Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Mi reino por una cerveza

miércoles, 12 de septiembre de 2012

¡Un caballo, mi reino por un caballo! grita Ricardo desesperado mientras trata de evitar que sus soldados se desbanden. En esos años los reyes combatían, al menos en las obras de teatro. Hoy vi una adaptación de Ricardo III en el canal Europa-Europa y, aprovechando que tengo a mano esa enorme biblioteca llamada Internet bajé el libro para leerlo de nuevo. Como en todas sus obras históricas Shakespeare juega con el contraste entre el poder absoluto y la debilidad absoluta de los reyes.

Superficialmente Ricardo es como un extracto de todos los malvados: Ralph Rotten, Hitler y Pierrre-no-doy-una en un solo personaje, pero balancea la caricatura con las deformidades físicas y los fantasmas que lo acosan en el sueño, por un lado es un villano exitoso y por otro un pobre diablo trágico. Bueno como todos los libros de Shakespeare.

Aunque lo del reino por un caballo, que normalmente se interpreta como lo poco que valen algunas cosas que consideramos importantes y lo mucho que valen otras insignificantes en un momento de apuro es la línea más famosa de la obra, pero mi favorita es esta otra:

Ricardo.- ¡esclavo, he apostado mi vida a los dados, y afrontaré el riesgo de la muerte! Creí que habían seis Richmond en el campo: he matado a cinco en lugar de matarlo a él. ¡Un caballo, mi reino por un caballo!

Ricardo era un jugador que apostaba todo a pleno y le fue bien por muchos años hasta que se le acabó la suerte. He conocido harta gente así. Después se dan cuenta que todo lo que consiguieron no les sirvió para nada en el momento de apuro. La versión de la tele era una adaptación moderna ambientada en los años 30, me gustaría ver la película que hizo Laurence Olivier, solo he visto pedazos por Youtube.

Nos enfurecemos cuando a alguien malo le va bien una y otra vez. Eso explica el sentimiento de rechazo que reciben algunos alcaldes, diputados y senadores conocidamente mafiosos que igual se las arreglan para salir reelectos una y otra vez riéndose en la cara de todo el mundo.

Y es que el crimen a veces paga, aunque en Ricardo III ganan los buenos y pierden los malos -Shakespeare conocía a su público- eso no pasa siempre en la vida real. Discutíamos eso con Tom Wilke hace un par de días, el es un convencido que existe el karma pero yo no estoy para nada seguro de eso. Mucha gente mala, que perjudica sin escrúpulos a los demás para provecho propio pasa la vida feliz y les va bien en todo. Son los que dicen que ellos fabrican su propia suerte. El karma funciona solo a veces porque lo malo no siempre trae de vuelta un castigo y lo bueno rara vez trae un premio, pese a lo que digan los curas y gurues así nomás es la cosa.

Además que lo de bueno y malo no son absolutos, son conceptos morales así es que dependen de la costumbre: en la Edad Media era un pecado terrible santiguarse con dos dedos en lugar de tres o dudar de la existencia de Dios, hoy la blasfemia es considerada un chiste pero en esos años podía llevar a cualquiera a la parrilla.

En fin, mi karma nunca ha funcionado muy bien que digamos, por más que sigo esperando los premios que me corresponden gracias a mi vida virtuosa, parece que no llegarán nunca y me voy a morir esperando.

Hoy volví a publicar mi columna semanal en La Estrella de Arica, dejé de mandarlas durante un par de meses porque me parecía inútil y redundante teniendo este Templo del Ocio donde puedo escribir lo que se me antoja. Tener que encuadrarse en una determinada cantidad de palabras, escribiendo con mucho cuidado para no ofender a nadie no es muy interesante que digamos, pero volví a reincidir y hoy apareció algo que escribí a la rápida, nada nuevo en todo caso.

En fin, tanto tramposo que le va bien me deja confundido, no le había dado importancia al asunto pero viendo Ricardo III me sirvió para darme cuenta y deprimirme un poco, justo para variar en esta serie de días en que había estado tan contento.

Etiquetas: ,

4 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Lo felicito por el retorno periodístico ! - el karma, no hay que olvidarse, es hindú como la Rueda de la Vida que cree en la Justicia aplicada a través de las reencarnaciones y así muchos malos pueden disfrutar de riqueza poder y lujuria en esta vida para pasar a ser un escarabajo en la siguiente mientras que un bondadoso zapatero remendón en esta vida será en la próxima, de premio, un bondadoso zapatero remendón.

12 de septiembre de 2012, 22:03

 
Blogger Maximo said...

No me quedó claro. ¿Cual es el horario del comercio en Arica?.

12 de septiembre de 2012, 23:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, eso es algo que no habíamos notado ni yo ni Tom: la reencarnación resuelve el problema de los malos que nunca reciben el karma de vuelta, se lo estarían llevando para una vida siguiente.

Claro que yo no creo ni una palabra que exista eso de la reencarnación y aunque Tom es bien afecto a la mitología hindú tampoco cree mucho en eso.

Sería la respuesta perfecta a la incómoda pregunta "¿y por que los malos nunca reciben el karma de vuelta?" -"ah, no, si lo reciben pero en otra vida". Un poco tirdo de las mechas pero así son todas las religiones ¿no?

12 de septiembre de 2012, 23:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Maximo el comercio abre entre las 9 y las 10 AM y cierra a las 2 PM que es la hora de siesta y playa. Vuelve a abrir entre las 5 y las 6 PM y cierra como a las 10 PM, es un horario muy conveniente para nosotros.

En Tacna como no corre la ley de las 8 horas diarias el comercio está abierto a las 8 AM y sigue abierto de corrido hasta las 8-9 PM

12 de septiembre de 2012, 23:21

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas