Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Una universidad de prestigio

jueves, 3 de enero de 2013

Un amigo de twitter se quejaba hace unos días sobre la mala calidad de los postgrados en las universidades chilenas, diciendo que los problemas pasan por la venta de postgrados "sin control", donde incluso las universidades tradicionales mandan a sus profesores a sacar postgrados ligth -en España por ejemplo- solo para poder decir que tienen cierto porcentaje de doctores, pero estos serían de mínima calidad académica.

Bueno, este amigo tiene un PhD en universidad norteamericana y debe ser muy buen profesional porque tiene su propia empresa hace años y no se gana la vida enseñando como tantos otros. También he leído muchas de sus opiniones técnicas que me parecen inteligentes y respetables, o sea está fuera de toda sospecha. Pero creo que se equivoca completamente, aunque sus premisas son formalmente correctas la conclusión no calza. Lo malo es que esa equivocación está completamente extendida en la opinión pública chilena.

¿Es cierto que muchos postgrados europeos son "ligth"? Claro que si, hay universidades españolas que hacen convenio con universidades chilenas y entregan doctorados sumamente expeditos, basados en una pocas conferencias por Internet, la tesis y chao. No solo españolas, en Dinamarca, Francia, Bélgica, Suecia y muchos otros países se hace un lucrativo negocio con la venta de doctorados express. Para que hablamos de USA donde yo una vez conversaba con un candidato a PhD en historia -de buena universidad- que no tenía idea quien fue Diogenes.

Eso no tiene nada de raro ni nada de malo, simplemente refleja un cambio, que se viene produciendo hace como 30 años en nuestro país y es que nos estamos moviendo hacia la educación superior masificada según el modelo anglo sajón  No es un signo de crisis ni mucho menos sino la evolución natural de un sistema que no servía a las necesidades de la economía, por otro nuevo que si sirve.

Para entenderlo hay que conocer la tensión entre el sistema afrancesado que tuvimos hasta mediados de los ochenta hacia un sistema sajón al que nos hemos ido desplazando. La enseñanza de ingeniería da un excelente ejemplo de esto, que describí tiempo atrás en mi entrada Ingenieros y Piojos Resucitados. Hace unos meses tuve que hacer una presentación y el presidente del directorio era un profesor que me había hecho clases de física, me dijo "ah si me acuerdo, en esos años la preparación de los ingenieros de ejecución era cien veces mejor que la de los actuales ingenieros civiles".

¿Era cierto que antes la preparación de los ingenieros era mejor? Claro que no, lo que si era mucho más difícil, con muchas más horas de clases, exámenes más complicados y muchos más contenidos, pero de ninguna manera preparaba mejor para el ejercicio profesional. La prueba estuvo en las afamadas -y muy exigentes- escuelas de ingeniería de la U. Técnica Federico Santa María: a sus ingenieros de élite no les resulta más fácil que a los de otras universidades encontrar y mantener un trabajo, muchas veces ocurre lo contrario.

El modelo de la universidad napoleónica hizo crisis cuando el estado dejó de ser el gran empleador de profesionales. Sigamos con el ejemplo de los ingenieros: cuando el estado contrata a un ingeniero le interesan sus credenciales porque eventualmente podría ostentar de ellas ante la opinión pública, aunque se trate de un inútil. A una empresa generalmente le interesa la historia laboral y la experiencia mucho más de la universidad donde fue o las notas que sacó, también le interesa mucho su capacidad para llevarse bien con los demás y liderar equipos.

La educación masificada necesariamente significa menos contenidos; enseñanza más general y superficial; pruebas más fáciles; estudios más cortos. Hoy cualquier tonto puede ser ingeniero, master, doctor, antes debían ser cierta clase específica de tontos, buenos para el álgebra por ejemplo. Un título valdrá cada vez menos con la educación masificada y yo creo que eso está muy bien, aunque sea un poco -o muy- injusto con los que sufrimos para sacar nuestro título.

Muchos se ofenden con los ingenieros express. Yo mismo me enojé mucho cuando supe que alguien que no dio, o sacó muy bajo puntaje, en la Prueba de Aptitud Académica también podía ser ingeniero y hasta titularse de ingeniero civil habiendo estudiado mucho menos que yo. También me enojaba al ver a unos palurdos que no saben donde están parados, sacar sus doctorados, más falsos que el sostén de un travesti. Que aprovechen mientras puedan porque eso se va a terminar cuando cualquiera sea doctor. Y a eso vamos.

Con el tiempo entendí que era un cambio inevitable y bueno. Cada día los profesionales van a evaluarse más por lo que pueden demostrar y no por los diplomas que puedan colgar en la muralla. Me alegro por eso y lo aplaudo. Y los que alegan por "la mala calidad de la educación superior" y exigen al gobierno "que regule" les digo que no saben para donde va la micro: cada quien se educa hasta el nivel que se le antoja y son los empleadores, no los papeles los que dicen si un profesional vale algo o no vale nada. Al menos para allá vamos.

19 Comments:

Blogger Maximo said...

Tomás. Esta vez comparto lo que dices. Lo masivo tiene que ser “menos bueno”, no hay otra posibilidad. Y esa loca carrera de conseguir títulos y más títulos, nos llevará a lo que sucede hoy en España, Italia y otros países europeos. Un profesional con master, doctorado y un cuantuay, gana por ejemplo 900 Euros, y el sueldo mínimo es de 750 Euros. (Esos son los mileuristas españoles).

Lo que no puede ser, es que esos “menos buenos” sean de frentón malos o muy malos. Tiene que existir un límite para no llegar a lo absurdo y lo ridículo, mas aun, si esta ingeniería social se hace a costa de los contribuyentes.

Y harto ignorante tu amigo. Diogenes fue un puntero izquierdo que jugó en varios equipos europeos, y luego de quedar cojo de ambas piernas fue contratado por Colo Colo, donde hizo banca por dos años a US$ 300.000 por temporada. Eran cien mil para él, cien mil para el representante, y cien mil para el presidente del club de la época. (Eso dicen).

2 de enero de 2013, 20:48

 
Anonymous Alfredo Zamudio said...

La pregunta de fondo es como asegurarle al comprador de un producto, por ejemplo, de un reloj fabricado en x-país (para no sacar ronchas mejor anonimizar), que su pila no es radioactiva. Si el laissez faire fuera la norma, entonces veríamos que los compradores a quienes les salga un tumor o tengan leucemia sean quienes dictan la norma de no comprar. Pero he ahí un cierto resultado ético que no es recomendable según las normas de la sociedad. No se puede vender un producto que no cumple con algunas normas estandar. Entonces, debe haber una regulación. El gato encerrado en la educación de garaje es que cualquiera pueda acceder y comprar, pero no necesariamente está comprando un producto que no le cause leucemia, para decirlo así. Veo sí el valor de la educación accesible para todos, pero también debe haber una regulación porque corresponde vender un producto que no sea una bobada (aunque para mí, la educación no es una mercancía, sino un derecho, pero bueno, eso es discusión para otro costal).

2 de enero de 2013, 20:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Maximo, el problema es que defines "bueno" o "malo" a priori basado en el modelo de una universidad napoleonica donde existen ciertos estándares fijados por el estado de acuerdo a un modelo definido en base de lo que conviene al estado.

Por ejemplo un ingeniero "malo" no dominaría las herramientas del cálculo diferencial e integral por decir algo. ¿De donde sale esta definición? de la idea francesa que debe existir una jerarquización fija desde la universidad entre ingenieros politécnicos (que hacen caminos y puentes), civiles (que hacen casas y edificios), luego los ingenieros que cuidan la maquinaria, etc. en el paper "Determinantes sociales en la práctica de la ingeniería" aparecen bien claras esas dos visiones que son completamente opuestas.

La clase de formación universitaria no es única ni sigue un patrón fijo, al contrario es diversa según el lugar y el estado de la tecnología y lo que decide que es bueno y que es malo, cuando el principal empleador ya no es el estado, no puede ser el estado sino los privados que contratan. Por eso la educación universitaria debe ser muy libre, diversa y no sujeta a estándares.

Y esto no es una teoría mía sino un fenómeno que está ocurriendo en todo el mundo, le guste o no a los académicos o a los funcionarios públicos. La educación se está moviendo a un sistema desregulado simplemente porque es más eficiente, más productivo y responde mejor a las necesidades económicas que los sistemas sujetos a inspección y estándares obligatorios.

2 de enero de 2013, 21:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Alfredo, lo principal es tu último comentario sobre "la educación no es una mercadería, es un derecho", es una opinión tuya (por eso dices "para mi") que moldea el resto de tu argumento.

Pero resulta que para muchísima gente la educación es una mercancía como cualquier otra a pesar de lo que digan. Si tu ofreces a 100 profesionales la posibilidad de obtener un doctorado express donde no se tengan que esforzar mucho, si pueden pagarlo lo harán aunque estén conscientes que simplemente están comprando un diploma. Es algo que yo veo todos los días en universidades tradicionales y por eso las universidades se forran en plata vendiendo programas de postgrado de esa clase.

Te propongo este otro experimento imaginario: dile a 100 profesionales ahora que recibirán durante 5 años el entrenamiento riguroso en Princeton para obtener el doctorado pero no tendrán ningún diploma ni podrán mencionar la universidad ¿Sabes cuantos lo harían, solo por aprender? Ninguno, te lo doy firmado. Eso te demuestra la fuerza que tiene la venta de un diploma en la educación y que la educación es simplemente la venta de un servicio. Claro que alguien puede dedicar su vida a estudiar algo que le apasiona pero eso tiene poco y nada que ver con una carrera universitaria, en ese caso la universidad es apenas un complemento menor.

Sobre la "calidad del producto" es imposible de verificar a priori porque no existen estandares, ni pueden existir en un mundo con necesidades infinitamente diversas. Por eso en USA, uno de los países académicamente más productivos y el más rico del mundo, no existe ninguna autoridad que controle obligatoriamente la "calidad" de las instituciones. No es porque sean muy libertarios sino simplemente por algo práctico: la mayor importancia que dan a las capacidades personales demostradas por sobre los diplomas

2 de enero de 2013, 21:23

 
Blogger Maximo said...

Tomás. Yo comparto casi la totalidad de lo que dices. El asunto de fondo es otro. No puedes enterarte que el ingeniero es malo cuando se derrumbó el edificio; o enterarte que el doctor es malo cuando van 20 muertos que podrían estar vivos; o darte cuenta que los profesores básicos no saben cuando hacen un Simce que indica que los cabros no tienen idea de nada.

Yo no creo en absoluto en un Estado regulador, y menos regulador en los detalles, pero para eso hay que hacer las cosas con seriedad, algo que hoy se hace a medias, tanto en universidades públicas, privadas, con lucro, sin lucro o de las que sea.

Ahí tienes el ejemplo de la prueba Inicia, donde el 98% no la aprobó. Tú me puedes decir que dicha prueba está mal hecha, que no corresponde, que tiene tal o cual defecto. Pues bien, puede ser como tú dices, pero estoy seguro que si haces otra prueba distinta, sobre el 90% tampoco la aprueba, y si haces otra distinta, tampoco, y así podrías hacer 10 pruebas que el resultado sería más o menos el mismo. Eso quiere decir que algo está pasando.

Te pongo un ejemplo: Si vas a un restaurante y terminas en el W.C. toda la noche, a lo sumo no vuelves a dicho boliche. Si te compras una polera made in China de tres lucas y se encoje al primer lavado, pues no compras mas en esa tienda. ¿OK?.

Pero si vas a un hospital con apendicitis, te dicen que son gases, te dan dos aspirinas, te mandan para la casa y te mueres en el taxi, es otra cosa. ¿O no?.

¿Cuál es la diferencia?. Aparte de que uno está vivo y el otro muerto (un pequeño detalle sin solución), la diferencia consiste en que un simple mortal como tú o como yo, puede decidir sobre un restaurante u otro, o una multitienda u otra, pero no lo puede hacer entre un médico y un matasanos. Tampoco puedes saber si el departamento que te estás comprando porque tiene vista al mar y piscina, se va a caer con un terremoto o va a quedar en pie, ya que uno puede evaluar la vista y la piscina pero no puede leer un plano de ingeniería.

Como dicen los huasos: “Una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa”.

En la Universidad del Mar, aseguran que ellos forman médicos para consultorios, no para clínicas. Menos más que yo no voy a consultorios, porque entre los ecuatorianos y los de dicha universidad entraría más tiritón que canasto de guatas. Y si un día tengo un accidente en la calle y me llevan de urgencia a la posta o el consultorio más cercano, no quisiera morir en manos de un médico que estudió mirando la “Doctota Juguetes” en “Disney Channel”.

2 de enero de 2013, 21:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pero Maximo tu argumento tiene una falla evidente especialmente si das como ejemplo edificios que se caen y enfermos con mala práctica: El edificio Don Tristan y El Borde Rio fueron calculados por ingenieros calculistas de prestigiosas universidades: el grupo Penta, no trabajaba con calculistas sin prestigio ni mucho menos. Sobre los médicos recuerda al ministro de la corte que lo operaron de la cadera al lado equivocado (creo que fue en el hospital clinico de la UC el mejor del país) ¡está repleto de profesionales malos de universidades de mucho prestigio!, la única diferencia es que por lo general se las arreglan mejor para salir impunes.

Al final es bien ingenua esa fe en que "la fe pública" puede ser efectivamente guardada por el estado. Las posibilidades de caer en manos de un mal profesional no tienen relación con el prestigio de las universidades de donde salieron y a menos que se trate de procedimientos extermadamente delicados, donde uno DEBIESE elegir por reputación más que por escuela o diploma, da más o menos lo mismo la universidad donde estudió el profesional

2 de enero de 2013, 21:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Otra cosa es que yo no digo que las universidades "deberían ser" desreguladas, lo que digo es que hay un proceso universal hacia la desregulación, un fenómeno real que en Chile partió con la creación de muchas universidades privadas en los ochentas y que nos guste o no es la tendencia en marcha en todo el mundo.

Al menos es una tendencia que yo la veo clarita porque eso es lo que la mayoría de la gente prefiere en la realidad. Todos dicen que la fe publica y blabla pero en el mundo real todos están actuando en el sentido de una educación cada vez más desregulada porque es algo conveniente.

Claro que a los que ya tienen un título o grado no les hace maldita gracia, pero eso no importa mucho, porque la tendencia está en marcha hace rato.

2 de enero de 2013, 21:57

 
Anonymous Alfredo Zamudio said...

Viendo un poco en la red, se encuentra esta pagina, que explica lo siguiente. En EEUU, las autoridades de educacion no acreditan directamente a los proveedores de educacion post secundaria, sino que acreditan las organizaciones que hacen esta acreditacion. Mas informacion, aqui: http://www2.ed.gov/admins/finaid/accred/index.html

3 de enero de 2013, 00:08

 
Anonymous Alfredo Zamudio said...

Disculpa este acoso, pero me olvidaba: Harvard tiene esta estructura para su acreditacion. Cada 10 años se pide la acreditación en el sistema de la región de New England, y además, cada escuela tiene sus respectivas acreditaciones de las distintas instituciones relevantes para cada cual. La razón de Harvard para buscar la acreditación, según este documento, son cuatro: asegurar calidad al público, facilitar el transpaso de estudiantes entre instituciones al informar de la calidad, provee acceso a fondos federales y certifica las credenciales del graduado ante sus empleadores. http://www.provost.harvard.edu/institutional_research/Provost_FAQforWebsite_20120123.pdf

3 de enero de 2013, 00:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, pero la acreditación en USA tiene un sentido muy diferente a nuestros países y de ninguna forma garantiza "calidad" de un programa. Cuando una institución se acredita lo hace en relación a otra y significa que los créditos de una serán aceptados por la otra. Por ejemplosi alguien tiene aprobado Calculo 101 en el Wesley College eso podría ser reconocido por la Universidad de Boston por decir algo. Acreditación significa más que nada convalidación.

Hay otras entidades acreditadoras -todas privadas y autónomas- como algunas asociaciones profesionales que pueden impedir ejercer en cierta clase de profesiones como los médicos o abogados (las "bar") todo esto es completamente voluntario y coexisten universidades acreditadas y no acreditadas sin ningún problema.

El estado ni ninguno de sus ramas tiene autoridad para impedir que una universidad, instituto o college otorgue títulos de cualquier clase (por eso hay tantos títulos tirados de las mechas en países sajones como doctorados en divinidad o quiropractia) Nadie se extraña ni reclama por eso.

Harvard como la mayoría de las universidades de la Ivi League se acreditan voluntariamente, por las razones que mencionaste ante autoridades estatales pero en general estas autoridades buscan más bien compatibilizar los títulos y grados entre instituciones.

A lo que yo voy es que en USA el sistema como un todo es completamente desregulado, no hay prohibiciones como se entienede la "calidad" o "defensa de la fe pública" en nuestros países, esos conceptos no existen porque conviven sin problemas ni limitaciones universidades estatales con privadas.

En este link
http://wiki.answers.com/Q/How_is_a_non-accredited_university_recognized_or_ranked

aparece una descripción interesante de las universidades acreditadas y no acreditadas

3 de enero de 2013, 00:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo notable es que en Chile "legalmente" la situación es muy similar a USA, en teoría cualquiera puede abrir una nueva universidad, enseñar los que se le antoje y entregar los títulos que estime conveniente sin rendirle cuentas a nadie. Sin embargo el gen napoleonico hace que la gente acepte -más aun, exija- que el gobierno establezca prohibiciones de hecho mediante trabas y exigencias administrativas para la apertura de nuevas universidades. Legalmente es una situación bien irregular pero está avalada por nuestra indio-sin-gracia

3 de enero de 2013, 00:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A propósito de un comentario de nuestro troll residente (lo borré para mantener el hilo limpio de basura): Es cierto que hay grandes diferencias entre universidades, algunas tienen gran prestigio y otras no. Unas son mejores que otras en muchas áreas, etc. Eso no implica que haya que prohibir ninguna, deben existir universidades de toda clase, diversas porque así se evita que los tontos, incapaces o limitados que de alguna manera egresan de universidades de prestigio se escuden detrás de un diploma.

Y eso es lo que está pasando en todo el mundo y que aterroriza a los mediocres que pensaron que su diploma les daría un escudo que los iba a proteger. El que es bueno le importan un pepino esas cosas, solo los pencas se preocupan.

3 de enero de 2013, 10:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, salí a almorzar y llegué justo de vuelta para limpiar un poco :D

3 de enero de 2013, 14:51

 
Anonymous Anónimo said...

Eres un padawan de Jose Piñera (libertad, libertad, libertad). Está bien que haya libertad de educación y que se impartan muchas carreras conducentes a titulos
varios. Pero tal vez no está bien que no exista contrapeso o contrapunto. Me explico, el sistema de las Ues en USA me parace bien, pero quizas no sea lo óptimo para Chile. Pregunto: Ningún alumno de educación superior se siente defraudado en USA (a lo mejor tienen MUY claros sus objetivos personales)? Que pasa cuando una U no cumple su parte del contrato (a lo mejor la parte legal SI funciona)?
Como se manejan internamente los reclamos de los clientes (alumnos) (a lo mejor en USA los clientes SI importan)?
Quizás chilito no está preparado para el sistema de libertades, y el Estado debe meter las manos. Como dices, la indio-sincracia y otras yerbas perjudican los sistemas. Es que en en USA deben pensar "todo sistema es perfectible", pero aca decimos "todo sistema es corruptible". Acuerdate que en USA tienen hasta Cuerpos de Policia solo para mascotas.
ivanr

3 de enero de 2013, 16:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ni en USA ni en ningún lugar del mundo todos están contentos y nadie se siente defraudado, eso no tiene lógica y por supuesto que no es trabajo del gobierno evitar que "la gente se sienta defraudada" eso es asunto de cada cual. Cuando alguien escoge una universidad debe saber que se podría equivocar y si así ocurre nadie le va a devolver la plata.

Lo curioso es que tu pienses -tal como muchas otras personas- que algún gobierno podría garantizar que no te vas a desilusionar de una universidad, ningún gobierno del mundo puede hacer eso. Siempre van a existir universidades mejores y peores en ciertas cosas y siempre existirá gente que se siente defraudada de la educación que recibió, las prohibiciones discrecionales del gobierno no solucionan eso, al reves empeoran el descontento (basta que recuerdes la enorme explosión de descontento de la reforma universitaria en los sesentas, contra el sistema que ahora muchos piden que vuelva).

La cosa es que la masificación universitaria es irreversible y hay que entender que cualquier intervención del gobierno solo introducirá distorsiones en el mercado de los títulos profesionales.

Las razones que tu dices y que te parecen tan lógicas son exactamente las mismas de los que decían que jamás se podrían eliminar los controles de precio de la Dirinco. Resulta que los precios se liberaron en todo el mundo y la situación hoy es infinitamente mejor que en los sesentas.

Lo mismo está pasando con la educación universitaria: se está masificando y cada vez existirán menos controles porque los que piden control de estado solo andan buscando obtener ventaja para sus propias parcelas de poder (universidades del CRUNCH por ejemplo).

Yo no digo lo que debería ser sino algo que está pasando, ahora mismo. La venta de certificados la están haciendo desde las universidades más prestigiosas hasta las más desconocidas, es algo que se masificó y yo creo que es excelente.

3 de enero de 2013, 16:16

 
Anonymous Anónimo said...

en ciencias, que es mi tema, harvard no da prestigio, da formacion. en ciencias la insignia del titulo vale poco. A la hora de conseguir pega da lo mismo un PhD de Harvard que un PhD de la U de Nebraska. Pero el que estuvo en Harvard es mas probable que haya trabado en un proyecto hot de alta trascendencia. Eso es lo que cuenta.

3 de enero de 2013, 19:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Tiempo atrás leí un debate muy interesante entre estudiantes de universidades de la Ivi League que daban consejo a los que buscaban una universidad donde estudiar, era muy interesante porque hablaban con la experiencia fresca y habían varios puntos de acuerdo.

Por ejemplo que las escuelas de Economía y Leyes en Harvard tienen gran prestigio pero la verdadera ventaja de estudiar allá era por las conexiones y amistades que se podían hacer, algo así como meterse a un Club de Golf en América Latina. Cosa parecida con Yale. El perfil de los egresados era para ser ejecutivos de grandes empresas o políticos.

En ingeniería Stanford daba una educación más o menos superficial o generalista pero fuertemente orientada a los emprendimientos (por estar en medio de Silicon Valley) todas las carreras tenían fuerte énfasis en que el egresado creara su propia empresa.

En ingeniería MIT y Caltech daban mucha preparación matemática "number crunchers" o como se escriba, orientados para trabajar en la NASA o fábricas de armamento, muy técnicos.

Berkeley era un conjunto de colleges con mucha gente y bueno para socializar y aprender a tomar sin caerse muerto, muy buena vida universitaria (wveo) según decían.

Para futuros espías Virginia Tech y una universidad de MAryland que no me acuerdo como se llama.

O sea que hasta en la Ivi League hay de todo. Suma a eso los miles de universidades y pequeños colleges (algunos microscópicos) acreditados y no acreditados.

Mi amigo Tom Wilke estudió en la Arizona State y dice que fue un aburrimiento atroz... Hay de todo y para todos. Así va a ser en Chile unos años más cuando el actual monopolio se derrumbe igual que el Muro de Berlin, por el peso de la historia :D

3 de enero de 2013, 20:08

 
Anonymous Anónimo said...

Distinguidos Señores,

Lo importante es que el mundo ofrezca todas las posibilidades para que las personas interesadas en aprender, puedan hacerlo desde el lugar donde se encuentren, y si se ofrece flexibilidad a la hora de formarse, mucho mejor, puesto que de esa manera cada estudiante, sin importar su edad, se irá dando cuenta que para lograr la excelencia académica, no le quedará otra que estar constantemente estudiando y practicando lo aprendido, es decir, la antigua mirada hacia los costos para educarse se moverá hacia mejores sistemas de enseñanza.
tener un diploma ya no es lo importante, sino más bien el conocimiento y el aporte que puede dar una persona titulada en bien de la sociedad.
Muchas gracias

19 de marzo de 2015, 11:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Coincido completamente anónimo, las universidades tradicionales deberían desplazarse a ser entes acreditadores solamente y la adquisición de conocimientos ya está disponible desde muchas otras fuentes, mucho mejores y más baratas

19 de marzo de 2015, 11:07

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas