Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mystery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often spring from boredom. "Be yourself, but bigger"

El problema
Una epidemia de violencia recorre el país. Y existe una nítida vinculación entre el aumento los delitos violentos y el crecimiento de la inmigración, en las ciudades con más inmigración hay más y peores delitos violentos. Crímenes que acá eran prácticamente desconocidas como el sicariato y secuestro de personas, hoy son usuales, tal como transeuntes heridos y muertos por tiroteos en la calle. Todo esto tiene a la gente alarmada y furiosa, la sensación es que nadie está seguro y hoy cualquiera puede ser abatido en lugares que antes solían ser seguros. 

Los "delincuentes extranjeros" llegaron para quedarse. Si los expulsan volverán a entrar como si nada pues se aprovechan de cada una de las garantías que se han ido acumulando a favor del crimen, gracias a los políticos hipócritas, y su Reforma Procesal Penal. La corrupción y la desidia rigen en su peor institución: el Ministerio Público, que se ha convertido en colaborador eficaz de los criminales. Todo esto ha atraído a delincuentes extranjeros como un imán, porque resulta difícil encontrar otro lugar en el mundo con una impunidad al delito parecida a la que hoy tenemos. Esto es un hecho, en ningún otro país medianamente civilizado hay tantas facilidades y garantías legales para los criminales, como en Chile hoy.

La causa
Durante los últimos seis años, más o menos, hemos recibido  más de un millón de inmigrantes, nadie  sabe con precisión cuantos porque la mayoría son ilegales que no están registrados en ninguna parte. Simplemente entraron y hoy muchos se dedican al comercio ambulante, a mendigar en los semáforos, a traficar drogas o integrar pandillas dedicadas especialmente a los delitos más violentos.

Obviamente que no todos los que llegan a Chile tienen esas características. En nuestros consultorios y hospitales hay médicos extranjeros por ejemplo, algunos trabajando en puestos muy inferiores a sus calificaciones porque no han podido validar sus títulos en el país. He tenido oportunidad de conocerlos durante el año que estuve acompañando a McDonnell en su enfermedad y mi opinión de ellos es muy buena, creo que han sido un gran aporte al país. También hay mucha gente que ha llegado a trabajar y abrirse paso honradamente, como lo hicieron muchos peruanos décadas atrás.

En esto de la inmigración también se cumple la Ley de Pareto: los buenos son un 20% y el 80% restante valen poco o nada. Mientras trabajen honradamente no hay problema, así y todo, incluso muchos honestos son una pesada carga para nuestro "generoso" sistema de seguridad social. Ellos nunca contribuyeron con un peso y reciben muchas veces beneficios de educación, salud y vivienda, entre otros, pero bueno...

Yo mismo me estoy beneficiando con este welfare state para la chusma. Personalemente no tengo problemas y como cualquier día de estos me voy a morir, mi resultado neto será muy bueno. El que si va a tener problemas es el Tomás Jr. y sus hijos -si se le ocurre tenerlos- así como todos los de su generación, porque no cabe duda que de la noche a la mañana las arcas fiscales se van a quedar vacías y todos los "beneficios" que reparte el estado van a desaparecer, via inflación y otros mecanismos que ya conocemos bien.

Entonces -no ahora- es cuando va a explotar el problema económico de los inmigrantes, pero como la gente normalmente solo ve el corto plazo, por ahora les importa un comino. Cuando se acabe la plata fiscal no serán solo inmigrantes los desempleados, con empleos de subsistencia, mendigos o delincuentes, es algo que se va a generalizar a buena parte de la población, tal como ya pasó en Venezuela.

Pero ese no es el único, ni menos el principal de los problemas. Bien podría ser que ocurriese algún milagro -cosa improbable- y la economía pueda soportar esta carga parasitaria sin derrumbarse- el verdadero problema es que los incentivos no son a trabajar y crear riqueza, sino a recibir a cambio de nada, la mendicidad se está convirtiendo en una cultura, porque mucha gente se siente con derecho a recibir sin dar nada. Cuando inevitablemente se cierre esta llave de la abundancia, muchos pasarán a mendigos o delincuentes, es algo que ya está pasando. Lo que hoy nos parece una explosión de delitos es solo el comienzo de algo mucho más grande que se viene

Y la solución
En cuanto a las soluciones, mucha gente tiene una visión simplona, exigiendo deportarlos a todos o a la mayoría. Eso es imposible porque los inmigrantes no pueden ser "dejados en la frontera", mientras estén en la frontera seguirán en territorio chileno bajo nuestra responsabilidad y si ponen un pie en el otro lado, ese país deberá aceptarlos. En vista del problema que se ha creado es seguro que ningún país los aceptará, ni siquiera sus países de origen.

¿No hay solución entonces? Claro que la hay, y en varios niveles. La solución general es ponerles problemas para que los oportunistas o delincuentes se vayan por si mismos, sin que nadie los eche. Entonces iran quedando los mejores, que si son un aporte.  Algunos haitianos ya lo han hecho así, pues aunque nadie les ha puesto problemas les ha resultado muy difícil adaptarse a vivir en Chile y se han largado, otros han encontrado un lugar y se sustentan por si mismos, bien por ellos, siempre necesitaremos gente honesta y empeñosa.

Pero a los primeros que hay que hacer la vida imposible es a los delincuentes, extranjeros y nacionales. Y el único medio factible es una contrareforma procesal penal que elimine el Ministerio Público y  sustituya a los fiscales por jueces instructores dentro de cada tribunal. También es indispensable una reforma penal que modifique el nefasto sistema de beneficios carcelarios. Lo normal debe ser que las penas sean cumplidas en su integridad y los beneficios solo la excepción.

Entonces si que se le terminaría la fiesta a los delincuentes, devolviendo las atribuciones y garantías que toda policía debe tener, con un sistema de inteligencia y un aparato represivo eficaces en ambas policias con las mínimas trabas. Cuando los delincuentes vuelvan a temer de la policía, recién entonces se comenzará a resolver el problema de la violencia en el país.

Luego hay que dificultar un poco la vida de los que reciben servicios de seguridad social. No es posible que un recién llegado al país reciba los mismos beneficios sociales de los que han vivido y contribuido al financiamiento fiscal. Los servicios de seguridad social que reciban los inmigrantes deben ser restringidos y para los que hayan ingresado ilegalmente deben ser apenas los mínimos humanitarios.

Finalmente se deben colocar impuestos sobre las remesas que se envían al extranjero. No es posible que dinero que muchas veces es de origen fiscal sirva para que la reciba y gaste gente en otros países, esos es una aberración porque existe toda una cultura perversa en torno a las remesas. Si quiere remesar primero pague un buen impuesto, a lo menos del mismo nivel que el IVA que todos pagamos, eso para empezar. 

Todo esto que pongo no es nada nuevo ni revolucionario, es simplemente lo lógico y racional que se aplica en todos los países civilizados. El que intenta ingresar o vive ilegalmente en cualquier país de América del Norte o Europa se arriesga a que lo metan en una jaula y lo deporten. Sobre todo les ponen mil problemas para el ingreso, además son países donde la policía es respetada y temida por los delincuentes, las leyes están hechas para reprimir los crímenes, proteger a las víctimas y no a los delincuentes como las nuestras. 

No hay nada más simple y lógico que eso. Pero vivimos en un país con locura temporal, un festín de los audaces tomado por los ladrones, sinverguenzas, oportunistas y demagogos. Eso explica por qué las cosas de mínimo sentido común y que son aceptadas en todas partes, en nuestra dulce patria se ven como cosas casi imposibles de implementar. Es lo que habrá que hacer en algún momento y mientras más nos demoremos será peor para todos


Coronavirus al ataque
La Pilar, que trabaja en un Juzgado desde que Andrés Bello escribió el Código Civil (menos mal que no lee mis tonteras) llegó con la noticia que habían hecho la prueba de PCR en el trabajo y siete de sus colegas estaban infectados, ella no lo tomó pero ahora tendrá que hacerlo. Claro que lleva tres días sin ningún síntoma así es que yo dudo que se nos muera, por si acaso le dije que hiciera su testamento y que se acordara de mi, solo en caso. Igual, si está infectada es hasta ahora asintomática, ojalá sea así y todos en la casa nos infectemos, porque eso fortalece el sistema inmunitario sin tener que pincharme. 

Ya se sabe que la nueva mutación del SARS-CoV-2 en la mayoría de los casos no causa síntomas, y cuando los causa, mayoritariamente se parecen a los de un resfrío común. Yo no veo tele, pero hoy me desperté temprano en la mañana y estaba el televisor prendido mostrando la histería por tomarse pruebas PCR. Que estupidez más grande, entiendo que uno se tome la prueba si presenta síntomas, pero tomárselo sin síntomas me parece una brutalidad ¡Cómo deben estar ganado plata los que fabricaron los kits de PCR! Leo en Internet

"Adar Poonawalla es el jefe del Serum Institute de India. Vive en una mansión alquilada por decenas de miles de euros a la semana en Londres y dice que una charla de Bill Gates le inspiró para convencer a su padre de que invirtiera a lo grande en la fabricación de vacunas"

No soy envidioso y me alegra el ojo que tuvo don Adar -¡y Marcelo!- para invertir en eso, pero lamento la estupidez global generada por todo esto. Es tal como en la novela "La Peste" de Camus, este asunto ha sacado lo peor de las personas. Cuando le estimulan la cobardía y el histerismo, las personas son capaces de mostrar su lado más miserable. 

Si yo me enfermo de Covid-19 me da lo mismo, porque, ya sea de ataque cardiaco, shock diabético, alguna clase de cáncer o cualquiera de los miles de posibles enfermedades, para qué nombrar la cirrosis, de alguna de ellas me voy a morir. Que sea antes o después ¿A quién le importa? Por si las moscas tengo bien guardado un frasco de morfina que heredé de mi amigo Tom ¡Para apurar la cosa de ser necesario! Contra las enfermedades y la muerte no existen victorias definitivas

"Pero sabía que, sin embargo, esta crónica no puede ser el relato de la victoria definitiva. No puede ser más que el testimonio de lo que fue necesario hacer y que sin duda deberían seguir haciendo contra el terror y su arma infatigable, a pesar de sus desgarramientos personales, todos los hombres que, no pudiendo ser santos, se niegan a admitir las plagas y se esfuerzan, no obstante, en ser médicos".

El presidente y su gabinete de flaites
Así me comentaba un amigo, muy enojado por la apariencia descuidada, informal y hasta algo sucia del  presidente electo y su gabinete. Yo creo que es una crítica injusta y un poco ridícula, puse en Twitter mi recuerdo de cuando asumió el mando Salvador Allende, hasta entonces todos los presidentes habían asumido con frac y sombrero de copa, como por ejemplo Eduardo Frei, miren esta foto del cambio de mando en 1970, Frei en traje de etiqueta, con frac, corbata de humita, chistera, etc. mientras Allende fue con un terno normal, por primera vez en nuestra historia republicana

La lluvia de críticas fue similar a las de hoy, pero a partir de 1990 hasta hoy, todos los presidentes fueron al cambio de mando usando un terno, la mayoría de ellos hechos a la medida por el sastre Samuel Ugarte o por su padre. A propósito mi papá, que le quedó un solo terno de Ugarte cuando se fue a pique, decía que si había que ponerse un terno en Chile debía ser de esa sastrería y a la medida, Un terno de grandes tiendas para él era una humillación y muestra de mal gusto inaceptable. Por algo yo jamás he tenido un terno.

Me dicen que las formas importan, yo creo que las formas nunca han importado por si mismas, solo importan si reflejan una tradición o un consenso. Y como sabemos las tradiciones cambian ¿Qué pasaría si Boric va al cambio de mando con frac, corbata de humita y sombrero de copa? Me encanttaría ver algo así, pero creo que no va a pasar. Vestirse de manera ridícula es solo una forma de arrogancia, como la chomba de Evo Morales o el sombrerito ridículo de Speedy Gonzalez, lo hacen para mostrar que pueden vestirse como les da la gana, a mi al menos no me molesta.
Los tontos se distraen con tonteras
Lo que si me molesta es que la gente común se deje distraer por esas cosas, que ni deberían discutirse y se pasen por alto cosas importantes que si merecen discusión. Para mi por ejemplo, que Boric -siendo más joven- haya sido sorprendido robado en un supermercado, lo hayan detenido y abierto un juicio abreviado, bueno, se puede entender como una locura o error de juventud. 

Lo que no entiendo es que jamás haya mostrado un arrepentimiento sincero, más bien cuenta con una especie de torcido orgullo cuando se llevó "la promo" sin pagar. Para mi eso muestra que tiene lo que en Perú llaman "incapacidad moral permanente" para gobernar, un presidente no puede echar a la broma haber robado, ni una gallina ni millones: da lo mismo porque robar es robar.

Pero ahora está de moda que los políticos se sienten con la libertad para ser deshonestos y traicioneros. Ricardo Lagos jamás se retractó de los innumerables escándalos de corrupción y sobresueldos que debieron llevarlo a la cárcel, ni Bachelet mostró arrepentimiento por haber mentido -al menos sobre una especialidad médica que nunca tuvo y ostentó publicamente. Cuando mostraron la traición de Sebastian Piñera a Evelyn Mathei en los noventa, pensé que ese debía ser su fin como político. Nada de eso, llegó a ser presidente dos veces, igual que  Bachellet.

Claro que nunca antes llegamos al extremo actual, pero como dije las tradiciones cambian. De cualquier manera a mi me alegra mucho la incapacidad, que es evidente, tanto en el presidente como de sus ministros porque yo espero que les vaya pésimo. No hay hipocresía más grande que eso de decir "yo quiero que al gobierno le vaya bien porque si no a todos nos va a ir mal". Que estupidez más grande.

Yo no soy ningún caído del palto como muchos gallinas y estúpidos de la derechita. Yo espero que a este gobierno le vaya pésimo, que fracase en todo lo que intente. Por eso me alegra que haya escogido a los peores, si el gabinete tuviese puros tipos btillantes estarria asustado y muy preocupado, pero no hay mucho que temer: solo hay que dejarlos que gobiernen, la oposición ni va a hacer falta. Ojala que el gobierno fracase en todo, porque cada cosa que consiga será un daño duradero para el país y para todos nosotros.


El foco cambiado de la izquierda
Porque el fracaso de la izquierda es la clave del éxito de Chile, y viceversa, el éxito de la izquierda es el fracaso de Chile. La izquierda triunfó en Cuba, en Venezuela, en Nicaragua, también ha triunfado en Bolivia y en Argentina. Si le va bien al gobierno de Boric le irá mal al país, y no hablo del "comunismo" ese cuco, el viejo del saco que aterroriza a los gallinas de la derechita, el verdadero enemigo es desde la social democracia de Evopoli. buena parte de RN y la UDI hacia la izquierda, ellos son mucho más peligrosos que los comunistas, porque le pavimentan el camino a ladrones, oportunistas y toda clase de sinverguenzas.

El fracaso social demócrata es global y se está dando en todo el mundo. Pero poca gente se da cuenta todavía, el terror irracional al "comunismo" los hace perder el norte y cometer estupideces como poner en la presidencia a miserables: Frei, Lagos, Bachelet y Piñera, que finalmente le pavimentaron el camino a los actuales elegidos. La buena noticia es que estos son mucho más inacapaces que sus predecesores, así es que alegrémonos de cada uno de sus disparates. En lugar de enfurecernos deberían alegrarnos, porque cada disparate es un paso más hacia el fracaso de su "proyecto".   

Aprovechando que he acumulado una saldo en Paypal, volvi a reflotar el dominio tombrad.com, que era mi bodega, donde guardaba de todo, respaldos y cosas por el estilo. Hace un año atrás o algo así se venció el hosting y andaba sin plata para renovarlo pero como ahora soy pudiente, aproveché de contratar un nuevo hosting y estoy llenandolo de nuevo.

Lo primero que hice fue respaldar bradanovic.cl y también respaldé mi antiguo sitio web, que empecé a armar en el año 1998 y lo tuve durante un montón de años en ese mismo dominio, o sea ya tengo mi propio Wayback Machine por si alguna vez necesito algo de ese antiguo material. 

Ahora he estado subiendo mi nueva biblioteca, son como 4.000 títulos, y tengo muchos más por otras partes que iré subiendo con el tiempo. Por supuesto no los he leído todos, hay cientos de títulos que solo les he visto el nombre y me da flojera o desinterés leerlos, en especial la Biblioteca Filosófica Política, que tiene más de 100 carpetas con los títulos más conocidos de la filosofía. 

De esos no he leído casi ninguno, aparte de un par de libros de Camus y alguno marxista, el resto la verdad es que no me interesan ni un comino. Detesto leer filosofía, aunque picoteando en el mar de basuras a veces se encuentra algún párrafo divertido, la verdad es que la filosofía me aburre y siento un profundo desprecio por la mayoría de los filósofos, todos pájaros raros con una redacción espantosa y un ego del porte del Everest. Me dan risa y un poco de pena leer como se creen importantes y sabios toda esa tracalada de onanistas mentales. Creo que no hay un solo libro que recomiende leer de allí, salvo tal vez La Peste de Albert Camus, por si alguien no lo ha leído.

Hay varios libros, principalmente novelas, que les recomendaría, partiendo por Muerte en la tarde de Hemingway, un excelente libro de tauromaquia y más que nada sobre España tierra que Hemingway admiraba desde niño. Tengo más de Hemingway, Fitzgerald y otros de la Generación Perdida pero todavía no los he subido. También recomiendo la mejor novela del gran Vargas Llosa La casa verde, si alguien no la ha leído la recomiendo a ojos cerrados, también tengo La tía Julia y el escribidor, que enfureció tanto a su primera mujer, buenísima, Quien mató a Palomino Molero, donde incursiona en el género policial y el primer capítulo de El héroe discreto, Bueno, esos son mis dos escritores favoritos y ya subiré más libros de ellos en la medida que los ubique en alguno de mis discos duros.

Hay una parte del delicioso libro El dinero, de J. K. Galgraith, gran escritor y economista menos que mediocre, igual es uno de mis imperdibles. Tengo también Julio César, de Shakespeare, una de las muchas obras excelentes, ideal para hacerse adicto a este tremendo escritor. De Adam Smith tengo La teoría de los sentimientos morales (en formato epub eso si) libro muy interesante y poco conocido. Tengo La vida como juego de Alan Watts (apaisado eso si) y por supuesto La rebelión de Atlas de Ayn Rand (892 páginas, les advierto. pero se lee de un tirón).

Sobre política tengo Chile en los documentos de la URSS (1959-1973) y una de las mejores crónicas políticas que he leido Las banderas olvidadas, de Tito Mundt. De Serrano del Pozo tengo Portales y Santa Cruz (1836-1839) un libro reguleque, El epistolario completo del Mariscal Andrés de Santa Cruz, el Napoleon andino (Gracias a Pedro). El Black Bloc, manual de la lucha callejera. De Graham Greene El americano impasible. Una buena Semblanza de Karl Popper por Joao Carlos Espada que lo conoció bien. De nuestro gigante de la historia don Francisco Encina, el clásico Nuestra inferioridad económica

También está la excelente Historia ilustrada del célebre combate naval de Iquique, ilustrada por Allan Ortega Becerra y a propósito de libros ilustrados tengo Señoras y señores, del genial Lukas, La Memoria social de la Población Santiago, de la cual tuve el honor de ser uno de los fundadores y donde pasé los mejores años de mi niñez. De Roger Penrose el interesante libro La mente nueva del emperador, que empecé y no he terminado, así es que no está muy bien redactado.

Cómo no recomendarles el expléndido libro Recuerdos del pasado de don Vicente Pérez Rosales, un libro de memorias increíblemente bueno. Una novela apasionante es El jugador de Claude Cueni, que trata de la vida del extraordinarioo John Law y su época, es un imperdible para los que nos gusta la historia, Para los que les interesa Marcel Proust -a mi nunca me ha gustado- temgo En busca del tiempo perdido I, que tal vez es su principal obra. Y ya que estamos con clásicos, desde luego Las mil y una noches, uno de los libros más maravillosos que se escribieron en la antiguedad.

Un libro curioso e interesante de leer es el Bestiario medioeval, está en epub eso si. Tambiéb le tenemos El camino del Tao, un clasico sobre el tema de Thomas Merton. Del gran Truman Capote tengo el libro Plegarias atendidas, no es el mejor pero está muy bien escrito y vale la pena leerlo, Un libro alucinante aunque difícil de leer es Cautiverio Felíz, donde Francisco Nuñez de Pineda cuenta su experiencia como cautivo de los araucanos.  

Sobre la época del salitre tengo Tarapacá y Antogagasta, de Julio Gaete Leigthon, donde cuenta la cara desconocida de esos años y cómo fueron los agitadores del naciente Partido Comunista los que terminaron hundiendo a todas las regiones salitreras. También tengo dos novelas soberbias de grandes escritoras: de Harper Lee Matar un ruiseñor y de Isak Dinesen Memorias de África, dos clásicos imperdibles.

En fin, hay muchísimos más títulos pero creo que estos son los que yo recomendaría leer. Hay también buenas novelas de espionaje de John Le Carré y de Federick Forsyth así como muchos más libros. Hay subcarpetas en las que si uno entra encuentra muchos más títulos, en algún momento tendré que ordenar toda esa majamama. También me faltan montones de mis libros favoritos que todavía no he subido, porque tengo que encontrarlos entre mis discos duros primero.

Yo que crecí en un mundo donde había que comprar libros o ir a la biblioteca, no puedo dejar de maravillarme por el hecho de tener cuatro o cinco mil títulos al alcance de un clic en mi propio equipo para leerlos cuando quiera. Mucha gente prefiere los libros de papel, pero yo los desterré hace años, creo que un libro de papel solo sirve de adorno o como recuerdo, no tiene ni una sola ventaja y hasta hay que comprarlo, cosa que violenta mi naturaleza de tacaño extremo. En fin, cuando vaya subiendo mis títulos favoritos les iré avisando. Algún día ordenaré el enredo que tengo en los archivos, paciencia.

El don es algo de lo que ya he escrito antes, cada uno de nosotros parece nacer con algunas facilidades naturales para ciertas cosas y de eso se trata el refrito que va a continuación. 
P.D. retiro lo dicho sobre los abogados porque Leopoldo Parra salvó mi casa del remate, él si que sabe muy bien lo que hace, lo recomiendo absolutamente. En fin, aquí voy:

Degustador de parrilladas (publicado originalmente el 30 de marzo de 2006)

Varios años atrás, a principios de los 90 pasó a saludar a mi oficina un buen amigo que era inspector de la Policía de Investigaciones, desde que entró noté que andaba muy molesto, hasta que finalmente me dijo "compadre, por aquí hay un muerto, hay olor a muerto". Yo pensé que me estaba haciendo alguna broma, le dije que no olía nada pero el tipo seguía inquieto y con mucho desagrado, "no, no, si yo conozco bien ese olor asqueroso, lo odio", le dije que tal vez habría un ratón muerto o algo así pero nada, insistía que había un finado y se fue convencido que por algún lado cerca había un muerto. 

Ese día le pregunté a cada uno de los que entraron a la oficina y nadie sintió absolutamente nada, hasta que me olvidé del asunto. Y al día siguiente encontraron al muerto; un tipo que se había ahorcado en el departamento del lado, seguramente cuando estábamos conversando o poco antes ¿como pudo oler nada si el tipo estaba recién muerto?, ese era uno con condiciones extraordinarias para su trabajo. Después se fue trasladado con un buen puesto y nunca más supe que había sido de el. 

La mayoría de las personas trabajan por obligación en lo primero que encuentran, o donde mejor les paguen y simplemente hacen lo que pueden dentro de sus capacidades. Algunos son flojos, inútiles, otros son aplicados y trabajadores pero hay unos pocos que parece que nacieron para el trabajo que hacen, son rara avis, pero de haberlos, los hay. 

Yo he conocido unos pocos de esos como mi amigo el detective. Conozco dos soldadores y un pintor de autos que también tienen el don, un par de profesores de matemáticas -Galleguillos y Dávila- que eran una máquina de enseñar: claros, perfectamente ordenados, pacientes. Rodrigo Nuñez que donde pone el ojo pone la foto, certero, impecable. Hay médicos que también tienen esa fama pero la única vez que fuí a uno fue donde el doctor Sakurada para que me volara un lunar así es que no tengo experiencia personal. 

Mi amigo Eduardo, pirihuín de pipa, tiene el don de la cocina: nada le queda malo, mientras prepara parece que va derecho al desastre, porque experimenta y se arriesga con cosas que nunca ha hecho, no sigue un stock de recetas, y como tiene el don, al final todo lo que toca le queda rico. 

En cambio en otras profesiones jamás he encontrado a alguien certero. Conozco muchos mecánicos y algunos muy buenos con las manos, pero ninguno con el don de diagnosticar: sino que van tanteando por el costoso método de prueba y error. Lo mismo con los albañiles o abogados, nunca he conocido a uno que le achunte, a puros palos de ciego nomás. 

¡Que lindo es ver trabajar a estos tipos que tienen los dedos para el piano! todo lo que hacen parece fácil y les sale bien ¿por que será?. Así es que yo me puse a averiguar cual podría ser mi don en el caso en que me viera en la penosa obligación de trabajar, y lo descubrí: mi don es ser degustador de parrilladas, como la que me comí anoche. Esa -sin duda- debe ser mi vocación y mi don natural.

Estuve viendo recién un video del divertido y siempre interesante Dan Arieli, economista, psicoloco, popular columnista y profesor de la Universidad de Duke, que contaba sobre un recuerdo de la época  en que estuvo hospitalizado en Israel, por las graves quemaduras producidas durante una celebración al terminar su servicio militar.

Se trataba de lo siguiente, en su misma sala había un soldado que tratando de desactivar una mina había quedado gravemente herido, perdiendo ambos brazos, entre otros daños. Como era más o menos previsible, su novia se mandó a cambiar, ni siquiera hizo la comedia que lo iba a aguantar por un tiempo sino que se fue enseguida, tal vez a buscar a otro que estuviese completo. 

Cuenta Arieli que entre los pacientes, incluido el propio afectado, fue motivo de mucha conversación y controversia la actitud de la novia ¿Estaba en lo correcto en largarse sin más? La opinión general era que dependía mucho del grado de compromiso que hubiesen tenido; socialmente se juzga distinto esa misma actitud si era una relación de unas pocas semanas, un noviazgo formal o si hubiesen estado casados: a mayor compromiso era socialmente peor visto la PLR.

Es más o menos lógico que se espere más "lealtad" o "sacrificio" en la medida que el compromiso sea mayor, nada de raro que una esposa con algunos años de matrimonio a cuestas esté más dispuesta a quedarse al lado del tipo al que ya está acostumbrado, aunque sea manco, una novia ocasional en cambio podría decir "este no es el mismo tipo que yo conocí, con dos brazos" y no sería tan mal visto si se manda a cambiar.

Aquí es donde Arieli hace un giro sorprendente y hace una analogía con la lealtad entre trabajadores y empresas. Cuando el compromiso entre trabajadores y empresas es débil entonces no tiene nada de raro que ambas partes hagan lo que sea necesario para deshacerse de la otra a la primera dificultad. Arieli argumenta mucho sobre las empresas que no se comprometen con sus trabajadores, pero también existe lo opuesto: trabajadores que ven a su empresa como un explotador al que tienen que soportar "solo por la necesidad" y al que sabotean en la primera oportunidad que tengan.

Yo tuve relación por muchos años con empresas pequeñas y medianas, donde esta enamistad, fomentada especialmente por los políticos en provecho propio, es muy común. Nunca entendí realmente a los tipos que se quejaban amargamente de su empresa y su trabajo, siempre les decía ¿Y por qué no te largas? "Ah, es que no puedo, tengo deudas, obligaciones hay que aguantar a los negreros". 

Que actitud más estúpida y cobarde, en mi caso, apenas me empezaba a apestar algún trabajo me mandaba a cambiar sin más, solo un pobre diablo puede trabajar en un lugar que odia. Y tiene que ser muy poca cosa si además se queja y trata de boicotear a los que le pagan su miserable sueldo, que sin duda ni se merece. 

Yo me perdí grandes oportunidades de desarrollo profesional y económico cuando me fuí de la importadora en Zona Franca, que fue mi primer trabajo, estando en una posición muy buena. Pero ¿Me las perdí realmente? Para nada, de haberme quedado trabajando por la plata y la posición social probablemente hoy seguiría haciendo el mismo trabajo en la empresa -que todavía existe- casi 40 años después. De solo pensar en eso me da escalofríos.

El compromiso y la lealtad no pueden forzarse, ni de parte del empleador ni del empleado, tal como tampoco se puede forzar la lealtad en una pareja. Son cosas que se dan o no se dan y cada uno decide lo que entrega y cuando.

Recuerdo por ejemplo que cuando tuve negocio contraté a unas 8 o 9 personas, creo que con todos llegué a tener una buena amistad y de no haber quebrado antes, tal vez me habría gustado que siguiéramos trabajando para siempre. Lo mejor es que hicimos buenas migas mutuamente y cuando me fui a pique recibí muestras de lealtad increíbles, hasta hoy las recuerdo con mucho cariño. Pero eso es algo que no siempre se da.

Lamentablemente en las relaciones personales y en la relación de empresa a empleado por estos días casi no existe lealtad. El veneno del resentimiento social por una parte y la prepotencia por la otra han ido envenenando poco a poco los lugares de trabajo, que es donde los asalariados pasan casi un tercio de su vida adulta ¿Quien puede ser tan imbécil como para entrar a para trabajar en un lugar que detesta y vivir quejándose de la supuesta explotación a que es sometido? Para mi la gente así, tal como los empresarios prepotentes y abusadores no valen nada. Son dos caras de una misma moneda.  

Negocios individuales

19 enero 2022

 Me alegró mucho leer en Facebook que Andrés, mi amigo y regular de este Templo del Ocio había abierto un local de venta de sandwich en Lima, que es su ciudad. Creo que un par de veces les comenté que entre los muchos negocios que planificamos con Tom McDonnell cada vez que nos tomábamos unos tragos, el de la venta de sandwich era recurrente, Tom preparaba unos espectaculares y empezabamos a conversar nuestra idea de instalar la casa rodante en la playa, mi amigo ya se veía con un extravagante gorro y chaqueta de chef  preparando los sandwich que venderíamos como locos.

Por supuesto que cuando se nos pasaban los efectos del alcohol -él llamaba "martinis" a unos vasos llenos de puro vodka- también se nos pasaban las ganas de trabajar, ambos éramos más flojos que la mandíbula superior y Tom no necesitaba plata para nada, solo lo pensaba como una entretención, para hacer algo divertido. Sin embargo siempre he pensado que la idea de los sandwich era incluso mejor que la de las Longanizas T-and-T, que fue una de nuestros primeros negocios imaginarios ¡y hasta fabricamos unas pocas!

El sandwich es un negocio probado  y que permite infinitas innovaciones, creo que es uno de las mejores formas de empezar con un pequeño negocio individual, por eso invité a Andrés a que le diera un vistazo a mi curso guerrilla -gratis- Empresas individuales en mercados de subsistencia, el video.que encabeza esta entrada es el que grabé para el cierre del curso que hice hace unos 8 o 9 años atrás, cuando todavía tenía algo de pelo y no se me había desinflado la cara.

El negocio de una sola persona o familiar es algo que siempre me ha apasionado, estoy convencido que se enseña mal, pésimo y que se dan consejos que no sirven para nada, al contrario, son consejos que perjudican al pequeño empresario, porque las cosas que sirven a las grandes empresas -que son las que conocen los profesores- no sirven para nada a las empresas pequeñas, al contrario, son contraproducente.

A un negocio pequeño no le sirven para nada los estudios de mercado, porque el negocio personal para que le vaya bien debe hacer una apuesta improbable, tampoco le sirve preocuparse por llevar control del negocio, eso es cuando la empresa crece, ni preocuparse por los costos porque normalmente los negocios pequeños operan con márgenes de ganancia enormes y ventas muy bajas. Un pequeño empresario individual solo debe preocuparse de tres cosas: vender, vender y vender. Si a alguien no le gusta vender que ni se meta a empresario, mejor que busque un trabajo asalariado.

En fin, no quiero alargarme mucho con esto, solo quería mencionar mi cursito guerrilla que ha tenido miles de alumnos de todo el mundo (8.628 estudiantes en Udemy solamente) y aunque no me ha dado ni un peso si me ha producido grandes alegrías, especialmente cuando recibo mail donde me dicen que el curso los ayudo a darse cuenta de cosas en las que nunca habían pensado. Con eso me doy más que pagado.

P.D. y antes que se me olvide, la sandwichería de Andrés está en Jirón Fulgencio Valdez 677 (altura de la cuadra 12 de Avenida Venezuela), barrio de Breña en Lima, Perú. Datazo para mis amigos y regulares limeños

El espejismo del litio

18 enero 2022

Todo el alboroto que se ha creado en torno a la licitación del litio es inútil y hasta un poco ridícula. En esta columna de Mario Waissblut en The Clinic, se resume lo más obvio, cosas que debiesen ser conocidas por todos aunque han generado sorpresa en la gente que está desinformada -que no son pocos- pero hay más de esto.

No se trata solo de que lo que se licitó es apenas un 4% de las reservas que hay estimadas en el país. Tampoco que es mentira que Chile tenga las mayores reservas de litio del mundo, apenas tiene el 10% aunque, como veremos más adelante, alguna vez llegó a ser el mayor productor a nivel mundial. No repetiré que el litio representa apenas del 5.%. al 8% del costo de la batería.

Todo eso sale en el artículo de Waissblut y debería ser de público conocimiento desde hace rato, no es un misterio que esa idea que el litio es un recurso "estratégico" que nos puede convertir en un país extraordinariamente rico es una idea ridícula, entre otras cosas porque la tecnología del litio para baterías ya está en su ciclo de declinación porque se ha mostrado que no sirve para la electromovilidad en gran escala, digan lo que digan algunos chinos, Elon Musk o estafadores por el estilo. 

Si algún día los autos eléctricos se masifican -cosa que dudo mucho, al menos mientras esté vivo- no serán con baterías de litio, cualquiera que entienda lo básico de electricidad, si estudia el asunto un rato y no se deja engatusar con las mentiras que abundan por todas partes, puede darse cuenta que el litio no sirve para electromovilidad, tal como no sirvió el niquel-cadmio, el plomo-ácido y otras tecnologías por el estilo.

Para que los vehículos eléctricos se masifiquen tendrán que inventar primero una nueva batería que mejore dramáticamente dos deficiencias de las actuales: la densidad y la rapidez de carga, deberá ser con algo completamente distinto a la tecnología ion litio, que tocó techo hace rato, así es que pensar que el litio será el oro del futuro es una idea bastante ridícula. Pero todo eso es obvio, quiero contarles muy brevemente un par de cosas mucho menos conocidas.

"Estratégico" por un mal entendido
La
primera es que el litio y el uranio (ignoro si habrán otros más) son recursos que quedaron fuera de la Ley Minera hace muchos años, no pueden ser explotados libremente, no son sujetos de concesión plena, que es la figura legal inventada por José Piñera que hizo el milagro de convertir a Chile, que producía 500.000 toneladas en los años setenta a las actuales exportaciones de  más de cinco millones de toneladas, si la memoria no me falla. Un incremento de las exportaciones en diez veces ¡un orden de magnitud! Esas son cosas que casi nunca podemos ver en economías como la nuestra.

Y no solo el cobre, muchos otros minerales han multiplicado enormemente las exportaciones de Chile desde que los inversionistas privados entraron masivamente a explorar y explotar. Pero el litio no tuvo esa suerte, leo en un artículo de Ana Rodriguez y Simón Boric escrito el año 2015

La historia empezó durante la Guerra Fría, cuando, en plena carrera nuclear, se pensaba que el litio servía para hacer bombas. Fue entonces que Estados Unidos impulsó al resto de los países del mundo a declarar al mineral un recurso estratégico. Lo mismo sucedió con el uranio y otros elementos de importancia para el uso militar. Con el correr del tiempo se entendió que para la aplicación nuclear con fines bélicos el litio no tenía mayor relevancia y muchos países lo eliminaron de su categoría especial. En Chile, -nadie, ni en el ministerio de Minería saben bien por qué- continúa siéndolo hasta hoy

Las conclusiones del artículos son los acostumbrados clichés (mal que mal uno de los autores es hermano de Gabriel Boric) pero ese párrafo muestra cual es el origen de nuestra targedia del litio, que nos llevó a farrearnos la oportunidad de haber ganado mucho más mientras duró el auge en nuestro país. Si el litio no hubiese estado sometido al absurdo sistema de concesiones y se hubiese regido por la actual ley minera seguiríamos siendo los líderes de la producción y venta en el mundo. Las concesiones han entrabado y ensuciado el sistema de tal manera, que los inversionistas empezaron a buscar otros países hace rato.

La visión de Soquimich
Lo
otro interesante es que en nuestro país si tuvimos un visionario hace muchos años atrás y se forró de plata, mientras tanto nadie se daba cuenta, fue Julio Ponce Lerou, que junto con Carlos Cardoen Cornejo han sido los dos empresarios más extraordinarios que ha tenido el país por lo menos en los Siglos XX y XXI. 

En 1995 la Sociedad Química y Minera empieza a explotar un mineral que prácticamente no servía para nada, el litio. Tomen en cuenta lo siguiente: la primera batería de ion-litio del mundo -con grandes limitaciones- salió al mercado en 1991, apenas cuatro años atrás. Si eso no es ser visionario, no se cómo podría llamarse. 

En el año 2012 Soquimich se adjudicó la primera licitación para operar el litio, cuando en Chile y en buena parte del mundo no causaba gran interés como negocio. Así Ponce Lerou empezó el negocio prácticamente sin competidores. El resto es historia, Soquimich llegó a ser la principal empresa exportadora de litio en el mundo y el negocio creció como espuma.

Cuando tocó renovar la consesión la codicia fiscal andaba por las nubes y le pusieron mil problemas, pero la empresa ya estaba en las grandes ligas, con muchos y poderosos inversionistas extranjeros, hoy Soquimich tiene operaciones de litio en Australia y probablemente ya se está preparando para cuando el carbonato de litio valga más o menos lo mismo que la sal común, a casi todos los va a pillar por sorpresa, pero dudo que sorprendan a Ponce Lerou.

Cuando perdió Chile
Chile
perdió su oportunidad con el litio cuando el Gobierno Militar lo dejó fuera de la Ley Minera, aunque Ponce Lerou tuvo la visión para entrar al negocio desde el principio y se forró en plata muy merecidamente. Hoy el Fisco de Chile, tal como el perro del hortelano, después de matar la gallina de los huevos de oro se quedará con los salares, como se quedó con el inútil salitre en su momento. Es lo que pasa siempre cuando funcionarios públicos se hacen cargo de "los recursos de todos los chilenos". Así es nuestra maldición.

Lo que pase con las concesiones da exactamente lo mismo, no tiene mayor importanci porque a largo plazo no vamos a ganar ni perder nada. Uno podría pensar que va a perjudicar la "imagen del país" ante los grandes inversionista, pero ni siquiera eso. La imagen del país se derrumbó el 27 de mayo de 2005, cuando se aprobó la Ley 20.026 que "Esatblece un impuesto específico a la actividad minera". Desde ese año, de un día para otro, ni un solo proyecto nuevo de gran minería fue inaugurado, ninguno de importancia al menos, siendo que entre 1990 y 2000 se inauguró una avalancha de nuevas y billonarias inversiones mineras, que fueron la causa de nuestro milagro económico.

El que tenga ojos que vea, con la Ley del Royalty mataron a Chile como país receptor de inversiones arriesgadas, nunca más, hasta el día de hoy. Más daño que ese no se podía haber hecho. Lo que pase con el litio ahora da exactamente lo mismo. Por mientras que los idiotas sigan soñando con que vamos a exportar baterías, autos eléctricos y violines Stradivarius en lugar de rollizos de madera. Soñar es gratis.

Hace ya varios años, una buena amiga que es psicoloca, me pidió que -como soy bueno redactando- le escribiera un cuento porque necesitaba historias no recuerdo para que cosa. Debía ser edificante y dejar una moraleja porque era para contarlo a los niños. Yo nunca he escrito ficción así es que no quería hacerlo, pero insistió, esta fue la primera y última vez. En fin, aquí va, textual...

Los dos hermanos: un cuento infantil
Mis queridos niños, a ustedes les dedico esta historia llena de moral y buenas enseñanzas:

Plutarco y Peladio eran dos hermanos enamorados de la voluptuosa Pantaleona, que jugaba con ambos diciendo un día “sí” a uno, y al día siguiente que “bueno” al otro. Esto fue metiendo el bicho de la enamistad entre los dos que, por lo demás, antes de conocer a la voluptuosa, habían sido hermanitos inseparables.

Y así fue como Plutarco, el más filósofo y calladito comenzo a idear un plan para asesinar a su hermano. Pensaba y pensaba pero no veía forma, no encontraba la oportunidad de pillarlo solo, para poder hincarle el cuchillo que afilaba cada noche a la hora en que todos dormían.

La verdad es que Pantaleona tenía su asunto con Pepito, el cocinero de la casa, pero como Pepito no tenía plata lo que a ella le interesaba era casarse con alguno de los hermanos (ambos eran ricachones) y mantener a Pepito como amante. Plutarco era dueño de todas las micros mientras que Peladio tenía el bar más popular de Pelotillehue. Así, cuando Pantaleona soñaba que contaba plata de las micros se iba con Plutarco, mientras que otras noches soñaba que se amanecía juergueando en la caja del bar y llamaba a Peladio, que problema, no había como decidir. Pepito era el más tranquilo, porque sabía que cualquier cosa que eligiera Pantaleona, a el nada le iba a faltar.

Y pasó lo que tenía que pasar, finalmente Plutarco tuvo su oportunidad y la aprovechó con entusiasmo, enterrando sesenta y tres puñaladas al pobre Peladio que solo atinaba a decir “no en la cara por favor hermano, que quiero morir buenmozo”, recordando cuanto se habían querido Plutarco no le dió ni una sola cuchillada en la cara a su hermano inseparable quien murió impecablemente intacto, por lo menos en lo que se veía por la ventanilla del ataud. Bueno, y ya no fueron más inseparables.

Pasó el día de duelo y vino el matrimonio, "el muerto al hoyo y el vivo al bollo" dijo Plutarco (que además heredó el bar de su hermano por ser su pariente directo) y la boda fué una de las mejores fiestas que se recuerden en la historia de Pelotillehue, tiraron el bar por la ventana.

El cuento debería terminar ahora que todo quedó atado y bien atado: Ganaron los malos, perdieron los buenos y el villano se casó con la niña, fueron felices y comieron perdices, pero la realidad fue otra porque Pantaleona apenas casada empezó a ponerse fea y vinagre, lo peor fué que le comenzaron a salir unas durezas por todo el cuerpo de las que crecían ramas con hojas y todo, Plutarco maldecía su mala suerte cada vez que le tocaba podarla y al pobre Pepito se le hacía cada día más dificil ganarse la vida de la manera que ustedes, mis queridos niños, se deben estar imaginando.

Plutarco que era un hombre práctico decidió que ya era hora de volver a usar el cuchillo, que tan bien le había servido para su hermano, así es que una noche en que Pantaleona roncaba plácidamente (otra cosa que Plutarco detestaba) ¡ZAZ! Le empezó a dar de cuchilladas. Pero Pantaleona ya estaba dura como palo y en lugar de sangre le saltaban astillas, con tan mala suerte que una se le incrustó al Plutarco -Pluto para los amigos- debajo de la uña. Pantita ni siquiera se despertó.

Al otro día mientras almorzaba Pluto notó que el dedo astillado lo tenía como chicle y esa misma noche se le empezó a disolver como si lo hubiese metido en el ácido, en una semana había perdido el brazo y así sigió derritiéndose hasta que le desapareció todo el lado derecho, todos se reían del pobre Pluto y le hacían bromas llamándolo el "medio Pluto", bueno, todos se reían menos uno naturalmente. Pantaleona solo se sonreía para sus adentros pensando que en poco tiempo se iba a quedar dueña de todo.

Y así nomás fue porque en menos de un mes una mancha como de grasa en la cama era lo único que quedó del pobre Pluto "no hay peor astilla que la del mismo palo" le comentó -muerta de la risa- Pantaleona a Pepito, su futuro -nuevo- marido.

Ustedes, mis niños queridos, creerán que ahora si se acaba la cosa, pero todavía hay más historia. Resulta que ese mismo año llegó una plaga de termitas a Pelotillehue y la otrora bella y voluptuosa Pantaleona se empezó a llenar de picaduras como de viruela. Nadie se atrevía a burlarse en su cara pero a sus espaldas la gente -siempre tan mala- le decía "la cara de pan de pascua", porque efectivamente, con el ataque de las termitas parecía que en la cara le salían nueces, pasas y fruta confitada. Un día que Pepito cumplía con sus sagrados deberes de esposo sintió que Pantaleona se desarmaba, y así fue, porque sin darse cuenta ya tenía la pura cascarita de madera, las termitas se la habían comido entera por dentro. Pepito quedó nadando en medio de un montón de aserrín.

Y aquí termina este cuento con el sabio y sacrificado Pepito dueño de un bar y de la flota de micros ¿creen ustedes, mis niños que le pasó algo malo? ¡nada!, vivió más de cuatrocientos cincuenta seis años y se murió finalmente atragantado por un hueso de pollo en medio de un gran banquete que hicieron sus amigos para su cumpleaños.

MORALEJAS
Este cuento niños queridos tiene no una, sino varias moralejas:
1.No confíes ni en tu hermano (moraleja aportada por Peladio)
2.Si vas a asesinar a alguien, cuida de no romperle la cara (aportada por Plutarco)
3.De haber sabido me hubiera fumigado más seguido (aportado por Pantaleona)
4.La perseverancia siempre recibe su premio y mucho ojo con los huesos de pollo (aportado por Pepito)

Y colorín colorado este cuento ha terminado

TELON

P.D. Lo encontré revisando entre los miles de textos que estoy subiendo a mi biblioteca virtual que algún día pienso inaugurar

Es aburrido leer párrafos completos de Bagehot, así es que trataré de explicar algunas de sus ideas con mis propias palabras. Aunque cuando simplificamos siempre se pierde, trataré de conservar lo esencial y veremos si lo consigo, sin más, aquí voy:

Repúblicas disfrazadas de monarquías y al revés
A Bagehot le interesaba sobre todo la estabilidad y siendo la monarquía el sistema político más estable conocido en la historia le tenía bastante aprecio. Sin embargo no era un monarquico por convicción, él prefería la república pero pensaba que, para que esta funcione, se necesitaba que la mayoría de la gente fuese muy "evolucionada", es decir prácticos, capaces de controlar sus emociones y con buena capacidad de raciocinio.

Su punto era que los sistemas solo funcionan bien cuando reflejan el grado de "evolución" del pueblo. Comparando Inglaterra con Francia decía que la monarquía funcionaba bien en Inglaterra porque los aristócratas eran muy pocos y muchos los de clases inferiores. Para ilustrarlo contrastaba con el ejemplo de Francia, donde existían repúblicas siempre inestables, frustradas y con una seguidilla interminable de revoluciones. Decía "Inglaterra es como una república disfrazada de monarquía, mientras que Francia ha sido siempre una monarquía disfrazada de república".

Esta es una idea importante: cuando una república fracasa (o una democracia liberal que para el caso es lo mismo), puede que mantenga todas las formas democráticas, pero en la práctica es una dictadura absolutista, ejercida por la camarilla de turno colocada por el populacho. Así se convierte en oclocracia, o la tiranía de las mayorías que Stuart Mill calificaba como la peor de todas.

Los buenos monarcas
Otra idea importante de Bagehot era el papel fundamental de un buen monarca. Las monarquías pueden tomar distintas formas, por ejemplo puede ser una tiranía como la de Caligula o Neron; un absolutismo como Luis XIV ("el estado soy yo"); un despotismo ilustrado como Carlos III ("todo para el pueblo, pero sin el pueblo") o las actuales monarquías constitucionales, con su mejor exponente la reina Isabel II de Inglaterra. El punto débil de cualquier monarquía es que, al concentrar poder en una persona, depende mucho de las buenas o malas características personales del monarca.

Bagehot escribió que un buen monarca constitucional debía cumplir con ciertas características: En una interesante entrevista a Catherine Marshall, ella comenta el rol que ha desempeñado la reina Isablel II de Inglaterra y cuan bien ha cumplido con esos requisitos de Bagehot, también menciona lo buen rey que fue Juan Carlos en España, hasta antes de verse ensuciado con el escándalo de corrupción personal que ya conocemos. 

El monarca no se mete en la política chica, pero cuando el país está en peligro es la voz de unidad que sale a hablar, siempre respaldado por las Fuerzas Armadas, como ocurrió cuando Juan Carlos abortó el intento de golpe de Tejero, o cuando Felipe sofocó los intentos independentistas en Cataluña. Para esos casos es cuando actúa y sirve un buen monarca.

El problema del liberalismo clásico
La teoría liberal clásica y sus desarrollos modernos -como la "sociedad abierta" de Popper y otros por el estilo- es muy atractiva en teoría, se lee como el sistema perfecto que hace compatible la libertad individual con la vida en sociedad. Pero tiene el mismo problema que el comunismo, tal como lo formuló Karl Marx: son desarrollos teóricos que no toman en cuenta la variedad de la naturaleza humana. 

Una cosa que me encanta en el libro de Bagehot es que va contra esos principios "sacrosantos" que hoy casi nadie discute, cosas como la separación e independencia de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, los equilibrios y disputas de poder entre estos, Todo eso es puesto en duda por Bagehot, los considera artificiosos, idealistas y que poco tienen que ver con el mundo real. Yo coincido mucho en que esas cosas no pasan de ser lindas y alambicadas construcciones teóricas sin valor práctico porque jamás llegan a cumplirse. 

Muchos liberales contemporáneos como Vargas Llosa, Axel Kaiser, Thomas Sowell, Milton Friedman, Juan Carlos Cachanosky y tantos otros han hecho un gran trabajo explicando a Mises, Hayek, Popper y otros santos patronos del liberalismo. El problema es que los recitan y sus explicaciones puramente racionales sirven poco o nada para convencer al 80% de los emocionales que, como buenos holgazanes, se aburren al escuchar las primeras ideas, que por lo demás ni son capeces de seguirles el hilo. Ellos solo predican para el coro y para aplaudirse mutuamente.

No tiene ningún sentido, ni utilidad, enfurecerse contra "los tontos" porque "no entienden" lo que se les trata de explicar. Con razones no se puede romper la coraza de la poesía; es imposible, las razones rebotan. Ocurre entonces el diálogo de sordos entre lo "lógico" y lo "bello", al final son dos monólogos paralelos que nunca llegan a encontrarse. ¿Tiene algún sentido gastarse en eso? Claro que no.

Escalas de grises
Pero en este cochino mundo nada es completamente blaco ni  negro, todos estamos en una escala de gris que combina la razón con la emoción en distintas porciones, gracias a eso es que somos plásticos y podemos cambiar de opinión. Una misma persona -yo por ejemplo- pude ser muy emocional en una época, después muy racional y finalmente en algún lugar entre las puntas, es cosa de cada cual. Es inútil irritarse porque existe tanta gente "estúpida" que no se da cuenta de lo más evidente, lo que pasa es que entienden el mundo de manera distinta.

Don Diego Portales fue un genio
20 años antes que Bagehot escribiera su libro, don Diego Portales -que se merece más que cualquier otro el título de Padre de la Patria- había muerto asesinado. Resulta que todas las ideas de Bagehot él ya las había expresado, de manera más clara y pintoresca. Él estaba muy claro que la democracia liberal clásica no era un sistema para Chile, ni tampoco la monarquía, por eso inventó el modelo presidencialista que nos rige hasta hoy

"La Democracia, que tanto pregonan los ilusos, es un absurdo en los países como los americanos, llenos de vicios y donde los ciudadanos carecen de toda virtud, como es necesario para establecer una verdadera República. La Monarquía no es tampoco el ideal americano: salimos de una terrible para volver a otra y {qué ganamos? La República es el sistema que hay que adoptar; ¿pero sabe cómo yo la entiendo para estos países? Un Gobierno fuerte, centralizador, cuyos hombres sean verdaderos modelos de virtud y patriotismo, y así enderezar a los ciudadanos por el camino del orden y de las virtudes. Cuando se hayan moralizado, venga el Gobierno completamente liberal, libre y lleno de ideales, donde tengan parte todos los ciudadanos. Esto es lo que yo pienso y todo hombre de mediano criterio pensará igual". 

La constitución más duradera (y las otras)
Durante la influencia de Portales como ministro, Mariano Egaña -conocido por sus amigos como "lord callampa"- redactó la constitución más duradera de nuestra historia, que nos trajo 92 años de estabilidad. La tercera constitución más duradera es la de 1980, que lleva 42 años de vigencia y podría durar mucho más si se rechaza el plebiscito de salida que se nos viene encima. Ambas constituciones no solo coincidieron en estabilidad, sino que con los dos períodos de mayor prosperidad y riqueza material del país en su historia. 

Pero también hubo constituciones efimeras, que duraron menos que un suspiro, porque fueron delirios teóricos impuestos por los emotivos pipiolos de ayer y hoy. Por eso la actual comisión constituyente, su propuesta y el resultado de ella a mi no me preocupan ni me interesan para nada, es algo condenado a morir joven por su origen, además de la calidad personal y moral de sus redactores, De aprobarse, si de algo puede servir, será como catalizador de la reacción que sigue inevitable a los abusos de poder. La única fuerza que podría hacerla duradera es el apoyo de las armas y eso si que lo veo bien difícil.

En fin, esto de los emocionales versus racionales, que nos parece tan novedoso es algo más viejo que sentarse en el poto. No es otra cosa que un refrito de la guerra entre los románticos y los clásicos de muchos siglos atrás. Nada hay nuevo bajo el sol.

Leo en un libro extraordinario
Los grandes Estados son como las grandes montañas, comprenden capas: hay en ellas las capas primitivas, secundaria y terciaria del progreso humano: los rasgos distintivos de las regiones inferiores tienen muchas más relaciones con la vida de los tiempos antiguos que con la vida actual de las regiones superiores. Y una filosofía que no la tuviese constantemente en la memoria, que no señalase continuamente las diferencias salientes de los papeles que desempeñan esos elementos diversos, no edificarla más que una. teoría abaolutamente falsa, porque no tendría en cuenta un hecho capital: semejante filosofía serla engaliosa desde un principio, porque haria tener fe en resultados imaginarios e impedirla prever la realidad.

Nadie ignora estas verdades, pero es preciso, indicar su importancia politica. Cuando un Estado esta constituido como el nuestro, no está bien decir que las clases inferiores serán absorbidas por las clases útiles: las masas no quieren un ideal tan mezquino, Jamás un orador ha llegado a impresionar el esplritu de la multitud mostrándole con el dedo un interés material, a menos que no tuviera ocasión de alegar, de probar, que la miseria del pueblo era imputable a la tiranía de otra clase. 

En cambio, mil vecea se ha impresionado a la multitud meciéndola, como en un  ensueño dulce, en la consideración de ideas tales como la gloria, la dominación, la nacionalidad. Las gentes más groseras, aquellas que están en el peldaño más baJo del progreso, sacrificarán con gusto todas sus esperanzas, todos sus bienes y su vida misma, por lo que se llama una idea, por alguna aspiración que parezca por encima de la realidad, que exalte la naturaleza humana ofreciéndola una contemplación más alta, más profunda y má.s amplia que la de la existencia ordinaria. 

Las gentes de esta clase no se interesan por lo que, según toda evidencia, debe ser el objetivo de un gobierno, no aprecian su importancia, nó perciben en manera alguna el conjunto de los medios que es preciso emplear con ese fin. En su consecuencia, es muy natural que las partes que tienen mayor utilidad en la estructura gubernamental, no sean de ningún modo las que despierten mayor respeto. Los elementos que atraen el respeto con más facilidad son los que tienen un aire teatral, los que obran sobre los sentidos, que pretenden personificar las más grandes ideas del hombre, que se vanaglorian á veces de un origen sobrehumano.

Todo lo que afecta una aparienciá mística o un origen oculto, todo lo que brilla ante los ojos y lo que se presenta con un resplandor vivo durante un momento para desaparecer en seguida, lo que no es visible sino de una manera intermitente, lo que es de pura  apariencia, y que, sin embargo, despierta la curiosidad, lo que parece caer bajo la acción de los sentidos, y que, no obstante, hace como profesión de llegar a resultados que no se alcanzan; de ahi, sean cuales fueren las variedades de la forma, sea cual fuere la aspiración o la descripción que se dé de ella, es el objeto, el único objeto que va derecho al corazón de las masas.

Lejos de mi la intención de pretender que las partes imponentes de una Constitución deben ser necesariamente las más útiles; es presumible, a juzgar por un influjo externo, que deben serlo en el menor grado. No tienen otro fin, en realidad, que impresionar la imaginación de las clases inferiores, que son las menos aptas para discernir lo que es verdaderamente útil de lo que no es más que brillante.

Tal vez la redacción no es muy clara, el lbro se llama La Constitución Inglesa, fue escrito en 1857 por Walter Bagehot y se considera una obra clásica del Derecho Constitucional Inglés. Es un libro extraordinario por muchas razones: primero porque es muy corto y el autor ni siquiera es un constitucionalista, Bagehot era en realidad periodista y escribió este libro fundamental en la época de la Reina Victoria. La redacción es clara pero resulta increíblemente denso en ideas. Creo que en una sola entrada no alcanzaré a comentarlo.

En estos seis párrafos escogidos casi al azar, hay ideas muy importantes. Por ejemplo que en la sociedad existen capas como en una montaña formadas por las clases superiores, medias e inferiores, estas últimas son emocionales y suceptibles a los grandes gestos, aunque sean inútiles, fugaces y pura apariencia, mientras que las clases superiores son receptivas a lo útil, sensato y racional.

Hay algo en que discrepo con Bagehot cuando atribuye -erróneamente creo yo- esta diferencia a distintos estados de desarrollo del ser humano. Eso esconde la idea del "progreso moral de la humanidad" algo muy popular en los siglos 18, 19 y 20, que nunca se ha visto corroborada por los hechos. La humanidad no evoluciona y lo que entendemos por naturaleza humana es -a mi modo de ver- la misma ahora que hace muchos siglos.

En todo caso es muy certera esa observación que las clases inferiores escuchan con gran atención los discursos poéticos, y los creen, sin importar lo absurdos que sean. Esto desespera a las clases superiores, que Bagehot identificaba con los diez mil aristócratas en la Inglaterra de su época. Consideraban que la irracionalidad de los inferiores terminaba perjudicando a todos.

La lectura de este extraordinario librito permite entender muchas cosas, no solo de la época victoriana sino de lo que está pasando hoy con el debate constitucional en Chile. De partida explica cual es el sentido de tener una constitución, para qué sirve, como surgen y por qué algunas permanecen mientras otras fracasan rápidasmente. Contrario a las ideas de algunos liberales clásicos -que hoy están tan de moda- como Popper e ingenieros sociales por el estilo, Bagehot no cree que las instituciones modelen a las sociedades, sino que, por el contrario, surgen de ellas.

Eso se puede comprobar con facilidad observando los malos resultados de instituciones colocadas a la fuerza en sociedades que son cultural y tradicionalmente ajenas a ellos. Qué más claro que el fracaso de las democracias liberales y el parlamentarismo en la mayoría de los países de África, Asia e incluso en América Latina, donde nunca han cumplido sus objetivos y son más bien una parodia de los ideales democráticos. Como dice la sabiduría popular "uno puede llevar el caballo hasta el río, pero no lo puede obligar a tomar agua", el diseño constitucional más perfecto no va a cambiar las preferencias e impulsos profundos de las personas. Si no surge de la tradición y preferencias de la gente será artificial e inútil..

Para mi es evidente que existen clases superiores, medias e inferiores, pero no en el limitadísimo sentido económico, como lo entienden los socialistas, sino que sobre todo en el diferente desarrollo mental. Bagehot los describe así "En cuanto á las clases inferiores y á las clases medias, sí se les compara. con el tipo de educación que se proponen los dies mil miembros de la aristocracia., no ofrece más que la. estrechez de espíritu, falta de inteligencia e indiferencia por el estudio" (..) 

En cambio sobre las clases altas se refiere así: "Los hombres más inteligentes se rigen, tanto por el hábito como por el raciocinio. La parte de la voluntad en las acciones humanas es muy escasa: sí la voluntad no recobrase fuerza y no fuese suplida por una especie de sueño que el hábito le permite, no producirla ningún resultado". 

Poesía y épica por una parte frente a la racionalidad y utilitarismo por la otra, Voluntarismos, sueños imposibles pero grandiosos frente a cálculos y razonamientos frios y objetivos sobre cual es el camino más conveniente. 

Es un tema muy interesante, desde que leí "El Principe" que no encontraba un libro tan claro y profundo de contenido. Creo que no alcanzo a desarrollarlo en una sola entrada, por mientras los dejo con la siguiente curiosidad: 

Porque a propósito del libro me puse a revisar el "Indice de democracia 2020", bueno, yo se que estos índices son sesgados y sin mucho valor real, pero cuando el río suena, piedras trae...  Lo que me encuentro es que de las diez democracias con mayor puntuación siete son monarquías hereditarias constitucionales y solo tres son democracias liberales según el ideal que hoy está de moda. Veamos

1º Noruega (rey Harald V); 2º Islandia (presidente Johannesonn); 3º Suecia (rey Carl Gustav); 4º Nueva Zelanda (reina Isabel II); 5º Canada (idem)... etc. Pueden revisarlas en el link. Muchas de las ias instituciones de esas monarquías constitucionales son arcaicas, arbitrarias y se prestarían para grandes abusos en el caso que un monarca decida abusar de su poder, que no es solo simbólico como muchos creen. Sin embargo es difícil negar que se trata de países tranquilos, estables y bastante bien organizados. 

Estados Unidos, la cuna de la democracia liberal está en el lugar 25 y es calificado como "democracia deficiente", por debajo incluso que Chile que está en el lugar 17. Respecto de eso, los dejo con esta última perlita "en tanto que la raza humana tenga mucho corazón y poca razón, la monarquía será un gobierno fuerte, porque concuerda con los sentimientos difundidos por todas partes, y la república un gobierno débil, porque se dirige a la razón”. 

Estaba hojeando mis entradas antiguas y me encontré esta del 2006, cuando acababa de leer "Islas en el golfo" de Hemingway, me acordé que algo habíamos comentado de esta novela con Marcelo y otro amigo anónimo, así es que desempolvo este viejo material para publicarlo de nuevo, aquí va.
P.D. la referencia final a "America" de Kafka fue un desliz mío, en ese tiempo estaba detrás de un asqueroso trabajo 
(puaj), que gracias a Dios no conseguí. Así todo todo quedó solo en un pecado de pensamiento.

La felicidad es una fiesta movible  (publicado originalmente el 20 de agosto de 2006)
Ayer terminé de leer "Islas en el Golfo", un libro importante para un fanático de Hemingway como yo. Pensé que había leído todos sus libros pero averiguando en la web veo que dejó más de 3.000 páginas manuscritas al morir, así es que supongo que todavía me queda algún material para disfrutar.

Este libro, junto con "A Movable Fest" (París era una Fiesta) fue publicado después de su suicidio en 1961 ambos libros están relacionados y son en buena parte autobiográficos: En París era una fiesta escribe sobre sus años de juventud después de la Primera Guerra Mudial, mientras que en Islas en el Golfo novela dos épocas de su vida: una felíz cuando vivió en Bimini y la otra oscura, cuando empezaba su decadencia en Cuba, que terminó con delirium tremens y un escopetazo en la cabeza.

En un escrito que ya ni me acuerdo Truman Capote calificaba a Hemingway como un escritor deshonesto ¿como puede un novelista ser deshonesto?, hay varias formas; por medio del habil plagio al estilo Isabel Allende, o aprovechando -como García Marquez- una extraordinaria habilidad de redacción para escribir basura a la medida de cierto público. Yo creo que Capote se refería a otra clase de deshonestidad: la de justificarse personalmente y crear una falsa imagen de si mismo por medio de su obra.

En ese sentido claro que Hemingway fue deshonesto, con sus libros y su vida pública se forjó una reputación que tenia poco que ver con el alcoholico, snob y manipulador que fue en la vida real. Pero no creo que eso tenga mucha importancia, al fin y al cabo son los personajes, no el autor los que nos hacen pensar y soñar cuando leemos. En lo que importa, Hemingway fue -podríamos decir- razonablemente honesto.

Creo que estos dos libros que escribió hacia el final de su vida son los más interesantes, en Movable Fest escribe con los lentes color de rosa con que solemos mirar el pasado. Pero la segunda parte de Islands on the Stream (Cuba) es oscura y por primera vez escribe sobre su problema con el alcohol sin disfrazarlo de alegres travesuras como hizo en todas sus demás novelas. Más interesante es que inventa la muerte de su hijos para explicar la pena que lo aplastaba y lo obligaba a emborracharse. Hasta donde yo se sus hijos lo sobrevivieron así es que ese asunto al menos es puramente literario. También se inventa una muerte heroica enfrentado con los alemanes, manteniéndose firme en el timón, hasta el final.

¡Que diferencia con la realidad! en verdad Hemingway nunca fue un héroe de guerra -quiza en su juventud, aún así es dudoso- y cuando participó en acciones peligrosas generalmente iba bien protegido y mejor apertrechado. Tampoco era un alegre bebedor sino que un alcoholico perdido con delirios de persecución del FBI. Yo creo que Hemingway vivía con miedo, terror a perder su felicidad, su salud, no soportaba la idea del sufrimiento como nos pasa a todos cuando las cosas se dan demasiado bien.

Se suicidó en 1961, a los 62 años. Uno tiende a identificarse con las personas que admira ¿me tendré que disparar un escopetazo en 11 años más? quien sabe. Por lo menos le llevo alguna ventaja porque a los 51 H. ya estaba completamente alcoholico y deprimido. En todo caso les copio un párrafo de Islands on the Stream sobre la felicidad:

«¿Cuál fue el tiempo más feliz de tu vida?», se preguntó. Tuvo que admitir que fue feliz siempre, en sus días de inocencia y cuando carecía de dinero inútil y ganaba lo suficiente para comer. Cuando una bicicleta le resultaba mucho más divertida que un automóvil. Desde la bicicleta se veía el paisaje perfectamente bien y además montarla le ayudaba a mantenerse en forma. Volver a casa en bicicleta dejando atrás el Bois y los Champs Elysées y la Rond-Point. Mirar atrás y contemplar el tránsito formando dos hileras o columnas, y ver el Arco destacando su gran silueta gris en el atardecer.

Yo también tuve el día más felíz de mi vida y lo guardo como una joya. aunque pensándolo bien ¿se puede ser "más" feliz? no creo, debe ser una sensación térmica nomás, igual que la delincuencia. Seguro que cuando me vuelvan los años malos, cargado de problemas, arrugas y achaques, con la pelada pisándome dolorosamente los talones me voy a acordar de estos días como los más felices de mi vida, con eso me ayudaré a pasar las penas a menos que pierda la cabeza -en el sentido más literal de la palabra- recurriendo a la escopeta tal como hizo Mr. H.

Bien por Hemingway, que ha entretenido tantas horas de mi ociosa vida, bien por Muerte en la Tarde, libro de toros pero sobre todo acerca de España, que tiene un final maravilloso. Y bien por este último libro suyo que tuve la suerte de encontrar. Normalmente cuando uno ha leído mucho de un autor famoso empieza con las "obras maestras" y a medida que avanza va encontrando libros cada vez peores, no fue este el paso y casi nada de lo que he leído de Hemingway me ha desilusionado.

Y sobre la felicidad, bueno, es un espejismo que cambia continuamente. En estos momentos creo que sería "más" feliz si me contratara El Gran Circo de Oklahoma, donde hay un lugar para todos, incluso para Negro. Es curioso, pero en eso estoy.

Youtube: no lo vi venir

13 enero 2022

Una herencia de McDonnell
A veces me jacto de tener buen ojo para las cosas que vienen, olfato o como se llame, pero no siempre me funciona, por ejemplo me tomó totalmente desprevenido los efectos sociales que está teniendo Youtube, y digo "está teniendo" porque parece que es un fenómeno en pleno crecimiento todavía y creo que le queda mucho por desarrollar.

Entre las muchas cosas que me heredó Tom McDonnell estaban dos televisores, uno es el Hyunday de 43 pulgadas que aparece en la foto. En realidad nos dejó dos televisores y con eso quedamos con más televisores que personas en la casa. Pero yo hace muchos años que no veo tele, hasta los canales del History, Discovery, Film and Arts y todo eso me apestaron y ya no recuerdo cuando fue la última vez que los vi. En la casa tienen Netflix y 3 o 4 servicios parecidos donde muy de vez en cuando encuentro algo que me interese, así es que cuando lo enciendo paso horas revisando una interminable lista de títulos que no me llaman la atención.

Pero Youtube es otra cosa, yo mismo me he hecho adepto a esa plataforma desde hace uno o dos años más o menos, así es que instalé en mi cuchitril la tele grande, sin cable y reviso los innumerables videos disponibles en Youtube donde encuentro contenido interesante y entretenido con bastante frecuencia-

Un poquito de historia y técnica
Yo viví el nacimiento de la televisión en Chile y pude conocer la fascinación de recibir imágenes en movimiento transmitidas por de ondas de radio. Recuerdo los primeros clásicos universitarios y la transmisión del Mundial de Fútbol de 1962, así como la llegada del hombre a la luna en 1969, las imágenes eran de una calidad horrible pero el poder recibirlas en el mismo instante en que se estaban captando era un milagro de la tecnología.

El sistma tecnológico de la televisión en uno de los inventos más complicados que existen, al lado de eso los más avanzados supercomputadores son cosas básicas y ridículamente sencillas. Para convertir una imagen en una señal eléctrica que se pueda transmitir se barría un tubo de rayos catódicos como un scanner, al que se le iban encendiendo puntos de escala de grises, en todas sus gamas entre el blanco y el negro. Este barrido se hacía con 525 líneas entrelazadas -primero las pares, luego las impares- que iban escaneando la superficie del tubo a una velocidad endiabladamente rápida.

Un televisor en blanco y negro es escencialmente una radio, que transporta dos señales distintas que se mezclan dentro de una sola: la de imagen y la de sonido, al recibirlas se separan nuevamente  El diseño es muy complicado, necesitaba de un enorme tubo (de allí viene el nombre "youtube") tanto en la cámara como en el televisor y para desviar el haz de electrones se necesitaba un voltaje altísimo -creo que era como 18.000 volts- recuerdo un amigo que le llegó una chispa de esas al poner la mano cerca del flyback y le quedó el dedo como chicle.

Para que hablar de la televisión a color, la complicación de los circuitos en un aparato de televisión a color era inimaginable, dudo que exista algún artefacto electrónico más complicado que una tele a color de las antiguas. Pero bueno, estos aparatos tan endiabladamente complejos, solo servían para transmisiones en vivo: porque resultaba prácticamente imposible grabar las imágenes captadas, y así fue por muchos años.

Pero -creo que fue en los años setenta- los japoneses de Sony hicieron el milagro con la invención del Betamax, con un cabezal triple que giraba a una velocidad enorme consiguieron grabar imágenes en movimiento en una cinta magnética, un par de años después JVC incluso mejoró el sistema. La complejidad de estos aparatos ya era una locura.

Muchos pensarán "pero si el cine viene desde los hermanos Lumiere, del año de la pera ¿cual fue la innovación?", bueno, entre el cine y la televisión hay un abismo de diferencia. El cine deja plasmadas los fotogramas de manera químico-óptica en una superficie de celuloide o lo que sea, son 24 por cada segundo para dar la impresión de movimiento, pero el cine no se puede transmitir por ondas de radio, no hay "cine en vivo" porque la película debe revelarse. 

La televisión en cambio no se podía guardar, las imágenes se perdían al momento de captarlas. El Betamax y JVC consiguieron unir ambos mundos pero a costa de una complejidad enorme y un muy alto costo.

La invención del transistor cambió todo esto. Por una parte los diodos fotosensibles simplificaron todo enormemente: millones de ellos sobre una pequeña superficie podían captar una imagen completa sin necesidad de usar líneas de barrido: toda la imagen quedaba captada de una, tal como en una película de cine. 

Esa imagen se transformaba instantáneamente en un conjunto de valores que podían ser guardados en una memoria. Los diodos emisores de luz por su parte podían desplegar esa imagen almacenada como datos de una memoria, también sin necesidad de barrido, todo de un viaje, simultáneamente.Allí se juntaron los dos mundos: la simultaneidad y capacidad de almacenamiento del cine con la capacidad de transmisión por ondas de radio de la televisión: así fue como nació el video.

Si a los ingredientes anteriores: diodos fotosensibles, memorias y diodos emisores de luz le agregamos Internet, que hace posible tranmitir volúmenes inmensos de datos sin sufrir demoras ni atascos, tenemos nuestro sistema completo, sencillo y barato. Gracias a eso pueden existir los actuales youtubers que en su mayoría producen puras estupideces, pero como son tantos millones, uno puede encontrar verdaderas joyas de contenido de toda clase.

Un océano de contenidos
Por ejemplo los videos educativos, artísticos y culturales, los videos de opinión y política, de economía, música, noticias. Otra gran área son los "tutoriales" donde álgunos mejor que otros- enseñan a hacer casi cualquier cosa práctica como construcción, reparaciones, uso de aparatos y cosas por el estilo. La amplitud de los contenisdos es inmensa e incluye muchos videos inútiles y aburridos, pero Youtube tiene algoritmos para mostrar los viesos con contenido más interesante o al menos más popular.

En fin, la revolución social que está produciendo esto que cualquier patipelado puede no solo hacer un video, sino promocionarlo a nivel global es enorme, ni nos imaginamos hasta donde puede llegar. Tomemos por ejemplo la pornografía, que fue el primer mega negocio de Internet, creador de grandes fortunas. Como yo por mis sólidos principios morales estoy impedido de ver esas cosas, les hablaré por lo que me han contado.

Resulta que las millonarias industrias de creación de contenido porno ya están al borde de la extinción, porque hoy existen varias plataformas análogas a Youtube destinadas al porno preoducido por personas comunes y corrientes con un simple teléfono celular o una cámara de muy bajo costo, que no las suben -en su mayoría- para hacer negocios sino simplemente para hacer amigos, por exibicionismo o lo que sea. A mi me han contado que páginas como xvideos, pornhub, redtube y otros están repletas de contenido subido por millones de aficionados, que han dejado sin ingresos a muchos profesionales de este fino arte.

Toda una enorme industria se fue al suelo de un día para el otro, porque mucha gente prefiere ver a personas normales como sus vecinos haciendo cuchi-cuchi, antes que ver producciones con actores maquillados y de cuerpos perfectos. 

Bueno, esto mismo lo podemos ver en las noticias, yo hace años dejé de ver los noticieros y solo me informo por Youtube a través de creadores de contenido independientes que me generan confianza, por ejemplo le creo mucho más a los cubanos de a pie que transmiten sus historias que a cualquier red de noticias afin o enemiga del régimen de Castro, en realidad trato de evitar los contenidos que hablen explícitamente de política, porque viendo las anécdotas e historias cotidianas me puedo hacer una visión mejor y más entretenida de cómo está la situación allá.

No lo vi venir
La verdad es que la creación masiva de videos caseros y la posibilidad de difundirlos que ofrece Internet es -a mi modo de ver- una de las cosas más importantes que está pasando y yo no lo vi venir. Están quebrando de manera acelerada el negocio tradicional de las comunicaciones audiovisuales, especialmente el periodismo con su esquema de uno-a-muchos. Ahora el modelo es muchos-a-muchos y la está rompiendo. Recién me estoy dando cuenta del potencial que tiene todo esto.

Lástima nomás que lo audiovisual no es lo mío. Yo traté, he hecho cientos de videos: todos malos, no hay ni uno solo que me haya dejado conforme. Creo que si mis clases online las hubiese expuesto otra persona con los mismos contenidos, habrían tenido un éxito infinitamente mayor. En cambio hay gente que tiene el don y aunque digan puras estupideces son divertidos y entretenidos de ver, me pudre la envidia, nada que decir.

He cometido muchos errores estúpidos en mi vida, pero creo que cuando compré la casa el año 1999, en casi 17.000 dólares de la época, hice la inversión más inteligente de mi vida. La casa era un montón de basura, pero tenía dos ventajas claves: un terreno de 278.4 metros cuadrados y una ubicación buenísima, tanto por el barrio como por la vista. En base a esos dos datos la compré a ciegas, claro que cuando la vi casi me muero.

A lo largo de 23 años, la mayoría de los cuales los he pasado cesante, me las he arreglado para gastar en arreglos cada centavo que ha caído en mi bolsillo, no se cuanto he gastado en eso pero por lo menos deben ser unos 25.000 dólares o más ¿Cómo lo he hecho? Con el dicho que aprendí en el Regimiento Dolores "un chincol se comió una viña, uva por uva". 

Siempre he tenido presupuestos ridículamente bajos y he exprimido cada centavo, por eso la casa todavía es fea, pero paciencia, Roma no se construyó en un día ni Miguel Angel pintó la Sixtina en una semana, poquito a poco, como dijo Aylwin "en la medida de lo posiible".

Aunque me he equivocado en unas pocas cosas -la maldita escalera por ejemplo- en general casi todo lo que he decidido sobre la casa me ha resultado bien, incluso cuando se la traspasé a la Pilar y todavía no me botan. Creo que eso de vender la casa e irme a vivir en la casa rodante a la playa por cuatro años fue otra gran decisión, es algo que nadie podría hacer hoy en Arica, por la inseguridad, las malditas regulaciones y todo eso. Aproveché justo antes que esa posibilidad se terminara.

Esta debe ser la casa más orgánica de la  ciudad, normalmente las casas se compran y si se termina la plata se van deteriorando, pero yo he hecho lo posible por ir en sentido contrario. No puedo revertir mi deterioro personal, físico y moral, pero si puedo retardar e incluso ir revirtiendo de a poco el deterioro de la casa. El año 2019 estaba en ruinas, comida por el óxido y el descuido, pero el 2020 aproveché las circunstancias favorables para seguir arreglándola, hoy está mucho mejor. Ojala pudiesemos hacer algo parecido con nuestro cuerpo y mente, pero que diablos, no se puede, contra el viejazo no hay conmo.

El año pasado coloqué el techo a mi querida suegra, instalé piso flotante y otros arreglos a la oficina y construí la nueva cocina, que la veterana llevaba esperando por más de diez años. Esta vez fue mi querida suegra la que sacó el premiado y nosotros con el Tomás Jr. también con la nueva oficina.

Cada uno de los arreglos, construcciones y planes que he hecho los he ido registrando con fotos en el blog con La Historia de mi Casa y hoy pasé casi todo el día agregando los arreglos del año pasado, en total llevo 14 etapas de la construcción y me quedan muchas más en proyecto, seguro que me voy a morir mucho antes de terminar, pero "si yo muero" -como dijo Arturo Prat- "espero que nis oficiales sepan cumplir con su deber". 

En fin, los invito a revisar mi blog con La Historia de mi Casa, actualizada. Creo que es entretenida, yo he pasado muchas rabias construyendo pero, mirando hacia atrás han sido tiempos realmente felices, la felicidad es siempre nostalgica y retrospectiva, uno nunca es feliz en el momento sino mucho después, en el recuerdo.