Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La demagogia

domingo, 9 de mayo de 2010


Estaba viendo en las noticias el debate entre los tres candidatos a rector de la Universidad de Chile, que espectáculo más penoso ver la calidad de las personas que postulan a manejar la universidad estatal más grande del país, todos los vicios y malas prácticas de la educación estatal representados en tres señores que se sacan los ojos en público por el apetecido cargo. Fatuos, limitados, reyes del lugar común. Como escribió Nicanor Parra: como chiste, no podía ser más triste.

Poca gente conoce la gran diferencia organizacional que existe entre las universidades privadas y estatales. Cada una tiene sus ventajas y desventajas, toda moneda tiene dos caras.

En las universidades privadas los dueños -los que pusieron la plata- controlan la Junta Directiva que es la que realmente dirige a la institución, ellos contratan a un rector que tiene funciones semejantes a la de un gerente y nombran a los decanos en base a dar brillo a la imagen académica de las facultades, es usual que coloquen a tipos conocidos o destacados en su campo como decanos: abogados, arquitectos, ingenieros famosos son reclutados principlmente por motivos de prestigio. Más que credencialismo las universidades privadas buscan figuras públicas, conocidas, que ayuden a su imagen de marca.

El que sea la Junta Directiva la que da las grandes directrices asegura que la universidad tenga una personalidad, una vocación de acuerdo a lo que quieren sus dueños y un rector-gerente normalmente mejora de manera notable la gestión.

Pero existen riesgos, si los dueños son sinverguenzas pueden actuar de manera bien parecida a una asociación ilícita. El caso de la UNIACC y las becas Valech es un buen ejemplo de como una Junta Directiva puede contratar como rector a un operador financiero de la coalición entonces gobernante, lo que tal vez les facilitó bastante hacer el programa académico especial con el que recaudaron como 10 millones de dólares del estado sin dar un solo título profesional a cambio, un negocio fabuloso.

Otro aspecto negativo de las universidades privadas es el poco espacio que dejan a la libertad académica, el profesor de universidad privada trabaja en una situación bastante parecida a los profesores de los colegios particulares pagados, está sujeto a la permanente amenaza de despido y las juntas directivas son muy propensas a aplicar sus políticas institucionales hasta en sus mínimos detalles. Así estas universidades suelen ser uniformes y aburridas, fuertemente cargadas a la ideología de sus dueños.

Con las universidades estatales la situación es completamente distinta, la Junta Directiva en estos casos es un órgano decorativo, simbólico y con poder real ridículamente restringido. El verdadero poder está en el rector que hace y deshace según su gusto y conveniencia. Al rector no lo contrata nadie sino que lo eligen entre los profesores "con derecho a voto" al igual que los decanos, estos rectores elegidos llevan su equipo escogido entre los profesores amigos a quienes reparte los apetecidos cargos directivos.

El sistema de elecciones es arcaico y sui géneris, me imagino que debe haber surgido de la reforma universitaria de los sesentas, o tal vez antes, cuando se hablaba de "democratizar" la universidad dando derecho a voto a toda la comunidad, incluso los estudiantes y personal no académico participaban en las elecciones de rector. Con los años, a la vuelta de la democracia se reinstaló este sistema solo que restringiendo el derecho a voto a ciertos profesores de mayor categoría.

La raíz de muchos problemas en las universidades estatales se encuentra en el proceso de eleccion de sus autoridades. El sistema de elecciones tiene muchos incentivos perversos para la institución de los que mencionaré solo unos pocos:

1.- Las rectorías de cuatro años cortan cualquier intento de política de largo plazo, por eso las universidades estatales siempre decaen, pierden mística y pasan por ciclos de sucesivos desencantos donde los rectores se suceden como en una silla musical. Cada rector llega con una idea nueva que casi de manera invariable termina en desilución porque,

2.- Para ser electo el rector tiene que adquirir multitud de compromisos -vulgo coimear- a los profesores con derecho a voto lo que hace imposible aplicar políticas que pongan los intereses institucionales sobre los particulares pues,

3.- Se crean camarillas de poder en las facultades que negocian paquetes de votos a cambio de privilegios personales, beneficios, cargos directivos, creando la paradoja que,

4.-Los profeosres con mayores credenciales se las arreglan para ganar su espléndido sueldo -que es parte de las negociciones en la elección de rector- sin trabajar en absoluto, bien sea consiguiendo un cargo directivo o dedicándose a difusas "investigaciones" que publican en revistas que a menudo ellos mismos controlan, así casi ninguno hace realmente el trabajo para el que fueron contratados y especializados a un alto costo porque dejan el trabajo sucio y desagradable de enseñar a los,

5.-Medios pollos, o profesores-hora que es nuestro nombre oficial, que algunas veces son alumnos recién egresados o con nula experiencia profesional, lo que lleva a que los alumnos salgan,

7.-Cada vez peores: profesores mediocres producen alumnos mediocres, mientras se realimentan con discursos de grandeza y auto alabanza sobre la calidad académica y comentarios de desprecio hacia las universidades privadas que,

8.-Poco a poco se los están comiendo crudos

Pero nada es totalmente malo y como digo siempre, toda moneda tiene dos caras, las universidades públicas tienen la ventaja de que como a casi ningún profesor titular o decano le preocupa demasiado la suerte de los pobres alumnos, los medios pollos como yo tenemos bastante libertad para enseñar y aplicar nuestros propios criterios. Yo estoy muy contento de los resultados de lo que estoy enseñando y creo que mis clientes -alumnos- van a terminar el curso con competencias que antes no tenían, claro que me preocupa enormemente cuando veo a otros profesores con cero experiencia que malforman y eternizan los vicios de la educación pública universitaria en los alumnos.

En fin, por estos días también hay elecciones de rector en la Universidad de Tarapacá. Leo que el rector saliente Sergio Pulido -estuve una vez con él en una comida y me pareció una buena persona- declaró en el diario que durante su gestión "aprendió a conocer lealtades y deslealtades", no me cabe duda que así fue. Y aunque -obviamente- yo no tengo pito que tocar en eso si creo que hay un candidato mejor que el otro, esperen que gane nomás y les digo como se llama.

Etiquetas: , , ,

23 Comments:

Anonymous Anónimo said...

A proposito de medios pollos en la UTA...sabias por que alos medios pollos y medias pollas les dicen adan y eva respectivamente???
pues bien...porque si se les cae la hoja -de donde copian la materia- quedan en pelota!!...ja

att.
INTI

9 de mayo de 2010, 12:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah claro, y lo peor es que muchos profesores titulares caen exactamente en la misma categoría. Ese es otro de los problemas de la universidad pública, a los malos que están de planta no hay como echarlos.

9 de mayo de 2010, 13:41

 
Anonymous Sebastian said...

Prefiero un espectáculo penoso antes que un espectáculo a puertas cerradas.

9 de mayo de 2010, 19:25

 
Anonymous Sebastián. said...

"5.-Medios pollos, o profesores-hora que es nuestro nombre oficial, que algunas veces son alumnos recién egresados o con nula experiencia profesional, lo que lleva a que los alumnos salgan"
(...)ASÍ SERÁ EN LA TUYA O EN LA PRIVADAS, PORQUÉ DONDE YO ESTUDIE, NINGÚN MEDIO POLLO ES EGRESADO O TIPO SIN EXPERIENCIA O POSGRADO.

Con respeto, pienso que está bastante a medio construir vuestro artículo.
SaludosCordiales.

9 de mayo de 2010, 19:32

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Mira, en este asunto yo no tengo una preferencia clara, ambos sistemas tienen sus pro y contras, los que mencioné y otros más.

Podría agregar a favor de la educación privada que al estar mucho más sujeta a mecanismos de mercado depende más de la "reputación" no tanto basada en lo que dicen de si mismos como de lo que dicen los demás. Es factible que universidades como UNIACC declinen en cambio aunque en la U de Chile a un decano lo condenen por estafa al fisco la institución sigue protegida por los aportes fiscales. El desprestigio de las estatales es mucho más lento y agónico.

Una ventaja de las públicas (o desventaja según como se mire) es la relativa independencia de la satisfacción de sus clientes (alumnos) lo que les permite -a veces- ser más exigentes en lo académico.

En fin, creo que son dos sistemas distintos cada cual con sus pro y sus contras. Si yo tuviera plata hoy y ganas de estudiar entraría a la UC.

9 de mayo de 2010, 19:32

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sebastian, calma, si escribes en mayusculas es porque te cayó el maní y de pura rabia te pusiste a gritar. Me imagino que conoces algo llamado netiquette.

Cuando te des por aludido conserva la educación o simplemente te borro.

9 de mayo de 2010, 19:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y obviamente que cuando hablo de "recien egresados" no me refiero a que no hayan obtenido su titulo profesional, sino a que después de haberlo obtenido quedan trabajando como profesores-hora o ayudantes cosa usual en muchas universidades. Te sorprendería saber la cantidad de profesores que jamás trabajaron fuera de una universidad.

9 de mayo de 2010, 19:41

 
Anonymous Claudio said...

Yo me atrevo a estimar que más del 80% de los profesores universitarios nunca han trabajado en otra parte que no sea la universidad. Esto tiene un fuerte impacto deformativo en los alumnos, desgraciadamente.

9 de mayo de 2010, 20:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, creo que es un gran problema causado por la fiebre del prestigio y la acreditación que ha llevado a "parecer más que ser".

En los tiempos que yo estudié (uhhhh) existían menos profesores posgraduados, pero había una buena mezcla de teóricos y prácticos que con los años se terminó perdiendo.

Para los dos primeros años del pregrado me parece correcto que enseñen profesores muy fuertes en teoría (toda la parte de ciencias básicas y formación general), esos es imposible que tengan experiencia porque se han dedicado a la carrera académica, para sacar un doctorado en una buena universidad se demoran 5 años de pregrado más 2 de master y 5 o 6 de doctorado ¿cuando va a trabajar un tipo así?.

El problema es que son muy poco útiles y por lo general deformadores para cuando empiezan los ramos de especialidad profesional que requieren una clase de conocimientos que ellos no tienen.

Mi profesor de antenas era un técnico de la Armada reconocidísimo en la industria, luego se fué de gerente a la Phillips, pero hoy no podría hacer clases en ninguna universidad con ese "título". Ni decir que fue uno de mis mejores profesores de especialidad.

Conversaba hace algunas semanas con un profesor de la U de Chile que se mostraba muy sarcástico contra las "universidades chuleta" que tenían pocos profesores con postgrado, bueno, conversando y conversando resultó que el había salido de la de filosofía de la UCV y decía con orgullo haber sido discipulo de Godofredo Iommi, cuando yo le dije "¿y no ha pensado que don Godo -que no tenía ningún título- no podría hacer clases hoy en casi ninguna universidad?" se quedó PATO.

Algo anda muy mal con la formación universitaria.

9 de mayo de 2010, 21:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sin contar que hay mucho mediocre que se han dedicado a cumular títulos a como sea sin ser buenos teóricos ni menos buenos prácticos. Y lo malo es que no son pocos ni están mal colocados en un sistema muy credencialista.

9 de mayo de 2010, 21:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y en USA me cuentan que el problema es más o menos parecido en las universidades estatales, mi tocayo Tom Wilke que enseñó muchos años en la estatal de Arizona y Greg Alen que también fue profesor universitario me conversan que pasa exactamente lo mismo cuando un profeosr obtiene la codiciada "tenure"

9 de mayo de 2010, 21:23

 
Anonymous Claudio said...

Y todo lo anterior con el agravante de que, además, hay muchos doctores chantas que han obtenido sus doctorados en universidades de dudoso prestigio académico. Hay un buen número de universidades españolas que han encontrado un lucrativo negocio en la "venta" de programas de doctorados express.

9 de mayo de 2010, 21:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ramén!

Ese es otro problema, los programas de doctorado a distancia al estilo UNIACC que dan un grado académico perfectamente legal a quien pueda comprarlo con requisitos bien laxos, por decir lo menos.

Yo creo que todo es parte de esta carrera por el prestigio de las credenciales, esas universidades simplemente responden a una necesidad de mercado creada por la manía de las agencias acreditadoras. La cantidad de personas que estudia un posgrado por razones de prestigio más que por el deseo de perfeccionarse realmente es enorme.

Una consecuencia adicional es que le están dando un golpe enorme al prestigio de la educación a distancia que es una opción muy legítima y útil.

9 de mayo de 2010, 21:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Donde puse "es" debí haber puesto "debiera ser", hoy es motivo de burla esos "posgrados por correspondencia" cuando deberían ser algo serio y muy efectivo.

9 de mayo de 2010, 21:57

 
Blogger Ulschmidt said...

El problema es la ausencia del estamento profesional, los graduados, en el gobierno universitario. En las universidades anglosajonas está, en las nuestras no.

9 de mayo de 2010, 22:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt yo creo que nombrar autoridades universitarias por medio de elecciones es la raíz de todos los males y mientras más participen peor: más coimas, más grupitos de poder. "Muchas manos matan la guagua" es mi dicho favorito.

¿Que sería lo lógico según mi modo de ver? primero que los rectores tengan sus facultades limitadas a tareas de gerencia de la institución y que el verdadero poder esté en la Junta DIrectiva.

Segundo que las juntas directivas sean nombradas por el sistema de Alta Dirección Publica mediante un proceso muy estricto de logros y antecedentes no solo académicos (tal como se nombran los consejeros del Bco Central o de la TV Nacional), que den garantía de calidad y pluralismo y que duren a lo menos 6 a 8 años para implementar.

9 de mayo de 2010, 23:44

 
Blogger JORGE said...

BAH....!No saben nada.
Jorge,P.H.D. Decano Universidad Estatal de Pelotillehue.

10 de mayo de 2010, 09:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

facultad de sexologia jajaja!

10 de mayo de 2010, 09:52

 
Anonymous Sigfridus said...

Jajaja!!!...el Tío "Thornton Melon" Bradanovic en la UC, comentando sus experiencias en el Rapa Nui o cuanto lupanar de mala muerte ha visitado a sus escandalizados compañeros miembros del Opus Dei o cuanta organización heredera de Fiducia; sería un espectáculo ver al Sócrates ariqueño pervirtiendo las mentes de esos jovenzuelos que piensan que el sexo es solo para procrear y la mujer solo sirve como dueña de casa.
Si yo tuviera las lucas, también estudiaría en la UC (no hay paros ni ninguna de esas leseras de las estatales), pero pensándolo bien, a cada clase de pajarraco le corresponde su nido...en ese sentido, prefiero la Chile...

10 de mayo de 2010, 11:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo tengo amigos que estudian o han estudiado en la UC y no tienen nada que ver con el estereotipo, igual debe haber un "estilo" tal como los alumnos de la utfsm en su tiempo. En todo caso eso es superficial, creo que la visión que tienen anda bien conmigo (menos en lo religioso por supuesto).

Este segundo semestre con dos compañeros ibamos a tomar unos cursos del programa posgrado que nos ofrecieron cuando Rainieri era decano, después lo nombraron ministro y a nosotros se nos pasaron las ganas de estudiar.

La UC es práctica y su preocupación por la "calidad" me parece que es bien equilibrada entre lo teórico y lo práctico, también creo que es la que está mejor relacionada con el mundo productivo, creo que por eso es la más cara: creo que ofrece uno de los mejores productos educativos en Chile.

10 de mayo de 2010, 11:36

 
Blogger Nervio said...

Los locos de atar no llevamos apuntes ni diapositivas

un plumón y la clase prepara-dita en el disco duro

:D


y harta tarea pa que los cabros aprendan a leer y a aprender solos

mi método se llama el látigo virtual del conocimiento

10 de mayo de 2010, 17:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo usé el mismo método durante mucho tiempo, especialmente en cursos donde había que memorizar, aplicar fórmulas y leer, pero para materias más blandas me ha resultado mejor el "método" conversacional donde los tipos son obligados a preguntar y responder en el momento.

Cuando les das tareas te toman la mano enseguida y le pagan a uno para que haga la tarea, después todos la copian (bueno, supongo que esa es una competencia social importante de desarrollar).

Lo mejor es no llevar diapositivas pero eso lo puedes hacer en los ramos con desarrollo de matemáticas, los que tienen mucho blabla es un cacho llevar todos los temas en la memoria.

10 de mayo de 2010, 17:33

 
Blogger Nervio said...

Me olvidaba

cuando doy tareas escojo algunos alumnos al azar y los interrogo

si no sabe le pongo un 1

si es en grupo y no sabe a todos les pongo un 3


así después de aplicar "la injusticia a 1 es amenaza a todos"

al menos estudian la tarea

11 de mayo de 2010, 21:50

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas