Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Becas para los profesores

jueves, 12 de agosto de 2010

Nadie se quedó callado con el anuncio del ministro de educación de ofrecer una beca completa a todos los alumnos con alto puntaje en la Prueba de Selección Universitaria que elijan estudiar pedagogía. El punto es si esta oferta significa una "revolución en la educación" como dijo el ministro Lavin o es solo una movida comunicacional intrascendente, como ya están diciendo los opositores.

El problema de la educación es un nudo gordiano que tiene en su centro al Estatuto Docente, una ley promulgada por el ex presidente Ricardo Lagos que asegura la inamovilidad de los profesores del sistema municipalizado.. Alrededor de ese nudo se han creado varias capas que han hecho del sistema un círculo vicioso con los resultados que ya conocemos.

La primera capa es que los colegios municipalizados son malos, en promedio una de las peores educaciones del mundo según las mediciones de rendimiento escolar y un sistema que goza de poco aprecio y menos confianza entre los ciudadanos. La segunda capa es que son muy caros de operar, basta ver a muchos particulares subvencionados que con la misma plata tienen buena infraestructura, mientras los municipalizados funcionan en instalaciones sucias y antiguas, con los servicios municipales de educación permanentemente quebrados.

Luego tenemos un fuerte sindicalismo en los profesores municipalizados, donde cada año hacen huelgas y los alumnos, por osmosis, también hacen las suyas y así es como los colegios pierden meses de clases mientras que en los particulares subvencionados una huelga ilegal es causa de despido, así es que no tienen esa clase de problemas.

Una cuarta arista es que como la carrera de profesor es socialmente poco apreciada, atrae a perdedores, mediocres y resentidos, lo que produce un círculo vicioso donde casi nadie que se sienta con algún talento quiere estudiar pedagogía, se ha convertido en la carrera de los menos capaces y se nutre de los alumnos con puntajes de selección más bajos. Las pocas universidades que se dedican exclusivamente a la educación, como la UMCE son un fiel reflejo de esto. Claro que siempre hay un pequeño grupo de idealistas con altos puntajes interesados por entrar al magisterio. A esos va dirigida la beca que anunció Joaquín Lavín, con la idea que la gratuidad será una tentación suficiente para que este grupo se incremente.

Como la beca es un subsidio a la demanda, o sea el alumno escoge donde estudiar, las universidades privadas se verán beneficiadas porque las facultades de pedagogía de las universidades públicas están desprestigiadas, esto causará una segmentación que irrita mucho a los igualitaristas que, obviamente, preferirían que todo el subsidio se vaya para las universidades estatales. Como la diferencia de calidad es notable,solo un chiflado utilizaría su beca para estudiar en la UMCE en lugar de hacerlo en la Universidad Católica, para poner un ejemplo.

Los beneficiarios de esta beca estarán obligados a trabajar en sus dos primeros años en escuelas y liceos municipalizados, pero los que se oponen al proyecto se quejan que después de dos años seguramente irán a trabajar a colegios particulares, que pagan mejores sueldos. Bueno, esa es la propuesta y esos son, más o menos los pro y los contra. Ahora veamos que es lo que yo opino, aquí voy:

En primer lugar creo que todo alumno que obtenga un alto puntaje de selección universitaria debe tener su educación financiada por el estado, no solo si estudia pedagogía sino en la carrera que se le antoje, claro que con ciertas restricciones: la primera es que no pertenezca a los dos quintiles socioeconómicos más altos, para ellos también debiera existir algún premio pero no en financiamiento de estudios, por ejemplo podría ser un compromiso de contratación automática en el servicio público después de terminar la carrera. La segunda restricción es que sigan presentando buen rendimiento en sus estudios superiores, con un ramo reprobado el financiamiento baja al 70%, con dos ramos reprobados al 50% y así sucesivamente. ¿Por que usar impuestos en pagarle la educación superior a los mejores alumnos? por simple negocio, un buen alumno da buen retorno para el país, solo piensen en el retorno de los Chicago Boy que transformaron la economía del país desde el penúltimo a los primeros lugares de América Latina en pocos años. Esos se pagaron solos con el incremento del PIB.

Ese es el verdadero sentido de dar una beca, debe ser un premio a cambio de buenos resultados y nunca un regalo gracioso por ser pobre. Porque la educación debe ser elitista, seleccionar a los mejores para cada cosa y botar rápidamente a los que no sirven. La clave de un buen sistema educativo es que se de a cada cual según sus capacidades, todo lo contrario a lo que decía Marx. La educación para todos es una idea estúpida, la educación formal debe ser solo para los que les guste y tengan las capacidades necesarias.

En suma creo que el anuncio es bueno, claro que no es la "revolución" que se necesita pero puede ser un paso para cortar el verdadero nudo gordiano que es el estatuto docente. Nadie puede reclamar demasiado contra un beneficio. También es bueno en el sentido que refuerza la idea de las becas que premian a los mejores resultados. Gran parte de los problemas de la educación viene de esa idea de "no discriminar", cuando el proceso educativo es por naturaleza discriminatorio. Si no discriminan no están educando.

Hay que segmentar. Si queremos tener un país justo debemos volver a la idea que los mejores resultados se premian y los peores se castigan, así es como funciona el mundo y una educación que no haga eso simplemente está estafando a los alumnos. Si alguien tiene predisposición a los trabajos manuales en lugar de los intelectuales, lo mejor para la sociedad y para el mismo es que se dedique a eso lo antes posible, ojalá durante la adolescencia. Un buen sistema educativo debe botarlo rápidamente y sacarle la carga de estudiar cosas que no le gustan o para las que no tiene capacidad.

El sistema actual hace todo lo contrario, obliga a estudiar a todos sin distinción a lo menos doce años y presiona para que siga estudiando otros seis, diez o más años. Es carísimo, inútil porque desperdicia tiempo y esfuerzo y lo que es peor, baja el nivel general perjudicando a los que si tienen interés o capacidades especiales.

Claro que eso es algo que jamás soportarán los resentidos, esos que creen que todo el mundo debería tener un título universitario, que se dicen amigos de los pobres pero en el fondo los desprecian, los resentidos y los igualitaristas son los más clasistas de todos, por eso viven frustrados. A mi me da lo mismo, cualquiera que haga bien algo merece su premio y viceversa. Al diablo con la igualdad.

Etiquetas: , ,

16 Comments:

Blogger SergioA said...

"creo que todo alumno que obtenga un alto puntaje de selección universitaria debe tener su educación financiada por el estado"

¿Para qué gastar recursos y crear burocracia financiando a gente que fácilmente puede obtener préstamos bancarios y pagarlos cuando termine su carrera?
Parece que por liberales que nos consideremos, todos llevamos un ingeniero social adentro. O un dictador.


Lo mejor es terminar definitivamente con los colegios públicos e implementar el cheque escolar: un cheque mensual de $140.000 para cada apoderado, para que éste decida en qué colegio privado quiere que estudie su hijo.
El mercado hace el resto.

12 de agosto de 2010, 12:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es como decía antes, un asunto de negocio nada más, retorno sobre inversión.

El estado financia por ejemplo la educación primaria con plata de impuestos porque se supone que la gente alfabetizada y que sepa las 4 operaciones pagará más impuestos que un analfabeto indigente.

No veo que diferencia hay entre eso y la educación superior. Los préstamos bancarios en educación superior son malos porque permiten estudiar a gente de mal rendimiento académico, que terminan endeudados y sin profesión (o malos profesionales) que es el problema que existe hoy. Además la dificultad de cobrarlos los hace carísimos y el estado termina pagando por los que se funden.

La educación pagada por el estado es una inversión, así debe tratarse y el rendimiento académico es EL retorno siempre y cuando no se masifique. Como tal puede dar buen o mal retorno, si se entrega desconectada del rendimiento el retorno será malo y viceversa.

12 de agosto de 2010, 12:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, y en Chile no hay por donde dar 140 lucas por hijo en edad escolar, no con el actual aparato del estado al menos. Igual la idea del voucher es muy buena pero necesariamente sería menos plata, hoy podría darse exactamente la misma subvención actual o un poquito más en un voucher, alcanza demás y sería un gran avance.

12 de agosto de 2010, 12:44

 
Blogger SergioA said...

Primero, un liberal no debe juzgar que hacen los individuos con su tiempo o su plata; si se endeudan para comprar un plasma o lo hacen para pagar una carrera.

Segundo, los bancos no tienen ningún problema para recuperar la plata que han prestado.

Tercero, divide el presupuesto del MINEDUC de 8.600 millones de dólares por 3 millones de escolares. Cuánto es.

12 de agosto de 2010, 13:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sergio, no te apures en hacer afirmaciones:

Claro que los bancos no tienen ningún problema para recuperar la plata que han prestado SIEMPRE y cuando los préstamos los avale el fisco, quita el aval fiscal y verás a que tasa te prestan y que garantías te exigen.

Puedes hacer el experimento: anda a cualquier banco y diles que necesitas un préstamo para sacar una carrera en una universidad que no está reconocida por el estado, a ver cuanto te prestan. En el fondo esos préstamos son estatales disfrazados.

Tu división es muy sencilla pero descuida algunos pequeños detalles: estás usando todo el presupuesto para repartirlo en vouchers, dudo enormemente que esa transferencia pueda hacerse desde el punto de vista legal y económico, es como un ejercicio de la fantasía porque supongo que no pensarás que se pueden cambiar de destino 8.600.000.000 a costo cero.

Lo otro no lo entendí, creo que nadie obliga a nadie sobre lo que hace con su tiempo o con su plata, bueno, excepto los recaudadores de impuestos.

12 de agosto de 2010, 13:19

 
Blogger SergioA said...

Me parece perfecto que un banco no preste para una carrera que no vale lo que cuesta. Los malos negocios es preferible no llevarlos a cabo.

Lo correcto es que todo el presupuesto del MINEDUC se utilice para, precisamente, Educación. Y la educación se hace en los colegios.

¿Cuál sería el costo de cambiar el destino del presupuesto de Educación?

12 de agosto de 2010, 13:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sergio, los bancos no prestan plata para educación en ningún caso (o te prestarían con garantías e intereses enormes) a menos que te avale el estado, entonces esos préstamos son en realidad estatales, no bancarios.

Un préstamo para educación no es como un hipotecario donde te pueden quitar la casa. Además cuando avala el estado los paga el que quiere, te lo dice un deudor del crédito fiscal universitario.

¿Que tiene de malo? que como son créditos que si quieres los pagas y no están amarrados al rendimiento académico terminan en plata de impuestos perdida: paga Moya porque muchos de los que lo piden les va mal en la universidad. Mucho más sincero y eficiente que el fisco pague directamente -sin retorno- a los alumnos de buen rendimiento, se ahorraría montones de plata.

¿Cuanto cuesta? esa es la primera pregunta pues, todas las ideas son buenas mientras no sepas cuanto cuestan, Milton Friedman paso la vida predicando eso.





todas las ideas son buenas antes de hacerse la pregunta del millón ¿cuanto cuesta?

12 de agosto de 2010, 14:03

 
Blogger SergioA said...

Hoy coexisten el crédito fiscal, el que tú mencionas, que está manejado por el Consejo de Rectores y que tiene una pésima administración como todo sistema estatal y, por otra parte, el crédito con aval del Estado que es el que se usa para las Ues privadas y que es administrado eficientemente por los bancos. Éste último es el que debe extenderse a todos los postulantes que necesiten un crédito. El Estado no pone plata, sólo avala.


Insisto, ¿qué costo tiene cambir el destino de unos fondos?
Lo que iba para allá ahora va para acá.
Alguna gente que tenía un empleo improductivo lo cambiará por otra actividad que sea un real aporte.

Te das cuenta que subir la subvención de $40.000 a $140.000 producirá una inflación en el sistema que multiplicará el sueldo de los profesores, produciendo un mayor interés en la carrera, lo que atraerá mejores cerebros a la enseñanza.

12 de agosto de 2010, 14:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pero Sergio ¿como no te das cuenta que el crédito de los bancos comerciales con aval del estado es un crédito fiscal? no hay diferencia, solo agregas un intermediario. Además no se a que ineficiencia te refieres, si es por la cobranza al final igual debe hacerla el estado a todos los que se fundieron. Los bancos comerciales son solo un maquillaje, el sistema no cambia en nada. Si se tratara de créditos normales te encontraría razón pero son créditos del tipo "si quieres lo pagas".

Lo que debería desaparecer -a mi modo de ver- es el sistema de créditos fiscales y ser reemplazado por un sistema de becas. Así se filtra a todos los porros, se ahorra una montaña de plata y se evita tener tanto mal profesional dando vuelta.

Sobre tu pregunta de los costos tu mismo deberías hacer las matemáticas antes de proponer un número (las 140 lucas). La planta del Mineduc es alrededor de unas 5.000 personas, con unas 2.000 de planta, podrías partir por sacar la cuenta de cuanto sale despedirlos. Luego la enajenación de activos, la cesación de contratos, son cientos de millones de dólares y obviamente hay que armar otro nuevo sistema de emisión de voucher y fiscalización porque esas cosas no se hacen solas.

En fin, do the math como dicen los gringos antes de poner un número.

12 de agosto de 2010, 14:47

 
Blogger mmarq33 said...

100% de acuerdo con la entrada

12 de agosto de 2010, 18:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Siempre he pensado que el crédito fiscal es un regalo disfrazado y lo pagan solo los que quieren, es dispendioso porque muchos sin dedos para el piano lo usan y no pagan. Sie fuese un crédito normal con garantías reales (hipoteca de la casa, fondos de AFP o lo que sea) y con tasas de interés de acuerdo al riesgo, creo que nadie lo tomaría, pero la verdad es un seudo-crédito.

Creo que es mucho más transparente financiar a los que son meritorios y demuestran que pueden con los estudios, después que paguen con un par de años de trabajo en servicios públicos y listo, lo normal es que los primeros años después de egresar anden cesantes y les cueste adquirir experiencia, me parece que ese sería un buen arreglo.

12 de agosto de 2010, 19:56

 
Anonymous Anónimo said...

va a ser una gran forma de diferenciarse de los mejores. después de "hacer el servicio" el tiempo exigido en el sistema público seguramente les lloverán las ofertas con mejores sueldos. todo el mundo gana. buena solución.

12 de agosto de 2010, 20:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En nuestros países el servicio público está bien desprestigiado, generalmente se llena con apitutados políticos y los que ingresan se hacen eternos en el puesto, reyes de la burocracia, etc. En otros países como Inglaterra o Nueva Zelanda el Civil Service es muy prestigioso, yo creo que llevarse allá a los mejores aunque sea por un par de años podría mejorar bastante las cosas. Era la idea del "Servicio País" por ejemplo y los que han participado en eso lo han hecho bien parece.

12 de agosto de 2010, 20:58

 
Blogger SergioA said...

Tomas:

De la enseñanza superior:
Es muy diferente deberle plata al rector de la U de Chile que deberle plata a un banco. El rector ha prestado plata que no es de él y no se embolsará ni un peso por recuperarla; es decir, no tiene motivo ni incentivo para hacerlo. Podríamos decir que tiene motivos para no hacerlo: no cobrando, pasa por simpático y "solidario".
No tengo que explicarte que un banco tiene motivos e incentivos para recuperar ese capital.
Y los hechos lo muestran: la mora en el sistema de crédito fiscal es enorme y la mora en el sistema de crédito con aval del Estado es baja.

De la enseñanza básica y media:
¿Puedes demostrar -con o sin cifras- que mantener a 5.000 personas en empleos improductivos es mejor que darles la opción de encontrar otra actividad que sea rentable y que no vaya en desmedro de la subvención escolar?
La enajenación de activos genera ingresos, ¿no?
Friedman predicó y José Piñera predica el cheque escolar, ¿tienes alguna objeción de fondo contra ese sistema?

13 de agosto de 2010, 03:31

 
Anonymous EDO said...

Tomas: aqui tenemos el nuevo tema para discutir esta semana.....

Cuatro familias controlan el 47% de los activos que cotizan en la bolsa chilenaNueve expertos investigaron sobre el funcionamiento de la economía y la concentración de la riqueza.



SANTIAGO.- Cuatro familias controlan el 47% de los activos de las empresas que cotizan en la Bolsa de Comercio de Santiago, señaló el economista Luis Eduardo Escobar, quién escribió -junto a otros ocho economistas- el libro "Hacia un crecimiento inclusivo: Propuestas de política económica", que habla sobre la concentración de la riqueza en el país.



Andrónico Luksic, Anacleto Angelini, Eleodoro Matte y el actual Presidente Sebastián Piñera representaban en conjunto el 9,16% del PIB en 2004 y el 12,49% del PIB en 2008.



A la concentración del 47% de los activos de empresas que cotizan en la bolsa de valores hay que agregar los mercados concentrados muy críticos, como las administradoras de fondos de pensiones, las empresas privadas de salud y el sistema financiero.



Escobar destacó que en la pupila de los analistas internacionales persiste la imagen exitosa de un Chile con altas tasas de crecimiento de los años 90 "que llevó a una disminución de la pobreza y a una mejora en la calidad de vida de la mayor parte de la población", pero añade que pocos analistas "se han metido en qué es lo que ha pasado con la riqueza y la distribución del ingreso".



"En ese campo no se ha avanzado", dijo Escobar y analizó que el índice de Gini (indicador de equidad del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) es prácticamente constante desde mediados de los años 80 hasta 2009.



Para los ocho economistas que participaron en la publicación, esos grados de concentración y desigualdad tienen que ver con la dinámica de funcionamiento de la economía chilena y formulan cuatro propuestas.



Los expertos proponen en el libro promover la competencia con leyes regulatorias, una política de 'cluster' que aglutina actividades que están relacionadas entre sí, las pequeñas y medianas empresas.



Escobar explicó que no basta con la educación sino que hay que garantizar salud y empleo para disminuir las inequidades.



El cuarto elemento que destacan los expertos son las políticas sociales.



"La política neoliberal clásica dice que la educación es la base de todo, pero nosotros decimos: educación, salud, y empleo. Si uno no integra estos tres aspecto es muy difícil obtener resultados reales", completó.

13 de agosto de 2010, 15:10

 
Blogger Ulschmidt said...

Hay que regarla, educacion gratuita para todos hasta la Universidad! O canjearla con ese servicio civil que dijeron mas arriba, a su vez canjeable por plata. Los pibes desocupados tras recibirse van al servicio civil - lo cual les da tiempo para buscar trabajo sin frustrarse rapido, cierta experiencia adem-as - y los que estan trabajando o sin trabajar pero son ricos devuelven el prestamo.

13 de agosto de 2010, 15:15

 

Publicar un comentario

<< Home