Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Domingos musicales: los intervalos

domingo, 4 de octubre de 2015



Estoy convencido que si alguien quiere aprender un instrumento, lo mejor para inicirse es el piano, que tiene notas precisas, afinadas, a un solo golpe lo que elimina un montón de dificultades. Un ejecutante de violín debe tener control sobre "los músculos del cuerpo, psicología, neurología, memoria táctil, relajamiento, paciencia, perseverancia, arrojo, y de nuevo paciencia" según  cuenta un profesor. Solo traten de colocar su brazo izquiredo en posición para sostener un violín y vean cuanto tiempo lo pueden mantener así sin cansarse. O traten de formar uan escala correcta de notas solo con los labios en la embocadura de una trompeta o un saxo. Ahí los quiero ver.

Eso no quiere decir que cualquiera puede tocar bien y sin esfuerso el piano (o teclado en general), sino que puede tocarlo regularmente o mal en relativamente poco tiempo, cosa que no es posible en otros instrumentos para los que se necesita un entrenamiento desde niños. Incluso alguien tan poco dotado como yo puede aporrear un par de canciones en teclado.

Para el piano hay que desarrollar una especie de memoria espacial, que relacione más o menos automáticamente, o de manera muy rápida, un determinado sonido con la correspondiente tecla de la escala. Eso es lo primero que se aprende y tal vez lo más fácil: escuchamos una melodóa y la podemos "sacar" con un poquito de prueba y error en las 12 teclas de la escala, lo que muestra que en cierto modo, todos tenemos un poco de "oído absoluto".

Un paso más adelante de esto mismo es que cuando tenemos bien memorizadas todas las escalas ya no pensamos en sonidos específicos sino que en término de intervalos. Entonces somos capaces de "transponer" o sea tocar una misma idea musical en cualquier otra tonalidad. Aprender música es una experiencia maravillosa -aunque toquemos pésimo- porque la teoría y la práctica calzan de la manera más perfecta. La existencia de los intervalos y la transpocisión son una gran experiencia para el aprendiz. Esto revela una especie de unificación, que le da sentido a un montón de reglas que al principio parecen arbitrarias.

A partir de un alfabeto de 25 letras, estas se pueden combinar para escribir billones de historias, lo mismo pasa con la música, con 12 notas que se van repitiendo se puede hacer bilones de melodías. Otra cosa que siempre me fascinó del piano es la improvisación, que al principio parecía magia negra. Pero al entender las escalas e intervalos uno se empieza a dar cuenta que no es otra cosa que las antiguas "vaiaciones sobre un tema" de la música clásica. A partir de una idea musical o tema, esta se va adornando y desarrollando de maneras distintas como agregando escalas cromáticas, invirtiendo, sincopando y cosas por el estilo.

Derek Paravicini se llama el músico ciego y autista que muestra el primer video. Parece que la capacidad de extrema concentración que permite el autismo es especial para las artes como música o dibujo, que requieren de gran exactitud y coordinación entre mente y cuerpo. Es impresionante ver como Derek tiene completamente internalizada la ubicación de las teclas, los intervalos y las escalas, lo que le permite desarrollar los temas y transponerlo con gran facilidad. Claro que le falta el sentimiento, los matices de un gran ejecutante que son técnicamente imperfecciones, seguro que puede tocar cualquier tema de Beethoven pero difícilmente puede interpretarlo de manera emocionante.

Una cosa que es fundamental para tocar bien el piano es la relajación. Siempre me llamó la atención los aparatosos movimientos de las manos y el cuerpo de los concertistas en piano y pensaba que eran una especie de show para impresionar a los giles. Pero nada de eso, para acercarse a lo que Derek puede tocar totalmente tieso, una persona normal, que no tenga las enormes capacidades musicales de ese tipo de  autismo, debe estar en un estado de relajación total y entrar en un especie de "piloto automático" cuando tocan, al mismo tiempo deben tener una concentración tremenda para no perderse: dos cosas contrapuestas. Bueno, eso explica los aparatosos movimientos con las manos, la cara y todo lo demás, porque tocan con todo el cuerpo, de otra manera no se puede.

Y para terminar los dejo con un divertido video, muy ilustrador de lo que son las ideas musicales o melodías, como se forman y también se muestra lo fácil que resulta hacer una melodía comercial y pegajosa. Miren esto y se divertirán:



6 Comments:

Blogger Frx said...

Es verdad, el piano o el teclado puede aprenderse de forma más intuitiva y no sé qué tanto la guitarra, pero definitivamente en un teclado se pueden hacer algunas cosas interesantes sin mucha instrucción. Recuerdo incluso haber podido hacer música con apenas dos notas, cosa que igual puede hacerse en otros instrumentos, pero con gente más instruida en ellos seguramente.

4 de octubre de 2015, 22:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A mi siempre em encantó el piano, para la guitarra soy negado, solo se tocar el acorde de La y nada más. Y la Samba de una Nota Sola que tocan en el segundo video es una buena muestra de ideas musicales sencillas y geniales

5 de octubre de 2015, 00:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A mi siempre em encantó el piano, para la guitarra soy negado, solo se tocar el acorde de La y nada más. Y la Samba de una Nota Sola que tocan en el segundo video es una buena muestra de ideas musicales sencillas y geniales

5 de octubre de 2015, 00:11

 
Blogger Frx said...

Yo igual, a mí la guitarra ni me llama ni nunca he tenido dedos para ella, no sé, salí un poco especial para mis gustos quizás XD. En cuanto al video, está muy genial, no pretendía verlo entero pero hasta se me hizo corto de lo bueno que estaba.

5 de octubre de 2015, 00:42

 
Blogger Gonzalo Montefinale said...

Los misterios de la música me han sido vedados ... canto en la ducha y el agua se corta ... :(

5 de octubre de 2015, 08:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Somos dos, igual soy negado para el canto ¡y hasta para hablar!

5 de octubre de 2015, 09:22

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas