problema es que la chusma le crea.

El dedo en la boca, o lo que sea
La gente normal no ve a largo plazo, solo hasta sus narices y repiten los eslogan que suenan atractivos, mientras más básicos mejor. Por eso caen en las manos de mentirosos con tanta facilidad. Hay que educar y abrirles los ojos al gilerío, para que les dejen de meter el dedo en la boca. O lo que sea en el ojo.

P.D. 21 de mayo
Esta vez romperé la tradición y escribiré sobre el Combate Naval de Iquique el día 23. Igual que el gobierno: todo atrasado, todo descoordinado.


La derecha cesante, pero ni tanto (23 años)
Entre la llegada de Arturo Alessandri a la presidencia en 1920 y el golpe militar de 1973 hay 53 años en que la alianza liberal-conservadora estuvo sin llevar a uno de los suyos a la presidencia. Es un cliché muy repetido que "la derecha no pudo elegir un presidente en 53 años", pero no es totalmente cierto porque habría que descontar los dos gobiernos de Ibañez (11 años), la segunda presidencia de Arturo Alessandri (6 años) y el gobierno de Jorge Alessandri (6 años), hacen un total de 23 años donde predominaron los políticos de derecha.

Fin de la alianza
Lo que prácticamente se extinguió en el período fue la alianza conservadora liberal, en 1965 se funda el Partido Nacional -el mismo nombre de los Montt-Varistas pero muy distintas ideas- que básicamente recogió los restos de los partidos oligarquicos: conservadores, liberales y Acción Nacional. Sus filas se vieron muy mermadas con la separación de los Demócrata Cristianos del Partido Conservador, el Partido Nacional era ya exclusivamente oligarquico, porque la derecha comercial -estanqueros se llamaban entonces- prácticamente desapareció y no volverían a aparecer hasta los militares en 1973.

La centro izquierda: Radicales y DC (20 años)
En rigor entonces fueron 30 años fuera del poder. De esos 30, hubo 14 años de gobiernos radicales (1938-1952) que como vimos antes no fueron precisamente de izquierda, pero se podrían clasificar de centro-izquierda igual que los seis años de Eduardo Frei Montalva. Es decir 20 años de centro-izquierda.

La izquierda (4 años)
¿Y de izquierda? En realidad solo dos gobiernos: el de Dávila/Grove que duró un año y el de Allende de tres años, además están los 4 años del primer gobierno de Arturo Alessandri que se podrían catalogar como "confusos" o algo así. Nos quedan entonces 2 años sin clasificar, es la suma de los años de anarquía, alrededor de los treintas, una sucesión de gobiernos que duraron muy poco y que no tuvieron mayor impacto en el país.

¿Chile tiende al socialismo?
Esto para poner en perspectiva cuando se dice que Chile es un país socialista. Cuando gobernaron los oligarcas tuvimos 89 años de gobiernos de orden. Desde Arturo Alessandri llega la clase media -de la mano de los masones- al poder y gradualmente se amplía el electorado a las mujeres (horror!) y analfabetos, hubo 23 años de orden (o digamos de derecha), 20 de centro izquierda y 3 de izquierda. Llegaré solo hasta 1973 porque el largo del Gobierno Militar y de la Concertación hacen muy dificil comparar con los demás, creo que habría que analizarlos aparte.

Chile es derechista
El caso es que -desde mi punto de vista- Chile es un país donde el electorado es históricamente de orden, conservador. Hasta nuestro Partido Comunista es de derecha, claro que para eso habría que hacer la historia de la izquierda chilena, tal vez más adelante.

Pero con letra chica
Claro que no somos libertarios, ni siquiera liberales como podría pensarse, creo que el electorado en Chile es mayoritariamente derechista conservador, cuando se le dan alternativas siempre escoge a los candidatos que representan el orden social, por eso la izquierda gobernó tan poco en tantos años. La historia de Chile es la historia de la derecha conservadora, el partido del orden arrasa y eso lo había notado Portales hace muchos años cuando inventó esa metáfora tan afortunada de "el peso de la noche".

El Señor Orden
Y el arquetipo de la derecha chilena es -a mi modo de ver- Jorge Alessandri Rodriguez. El Paleta cruzando a pie la Plaza de Armas era la derecha caminado por Chile. Beato, austero hasta la caricatura, empresario exitoso "con sentido social". Ricardo Claro trató de ser su sucesor, pero no le daba a pesar de lo que ostentaba usando ropa viejísima, estaba lejos del Paleta.

Ganando por secretaría
La centro izquierda y la izquierda siempre han llegado al poder por estrechísimo margen y a veces por secretaría. Si hubiese existido segunda vuelta en 1970 Allende nunca habría sido presidente. Arturo Alessandri cuando se presento como caudillo revolucionario -en su primer período- ganó por nariz, hubo que recurrir a un tribunal de honor para proclamarlo. Lo mismo Pedro Aguirre Cerda, que llegó al gobierno por una casualidad histórica (la matanza del Seguro Obrero y el apoyo de los nazis chilenos).

Chile no tuvo caudillos de izquierda
Otros países del continente han tenido caudillos revolucionarios que han arrastrado grandes mayorías, eso nunca ha pasado en Chile. Cuando Pedro Leon Gallo quiso hacer una revolución regionalista se fue con la cola entre las piernas, pese a que tal vez era más rico que el gobierno. No tuvo apoyo. Nunca tuvimos a un Perón, un Getulio Vargas o un Chavez -afortunadamente. De los dos grandes caudillos chilenos uno fue derechista (Ibañez) y el otro se convirtió a la derecha (Alessandri)

Como quedo al final la derecha
¿Como estaba la derecha en 1973? yo creo que bastante fortalecida respecto de 1970, porque habían arrastrado a gran parte de la Democracia Cristiana para su lado y mucha gente independiente, asustados con los pésimos resultados de Allende, también pasaron a la derecha. Creo que el orden quedó reforzado a fines del gobierno de Allende, tal como creo que se fortalecerá cuando termine el gobierno de Bachelet, al menos así es como yo lo veo.

El deber me llama

miércoles, 20 de mayo de 2015



Recién fui a buscar a mi querida suegra al doctor, como tuvo un cáncer hace algo más de 10 años -linfoma no-Hodkings- cada par de años le hacen un chequeo para ver si hay que reactivar o no los planes funerarios. El doctor le preguntó asombrado ¡pero señora, como lo hace! resulta que a los 78 años tiene todos los índices de una persona de 40.

Yo se el secreto de su longevidad y buena condición física (todavía mantiene sus dientes, muelas y tiene el pelo negro casi sin canas) bueno,, les diré el secreto tal como se lo revelé a ella: su buena salud se debe a que hace el aseo, me hace la cama, cocina, camina más que los mormones a todo sol y en general se mantiene muy ocupada, el día que no tenga nada que hacer fijo que se va derecho al cementerio y no en calidad de visita sino de residente. Bueno, también con mis chistes desopilantes nadie se puede enfermar, yo soy el encargado de proveer buen humor en la casa.

Tengo que cambiar de tema
La política chilena está cada día más entretenida, por eso llevo meses escribiendo sobre lo mismo sin tomar en cuenta que más del 60% de los regulares de este Templo del Ocio no son de Chile y les debe importar un pepino los problemas de la señora Bachelet. En fin, trataré de ir variando un poco de tema aunque me piquen las manos.

Inglaterra, Francia y las dos revoluciones
En la belle France están orgullosos de su maldita Revolución Francesa, se pavonean de llevar la antorcha de la civilización y cacarean con su Liberté, Equalité, Fraternité (o como se escriba) a mi esas cosas en realidad no me impresionan en lo más mínimo.

Ya he escrito acá mismo sobre o sobrevalorada que fue esa revolución, una orgía de resentimiento donde los palurdos se dieron el gusto de descargar todo su odio, liderados por hipócritas moralistas. Creo que la Revolución Francesa fue una de las mayores basuras de la historia y el hecho que se enorgullezcan de algo tan bajo, solo muestra que hay mucha gente de esa calaña, esperando ver caer a los poderosos no por justicia sino por la envidia de no ser como ellos. Verguenza debía darles, que desastre es Francia, bueno, excepto por Brigitte Bardot y Camus.

La Pérfida Albion en cambio transformó la historia del mundo de manera infinitamente mejor con su Revolución Industrial. Calladitos partieron mejorando el hierro, los métodos de fundición y herrería, luego algunos ingeniosos inventaron la caldera, el locomovil, el ferrocarril y todo lo demás. ¡Larga vida a la Revolución Industrial!¡Muera la Revolución Francesa!. La revolución Industrial salvó al mundo mientras los malditos franchutes se emborrachaban con filosofías alambicadas y floridos discursos. A la revolución Industrial, madre de la tecnología moderna, le debemos todo, mientras que a la Revolución Francesa solo le debemos puros pelmazos insoportables, Allez!.

Si tiene un Yaris Sport no se pierda esta página
Acabo de terminar mi blog con Recursos para el Toyota Vitz, también conocido como Echo o Yaris Sport. Junté en esa página todos los manuales online que encontré: manual eléctrico; reparación de chasis; manual de usuario; folleto oficial y otras cosas interesantes que recogí por aquí y por allá. Que gran auto, ya saben, si tienen uno no se pierdan este blog.

En fin, mi entrada de hoy será corta porque ando muy ocupado, el deber me llama. Ojalá fuera el beber... Hasta mañana.






Un mundo ideal
Dejemos de lado la corrupción; los funcionarios que quieren asegurar su futuro antes que termine el gobierno; los buenos padres, esposos y tíos que quieren ayudar a la familia con buenos ingresos; los que buscan una "pista de aterrizaje" que los contrate cuando se termine su paraíso fiscal; los ladronzuelos que andan buscando cualquier oportunidad para meter la mano. Dejemos de lado a todos esos y supongamos que solo tenemos servidores públicos honestos o por lo menos correctos.

Ustedes creerán que me volví loco, pero supongamos por un minuto que en un mundo ideal puede existir tal cosa, ya saben, los modelos se hacen en condiciones ideales. Más aún, supongamos que los funcionarios del estado son técnicamente muy competentes ¿Hay garantía que la plata fiscal sería bien gastada?.

A lo que quiero llegar es que además de todos esos problemas que son evidentes y sabidos por todos, aún en condiciones ideales lo más probable es que el estado va a "malgastar" los recursos. Existen problemas incluso teóricos con la ejecución eficiente del gasto fiscal.

Problema uno: el bien común no existe
Eso lo hemos visto antes acá mismo. La sociedad en democracia se constituye de grupos de poder o presión que luchan por imponer sus respectivos intereses. En esta situación el bien común en sus sentido fuerte existe solo para asuntos triviales y evidentes. Para los problemas importantes, el bien común no existe.

Problema dos: no hay modo de valorizar objetivamente las necesidades
El primer problema de diseñar un proyecto social es determinar si la necesidad vale o no la pena ser satisfecha. Como los recursos son limitados cada gasto no solo beneficia a un grupo sino que perjudica a los demás, que no fueron beneficiados con esos mismos recursos.

Entonces se podría pensar que hay alguna manera de ordenar las necesidades o intereses, de modo que el beneficio social se maximize: un máximo beneficio para el mayor número de personas al menor costo. Sin embargo para esto debería existir una forma objetiva de valorizar que necesidad es más importante que otras, para ordenarlas de mayor a menor (priorizarlas). Pero sabemos que el valor es subjetivo y todos piensan -legítimamente- que su necesidad es más importante que las de los demás.

La imposibilidad de la democracia
Ordenar necesidades  es inviable en la práctica porque no hay una escala objetiva que permita  valorizarlas, incluso teóricamente es imposible una priorización "justa" mediante elecciones, como sugiere el Teorema de la Imposibilidad de Kenneth Arrow, la maximización en el sentido de Pareto es imposible, incluso en condiciones ideales lleva a inconsistencias.

La respuesta política
En el mundo real todo es mucho más sencillo. La plata del estado se gasta según la cercanía que exista con el gobierno o la posibilidad de presionar sobre él. Entonces tenemos que el gasto se ordena según una tabla de prioridades más o menos así:
1.- Amigos y familia de los gobernantes
2.- Aliados que pueden ayudar a los gobernantes (por ejemplo parlamentarios que pueden votar para darles más poder o jueces que pueden dar impunidad)
3.- Millonarios que financiaron la campaña
4.- Grupos de poder que pueden amenazar o chantajear al gobierno (sindicatos, asociaciones gremiales, etc.)
5.- Votantes que podrían ser "encantados" por la ayuda social
6.- El resto del país

Todo es un engaño
Entonces la Teoría del Cambio; la Matriz de Marco Lógico; los análisis de necesidades y actores relevantes; las evaluaciones de impacto y todo lo demás se convierten en herramientas de la política, destinadas a racionalizar los errores, exagerar los logros y sobre todo encubrir los resultados del gasto para presentarlos de la manera más favorable a la opinión pública. Alguien con trazas de honestidad intelectual es visto como una amenaza dentro del aparato público y generalmente no dura mucho en el sistema. En el enfrentamiento entre Pareto y Maquiavelo, este último gana fácil.

Menos inversión social
La gente ignorante se siente felíz cuando el gobierno anuncia que el gobierno gastará más plata. Cándidos, ilusos que creen que algo de eso les va a llegar, sin darse cuenta que están en el último lugar de la lista de prioridades. Lo que en realidad les va a llegar son más impuestos, más inflación, menos trabajo o una combinación de todo eso que es lo que pasa cuando el gobierno de turno gasta más de lo que recibe.

El principio subsidiario dice que el estado solo debe gastar en bienes y servicios que de ninguna manera pueden proveer privados, porque no dan rentabilidad. Es un buen principio, pero insuficiente. Debe complementarse con que solo debe existir gasto muy enfocado, la dispersión de gasto insuficiente lleva a que al final nadie queda conforme y el propósito de la política social es exactamente contrario, dejar conforme a ciertos grupos.

Chile; el gasto público alrededor del 13%
Con todos los indicadores malos el gasto público que se iba a expandir supuestamente a un 8%, luego un 9.8%  finalmente parece que lo hará a cerca del 13%, más del 50% de sobregiro. ¿Para que?. La inversión cae, las empresas están en venta sube la inflación y el desempleo crece a pesar de los intentos estadísticos por ocultarlo. La política del ex ministro Arenas fue el fracaso más estruendoso que ha tenido Chile en muchas décadas.

En Arica la presidenta anunció un gasto de mil millones de dólares y todos están corriendo en círculos porque no se sienten capaces de ejecutarlo. Entonces aparecen los sinverguenzas de siempre a salvar la situación: las constructoras de embalses, los que instalan desaladoras, mega-proyectos, grandes empresas acostumbradas a hacer proyectos inútiles o incluso perjudiciales pero que gastan los millones y reparten generosas coimas.

En fin, esas son algunas de las razones por que subir el gasto público es la peor de todas las ideas. Lo estamos comprobando aquí y ahora.

P.D. y la humorada del año: aseguran que los mil millones de dólares del gobierno van a generar otros mil millones de inversión privada. Como dijo don Parra "como chiste, no podía ser más triste"

¡Albricias!
Hace tiempo coloqué un link de Paypal para la "Fundación mi Billetera" y con alegría me encuentro que Javier -desde hoy integrante VIP de este Templo del Ocio- depositó en la cuenta. Chas gracias Javier, desde ya me comprometo que cuando vaya a tu ciudad te invito unas chelas para que le cortemos la cola al aporte, ¡ya me estoy tomando una a tu salud ahora mismo!


Ahora sigamos con la historia de la derecha, que es en gran parte la historia de Chile, porque los partidos de orden -incluso socialistas- son los que nos han gobernado con muy pocas excepciones,

Solo tres presidentes tecnocráticos
Los gobiernos tecnocráticos de Prieto, Bulnes y Montt fueron un paréntesis de unos 30 años (1831-1862) y no pudieron resistir el empuje político de la derecha latifundista por una parte y de los liberales por otra. Fue tanta la resistencia que que Antonio Varas, delfín de Montt se negó a ser candidato y en 1861 gana José Joaquin Pérez, el último de los presidentes del Partido Nacional (Montt Varistas).

El candidato de unidad
Con Pérez como candidato de unidad se terminan los gobiernos tecnocrátticos y vuelven los políticos, esto coincidió con el deterioro de la economía y la caída de popularidad del Partido Nacional. Para su segundo mandato Pérez hace alianza con los liberales lo que abrió el camino a la presidencia de Federico Errázuriz Zañartu.

Llegó mi pariente, el liberal
Errázuriz (mi tío bisabuelo sexto) fue el primer liberal y de allí ese partido no soltó la presidencia por largo tiempo. Luego vino Anibal Pinto, a quien le tocó enfrentar la Guerra del Pacífico y Domingo Santa María, finalmente José Manuel Balmaceda cierra el ciclo de los gobiernos de la llamada "República Conservadora" pese a que no hubo ni un solo presidente del Partido Conservador en los 60 años que duró.

¿Quienes eran los liberales?
Originalmente en Chile habían dos partidos: los pelucones de la derecha latifundista y los pipiolos afrancesados de lo que hoy podríamos asimilar a cierta clase de izquierda, por sus ideas cercanas a la Ilustración Francesa. La República Conservadora comenzó con una guerra civil donde los pipiolos fueron derrotados y desaparecieron como partido. Durante esos años aparecieron los partidos Conservador, Nacional y los Liberales. Ya vimos a los conservadores y nacionales ¿quienes eran los liberales?.

Partido del orden de los afrancesados
Para hacer una analogía podríamos decir que los liberales eran un poco lo que fue la Concertación en la época moderna. Afrancesados y sucesores de los pipiolos, pero sin ninguna duda eran "partidos del orden". De hecho el presidente Santa María fundó la "Sociedad del Orden" que fue muy popular en su tiempo, pesea que su fundador era medio loco.

La casa dividida
Los liberales estaban violentamente divididos por su actitud hacia la Iglesia Católica, mientras algunos -como Balmaceda y casi todos los que fueron presidentes- eran amigables hacia la iglesia y partidarios de mantenerles privilegios, otros eran feroces come-curas. Entonces existía esta rivalidad a muerte entre los liberales y buena parte del fracaso de Balmaceda se debió a que intentó reunirlos. O sea tal como la derecha estaba dividida entre latifundistas ultramontanos y Montt-Varistas, los ex pipiolos se dividían entre amigos de la iglesia y come-curas.

Una alianza muy rara
Y así fue como se armó esta alianza entre conservadores y liberales que tuvo 4 presidentes durante la República Conservadora (Errázuriz, Pinto, Santa María y Balmaceda) y en los siguientes 20 años de la República Oligarquica prácticamente todos los presidentes fueron liberales, con excepción de Pedro Montt Montt, hijo del presidente Manuel Montt Torres (tío tatarabuelo quinto) y del Partido Nacional.

Fueron nada menos que 6 presidentes con lo que los liberales coleccionaron 10 presidentes en todo el período. Los liberales "de derecha" es decir afectos a la iglesia, terminaron siendo los más exitosos en términos de presidentes en toda la historia.

Paralelo con la actualidad
Pasan los años, siglos y muchas cosas se repiten. Entre 1831 hasta 1920, fueron 89 años de gobiernos de orden, que intentaron ser portalianos, con unos conatos esporádicos de la pandilla.  Hoy podríamos asimilar al gobierno del General Pinochet con los tecnocráticos, hay muchas cosas parecidas, especialmente en que tuvieron que reprimir duramente para mantener el gobierno funcionando.

Los gobiernos de la Concertación -incluído el de Piñera- se pueden asimilar a lo que fueron los gobiernos liberales, donde todo lo conseguido en los gobiernos tecnocráticos se fue descomponiendo.. Sería demasiado generoso asimilar a Piñera con Pedro Montt, no creo que corresponda.

Bueno, ahora viene la historia de la derecha a partir del "Cielito Lindo" de Arturo Alessandri hasta hoy, eso será tema de una próxima entrada.



No me canso de leer y escuchar a Alan Watts, debe ser de los tipos más divertidos y brillantes. Además tiene un poder de síntesis que ya me querría yo, muchas ideas con pocas palabras.

Lo que llamamos "leyes de la naturaleza" son simplemente regularidades que observamos con nuestros -imperfectos- sentidos. Nada más que eso, es ridículo atribuirles algún valor de verdad. Cuando escribí esta entrada sobre el valor predictivo de la estadística quise decir lo mismo, lástima que no había escuchado esto de Alan Watts, lo habría plagiado hábilmente para que pareciera una idea mía.

Para nosotros lo regular es la verdad, el modelo es la verdad, necesitamos creer en un mecanismo de relojería que encadena causas y efectos. Probablemente es pura ilusión, pero nos sirve porque nos deja contentos, nos da la sensación de estabilidad.

Lo normal es pensar que con plata en el bolsillo uno tiene seguridad, ni se le ocurre pensar que puede tener cáncer, caerse de una escala y quedar paralítico o cualquier cosa por el estilo. Y la seguridad se le va al diablo, da lo mismo cuanta plata tengas. Seguramente eso fue lo que volvió loco a Howard Huges, que fue uno de los tipos más ricos y brillantes de la historia, una regla o un termómetro no nos dan seguridad de ninguna clase.

Y para que no crean que me olvidé de los domingos musicales, aquí va un video extraordinario que encontré de Claude Nadeau, tocando un órgano barroco histórico de 1709, completamente mecánico. Como la cámara estaba junto a la ejecutante se escucha el mecanismo de las teclas como si fuesen tambores acompañando. Que maravilla, yo no entiendo nada de música barroca pero esto me encantó


Entremés: Semper Fi vuelve a la carga
Así es, mi amigo Semper Fi vuelve con sus aventuras desde la pérfida Albion, me entretengo mucho leyendolas y se las recomiendo. Esta vez vienen dos capítulos, Los pueden leer aquí.

La república tecnocrática
La "República Conservadora" de los presidentes Bulnes, Montt, Pérez, Errázuriz, Pinto y Santa María, en su primera mitad bien pudo llamarse república tecnocrática. Los presidentes Bulnes y Montt, especialmente este último, desarrollaron fuertemente la técnica, industria y el aparato productivo de Chile.

Manuel Montt y el Partido Nacional
De Manuel Montt ya he escrito acá mismo, gobernó la mitad de sus 10 años con el país en estado de sitio y fue la encarnación del ideal de la derecha comerciante: orden (a la fuerza) y progreso. Hizo más por la educación que cualquier otro presidente en la historia, especialmente cuando introdujo la educación para el trabajo, cosa que antes de él no existía. Esto dio una ventaja enorme en los años que vinieron, especialmente durante la Guerra del Pacífico.

El Partido Nacional o Montt-Varistas creció a la sombra del presidente, siendo una representación moderada de las ideas de Portales, portalianos en la medida de lo posible. En 1857, también durante el gobierno de Montt se funda el Partido Conservador, dedicado a defender la tradición y los intereses de la Iglesia Católica. La foto de esta entrada muestra una reunión de los conservadores. Estos dos partidos del orden se odiaron a muerte mientras duraron.

El boom económico
En esos años Chile, igual que Perú, se benefició con un enorme boom de exportaciones de productos agrícolas (trigo, alimentos) para las fiebres del oro en California y Australia. Se dió la afortunada coincidencia de que Montt era un entusiasta del desarrollo industrial, lo que llevó mucha maquinaria a los campos y potenció la marina mercante a su mayor nivel histórico, cosa que también sería muy útil años después, en la guerra.

La familia Edwards: nace la derecha comercial
En esos años aparece y se desarrolla la derecha comercial en Chile, basada en familias que llegaron al Norte Chico (Copiapó, Serena) a buscar suerte en las minas. Allí se estableció el inglés George Edwards Brown, que se casó con Isabel Ossandon en 1807 fundando una de las primeras familias en enriquecerse con el comercio, fianzas y minería.  Uno de sus ocho hijos, Agustín Edwards Ossandon consolidó el banco que lleva su apellido y el diario El Mercurio. Otra de sus descendientes notables fue Juana Ross Edwards, una de las mayores filántropas de nuestra historia, muy ligada a la Iglesia Católica.

La familia Edwards es un buen ejemplo de derecha comercial porque nunca dejaron de lado sus negocios y cuando actuaron en política lo hicieron de manera secundaria, más por deber que por ambición. De esos años surge también la familia Matte también de la derecha comercial, ambas familias todavía tienen ramas con bastante dinero, especialmente los Matte.

Y también hubo izquierda comercial
Pero también surgió una izquierda comercial, a partir de la Sociedad para la Igualdad fundada en 1857, el mismo año que el Partido Conservador. También fueron millonarios del comercio y la minería como la familia Matta, Gallo, Pereira y otras que se dedicaron a la política en lo que se gastaron toda la fortuna adquirida con los negocios. Era gente muy influenciada por la ilustración francesa, impulsaron la masonería y el Partido Radical. Muchas de esas familias terminaron arruinadas o viviendo de negocios con el estado a partir de sus influencias políticas.

Años de liberalismo económico
La derecha comercial trajo la tecnocracia y el liberalismo económico a Chile. Montt trajo a Chile al profesor Courcelle-Seneuil, que era una especie de Milton Friedman de su época y tuvo pocos pero fanáticos adherentes, entre ellos Barros Arana, que curiosamente fue uno de los peores opositores que tuvo Manuel Montt, no hay peor espina que la del mismo palo.

Los problemas del gobierno de Montt
El gobierno de ManuelMontt vivió en permanente estado de crisis política, porque fue cuando estalló la división entre los ultramontanos de la derecha latifundistas y los nacionales de inspiración portaliana y derecha comercial. Fue tan grave esta división, que la derecha ultramontana se pasó a la oposición haciendo alianza con los antiguos pipiolos.

Todo fue principalmente por problemas religiosos, la intrincada relación entre la iglesia y el estado en cuestiones de nombramientos. Los ultramontanos querían que la iglesia controlara al Instituto Nacional, idea rechazada por Montt, como también rechazo que le impusieran a funcionarios por otras causas que no fueran mérito o confianza. La cosa es que Montt se las arregló para gobernar 10 años y dejar al país transformado para mejor.

La Guerra del Pacífico
Pasaron varios años hasta que Anibal Pinto llega a la presidencia en 1876, Pinto había sido opositor de Montt, quien lo había desterrado, Pinto era liberal, apoyado por los radicales pero también admiraba a Courcelle-Seneuil y sus ideas eran bastante portalianas. Se podría clasificar como un tipo de centro, muy conciliador y que condujo la guerra de manera extraordinaria.

He leído que la Guerra Civil de los estados Unidos fue la primera guerra industrial de la historia, la Guerra del Pacífico entre Chile y Perú debe haber sido la segunda guerra en gran escala de la historia, que se ganó, no tanto por las habilidades guerreras individuales como por la capacidad de organizar y cohesionar a grandes masas de tropas.

Organización versus anarquía
La improbable victoria chilena le debe mucho -tal vez todo- a los años de la República Conservadora, a la buena conducción del presidente y demás dirigentes. A mi modo de ver, fue un triunfo de la organización y la logística sobre la descoordinación y desunión interna.


Portales toma las riendas
Quedamos que Portales volvió a Chile y se comprometió en el Estanco del Tabaco donde terminó quebrado. Desde entonces se mantuvo a duras penas y se dedicó a la política, siendo uno de los impulsores de la Guerra Civil de 1829 entre pipiolos y conservadores,

Portales ciertamente era conservador "a su manera". Ganada la revolución, rechazó la presidencia de la república y se dedicó a ayudar como ministro ad-honorem, con más poderes efectivos que el propio presidente. Su declaración política más famosa aparece en una carta a su socio Cea que reproduzco en parte acá:

A mí las cosas políticas no me interesan, pero como buen ciudadano puedo opinar con toda libertad y aún censurar los actos del Gobierno. La Democracia, que tanto pregonan los ilusos, es un absurdo en los países como los americanos, llenos de vicios y donde los ciudadanos carecen de toda virtud, como es necesario para establecer una verdadera República. La Monarquía no es tampoco el ideal americano: salimos de una terrible para volver a otra y ¿qué ganamos? La República es el sistema que hay que adoptar; ¿pero sabe cómo yo la entiendo para estos países? Un Gobierno fuerte, centralizador, cuyos hombres sean verdaderos modelos de virtud y patriotismo, y así enderezar a los ciudadanos por el camino del orden y de las virtudes. Cuando se hayan moralizado, venga el Gobierno completamente liberal, libre y lleno de ideales, donde tengan parte todos los ciudadanos. Esto es lo que yo pienso y todo hombre de mediano criterio pensará igual.

Esta es una verdadera declaración de principios del partido del orden, que abrazaron los derechistas tradicionales y los nuevos, formados en el comercio como veremos a continuación.

Las tres ideas fundamentales
De la declaración de Portales se obtienen tres ideas importantes: a) no le interesaba el poder político, más bien lo veía como un sacrificio ciudadano; b) pensaba que la democracia no funciona en nuestros países por la mala calidad de la gente; c) su solución era una república autoritaria en manos de "verdaderos modelos de virtud y patriotismo", hasta que se mejorara la calidad del pueblo en general. Esas tres ideas son hasta hoy fundamentos en el partido de orden y en general de la gente de derecha.

La derecha de comerciantes
Esto no fue un invento chileno, reflejaba el traspaso de la riqueza desde la nobleza medioeval a la burquesía, claro que en Chile llegó con siglos de retraso. El oficio de comerciante fue visto con desprecio por muchos siglos por la oligarquía, hasta que empezaron a aparecer los nuevos ricos enriquecidos en el comercio, los oligarcas -que no producían nada- empezaron a endeudarse con ellos y así los comerciantes adquirieron respetabilidad, pero nunca tanta.

Los cojudos y las putas
Esta segunda oleada de derechistas, les decían "estanqueros" un poco burlándose del mal negocio de Portales, tenía muy poco que ver con la derecha tradicional porque era gente acostumbrada a trabajar duro para ganar lo suyo "que nos dejen trabajar tranquilos" era una de sus principales motivaciones no declaradas y así es como Portales se refiere a la oligarquía:

10 de diciembre de 1831 
mi don Antonio: dígale ud. a los cojudos que creen que conmigo sólo puede haber gobierno y orden que yo estoy muy lejos de pensar así, y que si un día me agarre los fundillos y tomé un palo para dar tranquilidad al país, fue sólo para que los jodidos y las putas de santiago me dejaran trabajar en paz. huevones y putas son los que joden al gobierno y son ellos los que ponen piedras al buen camino de éste. nadie quiere vivir sin el apoyo del elefante blanco del gobierno y cuando los hijos de puta no son satisfechos en sus caprichos, los pipiolos son unos dignos caballeros al lado de estos cojudos. 

Las familias de rango de la capital, todas jodidas, beatas y malas, obran con un peso enorme para la buena marcha de la administración. dígales que si en mala hora se me antoja volver al gobierno, colgaré de un coco a los huevones y a las putas les sacaré la chucha. ¡hasta cuando… estos mierdas! y ud., mi don Antonio, no vuelva a escribirme cartas de empeño, si no desea una frisca que no olvidará fácilmente. no desea escribirle más su amigo 
Diego Portales.

Creo que en lo que destacado en negrita están claras las diferencias entre las dos derechas, los latifundistas buscaban mantener sus privilegios ancestrales mientras los comerciantes buscaban poder trabajar en paz, ambos grupos estaban unidos por el convencimiento acerca del orden y paz social, opuesto a la idea de revuelta transformadora de los pipiolos.

Una anomalía en Chile
Diego Portales fue una anomalía en Chile -como habría sido en cualquier otro lugar del mundo. Su concepto extremo de los deberes del patriotismo no lo pusieron en duda ni sus peores enemigos, fue un fanático que actuó y predicó con el ejemplo personal. Además encarnó una serie de cosas que se venían cocinando desde hace un tiempo con el surgimiento de los comerciantes enriquecidos, que cambió el sistema de valores del hidalgo español que regía hasta entonces. En el cuadro que encabeza esta entrada lo vemos paseandose, arrogante, frente al clero, los militares y los aristócratas en una reunión de consejo.

La derecha de los comerciantes es opuesta en casi todo a la derecha latifundista, excepto en el ideal del orden y la paz social. Cuando hay revueltas o cuando se asoma un caudillo con buen discurso prometiendo cambiar todo, las dos derechas por fin se juntan para aplastarlo y le dejan caer el peso de la noche. Después del asesinato de Portales estas dos derechas tomaron distintas formas, pero eso lo veremos en otra entrada para no alargar tanto el cuento.

P.D. Una buena biografía de Diego Portales se puede ver en el sitio Urbatorium de Chriss Salazar. La ilustración es una acuarela de Pedro Subercaseaux sobre el fusilamiento de Portales, la había confundido con una foto de época de los muchos fusilamientos que ordenó Portales contra los revoltosos que cosnpiraron contra el gobierno.


Primero un entremés
El cambio de gabinete fue una derrota -dura y humillante- para toda la pandilla, los amigos personales que la presidenta llevó al gobierno se fueron para la casa y solo quedó Michel Jorrat, a mi modo de ver, tratando de arreglar el desastre que el mismo empezó, es el chivo expiatorio perfecto para que quede oculta la responsabilidad de la presidenta en todo este desastre.

La ceremonia -improvisada y llena de nerviosismo- mostraba la cara de amargura de los que se fueron, los incendiarios ad-hoc como Atria y Mayol se revuelcan de ira, ellos eran de la idea de escapar hacia adelante cueste lo que cueste, menos mal que a Bachelet todavía le quedan unas migas de cordura. Adiós a la pandilla, "júzguenme por los resultados" dijo el ex ministro Arenas en su época de soberbia, así nomás fue, es el primer ministro de hacienda que sale despedido en 20 años.

La derecha chilena - al diablo con los sociologos
Como saben a mi me gusta mucho leer historia, pero no la historia de los pedantes que hoy están de moda, me gustan mucho más las crónicas que no pretenden ser "científicas" ni menos imparciales, los relatos de contemporáneos son mucho mejor que las explicaciones artificiosas pasadas a sociología que por estos días son tan populares.

El partido del orden
Y a partir de esos relatos me gustría hacer un resumen de la historia de la derecha chilena. Primero definamos que entiendo por derecha chilena: para mi lo que tienen en común las innumerables facciones de derecha es la idea del orden "el partido del orden" que se opone al caudillismo, la anarquía y los saltos al vacío es -creo yo- lo único común a toda la gente de derecha. En ese sentido la derecha no se encuentra concentrada en ningún partido político y es bastante transversal.

Portales la tenía clarita
Por razones históricas y tal vez por esa cosa tan difusa que es el "carácter nacional" Chile se diferenció del resto de América Latina en su exagerado apego al orden, al legalismo, la cautela y el horror a la anarquía. Mientras los vecinos se desangraban en guerras civiles entre caudillos en Chile estos eran aplastados a poco de aparecer por lo que Diego Portales llamó "el peso de la noche"

"El orden social se mantiene en Chile por el peso de la noche y porque no tenemos hombres sutiles, hábiles y cosquillosos: la tendencia casi general de la masa al reposo es la garantía de la tranquilidad pública. Si ella faltase, nos encontraríamos a obscuras y sin poder contener a los díscolos más que con medidas dictadas por la razón, o que la experiencia ha enseñado ser útiles; pero, entre tanto, ni en esta línea ni en ninguna otra encontramos funcionarios que sepan ni puedan expedirse, porque ignoran sus atribuciones".

Nunca hubo en nuestra historia un creador de metáforas mejor que Diego Portales, en esta sola frase retrató lo esencial de Chile. El "partido del orden" ha sido siempre la expresión de el peso de la noche, a los otros Encina los llamaba "la pandilla".

La primera derecha, encomenderos y latifundistas
Creo que no hay mejor ejemplo de esta primera derecha que mi lejanísimo pariente Mateo Toro y Zambrano, conde de la conquista, cuya historia he colocado acá mismo.

La derecha primitiva en Chile era la de los encomenderos y nobles, o aspirantes a tales que tenían una unión carnal con la Iglesia Católica, una relación simbiótica de apoyo mutuo que se mantiene en los pocos latifundistas que quedan hasta el día de hoy. En la colonia eran encomenderos y después de la independencia pasaron a latifundistas. Era el Partido Conservador ligado al campo y la iglesia, que existió en toda América Latina pero en Chile tuvo algunas características propias.

Nunca tuvimos cortesanos
Tal vez la gran diferencia fue que en Chile nunca tuvimos corte ni cortesanos, así es que ser de la oligarquía no garantizaba la prosperidad de por vida como en Perú y otros virreinatos. Hasta las familias de más linaje tenían ramas de parientes pobres, muy encumbrados por sangre pèro sin un peso en el bolsillo, cosa que no ocurría donde habían virrreinatos y eran absorbidos como cortesanos. Los países que fueron asiento de cortes heredaron las costumbres abusadoras y altivas de la corte española, en Chile en cambio los aristócratas tenían que trabajar y cuidar su plata como cualquier cristiano, tal vez por eso tuvimos una mejor clase dirigente en comparación con los vecinos.

Conservadores píos
Para estos conservadores primitivos lo más importante era el orden, la tradición y la fe, además de la indisoluble alianza material con la iglesia. Un gran número -seguramente manipulados por los curas- se preocupaban más de su alma inmortal que de las riquezas materiales y dedicaron gran parte o toda su fortuna a la caridad. Chile probablemente tuvo -en proporción- más millonarios filántropos que cualquier otro país americano.

Diego Portales, el estanquero
Diego Portales era de una de las familias más aristócratas de Chile, sin embargo tenía poco y nada en común con la aristocracia. En los primeros años de 1800 empezaron a aparecer oportunidades para enriquecerse con el comercio, una actividad que era vista con cierto desprecio por los latifundistas y Portales, luego de la muerte de su mujer, se fue para el Perú con sus socio Cea para dedicarse al comercio. Estuvo tres años allá y le fue sumamente bien, volviendo a Chile con bastante plata. En Chile ganó la concesión del Estanco del Tabaco que terminó en un gran fiasco. Se quedó sin un cinco.

Pero tendré que escribir una serie porque si no esta entrada quedará interminable, solo les adelantaré que con Portales aparece la otra derecha, de los comerciantes, en gran medida opuesta a la de los latifundistas y solo conectadas por su creencia en la necesidad de orden.

El más dolce far niente

miércoles, 13 de mayo de 2015


La vida de un desempleado
Me levanto y quedo desocupado. Todo este largo tiempo de dolce far nulla -cinco meses para ser exactos- lo he aprovechado para estudiar y leer mucho, no he pasado un solo día aburrido ni preocupado por mi negro futuro o porque desde enero no veo una sola luca. No tengo tiempo para esas minucias.

Paradojas de la guerra
He aprendido de todo, algunas cosas importante como otras perfectamente inútiles aunque muy entretenidas. Entre las cosas inútiles estoy siguiendo dos cursos, el primero se llama Paradoxes of War, del profesor Miguel Centeno de la Universidad de Princeton, se trata de un curso muy interesante porque estudia la guerra como una herramienta de análisis de la sociedad desde el punto de vista de la sociología. Voy por la mitad del curso y estamos viendo cosas sobre la guerra que yo ni me imaginaba, buen curso.

Impacto de programas sociales
El segundo se llama Evaluación de Impacto de Programas Sociales, de Ryan Cooper del M.I.T. y jPAL, el curso es en español y Cooper, a pesar de su nombre, es chileno así es que es lo mismo que ir a clases en Chile. Es un curso que el M.I.T. da de manera presencial desde el 2009 y ahora lo lanzó gratis por EdX. Acabo de terminar la primera semana, la hice en un día gracias a que dispongo de tiempo y ando bien con las notas.


No es mucha gracia tampoco
En realidad no tiene mucha gracia que me vaya bien con las notas porque los proyectos sociales son mi área. La evaluación de impacto es algo que se hace cuando un  proyecto o programa ha terminado y trata de determinar de manera objetiva -dentro de lo posible- si se cumplió o no el objetivo, es diferente al monitoreo o la evaluación de Matriz de Marco Lógico porque aquí no se trata de verificar si se cumplieron las metas fijadas, las tareas o todo eso sino algo más fundamental: si fue o no buena idea hacer el proyecto y -por lo tante- si vale o no la pena replicarlo.

No es tan sencillo como parece
Esto que parece sencillo es bastante complicado y la objetividad del resultado es muchas veces dudosa. Supongamos que deseamos reducir la pobreza de un grupo de jóvenes desempleados, con un programa de educación para el trabajo. Luego que termina el programa hacemos un seguimiento y medimos que los jóvenes efectivamente tienen empleo y ganan más dinero que antes ¿eso es todo? ¿basta con eso para asegurarnos que el programa vale la pena replicarlo?

Desgraciadamente no, porque -por ejemplo- se podría haber dado el caso que por casualidad llegó una empresa cuando terminó el programa contratando gente y el aumento de los ingresos no tenga nada que ver con el programa. También podría ser que para mostrar buenos resultados se hayan esogido beneficiarios con mayor probabilidad de ser contratados, chicas bonitas por ejemplo (no es broma, yo estuve en un proyecto que hizo esa cuchufleta).

Entonces la evaluación de impacto trata primero de medir si se cumplió el objetivo y luego de mostrar si existe una relación causal entre el cumplimiento del objetivo y el programa o politica aplicado.

El famoso contrafactual
Eso se hace usando el contrafactual, es decir un grupo testigo lo más parecido posible y que enfrente similares condiciones pero al que no se le aplica el proyecto, luego se hace un análisis estadístico para ver si los datos suguieren o que existió (o no) esa relación causa-efecto.

Lástima que no sirve para nada
En la teoría parece un asunto perfecto, pero se trata de una metodología costosa, que toma mucho tiempo y esfuerzo. Además presenta un problema político muy espinoso, porque podría mostrar que las políticas, el proyecto y los millones gastados no sirvieron de nada. Aunque eso no preocupe a los técnicos a los políticos no les hace maldita gracia tener una evaluación ex-post relativamente objetiva que de resultados negativos.

El saber no ocupa lugar
Así es que este gran curso de una matería que es de mi área de interés, probablemente será el más inútil de todos los que he tomado, porque yo nunca he visto que se haga evaluación de impacto seria en estos proyectos y tal vez nunca se haga. Pero el saber no ocupa lugar y mi alma inmortal se regocija solo por poder darme cuenta que muchas cosas que se presentan como éxito son pura mentira y propaganda.

Quizás en un futuro
Tal vez algún día, por algún tiempo, terminaré trabajando en evaluación de proyectos sociales. Es un área donde he aprendido mucho no solo de teoría sino también de práctica, así es que me resultaría muy fácil. Aunque con mi carácter seguramente no voy a durar mucho, no nací para moverme dentro de la administración pública y andaría como pez fuera del agua, pero alguna vez tal vez termine haciéndolo, y tal vez me sirva de algo este famoso curso.

Bolivia:la ingenuidad y la tontera

martes, 12 de mayo de 2015


Ya empezamos mal
¿Como no chequean esas cosas antes de nombrarlos?, por lo menos deberían tener un perfil de cada uno. Ayayay presidenta, parece que la inteligencia tampoco funciona muy bien que digamos. Un regalo para Evo Morales, en bandeja de plata.

¿Fin a los problemas con Bolivia?
Algunos políticos y gente común han dicho que convendría dar alguna clase de cesión a Bolivia, porque de otra manera vamos a tener un problema eterno, lo escuché del diputado y buen amigo Rocaful anoche mismo en la televisión y sé que unos pocos tienen la idea de un énclave soberano o cualquier otra cosa más o menos simbólica haría que terminaran los problemas con el Gobierno de Bolivia, y así volveríamos a vivir como buenos hermanitos for ever.

Pensar como bolivianos
Esa es una idea ingenua y poco informada, muestra la incapacidad para pensar desde el punto de vista del contrario. El peor problema de Chile es que jamás han sido capaces de pensar como bolivianos, por eso nos tienen de cholitos a nosotros desde hace harto tiempo.

Lo que menos quieren es mar soberano
Resulta que a don Evo Morales lo que menos le interesa es que se termine el problema con Chile, la demanda y los reclamos no son para obtener territorios ni nada de eso, sino para afianzar su liderazgo. Eso es algo que en Chile no pueden entender, no conciben que el Gobierno Boliviano esté mintiendo en estos asuntos y no tenga el menor interés en la soberanía sino más bien agudizar el conflicto para ganar poder interno.

Hubo un tiempo que fuimos amiguis
Hubo unos años en que las relaciones entre los gobiernos de Chile y Bolivia andaban de mil maravillas. Eso empezó con el último gobierno de Paz Estenssoro, que copió la mayoría de nuestras políticas públicas y adoptó -incluso antes que Alan García- la idea que deberíamos ser competidores en la economía, no en la guerra.

La guerra contra las drogas lo arruinó todo
Yo estuve en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra a principios de los 90, cuando tenían una economía excelente, que se fue al diablo con la "guerra contra las drogas" de Banzer, Tuto y el Goni. Allí empezó todo.

Las relaciones de Chile con Bolivia eran perfectas mientras ellos tenían crecimiento económico, pero el shock de la erradicación de cultivos y un imprudente proyecto de sacar gas por puertos chilenos encendieron "la guerra del gas" que llevó al poder a Evo Morales, entonces se fué todo al diablo.

El gobierno Evo es especial
Hay que entender que el gobierno de Evo Morales no funciona como ningún otro gobierno. Es el único de la región y uno de los pocos en la historia encabezado por un campesino prácticamente sin instrucción, pero con bastante sentido común y habilidad táctica adquirida en las luchas sindicales.

Cero respeto por la ley
El Gobierno Boliviano hoy no tiene mayor respeto por leyes, tratados ni nada parecido, solo los usa como argumentos retóricos cuando le conviene pero no vacilan en mentir u ofrecer cosas que no tienen la más mínima intención de cumplir.

Es una forma de negociar muy aimara, y en general indígena, los mapuches actúan exactamente igual porque su cultura es todavía basada en la depredación. Si les conviene matar a alguien lo matan, pero si a ellos les tocan un pelo corren a los tribunales gritando escandalizados, ese es su juego y su manera normal de ser.

Si no fuera por la coca...
De hecho que Bolivia tenga hoy sus cuentas cuadradas con un aparato productivo en ruinas y las importaciones inmensamente superiores a las exportaciones, se explica porque el narcotráfico a gran escala se hace de manera ordenada y en manos del estado. Yo no tengo nada contra eso, pero muestra el poco aprecio que tienen por lo legal en esos lados.

Legalmente no hay como 
Chile siempre tratará de pelear a mano limpia -esto es cuidando las formas- contra un oponente con cuchillo, y siempre va a perder, al menos mientras esté Evo Morales en el poder nada de lo que diga será verdad ni nada de lo que ofrezca será cumplido. Si nosotros entendiéramos algo que es tan obvio podríamos negociar en su propio terreno y nos tendrían respeto, pero como somos un país exageradamente legalista, parece que estamos condenados a que se rian de nosotros una y otra vez.

Es una pelea mediatica
La pelea con Bolivia no es diplomática sino mediática, a Evo le importa un comino la soberanía, lo que necesita es ganar cámaras y cada vez que nos arrastra a una corte o a un foro, aunque pierdan, el gana, cumple su objetivo que es mantener contenta a su chusma.

En Bolivia toda la gente que conversé del asunto estaba clara que un corredor o un énclave no servían para nada, pero necesitaban humillarnos de alguna manera, ese es el quid del asunto, porque ellos fueron muy humillados en la guerra, cuando el fanfarrón que tenían de presidente se portó como un cobarde, y se arrancó antes de escuchar un solo tiro.

El complejo histórico
Esa es la humillación histórica que tienen que superar, porque como en todas partes hay gente buena y mala, pero la guerra los dejó estigmatizados. El Perú no tuvo esos problemas ¿se han fijado como podemos vivir sin grandes disputas con el Perú? eso es porque ellos pelearon, tuvieron sus héroes y mártires y se sienten orgullosos de lo que hicieron.

Hay que cortar el teléfono, nada más
La cosa es que lo mejor -y tal vez lo único- que puede hacer Chile es cortar completamente el teléfono con el Gobierno Boliviano, al menos mientras esté Evo en el poder. Siempre que se le enfrenten, los chilenos saldrán perdiendo porque es ladino y necesita golpearnos como sea, nunca tendrá buena fe con nosotros y Chile, legalista y amante de las formas hasta la hipocresía, nunca le podrá contestar como se debe.

Un pequeño apretón no cuesta nada
Así como a Evo no le interesan las leyes ni los tratados, nosotros podríamos hacer algo parecido, y sin desconocer el Tratado de 1904, deberíamos restringir su cumplimiento al mínimun minimorum, eliminando de a poco las concesiones unilaterales que ha ido haciendo el gobierno, ingenuamente. Bolivia depende enormemente de nuestros puertos y se confía estirando el elástico para ver hasta donde se rompe, una actitud muy típica. No estaría mal olvidarse un ratito de las cortes y los juicios para darle un poco de su propia medicina.

No tratamos con un gobierno "normal"
Si la gente que está a cargo en el gobierno se diera cuenta que no está tratando con un gobierno, digamos, "normal", al menos mientras Evo Morales sea presidente. Chile podría ser un poco más audaz y menos preocupado de las formas.

Tampoco deberían olvidar que los objetivos reales del Gobierno Boliviano son mediáticos y todo lo que dicen es de mala fe o mentira, absolutamente todo, cada palabra. Creerles, guiarse o responder a lo que dicen es ponerse una soga al cuello, solo deben recibir silencio de vuelta, que se enojen solos. Solos se tendrán que desenojar.

Historias de Bolivia
He escrito varias entradas sobre Bolivia, es un país que me encanta y también me gusta mucho su historia, que es un poco la de todos nuestros países aunque algo más exagerada. Si alguien quiere leer breves crónicas de historia boliviana le recomiendo estas entradas del blog

Como Bolivia perdió el sombrero
Bolivia y el estaño
Bolivia: auge y ¿caida? de la coca
Bolivia: auge y caída del gas natural
Bolivia: la Guerra del Gas (1)
Bolivia: la Guerra del Gas (2)
Bolivia: aparece Evo Morales 
Bolivia: la madre de todas las batallas
Como me imagino una guerra con Bolivia
Cuanto le cuesta a Arica el Tratado de 1904



El chileno apocadito
Tengo buena memoria con lo que leo. En los años setenta leía regularmente la revista Ercilla que compraban en mi casa donde Guillermo Blanco tenía una columna que ocupaba a última página, de esas columnas hubo una que nunca se me olvidó que se llamaba "El chileno apocadito".

Todo en diminutivo
Partía analizando las palabras que usamos frecuentemente y nuestro gusto por los dimnutivos, no nos compramos un auto o una casa sino "un autito", "una casita" y hasta cuando trata de abrirse paso en una multitud dice humildemente "con permisito". El lenguaje para tratar a los mozos estába lleno de eufemismos como "caballero" o "jefe", pese al profundo desprecio clasista que tienen por esos trabajos.

En realidad es el chileno acomplejado
Bueno, despues de darle varias vueltas a cosas como esas, Blanco decía que -aunque nos creíamos sobrios- en realidad eramos acomplejados. Teníamos un enorme complejo de inferioridad, casi tan grande como nuestro terror a ser considerados exéntricos o hacer el ridículo.Hablaba del "chileno apocadito" que trata de pasar desapercibido en la masa, nunca alza la voz, obsesionado por vestirse y actuar igual que todos.

Yo recuerdo bien esa época y me llamó mucho la atención, era verdad, tal como lo describía Blanco, siempre acomplejados frente a los argentinos primero y en realidad frente a todos los demás países, obsesionados por "como nos mira el mundo".

No soportamos la idea de grandeza
Supuestamente el chileno apocadito habría desaparecido a mediados de los ochenta, donde apareció el chileno fanfarrón. Pero nunca desapareció realmente, solo estaba encogido, abrumado al ver que cambios políticos. personas y empresas tenían éxito. El chileno apocadito nunca sacó mucho la voz, pero le repugnaba eso de ser "los jaguares de Latinoamérica" y no les cabía en la cabeza que chilenos pudieran tener éxito en otros lugares del mundo, tenía que ser mentira, eso era imposible según su ADN.

Volvieron los apocaditos
En el fondo el chileno apocadito, el mediocre y chanta volvió a tomar las riendas de la manos de la política, los "atributos" tan admirados a Bachelet eran precisamente no ser nada brillante, "alguien como uno" y se enfurecieron al darse cuenta que se estaba avivando. El otro día vi un programa en El Mostrador TV donde hablaban que toda esta histeria colectiva era una reacción de los chilenos apocaditos, no me extrañaría nada, los mismos panelistas eran un buen ejemplo del apocadito que volvió a asomar la cabeza después de tanto tiempo.

El juicio del mono
En realidad se llamó Scopes vs USA, donde el profesor John Scopes fue acusado en 1925 de enseñar la Teoría de la Evolución contrariando las enseñanzas de la biblia. Por parte de la fiscalía alegaba William Jennings Bryan, congresista, ex ministro y tres veces candidato a la presidencia de USA. Defendiendo al profesor Scopes litigó Clarence Darrow, el juicio fue causa célebre que dió causa a libros y películas por ser un ejemplo magnífico de una acusación absurda impulsada por la opinión pública fanátizada.

Más arreglado que mesa de cumpleaños
Fue un juicio muy bizarro, armado con el propósito de dar publicidad al pueblito de Dayton, Tenessee donde se enfrentaron los dos más grandes abogados de la época. Legalmente era imposible condenar a Scopes, pero el fiscal Bryan armó unos alegatos espectaculares, repletos de tinterilladas, dichos populares, sarcasmos y cosas por el estilo. Darrow por su parte hizo una defensa muy sólida llevando a testificar a decenas de científicos. Todo en vano por supuesto, la presión social fue más fuerte y el jurado condenó a Scopes, que tuvo que pagar una fianza de 100 dólares para no irse preso.

El juicio del mono, versión chilena
Ahora mismo estamos viendo una nueva versión de el juicio del mono, en los casos contra los dueños de Penta, Soquimich y unos políticos de derecha escogidos con pinzas "cherry picking" creo que le llaman a eso. El juicio es absurdo, tendrían que torcer y retorcer la ley para condenar por una acusación mediocre y llena de tinterilladas armada por la fiscalía, y la versión de muy bajo presupuesto que tenemos de William Jennings Bryan, nuestro fiscal Gajardo.

Gajardo el tinterillo
Si hablar estupideces o presentar un juicio demala fe fuese delito, todos los que participan hoy por la parte acusadora deberían estar presos. El caso que están armando es increíblemente malo, absurdo, y tapan su incapacidad con retórica. Todo es una farsa, los fiscales tienen ambiciones políticas y piensan que es su momento de oro, que se esperen un poquito qntes de cantar victoria porque les puede llegar de vuelta un golpe brutal. Por mi, se lo merecen.

Todo esto se tendrá que despejar en algún momento. El pobre y tonto Jorrat, que partió con todo esto, ahora lo pusieron a desarmar algo que se les escapó de las manos, está pagando carísimo su incompetencia, para que hablar la presidenta.

Y bueno, creo que me extendí demasiado  así es que mejor dejo la "otras yerbas" para otro día. Están pasando cosas tan extraordinarias en la política chilena que hay temas para rato, me encanta.

Entradas antiguas Entradas nuevas