Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Que celebramos el 18 de septiembre

lunes, 18 de septiembre de 2017


Un entremés
Como se acostumbra, el profesor Viera prendió los hornos en La Parcela del Pueblo para celebrar las fiestas patrias. Comimos como marabuntas pero esta vez tomé poquito, solo unos vasitos de vino pipeño y de chicha, nada más. A la hora de las cuecas ningún hombre sabía bailar, así es que tuvieron que hacerlo las mujeres. Me hicieron notar amablemente que con barba parecía un tipo "en situación de calle". Y yo que pensaba que me veía como el Ché Guevara, en fin...

Que celebramos el dieciocho
Es raro, en esta semana en que todos hacemos alardes patrioteros, sacamos a relucir nuestro folklore de pacotilla y reclamamos indignados porque ya no se baila cueca, casi nadie,tiene idea que es lo que se celebra realmente los días 18 y 19 de septiembre, incluso muchos que alardean de su chilenidad creen que es el día de nuestra independencia, cosa que obviamente es falsa.

Pero no se preocupen si  no conocen la historia de esta curiosa celebración, aquí está nuestro hombre en Arica listo para contarles de manera más o menos resumida como fue la cosa. El 18 de septiembre de 1810, cuando se instaló la Primera Junta de Gobierno, nadie dijo una palabra sobre independizarse de España, por el contrario, la junta terminó con un juramento de lealtad al rey Fernando, según leo en "El Conde de la Conquista" gran libro de Jaime Eyzaguirre:

"Todos Ios nombrados pasaron a prestar el juramento de “defender la patria hasta derramar la última gota de sangre para conservarla ilesa, hasta depositarla en manos del señor Fernando VII, nuestro soberano o de su legítimo sucesor; conservar y guardar nuestra religión y leyes, hacer justicia y reconocer al Supremo Consejo de Regencia como representante de la Majestad Real"

¿Que tiene que ver esto con la independencia? Nada, pero de alguna manera tiene relación y es lo que intentaré explicarles. Pero antes es necesario entender la mayor virtud y el peor vicio del pueblo español: el orgullo, y como se expresaba a través de

Los hidalgos
La figura del hidalgo español es ridiculizada por anglosajones y escandinavos: cuando quieren burlarse de un hispano inútil y presuntuoso, le dicen "hidalgo" y no les falta razón. En el gallinero social español de esos años, existían los villanos o pueblo llano, luego los hidalgos, encima de ellos los nobles. después los Grandes de España y finalmente el rey. La condición principal de cualquiera de estos era la sangre o el linaje, en España la clase se definía por los antepasados y un hidalgo era alguien que -sin ser noble- podía demostrar que era "castellano viejo", al menos cuatro generaciones para atrás. Esta "limpieza de sangre" consistía en no tener entre sus antepasados nadie de sangre mora, judía o indígena, de esto último se excusaban en el caso que se tratara de alguna princesa, hija de un gran cacique por ejemplo.

A mi durante unos años me dio por leer novelas picarescas de la época de la Colonia y una de las características más constantes de sus héroes era la de tener sangre limpia, ser insolente, abusivo con todos los inferiores y manso con sus superiores, siempre dispuesto a sacar el cuchillo o la daga cuando alguien ponía en duda su linaje o siquiera lo miraba feo, la insolencia con iguales o inferiores era característica de todos los que tenían sangre limpia, así como la mansedumbre con sus superiores. Un hidalgo que era insolente con un noble, por ejemplo, era un pícaro, lo más bajo que puede llegar un ser humano, peor incluso que un manso.

Un villano podía convertirse en hidalgo por mérito, pero esos eran despreciados e insultados constantemente por los verdaderos hidalgos, que lo eran de nacimiento, porque sus padres y abuelo tenían esa condición.

Los conquistadores iniciales -jefes- fueron todos hidalgos, mientras que los lugartenientes o tropa eran villanos. Solo las más altas autoridades como el virrey y su corte eran nobles. A medida que la Colonia se iba asentando empezaron a aparecer los hijos, que en el caso de villanos se amancebaban principalmente con indias del lugar, mientras que los hidalgos trataban de traer esposa desde España y casarse con todas las de la ley para conservar el linaje.

Criollos y peninsulares
Esta diferencia dada por el nacimiento es muy importante para entender nuestra independencia. Con los años se creó una nueva división entre criollos, que podían ser hidalgos o nobles nacidos en las colonias, con los peninsulares, que eran mandados por el rey y se suponían de su confianza, o por lo menos tenían familia en la corte que podía alegar por ellos. Los criollos eran menoscabados sistemáticamente por los peninsulares, porque podían tener la sangre, pero no la cuna. Con los años y la insolencia típica del español, empezó a crecer la odiosidad entre estos dos grupos.

Pepe Botella
Napoleón invade España y en 1808 coloca a su hermano José Bonaparte como rey, quien se gana el odio de gran parte de los españoles, junto con el apodo de Pepe Botella "Cada qual tiene su suerte, la tuya es de borracho hasta la muerte". Fernando VII se va al destierro y España queda en manos de Pepe Botella, quien sin embargo no puede controlar el inmenso imperio de las colonias americanas. El aparato colonial sigue intacto con toda la gente de Fernando VII y se niegan a obedecer a Pepe Botella con sus afrancesados.

En medio de este vacío de poder se crean varios organismos paralelos a la corte de José Napoleon, en particular las Cortes de Cádiz, una asamblea elegida por voto censitario que se atribuía el poder en nombre de Felipe VII para -supuestamente cuidarle el cargo. Cuando el rey Felipe vuelve lo primero que hace es disolver estas cortes y restaurar el poder absoluto.

Los media sangre, republicanos
Un grupo de jóvenes criollos de media sangre habían sido mandados a Europa para estudiar por esos años, muchos se unieron a la masonería según leo en el blog Masonería e Independencia Americana

La mayoría de los historiadores coinciden en que a fines del siglo XVIII el venezolano Francisco de Miranda (1750-1816) fundó en Londres una logia masónica llamada La Gran Reunión Americana para conspirar a favor de la independencia de las colonias españolas. Esta logia, que supuestamente obedecía a la Gran Logia de Londres, luego se expandió en España tomando el nombre de la Sociedad de los Caballeros Racionales. Casi todos los próceres de la independencia americana habrían pertenecido en algún momento a ella o a sus sucesoras. En cuanto a la Logia Lautaro de Buenos Aires, según Pacho O’Donnell fue creada por José de San Martín y Carlos María de Alvear en 1812, “a semejanza de la de Londres, con el propósito de ejercer una influencia decisiva en los medios militares y políticos”.

Liga de los Caballeros Racionales
A los Caballeros Racionales pertenecieron Ohiggins, hijo ilegítimo del Virrey Ambrosio y José Miguel Carrera, un criollo de rica familia quien hizo carrera en el Ejército Español y peleó en las Guerras Napoleónicas. Resulta que este pequeño grupo de jóvenes agrupados en torno a Miranda, aprendieron a despreciar los usos españoles y admirar en cambio los ingleses y norteamericanos, ese pequeño grupito y sus amigos eran los únicos que tenían la idea de independizarse de España y formar repúblicas independientes.

¡Junta queremos!
En todas las colonias americanas se hizo notar este vacío de poder, las autoridades locales no sabían a quien obedecer y muchos empezaron a pensar en establecer organismos proto-parlamentarios como las Juntas del Cádiz, la presión por hacer cabildos abiertos fue enorme y muchas capitanías y virreinatos empezaron a exigir a las autoridades locales un cabildo abierto y formar una junta de gobierno provisional que defendiera los derechos de Fernando VII. En el fondo de este reclamo estaban los criollos, cansados del abuso, postergación y menosprecio de los peninsulares, pero también habían escondidos unos pocos Caballeros Racionales y sus amigos que miraban esto como una oportunidad de independizarse de España.

Estos Caballeros Racionales no eran para nada desinteresados, todos tenían fuertes ambiciones personales de convertirse en presidentes y hasta reyes locales. Los Carrera querían contrarrestar el poder económico y social de sus parientes los Larraín, Ohiggins, quería desplazar a los Carrera apoyado en su amistad con San Martín y sus recursos trasandinos, también habían ambiciones regionales, como Ramón Freire desde Concepción, quería imponer a las provincias sobre Santiago, lo que logró brevemente tras derrocar a Ohiggins. En fin, el caso es que ninguno de estos próceres andaba escaso de ambiciones personales.

La primera Junta de Gobierno
El 18 de septiembre de 1810, después de muchas peripecias se constituyó por fin la Primera Junta de Gobierno, presidida por el Conde de la Conquista, don Mateo de Toro y Zambrano, nieto por parte materna de mi octavo bisabuelo don Juan Bautista Ureta Ayala. Don Mateo era un criollo, comerciante y tal vez la mayor fortuna de Chile en su época, que después de más de treina años de intentarlo, logró demostrar su linaje por parte de los Toro y Zambrano y comprarse el título de Conde de la Conquista, uno de los pocos títulos de nobleza que se otorgaron en Chile y seguramente el más notorio.

El Conde de la Conquista era un tipo pacífico y que trataba de llevarse bien con todos, su historia da para varias entradas pero solo diré acá que su propia familia se dividió entre los partidos realista (una de sus hijas) y el de los criollos (uno de sus hijos). Como imaginarán su vida doméstica no era un lecho de rosas. Se murió ese mismo año así es que no alcanzó a ver las consecuencias de lo que había armado, pero era un convencido realista, aunque tenía ciertya simpatía con la causa de los criollos.

Los Caballeros Racionales se toman la Junta, pero les duró poco
Después de la muerte de don Mateo, las cosas se descarrilaron rápidamente y por medio de una serie de golpes de mano  el grupito de los independentistas se tomó la Junta, terminando con José Miguel Carrera como presidente, con Ohiggins pisándole los talones. El desempeño militar de ambos fue muy pobre y plagado de traiciones entre ellos mismos, recriminaciones, etc. por lo que no le costó mucho a los españoles volver a tomar el poder de la mano del general Osorio.

Marcó del Pont
Con la restauración española vino pesada la mano. Felipe VII habia vuelto al trono y ordenó un castigo ejemplar a los que en su ausencia lo habían traicionado, tratando de arrebatarle el reino, llega a Chile a hacerse cargo del país don Francisco Casimiro Marcó del Pont, quien llenó la administración de peninsulares, desterró a la Isla de Juan Fernández a familias de patriotas, incluyendo mujeres y ancianos, en fin, hizo todo lo que pudo por ganarse el odio de los criollos, esto trajo finalmente simpatías hacia los independentistas que antes no existían.

¿Y por qué se celebra el 18 de septiembre?
Al fin, después de tantas vueltas llegamos a la razón por la que se celebra esta fecha que tiene poco y nada que ver con nuestra independencia real. El 18 de septiembre se celebra en reconocimiento a los criollos e independentistas que sufrieron la represión después de la restauración española. Se hizo costumbre ver a muchos que incluso fueron realistas, pero sufrieron represión después, ponerlos como ejemplo de padres de la patria y héroes de la independencia.

Díganme ahora que no es rara la historia. Se conmemora como acto de chilenidad una junta que terminó con aclamaciones al rey Felipe VII y hoy nadie recuerda que el militar que selló nuestra independencia fue un señor de apellido Aldunate en 1826: don Santiago Aldunate Toro ¿quien lo conoce hoy y quien lo homenajea? Nadie, y muy pocos saben que fue bajo la presidencia de Freire, en el combate de Bellavista, los españoles fueron finalmente expulsados de su énclave en Chiloé. Recién entonces se puede hablar de independencia de Chile.

12 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Eso de proclamar la lealtad a Fernando VII ( mientras estaba preso) pero asumir la administración local -por parte de americanos y desconociendo a los peninsulares - nadie se lo tragó pero las Juntas tomaron la parodia en serio.
Tanto así que los ejércitos de las juntas y los realistas peleaban con la misma bandera hispana. Esto era mas bien confuso así que, desobedeciendo una orden juntista, un general llamado Belgrano puso unas franjas celestas y blancas PORQUE EN REALIDAD ESOS SON LOS COLORES DE LA CASA DE LOS BORBONES, LA CASA DE FERNANDO, y como Belgrano pergeñaba luego coronar a un rey Inca, un rey americano - poryecto de monarca parlamentario, claro, a manipular por las elites criollas _ puso el Sol incaico en el centro, el sol con 16 rayos rectos y 16 rayos curvos.
La bandera argentina es un homenaje combinado a dos reyes: Un rey preso al que no íbamos a obedecer cuando lo liberasen y un Rey indígena títere al que nunca terminamos de consagrar.

18 de septiembre de 2017, 15:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, siempre me había preguntado sobre el origen de la bandera argentina, ahora veo que el sol era por un rey inca. Nunca se termina de aprender ¡un rey inca!

Nuestra historia se ha reescrito tantas veces que a estas alturas podemos especular un poco. Tal vez sea mi sesgo reaccionario, pero yo supongo que el pueblo llano no tenía ningún interés en la independencia, era un asunto más que nada entre hidalgos y nobles, o mejor dicho de roces entre criollos y peninsulares. Entonces apareció un grupito de jóvenes anglófilos con hartas ambiciones y se agarraron todo para ellos.

18 de septiembre de 2017, 16:28

 
Blogger Ulschmidt said...

El grado de parentesco de los "contendientes" no se imagina ahora. Se piensa que los "realistas" venían de la lejana Europa y los americanos estaban acá.
En realidad fue como una guerra civil entre gente que mayormente se conocía.
En sus memorias el general Paz, que cuidaba la retaguardia en una retirada, cuenta cómo uno de sus compañeros se insultaba con uno de los perseguidores, a título personal, mientras cambiaban disparos. Se insultaron durante tres días, a unos pocos cientos de metros un pelotón del otro, porque se conocían de pequeños. Intercambiaban bromas mientras intentaban asesinarse.
La batalla que aseguró el límite argentino norte, la de Salta, fue ganada cuando un noble español cambió de bando por un asunto de faldas: una mujer salteña lo convenció de traicionar a los suyos. Se retiró sorpresivamente del campo de pelea con sus tropas.
Como sea la ciudad fue ocupada meses luego, y la mala mujer - porque además era casada y le metió los cuernos al marido con el noble hispano por motivos patrióticos - fue condenada, no a fusilamiento como un hombre, sino tapiada en su propia casa para que muriese de hambre. Pero su vecina, una firme partidaria del Rey, horrorizada por el castigo cavó bajo el muro divisorio y le pasó vituallas durante meses.
Así, probablemente mucho "patriota" fueron gavilanes que se lanzaron a saquear lo que era de vecinos peninsulares y mucho realista sería muy buena gente.

18 de septiembre de 2017, 18:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah genial, me imagino como esas guerras donde Gila llamaba por teléfono al enemigo jaja. Yo creo que la independencia se aceleró en gran medida por el carácter abusivo de los hidalgos y nobles españoles contra los que consideraban sus inferiores. En este caso los nacidos en España que despreciaban y perjudicaban a los nacidos en América. Esa especie de orgullo "de cuna" era muy característico entre nuestros antepasados de nuestra Madre Patria. Y es increíble como se ha pasado a algunos mapuches, que se creen gran cosa por tener apellido que termina con "mil", "cal" o "leo"

mai mai peñi jaja

18 de septiembre de 2017, 18:20

 
Blogger Frx said...

Comentaba en mi círculo que realmente el 18 se celebra cada vez menos, ahora es solo un pretexto para carretear, pero no para celebrar realmente Fiestas Patrias, no sé si me explico.

18 de septiembre de 2017, 22:07

 
Anonymous Wilson said...

No tomo mas... hip

19 de septiembre de 2017, 14:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo igual no tomo más, MENOS TAMPOCO

Frx, creo que siempre ha sido más o menos igual, en Chile no somos muy patrioteros

19 de septiembre de 2017, 14:16

 
Blogger roberto61 said...

Tenía entendido que lo del 18 sólo fué pretexto para saludar la llegada de la primavera y pasar Agosto. Lo que venía desde la Colonia. Y con lo de la Primera Junta tuvo la coartada perfecta.
Lo de Aldunate no tenía idea. Podrías hacer una entrada sobre el tema.

20 de septiembre de 2017, 00:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Jaja no, nada que ver la primavera. Lo del cabildo abierto se vino discutiendo por mucho tiempo, al final los criollos pudieron doblarle la mano al gobernador para que lo hiciera. Buena idea a futuro algunas entradas con historia anecdótica de Chile

20 de septiembre de 2017, 03:40

 
Anonymous Anónimo said...

Una historiadora, cuyo nombre no recuerdo, escrobió un libro titulado Tenemos Fiesta Chilenos o algo parecido. Ahí relata que en los primeros años de la independencia se celebraba el 12 de febrero, pero tenía el inconveniente de que solía caer en Cuaresma,(y la católica era religión oficial) así que no se podía bailar, tomar ni siquiera oír música. Por eso empezó a agarrar más vuelo la celebración del 18 de septiembre, que además coincidía con el inicio de la primavera y el buen tiempo. Al final quedó establecido el 18 como Fiesta Patria, aunque no fuera realmente el día de la independencia.

20 de septiembre de 2017, 21:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es una excelente hipótesis, sin borrachera no hay celebración patria, tl vez fue otra de las genialidades de mi **tio trastatarabuelo** don Diego Portales

20 de septiembre de 2017, 21:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Que le gustaba poquito el web

20 de septiembre de 2017, 21:16

 

Publicar un comentario

<< Home