Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El talón de Aquiles de Internet

domingo, 28 de octubre de 2012


Otro detalle interesante de Internet. En el año 2000 apareció un artículo en la revista Nature The Internet's Achilles' Heel: Error and attack tolerance of complex networks que tuvo miles de citas, los autores Albert, Jeong y Barabasi se hicieron famosos de manera instantánea con su paper que decía en el resumen: "En este paper demostraremos que la tolerancia a errores no es una propiedad de todos los sistemas redundantes sino solo por cierta clase de redes inomogeneas llamadas scale-free networks (...) sin embargo esta tolerancia a los errores tiene un alto precio, estas redes son extremadamente vulnerables a los ataques, por ejemplo a algunos nodos seleccionados".

El artículo completo es de solo siete páginas y se puede bajar de la página que aparece en el link anterior. Ser publicado en una cover story de Nature  es el sueño de muchos intelectuales, en esa revista apareció el artículo de La Tragedia de los Comunes, o Vox Populi de Francis Galton. Muchas de las ideas fundamentales del pensamiento científico han aparecido en esa revista. La cosa es que el artículo de Albert y los otros estaba completamente pifiado: equivocado de principio a fin.

La idea sin embargo era lo suficientemente interesante como para llegar a la portada de Nature.  Si pensamos en Internet -o más exactamente en las conexiones físicas de cientos de millones de routers que dirigen los packets- lo podemos caracterizar como un enorme grafo donde los routers serían los nodos y las conexiones físicas (fibra óptica, cobre, enlaces satelitales, radioenlaces, etc.) serían los links que los vinculan. Despojandolo de la demostración matemática, la teoría de los autores era que como el crecimniento de Internet es espontáneo y más o menos al azar (no existe en ningún lugar del mundo un "mapa" con todas las conexiones de Internet, ni tampoco regulaciones o requisitos para conectarse) entonces se debería producir el efecto "rich gets richer"

¿En que consiste esto? En que las conexiones se empiezan a aglomerar de manera natural en los nodos que -por su localización geográfica o por ser los primeros- llegan a estar colocados en "el centro de Internet" topologicamente hablando. La teoría era entonces que habían uno pocos nodos de gran centralidad, que bastaba con "sacarlos" con el ataque de un virus o destruirlos físicamente por ejemplo y toda la Internet se derrumbaría al quedar segmentada en millones de partes. Ese era lo que llamaron el talón de Aquiles de Internet.

¿En que se equivocaron entonces? En todo, menos en su demostración científica que es impecable. Lo que pasa es que las conexiones de Internet no se crean completamente al azar como suponían, en ese caso Internet efectivamente tendría un talón de Aquiles, pero existen fuerzas económicas que determinan el patrón de conexiones. Por ejemplo los usuarios de Internet tienen la típica distribución de "cola larga" de Pareto donde un 30% usa gran parte de de los recursos y el otro 70% usa el residuo, mientras que si las conexiones fuesen solo al azar se produciría una distribución normal, cosa que no ocurre.

Por eso no existe un "centro" de Internet y no existen nodos "ricos que se hacen cada vez más ricos", por el contrario la distribución real de las conexiones de Interet es vacía en el centro y muy densa en la periferia. Es muy curioso como la economía de redes se parece a muchos otros fenómenos humanos regidos por la ley del 70-30, igual que en la economía común y corriente: siempre habrán pocos ricos y muchísimos pobres, pero los ricos no se enriquecen más y más indefinidamente. Hay ricos pero no son los mismos, igual que en los nodos de Internet.

P.D. hay cuatro conferencias de Mung Chiang donde explica esto con un modelo matemático y luego un tipo de la industria de telecomunicaciones invitado por la universidad de Princeton explica lo mismo, pero en términos económicos, todo eso lo pueden ver en los links.

3 Comments:

Blogger Heitai said...

Don Tomás, si bien como señala, no existen nodos primarios o vitales, para la existencia de la red, ¿no sería extrapolable la idea de vulnerabilidad a las líneas de conexión? Admito que nunca me he preocupado de analizar cuantas líneas de conexión primarias existen en la red, pero sí recuerdo, que cuando alguna de estás se ha cortado, a traido graves consecuencias (me acuerdo el caso de un barco que cortó una de las líneas en el Mediterraneo), claro que en estos casos, habló de un peligro físico, es decir muchos tipos tendrían que sabotear muchos cables, no es algo realista, pero tal vez cabría dentro de lo posible, y degradar de forma apreciable la calidad de la red.

28 de octubre de 2012, 09:21

 
Anonymous Anónimo said...

ya cumplí con mi deber cívico. esta vez madrugué, por minutos no me quedo todo el día. mi criterio para votar cambio un poco. voté por un hombre para alcalde (no había mujeres en esta categoría) y por la mina más rica que vi en la publicidad callejera para concejal. mi candidata seguro lo hará bien. con esa cara de ángel no nos puede fallar.

28 de octubre de 2012, 10:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Heitai, los backbones están todos respaldados. A Chile, Perú y Bolivia (y parte de Argentina) se distribuye desde un puerto de amarre que llega a Arica, donde llegan como 5 cables de gran capacidad, pero también llegan cables a Valparaiso, hay también enlaces satelitales, o sea las conexiones son redundantes. Claro que si se corta un backbone grnade durante un tiempo se interrumpe el servicio en una región (basta cortar la fibra que va junto a la Panamericana con un alicate) pero eso no pone en peligro la red porque no hay "centralidad", o sea no hay ni un router por donde tengan que pasar todas las conexiones del mundo o la mayoría de ellas. Internet está sujeta a muchos riesgos pero no a ese específico (topología).

Anónimo, yo no voy a votar, en realidad casi nunca voto. Creo que estábamos mejor sin elecciones, cuando los alcaldes eran nombrados y despedidos a dedo y las leyes las decidían entre 4 personas no pienso legitimar a los vacunas que tenemos ahora

28 de octubre de 2012, 10:38

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas