Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Liderazgo

viernes, 7 de mayo de 2010



Los latinos tenemos la curiosa creencia de que basta con decir algo para que sea realidad. Si en medio de un día de sol radiante alguien dice con convencimiento y asertividad que está lloviendo, todos le creen, aunque se estén achicharrando bajo el sol, es un efecto muy curioso. En el diario de hoy aparecen las autoridades de Arica felicitándose por lo bien controlado que está todo en caso de un terremoto y de la forma tranquila y ordenada en que reaccionó la gente.

Pero nada de eso es cierto, la verdad es que la mayoría de la gente del sector de Tierras Blancas, bajo la cota de inundación, reaccionaron de la manera más ignorante y peligrosa, saliendo con sus autos a provocar un tremendo embotellamiento que llegaba hasta la Panamericana Norte. En caso de un real tsunami la mayoría de esa gente hubiese muerto, tal como murieron muchos de los que trataron de escapar en vehículo en los maremotos recientes de la zona sur, mientras que los que corrieron a pie con tiempo hacia las alturas se salvaron ilesos.

No hay reacción más estúpida en estos casos que tomar el auto y tratar de arrancar a toda velocidad, un auto solo puede moverse rápido en condiciones normales y queda fácilmente atascado por congestión, basta que otro vehículo adelante se descomponga para que todos los que vienen detrás se atasquen. La gente a pie en cambio, puede correr a campo traviesa sin dificultados, la salida de mar en Arica da tiempo suficiente para que cualquiera pueda ponerse a salvo corriendo desde cualquier lugar. Un corredor asustado a lo más puede tropezar con alguien, un chofer descontrolado puede matar gente con facilidad.

Sin embargo esto que es tan obvio ninguna autoridad lo ha dicho claramente, mucho menos han dicho en cada barrio cuales son las áreas de seguridad tomando en cuenta la facilidad de acceso, los cables eléctricos, zonas de derrumbe, etc. Pero las autoridades se enorgullecen de estar preparados y que todo está muy bien. Hacen congresos y charlas repitiendo lo obvio, creen que con eso se terminan los problemas. Claro que no es así, los problemas siguen ahí como siempre, por más que hablen y digan que todo está muy bien.

Con el turismo pasa algo parecido, hay Cámara de Turismo, Servicio Nacional de Tursimo, Servicio Municipal de Turismo, Asociación de Tour Operadores, Club de Empresarios de Turismo, en fin, estamos repletos de asociaciones, ¡parece que hay más asociaciones que turistas! y se habla, se habla, se habla. Pero en realidad no llega ni un solo turista adicional a los acostumbrados, que llegarían igual sin ninguna de esas asociaciones y sus interminables congresos. Es otra faceta de nuestra curiosa manía de creer que con palabras se puede crear una realidad. Como decía la canción: parole, parole, parole.

Estuve viendo el video de la ONEMI durante el reciente terremoto del sur. Mi impresionó porque es una de las pocas veces que pudimos ver a la presidenta en un ambiente que no fuera preparado, su actitud, lenguaje corporal, expresión dicen mucho y podrían usarse en una clase para ilustrar los problemas del liderazgo, Bachelet en el video se muestra exactamente como es, no dirige ni toma decisiones, tiene miedo de arriesgarse y solo se queja porque los demás no la apoyan: no le traen el helicóptero, no le dicen con seguridad si habrá tsunami o no (cosa evidentemente imposible, hasta un niño se daría cuenta), etc.

El liderazgo en casos de emergencia es diferente al liderazgo en situaciones normales, en el primero se necesita dirigir, entusiasmar y sobre todo tomar sobre si las responsabilidades que implican riesgo, que es exactamente lo contrario que hizo Bachelet en esos momentos y hasta el día de hoy sigue eludiendo referirse a su propia responsabilidad, no se trata de hacerse un harakiri sino que poner la cara ante sus propias vacilaciones y equivocaciones.

El otro tipo de liderazgo para tiempos normales solo requiere de simpatía, alguien perfectamente inútil pero simpático puede ser un gran líder en tiempos normales, por algo a todos nos cae bien Bart Simpson cuando dice "yo no fui", si se trata de cosas normales o sin mucha importancia está OK, Ronald Reagan fue un gran líder en tiempos de paz por su simpatía pero si le hubiesen tocado las condiciones que tuvo George Bush Jr. seguramente otro gallo habría cantado. La dos únicas veces que Bachelet tuvo que tomar decisiones fueron desastrosas: Transantiago y terremoto, en ambas salió echándole la culpa a los demás.

En tiempo de paz la gente busca a los simpáticos y la opinión es comprensiva con ellos, he leído como dicen que "todos le fallaron", "la dejaron sola", esa es la excusa común de los mediocres "yo no fui", "no es mi culpa".

El liderazgo no es solo mandar sino principalmente entusiasmar a su propio equipo para que trabaje detrás en forma eficiente, sobre todo tomar responsabilidades -rispondere- tomar decisiones riesgosas y poner la cara después. Lo curioso es que los líderes para tiempos difíciles rara vez sirven para épocas normales, Wiston Churchill, gran lider durante la Segunda Guerra Mundial fue echado a patadas apenas ganó la guerra. Curioso ¿no?.

En fin, ya pasó y todo eso es historia, pero perfectamente podría volver a pasar y lo mismo podría repetirse esta vez con otras autoridades. Espero que no sea así y que la propia gente empiece a ser un poquito más crítica y a exigir a sus líderes algo más que simpatía y que les caigan bien. Hasta mañana.

Etiquetas: ,

11 Comments:

Blogger Miguel V. said...

Bush lo hizo como las weas pal 11S, para la catastrofe de Katrina y el
remezon economico del 2008. Tres situaciones de emergencia. Que haya
dejado la politica internacional en tipos mas hijos de puta (Cheney,
Rumsfeld, Rice, etc) pero mas capaces es otra cosa.

Otra cosa. A la gente que vive en las zonas inundables tienen que colocarles un cartelito de tsunami afuera de sus casa como este en Hawaii:
http://www.co.hawaii.hi.us/mayor/images/tsunami%20sign.jpg

Si las viviendas se devaluan o los seguros aumentan, mala suerte, es parte del riesgo de vivir al lado del mar.

MV

8 de mayo de 2010, 04:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah por esta vez te tengo que encontrar la razón (arg) Bush cometió un grave y costoso error stratégico con la invasión a Irak, su euipo de política exterior fue tácticamente eficiente, an fin, aunque no se si alguna otra política hubiese sido mejor, es una asunto poco claro, la situación del 11 sept en todo caso fue inédita y la más difícil de la historia, la seguridad interior fue un éxito enorme en todo caso, USA era un pais con enorme dificultades para prevenir taques terrorista e igual se logró, a costos altos (acta patriotica y todo eso) pero no hubo ni un solo atentado importante después del 11 sept, ese fué un gran logro.

Para los que se inundaron ienen que verlas negras por un año al menos, no hay alternativa y si quieren construr donde mismo OK, pero no esperen mucha ayuda si hay más problemas.

8 de mayo de 2010, 05:05

 
Blogger Payayita said...

La Bachelet resultó ser como esas mamás que sirven para darte la comida, sacarte los flatos y limpiarte el poto, pero que cuando te quemas con una tetera con agua hirviendo se bloquea y no atina a llevarte corriendo al hospital.

Saludillos!

8 de mayo de 2010, 07:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, un liderazgo muy efectivo cuando no hay problemas, fue una gran suerte que hubiésemos tenido el buen precio del cobre durante su gobierno, así no se notaron mucho sus limitaciones.

8 de mayo de 2010, 10:38

 
Blogger Payayita said...

Ufff cierto

8 de mayo de 2010, 11:02

 
Anonymous Anónimo said...

Incluso los mejores líderes toman malas decisiones cuando tiene poca o mala información. Churchill estuvo a punto de tener un desastre mayúsculo en Dunkerque, cuando la Fuerza Expedicionaria Británica quedó acorralada contra el mar. Si al final no fue una pérdida total fue porque Hitler ordeó detener el ataque, porque pensó (otra mala decisión), que los ingleses estarían listos para pedir un armisticio y llegar a un acuerdo de paz...
Si más adelante la conducción de la guerra mejoró, fue porque la inteligencia inglesa había descifrado el código enigma alemán, y conocía la mayor parte de sus planes y acciones por anticipado...

8 de mayo de 2010, 11:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ese es un error común de lo que la gente considera "liderazgo". Ser líder no consiste en tomar "buenes" decisiones, mucho menos no equivocarse, las decisiones importantes son siempre inciertas y con información incompleta, justamente allí está la función de un líder -porque alguien lo tiene que hacer- entusiasmar a los demás y sobre todo hacerse responsable y tomar una decisión. Si es "correcta" o "equivocada" no importa tanto como si se toma o no, si se hace responsable de las consecuencias o no.

La gente que no entiende el liderazgo tiene la idea que en negocios, política, etc. hay una "respuesta corrcta" y que la persona es buena o mala según los resultados que obtiene, pero no es así. Todo negocioy toda decisión política importante es sin información suficiente y los resultados pueden variar enormemente por un asunto de suerte.

Por eso los ingenieros suelen ser pésimos empresarios, no tienen carácter para aceptar ni tomar riesgos, no están formados para eso, creen que hay una sola manera correcta de hacer las cosas y cuando no tienen información se congelan. La falta de información es una de las características fundamentales por la que se necesitan los líderes, cuando hay información suficiente hasta una máquina o alguien muy estúpido puede tomar las decisiones.

8 de mayo de 2010, 13:06

 
Blogger Ulschmidt said...

Bueno, puede ser, pero la tele la web y la vida online ayudan mucho a desmitificar los lideres. Vimos a Clinton jugueteando con la secretaria y a Bush respondiendo tonteras a granel. Si los norteamericanos hubieran visto a un pobre tullido en F D Roosevelt cuya esposa se consolaba con un amor lésbico y no a un líder de mente preclara cuya voz sonaba gloriosa en enérgicos discursos en la radio y cuyas sabias decisiones eran alabadas por los diarios (y todos sus errores disimulados) quizás no habrian marchado tan decididos a la guerra. Churchill era un borracho y su mujer declaró que sólo lo soportaba porque no se hablaban antes del mediodía. Durante la Primera guerra fabricó el desastre de los Dardanelos, durante la segunda insistió con desembarcar en Italia, un corredor montañoso donde los alemanes mantuvieron distraídos a los aliados el resto de la guerra: el norte de Italia cayó luego que Berlín. Eisenhower tenía razón, había que golpear directo a Francia, y el general que Churchill le adjuntó, Montgomery, trajo mas fastidio que otra cosa. Montó la operación aerotransportada en Arnhem que fue un fiasco absoluto. Ya después de la guerra Churchill quería que el Imperio siguiera como siempre, no entendía nada. Estuvo a punto de boicotear la independencia de la India si Mountbatten no lo hubiera persuadido de lo contrario.
Pero fumaba puros y decía bellas alocuciones y los ingleses lo eligieron para el papel de conductor indestructible lleno de flema británica y él lo ejecutó con mucha ayuda de la prensa.

8 de mayo de 2010, 19:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pero ese es otro tema Ulschmidt muy distinto del liderazgo y está más cerca de la popularidad, aunque muchas veces se confunde. Claro que si a cualquiera lo escrutas con sus flaquezas, debilidades y defectos no queda nadie en pie. Incluso es un pasatiempo muy popular de la gente común criticar "inmoralidades" o "errores" de la gente con cargos de importancia, la prensa amarilla inglesa ha llegado al nivel de arte con eso.

Pero esas cosas no tienen nada que ver con el liderazgo sino más bien con la simpatía o antipatía personal que le adquieras a la persona, y en esta época de tele tiene mucha relación con la popularidad, publicidad y propaganda.

Acuérdate de esa famosa preguanta "¿en quien confiaría más en un hombre de profundas convicciones, abstemio, vegetariano, etc. etc. o en otro que se toma una botella de scotch al día, fuma puros mientras su país está al borde de la ruina, etc etc?" el primero era Hitler y el segundo Churchil.

Es cierto que los medios alimentan mucho la posibilidad de criticar lo que nos desagrada de las personas, pero eso no tiene que ver con el liderazgo o la falta de él, está más relacionado con la popularidad que es cosa distinta

8 de mayo de 2010, 19:43

 
Blogger Leus said...

Ah, ¿no me digas que en la balanza la invasión a Irak fue mala para USA? Es cosa de mirar la curva de precios del petróleo: sin la pseudo estabilidad de la zona, las curvas serían mucho más pronunciadas. Claro, la imagen país y del gobierno se fueron a las pailas, pero a las corporaciones (que son las que básicamente pagan las campañas, etc.) aún se felicitan por la invasión.

Con respecto al liderazgo de Reagan, creo que estás olvidando las Reaganomics...

11 de mayo de 2010, 12:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Como dices es un asunto de balance final. PEro creo que tu conclusión de que el precio estable del petróleo se debe a la ocupación de Irak es un poco audaz, no creo que haya una relación directa causa-efecto entre ambas, el punto es saber hasta que punto el gobierno de Hussein pudo haber sido desbancado o contenido sin invasión.

Corea del Norte, Iran y Siria son tres ejemplos de gobiernos hostiles bien contenidos sin necesidad de invadirlos, hay muchas herramientas aparte de la invasión: apoyo a la disidencia interna, presiones económicas y militares. corte de suministros.

Mucho se habla que el embargo a Cuba ha sido ineficiente, puede ser pero inútil no ha sido, le corta enormemente las posibilidades de maniobra al gobierno cubano y por algo chillan como becerros contra el "embargo criminal", sin contar con que le costo es prácticamente despreciable.

Los gastos de guerra de USA son parte no menor del enorme problema económico que tienen. Las cosas a veces se resuelven mejor con inteligencia que con fuerza.

11 de mayo de 2010, 12:23

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas