Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Adam Smith y la educación pública

domingo, 5 de junio de 2011

Tengo un compendio de La Riqueza de las Naciones traducido y publicado en 1803 por don Carlos Martinez de Trujo, el estilo de escritura en español antiguo seguramente acerca más al espíritu original del libro que las traducciones modernas, cuando estoy aburrido me pongo a leerlo y a la vez que me entretieneme abre los ojos sobre muchas cosas. Algunos libros clásicos son realmente entretenidos mientras otros son insoportables.

Entre las muchas cosas que trata La riqueza de Las Naciones aparece el problema de la educación universitaria según los intereses de los propios involucrados. Por ejemplo se refiere a las universidades privadas en estos términos:

Los establecimientos dirigidos á la educacion de la juventud pueden dar de sí renta para costear sus gastos. De esta especie es la que un discípulo paga á su maestro. ¿Las fundaciones de las escuelas y colegios han correspondido en general á los fines de sus establecimientos ?. ¿ Han avivado por ventura el zelo y perfeccionado el talento de los maestros? ¿Han dirigido la educacion á los objetos iras iitiles al público Y á los particulares ?.

Fíjense como el enfoque se Smith es muy práctico y orientado a los resultados, no le preocupa ninguna de las grandes ideales que normalmente se invocan al hablar de universidad sino algo mucho más real: si las universidades y los profesores son mejores o peores desde el punto de vista de los intereses de los alumnos.

Entonces compara las universidades donde los alumnos pagan a sus profesores, con aquellas donde está prohibido que los profesores reciban pago de sus alumnos, lo que correspondería más o menos a la moderna idea de la educación pública.

Si la renta de los maestros consiste en gran parte en lo que sus discípulos acostumbran pagarles: el profesor se ve en mayor o menor necesidad de aplicarse, respecto a que su bienestar depende de su reputación, y de la estimacion, inclinacion y cariño de sus discípulos, los quales no pueden tenerle estimacion sino haciéndose él acreedor por el exâcto cumplimiento de sus obligaciones. En otras universidades se prohibe al maestro que reciba cosa alguna de sus discípulos, y la dotacion que tiene señalada compone toda la renta de su plaza.

Entonces su interes se opone diametralmente á su obligacion; porque tomando la palabra interes en el sentido vulgar, todo hombre lo tiene en incomodarse lo menos que pueda, estando seguro de sacar el mismo partido desempeñando o no un encargo de mucha incomodidad y trabajo; su interes es abandonarlo enteramente, ó si tiene un superior que no se lo permita , cumplir a lo menos con indiferencia y abandono; y si es por casualidad activo y amante del trabajo, por su propio inter es aplicará esta actividad á cosas que le proporcionen mas ventajas que las que le da el cumplimiento de su obligacion
.

No había leído nunca una descripción más clara y lógica acerca de la diferencia entre las universidades privadas y públicas, así como adonde van los incentivos en cada uno de los casos. En una universidad privada los profesores están obligados a ganarse la estimación de sus alumnos porque están siendo pagados casi directamente por ellos, el futuro de la institución y el futuro personal de cada profesor depende de eso.

En una universidad pública los profesores no son pagados por los alumnos sino por el estado, así es que sus intereses en lugar de estar alineados con aquellos de los alumnos están alineados con los intereses propios como por ejemplo trabajar un mínimo ganando lo máximo, o bien trabajar duro pero no en cosas que beneficien a los alumnos sino que beneficien personalmente al profesor, como por ejemplo hacer publicaciones, usar la cátedra como trampolín para hacer asesorías, etc.

Si la autoridad á que está sujeto reside en la comunidad, colegio ó universidad de que es miembro, y que los mas enseñan ó deben enseñar corno él, se unirán probablemente todos para tolerarse unos. à otros, y consentirá en que los otros falten á su obligacion, con tal que á él le deben hacer otro tanto. La mayor parte de los profesores públicos de la universidad de Oxford han abanddonado de muchos. años á esta parte hasta las apariencias de la ensenanza.

O sea en las comunidades educativas todos se protegen entre si y se tapan unos a otros en un sistema de mutua defensa corporativa y miren lo que dice sobre aquellas universidades que dependen de alguna autoridad superior:

Si esta autoridad no reside tanto en el cuerpo de que el profesor es miembro , como en alguna persona de fuera, como el Obispo de la diócesis, el Gobernador de la provincia, ó algun otro miembro del estado, es probable que el maestro salve á lo menos las apariencias; ¿pero de qué servirá la autoridad de semejantes superiores? Le obligarán á estar con sus -discípulos ciertas horas del dia , y á darles un número determinado de lecciones cada semana o cada año: esto es todo lo que pueden hacer. La calidad de las lecciones siempre dependerá del cuidado del profesor, y la incomodidad que este se torne será proporcionada á los motivos que tenga para ello. Por otra parte, es de temer que esta jurisdiccion externa vaya acompañada de la ignorancia y el capricho: semejante autoridad es naturalmente arbitraria.

Entonces tenemos a los profesores convertidos en unos ganapanes y al gobierno colocando sus propios y arbitrarios intereses. ¿No les suena conocido? A mi me parece un retrato increíblemente exacto de la realidad actual no solo de las universidades sino que de la educación primaria y secundaria.

Existe un solo contra argumento a todo el razonamiento de Adam Smith, es el de la fe pública y la venta de títulos que no acreditan conocimientos que se supone deberían ser estandarizados. O sea un ingeniero de la universidad A podría recibir una formación peor que otro ingeniero de la universidad B, ese ha sido el gran argumento de los que exigen monopolio del estado sobre la educación.

El argumento es más o menos el siguiente: si son los alumnos quienes pagan a los profesores, los primeros exigirán su derecho a ser aprobados en todos los cursos, pues para eso están pagando, mientras que los segundos estarán incentivados a no reprobar a ninguno pues si reprueban a alguien dejan de recibir su pago. Este argumento tiene el error básico de presumir que a los alumnos les interesa mucho más obtener el diploma que los conocimientos y habilidades que certifica el diploma.

¿Quieren o no los alumnos comprar sus diplomas? de hecho los están comprando pues pagan por ellos, lo que no significa que lo único que les interese sea tener el diploma, para eso bastaría con ir a una imprenta y mandar a imprimir uno, lo que vale no es el papel sino los conocimientos. Si yo tuviese un diploma de médico, legalmente emitido sin saber nada de medicina no me serviría de nada ¿como iba a ejercer? lo mismo en cualquier otra profesión a menos que sea un estafador y en ese caso basta con obtener un título falsificado.

En los años 80, cuando se abrió la puerta durante algún tiempo para la creación de universidades privadas todos creímos que sería el fin del mundo, que se convertirían en simples vendedoras de títulos sin ningún valor. Sin embargo ocurrió todo lo contrario, hoy la mayoría de las universidades privadas son reconocidas como mejores que las públicas, porque los que pagan no solo exigen un cartón sino buenos profesores y mejor enseñanza. Sigamos leyendo al Maestro:

Obligar á un cierto número de estudiantes á ir á un colegio ó universidad determinada, qualquiera que sean los maestros, es eximir á estos mas 6 menos del trabajo de adquirir mérita y reputacion. Tal es el efecto de los privilegios de graduado en Artes, Derecho, Medicina y Teología, quando no pueden conseguirse sin la. asistencia de un número determinado de años á ciertas universidades, los quales obligan por necesidad á los estudiantes á tomar las lecciones de aquellos maestros, sean hombres de mérito ó no. Los privilegios de graduado son una especie de estatutos de aprendizage que han contribuido tan poco á perfeccionar la educacion, como los reglamentos de los gremios mecánicos á la perfección de las artes y manufacturas.

Ahora que anda tanto tontorrón ignorante reclamando por defender la educación pública, sería bueno que tratara de leer un poco, pensar por si mismo, mirar la basura que hay en su propia universidad pública y preguntarse si vale la pena salir a la calle como bruto para defender los altísimos sueldos de tantos profesores vagos y mediocres, que en el mundo real se morirían de hambre. Finalmente los dejo con esta simpática crónica de como era la Universidad de Bologna, una de las más antiguas del mundo:

"En Bologna los estudiantes contrataban y despedían a los profesores, los multaban por no hacer clases o llegar atrasados. Si la clase no era interesante, si iba muy lenta, o demasiado rápida o simplemente el profesor no hablaba lo suficientemente fuerte, los alumno se iban o empezaban a arrojar objetos. En Liepzig la universidad tuvo que promulgar una regla que prohibía tirarle piedras a los profesores durante la clase".

Aprendan giles, hasta cuando se dejan engañar, nadie sabe para quien trabaja. Hasta mañana.

Etiquetas: , ,

20 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Si Tomás pero se nota que Smith hablaba de la educación de unos hijos de nobles, clase gobernante, verdaderos dueños del circo que hasta podían apedrear al tinterillo que los fatidiaba con la clase de latín.
Lo actual es la cosa aspiracional de las clases medias que quieren el hijo doctor. O ganan para pagar universidades privadas o el Estado les pagará la pública, pero los políticos lo harán porque están ahí para satisfacer aspiraciones. Como cosa promedio les darán becas y créditos que luego no pagarán y así les habrán regalado la educación sin decir que lo hicieron. Pasa en medio mundo.

5 de junio de 2011, 10:42

 
Anonymous Anónimo said...

Yo conozco varios casos de alumnos que están interesados en el diploma y no en aprender ¿Por qué no compran los títulos en Tacna Centro? Porque es ilegal y se arriesgan a que los pillen. El de su universidad chanta será chanta, pero perfectamente legal.
La calidad y el prestigio de una universidad, creo yo, está dada por la calidad de sus profesores, pero también por la calidad de sus alumnos. No por nada las más prestigiosas seleccionan a sus estudiantes. Incluso becan a los pobres, pero talentosos, porque es una inversión en su imagen institucional.
Todo eso sin dejar de reconocer que los vicios que tú mencionas son efectivos.

5 de junio de 2011, 11:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, Anónimo, lo chistoso es que las aspiraciones son satisfechas solo en apariencia y el diploma puede ser perfectamente legal pero tan inútil como uno falsificado, las universidades malas no "regalan" educación solo regalan un papel que da origen al montón de profesionales cesantes, porque son de mediocres a malos, que tenemos hoy.

Lo notable de Adam Smith es que no se complicó con ninguna de esas consideraciones filosóficas o sociológicas que normalmente se hacen sobre el asunto, simplemente analizó cuales eran los incentivos en cada caso y gracias a eso su análisis es igual de válido hoy que en 1735.

Su descripción de lo que son las universidades públicas y privadas es completamente vigente hoy mismo igual como lo fue en esos años porque se fue a lo esencial. Las discusiones sobre educación casi siempre están llenas de palabrería pero se olvidan de lo fundamental que son los incentivos y resultados.

5 de junio de 2011, 14:56

 
Blogger Ulschmidt said...

La oferte crea su propia demanda. Antes había un profesor de deportes cada tres colegios, ahora hasta los niños de tres años tienen entrenador profesional y en cada manzana ofrecen clases de gimnasia para adelgazar o lo que sea. Los agricultores de mi infancia bromeaban sobre los agrónomos, los de ahora lo llaman desesperados por celular cuando ven un insecto sobre sus plantas. Los males y dolencias se multiplican - basta que inventen un diagnóstico nuevo - y los profesionales para curarlo. Donde antes un maestro o un padre azotaba un niño ahora interviene un gabinete psicopedagógico para averiguar su problema. Para organizar cualquier fiesta hay especialistas. No puede sacarse una planta de un jardín sin un paisajista. Hay que producir toneladas y toneladas de profesionales ellos se encargarán de ser imprescindibles. ¿necesitamos la playstation o el twitter? ¿necesitaban los egipcios las pirámides? La utilidad limita demasiado la economía, la mayoría de lo que se transe debe ser inútil o viene la recesión.

5 de junio de 2011, 15:54

 
Blogger FitoNitroso said...

Igual me parece cuatico que hable Smith de algo del "coporativismo" y de que en cierta forma los alumnos exigan sus derechos en bloque, mas si el mismo dijo que el bien comun se premiaba por la propia conveniencia maximizadora de cada individuo.

y sobre los diplomas chantas.. todo depende del mercado. en Chile para ser jurista se requiere estar certificado ya que sin dicha certificacion te vas preso. Tuve el honor de ser alumno de una de las universidades mas complejas y doctrinarias de Chile en la materia del derecho, como es la U de Valpo, donde mas o menos 1 de cada 100 que entran se titulan (fui expulsado al tercer año por reprobar un ramo 3 veces), donde ocurren suicidios y una serie de hechos para academicos que mal que mal aseguran que ese 1 que salga es uno de los abogados mas 4x4 de Chile, competente para hacer cualquier cosa, de cualquier forma y en cualquier circunstancia y tu sabes que lo va a hacer. (na mezcla de regimen academico entre la pelicula 300 y La sociedad de los poetas muertos)

Y por otro lado estan las universidades mas pequeñas y no tan reconocidas, que te pasan lo justo y necesario, donde yo siendo un imcompetente segun la universidad de origen, puedo ir a cualquier universidad "del monton para abajo" y egresar de licenciado en ciencias juridicas en un tiempo absolutamente corto y eficiente (cosa que sinceramente pienso hacer cuando egrese de Publicidad, cosa que falta poco)".. entonces "¿cual es la paradoja de la educacion entonces?". en una universidad de menor standard practicamente con lo

en la U de Valpo, estatal hija de la Ex u de Chile Valpo, todos los profesores practicamente egresaron de ahi, y muchos de elos hacen clases gratis y solo por el gusto de hacerlas, ya que muchos han hecho su situación financiera de parte de su oficio y su experiencia. en las mas chicas si bien tienen academicos en cargos ad.hoc, ocurre simplemente lo contrario.. se limitan a pasar "al justo"....

No quiero generalizar y meter a TODO el sistema en el baile, pero si ocurre que como todas las cosas hay productos y productos... pero en todos los casos, me bastaría con obtener la competencia certificada y voilá, ya puedo ejercer en el mundo juridico.

Pd: estoy pensando seriamente hacer mi tesis publicitaria en el marketing de la seduccion y la colaboracion. hasta el momento la idea ha sido una iluminación que estamos desarrollando :D

5 de junio de 2011, 16:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, recuerda también que la curva de demanda el precio va a la inversa de la cantidad, excepto en casos muy especiales ;D

Fito, lo que dices de la U de Valparaiso es un ejemplo bien claro de lo que describe Smith. Una buena calidad de educación no consiste en que se titile uno de cada 100 postulantes, eso es exactamente lo contrario a buena calidad y muestra una de las peores desviaciones de la educación pública, donde relacionan el prestigio con la cantidad de rechazos. En Chile se pierden miles de millones de dólares por cada alumno que es rechazado de universidad pública y eso pocos lo comentan.

En una buena universidad la gran mayoría de los alumnos deben salir titulados y además bien calificados profesionalmente. A veces eso no ocurre en universidades privadas que entregan títulos pero no las destrezas ni conocimientos necesarios, pero al poco tiempo el mercado toma ese dato y lo incorpora ¿que pasó a la Universidad de la Republica, que está pasando con la UTEM? que después del desprestigio la gente normal ya no quiere estudiar allí y si lo hace es bajo su propio riesgo.

La acreditación en Chile es extremadamente ineficiente, falta mucho para que pueda ser confiable pero el prestigio resulta mucho más difícil de falsificar. Y también mucho más difícil de construir.

5 de junio de 2011, 16:29

 
Blogger Heitai said...

No me voy a referir a las Universidades, aunque esa idea de lanzar piedras a los profes aburridos no es para descartarla a priori. Si me voy a referir a los que protestan, pues dudo el panorama sea distinto en cada región del país. El asunto es ¿que representación tienen los dirigentes si vota menos de un 25% de los alumnos en las elecciones?, el caso de la U. de Conce es paradigmático, luego de escandalosos fraudes de la FEC dirigida por la izquierda (robo de votos, falsificación de actas y votos, etc.) esta desapareció por unos años, y con más de 16000 alumnos, a duras penas votan unos 3000 de las mismas carreras zurdas de siempre. Se da la correlación estadística, que mientras más sean los votantes, son las listas de derecha las que triunfan. Igual cosa ocurre con la simia merino, Lavín para sentarse en una mesa con un dirigente universitario, por lo menos debería pedir que a lo menos votara un 60% de los alumnos, de otro modo es inflar globos con aire caliente, como la cut, que es lo mismo que la anef, solo los parásitos del estado van a las protestas.

Y ya que estoy hablando de la cut, cada vez que un dirigente de ese grupo va a una elección parlamentaria llega último, algo dice eso, algo dice que a más del 75% de los alumnos no voten en sus U.

5 de junio de 2011, 17:31

 
Blogger Nervio said...

Yo creo que hasta al mas tonto se le puede enseñar algo. Parti haciendo clases en institutos, por las lucas para el día a día y despues me pase a las UES. Y saben... Claro hay casos de mocosos que no estudian y tienen que salir, pero si los motivas y enganchan... aprenden. Siempre les cuento lo de los amarillos blancos y negros en las escuelas usanas. Y como el rendimiento de un chino de CI 100 es equiparable al de un blanco de CI 120 y el de un negro al de un blanco de 80.

Al oriental le enseñan que si algo le cuesta debe estudiar el doble.

Al usano que se concentre en lo que es bueno.

Al negro que la culpa es del blanco que lo discrimina.

Suena parecido a certo pais chilindrino no???

el que le echa la culpa al resto, pierde.

5 de junio de 2011, 17:35

 
Blogger Ulschmidt said...

Buena filosofía, Nervio!

5 de junio de 2011, 17:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Heitai, el problema de representatividad de los dirigentes es grave y nadie se ha atrevido a ponerlo en duda por la sencilla razón que estos tienen a sus respectivas guardias de choque capaces de paralizar y hacer destrozos a voluntad. Esa, y no otra, es la explicación de que la mayoría de los dirigentes solo representen sus propios intereses personales.

Nervio, Ulschmidt, una de los peores deformaciones de la educación universitaria es la de exagerar el valor del talento, cosas bastante inútiles como creatividad, razonamiento matemático, etc. son desproporcionadamente apreciadas en desmedro de otras cosas mucho más importantes como la tenacidad, el método y la perseverancia.

Hoy están de moda los gurues chantas que hablan horas y horas sobre la importancia de ser creativos. Resulta que por cada creativo se necesitan mil profesionales capaces de seguir instrucciones y hacer correctamente trabajos de rutina, eso de que las computadoras eliminaron los trabajos rutinarios es la mentira más grande como lo sabe cualquiera que haya trabajado lo suficiente con ellas.

Entonces las pruebas en la universidad se convierten en pruebas de ingenio, los alumnos frustrados aprenden que lo mejor es copiar y hacer trampas (al menos algo útil aprenden con eso) y se crea un ambiente total de frustración. Demasiada gente entra a la universidad sin tener la vocación ni las ganas, solo sueñan tener un diploma, pobres ilusos.

5 de junio de 2011, 18:10

 
Blogger Ulschmidt said...

...hablando de eso, el otro día un sociológo chileno de larga cabllera en el CNN chileno etrevistado por Tomas Mosciati (creo, cuantos Mosciati hay?) dijo que el drama existencial chileno es que para triunfar se le exige que esté sólo, que compita y que gane y que esto lo angustia y lo hace sufrir (al alma chilena)

5 de junio de 2011, 18:27

 
Blogger Nervio said...

Yo les enseño un procedimiento para resolver los problemas de mi curso y luego eso evalúo. Al que lo pillo copiando lo repruebo y lo veo al año siguiente. No castigo precisamente la copia, castigo el ser tan tonto de copiar y que me de cuenta.

Saludos

5 de junio de 2011, 20:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt son dos hermanos mosciatti, ambos me caen como patada en las partes pudendas jaja.

Nervio, el problema de evaluar siempre me ha complicado, creo que por eso no me gusta hacer clases, por mi no colocaría notas, simplemente aprobaría a los que me caen bien y reprobaría a los que me caen mal. Al final creo que es lo que siempre se hace,con algún disfraz de objetividad, si uno se toma la cosa en serio ;D

5 de junio de 2011, 20:13

 
Blogger Nervio said...

siempre cuesta, yo me rio con mis alumnos, cuento chistes pero de la primera clase saben... que me ria con ustedes no quita que me ria de ustedes cuando les pongo un uno.

Es dificil ser objetivo, yo hago la prueba, la resuelvo, le aplico un factor de 2 minutos por cada minuto que yo me demoro. Hago una pauta y la dejo en mi casa. Después se las paso y les doy el día para reclamar la nota.

He tenido que aprobar tipos que con gusto los sacaba a patadas y reprobar tipos que me caen bien.

Es como palear caca de pollo, un trabajo sucio pero alguien tiene que hacerlo.

5 de junio de 2011, 20:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sip, yo también lo veo como la parte sucia del trabajo. Me cuesta aceptar que la resolución de 5 o 6 problemas específicos pueden determinar que un tipo apruebe o repruebe un curso-

También está la egolatría del profesor que lleva años haciendo los mismos problemas y piensa que es lo más natural que los alumnos aprendan a resolverlos con las pocas pero excepcionales horas de clases que ha hacho (nunca he conocido a un profesor que se considere a si mismo penca o poco claro)

A mi me complica lo de las pruebas, creo que son muy buen entrenamiento pero pésimas como instrumento para evaluar. Uno se puede entrenar como resolvedor de problemas sin tener idea de lo que está haciendo y sin tener n9i una de las competencias esperadas. En fin, es un lío.

Yo no soy barrero y he reprobado a muchos tipos simpáticos, pero más o menos ala mitad del curso tengo claro quienes tienen que aprobar y quienes no. Las pruebas son el pretexto formal nada más. Además como soy bueno enseñando conmigo aprueban casi todos los que se lo proponen y siguen mis instrucciones. Estudiar cualquier carrera de pregrado no tendría por que ser difícil, no están hechas para genios y todos los alumnos normales y motivados deberían aprobar. A los otros uno les hace un favor reprobándolos: ahorran tiempo y plata.

5 de junio de 2011, 21:07

 
Blogger FitoNitroso said...

es que ahi va el tiempo... me ha tocado como alumno regimenes de evaluaciones macabros, livianos y equitativos...

en Derecho al alumno "protegido" le preguntaban en un examen que era un Decreto Ley o un Decreto con Fuerza de Ley y al no protegido lo podian tener horas y horas preguntandole cada articulo del codigo civil desde el 1 al 1500 aprox... y es cierto porque lo vivi (en un ramo a un individuo le dijieron que era una ley organica y paso, y a mi me preguntaron porque popper planteaba que la sociedad cerrada era un atentado contra dios y de como este relacionado con santo tomas influia en el derecho segun la norma de la moral).

al menos donde estoy ahora el ambiente es algo mas justo, evaluaciones mas o menos parejas (aunque no quita que los profesores en los talleres practicos cargen su mano en algunos casos), y con varios comodines en caso de reprobar...

Ahora tengo que aprovechar de apretar las clavijas con mi emprendimiento toda vez que mis compañeros se tomaron las salas de clases en forma indefinida por el "petitorio" y por "hidroaysen"... asi que mas vale tomarse las vacaciones de invierno ahora ya, ya que estamos inmovilizados con las clases, trabajos, evaluaciones y todo eso....

Mis Saludos y creo que una de las cosas que no podría hacer jamas en mi vida es actividad docente.

5 de junio de 2011, 23:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Fito te faltó calle. Teniai que puro haber dicho que Karl Popper y su idea de sociedad abierta es la peor basura anticristiana que existe jaja.

Oye la mayoría de los sinverguenzas de la U de Valpo se hicieron millonarios con la reforma pocesal penal, por eso hacen clases por hobby, pero se enriquecieron creando la Corporación de Promoción Universitaria junto con la democracia cristiana, se embucharon muchos de los billones de dólares que costó ese fiasco. Tuve el dudoso honor de conocer como trabajaban esos sinverguenzas desde el ringside

5 de junio de 2011, 23:39

 
Blogger FitoNitroso said...

en la valpo quedaron hartas cagás... y sabis cual fue la respuesta del presidente de la comision que me rajó? ... "Esta bien su respuesta, pero no fue EXACTAMENTE IGUAL a lo que dije en clase, asi que un 3..."

y es cosa de ver lo que paso con el Ex Rector.. Juanito Riquelme... se llevo pa la casa hasta el agua del florero....

Pero ahora soy feliz.. mis actuales profes de publi me hacen barrita para que termine derecho y los defienda jua jua jua...

5 de junio de 2011, 23:45

 
Anonymous Anónimo said...

Soy buen alumno, me educo en una institución de dudosa calidad (eso es en mi opinión), cuyos profesores son de dudosa capacidad (eso es a mi juicio y multidimensional en este caso), y después de leer el extenso debate que precede mi intervención me explico una de las causas de la mala calidad de la educación en nuestro país.

10 de mayo de 2014, 03:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Creo que hay una cuestión de ambiente también. Cuando los profesores se convencen que su trabajo es basura y que los peores son premiados mientras que los mejores la tienen difícil, se adaptan al sistema. Lo he visto un montón de veces.

10 de mayo de 2014, 09:55

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas