16 julio 2024

Mecánica Popular: interpretando el Car Scanner ELM OBD2

Se que a algunos no les interesa la mecánica pero lo siento. Desde que empecé a usar el OBD2 nunca había aprendido tanto de estas cosas, la inyección electrónica era como chino para mi y ahora -poco a poco- la voy entendiendo perfectamente, tal como aprendí cosas de la mecánica antigua.

No pensé que un dongle de 8 dólares y una app de 5 me iban a dar tan tremendas satisfacciones. Estoy entretenidísimo con el asunto, que me ha servido para arreglar cosas que ningún mecánico me había podido encontrar antes.

Por fin arreglé el ralentí
Vamos primero a eso ¿para qué me ha servido? Como mi auto no trae tacómetro, estaba obligado a ajustar la marcha mínima o ralentí "a oído". Entonces andaba a tumbos porque pensaba que lo había dejado en el óptimo pero al usarlo quedaba acelerado, o por el contrario, el motor tironeaba.

El ralentí disparejo es la pesadilla de todo de auto que tenga sus años. El mío se fabricó hace 25 años y se supone que debiera estar jubilado hace rato, pero por muchos años tuve ese problema: a veces parecía como si tuviera hipo, yo lo "arreglaba" subíendo las revoluciones al ojo y gastaba combustible como loco, esa no era la solución.

Lo malo es que las causas de este problema pueden ser muchísimas, puede ser desde una manguera suelta hasta un problema grave en los cilindros del motor o las válvulas, a veces son más de una y se combinan.

Para descartar una falla de motor se puede -con el auto andando- desconectar cada una de las bujías. Si el cilindro está bueno el auto debe tender a apagarse, pero si está malo el motor sigue funcionando como si nada, lo que indica que ese cilindro no funciona.

Es lo que me pasó a mi cuando le limpiamos la línea de combustible. El cilindro 2 mostró falla. Yo pensé que estaba frito, pero el mecánico cubano -no volví a saber de él- me dijo que el problema en este caso era de la válvula PCV. Yo no le creí nada porque pensaba que esa válvula no podía afectar a un solo cilindro.

Pero igual compré una válvula nueva de 4 dólares en Aliexpress. Cuando la cambié el auto quedó peor y lo rechazaron en la revisión técnica. Echando maldiciones al cubano le volví a colocar la válvula antigua pero ya no se recuperó, empezó a andar a tirones y pensé que definitivamente tenía malo ese cilindro.

Cuando empecé a usar el Car Scanner, ya le podía ajustar las rpm del ralentí exactamente y en las curvas empecé a ver algunos valores raros, que identifiqué con una fuga de vacío o una falla del sensor de oxigeno. Pero tenía dando vueltas el diagnóstico del cubano, así es que por si acaso, compré en Aliexpress otra válvula de las mismas pero esta vez más cara.

Encontré un fuga de vacío en el o-ring de la admisión, la arreglé y el ralentí quedó más parejo, pero todavía saltaba en los semáforos. Pero cuando llegó la nueva válvula PCV hace un par de días, el cambio fue espectacular. El auto volvió a estar como el día que lo compré.

Probé las tres válvulas y el mecánico cubano tenía razón, las dos antiguas, aunque cumplían con todas las pruebas que aparecen en Youtube: hacerlas sonar, soplarlas, ponerles un globo, etc. igual estaban malas. Funcionalmente estaban bien pero el resorte interno estaba flojo o era de mala calidad. Ahora el auto anda como nuevo.

Otros usos del Car Scanner
Como mi auto es antiguo, solo soporta el conjunto de sensores OBD2 básico, que son los que todos los autos deben traer por norma: sensores de velocidad, rpm, posicion de la mariposa, carga del motor, temperatura, consumo de combustible, sensor de oxigeno, en fin, deben ser unos 70 o más valores que entrega, que para mi es más que suficiente.

Todo eso es el OBD2 genérico, que se puede medir en cualquier auto, con cualquier interfaz de conexión  y con cualquier app (hay muchas). Pero también existe el OBD2 específico de cada auto que da mucha más información que puede ajustarse, eso es lo que diferencia los scanner caros de los baratos.

Para mi hay tres datos fundamentales que me informan del estado de salud del auto: la curva del sensor de oxigeno que dice si la mezcla que se está quemando es pobre (mucho aire) o es rica (mucho combustible) y las curvas de ajuste de combustible de corto y largo plazo.

La computadora del motor -ECU- se encarga de regular la mezcla de aire y combustible para que esté siempre cerca de la proporción óptima de 14.7 de aire por 1 de combustible. Pero esa proporción perfecta es imposible mantenerla de manera contínua, porque cambia según muchas condiciones de manejo.

Por eso el sistema de combustible usa un mecanismo realimentado de precisión al milisegundo. El sensor de oxigeno que va entes del catalizador, informa cuanto oxigeno hay en el gas de escape, lo que indica si la mezcla que se está quemando es pobre o rica.

El computador es realimentado con esta lectura. lee la composición de ese gas de salida y si está saliendo mezcla rica ordena a los inyectores entrar menos combustible y viceversa, así el sistema se realimenta, variando de más a menos gasolina en la mezcla hasta acercarse al punto óptimo.

En el óptimo la corrección debería ser cero, pero eso ocurre solo por poco tiempo porque las condiciones de manejo van cambiando y el motor necesita mezclas más ricas o más pobres que el óptimo para funcionar bien.

Entonces lo que tenemos en el caso ideal es una oscilación de correcciones positivas y negativas, en un rango pequeño en torno al valor cero. Esas correcciones se llaman Fuel Trim Short Term (ajuste de combustible de corto plazo) y son instantáneas.

Pero también el computador va sacando los promedios de esos valores instantáneos, y los guarda en una tabla para la próxima vez que encendamos el auto ya sepa donde partir la corrección, eso se llama Fuel Trim Long Term (ajuste de combustible de largo plazo).

Cuando el motor anda bien, el ajuste de corto plazo se debe mover entre -5% y +5%  mientras que el de largo plazo debe ir desde -20'% a +20%.

La prueba de manejo que hice me sirvió para ver como se comportaba el sistema bajo distintas condiciones: manejo en ciudad, corriendo en carretera, subiendo y bajando cuestas. En general todas las curvas -según lo que yo entiendo- me dieron correctas y dentro de los márgenes normales.

Sin embargo pude notar una falla: el ajuste de corto plazo pasa más con valores positivos que negativos, y esto se refleja en el ajuste de largo plazo que queda fijo alrededor del 18% positivo.

¿Qué significa esto? Que aunque los valores están en el rango, el sistema está detectando una mezcla pobre en promedio y por eso la está corrigiendo con valores positivos que enriquecen la mezcla.

El ideal es que el ajuste a largo plazo quede clavado en un valor lo más cercano a cero posible. Esta corrección positiva constante me suguiera que el motor está gastando combustible de más ¿y por qué la mezcla es pobre? Supongo que el motor está chupando aire por alguna parte: el cuerpo de admisión, alguna manguera o el sistema del canister.

Entonces mi tarea pendiente es encontrar esa fuga de vacío y arreglarla hasta que tenga las curvas óptimas. Al menos eso es lo que yo creo de acuerdo a lo que he aprendido por Youtube, si estoy equivocado en mi interpretación y alguien tiene experiencia en leer esas curvas, le agradecería que me alumbre.

¡Diablos, que asunto más divertido este del Car Scanner!  

Mi emprendimiento soñado

 Mi entrada de hoy tuvo la dificultad de ser censurada por la revisión automática. 

Como no quiero tener problemas, mejor los invito a que la lean aquí. Si no aparece o aparece mal, por favor avísenme en los comentarios.

P.D. el contenido es totalmente lícito y cumple con todas las políticas de Blogger, pero el uso de algunas palabras hicieron saltar la censura automática y el aviso previo. En cualquier caso si desea mantenerse libre de pecado, no la lea y ya. 

15 julio 2024

Fake wars, fake news y verdades científicas

Me persigue esa antipatica palabra que se puso de moda durante la campaña electoral que llevó a Trump a la presidencia. No estoy seguro si la empezaron a usar los oponentes o los seguidores, pero si recuerdo que Trump fue el que hizo una especie de mantra con la palabreja: todo lo que no le gustaba o lo perjudicaba era "fake news" según el.

Como todos los embustes y lugares comunes que aparecen, en un principio hubo buenas razones para creer en el asunto. Por ejemplo rl asunto de las armas de destrución masiva de Saddam Hussein.

En 2003, el Gobierno de Estados Unidos, con George W. Bush armó una fuerte campaña de propaganda contra el Gobierno de Irak, acusándolos que estaban desarrollando armas de destrucción masiva. 

Con eso pretendía el apoyo de la ONU para invadir ese país como había hecho su padre en 1990, pero esta vez no le resultó y tuvo que emprender la aventura de manera unilateral, bueno, casi, porque sus aliados de siempre como Inglaterra y otros igual lo apoyaron..

Lo de las armas fue una mentira por razón de estado, la verdad es que países aliados como Francia le habían dado acceso a Hussein a la energía nuclear, mientras que Inglaterra le había suministrado armas químicas prohibidas para su guerra contra Irán.

Bush estaba irritado por el atentado del 2000 que destruyó el World Trade Center, desde entonces desarticular el terrorismo islámico se convirtio en prioridad nacional, pero también abrió una enorme oportunidad de negocio para algunos de los asociados de Bush.

Siempre me pareció rarísima esa cadena de acontecimientos que ocurrieron después de la caída del Sha de Iran y la humillante toma de rehenes, que nunca fue vengada. 

Luego vino la guerra entre Iran e Irak, donde Estados Unidos apoyaba a Sadam Hussein primero y después terminó invadiendo Irak y ejecutando a Hussein. una actitud sin pies ni cabeza, todo muy caótico y difícil de entender, 

Iran -que debió haber recibido un duro castigo- salió impune, fortalecido y se convirtió en potencia regional, gracias a la involuntaria ayuda americana, que se volvió contra Hussein. cuando tuvo la mala idea de invadir Kuwait.

La Guerra del Golfo emprendida por Bush padre fue una horrible idea, que eternizó la inestabilidad regional y terminó fortaleciendo al verdadero enemigo de Occidente: Iran, 

En fin, todo un enredo, una comedia de equivocaciones que tuvo que ser respaldada con muchas mentiras por razón de estado, como siempre ocurre en esos casos. 

Me parece que de allí los periodistas empezaron a construir las ideas del "Deep State", con un puñado de billonarios que controlaban el mundo y se lo repartían en negociaciones debajo de la mesa. Puras fantasías.

Yo nunca me convencí con esas historias. Es cierto que muchos billonarios tienen ambiciones políticas gigantescas y perversas -basta pensar en Soros- pero yo creo que nunca han llegado a establecer un sistema como alegan los conspiranoicos.

Todo eso se ha tejido en base a ,medias verdades y exageraciones. El mundo está muy lejos de ser controlado por un pequeño puñado de poderosos, la verdad es que quienes lo controlan son una cantidad inmenza de idiotas: el 80% de Pareto. Ellos son los que mandan y nos tienen bajo su capricho.

Los demagogos saben eso desde los tiempos de Julio Cesar -que digo- desde mucho antes y navegan sacando provecho de los complejos, miedos y la estupidez que abundan en la mayoría de los seres humanos. 

Si alguien nos gobierna y nos controla son los huevones, no solo nos gobiernan y controlan, sino que además nos tienen rodeados.

Y una muestra de lo que digo es la rapidez con que esa idea de las fake news ha prendido en el populacho y el provecho que sacan de ella los demagogos como Trump y los demás.

Cualquiera que tenga un mínimo de pensamiento crítico y un par de neuronas para analizar lo que pasa, se puede dar cuenta que es imposible establecer LA VERDAD -con mayúsculas- acerca de ningún asunto. Todo es posible y todo es discutible por la sencilla razón que nuestra capacidad de conocimiento es limitadísima.

Las cosas que nosotros consideramos como verdades objetivas son solo consensos, que en cualquier momento podríamos considerar falsas. Existen cosas más probables que otras, claro que si, pero incluso las más descabelladas e improbables son posibles, incluso esas conspiraciones del deep state y teorías por el estilo, nada es totalmente descartable.

Nadie puede pretender que cooce LA REALIDAD, porque el que diga eso primero tendría que demostrar que es omnisapiente y que es imposible que se equivoque, claro, cualquiera puede decirlo pero de ahí a que yo le crea...

El engaño, la ignorancia, el raciocinio, manipulación, la crítica, son todas herramientas que usamos los seres humanos para desenvolvernos en este perro mundo, del que a duras penas podemos entender una minúscula parte.

Los más pelotudos de todos son esos que idolatran la ciencia y que hablan de las verdades científicamente comprobadas. Los que hablan así no saben donde están parados porque de partida ignoran que la ciencia usa el método inductivo, que por definición nunca puede asegurar algo.

Por eso hablar de "ciencias exactas" es un absurdo, la ciencia no puede ser exacta por la misma razón que una hipótesis no puede ser un teorema. Puede que se cumpla en trillones de casos. pero por metodología existe la posibilidad que no se cumpla en el trillón más uno, chao.

Y ahí viene la otra ignorancia: creer que las verdades matemáticas -los teoremas por ejemplo- tienen algún valor de verdad sobre asuntos de la naturaleza y el mundo real. Claro que no tienen nada de verdad, nada.

Un teorema solo tiene valor en el mundo de las ideas, porque es coherente con sus postulados, punto. Por eso tampoco existen las verdades matemáticas pero solo en la mente, no pueden existir -por definición- en el mundo material.

Todo esto que parece puro onanismo mental tiene un valor práctico aunque no lo crean, porque nos ayuda a entender que vivimos creyendo en las regularidades y los argumentos de autoridad. Eso no tiene nada de malo, al contrario es super conveniente, siempre y cuando no lo confundamos las regularidades con la realidad o la verdad.

La realidad es lo que nos conviene, lo que nos ayuda. A mi ya avanzada edad me he ido dando cuenta que muchas cosas que yo creía firmemente, con el tiempo he llegado a pensar lo contrario. Si a los 17 años me hubiesen dicho las opiniones políticas que tengo ahora, las habría encontrado estúpidas, y no es que ahora sea más inteligente ni más tonto -para nada- simplemente cambiaron mis preferencias.

Las fake news, noticias falsas, bulos, patrañas, como quieran llamarlo, no existen por una razón muy simple: nadie puede saber con certeza si algo es verdadero o falso. Apenas podemos estimar las cosas como más o menos probables.

Eso no quiere decir que no existan las mentiras. Annha Arendt -o como se escriba- tiene una frase buenísima que citaré de memoria y es más o menos así "el hombre es el único ser de toda la naturaleza con la capacidad de afirmar ·está lloviendo" en un día totalmente despejado", No se me olvidó más esa frase estupenda.

Por supuesto que existen las mentiras y mentimos a sabiendas todos los días, a cada rato. Las mentiras son parte del set de herramientas que todos manejamos para desempeñarnos socialmente y no tienen nada de malo, 

El engaño no es malo en si, lo malo es dejarse engañar o que nos hagan cholitos para que actuemos contra nuestros propios intereses. Y nadie puede meterse a imponernos sus propias verdades argumentando que lo hacen para ayudarnos.

Por eso la idea de las fake news es tan antipática para mi, en si es una de las peores formas de engaño porque es deber de cada uno determinar en qué cree y en qué no, ningún tercero debe tener la facultad de meter sus cochinas narices en eso.

14 julio 2024

A Trump le tocaron la oreja

Justo cuando me disponía a escribir la entrada de hoy, veo por Youtube la noticia que le habían disparado a Donald Trump en uno de sus actos de campaña.

También veo a todos poniendo el grito en el cielo contra la polarización política, como si fuese primera vez que le disparan a un presidente o candidato a presidente en los Estados Unidos. 

Nada de eso, hay una tradición viejísima de magnicidios -exitosos y frustrados- en ese país, es casi parte de su folklore.

Algunos hablan de un montaje, yo lo dudo mucho porque dicen que el presunto tirador fue abatido, hay otro muerto y un herido grave entre los espectadores, demasiado realista para ser un montaje yo creo.

Tal vez lo que más molesta en estos atentados es escuchar esas tontas frases hechas que todos repiten "no hay lugar para la violencia política" y otras idioteces por el estilo. Es como cuando te dicen el los funerales "ayudándole a sentir".

Me viene a la memoria el intento de atentado contra Maduro  con un dron,  hace algunos años.,  me extraña que no hayan aparecido más cosas de ese tipo, aunque en los Estados Unidos y otros países tecnologizados deben tener sus precauciones contra eso.

En Estados Unidos los magnicidios siguen una especie de canon, un patrón que siempre se repite donde el asesino es siempre un lunático, de esos que llaman lobo solitario, alguien con frustraciones personales o ansias de figurar como el orate que mató a John Lennon. 

El  único caso que recuerdo y que podría  romper ese patrón fue el  asesinato de  John Kennedy, donde parece que si hubo  algún tipo de organización en el asunto. Los demás, desde Lincoln hasta el intento de matar a Reagan han sido puros loquitos.

Estos magnicidios me hacen recordar los tiroteos en las escuelas, perpetrados por algún desadaptado enfermo de la cabeza, una especie de necesidad americana de tener su "día de furia". Los magnicidios tienen por suerte menos víctimas inocentes.  

En cualquier caso el ganador comunicacional aquí es el propio Trump, que apenas recibió un rasguño y salió del lugar de pie agitando el puño. Pero yo que él no estaría muy contento, si pudieron rozarle la oreja ahora, en el próximo intento podría ser uno con mejor puntería.

Porque otra vez quedó demostrado -como ha pasado muchas veces en la historia- que frente a ese tipo de ataque se pueden tomar miles de precauciones, pero llegado el momento resulta sumamente difícil evitarlos.

Si le rozaron la oreja de un balazo hoy. perfectamente podría ser que mañana o pasado otra bala caiga  uno o dos centímetros, esta vez en el blanco correcto.

Hay un aspecto adicional que eleva el riesgo de atentados: es la personalidad de Donald Trump y su historia de cuando no quiso reconocer su derrota  electoral, cuando después de eso vino  el feo asunto del asalto al Capitolio.

Trump despierrta antipatías muy fuertes en los wokes, progresistas, globalistas y todo eso, pero también en muchos Americanos normales, que solían ser moderados pero después del asunto del Capitolio lo consideran un Hitler en potencia.

Tengo amigos americanos horrorizados con la posibilidad que Trump vuelva al poder y no son para nada progres. Algunos son de familia de Republicanos por generaciones. Imaginen, si despierta esos sentimientos en personas normales, como será con los enfermos de la cabeza que guardan un arsenal en su casa y andan dando vueltas por los Estados Unidos, que no son pocos.

Estados Unidos desde la posguerra hasta fines del Siglo XX tuvo un sistema político estable: Demócratas y GOP turnándose civilizadamente en el poder. Podían aparecer presidentes muy malos como Nixon o Carter, pero eso no descomponía a los partidos. El sistema de alguna manera lo superaba.

Yo creo que con Bill Clinton en 1993 empezó la decadencia. Pese a que sus gobiernos fueron exitosos en lo económico, empezaron a caer varios límites de lo que se consideraba aceptable para un presidente. Mientras que a Nixon lo hicieron renunciar por mentir, Clinton mintió, lo pillaron y no le pasó nada. Son esos pequeños detalles los que echan a rodar las bolas de nieve.

Con los Bush, padre e hijo todo siguió peor, luego Obama, producto clásico de comerciales, quien pavimentó el camino para que un payaso de los reality shows llegara a la Casa Blanca. El estilo Trump, de la política como espectáculo de masas, al final termina en cosas como lo que estamos viendo ahora.

Y para qué mencionar la inexplicable tozudez de Biden, que insiste en ir de candidato cuando no sabe ni como se llama, ese está peor quer yo. Aferrarse a la candidatura estando senil, es lo que ha permitido a Trump seguir corriendo solo.

En fin, la política en The Land of braves se ha convertido en un reality show de pésimo gusto. donde los concursantes ganan popularidad mostrando lo peor de si mismos, los dos grandes partidos valen cada vez menos, están aniquilosados y convertidos en una especie de museos.

Es el momento de los brutos, de los tipos sin ideas ni ideales, solo usan slogan muy básicos, que no significan nada y apelan directamente al 80% de Pareto. Me imagino que todo esto es parte de la enorme decadencia de la social democracia, una idea implementada por FDR en los años cuarenta que funcionó muy bien por un tiempo, pero hoy ya no tiene nada que aportar.

12 julio 2024

Refrito del sábado: el fiscal feo y chico

Nota previa:
Ayer se conoció el fallo unánime -contundente- que absolvió al cabo Zamora, después de una persecución que duró cinco años por parte de la fiscal Ximena Chong. A propósito de eso repito mi entrada donde hablo sobre lo grave que es cuando un fiscal no es imparcial al investigar supuestos delitos. 

Es un asunto gravísimo, Zamora perdió su trabajo en Carabineros, ha sido encarcelado y perseguido durante cinco años sin que nadie se atreva a acusar seriamente a una fiscal que está aplicando torcidamente la ley y sus facultadoes desde hace años, no solo en este caso sino en varios más. 

Si Chong no es expulsada del Ministerio Público, bien por el Fiscal Nacional o por la Corte Suprema significa que estamos en una situación de total descontrol, donde algunas personas investidas de autoridad están abusando de esta sin pagar ninguna consecuencia. 

Creo que eso es totalmente inaceptable, porque hay una conducta contínua y repetida en el tiempo por parte de Chong, en fin, veamos el refrito:

El fiscal feo y chico (publicado originalmente el 29 de abril de 2015)
Una denuncia en fiscalía
Hoy fui al Ministerio Público a presentar una denuncia. Es segunda vez que voy, la primera fue cuando se cayó mi camioneta desde el morro y estaban averiguando si había cometido algún delito, o sea fui en calidad de "sospechoso". Esta vez me tocó hacer el trámite desde la otra vereda y para no perder el tiempo esperando que un fiscal me atendiera llevé la denuncia redactada por escrito.

En cuanto a gestión administrativa, un siete
Como muchos saben yo "hice como que trabajaba" en los tribunales durante varios años, cuando estaba el sistema procesal penal antiguo así es que iba preparado para una larga espera y un trámite burocrático. Nada de eso, me llevé una agradable sorpresa porque tomé número y en menos de 10 minutos me estaban atendiendo, pese a que me equivoqué con el número lo arreglaron enseguida, tomaron mi denuncia, la revisaron brevemente, la recepcionaron y me dijeron que en un plazo máximo de 72 horas le estarían dando curso.

Soy un enemigo acérrimo de la Reforma Procesal Penal y en particular de la institución del Ministerio Público, que me parece una monstruosidad, sin embargo debo reconocer que en términos de gestión es muchísimo mejor que poner una denuncia en el sistema antiguo y las dos veces que he ido me he encontrado con instalaciones modernas, procedimientos racionales y expeditos.

¿Los fiscales deben ser parciales?
Justo hace un rato leí en Facebook un comentario sobre la actuación del fiscal Gajardo, en los casos Penta y Soquimich donde alguien -que al parecer estudia derecho- me trataba de explicar que si bien es cierto el fiscal debe ser objetivo, no tiene ni puede ser imparcial, porque siendo parte acusatoria su obligación es ser parcial, la imparcialidad -no lo dijo pero supongo que es lo que quiso decir- queda para los jueces, no para los fiscales ni para los abogados de la defensoría.

En ese momento me di cuenta de uno de los grandes problemas que ha creado la Reforma y el Ministerio Público con esta idea de que los fiscales, siendo parte litigante, no tienen por que ser imparciales.

Lo que pasa es que cuando se llega a juicio es obvio que los fiscales son parte y sería iluso pedirles imparcialidad, pero el diablo está en los detalles. Y el detalle diabólico en este caso es que antes de ir a juicio el Ministerio Público tiene una etapa inquisitiva, donde los fiscales gozan de una serie de privilegios inéditos, que ni soñaban tener los jueces en el antiguo sistema.

¿Que pasaría si el fiscal me cree a ciegas?
Por ejemplo yo llegué a presentar una denuncia, se asignará a un fiscal para que abra una investigación ¿que pasaría si el fiscal toma parte por mi, derechamente en esta etapa, sin imparcialidad?. Resulta que mientras la investigación está en marcha el fiscal tiene amplisimas facultades entre las que se cuentan ¡desestimar la denuncia! solo a su criterio, ordenar allanamientos, interceptar conversaciones (previa orden de un juez) y todo aquello que hace la policía cuando investiga un delito.

Se cuidan solos
La cosa se pone mucho peor porque el Ministerio Público en esta etapa no está disciplinariamente sujeto a nadie, los fiscales pueden cometer toda clase de delitos y abusos -cosa que ha pasado- y solo responden ante el superior jerárquico o en última instancia del fiscal nacional, es decir se cuidan solos.

Una historia en Arica
Poco tiempo atrás se dio el caso en Arica que funcionarios del OS-7 de Carabineros fueron sorprendidos en dos operaciones simuladas de tráfico de drogas "Alguien" le pagó a un delincuente con quebrantamiento de condena para que indujera los delitos en Bolivia, luego estos aparecieron con gran publicidad como "golpes al narcotráfico"  y resultó que todo estaba podrido, era una gran mentira presumiblemente para mejorar sus estadísticas de capturas y ganar un "bono de rendimiento" que se les entrega como incentivo.

Luego de un confuso juicio repleto de tinterilladas, donde el famoso ex fiscal Peña defendió a algunos de los policías, todos se echaron la culpa unos a otros y al parecer el asunto quedó en nada. El fiscal a cargo de estas dos diligencias, si no me equivoco, sigue trabajando al igual que los policías ¿como fue posible algo tan torcido?

El juez sabía, la voz de la experiencia
La explicación me la dio hace años un juez oral, que había trabajado muchos años en el sistema antiguo. Me decía "entre la policía, los fiscales y el juez de garantía nos entregan el paquete armado, el que llega a un juicio oral está frito, nosotros solo ponemos la firma en la sentencia". Resulta que la mayoría de los juicios se arman sin requisitos mínimos de imparcialidad, en arreglos entre la fiscalía y la defensa donde los intereses de ellos, los prejuicios del fiscal y el interés o flojera del defensor son los que deciden. El "juez imparcial" pesa menos que un paquete de cabritas, todo se arregla entre las partes antes del juicio.

Poca gente entiende esto, casi nadie se da cuenta que muchas veces estamos a merced de tontos, locos, acomplejados y resentidos. Uno de mis grandes amigos está cumpliendo una pena de 15 años por narcotráfico en que no me cabe duda que su único delito fue ser ingenuo y un poco torpe. Una vez escuché el dicho "no te deseo mal, pero ojalá te investigue el Ministerio Público y te toque un fiscal chico, feo y ególatra", me hizo gracia, pero no tiene nada de gracioso.

Es malo generalizar, ya lo sé
Yo se que es muy malo personalizar porque hay de todo, como en todas partes. Tengo unos amigos que son fiscales y defensores públicos, inteligentes y honestos. Conozco a algunos desde que estudiaban derecho y se que trabajan en condiciones difíciles. Incluso conozco policías que son correctos, no muchos lamentablemente. No es un asunto de personas sino de un sistema mal diseñado, que entrega poderes discrecionales y posibilidades de abuso justamente a quienes deberían garantizar la imparcialidad y protegernos contra el abuso, lo malo viene desde el diseño.

¿Lo fiscales deben ser parciales? (parte 2)
Es correcto que los fiscales deben ser parciales una vez comenzado el juicio, no puede ser de otro modo, pero es absurdo y horroroso que esos mismos que deben ser parciales investiguen en la fase previa, con poderes que nunca antes existieron en nuestro sistema judicial y sin estar sujetos a la tutela de la Corte Suprema.

Recen para que no les toque
Estamos totalmente desprotegidos, el "sistema garantista" se convirtió en el paraíso para los delincuentes habituales, que pueden trabajar tranquilos porque están sujetos a toda clase de beneficios. En cambio la gente que no delinque está sujeta -como nunca antes- a los caprichos de cualquier fiscal feo, chico, resentido y ególatra. Me parece escalofriante que la investigación de los delitos esté a cargo de las mismas personas que luego serán parte acusadora, recuerdo como criticaban del sistema antiguo que los jueces del crimen eran "juez y parte", no se imaginaron los estúpidos que el sistema actual en la práctica sería mucho peor. Así es que ya saben, recen para que jamás les toque uno de esos.

El derrumbe en el Ministerio Público

La pyme familiar en Los Angeles 
La sureña ciudad de Los Ángeles -otrora apacible- desde hace un par de años se ha transformado en un activo hub del tráfico de drogas, sicariato, guerras de pandillas y delitos por el estilo. ¿Cómo empezó todo eso? esa ciudad solía ser tranquila y más sana que un yogurt, no se como  habrá empezado la cosa pero esa es la realidad de hoy.

Hasta no hace mucho la Fiscalía local era dirigida por doña María Gemita Rojas y también estaba el fiscal adjunto don Rodrigo Durán. 

Resulta que don Durán es marido de doña Andrea Romero, socia de Susana Cortés, ambas abogados de un próspero estudió especializado en defender narcotraficantes. 

Ni que decir que les iba bastante bien, hasta que explotó el escándalo luego que defendieron con éxito a un sicario de apellido Bastardo -no es chiste- donde la defensora era la esposa y el fiscal acusador el marido.

No era la primera de las defensas exitosas a estos criminales, que obtenían con facilidad ofertas de juicio abreviado desde la fiscalía con penas irrisorias. Así cualquier abogado prospera pues.

La asistente del fiscal prófuga y su otra pyme familiar
En Linares es tierra huasa del Valle Central, y también se caracterizaba por ser una ciudad tranquila hasta el aburrimiento. Allí trabajaba la abogada asistente de Fiscalía doña Claudia del Pino Acuña, quien junto con su pareja, don Ricardo Ignacio Vega Guerrero le facilitaban la vida a los que caían por manejo en estado de ebriedad.

Así es como Vega Guerrero actuaba como "rompehielos" y por la módica suma de unos 500 dólares -una bicoca en Chile hoy- la señora abogada asistente les conseguía una salida expedita y con mínimas molestias a los afortunados clientes.

Cuando la fiscal jefe, señora Carola Dagostini la pilló con las manos en la masa, la abogada Del Pino fue acusada, enjuiciada y sentenciada, a 12 años en la jaula para ella y 6 para su marido. Al recibir tan desagradable noticia doña Claudia simplemente se arrancó para no cumplir la condena.

Pasó como un año arrancada hasta que la encontraron en la vecina ciudad de Talca en el Condominio El Golf. Mala suerte, ahora a cumplir nomás

El rancahuaso, señor de las drogas
También en la zona huasa, esta vez en la Fiscalía de Rancagua, trabajaba un señor Jorge Mena, que era el fiscal especializado en casos de drogas. Ño Jorge era particularmente generoso para decretar "órdenes de no perseverar" en bullados delitos de tráfico de drogas y también dilataba las causas para dar tiempo a los imputados de limpiar sus antecedentes por prescripción.

No solo eso, Ño Jorge también  expulsaba rápidamente del país a extranjeros imputados por delitos de drogas, permitiéndoles salir del país sin siquiera presentarse a juicio, y por cierto tenía también la costumbre de bajar la calificación de los traficantes imputados desde autores a "cómplices".

Mena tiene un largo prontuario de conductas dirigidas a favorecer escandalosamente a los narcotraficantes que estuvieron en sus manos. Pero esto no termina allí, porque las órdenes de no perseverar y los juicios abreviados necesariamente tuvieron que pasar por mano del fiscál regional, don Emiliano Arias, quien obviamente se defiende como gato de espaldas, usando el conocido argumento de Bart Simpson "yo no fuí"

El mejor amigo del Tren de Aragua
En Los Vilos, tierra de los buenos mariscos y mejor pescado, otrora tranquilísima como las demás que he nombrado, ocurrió una audiencia para revisar la prisión preventiva de tres integrantes del Tren de Aragua, famosa organización criminal. Pero misteriosamente los fiscales de verdad no estaban, así es que mandaron a alegar a don Luis Soto Pérez, un abogado asistente.

Y don Soto Pérez no supo dar un solo argumento para mantener la prisión preventiva. Fue tan escandaloso su comportamiento que la propia juez lo increpó diciendo que su alegació era impresentable. Peeeero, su señoría -indignada y todo- igual los dejó en libertad vigilada y de los tres criminales nunca más se supo.

¿Cuantos habrán sido mojados en este episodio? La jueza pudo perfectamente interrumpir la audiencia, al final fue ella la que los dejó en libertad. El Soto Pérez hoy alega que era maltratado en la Fiscalía, lo echaron, claro, pero no es difícil suponer en que condiciones quedó él, la jueza y tal vez el fiscal titular, que se desapareció de manera tan oportuna.

Estos son solo cuatro botones de muestra, la historia del Ministerio Público está manchada de episodios vergonzosos desde el día de su creación. En Chile han existido muchos fracasos políticos desde 1990, pero dos han sido gigantescos: la Reforma Procesal Penal y el Transantiago. 

Todos los chilenos pagamos cada día por esas monumentales estupideces y la tarea de revertirlas será titánica. Pero los ejemplos que he colocado son de simples rateros, corruptos enanitos comparados con los verdaderos mega corruptos que han causado daños enormes y duraderos a todo el país. Por ejemplo

La señora Chong
El principio de imparcialidad al que están obligados los fiscales es "el deber que tiene el Ministerio Público en el ejercicio de su función, de investigar con igual celo no sólo los hechos y circunstancias que funden o agraven la responsabilidad penal del imputado, sino también aquellos que lo eximan de ésta, la extingan o atenúen".

Este principio no es menor ni accesorio, porque está consagrado en la Constitución, en la Ley Orgánica del Ministerio Público, el Código Procesal Penal y hasta en los reglamentos del Ministerio Público.

No existe un ejemplo más grosero de la violación sistemática de este principio que la trayectoria de la fiscal Ximena Chong, si existiese un mínimo de justicia independiente en Chile Chong debió haber sido expulsada del Ministerio Público hace muchos años.

Su último alegato contra el ex cabo Zamora de Carabineros, para quien pide 12 años de prisión, es una de las actuaciones más bochornosas que ha protagonizado la Fiscalía, y eso que de bochornos tiene muchísimos.

No es una persona en sus cabales: alegó que el cabo Zamora debería ir a la cárcel por correr demasiado rápido en persecución de un delincuente. 

Los griegos decían que el alma se refleja en el rostro. Yo no creo que siempre sea así, pero a veces puede que un alma malvada deje la huella en un rostro espantosamente feo, tal vez -a veces- algo tenga que ver una cosa con la otra. 

El fiscal Arroyo y su "abogada asistente"
He escrito varias entradas sobre el escándalo de la "Operación Huracán", donde la Dipolcar descubrió que el señor fiscal tenía un lío amoroso con una abogada asistente, quien además filtraba información a los terroristas mapuches que estaban investigando.

La reacción de la Fiscalía -bajo el mando del corrupto Abbot- fue aplastante, actuaron como una organización criminal destruyendo el trabajo antiterrorista de décadas y mandando presos a los mismos policías que trabajaban con ellos, inventaron pruebas y acusaron a otros de montaje, que fue exactamente lo que hizo -institucionalmente- la fiscalía.

Así salvó el pellejo esa vez Llaitul, quien siguio delinquiendo durante años, hasta que al final volvió a caer preso. Pero el mal ya estaba hecho, el único servicio de inteligencia interior eficaz que teníamos fue desmantelado y la fiscalía se las arregló para echar tierra a todo el asunto. Hoy pocos se atreven a comentarlo objetivamente.

El fiscal Valencia
Todos estos casos han empezado a salir a la luz desde que asumió en nuevo fiscal nacional Angel Valencia Vasquez, que ha hecho un trabajo notable barriendo -en la medida de lo posible- la pobredumbre que dejó su predecesor, el infame Jorge Abbot.

Pero el problema es estructural y no se soluciona con "un buen fiscal". No se trata solo de inmorales y corruptos: es el sistema que está está podrido y se está derrumbando, porque fue concebido por un par de idiotas, aficionados llenos de arrogancia y que hoy siguen pontificando desde esa Universidad de cuyo nombre no quiero acordarme.

Ellos son los que deberían rendir cuentas, ellos y sus mandatarios políticos porque la catástrofe que arrastramos desde hace treinta años tiene su origen en un diseño mal concebdo y peor ejecutado. Podemos tener un buen fiscal como es Valencia, pero como está diseñado el sistema, poco o nada podrá hacer.

Mientras no se elimine el Ministerio Público y no sean los fiscales reemplazados por jueces instructores, bajo la vigilancia disciplinaria de las cortes de apelaciones y de la Suprema, todos estos escándalos seguirán ocurriendo y serán cada vez peores.

El fracaso de la Reforma es una verdad evidente por si misma, los resultados han sido peores que los pronósticos más alarmistas hechos en su momento, el daño para el país ha sido descomunal. 

Sin embargo pasa algo muy curioso y sospechoso: jamás he leído a ni un solo político, del sector que sea, mencionando este elefante que tenemos en la habitación, todos mueren pollo en esto, y por algo será.

10 julio 2024

Picadillo del jueves 11 de julio de 2024

Herrar es equino
En mi entrada "Pobres comunistas" de ayer cometí un error al escribir este párrafo:

"(...) tanto así que (Jadue) se dio el lujo de "hacer desaparecer" unas grabaciones que lo incriminaban en otro delito, desde el propio cuartel de la Policía de Investigaciones. Esa jugarreta no la hace cualquiera, y hacía pensar a muchos que de alguna manera los jueces le iban a dar la pasada".

El error es que yo no puedo asegurar que Jadue hizo desaparecer esas pruebas que lo incriminaban, una cosa es que lo crea y otra que lo sea, no tengo como afirmarlo. Normalmente redacto muy rápido y publico sin revisar, por eso se me pasan estos gazapos, en fin ya lo corregí en la entrada original.

Debo tener más cuidado y releer lo que publico. para que no se me pasen tantos errores. En cualquier caso mantengo mi opinión sobre Jackson, a quien considero un delincuente aunque no haya sido condenado judicialmente y sobre todo sigo pensado que Bachelet "es una vieja mala y ambiciosa hasta los huesos", agregaría otras opiniones sobre ella pero para qué seguir.

Ricos y pobres
Estoy escribiendo esta entrada cuando todavía es 10 de julio, pocos chilenos se acuerdan hoy de lo que pasó en esa fecha y apenas la recuerdan porque la calle de ese nombre en Santiago es donde se venden los repuestos de auto.

He escrito varias veces sobre el combate de La Concepción, donde 77 soldados chilenos comandados por mi tío abuelo sexto Ignacio Carrera Pinto, pelearon hasta morir todos contra una multitud de soldados y montoneros peruanos en el pueblito de La Concepción.

Una de las cosas que encuentro más admirables de la Guerra del Pacífico no son las batallas ganadas ni nada de eso, lo que a mi me impresiona es como se movilizó la gente de todas las clases sociales y el poderoso movimiento de unidad nacional que apareció en ese momento de apuro.

Ignacio Carrera Pinto era nieto del primer presidente de Chile, José Miguel Carrera y sobrino del que era entonces presidente Anibal Pinto. Pero no fue el único caso, prácticamente toda la clase alta se enganchó a la guerra: 

José Francisco Vergara, ingeniero y millonario, no solo arriesgó la vida muchas veces peleando en la caballería sino que fue uno de los principales estrategas de Chile junto con otro civil, el abogado Rafael Sotomayor. 

El hijo del general Bulnes, héroe de la guerra anterior contra Santa Cruz y ex presidente, también se enganchó en el Ejército, pero con tan mala suerte que camino al teatro de operaciones capturaron su barco y pasó buena parte de la guerra preso.

Pero también junto con esos peces gordos combatió mucha gente del pueblo, los rotos mostraron el mismo espíritu de sacrificio, tal como Luis Cruz Martínez en La Concepción y Ernesto Riquelme. el niño que murió en su puesto tocando a deguello mientras la "Esmeralda" se hundía 

Por eso escribí la entrada Ricos y Pobres, Codo a Codo, en recuerdo al sentimiento de unión que hubo en Chile con ocasión de la guerra. He escuchado muchas veces esa estupidez que "no hay que celebrar las derrotas", dicha por tipos con mentalidad de hincha de fútbol y pelotudos de esa clase.

Claro que hay que celebrar las derrotas, especialmente cuando el derrotado ha sido digno y valiente. Las guerras se deciden principalmente por golpes de buena o mala suerte, pero lo que interesa es la actitud de las personas, su comportamiento, sea cual sea el resultado.

Otro descubrimiento mecánico
Sigo aprendiendo aceleradamente sobre inyección electrónica gracias al uso de la interfaz OBD2 y la interpretación de las curvas y datos.

Es verdad que con los puros datos no basta para hacer un diagnóstico correcto, yo recién estuve a punto de equivocarme cuando mirando la horrible señal que me daba el sensor de oxigeno, pensé que debía comprar uno nuevo. 

Pero antes de poner el pedido me puse a pensar un poquito: el sensor si estaba fluctuando dentro de su rango normal, desde 0 a 1 volt, el problema es que la forma de la onda no era pareja y cíclica como debiera ser. Si el sensor estaba bien ¿qué otra cosa podría ser?

El mecánico cubano me había dicho que la válvula PCV estaba mala, la probé y parecía Ok, pero igual compré una en Aliexpress. Cuando llegó y la cambié el motor quedó peor que con la válvula antigua ¿me habría estafado los chinos?

Para asegurarme, pedí una segunda válvula, pero esta vez más cara -la anterior me había costado como 4 dólares- la cosa es que me llegó ayer y se la cambié nuevamente. Miren las curvas del sensor de oxígeno, con la válvula antigua a la izquierda y la nueva a la derecha:

La primera curva es la señal del sensor de oxigeno y pueden ver que con la válvula antigua. aunque había arreglado la fuga de vacío, seguía con una forma muy irregular, en cambio con la válvula nueva (fondo negro para que se note mejor) da una señal muy buena y pareja. 

Fíjense que el valor promedio (Avg en naranja) es de 0.49, el ideal debe ser 0.5 al variar parejo entre 0 y 1 volt. Los ajustes de corto plazo están dentro del rango de +- 10% en ambos casos, y el ajuste de largo plazo, que debe quedar cerca de 0 con una variación de +- 20% está mucho mejor con la válvula nueva.

¡Eso era! No le he hecho la prueba de manejo todavía, la haré en fin de semana, pero el Tomás Jr. que está ocupando el auto para ir al trabajo me dice que quedó buenísimo.

Y yo que ya estaba dudando de la compresión. Bueno, el fin de semana le haré los últimos ajustes, espero no echarlo a perder de nuevo, como me pasa cada vez que le meto mano.

09 julio 2024

¡Pobres comunistas!

Hace un par de días, cuando se revisó la prisión preventiva del alcalde Daniel Jadue, este apareció en el tribunal con las manos engrilladas y la pechera amarilla de los presos, con un asa para sujetarlos del cuello. Al verlo pensaba en la humillación que esta puesta en escena significaba para los militantes del Partido Comunista.

Jadue no es un comunista cualquiera, había sido precandidato presidencial en la elección pasada y una de las figuras "jovenes" destacadas del partido. La forma en que fue presentado por Gendarmería fue inusual, al no tratarse de un tipo peligroso con riesgo de fuga. 

Creo que fue una señal potente para su Partido, cuyos dirigentes y militantes se la han jugado por "manifestarse" protestando en las puertas del tribunal y también en declaraciones de sus dirigentes.

Yo creo que se consultó. a nivel político como iba a ser llevado al tribunal: esposado o con las manos sueltas, vestido normal o con traje de preso, dudo que eso haya quedado al capricho de un funcionario menor de Gendarmería.

Jadue hasta hace muy poco tenía poder, era temido porque el Partido Comunista le guardaba las espaldas, tanto así que se dio "desaparecieron" unas grabaciones que lo incriminaban en otro delito, desde el propio cuartel de la Policía de Investigaciones. 

No puedo asegurar que lo haya hecho el mismo pero eso es lo que yo creo. En fin. esa jugarreta no la hace cualquiera, y por ese tipo de cosas muchos pensaron que de alguna manera los jueces le iban a dar la pasada.

Pero igual cayó en desgracia, más bien el gobierno lo dejó caer, a diferencia de Giorgio Jackson, otro delincuente al que movieron todos los hilos para que saliera a capear el temporal lejos de Chile. La Fiscalía trató con infinito cariño a Jackson pero no tuvo contemplaciones con Jadue.

¿Por qué esta caída en desgracia? Porque Jadue es solo una muestra de la pérdida de poder de los comunistas dentro del gobierno. 

No mucho tiempo atrás hubo otro terremoto cuando el gobierno le "pidió la renuncia" a Juan Andrés Lagos, un muy notorio comunista.

Lagos fue secretario general del PC, presidente de directorio de la disuelta Universidad Arcis, defensor del chavismo, del alcalde Jadue y ex colaborador cercano de la propia Gladys Marin. 

Afirmado en esos pergaminos Lagos se sintió lo suficientemente seguro para afirmar que el gobierno de Venezuela no tuvo nada que ver con el crimen en Chle del teniente Ronald Ojeda y fue a protestar a favor de Jadue el día que le decretaron la prisión preventiva.

Todo esto siendo asesor del Ministerio del Interior. Entonces Boric lo mandó a pasar por la guillotina, sin darle siquiera la oportunidad de salir con algún pretexto decoroso: lo purgó públicamente.

Pero esto no fue todo, hace solo un par de días se hizo una gran redada policial contra la Radio Villa Francia, un bastión del terrorismo urbano de los comunistas en Santiago. que durante décadas nadie se atrevió a tocar. 

Esa fue una verdadera noche de los cuchillos largos donde cayeron detenidos, incautaron armas, materiales para hacer bombas molotov y cosas por el estilo. El asunto es que desde hace más de 20 años todo el mundo sabe que la Radio Villa Francia es un escondite de los terroristas más radicalizados.

No era un secreto para nadie que desde allí todos los años se organiza el "día del joven combatiente" donde salían a hacer barricadas y destrozos años tras año.

Pero nadie se atrevió nunca a tocarlos ni con el pétalo de una rosa, es más, desde la Fiscalía los protegían por ordenes de los políticos y nunca se movió un dedo contra ellos. 

Pero todo eso cambió ahora y se le vino encima la noche a la Radio Villa Francia.

¿Por qué están pasando estas cosas? ¿Por qué este cambio radical de actitud? Hasta no hace mucho tiempo los comunistas eran prácticamente intocables. Jadue había robado a manos llenas y tenía a su comuna sumida en la basura y violencia, impunemente, sin que le pasara absolutamente nada.

Mi teoría es que la desintegración del Partido Comunista empezó cuando Michele Bachellet asumió su segundo gobierno de la mano con los comunistas. Recuerdo que la mayoría de la gente se admiraba, y no pocos veían con miedo lo que veían como un enorme avance del partido.

Me da flojera buscarlo, pero yo escribí por esa época que eso iba a ser la ruina del Partido Comunista, que no había nada peor para ellos que llegar al gobierno, iban a perder sus bases populares, se corromperían y se empezarían a descomponer tal como antes le pasó a los radicales y a los demócrata cristianos.

Y eso es exactamente lo que está pasando, porque la fortaleza histórica del Partido Comunista -que nunca fueron muchos en Chile- era su condición de partido ideológico. Los comunistas tenían bases, masas, que no eran muchos pero eran machos. Eso ya se perdió para siempre.

En los setentas yo tuve cierto coqueteo con las ideas comunistas  y fui a algunas de las clases que hacían en la escuela de cuadros. Nos hacían leer mucho y la mayoría no entendía ni una palabra, pero todos sentían que sabían y que la basura resentida con que los adoctrinaban era una ideología justa y buena.

Eso dejó de existir hace rato. Los comunistas de hoy son todos empleados públicos, cafiches del Fondart o cosas por el estilo. Su única ideología es hacer el máximo de plata, por las buenas o por las malas y eso explica que ahora la mayoría sean ladrones o hipócritas.

Bachelet, que es una vieja mala y ambiciosa hasta los huesos, los llevó a su gobierno por interés, pero con eso les pudrió el alma. Hoy los viejos son burócratas desencantados y los comunistas jóvenes son poseros, más tontos que una puerta pero buenos para buscar el billete.

Los comunistas nunca debieron llegar al gobierno, esa fue su ruina porque los dejó sin mística, los únicos seguidores que les quedan son parte del lumpen, y ni siquiera todos porque también hay lumpen que son fachos pobres como yo. No todos pero hay.

No tienen diferenciación ni futuro y Boric con sus merluzos, que en el fondo son un refrito de los antiguos demócrata cristianos, ya se dieron cuenta que empiezan a ser una carga. 

El merluzismo -que es la nueva izquierda- es pragmático, como Camila Polizzi o Catalina Pérez, gente sucia y sin lealtades con nadie: cagadores finos. Y cuando empiezan a aparecer animales heridos en la manada les importa un pepino dejárselos a los buitres.

Yo creo que esa es la explicación de la pérdida de poder acelerada -que para mi es evidente- de los comunistas: perdieron su mojo. Y es también lo que les espera a los merluzos, tal vez no mañana ni pasado... o tal vez si, nunca se sabe.

Cuando me salvó el Readers Digest

Infierno
Cae otra noche fría del maldito invierno, veo en Internet que tenemos 15 gélidos grados Celcius con 73% de humedad ¿Cuando se terminará esta pesadilla? Menos mal que el sol sigue saliendo todos los días, el día que el sol no se aparezca no me levanto.

En fin, solo me queda esperar que llegue septiembre cuando se termine este infierno y volvamos a tener los días cálidos y soleados de siempre. Al mal tiempo buena cara, dicen.

Creo que ya conté que hace muchos años, en los ochentas, un señor -de apellido Celedón si no recuerdo mal- que era gerente del mejor hotel que había Arica, se le ocurrió una genial idea: el hotel devolvería el dinero a los huespedes por cada día en que no apareciera el sol.

Jugaba con los dados cargados, porque según la estadística histórica, en Arica apenas había un par de días al año en que el sol no aparecía, lo que es cierto hasta hoy, pese a los viejucos que disfrutan quejándose que "el clima ya no es como antes".

Pero bueno, como dijo Wilson hace unos días "si quieres hacer reir a Dios, cuéntale tus planes", Resulta que ese mismo año de la promoción de invierno, pasó como un mes completo en que el sol no se asomó. 

La pérdida debe haber sido muy grande y el creativo gerente tuvo que buscar otro trabajo. Tal vez estoy chocheando y la historia no haya sido exactamente esa, pero al menos así es como yo la recuerdo. Si algún ariqueño de esos años recuerda ese fiasco que me lo confirme... o que lo desmienta si es que me equivoqué o estoy exaagerando.

A veces me han preguntado de donde saco tema para escribir todos los malditos días y yo mismo no lo se, la cosa es que solo me pongo a escribir y si no se me ocurre nada simplemente improviso cualquier tontera... escribir sobre el clima por ejemplo.

Cuando me salvó el Readers Digest
En 1983, después de los diez peores años de mi vida, tocó a mi puerta -por fin- la buena suerte. Supongo que esto alguna vez lo he contado porque los viejucos nos ponemos repetitivos, pero viendo en Youtube un video de Shinjuku me acordé de mi viaje a Tokio en ese año.

Yo he hecho solo tres viajes largos en mi vida, pero ese primero fue el más impactante porque pasé de un día para otro de ser el más pobre de los pobres diablos a los vuelos en jumbo y hoteles cinco estrellas. 

Parece que todo se me estaba dando esa vez,  después de muchos años de mala suerte y yo -que tengo una fobia social ridículamente exagerada, tuve que moverme con gente importante y que jamás había visto en mi vida. Creo que si me tocara algo así de nuevo no volvería a hacerlo, déjenme tranquilo en mi casita nomás.

La verdad es que me sentía muy ridículo vestido de traje y corbata, pero fingí que estaba acostumbrado y que esa era la ropa que usaba siempre, lo que más me molestaba eran los zapatos de cuero y trataba de disimular mi dificultad para caminar sin mis acostumbradas zapatillas.

Cuando llegué por fin a las oficinas de la Casio me sentía tal como se deben haber sentido los indios que llevó Colón ante la corte de España, a la vuelta de su primer viaje. En eso pensaba cuando entré a mi habitación en el Hotel Intercontinental que estaba frente a las oficinas de mis anfitriones.

Pero el ser humano se adapta rápido a toda clase de situaciones y desde que llegué, yo -que soy enfermo de tímido- me convertí en un charlatán. Apenas hablaba inglés, pero los japs hablaban tan mal como yo así es que nos entendíamos perfectamente. 

Además ya había hecho amistad por telex -el equivalente de esos años al Internet- con los sub gerentes, que en realidad eran los obreros mal pagados igual que yo, así es que nos teníamos alguna confianza. Hasta me atreví a jotear y hacerle algunas bromas a la secretaria, cosa que no habría hecho ni muerto en Chile. De hecho, creo que fue la única vez en mi vida que me he portado así.

Pero hubo un momento en que casi todo se fue al diablo. Creo que al tercer o cuarto día, después de largas reuniones donde les contaba toda clase de embustes, los tres medios pollos que estaban a cargo de atenderme me dijeron muy emocionados que íbamos a cenar con el gerente de la División Calculadoras.

Yo no tenía idea de la cultura empresarial japonesa y pensé que el gerente sería un viejito bonachón y sencillo, como son los gerentes en buestros países. Nada de eso, me encontré con el tipo más desagradable, despectivo y mal educado que he conocido en mi vida.

Era ridículo ver como mis amigos parecían perritos moviendo la cola, exagerando los gestos de aprobación y aplauso cada vez que el maldito japo decía algo. Lo peor es que el tipo me miraba casi con asco, mientras yo juntaba furia callado nomás, pero supongo que mi cara lo decía todo porque mis amigos se miraban con cara de desesperados viendo que la cosa se ponía cada vez más tensa.

Lo que yo no sabía es que ese era el trato natural de un alto ejecutivo, y yo era el que estaba siendo muy mal educado al no humillarme frente a él, eso lo vine a entender mucho después. La cosa es que la comida iba de mal en peor y yo rogaba por que se terminara todo rápido para volver a mi país bendito 

El propósito de la invitación era que yo tenía que negociar el pedido de ese mes, y en esos años nosotros éramos uno de los mayores clientes de Casio en el mundo. El japo me dejó claro desde el principio que me estaban tratando demasiado bien y yo -en agradecimiento- estaba obligado a comprar todas las porquerías que quisieran vendernos.

Resulta que como representantes exclusivos para América Latina, estábamos obligados a comprar toda la línea, especialmente los productos que menos se vendían por ser experimentales o simplemente malos, a cambio de eso aceptaban vendernos con cuentagotas los productos que eran muy buenos, los caramelos le decíamos.

Y el tipo no se andaba con indirectas, a cada rato me decía que el sake que estábamos tomando valía una fortuna, que el restaurante en el Hotel Hilton era de los más caros del mundo y cosas así. En fin, que la compañía estaba gastando mucho y esperaban que yo se lo agradeciera, no me lo mandó a decir con nadie, lo decía explicitamente.

Para que les cuento lo irritado que estaba yo, nunca había estado con alguien tan antipático y la cosa pintaba muy mal. Cuando empezó a llegar la comida me puse nervioso porque en mi vida había comido con palitos, pero noté que a ellos también se le caía la comida así es que me relajé un poco.

No había mucha calidez que digamos, porque yo no hacía nada para agradar al señor gerente y empezaron a aparecer los silencios, que mis amigos trataban de llenar halagando desesperadamente a su jefecito.

Entonces fue cuando el desagradable me preguntó que opinaba de la comida japonesa. Mi primer impulso fue decir una pachotada, porque de verdad nunca me gustó, pero me contuve. Entonces la Diosa Fortuna vino en mi ayuda y me acordé de algo que había leído en el Readers Digest.

Le dije que no solo la encontraba buena en el paladar sino que también era bonita como un cuadro por la forma como arreglaban los ingredientes. Como tengo muy buena memoria con lo que leo, le recité casi textual el artículo del Readers, como si se tratara de una opinión mía.

El tipo saltó de inmediato, diciendo que era extraordinario que alguien de latinoamérica -es decir un indiecito como yo- hubiese captado esas cosas tan sutiles e importantes del Japón. Su actitud cambió de la tierra al cielo y se puso a hablar hasta por los codos como si fuesemos grandes amigos.

Dejó de presumir del costoso sake y me dijo que quería tomar, cuando le dije cerveza fue lo máximo porque a el también le encantaba la cerveza, lo único que faltaba era que me diera un abrazo, pero eso en Japón es imposible.

No necesito decirles la cara de alivio y alegría de mis amigos, que minutos atrás estaban aterrorizados, también está demás contarles que en el pedido de ese mes los cagué bien cagados: les saqué casi puros caramelos y no les compré casi ningún hueso, y así siguió siendo en todos los demás pedidos que hice hasta que me echaron de la empresa, era el regaslón de la compañía: "el sinverguenza".

Algo que aprendí de ese viaje es que en situaciones extremas uno a veces saca fuerzas de flaqueza y se adapta a casi cualquier cosa. A veces hacemos cosas que ni muertos seríamos capaces de hacer en situaciones normales, 

Otra cosa que aprendí es que las diferencias culturales no son tan importantes como las pintan. A los japoneses les encanta pensar que son muy especiales, distintos de todos los demás y que hay cosas que solo pueden entender ellos. 

Eso es un mito por supuesto, son gente común y corriente, igual como nosotros, pero les gusta creer que son únicos e incomprensibles. Tal vez tienen muchas rarezas pero que diablos, nosotros también tenemos las nuestras. 

Tienen un peso de tradición que los aplasta pero con suficiente alcohol se lo sacuden, y por eso jamás hacen negocios importantes estando sobrios. 

Recuerdo que esa misma noche, estando bien borrachos el tipo me dijo que no se puede confiar en alguien que no toma, porque es alguien que oculta su verdadera personalidad. Solo cuando uno está borracho se muestra como realmente es, ain máscaras 

En eso al menos le enontré razón, aunque si lo aplicaramos en Chile estaríamos todos muertos de cirrosis, los japoneses tienen una genética tan rara que aunque se emborrachen como cuba tres veces por semana no se enferman, creo que ya están inmunizados porque es parte de la cultura.

Esa semana que pasé en Tokio aprendí muchas cosas, y aunque estuve en varios otros países y pasé muchas aventuras raras, ninguna me dejo tanto como esas noches tomando con los japos.

Algo notable fue que al par de días saliendo ya nos "insultábamos de cariño" como hacemos en Chile con los amigos de más confianza. 

A mis amigos yo les decía que los japoneses eran traicioneros, hipócritas "recuerden Pearl Harbor" . Ellos decían que los latinos eran sinverguenzas y cobardes "agradece que Chile está llejos de Japón, porque ya los habríamos invadido", de hecho a mi me pusieron "el sinverguenza". Flor de amigos.

Pero bueno, todo eso fue en mi otra encarnación, tantos años atrás que ya no debería ni importarme, pero igual me acuerdo pasados tantos años.

07 julio 2024

Mecánica para dummies: la inyección electrónica

Antes de ver el video les recomienfo leer la entrada, donde se explica que es lo que aparece en los gráficos.

Sigo fascinado con la conexión OBD2, que nos permite hacer una verdadera radiografía a nuestro motor mientras funciona. Es magia pura, he aprendido mucho estos días y les quiero compartir algunas cuestiones muy básicas sobre como funcionan nuestros autos, en especial la inyección electrónica.

Como funciona el motor
Los pistones suben y bajan con cada explosión dentro de los cilindros y existe una proporción ideal de 14.7 partes de aire por 1 parte de combustible, eso se llama "mezcla estequiométrica" y es la que produce el máximo rendimiento de energía para un volumen dado de combustible. Es la mezcla perfecta.

Si la mezcla tiene más de 14.7 partes de aire es una mezcla pobre y si tiene menos es una mezcla rica, en ambos casos el motor empieza a perder potencia. ¿Bastaría entonces mantener esa mezcla ideal siempre? Lamentablemente la cosa no es así de sencilla.

Pensemos por ejemplo en un día con varios grados bajo cero, esa mezcla ideal no logrará encender el motor, entonces hay que enriquecer la mezcla  quitándole aire, hasta que el motor alcance su temperatura de funcionamiento.

 Otras veces conviene empobrecer la mezcla o incluso apagar las explosiones del motor, por ejemplo si vamos bajando una cuesta larga y así ahorrar combustible. Casi todos los vehículos modernos lo hacen así. 

Los antiguos autos con carburador simplemente fijaban esta mezcla estequiométrica  y para el motor frío usaban métodos rudimentarios como el ahogador o chupete, los más caros usaban complicados sistemas de vacío para tratar de hacer estas compensaciones, pero eran muy delicados e ineficientes.

La inyección electrónica
El uso de computadores en los autos resolvió todo esto, ahora mediante sensores que miden la condición de distintas partes del motor y actuadores que modifican el ajuste de estas partes en tiempo real, permiten entrar la mezcla aire-combustible exacta en cada milisegundo, es decir las mezclas pueden cambiar miles de veces por segundo.

El caso más básico e importante es el control del pulso de los inyectores, que permite que los inyectores ingresen más o menos combustible, cambiando miles de veces por segundo, de acuerdo a la información que le da el sensor de oxígeno a la computadora. Un pulso ancho significa que entra combustible durante más tiempo y viceversa.

Las correcciones instantáneas que manda la computadora para enriquecer o empobrecer la mezcla se llaman "Fuel trim short term" es decir ajuste de combustible a corto plazo, y en condiciones normales deben variar entre +5% y -5%, si las variaciones son mayores o se queda pegado en un solo sentido es que algo anda mal.

También existe el "Fuel trim long term" o ajuste de largo plazo, que va sacando el promedio de los ajustes de corto plazo y lo almacena en unas tablas de la computadora, para que recuerde como debe comportarse en el futuro, por eso a veces se dice que la computadora "aprende" o bien que "se confunde" según mejore o empeore el funcionamiento del auto. El ajuste de largo plazo normal puede variar en un rango de más a menos 20%

Estas correcciones las determina la computadora en respuesta a una señal que le manda el sensor de oxigeno, que va colocado en el múltiple o el tubo de escape, este sensor mide la proporción de oxigeno del gas de escape y entrega un valor entre 0 (para mezclas muy pobres) y 1 (para mezclas muy ricas).

Si el sensor manda -por ejemplo- 0.9 volts, la mezcla está muy rica, así es que la computadora manda la orden al Fuel trim de corto plazo para que los inyectores den combustible por menos tiempo, estrechando el pulso y viceversa.

Un diagnóstico rápido
Por ejemplo si ven el video, notarán que al principio el sensor de oxigeno reportaba mezcla muy pobre (voltajes muy bajos) de manera sostenida, eso se reflejaba en el Fuel trim de corto plazo que enriquecía la mezcla, sobrereaccionando y con correcciones que a veces hasta pasaban del 5% normal.

Conclusión, el auto estaba enviando mezcla anormalmente pobre, o sea con mucho oxigeno y poco combustible, el computador enriquecía innecesariamente la mezcla y todo se iba al diablo, especialmente el ralentí que tenía el motor muy tiritón.

¿Por qué tirita el auto?
Ese es el problema clásico del ralentí, que en los autos antiguos era prácticamente imposible de arreglar a menos que ajustásemos el motor completo. Cuando la mezcla no es la exacta el motor puede andar muy bien si lo aceleramos, pero en ralentí anda a tropezones, especialmente si el auto es automático y paramos en un semáforo con la marcha en directa, lo que carga al motor.

¿A quien no le ha pasado en un auto viejo que llega a un semáforo y el auto empieza a corcovear? Yo tuve ese problema por años y lo "arreglaba" dejándolo acelerado, es decir ajustando el tornillo que deja entreabierta la mariposa.

Al revés de los autos antiguos, que aceleraban inyectando más combustible por la boca del carburador, los autos modernos aceleran dejando pasar más aire, es decir abriendo más la mariposa, el paso de combustible lo regula el computador según las señales que le manden los sensores.

La mezcla pobre
Como vemos al mirar las curvas, la causa más probable del problema es una mezcla pobre- Esto podría ser por problemas en la línea de combustible: bombas, filtros, regulador o algún inyector tapado. Pero yo le había limpiado todo eso, así es que estaba descartado.

Pero también hay otra causa para la mezcla pobre, que no existía en los motores antiguos, actualmnte el motor, para que funcione bien, debe estar hermético, solo le debe entrar aire por el cuerpo de la mariposa.

Porque un motor chupa aire y produce vacío y -aquí está el detalle- el computador calcula la mezcla ideal de acuerdo a lo que le dice el sensor MAF que está en la toma de aire y le dice cuanto es la masa que le está entrando. 

Si entra aire por otro lado (una manguera o la conexión entre el filtro de aire y el cuerpo de la mariposa por ejemplo) se produce una fuga de vacío. El computador no tiene como saberlo y calcula solo con lo que registra el sensor MAF, sin tomar en cuenta  el aire que realmente está entrando. Así se produce una mezcla más pobre de la que el computador "cree".

Para probar si hay fuga de vacío lo mejor es mirar las curvas del sensor de oxigeno y el efecto del Trim de corto plazo, la mejor prueba es acelerar el auto: si al acelerar los valores mejoran es una fuga de vacío, si empeoran es un problema en la línea de combustible.

Y asi fue como pude detectar y resolver un problema que jamás habría imaginado sin mirar las curvas. Claro que soy apenas un aficionado y muy ignorante en esto, solo se lo que he visto en Youtube.

¿Será el sensor?
En principio pensé que el sensor de oxigeno era lo que estaba malo. pero ahora no estoy para nada seguro porque -mirándolo bien- he notado que oscila perfectamente entre 0 y 1 volt, si no alcanzara nunca esos valores estaría malo, pero en fin, este es solo un supuesto mío. Si alguien entiende de estas cosas me podría echar una manito en interpretar las curvas.

Bueno bueno, no necesito decirles que estoy entusiasmadísimo con todo esto, especialmente por la cantidad de información que puedo tener gastando menos de 20 dólares por todo, es una maravilla, cosas que antes eran magia negra para mi, ahora las voy entendiendo perfectamente. 

Por ejemplo el asunto de la cremallera, que yo no tenía la menor idea de como funcionaba y pensaba que era algo sumamente complicado. 

Nada de eso, la cremallera es tan sencilla como cualquier gato hidráulico que usamos para levantar el auto, no tiene mimguna ciencia.

Aquí tengo una foto de mi cremallera vieja con un gato al lado, son la misma cosa. La única complicación -y que no es menor- es por la forma, hacia qué lado salen las mangueras, el largo de los pistones y de los brazos. No tiene más ciencia que eso.

06 julio 2024

Corto plazo y largo plazo

En una de sus frases más citadas, Keynes puso en duda que la demanda de dinero fuese constante. Hoy lo citan como "no hay que perocuparse tanto por el largo plazo, porque en el largo plazo estaremos todos muertos". El párrafo real es así:

"en el largo plazo ello es probablemente cierto (que la demanda es constante) Pero este largo plazo es una guía confusa para la coyuntura. En el largo plazo estamos todos muertos.
Los economistas plantean una tarea demasiado fácil, y demasiado inútil, si en cada tormenta lo único que nos dicen es que cuando pasa el temporal el océano está otra vez tranquilo".

Sin darse cuenta Keynes usó la metáfora muy apropiada: de una tormenta, algo inevitable e imposible de controlar para cualquier ser humano,  pero que en algún momento se terminaría. Resulta que en esa frase Keynes estaba destruyendo su propio argumento.

Porque efectivamente, el economista en una crisis no puede hacer otra cosa que un meteorólogo durante la tormenta: decir que está la cagada y hay que abrigarse. Es muy petulante pensar que algún economista pueda tener una receta mágica para manejar cosas que están totalmente fuera de su control. 

Pero eso es exactamente lo que ofreció Keynes en sus confusos libros que -según su devoto seguidor Kenneth Galbraith- eran tan osuros que nadie en la academia se atrevía a decir que no entendían ni una palabra de sus cálculos, para no quedar como idiotas.

Muchos dicen hasta el día de hoy que Keynes tenía razón y algunos hasta lo consideran un genio por afirmar que los economistas harían una tarea inútil si se limitaran a decir que a largo plazo las dificultades iban a terminar, sin proponer nada a corto plazo.

Un problema permanente en toda la historia económica es que a veces las cosas salen mal, especialmene por consecuencias inesperadas de decisiones políticas, irresponsables y de corto plazo. Ese era el caso en 1923, cuando Keynes escribió su "Breve tratado sobre la reforma monetaria" donde incluyó la famosa frase. 

En esos casos de grandes crisis económicas, cuando la gente común empieza a sufrir las consecuencias de malas decisiones de los políticos, estos encuentran muy difícil decirles "aguanten, esto va a pasar", especialmente si están allí en un sistema con elecciones, donde la gente votando puede sacarlos del poder.

Hay muy pocos casos de presidentes que se hayan atrevido a hacer eso, por ejemplo tenemos ahora a Milei, antes tuvimos a Fujimori en Perú  o Paz Estenssoro en Bolivia. Recuerdo como en los primeros años del Gobierno Militar nos daba una rabia inmensa ver los spot donde aseguraban que el futuro iba a ser mejos pero había que sacrificarse hoy. Y tenían razón...

Un gobernante necesita mucho carácter para pedir sacrificios y dar el ejemplo en lugar de hacer demagogia. A nadie le gustan las malas noticias y menos que a nadia a la masa de los más ignorantes que tienen derecho a voto, el 80% según la distribución de Pareto.

Por eso Keynes fue tan inmensamente popular, porque entregó a los políticos y a la gente común una herramienta "teórica" maravillosa que entregaba la receta para detener una tormenta, es decir, salir de las crisis sin pagar el precio ni hacer ningún sacrificio.

En el fondo la idea de Keynes era que el gobierno podía evitar el pago de los costos de una crisis haciendo una política contracíclica, es decir en tiempos de crisis el gobierno debía gastar más y en tiempos de expansión debería contraerse, para enfriar el crecimiento y pagar lo que había gastado durante la crisis.

Eso nunca funcionó, ni en los años de la Gran Depresión -como mostró Friedmann con números en mano- ni en los cientos de veces que se ha intentado en todo el mundo la política contracíclica, es un tremendo mito, un cuento chino pero los políticos lo adoran.

Largo plazo y corto plazo
Es verdad que en el largo plazo vamos a estar todos muertos, pero esa idea nos puede llevar a tomar deciciones que resultan muy mal cuando tenemos la mala suerte de vivir un largo tiempo. 

Los que viven rápido y se mueren jóvenes tienen mucha suerte, el problema es cuando no te mueres jóven sino que llegas a viejo y te empiezan a llegar las cuentas por todos los excesos y errores que se te fueron acumulando. 

Y es una característica muy humana esa que a nadie le gusta pagar la cuenta por los errores que ha cometido. Todo el mundo cree que se las puede llevar peladas.

Alguna vez escribí acá mismo sobre la Fábula de la cigarra y la hormiga y la relacioné con las tasas de interés ¿siempre hay que pensar en el largo plazo? Claro que no ¿entonces hay que pensar solo en el corto plazo? Menos.

Yo creo que tenemos que escoger que cosas son las más importantes y las que queremos más que nada, en ese tipo de cosas siempre debemos mirarlas en el largo plazo. Aunque nos tengamos que sacrificar la mitad de la vida para alcanzarlas, vale la pena el sacrificio.

Pero también hay otras cosas que no tienen tanta importancia, bien sea porque no nos interesan o porque no podemos controlarlas, esas tenemos que disfrutarlas bien en el corto plazo porque las podemos perder en cualquier momento, hagamos lo que hagamos.

Entonces cada uno tiene su matriz de cosas de largo y corto plazo. Para mi de largo plazo son la salud, la familia y la casa. Por más que lo pienso, creo que no hay ninguna otra cosa por la que valga la pena sacrificarme.

Claro que la salud tiene una gran componente de suerte, que es incontrolable. Por más que me sacrifique, me cuide y me preocupe, el día de mañana me puede aparecer un cáncer y chao. Tenía un amigo que jamás fumó un cigarro en su vida y murió de cáncer al pulmón, nadie se puede escapar cuando la mala suerte lo persigue.

Y si lo pensamos bien nada es seguro en este cochino mundo, ni siquiera la familia ni la casa, pero al menos en las cosas que consideramos importantes deberíamos moderarnos y evitarse tomar demasiados riesgos. 

No tengo nada contra tomarme una cerveza -cosa que voy a hacer ahora mismo- o emborracharme en alguna reunión de amigos, pero vivir borracho confiando en que no me va a pasar nada me parece medio estúpido, al menos si aprecio mantenerme relativamente sano lo poco que me quede de vida.

Ni tanto ni tan poco, creo que vivir con miedo a lo que nos va a pasar en el futuro es una cosa bien mezquina, pero tratar de cuidar lo que queremos me parece más o menos lógico.

Y con las cosas que no me interesan para nada, creo que hay que hacer como la cigarra, disfrutarlas en el minuto nada más y después que se acabe el mundo, esas, es decir todo lo demás,  son puro corto plazo.

05 julio 2024

Refrito del sábado: las consecuencias económicas

Esta entrada la escribí en noviembre del 2019, cuando la mayoría de la gente pensaba que estábamos a las puertas de una segunda república socialista de Chile y los soviet imparables de estudiantes se tomarían el poder del país.
Yo por el contrario, lo ví de manera muy optimista, pensando que abriría la puerta para un giro de opinión hacia la derecha, mucha gente todavía no lo cree, sin embargo yo lo veo así, hoy más que nunca.

Las consecuencias económicas (escrito originalmente el 15 de boviembre de 2019)
¡Chile despertó! Gritan los cabecillas enardecidos con la alta convocatoria que han tenido lo motines que empezaron en octubre. Se equivocan medio a medio, Chile sigue en medio de la gran borrachera y cuando despierte la resaca será horrible, en especial para los que participaron en los disturbios sin tener nada concreto que ganar, como veremos más adelante.

Claro que el "manifestante" típico, engrupido por otros más vivos creerá que no tiene nada que perder y que todo lo que está pasando solo puede tener buenas consecuencias para él. En su ignorancia ingenua pensará que ya han ganado algunas cosas: el gobierno ha anunciado que va a subsidiar el pasaje para los más viejos, que pondrá plata adicional para los salarios mínimos y que -con una nueva Constitución Política- tendrán más derechos y beneficios sociales. Ese es el sueño, la euforia del borracho, yo les diré, muchachos, exactamente lo que va a pasar cuando les llegue la resaca, en un par de meses más, tal vez antes.

Lo que viene -lamentablemente para ellos- es lo que pasaré a explicarles a continuación:

Cesantía: este será el primer efecto económico que se perciba, casi inmediato porque se produce  causa de los destrozos. Estos destrozos han permitido que muchos dueños de empresas puedan cerrar sus negocios dañados, saqueados o incendiados. En esos casos de fuerza mayor, la empresa no necesita pagar un peso de indenmización a sus trabajadores, lo que puede ser una buena, aunque traumática forma de deshacerse de los que no aportaban mucho al negocio. A costo cero.

Muchos empleados asalariados van a quedar cesantes, no solo por los destrozos directos, sino porque un montón de pequeñas empresas son parte de la cadena de suministro de empresas mayores, cuando estas caen se desploma toda la cadena hacia abajo. Esto tiene también un efecto de realimentación en la caída del consumo, los cesantes consumirán menos por lo que muchos negocios venderán menos o dejarán de vender. Este efecto se va a ver muy pronto en industrias como cafés y restaurantes, turismo local, ocio y todos  los servicios no esenciales, consumidos cuando la economía andaba bien, por ejemplo en los años del boom del precio del cobre entre Piñera 1 y Bachelet 2.

Esta cantidad de cesantes ex asalariados, se las tendrán que ingeniar para ganar dinero trabajando por cuenta propia, o en sub empleos informales. Ambos sectores están copados hoy por el más de un millón de inmigrantes que trajo Bachelet, con ellos tendrán que competir los nuevos cesantes manejando Uber, vendiendo en la calle, etc. Va a ser muy duro, pero servirá para poner a prueba la creatividad y mejorar el esfuerzo de nuestra fuerza de trabajo, que estaban acostumbrados a vivir como gatos gordos, con sus sueldo asegurado y una montaña de "beneficios y garantías laborales".  Desde ya se pueden ir despidiendo de todo eso.

Inflación: creo que va a ser muy difícil contener la inflación por mucho tiempo más, lo que viene con casi certeza es un período de "estagfación" o sea estancamiento del crecimiento económico e inflación al mismo tiempo. Esto ha pasado antes en Chile y en todo el mundo, no es tan terrible pero si va a ser muy duro. Si yo tuviese ahorros, los convierto hoy mismo a dólares, oro o propiedades de baja tasación fiscal, la próxima semana podría ser tarde. Han pasado muchas décadas que no hemos tenido inflación pero se está acercando la tormenta perfecta. Dos grupos serán especialmente golpeados: los trabajadores de más bajos ingresos y los que tienen ahorros, que, si no los cuidan bien (cosa que no es fácil), van a ver como se les evaporan.

Deterioro y desaparición de los derechos sociales: 
A partir del primer gobierno de Bachelet se ha venido creando una multitud de "derechos sociales", que fueron financiado primero con los altos beneficios de recaudación tributaria en tiempos de crecimiento y cuando esto se terminó se siguieron agregando beneficios financiados con las reservas de 10 años de alto crecimiento. Esa plata se terminó en el primer gobierno de Bachelet y se siguió financiando con déficit fiscal. El estúpido ministro de economía de entonces, Andrés Velasco, eliminó la regla de superavit estructural, lo que abrió las compuertas al endeudamiento.

Los beneficios sociales seguirán y van a aumentar en papel- a la venezolana- el estado va a subvencionar pasajes a los viejitos, va a suplementar los sueldos más bajos y -dentro de su tremenda incompetencia- sueña que todo eso lo va a pagar subiendo los impuestos. Resulta que hace rato llegamos al tope de la Curva de Laffer y cada subida de impuestos dismnuirá la recaudación, eso se vio en la práctica con la última reforma tributaria de Bachelet, la de ahora tendrá un efecto mucho peor. Ni hablar de la enorme cantidad de inmigrantes que son hoy una mochila de plomo para nuestro sistema "de bienestar"

Esta no es una situación nueva, es algo que ha pasado cien veces en todas partes, por supuesto en el propio Chile: el crecimiento se desploma lo mismo que la recaudación, crece el déficit fiscal el gobierno no tendrá con que financiar los beneficios sociales que van a ir desapareciendo, uno a uno en la práctica, tal como ocurrió en Venezuela, Argentina y tantos otros lugares. Es lo que vendrá sin duda, tendremos cientos de derechos en papel pero ninguno en realidad. Se acaba la fiesta.

¿Apocalipsis?
Ni el mundo se va a terminar, ni tampoco Chile, bueno, a menos que caiga un meteorito pero esa siempre ha sido una posibilidad. Como yo lo veo, somos parte de un proceso que está ocurriendo en todo el mundo, que es el colapso del consenso social-demócrata, que tuvo su auge desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, es algo que tenía que pasar por mangas o por mangas. La gente cree que es algo aislado y único, no es así, es un ciclo que ha ocurrido muchas veces, en Chile y en todos lados, es parte de la dinámica de la historia y el comportamiento social de las personas.

El estado de bienestar y las ideas de la social democracia siempre fueron insostenibles, el primero porque es imposible de financiar, en algún momento se termina la plata y la segunda porque va contra características fundamentales de la naturaleza humana. Como todos los animales somos competitivos, tal vez más que la mayoría y lo que llaman "estallidos sociales" no es otra cosa que la expresión de la codicia por bienes materiales, el afán de tener más y más ahora mismo, con el menor esfuerzo posible. No existe nada más natural que eso y los depredadores sociales, oportunistas que se dedican al "noble arte de la política" lo han sabido desde siempre y lo explotan. La gente les cree y cae engañada una y otra y otra y otra vez.

Concuerdo con la idea de Wilson que en Chile hace falta una "sanitización", pero los gatos gordos no tienen posibilidad de arreglo: antes de sanitizarnos tendremos que pasar "un poco de hambre y un poco de frío" como escribió Confucio, o tal vez mucho, esa es la verdadera fuerza sanitizadora. Pero antes de seguir con tanta filosofía barata, mejor volvamos a lo práctico.

¿Que nos va a pasar en el día a día?
Como en todos los cambios algunos saldrán perjudicados. Hay dos grupos de personas que se pueden a perjudicar mucho: los que viven de un sueldo y los que tienen ahorros líquidos en depósitos a plazo, acciones o cosas por el estilo.

Los asalariados sin vivienda propia lo pasarán mal, para que decir los que están pagando una hipoteca, Dios se apiade de su alma. Los que tienen ahorros corren un gran peligro que estos se evaporen con la inflación, claro que si son jugadores tal vez podrían hacerla con un par de apuestas afortunadas: huaso rico o huaso pobre. En todo caso si alguien tiene ahorros se supone que tiene sus necesidades básicas más o menos resueltas, así es que no resultará tan golpeado al perderlos.

Prácticamente todos los que han salido a protestar recibirán el peor castigo, especialmente la gente más joven porque habrá que olvidarse de la movilidad social por un par de años, lo mismo la gente pobre que "se sintió abusada": en los años que vienen si que van a saber lo que es abuso. Es una lástima pero si lo pensamos bien es lo más justo, ellos con su estupidez lo causaron y ellos mismos lo van a pagar más caro que nadie, con intereses.

¿Todo mal? ¿Esto no tiene arreglo?
Al contrario, todo muy bien creo yo. Vendrán un par de años muy duros, pero eso va a hacer reaccionar a la gente. Con un poco de suerte estoy seguro que de las elecciones que tendremos de aquí en adelante vendrá la solución. Los que no entienden como se mueve la economía pensarán que lo que pasa es catastrófico y que el deterioro económico de Chile es irreversible. Nada de eso, en 1982 estuvimos mil veces peor y el país se recuperó en menos de dos años, empezando el ciclo de crecimiento más acelerado del siglo.

Lo mismo va a pasar en Chile en unos años más, cuando tengamos un gobierno firme e inteligente que baje los impuestos, racionalice el estado y sobre todo que recupere -con leyes y acciones duras- la confianza de los inversores extranjeros.  Desde el año 2010, cuando un reconocido pedófilo de cuyo nombre no quiero acordarme impulsó la ley más estúpida que ha aprobado nuestro parlamente -Ley del Royalty Minero- se congelaron todos los nuevos proyectos de inversión minera en Chile. Tambén ayudaron los chiflados oportunistas que se hacen pasar por ambientalistas en los años siguientes, pero allí está el origen de nuestro estancamiento.

Chile es un país minero, es la única riqueza con clara ventaja comparativa que tenemos. Ni siquiera tenemos coca como Bolivia. Todo lo demás, todo el crecimiento en comercio, servicios y hasta industrias no relacionadas como la producción de alimentos, son derivadas de la enorme inversión minera que tuvimos entre 1984 y 2005, los estúpidos mataron la gallina de los huevos de oro y pasaron colados, pero de allí vendrá la solución, lo único que falta es que se terminen de desprestigiar los gallinas y estúpidos que hoy tenemos en la política y llegue alguien capaz a hacerse cargo.

Yo confío hasta el momento en José Antonio Kast, hay mucha gente buena y capaz en Chile y pienso que Kast tiene la capacidad de aglutinarlos y darles una dirección para poner las cosas en su lugar nuevamente.

04 julio 2024

Picadillo del viernes 5 de julio de 2024

¡Cuidado con los subsidios!
Cuando el gobierno le entrega un subsidio a la gente les está creando una situación de dependencia que ya no se podrá revertir. Lo malo es que los políticos usan ingresos temporales para financiar subsidios permanentes, confiando que en el futuro "Dios proveerá".

¿Exceso de optimismo? Para nada, lo que pasa realmente es que saben que después de cuatro años ya no estarán en el poder y la gente le echará la culpa al gobernante de turno.  ¿Quien se acuerda hoy de las cagadas que hizo Pacheco, quién le pide cuentas hoy? Nadie, así es como funciona la cosa

Porque Dios no acostumbra a proveer esas cosas. Y cuando el gobierno deja de recibir los ingresos extras no hay como seguir pagando los subsidios, pero los "beneficiarios" ya han acomodado su vida a estos ingresos y reaccionarán indignados si el gobierno los corta.

Es el problema del subsidio a los combustibles en Bolivia y será el problema gigantesco con los subsidios a las taridas eléctricas, que se volverán permanentes sí o sí. 

El gobierno al principio echa mano a sus reservas, luego se endeuda y cuando no pueda conseguir la plata prestada empezará a emitir moneda como si fuese confetti.

Al principio la gente estará contenta, pero esto va a deteriorar tanto la economia que se disparará la inflación y el desempleo. La gente tendrá los mismos o más billetes pero no podrá comprar nada con ellos. 

Cuidado con los subsidios, son como un tumor canceroso que solo puede crecer. El año 2022 Maduro subió el salario mínimo a 130 bolívares, que equivalían a 30 dólares mensuales. Hoy sigue en ese mismo valor en bolivares pero equivale a  3.5 dólares mensuales al cambio oficial.

Algo muy parecido pasa en Cuba desde hace décadas. Veo en las noticias a Jara, esa vieja espantosa con una falsa sonrisa pegada encima de la boca, anunciando triunfal que el salario mínimo subirá sobre los 500 mil pesos. 

Agreguemos que la jornada de trabajo legal se acortó a 40 horas y tenemos los ingredientes para la tormenta perfecta. ¡Cuidado con los subsidios! ¡Recuerden a Bolivia! no me cansaré de decirlo. 

La fobia al teléfono
En la mañana me llamó por teléfono mi amiguísima Francis, que vive en Santiago y se toma la molestia de mandarme los alimentos que me mantienen vitaminizado y mineralizado, tal como recomendaba el Super Ratón. Bueno, esa llamada me pemitió descubrir por qué me pongo tan nervioso cada vez que hablo por teléfono.

Resulta que nos conocemos de hace muchísimos años, de cuando éramos jóvencitos, y no es lógico que me venga esa fobia hablando con alguien de tanta confianza, pero igual me empecé a inquietar, no la escuchaba bien y no sabía que contestarle.

Estuve pensando en esa extraña cosa y me di cuenta por qué me viene. Resulta que cuando hablo por teléfono me pasa lo mismo que le pasa a algunas personas que deben escribir algo y no se les ocurre qué poner: es el terror de la hoja en blanco.

Curiosamente esto no me pasa hablando en persona, pero al hablar por teléfono me bloquo completamente. Antes de hacer una llamada la tengo que ensayar varias veces y cuando me llaman me coloco saltón pensando en qué me irán a decir y como tengo que responder. 

Estoy enfermo de la cabeza, sin  ninguna duda.

Las peleas de gallinero
A medida que se acercan las elecciones vemos crecer las peleas de gallinero donde nuestros políticos -como aves de corral- empiezan a darse pechones para ubicarse en las perchas más altas y cagar a los que quedan más abajo.

Las "estrategias" para ganar un lugar en la papeleta van por dos caminos diferentes. Por una parte están los que pertenecen a las oligarquías partidarias, que exigen cupos privilegiados para ser elegidos sin competir, gracias a una bolsa de votos que tiene el partido en una región dada. Ejemplos de pizarrón son los senadores Insulza y Durana de nuestra región.

Ambos tienen menos simpatía que Frei, sin carisma, talento ni nada, pero son paquetones de los partidos y tienen sus cupos asegurados en pago por haber sido leales a las oligarquías de sus partidos durante décadas.

También hay otro grupo emergente que los amenaza: el de los tictikeros, personajes de la farándula local o nacional, opinólogos chantas y otros pájaros de esa pluma, en resumen, esa difusa masa de los que se creen "influencers". Son los payasitos del circo de la política y es un grupo emergente con mucha fuerza.

Un buen ejemplo de esas es la señorita Polizzi, que además de estafadora es una tiktoker muy popular, gana seguidores y buena plata publicando sus videos en ropa interior. 

La gente con ese perfil creo que tienen un buen futuro en la industria, ya que la política y la prostitución son profesiones que tienen mucho en común. 

Y claro, tendremos que elegir entre gentuza como esa, no hay nada que podamos hacer.

El auto está listo y yo estoy convertido en un experto en cremalleras. Hubo que adaptar varias cosas, rehacer mangueras, tornear nuevo hilo, poner algunas piezas, me está costando 200 dólares la gracia, pero pensándolo bien no es gran cosa, en cualquier otro auto me habría salido mucho más caro.

Algo que aprendí con todo esto es la importancia del concepto de reparabilidad, que es algo muy diferente para distintas marcas y modelos, creo que tendré que escribir una entrada sobre eso algún día.

¿De quién son las riquezas naturales?

Creo que he contado varias veces eso de mi profesor de Ciencias Sociales -creo que en esos años se llamaba Historia y Geografía- en el Licéo de Ancud, que nos enseñaba con una lógica impecable como las riquezas naturales, que estaban en nuestro suelo, habían sido robadas durante décadas y el gobierno de Allende las había recuperado para todos los chilenos.

Su ejemplo favorito era la minería del cobre donde explicaba como los gobiernos anteriores habían regalado esa inmensa riqueza al capital estadounidense. 

Empresas como la Braden Cooper Company, Anaconda, Kennecot, etc. habían recibido el espléndido regalo que los había hecho billonarios sin que nosotros, los verdaderos dueños, recibiéramos lo justo de ese enorme negocio.

Nunca me olvidaré el remate de una de sus clases, cuando dijo "al final, los gringos nos roban el cobre, con eso hacen ollas que después nos venden y al final solo queda el tremendo hoyo vacío". El argumento era claro como el vodka como diría Francisco y yo, igual que todos mis compañeros lo compramos convencidos.

Claro que éramos jóvenes y no sabíamos mucho, así es que era sencillo convencernos. Una primera señal de alarma, que no notamos en su momento, fue que los malvados gringos mal podrían usar el cobre en hacer ollas para vendernos, porque las ollas que compramos no eran de cobre. Bueno, así es como se van construyendo los cuentos.

Pero yendo a lo principal yo pensé durante muchas décadas eso que "se llevaban el cobre y dejaban el hoyo", algo que me parecía espantoso ¿qué diablos íbamos a hacer cuando el cobre se acabara? No fue sino muchos años después cuando fui en Iquique a una gran conferencia de José Piñera que se me aclaró esa duda.

Resulta que los recursos naturales, por ejemplo el cobre que está bajo el suelo, no son una riqueza inmensa porque lo que está bajo tierra no son lingotes, ni siquiera láminas de cobre, son piedras que en ese estado no valen absolutamente nada: cero valor.

Su valor es solo potencial, tal como el plomo de una bala, que tiene el potencial de matarnos, pero solo si antes alguien fabrica hierro, lo transforma en acero, lo forjamos con costosas maquinarias para darle forma a un revólver, fabricamos bronce, pólvora cartuchos y mil cosas más. 

Recién entonces ese valor potencial se transforma en un plomo que puede ser letal.  

Pero no nos adelantemos, revisemos un poco eso de "se llevan el cobre y nos dejan el hoyo" ¿qué se podríamos hacer para evitar que el cobre se agote? ¿Tal vez no sacarlo, o sacarlo despacito?

Claro que no, porque los recursos naturales no mantienen su valor igual con el paso del el tiempo. El carbón y el salitre eran mucho más valiosos en el Siglo XIX que hoy, el litio no valía nada hace dos siglos y así ocurre con todos los recursos naturales.

Por eso se deben explotar de manera acelerada, especialmente cuando alcanzan su mayor valor por el uso tecnológico porque ese valor no es eterno en el tiempo. Lo que se debe hacer es explotar todo lo que se pueda mientras el precio está alto para convertir esos recursos naturales en recursos humanos.

¿Han escuchado esas historias que aparecen de tiempo en tiempo de viejitas que mueren y les encuenran bajo el colchón una enorme cantidad de billetes de hace cincuenta años atrás que hoy no valen nada? Lo mismo pasa con los recursos naturales, es una gran estupidez "ahorrarlos".

Aclarado eso, veamos ahora lo del "robo" de los recursos por parte de los inversionistas, sean nacionales o extranjeros, da exactamente lo mismo para el caso.

Imaginen que yo voy a Chuquicamata, donde está la mina de cobre más grande del mundo y recojo una piedra que contiene un 1% de cobre (un contenido altísimo y poco probable, pero en fin) ¿Creen que alguien me trataría de ladrón por eso?

Claro que no, porque la maldita piedra no vale ni un centavo. Y cuando me las daba de minero, varios años atrás, aprendí que la riqueza o "ley" de una veta significa poco y nada  si no tienes a "alguien" con un par de miles de millones de dólares y se atreva a invertirlos, apostándolos en un proyecto que podría dar ganancias en unos diez años más, en el futuro.

Conocí eso de primera mano el proyecto de Salamanqueja, acá en Pampa Camarones. Estuve allí cuando empezó la fiebre de las exploraciones hasta que unos empresarios locales le vendieron el proyecto a un conglomerado minero japonés, que terminó quebrando. 

Perdieron hasta la camisa, aunque todavía siguen vendiendo el cuento, supongo que para tratar de salvar los muebles. Fue una apuesta enorme que resultó terriblemente mal.

Resulta que los inversionistas no son "ladrones" como explicaba mi profe sino apostadores. Las apuestas son enormes y con toda clase de riesgos. Los mayores peligros de cualquier proyecto minero son políticos, porque a la política llega cualquier pobre diablo y hace lo que quiere con "la riqueza de todos".

Entonces llegamos al tema de fondo ¿De quién son las riquezas naturales? ¿Quién es el dueño de esas riquezas? La respuesta debería ser que el verdadero dueño es quien las produce, invirtiendo riesgo y capital para obtenerlas.

Porque ya vimos que el lingote de cobre no sale listo de la tierra. Esto lo podemos entender con un ejemplo muy simple: Imaginen que un carpintero fabrica y vende sus muebles, ha comprado madera al dueño del bosque y también ha comprado sus herramientas y le paga a sus trabajadores. Sus muebles son buenos y los vende muy caros.

¿Podría venir alguien del gobierno alegando que los muebles son "de todos" porque en su origen hubo un árbol que creció en el suelo que está en territorio nacional? Solo un orate podría pensar tal cosa.

Pero en los años setenta hubo un orate, ladrón y tinterillo que aplicó ese mismo pensamiento. diciendo que como el cobre se había extrañido del suelo chileno y las empresas que lo explotaban habían obtenido "utilidades excesivas" eso daba derecho al gobierno a confiscar todas las millonarias inversiones.

Ese robo vergonzoso se llamó "la nacionalización del cobre" y fue aprobado por unanimidad en el congreso pleno, ni los momios más recalcitrantes tuvieron el valor de votar en contra.

Claro que el precio que tuvo que pagar el gobierno de Allende -es decir todos los chilenos- fue espantoso. Empezaron a aparecer los juicios en Francia y Estados Unidos que Chile obviamente perdió, y se empezaron a confiscar los bienes del Estado Chileno en el extranjero.

Allende tuvo que empezar a hacer frenéticas negociaciones por debajo de la mesa, que por supuesto no llegaron a nada porque no tenía con qué negociar. El propio cobre que Chile exportaba empezó a ser requisado en Europa.

El tinterillo ese se llamaba Eduardo Novoa Monreal y hoy en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile hay un salón que lleva ostentosamente su nombre.

¿Y por qué no es el estado el que explota los recursos naturales entonces? La respuesta del millón de dólares es: porque el estado no suele tener un peso para apostar en grandes inversiones y cuando lo ha hecho siempre ha fracasado, no en Chile sino en todo el mundo.

Solo recuerden que pasó con la industria del azucar en Cuba, la industria del petróleo en Venezuela, la del gas en Bolivia y para que seguir, la historia está llena de ejemplos. 

Porque para hacer esos negocios inmensos hay que apostar cantidades igualmente inmensas de recursos, y no con esos billetitos locales que imprimen los gobiernos, sino que con plata de verdad, moneda dura, léase dólares americanos.

¿De donde diablos van a sacar billones de dólares si con los que consiguen apenas les alcanza para robar y comprar votos? Con qué ropa...

Finalmente les voy a contar la firme, de quien son las riquezas naturales: los verdaderos dueños son los políticos de turno que están en el gobierno, porque ellos son los únicos que pueden disponer en último término lo que se hace con eso.

¿De todos los chilenos? Blow me this eye, si el cobre es mío -que soy chileno- exijo que me entreguen la parte que me corresponde de las utilidades de Codelco cada año, cash, billete sobre billete. 

El único propietario de una cosa es el que puede disponer a su antojo de ella, esa es la verdadera definición de propiedad.