Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Bolivia es como una piedra en el zapato

martes, 1 de julio de 2014


Mejor dicho el gobierno de Bolivia es una piedra en el zapato para Chile, Evo Morales y su partido siempre serán un gobierno hostil porque chocan con la manera de pensar, de ser y hacer las cosas que es común en Chile. Eso explica por que no tenemos grandes querellas con Perú, que perdió muchísimo más en la Guerra del Pacífico y en cambio con Bolivia vivimos en un estado permanente de provocaciones tontas e inútiles.

Es interesante la diferente dinámica que han tomado las relaciones de Chile con Perú y Bolivia. En Perú existe mucho nacionalismo extremo, por el recuerdo de los abusos de las tropas chilenas cuando ocuparon el país. De las medidas que en Perú se recuerdan con más odio están las confiscaciones "porque el hombre olvida antes el asesinato de su padre que el despojo de sus bienes", Sin embargo hemos llegado a tener con Perú una relación civilizada y hasta amistosa, dentro de lo que se puede en el contexto de la historia.

Viviendo en Arica tengo muchos amigos de Bolivia y nunca he captado mala voluntad hacia mi por ser chileno, mucho menos cuando he ido a La Paz, Cochabamba y Santa Cruz de la SIerra, ciudades que me encantan. Otra cosa es el recelo que les inspira la idea de Chile o su gobierno, a nosotros nos pasa exactamente lo mismo respecto del gobierno de Bolivia.

No siempre fue así, durante la revolución liberal de Paz Estenssoro, los gobiernos de Chile y Bolivia se acercaron y llegaron a tener un buen nivel de entendimiento, pero todo se fue al diablo con la Guerra del Gas, la estrepitosa caída de Sanchez de Losada y la llegada al poder de Evo Morales -el nuevo Toissaint Louverture- con Evo Bolivia solucionó un enorme problema interno, que era la imprudente guerra contra la cocaína lanzada por Banzer, pero se arruinó la posibilidad de cualquier tipo de entendimiento con Chile.

Es un problema de piel. La lógica y la moral de Evo repugna a mucha gente en Chile, no hay manera de evitar la antipatía de la gente de orden -que es mucha y está en todos los sectores políticos- hacia un presidente que representa la entropía, la improvisación y la audacia. Son mundos opuestos que no se quieren ni se respetan, la gente del MAS nos considera pomposos, hipócritas y arrogantes, muchos chilenos pensamos que ellos son una tropa de papanatas y oportunistas. No hay como.

Aunque Bolivia no es el MAS, también existe allá una minoría de gente de orden, tal como acá hay unos cuantos centrífugos que andan soñando con dar un golpe de mano. Pero las mayorías y el pensamiento estándar en ambos países es completamente opuesto "...las minorías no tienen sitio cuando la mayoría tiene donde apoyarse...”. No así en Perú, donde podemos tener muchas querellas y rencores históricos, pero el pensamiento de orden, el peso de la noche portaliano, terminó por imponerse. Pese a la historia tenemos una gran afinidad moral con Perú, o al menos con buena parte de su opinión pública, nos respetamos y admiramos mutuamente. Sin dejar de competir hemos llegado a complementarnos bastante.

Yo creo que esa diferencia cultural y moral hará imposible cualquier entendimiento con un gobierno del MAS o similar Bolivia, son visiones demasiado encontradas y aunque un o una presidente por cobardía, torpeza o lo que sea trata de hacer un arreglo contra la opinión pública en Chile, terminará muy mal y solo conseguirá agudizar las querellas. Porque eso muestra no entender el famework mental del mestizo aimara, fundamentalmente depredador, tal como los araucanos y muchos otros grupos nativos. En cualquier concesión ellos ven debilidad y doblarán enseguida la apuesta.

Durante más de cien años, la mayoría de los gobiernos bolivianos han sido una piedra en el zapato para Chile, molestan pero no tienen capacidad de hacer daño, amenazan como si tuvieran fuerza y cohesión interna, cuando son pobres y desunidos. No hay que olvidar que la fanfarronería de Hilarión Daza inició la Guerra del Pacífico y su cobardía ante las balas hizo que Bolivia se retirara casi sin combatir, salvo por honrosas excepciones como en Calama y Tacna. Muchos gobiernos en Bolivia han seguido el mismo camino.

Mientras exista esa diferencia tan violenta de visiones, valores y moral, vale más no tratar de ser amigos ni menos halagar al gobierno de Bolivia, no servirá de nada porque “se es odiado tanto por las buenas obras como por las infames”. Chile debe tratar de cumplir sus compromisos, aunque cueste una fortuna, no por miedo ni menos por halagar, sino porque eso está en el ADN, ser serios es parte de la reputación y la fortaleza de Chile, aún tratando con los que no lo son.

Es una pena no poder llevarnos mejor con ese maravilloso país que es Bolivia, su gente también es extraordinaria, incluso los que nos chocan con su manera de ser tan distinta a la nuestra. No son mejores ni peores que nosotros, simplemente son muy diferentes y no hay peor ingenuidad que pensar que esa gente piensa y reacciona tal como lo haríamos nosotros. Creo que estamos condenados a llevar esa piedra en el zapato, tanto chilenos como bolivianos porque la molestia es mutua e inevitable.

Como no hay posibilidad de un entendimiento sincero ¿como debería actuar Chile?. Yo creo que tranquilos y con oídos sordos como tapia a los reclamos y provocaciones, cumplir a la letra con cada uno de los compromisos firmado pero un miligramo más que eso sería fatal, no solo para nosotros sino para los propios bolivianos.

Bolivia no tiene capacidad de dañarnos y si alguna vez alcanza esa capacidad, bueno, ahí veremos. Chile si tiene capacidad de hacer enorme daño a Bolivia, tal vez no militar sino económico. De existir una provocación grave Chile podría cortar el libre tránsito sin grandes problemas y el daño económico para Bolivia sería incalculable. No es cosa de amenazar ni mucho menos de hacerlo por razones triviales, pero no tenemos para que pensar en una guerra militar en caso que las cosas se pongan extremas, basta con la economía.

En fin, ojala que todo esto no pase de ser la piedra en el zapato a la que ya estamos acostumbrados y ojalá que pese a nuestras enormes diferencias lleguemos a entendernos de alguna manera "No puede haber grandes dificultades cuando abunda la buena voluntad".

P.D. 1 todas las citas son obviamente de Nicolas Maquiavelo

P.D.2 a propósito de provocaciones, me habría gustado conseguir uno de esos relojes y un serrucho, habría hecho un buen video cortando Antofagasta

8 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

Bolivia desde el fin de la derrota en la guerra del pacífico que viene "justificando" su mediocridad por ser un pais mediterráneo.

de acuerdo a lo que sé, Bolivia ni geográfica ni jurídicamente ha tenido salida al mar, solo antofagasta que fue cedida por perú para que fuese administrado por bolivia, de acuerdo al pacto secreto que sostuvieron antes de la guerra y así aumentar las tributaciones por las guaneras y las salitreras con capitales británicos que se instalaron en el norte grande (corrijame si me equivoco)

Este "caballito de batalla" les ha servido para muchos políticos para conseguir votos con la promesa de partir a Chile en dos alimentando un falso nacionalismo el cual les permita tapar la mansaca que tienen como administración. pero también Evo, quiere tener un puerto legal para exportar coca... como buen cocalero defenderá sus intereses y el de sus socios.

1 de julio de 2014, 14:44

 
Blogger Maximo said...

El principal problema son los marxista que pretenden controlar el continente. La revolución bolivariana, el ALBA y el resto de las leseras que todos conocemos.

Fíjate que los comunistas chilenos y el MEO (valga la redundancia) proponen la entrega de territorio.

Que problema pueden tener son eso si su objetivo es una América unida?. (bajo su gobierno, obviamente).

Los movimientos indigenistas, separatistas y otros de ese tipo son su punta de lanza.

1 de julio de 2014, 17:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, Mximo, conozco a Bolivia de cerca y tengo muchos excelentes amigos bolivianos, varios de ellos del MAS o simpatizantes. Yo no lo plantearía como un asunto de buenos contra malos o culpablers contra inocentes palomas, como suelen hacerlo muchos políticos en Bolivia y Chile, simplemente se trata de difernetcias profundas en la manera de ser y no podemos esperar que el gobierno boliviano cambie, así como los bolivianos no pueden soñar siquiera conque laopinión en Chile se ponga de su lado.

Es imposible, tenemos una diferencia enorme, sobre todo con quienes están hoy en el gobierno. Sin embargo reconociendo y respetando esas diferencias creo que sería excelente si encontramos alguna manera de convivir sin este eunuco intercambio de provocaciones, siempre alimentado desde Boliviua y a veces seguido con entusiasmo por amplios sectores de Chile.

Los países y su gente merecen respeto, pero las continuas provocaciones bolivianas no deben pasar impunes, creo que deberíamos reaccionar de manera tranquila pero firme, como corresponde a un país que no tiene miedo ni le preocupa Bolivia como amenaza.

Creo que con tranquilidad, respeto y buena voluntad, sindejarnos atropellar pero tampoco agrediendo, no tenemos para que.

2 de julio de 2014, 00:09

 
Anonymous Anónimo said...

Tomas no se si es mi idea pero e viajado 2 veces a Perú y 2 veces a Bolivia donde policía de inmigración me trato pésimo al entrar y al salir me parece que has tenido suere con los Bolivianos ya que en general tratan mal ese es mi parecer en Perú no sentí nada de rechazo en Bolivia si

2 de julio de 2014, 00:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo he viajado a La Paz 2 veces, a Cochabamba,, Santa Cruz y mentiría si dijera que vi una mala cara o que alguien me miró feo, al contrario, me sentí muy bien recibido,

Por el contrario, he visto con vergüenza ajena la insolencia y arrogancia de pobres diablos de la PDI en Chaclluta, no todos, hay gente buena pero algunos realmente me han dado verguenza

2 de julio de 2014, 01:21

 
Blogger Ulschmidt said...

Creo que es una cosa masoquista o sado-masoquista, una eterna victimización donde la víctima siente placer en victimizarse por los siglos de los siglos. El alma indígena explotada boliviana - un lamento boliviano que nunca termina - , explotiada por el español y antes quizás por el Inca, encuentra su expresión en esta queja eterna.

3 de julio de 2014, 00:47

 
Anonymous Vicente Cazarotti said...

En ocasiones me pregunto ¿Porque aguantamos tanto? insultos a nuestros presidentes, en cada evento multinacional salen los bolivianos a dar la lata, nos pegan puñaladas por la espalda, su presidente que vomita mierda cuando habla de Chile etc. etc. etc.

¿Es que nadie escucha en Chile? creo que sería hasta bueno para Chile hacerse dueño de unos kilómetros mas y recursos naturales que tanto hacen falta en Chile.

De una vez por toda demos un zarpazo!!!!

y no sigamos esperando que nos den con un bate ya que estoy seguro que ellos nos tienen muchas ganas y si pudieran ya estarían en Stgo.



3 de diciembre de 2014, 22:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Vicente, atacar a Bolivia militarmente es inviable y económicamente absurdo, no tenemos nada que ganar allá. Por eso digo que es como una piedra en el zapato, el gobienro de Evo no tiene capacidad para hacer nada contra nosotros pero molestan, fanfarronean, irritan a cada rato. Tal vez buscan provocar tal como provocó Daza al colocar el impuesto al salitre.

Yo no creo necesaria otra guerra para nada, es una idea tirada de las mechas porque Chile tiene herramientas económicas mucho mejores en su mano, como reducir el libre tránsito a su mínima expresión y en caso de conflictos más serios simplemente eliminarlo. Si ellos no reconocen los tratados nosotros tampoco estamos obligados.

3 de diciembre de 2014, 22:50

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas