Tomas Bradanovic

Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, fotografía de autor, literatura, dibujo, escultura, pornografía, política, cocina regional, minas, copete y otras cosas por el estilo. Las increibles, absurdas y a menudo aburridas aventuras de nuestro hombre en Arica from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil.

El porqué de las protestas

jueves, 28 de julio de 2011

Como es tema de actualidad, escribiré un poco más de las protestas estudiantiles. Ya había dicho que las tenemos todos los años, igual que la lluvia cada invierno en Santiago. Este año parece que han sacado más gente a la calle, pero me da la impresión que la violencia -o por lo menos los daños- han sido menores.

Las demandas son más o menos siempre las mismas, claro que esta vez están más exageradas llegando al punto que exigían asamblea constituyente y nacionalización del cobre, aparte de universidad gratis para todos, vuelta de todos los colegios al ministerio de educación y cosas por el estilo. La consigna tampoco es muy novedosa "por una educación pública, gratis y de calidad", lo mismo que casi todos los años anteriores.

La novedad este año es la correlación de fuerzas políticas. En los 20 años de centro izquierda el modelo educativo tenía apoyo de todos los políticos, tanto de la concertación en el gobierno como de la alianza en la oposición. Ahora la concertación repentinamente vio la luz y se dio cuenta que lo que estuvo defendiendo a brazo partido durante 20 años es terriblemente injusto.

¿En que consiste el actual modelo educativo? Su característica principal es la competencia, con universidades privadas compitiendo con las públicas sobre bases más o menos iguales, más escuelas y liceos particulares subvencionados compitiendo de igual a igual con los municipalizados.

Como al competir con los privados las instituciones públicas pierden con regularidad matemática, los grupos de interés que se han beneficiando y ven amenazados sus privilegios, están tratando de obligar por la fuerza de la calle a que les aseguren su status privilegiado. Ese es el corazón del problema.

Muchos profesores estatales, primarios, secundarios y universitarios, perderían privilegios económicos históricos que han ido acumulando durante más de cien años. Muchos de ellos son viejos, incapaces y tendrían grandes problemas en trabajar en un ambiente que les haga las mismas exigencias que en el mundo privado. Se están jugando la vida.

Todo esto no significa que la educación en Chile sea maravillosa y no necesite ningún cambio, por el contrario, es horriblemente mala, cara e inútil para los propósitos del 99% de los que estudian, que son poder ganarse la vida en mejores condiciones que los que no tienen educación.

Muchos de los problemas reales de la educación en Chile son universales: es increíblemente cara, a pesar que muy poco de lo que se invierte se transforma en algo útil para el alumno, la calidad de los profesores es muchas veces deplorable y el diseño mismo del sistema, estandarizante y con filosofía igualitarista lo hace inútil. Pero cuando se habla de "calidad" de la educación nadie piensa en eso, sino más bien en que todos deberían obtener altos puntajes en pruebas estandarizadas, que es lo contrario de calidad.

Mucho más que adquirir habilidades o conocimientos útiles para los objetivos de los alumnos -que no son los mismos para todos- la educación formal se ha convertido en una costosa venta de credenciales, que podrían servir o no dependiendo del azar y de cuanta sea su abundancia en el mercado laboral.

Esos son los problemas reales, pero a los grupos que provocan las protestas les importan poco o nada, jamás he escuchado a algún alumno preocuparse si el título que obtiene le va a entregar o no herramientas para ganarse la vida. Nunca los he visto cuestionar en serio si las largas horas que pasan encerrados en salas de clase les dejan algo útil y equivalente al alto costo de su educación.

Las banderas son otras: aprovechando los problemas reales, los distorsionan y le echan la culpa al lucro, a la competencia desleal de los privados -que poco a poco se los van comiendo- y sobre todo a la pérdida de privilegios laborales de los profesores.

Otro diagnóstico falso se hace respecto del costo de la educación superior. Nadie reclama contra el monopolio que gozan las actuales universidades, que les permite cobrar más o menos lo que se les antoja gracias a que casi no existe real competencia. Lo que se reclama es que los alumnos quieren estudiar gratis.

Yo creo que es una estupenda idea que los alumnos brillantes estudien completamente gratis, ellos son una inversión y no un gasto para el estado. Y que los alumnos que no son brillantes pero si son buenos y esforzados, con un rendimiento académico deberían ser ayudados en buena parte por el estado en forma de becas y crédito.

Esa era la idea de tener un sistema mixto, donde las universidades públicas podrían ser para los brillantes y buenos, mientras a las privadas irían los mediocres -que también podrían ser buenos profesionales- pagando hasta sacar la carrera. Pero resulta que la calidad en las universidades privadas comienza a igualar y superar a las públicas y allí empieza la amenaza. El problema es que los mediocres que no rinden académicamente también quieren estudiar gratis, están chiflados. Si se echan un ramo y quieren seguir estudiando que paguen.

Al final las protestas no tienen ningún futuro, porque no atacan el problema de fondo que es tener una educación más útil para los propósitos de los alumnos, en cambio abogan por defender los intereses corporativos de los profesores aterrorizados por la amenaza de tener que competir. A problemas reales se ofrecen soluciones irreales.

Solo pierden los alumnos que con menos clases menos valor tiene su título y menos valor profesional tienen ellos mismos. En Perú existiendo universidades nacionales gratis, un gran porcentaje de los alumnos prefiere pagar una universidad privada, a precios muy altos, antes que tener un título de esas universidades gratis. De seguir escalando las protestas en Chile va a pasar exactamente lo mismo.

Y no solo los profesores quieren sacar provecho con el conflicto, el microscópico Partido Comunista tiene la única oportunidad de aparecer gracias a estas protestas. Los políticos de la concertación también las apoyan porque les interesa instalar la idea de "somos malos, pero solo con nosotros puede haber paz social en el país", esa es su agenda oculta, solo esperen un poco y verán como empiezan a sacarla. La política es un juego sucio que no le importa sacrificar a una generación completa de estudiantes si les conviene.

Pero ya me alargué demasiado, el asunto tiene muchas facetas y podría seguir aburriendo por horas, pero creo que las que nombré son las fundamentales y pueden dar una idea más o menos fiel de lo que está pasando con la educación y las protestas. Sobre la reacción del gobierno solo puedo decir que me parece mala y débil, ha contribuido a empeorar un asunto que no puede llevar a ningún lado y al final solo va a perjudicar a todos. Nadie puede ganar con todo esto, hasta mañana.

Etiquetas: , ,

23 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Aquí también hay un sistema de públicas gratis y privadas con tarifa. Las privadas a veces son mejores y otras veces son una vía mas cómoda al título. Las mejores estatales tienen como filtro un gran rechazo de aspirantes y reprobación de exámenes y las malas otorgan títulos de poca cuantía en el mercado laboral.
En ese universo el estudiante debe tratar de defenderse dentro de sus posibilidades.
La participación del colegio de graduados - o como se llame - en el gobierno universitario es clave. También un núcleo de profesores que ejercen la profesión paralelamente, en lo posible de los más destacados, y a quienes el prestigio académico y el profesional se realimentan uno con otro y se preocupan por mantener el nivel.
También que las pocas líneas de investigación y desarrollo que tenga la Facultad se orienten a resolver los problemas que los graduados y las empresas donde trabajan tienen real y concretamente en el terreno.
En definitiva que la Universidad sea una expresión de los que ya están en el oficio, que mantenga algo de cosa gremial. Si en cambio se aproxima a ser una caja emisora de títulos atendida por profesorado burócrata empeora.

28 de julio de 2011, 8:45 a. m.

 
Blogger Heitai said...

Anoche leí el petitorio de los "estudiantes", y uso comillas, pues el texto, como dije en otro lado, tiene el copyright de los comunistas. Algunas de las peticiones son tan absurdas, que alguna sustancia han de haber estado consumiendo sus nuevos "redactores" para ponerlas en la mesa. O tal vez les llegó por email (un invento lucroso) desde venezuela o cuba.

28 de julio de 2011, 10:15 a. m.

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, esas son las cosas que nadie discute ni protesta acá. El profesional que no tiene aceptación en el mercado de trabajo se dedica a hacer carrera en la universidad estatal y enseña cosas que solo ha leído de un mundo que no conoce. Acumula diplomas y publicaciones sin haber trabajado un día en su vida en lo que se supone que es experto.

Argentina tiene una tradición académica diversa y en sus niveles altos rigurosa, tiene premios nobe en biología y química (creo), mucho aporte práctico de alemanes. Acá no tenemos nada de eso, las universidades son endogenas, los profesores colocan a sus hijos y esposas y sobre eso nadie reclama.

Al contrario, reclaman para que ninguno de esos privilegios se pierdan.

Heitai, los estudiantes son instrumentos nomás de los intereses corporativos y la política. Son los tontos útiles que calientan el agua para que los otros se tomen el mate y ni se dan cuenta.

28 de julio de 2011, 10:59 a. m.

 
Blogger Ulschmidt said...

no tanto, Tomás, hay carreras aquí que tienen todos esos problemas que Ud. dice y algunos más. Y las glorias del Nobel quedaron décadas atrás.
A mí el modelo de Universidad privada que vende unos títulos eficientes y el de Universidad pública que regala otros mas cualunques me resultan desconfiables ambos. La Universidad debe ser una extensión de la Profesión, una iniciación cuasi masónica al Conocimiento.

28 de julio de 2011, 12:42 p. m.

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Ulshmidt, ahi es donde entramos en una discusión fundamental: ¿que DEBE SER la universidad?. Si pensamos en términos de calidad, según todo lo que se conoce hasta hoy de ese asunto, la universidad debería ser lo que los alumnos (que estudian) y los padres (que pagan) QUIEREN. Y creo no estar muy perdido si supongo que una buena cantidad de estudiantes y padres piensan que la universidad es un lugar donde se va a prender ciertas cosas y acreditarse de ello para ganar más plata que los que no las saben, o sea para diferenciarse social y económicamente.

Los que van a la universidad en busca del Conocimiento, que existen y supongo que son muy poquitos, generalmente desarrollan esa búsqueda en los estudios de postgrado, aunque con estas carreras por el prestigio los postgrados se han convertido en una mera extensión del desarrollo profesional.

Podría decir en serio -aunque se rian- que yo seguí estudiando mi depreciado MBA nada más que para entender mejor algunos asuntos que por mi cuenta no habría llegado a manejarlos y de hecho a estas alturas no me da ninguna ventaja profesional, pero me siento muy contento de haberlo hecho. Pero eso está muy lejos de la visión y expectativas de los estudiantes promedio, incluyendo muchos de mis compañeros y profesores del MBA que tenían una visión completamente distinta.

Por eso que yo alego por la multiplicación de opciones muy diferenciadas, no importa que sean mediocres o malas, tiene que haber de todo porque no todos tienen los mismos intereses. Después el mercado de trabajo se encarga de hacer la selección natural.

28 de julio de 2011, 12:52 p. m.

 
Blogger Ulschmidt said...

..acá teníamos - tenemos - una Reforma Universitaria que contempla un gobierno tripartito: estudiantes, profesores y graduados.
la presencia de estos últimos es lo que hizo mucho por muchas carreras.
Los militares suspendieron eso. Cuando volvió la democracia fue restituído pero las organizaciones estudiantiles y el gobierno de Alfonsín promovieron que los no-docentes (la señora que barre el aula, los que hacen el papeleo, etc...) se integraran al mismo. Eso se hizo porque los gremios eran aliados del gobierno del momento. También se dió más poder al ministerio público. Todo esto ayudó a desvirtuar el sistema y volverlo absolutamente politiquero.

28 de julio de 2011, 12:53 p. m.

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En Chile también tuvimos, y estamos volviendo a tener el triestamental: co-gobierno de profesores, alumnos y administrativos. De hecho acá en la U de Tarapacá este año se volvió a reponer un triestamental mucho más debilitado que el de los 60, claro, en una especie de maniobra para sacar las castañas (intereses de los profesores) con la mano del gato (alumnos y administrativos). Los viejos trucos vuelven en gloria y majestad, disfrazados de cuentos chinos de la "comunidad universitaria"

28 de julio de 2011, 12:58 p. m.

 
Blogger Ulschmidt said...

.. ah y sin duda su MBA es Búsqueda del Conocimento!! - de eso no tengo la menor duda. Ud. debería vestir toga blanca y atender en un barril (pero cuidado con la cicuta, eh)

28 de julio de 2011, 12:58 p. m.

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro que les pàsó lo mismo que al ratón Mickey en "el aprendiz de brujo" como me comentaba un amigo académico, primero aleonaron a los muchachos para que se tomaran la universidad y ahora no saben como pararlos. Es patético porque los mismos dirigentes -que supongo están ansioso por terminar con todo este cuento- están entrampados y sujetos a las instrucciones de una camarilla en Santiago que manda las órdenes, que no pueden desconocer.

28 de julio de 2011, 1:00 p. m.

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jajaja Diogenes ha sido siempre un Superstar para mí, cuando me dicen ¡eren un cínico! ese es el mayor cumplido.

Una anécdota, un amigo norteamericano, PhD en historia me dijo que yo era muy cínico en mis opiniones, cuando le dije que estaba orgulloso porque admiraba a Diogenes me preguntó quien era ese, no lo conocía en absoluto. Que mejor muestra de los problemas que hablamos y que en todas partes se cuecen habas.

28 de julio de 2011, 1:04 p. m.

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Tomas: yo creo que estas completamente equivocado, y te lo expongo con varios argumentos muy poderosos:

"No hablas por el pueblo"

"No estás de parte de los más necesitados"

"Tus argumentos son parte de la lógica imperialista que el fascismo internacional quiere implantar por la fuerza del dinero"

"Cuando yo fui cabro no pagué la universidad"

"El cobre para Chile y por Chile, ante Chile y desde Chile"

"Liberen a los pueblos originarios"

"Mar para Bolivia"

"Evo amigo el pueblo está contigo"

"Los capitalistas como tu no entienden la lógica revolucionaria que pospone todo egoísmo en pos de la construcción de un mundo más justo"

"Para hacer esta muralla..."

"Run run quien es, la rosa y el clavel, abre la muralla..."

"Qué culpa tiene el tomate..."

"Synco; gran proyecto visionario"


¿Viste que tengo razón?

Así que arrepiéntete, sucio y miserable capitalista

28 de julio de 2011, 2:18 p. m.

 
Anonymous fernando sanchez said...

estoy de acuerdo con una enseñanza basica y media garantizada por el estado, pero el tema de la enseñanza superior es otra cosa, no se puede dar gratuidad a la universidad si es que el pais no necesita universitarios con urgencia -y fuera por ende una politica pais-, nuestro problema es todo lo contrario, que nos sobran ingenieros manejando taxis o sirviendo mesas, se debe entender que la enseñanza superior debe ir en relación a las necesidades del mercado -para bien o para mal- y no tan solo ser un mercado en si, ademas los alumnos tambien se equivocan pues quieren satisfacer a quien quiere entrar a una carrera porque si, y mas encima gratis, lo gratuito cuando va asociado a necesidades fisicas nunca ha sido bueno o de calidad, grave error de los estudiantes si piensan que nadie pagará de una manera u otra por una educación gratuita, yo tampoco creo en la igualdad, prefiero la meritocracia, si todos queremos ser iguales no le veo sentido a tomar una carrera cuyo principal objetivo es darte un valor distintivo.

28 de julio de 2011, 2:39 p. m.

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sergio, tu articulado discurso me dejó atónito, ahora lo veo claro, solo estaba repitiendo absurdas consignas. No soy digno, desde mañana abrazaré los ideales solidarios del socialismo.

Fernando, como no hay manera de saber cuales serán las necesidades de mercado en 10 años más, que es el horizonte que le toma a un alumno estar más o menos consolidado en el mundo del trabajo, no tiene mucho caso en pensar que carreras son útiles y cuales no. Recuerdo cuando yo entré a estudiar nadie ponía en duda que la programación de computadores y la electrónica eran las carreras del futuro y que cualquiera que estudiara eso tendría su vida asegurada, basta ver como está la cosa ahora.

Yo también creo en la meritocracia, si hablamos de justicia eso es lo único relativamente justo porque hasta cierto punto está ligada al esfuerzo personal, los que tienen buen rendimiento deben estudiar gratis y en buena medida eso ocurre ahora. El problema es que los mediocres también quieren estudiar gratis.

A la enseñanza básica y media no le veo mucho propósito, la básica se podría estudiar en dos años y la media en otros dos, o sea un tercio de los doce años que pasan encerrados los tipos en la escuela y liceo. El que quiera especializarse en algo debería estudiar unos 3 años más para salir de técnico y 4 más para obtener un título profesional si quiere seguir.

Debería estar completamente prohibido que alguien tenga un título profesional sin haber obtenido antes uno de técnico, tal como para el postgrado se exige el título profesional, así tendríamos salidas intermedias con conocimientos útiles de manera automática.

Pero nadie discute de esas cosas, solo piensan en copiar y estandarizar los diplomas, como si eso fuese gran cosa.

28 de julio de 2011, 3:50 p. m.

 
Blogger mmarq33 said...

ahhh, respecto de aprender cosas prácticas. Recuerdo esos profes de la universidad que llegaban a la sala y empezaban a escribir una serie de letras con símbolos raros. No te miento, un profe de física moderna una vez llenó la pizarra completa (3 hojas). Para determinar de donde venía la ecuación de Shrodingher (o como se escriba). Lo peor es que nunca aprendí donde se ocupaba.
Pasaba algo parecido con uno de estadísticas que le encantaban las demostraciones. Me heché ese ramo y al año siguiente lo tome con uno que era todo lo contrario, vamos aplicando... Éste fue uno de los pocos ramos que he utilizado en el mudo laboral.

28 de julio de 2011, 5:02 p. m.

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Por eso yo creo en la diferenciación y que todos deberían partir aprendiendo algo práctico (técnico) primero y si le gusta puede seguir con asuntos más teóricos. La educación universitaria chilena, al menos en ingeniería que es lo que más conozco, es increíblemente teórica. También es muy estandarizada, nos enseñan con los mismos libros de texto que se usan en el MIT o en cualquier otra universidad del mundo (bueno esa es una característica de todos los currículo de ingeniería del mundo) por lo que la movilidad entre países para estudiar se nos hace fácil, pero a la hora de trabajar es otra cosa y casi nada de lo que nos enseñaron nos sirve.

28 de julio de 2011, 5:07 p. m.

 
Anonymous EDO said...

ajaja...Pucha el tomas pa super dotado..2 años de basica y 2 años de media..¿que tal?..Lo que yo pienso es que una buena educacion basica y media podria ser suficiente para no tener que andar estudiando carreras eternas de 10 años las cuales luego no sirven de nada. Yo ya veo que estas movilizaciones no serviran de nada ya que no se tiene foco respecto de lo que se quiere solucionar...eso si el precedente que estas estan dejando son terribles..eso no mas.

28 de julio de 2011, 5:07 p. m.

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Mas terrible será si consiguen algún beneficio, entonces las tomas se convertirán en el mecanismo estándar para conseguir cualquier cosa. Esa es la misma lógica que existía en Chile hasta 1973: si quieres algo sal a la calle.

Lo de los 2 años no es invento mío. Cualquiera que no vaya ni un solo día a la escuela ni al liceo, puede ir a tomar un programa especial en los liceos de 2 años para sacar la licencia de educación básica y en 2 años más saca la de educación media EXACTAMENTE la misma licencia que les lleva a los giles 12 años para obtener. Creo que eso da una buena señal de como están de inflados los programas de estudio actuales.

28 de julio de 2011, 5:12 p. m.

 
Anonymous EDO said...

Pero Tomas...parece que no has hecho el calculo...haber..supongamos que un pequeño entro a los 6 años a la basica, segun tu razonamiento, terminaria la media a los 10 años..y en 4 años sacaria una ingenieria..o sea a los 14 años tendriamos un flamante ingeniero...

Creo que en Chile ni en el mundo aun no alcanzamos tener una poblacion tan superdotada....

28 de julio de 2011, 5:37 p. m.

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Existe una polémica en eso de separar a los alumnos por edades y no parece haber otra razón que la conveniencia de los profesores por entregar instrucción masiva. Los niños podrían entrar más tarde a la enseñanza básica, tener años de práctica laboral intermedia, etc. Aunque no hay razón para que sea malo que se titulen antes, han existido casos de gente que ha obtenido título profesional a los 15 años, teniendo en cuenta que es super difícil en un sistema hecho para instruir de manera estandarizada por edades, pero no tendría por que ser así

28 de julio de 2011, 5:41 p. m.

 
Anonymous EDO said...

Pero Tomas....no me imagino como un ingeniero de 14 años podria afrontar los problemas de trabajo en el mundo de los adultos. Tu y yo sabemos que la dinamica de los trabajos es muy distinta de la dinamica de los estudios. Tu a veces tiras cosas al voleo que no tienen ningun sentido..te pille con esta. Saludos.

29 de julio de 2011, 11:04 a. m.

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

BAh, hay muchos casos, uno de los más conocidos es MAría Montessori "Estudió en una escuela técnica
para ingenieros a los 14 años, luego biología y por último fue aceptada en la Universidad de Roma, en la Escuela de Medicina. A pesar de que su padre se opuso al principio, se graduó en 1896 como la primera mujer médico de Italia"

Otro "El ingeniero más precoz del mundo se llama Marko Calasan. Tiene nueve años, es superdotado, vive en Macedonia y superó el examen de Microsoft que certifica a sus ingenieros consagrados"

Otro más "EN LA FAMILIA DE LOS VALDERRAMA MORALES: Magdalena de 14 años ya estudia ingeniería, y sus cuatro hermanos, serán bachilleres a los 13" "Magdalena, la mayor, se graduó de 13 años y actualmente está cursando primer semestre de Ingeniería. Ella no le encuentra ningún inconveniente al haberse adelantado tanto en los estudios, porque igualmente seguía jugando a las muñecas con sus hermanitas, y cuando de hablar serio se trataba, lo hacía con sus compañeros de colegio.." El Espectador, enero de 1989

Hay muchos ejemplos, y no son más solo por un asunto social

29 de julio de 2011, 11:25 a. m.

 
Anonymous EDO said...

JAJAJA...Claro Tomas...yo tambien te puedo poner de ejemplo al niño que aprendio a leer al año de edad. Pero todo lo que tu dices son excepciones que por lo general corresponden a niños que son superdotados que o tienen habiliades muy por sobre el promedio. En 2 años de basica ni siquiera le alcanzas a enseñar bien a un niño las operaciones basicas. En 2 años de media con suerte ecuaciones y cosas asi. Asi con 4 años de colegio formal no alcanzas a estar bien preparado para una educacion en ingenieria jaja.

Imaginate llenar el mercado laboral con peleles..para asi tener una masa de jubilados de 40 años....jajajaj...

29 de julio de 2011, 1:19 p. m.

 
Blogger MONICA said...

Señor Bradanovich, Dice usted "los estudiantes un instrumento no más? Con chilenos como usted nos mantendremos en el subdesarrollo por muchísimo tiempo más.

25 de agosto de 2011, 12:46 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas