Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Las tarifas de Internet

sábado, 27 de octubre de 2012


Primero que todo estaba hablando demás, en La Estrella de Arica publicaron ayer mi columna. No lo hicieron el miércoles porque tuvieron una columna extra por las elecciones así es que salió ayer jueves. Ahora a prepararme para los desmentidos y réplicas airadas. Que digan lo que quieran, me da lo mismo. Lo que escribí es técnica y económicamente correcto, si no conviene a la política mala suerte, pero las cosas como son nomás.

Muchos años atrás, la conexión a Internet era con un modem por vía telefónica, uno discaba el número y los datos, transformados en sonido, eran enviados por teléfono a 300 bits/seg. La compañía telefónica cobraba igual que una llamada de voz, que en esos tiempos era bastante cara. El hecho es que Internet se pagaba por minuto de uso: mientras más minutos, más pagabas. Como imaginarán eso costaba un ojo de la cara además de ser insoportablemente lento, eran los años de la "Internet a galena" como la llamó la escritora Marta Blanco.

Cuando aparecieron los primeros sistemas ISDN de 64 y 128 Mb/s las compañías optaron por cobrar tarifa plana mensual: todos pagan lo mismo independiente de cuanto usen Internet. En ese tiempo toda la gente estaba feliz porque no le cobrarían según el uso. Casi todos, recuerdo que leí a alguien argumentar que con la tarifa plana los usuarios normales terminaríamos subsidiando a los que hacen descargas y subidas masivas de datos. No recuerdo si fue Miguel Farah o Eduardo Kaftansky quien escribió eso, pero fue profético.

Era obvio pero en su momento pocos lo pensaron, las compañías proveedoras de Internet (ISP) debían ser rentables y el precio que pagamos debe corresponder a los costos más la rentabilidad. Podemos pensar que los proveedores de Internet tienen como una tubería de diámetro fijo y el ancho de banda es como el caudal de agua -la analogía es bien adecuada- esos proveedores nos reparten a la casa en cañerías más pequeñas que nosotros usamos para descargar o subir datos.

La economía de Internet tiene muchas similitudes con la economía del agua, algunas son complicadas y la mayoría de la gente no entiende, solo reclama. El hecho es que hasta el año 2007 el ancho de banda se consideró como un recurso prácticamente infinito, igual que el agua y se pronosticó que llegaría el momento en que tendríamos "Internet gratis y de calidad para todos".

Pero a partir del 2007 se empezó a popularizar el Iphone, así como la costumbre de ir en el bus viendo una película. A medida que fueron apareciendo equipos con mayor resolución la demanda por ancho de banda para esas aplicaciones ha venido creciendo exponencialmente, y se está llegando a un punto que los ISP ya no podrán seguir con el esquema de tarifa plana. Entonces las principales alternativas que enfrentan son:

1.-Subir el precio de la tarifa plana
2.-Bajar los anchos de banda en la práctica, haciendo Internet más lenta
3.-Volver a medir el uso y cobrar más al que más usa y viceversa.

Un usuario como yo está lejos de consumir 1 Gb/s mensual, en cambio Tomás Jr y la Pilar, adictos a Youtube y los juegos en línea respectivamente consumen mucho más que eso ¿por que debería subsidiar yo a los grandes consumidores, especialmente si usan Internet para puras estupideces? En Estados Unidos Verizon y AT&T están empezando a cobrar US$ 10 por Gb/s consumido, yo pago US$ 40 mensuales y consumo menos de 1 GB/s. Eso definitivamente no es justo.

Y así es como gracias al "genio" de Steve Jobs el ancho de banda pasará de ser un bien prácticamente infinito a un bien escaso, por la multitud de tontos descargando películas tontas en aparatos tontos pero que se ven bonitos y dan status. Diablos.

P.D. Mi amigo Marco me manda unas fotos sobre el lanzamiento del libro de Patrimonio Alimentario del miércoles, las pueden ver aquí

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Te estas asustando por nada Bradanovic. El problema de ancho de banda de las aplicaciones mobiles (iphones, etc) es muy diferente al de las aplicaciones fijas. En los de arriba se puede - eventualmente - llegar a un maximo de capacidad (tu ejemplo de la canneria). En el segundo caso se esta lejos de eso. De hecho hay capacidad instalada en fibra optica como para 10 veces lo que se consume actualmente en internet y esto sigue creciendo.

Por ejemplo, el Observatorio Europeo Austral envia a Europa todos los dias, mas o menos lo mismo que consume Chile en coneccion internacional en el mismo periodo.

Respecto a la politica de Verizon y AT&T en gringolandia. Una tontera. Mira lo que esta haciendo Google.

http://fiber.google.com/about/

MV

27 de octubre de 2012, 07:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, es cierto que en los backbones de fibra sobra capacidad, pèro este es un problema de "la última milla" desde el ISP a los móviles, que es el eslabón más débil de la cadena. Como dices esto afecta principalmente a las aplicaciones móviles pero el negocio del ISP es uno solo y a la larga el problema de móviles y fijas se confunde (la gente está usando en las casa, oficina, en el viaje).

Hay un video un poco latoso donde Victor Glass (presidente de la Asociación de ISP en USA) explica como fijan los precios y otro de Mung Chiang donde también explica el asunto demanera bien entretenida, Chiang tiene una serie de 4 videos sobre esto.

27 de octubre de 2012, 10:17

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas