Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Mis aventuras por las tierras del Misti

sábado, 24 de abril de 2010

Las historias raras me persiguen, yo quiero ser como todos con una vida aburrida y rutinaria, pero nada, siempre aparece alguna cosa rara que hacer y un loco que la acepte, ante la posibilidad de aventura yo salto como albacora, y ahí vamos de nuevo. Esta vez se trato de un compromiso de la Escuela de Negocios a dar una charla en Arequipa, lo que se llama un cacho porque había que ir y volver por tierra, no se ganaba ni un peso, aparentar seriedad y dar una charla a un montón de personas (yo calculé que habían unos 80 más o menos, la mayoría secretarias ejecutivas).

Como de costumbre no tenía nada que ganar, solo me esperaban incomodidades, tenía que disfrazarme con un terno y hablar dos horas sobre un asunto del que no tenía ni la menor idea, sin pensarlo mucho dije que bueno y cuando llevaba varias horas viajando en el bus empecé a preguntarme ¿que diablos estoy haciendo aquí? ¿de que diablos voy a hablar durante dos horas seguidas? ¿como soportaré el ridículo de colocarme terno y corbata?.

Salí de Arica como a las 7:30 AM y cuando llegué a Tacna el bus ya se había ido, porque me dijeron mal el horario, a buscar otro bus entonces que fuera salón-cama y cuando lo ubiqué finalmente pude dejar la cuidad de Tacna camino a Arequipa City, debido a la enorme cantidad de accidentes carreteros en Perú se implementó una publicitada política de "tolerancia cero" donde cada bus es prolijamente revisado, en las fotos podemos ver la tolerancia cero en acción: un bus al lado del nuestro es revisado y se descubre que un intermitente no funciona, está todo quebrado y pegado con scotch, el ayudante se baja del bus, da unos golpecitos, una conversación y listo, ahora es "tolerancia 0.5".

Seguimos viajando por el Valle del Sama, donde está la entrada a la Virgen de Locumba, más allá llegamos al fértil Valle de Moquegua. La ciudad de Moquegua es la pesadilla de un urbanista, el valle es preciosos y la ciudad horrenda, el típico estilo Puno de ladrillos y casas a medio terminar, a eso en el Perú le llaman "casas de material noble" la verdad es que no le veo ninguna nobleza.

Después de atravesar las provincias de Tacna y Moquegua que son relativamente planas, se entra a la zona montañosa con largas quebradas y túneles que hay que atravesar a paso de hormiga, esta vez menos mal no me tocó un loco del volante, al menos de ida el tipo fue muy prudente aunque el bus salón cama de la empresa "Moquegua" no andaba en muy buenas condiciones mecánicas, pero eso es natural en el Perú. Más de siete horas nos demoramos, hasta que al final apareció el volcán Misti y entramos a Arequipa, el país de los Characotos.

He estado tres veces en Arequipa y nunca me he podido hacer un mapa mental de la ciudad porque es muy diversa: el casco antiguo es lindo, pero está rodeado del urbanismo-Puno que infesta a todas las ciudades del Perú que conozco, es casi un sello, a los pies del misti ya se ven pueblos jóvenes (villas miseria) y con el tiempo capaz que lleguen hasta la cima, esa es una pesadilla que tuve mientras pestañeaba en el bus. Arequipa parece estár en un cañón a los pies de varias montañas, todavía no entiendo muy bien su geografía.

Me fui corriendo a buscar un taxi para el Hotel Terrasur donde me tenían la reserva, un hotel muy bonito en pleno centro, cuando llegué me tenían un recado urgente de ir enseguida a la Universidad Católica de Santa María donde era la conferencia, me puse apurado el disfraz, excepto por la corbata, porque estaba acalorado como el diablo y no quería ponerme a transpirar, y así es como partí para el auditorium.

Era un lugar bien grande, yo he hablado en público pero nunca para más de 80 personas, en el gran escenario coloqué la presentación que había preparado a la carrera y que con suerte me daría para hablar una hora. Para colmo los que me han escuchado saben que tengo una manera de hablar como el Pato Donald especialmente problemática para los micrófonos, el tipo de sonido transpiraba más que yo cuando empecé a hablar. Pero al final zafé: hablé y hablé y hablé hasta que el locutor me hizo la seña que solo me quedaban 15 minutos y todavía tenía tema. Una vez más me salvó mi charlatanería.

Terminamos por fin, los que estaban bostezando al principio al final parecían interesados, espero que haya sido así y si no mala suerte nomás, lo importante es que salí del paso. Estaba cansadísimo así es que me fuí de vuelta al hotel donde me esperaba un buen baño con cervezas, como nunca había probado la carne de alpaca, pedí un lomo de alpaca, buena carne, parecida a la ternera pero no me gustó como la prepararon, fue el único punto negro del hotel que en todo lo demás era muy bueno, especialmente la curiosa disposición de las habitaciones en dos pisos.

Al otro día resistí la tentación de visitar de nuevo el Monasterio de Santa Catalina, que es lo único que me interesaba hacer en Arequipa, en lugar de eso luego de un buen desayuno me fuí a tomar un Bus Flores de vuelta a Tacna. La vuelta fue mucho más entretenida porque nos tocó un charlatán que vendía esos libros-chicha, nos estuvo dando su conferencia sobre salud, astronomía, filosofía y un montón de cosas más, cuando estaba terminando de hablar se me ocurrió grabarlo, solo alcancé a grabar este fragmento, pero su discurso fue mucho más divertido. Me dieron ganas de felicitar a mi colega, igual que yo hablaba con soltura envidiable acerca de cosas que no tenía remota idea.

Llegué a Tacna como a las 3 PM y ya me sentía como en casa, me tomé una combi al mercado de Polvos Rosados para comprar unos jeans y me encontré con algo increíble: los Levi Strauss estaban a menos de US$ 10, me compré dos enseguida. Dicen que en Perú se maquilan esos jeans así es que en lugar de producir 10000, producen 12000 y los 2000 extras se venden en los mercadillos a esos precios increíbles ¡por eso amo al Perú carajo!. Siempre me divierte como miran extrañados los peruanos a un tipo con acento chileno en una combi gritando "¡baja en polvos!".

Los jeans Levi Strauss son los únicos que me los pongo y me quedan bien, tienen el corte perfecto y no necesito hacerles ningún arreglo, yo soy un gran aficionado a los jeans y he usado casi todas las marcas, de hecho son la única clase de pantalones que he usado desde los 14 a los 55 años y en mi opinión los Levi´s son insuperables.

En fin, después de algunas vueltas por mi segunda casa, me fui al terminal a tomar un taxi para Arica, pero encuentro que estaban vendiendo platos típicos a precio regalado (3 soles) una idea extraordinaria pero muy mal implementada, a Tacna le falta muchísimo en materia de turismo, el pastel de papa que me comí tenía todos los ingredientes de buena calidad, pero estaba frio y se les había pasado la sal, todo improvisado, hecho a la carrera, cuando esa actividad podría haber sido un golazo. Viendo el lado bueno (para nosotros) es probable que Tacna nunca alcance a Arica como destino turístico, no tiene la vocación, que es lo más importante, pero igual podrían haber avanzado mucho si hicieran las cosas bien hechas. Me gustaría haber tabajado un poco en eso allá, pero ya es demasiado tarde.

Y ya estoy en Arica, en casita adonde acabo de llegar sano y salvo, otra más de las aventuras y desventuras del tomasito, ya vendrán más, al menos eso espero. Las fotos del chascarro pueden verlas AQUI, obviamente que no me saqué ni una de cuando estuve haciendo el ridículo.

Etiquetas:

18 Comments:

Blogger Jorge Figueroa V said...

No se vé mal el pastel de papas.

Oye, a qué te refieres con la construcción puno?...por qué es tan horrible?

24 de abril de 2010, 22:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

HAbría sido una delicia si lo hubiesen servido como corresponde, pero no lo mantuvieron caliente y se les pasó la sal. Es primera vez que voy al Perú y no quedo contento con lo que como, primero el lomo de alpaca lo cubrieron con demasiada salsa, querían hacer un plato medio francés parece ¡si la comida criolla es la buena!. Hay que ir a los lugares populares, donde todavía no se ponen gourmets, esos son los mejores.

AL el urbanismo de Puno: creo que tiene algo que ver con la manera de ser de las personas de Puno y Juliaca que ganan mucha plata y no les interesa mucho las apariencias, súmale que no hay ni una sola norma de construcción así es que las calles son muy estrechas, las casas siempre a medio terminar y muy rara vez las hace un arquitecto ¡es lo mismo que me pasó con mi casa! mi casa es 100% estética de Puno

25 de abril de 2010, 08:56

 
Blogger Ulschmidt said...

la crónica de viajeros es lo suyo! Soy de la opinión que toda salsa - salvo que expresamente esté mencionada en el menú como parte de la carne - debe ir a un costado del plato y el comensal agregarla a su gusto. Los jeans estaban baratísimos.

25 de abril de 2010, 09:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt muy cierto, la salsa debería ir en un pocillo aparte, especialmente en un plato así porque somos muchos los que probamos la alpaca por primera vez y taparla con una salsa echa a perder todo. En PErú la buena gastronomía está en los carritos de la calle (anticuchos de corazón, mazamorra morada con arróz con leche y tantas otras delicias), en hoteles y restaurantes se compraron el cuento de que son "gourmet" y han ido perdiendo sabor y autenticidad.

Eso lo discutía hace años con el dueño de una importante escuela de gastronomía de allá, el me decía que había que "dignificar" la comida popular, llevándola al gusto internacional, yo creo que es todo lo contrario.

Los jeans estaban regalados ¡que viva el Perú carajo! jajaja

25 de abril de 2010, 09:49

 
Blogger Ulschmidt said...

... y hablando de la arquitectura Puno, mi casa como la suya y creo la mayoría que conozco es así. Ejecutada en cuotas a través de las décadas. De hecho creo que es un defecto de los arquitectos no contemplar una arquitectura-dinámico-evolutiva-darwiniana adaptada a crisis económicas personales, nacionales e internacionales. O quizás los arquitectos sólo trazan planos para los que construyen casas de un tirón...

25 de abril de 2010, 11:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sin duda Ulschmidt que todas las construcciones se deberían planificar de manera modular y crecedora. El pecado Capital que yo cometí con mi casa -y que comete la gran mayoría de los peruanos- es que no contraté a ningún arquitecto y la fui diseñando yo mismo sobre la marcha, grave error de ignorancia por el que estoy pagando caro.

En Perú es peor porque las regulaciones urbanas son muy laxas y cada quien hace más o menos lo que se le antoja en su propiedad y muchas veces en propiedades públicas, muchísimos barrios en Perú todavía se forman por "avasallamientos" de gente que simplemente se instala en terrenos desocupados y luego la municipalidad les pone luz y agua, no hay trazado urbano, planificación, ancho de las calles, nada. La construcción antigua en el Perú es preciosa, pero la moderna en general es muy fea, excepto en los barrios de los ricachones que están muy segregados.

25 de abril de 2010, 12:05

 
Blogger JORGE said...

Tomas. La salsa en en el lomo de alpaca tiene un look a algo como dulce de jalea de mora.Es posible esto posible?
Lo mejor forma de preparar la carne de alpaca es al ahumado, con pure de papa con AJO pal CARAJO y un buen vaso de tino bigoteado!
De puro pensarlo. Me voy a servir un tintolio con mi suegro.
Los viejos siempre nos visitan los fines de semana.SALUD!

25 de abril de 2010, 18:22

 
Anonymous Anónimo said...

Tomás....buena experiencia....disculpa lo intrusiño.......¿Cuál fue el terma a exponer?....He buscado casi vanamente una organizaciòn de consumidores para interactuar y establecer un diàlogo..Finalmente encontrè a un Sr. Delgado, un abogado que fue premiado en el Congreso por su labor....De repente estamos por la ciudad del Misti....dialogando...màs un pisco sour en los portales, por la mañana....

SERGIO VASQUEZ O.

25 de abril de 2010, 22:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Jorge, era un fruto bien parecido a la mora no recuerdo como se llamaba y claro, parecía una jalea tienes buen ojo man! Debe quedar buena esa carne ahumada, especialmente el costillar o las chuletas supongo.

Sergio, fue un asunto sobre Project Management (ni me preguntes de que se trata, simplemente improvisé jaja). Claro, vale la pena ir a Arequipa a tomar y comer, aunque a mi esta vez no me fue muy bien con la comida, debí haber pedido un plato conocido

25 de abril de 2010, 23:53

 
Blogger JORGE said...

Tomas. Lo que pasa , es que muchos an`os atras (algo de 20 an`os) mi esposa y yo fuimos con una delegacion a St. Petersburg,Russia haciendo escala en Helsinki,Finland en donde nos sirvieron venado(parecido sabor al alpaca) con una salsa de mora.Por lo tanto me fue facil reconocer el plato.
Lo mas interesante de la historia,fue que acompan`aron la cena con un Casillero del Diablo!!Good eating indeed.

26 de abril de 2010, 09:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Con razón que no lo encontré bueno, faltaba el Casillero del Diablo pues!

Ah, seguro que copiaron la receta a los finlandeses entonces, nada que ver, mejor hubiesen preparado a la manera peruana ;D

26 de abril de 2010, 09:57

 
Anonymous vrebolledo said...

Buena Crónica... ¿cuanto cuesta el pasaje a Arequipa desde Tacna, y cuantas horas demora el bus?

Saludos

26 de abril de 2010, 12:27

 
Blogger Ulschmidt said...

Jorge, a mi me parece la salsa de ciruelas que pruebo los domingos, no en Finlandia camino a San Peterburso acompañando ciervo sino acá a media cuadra comiendo pollo, en casa de mamá.

26 de abril de 2010, 13:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Victor, en la flota Moquegua el salón cama sale 25 soles (menos de US$ 10), el viaje toma unas 6 1/2 a 7 horas es más o menos bravo.

Ulschmidt jaja, no es ciruela ni mora pero el sabor se parece más a la ciruela, parecen como una ciruelas enanas agridulces, más dulces que agrias

26 de abril de 2010, 13:37

 
Blogger JORGE said...

Efectivamente.La salsa era agridulce y lo sirvieron con algo que me recordo del Saurkraut , pero era caliente y tenia un sabor como tocino.
Ulschmidt.Pollo todos los Domingos?
Espero que sean pollos de casa,por lo contrario de vas a convertir en un GALLO GAY!!!!

26 de abril de 2010, 15:07

 
Blogger JORGE said...

Algo mas. Mi esposa me recuerda que primero se brindo con un licor llamado Salmari. En relidad se escribe bastante diferente.Es algo medio dulce y fuerte,creo que fue este licor que preparo el paladar para la cena.

26 de abril de 2010, 15:21

 
Blogger Ulschmidt said...

Jorge, caramba, mi mamá sería incapaz de darme pollos homosexuales. Es una señora seria y todos los pollos que conoce son católicos.

26 de abril de 2010, 17:59

 
Blogger JORGE said...

Ulschmidt.Como un irrepesable ateo.Solo puedo agregar que gracias a Dios tu buena madre conoce a los pollos que te prepara.
AMEN

27 de abril de 2010, 06:51

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas