Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Nadie dijo nada

viernes, 4 de enero de 2013



Me encanta esta película de Raul Ruiz, se llama Nadie dijo nada, fue terminada en 1971 y creo que nunca fue estrenada, es como una novela filmada que no es fácil entender a la primera, pero como es divertida, se puede ver sin tratar de comprender nada porque igual entretiene. Es la única película que he visto en mi vida que no se me olvidó el argumento, tal vez porque la he visto varias veces. Los protagonistas son un grupo de escritores, un poeta, Dios, el Diablo, una esposa abnegada y varios borrachos. Es tal cual como recuerdo yo Santiago en los años sesenta.

El argumento es simple y clásico en la literatura popular: un escritor fracasado que hace pacto con el diablo. Hay una escena muy buena donde el Diablo se juega el alma del escritor en una paya (discusión en versos populares) que es un tema recurrente en muchos relatos populares de Latinoamérica, como la famosa payada entre el mulato Taguada y don Javier de la Rosa, una historia tremenda que leí cuando era chico en el relato de Antonio Acevedo Hernandez.

La literatura popular dejó de existir en Chile hace muchos años, esta película fue un intento convincente de rescatar esos temas que son costumbristas pero no usan las caricaturas de Mariano Latorre, Francisco Coloane o escritores criollistas por el estilo, sino que lo hacen con autenticidad e inteligencia. Si a alguien le interesa el tema le recomiendo que descargue la Lira Popular, un extraordinario folleto de literatura popular chilena publicado entre 1866 y 1930, lo pueden bajar de aquí.

Y noe escribo más por hoy porque anoche me invitaron a comer, llegué algo maharishi a la casa y me quedé hasta altas horas de la madrugada disfrutando de esta gran película, si tienen un buen tiempo les recomiendo que la vean y no olviden el nombre de Raul Ruiz, el más grande de los cineastas chilenos.

9 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Como logra hacer usted cada tanto, me lanzó a una frenética búsqueda por internet.
Hasta ahora no dió gran resultado.
En la payada del negro Taboada con el doctor Javier - un sabio que lo vence por sus conociementos ajenos al entorno inmediato y que es, de alguna forma, El Diablo.
Todo me remonta a la payada de Santos Vega y Juan Sin Ropa, también de la década de 1830, poema del argentino Ascasubi donde el héroe enfrente al Diablo disfrazado (Juan Sin Ropa) que representa al Progreso y lo vence.
Santos Vega muere calcinado, en negro Taboada junto a un río, esa misma noche tras perder la payada.
Un estudio de "payadas o payas" dice que en toda Latinoamércia el tema de la paya con del Diablo es recurrente. No obstante en el siglo XIX el arte de la payada es asumido por la opinión culta de países como Chile, Uruguay, Argentina - es decir, señores que en realidad son estudiados insisten en hablar y versear como lo hacen los paisanos, produciendo piezas literarias que dificilmente hubiese concebido un campesino analfabeto. Estas payas quizás son eso, reprogramaciones culturosas de payas mucho más elementales y además hay un antecedente: en 1806 se publica el Fausto, de Goethe, y en toda la opinión culta del Mundo el tema de los pactos y discusiones con el Diablo se vuelve moda.
Ahora yo quisiera saber si los autores de estas payas sofisticadas están influídos por el ejemplo de Goethe, de una antigua y elemental paya campesina, o vaya a saber qué.

4 de enero de 2013, 14:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es un tema tremendo Ulschmidt, a mi me encantó la historia de esa payada desde que la leí por primera vez, con el tiempo lo veo un poco como muestra de ese "fundo de Talca" que somos en Chile: la dualidad entre patrón abusivo, inquilino ladrón, cada uno se cree más pillo que el otro. Cada cual pelea con las armas que mejor domina.

Las payadas se basan en el ingenio instantáneo para contestar, la paya del mulato y don Javier aparece en http://fb.eleo.cl/110926/m02.html es la más épica y famosa de Chile y en Argentina -como en otros países- hay otras igual de famosas. Dicen que la paya es "el jazz de las palabras"

En el final de la película (1 hora 50 minutos) aparece Dios, el diablo y el condenado, tomando y comiendo (no se si es en La Piojera o en Las Tejas, lugares famosos de los borrachos esos años). Dios dice que se va a dormir una siestecita y el Diablo (que es argentino, para mostrar la rivalidad Chile-Argentina, claro que asegura ser de Antofagasta), se dispone a llevarse al poeta metiéndole la soga en la boca para que se ahorque.

El poeta borracho porfiado, se niega a obedecerlo y al final acorralado le dice "yo no lo conozco a usted", entonces el Diablo lo reta a una payada la escena que viene es buenísima, donde se muestra que cada uno recurre a lo que mejor domina: el diablo a los conocimientos y el poeta al ingenio.

En fin, excelente película, es una novela filmada. Lástima que el audio es pésimo.

4 de enero de 2013, 14:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es interesante eso de la influencia de Fausto en la paya con el diablo, ni se me había ocurrido, pero es cierto. Tal vez ese mito de combate con el diablo para salvar el alma tenga una vertiente popular también en gente que nunca ha leído a Goethe ni nada, esos cuentos campesinos.

En el siglo 19 la poesía popular era muy común, como el cine de esos años, el boletin de La Lira Popular debe haber sido como la tele

4 de enero de 2013, 14:57

 
Blogger Ulschmidt said...

Es un tema - el de la payada con el Diablo - aparentemente recurrente en la literatura sudamericana y con posible orígen morisco. Si Goethe apareció mezclado es por su influencia en cierta época - hay, por lo menos, un payador chileno del que se dice que payó con el Diablo aparte del mulato Taguada, me refiero a alguien de existencia real aunque ya fallecido.
También hay un colombiano - Francisco el Hombre, que está incorporado como personaje a "Cien años de soledad" por GGM - y un moreno venezolano.

4 de enero de 2013, 20:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Liborio Salgado era el que -dicen- payó con el diablo y el argentinísimo Santos Vega también.

En Diablos, Demonios y Ángeles Caídos, sale ese magno evento

4 de enero de 2013, 21:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La gracia de estos torneos es que a pesar de ser medio mitológicos y muy exagerados la mayoría se basan en hechos históricos que parece que ocurrieron realmente

4 de enero de 2013, 21:26

 
Anonymous Anónimo said...

traté de ver la versión del link, me aburrí a los 5 min por el mal audio. este otro está mucho mejor:

http://www.youtube.com/watch?v=d6BWQ6va_LA&list=PL9270696D8AC1DE0A

4 de enero de 2013, 21:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Toda la razón, ese audio apesta. El link que envías aunque está cortado en partes es mucho mejor ¡Grax!

4 de enero de 2013, 21:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, una entrevista muy buena a Raul Ruiz donde habla de cuentos, diablos, payadas, está en http://www.youtube.com/watch?v=-uiND7b7crY es bien buena

4 de enero de 2013, 22:04

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas