Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Muchas manos matan la guagua

viernes, 20 de agosto de 2010

Nada más difícil que tomar una buena decisión en situaciones de guerra, cuando se está poniendo en juego la vida y futuro de cientos de miles de personas. Estoy leyendo un buen libro que se llama Tarapacá, Tierra de Gloria, Sangre, Salitre y Chusca escrito por Sergio Moreno Saravia donde cuenta las primeras acciones de la Guerra del Pacífico contra la Confedración Perú-Boliviana. Cuenta el libro que después de ocupar Antofagasta, los conductores chilenos de la guerra se vieron enfrentados a tres posibles escenarios:

El ataque sobre Iquique
El ataque sobre Tacna y luego sobre Arica
El ataque sobre Lima y el Callao

¿Quedarse en Antofagasta? imposible, era carísimo abastecerlos y el país no tenía plata para sostener una ocupación militar larga en medio del desierto. Además las tropas chilenas -aunque disciplinadas en el combate- se ponían muy conflictivas apenas quedaban inmovilizadas, había que mantenerlos peleando con el enemigo antes que se pusieran a pelear entre ellos.

La primera acción importante de la guerra fue discutida a muerte donde cada uno exponía sus razones. Incluso el ataque a Iquique tenía muchas posibles variantes en el lugar de desembarco, todas riesgosas: Patillos, Molle, Chucumata y especialmente Junín y Pisagua, donde mi abuelo tenía por esos años sus negocios del salitre.

Se trató de la primera operación militar anfibia en gran escala con transporte de casi 10 mil hombres, víveres, caballos y material de guerra y hasta hoy se estudia en academias de historia militar. Si el general boliviano Hilarión Daza hubiese tenido éxito en rechazar el desembarco la historia de la guerra habría cambiado completamente. Con el Combate Naval de Iquique, que un par de meses antes había asegurado el dominio del mar, y el desembarco de Pisagua las tropas chilenas dieron dos pasos claves para ganar la guerra.

Pero no llama tanto la atención los combates como la seguidilla de peleas e intrigas antes de tomar las decisiones estratégicas, las guerras de ego de cada cual por imponer sus propias ideas y las peleas a muerte que se produjeron al tomar las decisiones son relatadas en detalle por Gonzalo Bulnes, mi historiador favorito de la guerra. Ni me imagino las peleas y la preocupación una vez que tomaron la decisión de desembarcar en Pisagua, y el alivio después que todo salió bien. Me imagino que deben haber sido años muy interesantes.

La Teoría de Decisiones que se estudia en economía así como en ciencias militares, cuando se ve superficialmente parece que entregara recetas sobre como tomar decisiones correctas, sin embargo cuando debemos decidir algo importante nunca hay una receta, ni un modo correcto o incorrecto de actuar que se pueda establecer a priori. Todas las decisiones importantes son inciertas, imposibles de preveer y mientras más importante mas inciertas. Solo lo irrelevante se puede calcular o juzgar con criterios de lógica.

La teoría tiene una parte normativa que indica como se deberían tomar las decisiones de acuerdo a lo racional, pero también tiene un parte descriptiva que muestra que pasa cuando tomamos decisiones con información imperfecta, cosa que ocurre en lamayoría de los casos de la vida real. Los principales problemas para tomar decisiones ocurren cuando:

Los riesgos son inconmensurables, no se pueden comparar pues son de distinta naturaleza. No podemos comparar -por ejemplo- el riesgo de casarnos y de comprar acciones, son de distinta naturaleza y obedecen a una métrica diferente, muchas decisiones de la vida real tienen riesgos inconmensurables, imposibles de comparar o medir.

Los resultados son impredecibles, es decir no hay como saber de antemano si una acción resultará o no porque está sujeta a factores incontrolables y desconocidos. Se ha intentado abordar este problema usando funciones estadísticas y de utilidad esperada -lo que llaman "calcular el riesgo"- pero la estadística no hace milagros, solo los aparenta, y los modelos de cálculo de riesgo tampoco tienen mucha utilidad en el mundo real.

La relación es intertemporal, o sea cambia con el paso del tiempo y el momento en que se toma la decisión es tanto o más importante que la decisión misma. Por ejemplo una decisión que podría ser muy exitosa tomada en cierto momento puede ser un desastre si se toma después.

La decisión es tomada usando algún mecanismo social (discusiones, elecciones, etc.), en este caso es cuando opera mi refrán favorito "muchas manos matan la guagua" y cuestiones como el Teorema de la Imposibilidad de Arrow del que les contaba hace algún tiempo atrás.

Todas estas condiciones se cumplían en la decisión del desembarco de Pisagua, riesgos inconmensurables, resultados impredecisbles, intertemporalidad, mecanismos sociales. Súmenle a eso las tremendas consecuencias -miles de muertos y la desgracia para el país- que podía traer una decisión mal tomada en esos momentos con lo que nos podemos imaginar que don Rafael Sotomayor, Anibal Pinto y todos los demás no deben haber dormido nada tranquilos en esos días. Doble razón para admirarlos o pensar que -al fin y al cabo- tuvieron mucha suerte. Y yo todavía no decido que voy a ponerme para la defensa de grado. Hasta mañana.

Etiquetas:

11 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Su abuelo tenia el negocio del Saliter allí? No estaba en Croacia? Su abuelo era peruano, chileno, boliviano?

20 de agosto de 2010, 18:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro,mi abuelo fue salitrero, croata, millonario y se gastó la buiena suerte de varias generaciones por delante, chequea La historia de mi abuelo Tomo

20 de agosto de 2010, 19:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y mi abuela paterna era argentina! de Rosario ni más ni menos

20 de agosto de 2010, 19:17

 
Anonymous EDO said...

Padre rico, hijo noble y nieto pobre.....a tomas bradanovic nieto parece que no se le pego la forma de hacer negocios del abuelo el cual fue un aventurero de tomo y lomo a lo rico macpato.....

20 de agosto de 2010, 23:44

 
Blogger Payayita said...

Cuando vi el título y la foto, pensé que ibas a hablar de la situación de los mineros atrapados. Cuando seguí leyendo y te referías a lo difícil que es tomar decisiones, seguí pensando que ya hablarías de los mineros. Al menos apredí algo de teoría ;)

21 de agosto de 2010, 05:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

De veras que los de la foto parecen mineros, pero nada que ver, son soldados. Sobre los mineros atrapados creo que se está mediatizando demasiado el asunto, es probable que ya estén muertos pero hay que dejar tranquilos a los que saben con sus sondajes. Todo eso de que bajen a "rescatarlos" los pirquineros me parece una tontera sin sentido, entendible por la desesperación de los familiares pero la autoridad no debe permitir algo así ni por broma.

21 de agosto de 2010, 08:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Edo,padre millonario nieto pobre siempre se cumple. Al menos en Chile. Me parece muy bueno.

21 de agosto de 2010, 08:49

 
Blogger rodrigo said...

A mi me gusta eso de la "toma de decisiones" es ciencia y arte, en cuanto a la ciencia usted la ha expresado muy bien.
En cuanto al arte, es algo muy humano y depende de nuestras experiencias y juicios, pero también (y ahí está la guinda de la torta) de nuestra INTUICIÓN, si la intuición nos puede permitir decisiones acertadas sobretodo en ambientes de incertidumbre (poca información)...

21 de agosto de 2010, 22:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Rodrigo, la ciencia es lo que podríamos llamar la Teoría Normativa, que dice como no cometer errores estúpidos que solo pueden traer malas consecuencias.

Pero muchas de esas decisiones que parecen estúpidas, algunas pocas veces tienen éxito y entonces se convierten en genialidades, ese es el arte o sea la Teoría Descriptiva.

Como casi todo lo importante es incierto, se podría decir que no hay decisiones equivocadas, eso solo se puede juzgar ex-post según los resultados, pero en teoría hasta lo más improbable podría resultar y como la utilidad es el premio al riesgo, las decisiones "tontas" son las únicas con posibilidad de tener resultados geniales, posibilidades muy bajas eso si.

Es un asunto bien interesante y como dices la intuición tiene un papel muy importante en eso.

22 de agosto de 2010, 01:15

 
Anonymous Anónimo said...

"Mi abuelo bailó sirilla/ mi abuela el fandango doble/ mi tía la pericona, mi tío el redoble..."
Calculo que era tu bisabuelo por tu edad.
Na' que ver la Confederación Perú-Boliviana, eso ocurrió hacia 1836 (Manuel Bulnes Sanfuentes).
La GDP fue de los Aliados...
Saludos,
Salustio.

6 de noviembre de 2010, 07:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

NEgativo Sir, fue mi abuelo (1853-1917) http://www.bradanovic.cl/tomobradanovic.htm

Grax por la precisión semántica

6 de noviembre de 2010, 13:32

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas