Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La niñocracia

miércoles, 28 de junio de 2017


El sufijo "-cracia"indica autoridad, dominio, gobierno. Es así como Platon clasificó distintas formas de gobierno como la aristocracia (de los mejores), democracia (de las mayorías), plutocracia (de los ricos), etc. Resulta que a partir de los años sesenta con la revolución de las flores del hippismo, se viene gestando una nueva forma de dominio: la niñocracia.

Casi seis años atrás, escribí la entrada Los Hijos de los Hippies y sus Nietos, que describía un poco de este fenómeno y a medida que pasa el tiempo, esta autoridad absurda que han ido tomando los niños se está empezando a traspasar a la política, es un fenómeno raro y bien interesante que podemos ver con mucha claridad en Chile.

Algo que caracterizó al fenómeno hippie fue la inmadurez: una superficialidad bien infantil del pensamiento basado en clichés: "paz y amor para todo el mundo", "haga el amor no la guerra", "todo lo que necesitas es amor", etc. muchos clichés y frases hechas de ese estilo. En el ideario hippie había un fondo de infantilismo que quedó en evidencia cuando sus padres se murieron y los hippies tuvieron que empezar a trabajar. Porque los únicos hippies viables son los mantenidos por los papás, la familia o los que viven de alguna forma de caridad pública. Por eso se extinguió el hippismo, que supuestamente iba a transformar el mundo, resultó que manteniendo esas ideas eran incapaces de subsistir..

Así fue como los hippies se reciclaron y de alguna manera terminaron vendidos al sistema, fue una buena fiesta mientras duró. Pero las ideas no mueren facilmente, así como todavía quedan comunistas pese a la realidad, algunos sedimentos del hippismo quedaron en los que nacimos a mediados de los cincuenta y vivimos los setentas como adolescentes.

En la mayoría de los ex hippies quedó ese sustrato infantil, que en la práctica se traducía en narcisismo y aversión a tomar responsabilidades de ningún tipo. Si algo nos caracterizó fue lo de ser padres permisivos o más bien ausentes, dedicados a cultivar nuestros proyectos personales. Así comenzó la descomposición de las familias que vemos hoy.

Con los hijos de los hippies, al menos por lo que he visto yo en Chile, pasó otro fenómeno curioso porque empezaron a endiosar a sus niños. Si hay algo característico de cualquier papá o mamá que ande entre los treinta o cuarenta años es su convencimiento que sus hijos son una especie de pequeños Einstein. Recuerden que no hace muchos años se puso de moda esa estupidez de los "niños índigo" y basta leer el Facebook para ver como los padres publicitan cualquier tontrera que hayan dicho sus hijos como si fuesen sentencias de Sócrates, es algo muy característico de nuestra época..

Es muy chistoso ese endiosamiento de los niños y no pasaría de ser una chifladura simpática, si no hubiese llegado a los extremos que estamos viendo hoy. Resulta que ahora los padres se sienten inferiores a sus hijos, los consideran más inteligentes que ellos -que digo- más sabios, la sabiduría hoy está en los niños y la estupidez en los padres. Puede que lo segundo sea cierto, pero lo primero claramente es una idea muy tonta. Un niño sin experiencia de vida no puede tener sabiduría tal como un gato o un perro sin lenguaje no pueden tener sentimientos complejos, lo que tienen es una apariencia de sabiduría que consiste en repetir algunos clichés que les han enseñados sus mayores.

Y esa es una de las peores consecuencias del endiosamiento de los niños, en el fondo les enseñan a repetir como loros cosas de las que no tienen maldita idea y van formando sus ideas en base a clichés, consignas, frases hechas e ideas políticamente correctas, los niños de hoy, esos que sus padres consideran índigos y pequeños Einsteins, no son otra cosa que unos pelmazos que repiten al pie de la letra consignas que maravillan la egolatría de sus padres, quienes se miran en ellos como en un espejo deformado.

Lo peor de todo es que esos niños índigo, petulantes y estúpidos, han crecido con el convencimiento que son unos putos genios, muy superiores a sus padres (sin darse cuenta que solo son una mala sombra de unos tontos) y ahora exigen las llaves y no solo manejar el auto, sino que el país y el mundo. Da pena y vergüenza ajena ver a los mocosos del Instituto Nacional y otros colegios hablando las máximas idioteces frente a la fascinación de sus mayores ¿que pasó? ¿Nos volvimos todos locos? Parece que si, o por lo menos idiotas. Es escalofriante pensar como serán los hijos de los actuales pelmazos que hoy se creen reyes del mundo.

En política esto se vió por primera vez durante la "Revolución Pinguina" del año 2006, un extraño movimiento social que generó mediáticos "héroes por un día" que coparon las pantallas de la tele abierta y los diarios. La mayoría terminó sin pena ni gloria y hoy deben estar ganándose la vida como ambulantes o vendedores de plan de celulares, pero hubo un pequeño grupito que estaba afiliado a los partidos políticos y le sacó tremendo provecho al asunto. Hoy los vemos en el parlamento aprobando y rechazando leyes.

Vallejo, Boric, Jackson, Cariola, siguen portándose como niños, jugando a que son "honorables" y haciendo toda clase de daño de largo plazo al país. Que mejor ejemplo de esos padres consentidores que la presidente Bachelet, en verdad yo siento simpatía por su hijo Sebastián Dávalos y su nuera Natalia Compagnon, ellos solo fueron víctimas de la egolatría de sus padres, un reflejo de su poca calidad humana, nada más.

Leyendo ayer las declaraciones de Alfredo Mayol, nuestro Robespiere de bajo presupuesto se me ocurrió que tenía que escribir sobre este extraño endiosamiento de los niños. En una sociedad de estúpidos, donde reina la superficialidad intelectual y el eslogan, es lógico que los héroes sean niños, que hablan la primera barbaridad que se les ocurre.

No tienen nada que mostrar, nunca le ganaron a nadie y han crecido con su ego inflado, fruto de la estupidez de su crianza. Muchos tienen también conflictos familiares profundos porque desprecian a sus padres, es un desprecio bien justificado, aunque sus razones son ridículas, porque no tienen la capacidad de pensar.

Eso es -en el fondo- lo que nos pasa. Los adultos son idiotas, hippies o hijos de los hippies que han creado una cultura de endiosamiento de los niños. Eso es lo que nos ha llevado a esta locura de gobierno que tenemos hoy, una casa de orates tomada por los niños y los que tienen mentalidad de niño. Lástima que están -alegremente- piloteando el avión que se cae y manejando la locomotora que está por chocar. Por eso estamos como estamos, por culpa de la niñocracia.


27 Comments:

Blogger Alberto Garfias said...

No me había detenido a pensar en quie tenía la culpa de la existencia de estos jovenes tontos con poder, en mi propia ceguera, se lo achacaba a la prensa manejada por la izquierda y a la falta de pantalones de las autoridades, veo finalmente que los culpables son los hippies

27 de junio de 2017, 21:24

 
Blogger Unknown said...

Estimado Tomás,

Coincido contigo con el asunto de los niños índigo y creo que al final esos niños no son los culpables. Supongo que entrarán en un colegio y, si tienen los medios, en una universidad donde sean felices. Pero al salir de la burbuja se enfrentarán con la dura realidad.

Quizás no veo las cosas tan negativas y haya un movimiento pendular que nos retorne a la sana, aunque por muchos despreciada disciplina. Puede que algunos de estos niños tengan un cerebro funcional y críen a sus hijos de otra forma al ver darse cuenta de su fracaso personal.

Saludos.

27 de junio de 2017, 21:29

 
Anonymous Wilson said...

Excelente comentario, permiso para reproducirlo por ahi, citando la fuente obvio.
Entreparentesis creo que todo puede ser peor,( como sabiamente decia la Bache), segun Sanyo desde hace unos 10 a 15 años las madres se estan enamorando de sus hijos; si es asi, lo que saldria de eso, es temible.

27 de junio de 2017, 21:36

 
Blogger Miguel Farah said...

Más que niñocracia yo hablaría directamente de puerocracia...

27 de junio de 2017, 21:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Alberto, creo que es mucho más profundo que simple efecto de la propaganda. Fíjate nomas en Facebook los padres contando los portentos de sus niños.

Unknown, concuerdo totalmente, esto será un ciclo del que en un momento vamos a salir asqueados. Yo creo que no falta demasiado, la meritocracia y el orden están muy metidas en el ADN nacional, esto es solo un episodio, como fue la Unidad Popular en los setentas, luego será solo un mal recuerdo.

Wilson, dale nomas que para eso lo publiqué. Lo que nos faltaba es una explosión de complejo de Edipo y de Electra jajaja

Miguel, me hiciste buscar en el Google, ya se que es lo de los niños mimados ja! Nunca se termina de aprender

27 de junio de 2017, 22:25

 
Blogger Frx said...

Todo eso fue caldo de cultivo para que aparecieran los Social Justice Warriors, tal vez los seres más patéticos y despreciables que la historia de la humanidad haya podido ver y que además cada día se superan a sí mismo en su nivel de patetismo. Afortunadamente mucha gente está despertando y empieza a preferir a la alt-right, un grupo bien heterogéneo donde hay mucha gente razonable, pero no me sorprendería ver que el nuevo cáncer naciera dentro de ellos y nos encontremos con unos esnobs que nos crucifiquen por preferir pastel de fresa a pastel de chocolate en su obsesión con los absolutos y la objetividad.

27 de junio de 2017, 22:47

 
Blogger Pablo said...

Leyendo esto, me acuerdo a esa señora que este verano me contaba que en conjunto con su marido "habían decidido cambiar a su hijo de ingeniería en la UC y lo fui a matricular a comercial en la UAI". y después pretenden que sean adultos responsables, si a los 20 años todavía los tratan como niñitos.....
Otro caso....un conocido médico de Conce contaba que a su hija la iba a matricular en la U del Desarrollo, porque como siempre había estado en un ambiente protegido en el colegio, no estaba preparada para un ambiente tan desprotegido que podría encontrar en la U de Conce.

Que engendro ira a salir de esos "niños grandes" cuando sean padres, ya que nunca han actuado como adultos???

27 de junio de 2017, 22:47

 
Blogger Velya Zantovich said...

Comparto en un 90% estas afirmaciones, no tengo en ese caso mas que decir que concuerdo

27 de junio de 2017, 23:21

 
Anonymous Pedro said...

Aqui en Bolivia es los mismo, veo muchos jovenes new left profeministas, disques comunistas, que lo unico que quieren es forrarse y sentir el poder. al primer balazo se hacen gas.
Es un fenomeno mundial, no los culpo es el resultado de la epoca en que vivimos.

27 de junio de 2017, 23:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, el problema es la petulancia y excesiva seguridad en si mismos que les da una mala crianza, claro que eso dura hasta que tienen que empezar a mantenerse por su cuenta, ahí la cosa se transforma en resentimiento.

PAblo, lño he conversado harto con amigops, esos papás que dicen "no quiero que sufran lo que yo he sufrido" y les dan de todo, los financian en todo y les hacen fiesta hasta porque estornudan, que pelotudos más grandes.

Velya, buena.

27 de junio de 2017, 23:40

 
Blogger Nervio said...

los baby boomers, trabajadores como ellos solos, leales a la empresa donde trabajan o a la que forman, los que venimos, la generacion X, mercenarios, trabajando a full pero dispuestos a irnos o vender la empresa por un peso más, luego la Y, la de los nacidos en los 90 malos pa trabajar, mas dispuesto a sacrificar dinero por viajes.. y estos cabros flojos, que quieren todo regaladom y que prefieren estar cesantes para jugar en red...

bueno que les dije: cada generación tuvo borregos y lobos. Y los lobos supieron sacar trabajo de los baby boomers con palmadas en la espalda, trabajo de los x con ofertas de bonos y participación en ganancias, ventaja de los y ofreciendoles viajes y servicios a sobreprecio...

A los de ahora, no veo como hacerlos trabajar, solo sirven para sacarles plata.

28 de junio de 2017, 00:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Dales tiempo, a lo que se mueren los viejos y se quedan con una mano adelante y otra atrás se verán obligados a trabajar para comer. Y muchos serán profesionales porque hoy cualquier bruto puede ser abogado, ingeniero o lo que sea, pero como son incapaces de pelar una papa, tendrán que salir a la calle a vender planes de Internet, dales tiempo nomás-
.

28 de junio de 2017, 00:36

 
Blogger Ulschmidt said...

Mayol sí se nota es un analista, un comentarista, y para nada un tipo operativo o administrador. No es que la derecha no pergeñe cosas parecidas: Vargas Llosa, por más que sea un intelectual muy superior a Mayol, como presidente del Perú hubieses sido probablemente también inoperante.
La candidatura debe ser por el "target" del votante que se apunta: otros universitarios, estudiantes y graduados, más que nada del área humanidades, gente urbana sensible al tipo de discurso y análisis que Mayol despliega. Pero por fuerza un segmento pequeño del voto.

28 de junio de 2017, 06:59

 
Blogger Jose Cornejo said...

Te pasaste Tomás!

Estaba pensando en eso mismo cuando veía a mi sobrino de 12 años y me hacía un paralelo con mi yo a esa edad. A mi sobrino todavia lo regalonean, a mi a su edad, me aforraban al punto de sacarme sangre de nariz.

Esta "involución" tan bien descrita, refleja la causa o el "paciente cero" de este mal del cual estamos pagando las consecuencias. una sociedad sin cojones, cobarde y llorica, cargada de "political correctness", que facilmente podría compararse con el sindrome de estocolmo, pues son incluso capaces de abrazar a sus agresores, aun a sabiendas que los estan apuñalando o cagandoles la mente.

Este "paciente cero" fue el movimiento hippie, como han dicho uds. fueron los primeros borregos, mientras los lobos seguian trabajando y el mundo conquistando.

El discurso de Mayol, rememora aquel movimiento hippie sesentero mezclado con ideas revos al peo y mucho del Che. Rememora lo que en su tiempo fue la revolucion "con empanadas y vino tinto".

28 de junio de 2017, 09:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, a mi MAyol me parece más un político activista. No creo que le interese mucho hacer análisis sino más bien ganar espacios de poder, hay muchos así en Chile, un caso penosoes nuestro diputado por Arica Vlado Mirosevic, que ha apoyado sucesivamente a Piñera, Enriquez Ominami, Jackson y ahora a Beatriz Sanchez ¡se ha pasado por todo el espectro político en un par de años! son una especie de rostros de reality show, regalones de la mamá y guerrilleros verbales, es un prototipo bien extraño, todos muy parecidos, hay una especie de molde atrás.

José, Mayol caracteriza muy bien al niño en la política, también Enriquez Ominami y toda la "bancada estudiantil", son niños asertivos, que largan las estupideces mas grandes y los viejos -que están entregados a la niñocracia- les creen, piensan que son índigo o algo así.

Cuando nosotros eramos chicos era muy diferente, a los 12 o 13 años un tipo ya empezaba a ser independiente y a buscárselas por si mismo, hoy viven en la casa a la sombra de su mamá hasta los 40, hasta que los viejos se mueren en realidad. Será muy curioso ver lo que va a pasar cuando toda esta generación se quede sin sus patrocinadores.

28 de junio de 2017, 09:42

 
Blogger Rodrigo L. said...

En mi caso, me ha costado disgustos y discusiones con familia y amigos, cuando me preguntan "que van a estudiar tus hijos cuando grandes? " ó " hay que trabajar harto para pagarles la universidad " ... y mi respuesta desde hace varios años es la misma : "Eso es problemas de ellos, si quieren estudiar lo hacen, los apoyare hasta donde pueda con techo y comida, idealmente me gustaria que trabajaran primero ó que se paguen un pasaje a cualquier parte del mundo y despues decidan si quieren o no estudiar, pero ese no es mi problema, es problema de ellos" "Y aparte que no mantendre vagos" ..... si yo pude, ellos pueden salir adelante.

28 de junio de 2017, 09:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Rodrigo, la presión social en favor de la niñocracia es enorme, por eso tenemos las generaciones de vacunas actuales. Lamentable por ellos, les tocó nacer en medio de esta época y cultura deformada, van en caída libre pero ya les va a tocar llegar al piso, y eso si que duele.

En lo posible hay que tratar de que los hijos desarrollen su responsabilidad de manera autónoma, pero el mal ejemplo está por todas partes, es difícil evitar que desarrollen una mentalidad parasitaria y petulante.

28 de junio de 2017, 10:03

 
Anonymous Anónimo said...

Me acuerdo cuando comenzó la hoy conocida como "revolución pingüina": fue meramente una protesta por el pase escolar, que había tomado a su cargo la JUNAEB pero mantenía algunas políticas antiguas, tales como que no podía usarse durante fines de semana ni en período de vacaciones. La protesta era porque se pudiera usar permanentemente el pase, incluyendo vacaciones y fines de semana.

De ahí, como vieron que tuvieron más apoyo del que esperaban, surgieron los "líderes estudiantiles" y comenzó la "lista de supermercado" que conocimos posteriormente y que, a su vez, derivaba del clásico petitorio comunista desoído durante décadas: desmunicipalización, no al lucro, carrera docente, fin de la selección y, en definitiva, "educación pública, gratuita y de calidad".

Y ya sabemos cómo está terminando todo eso.


Saludos,
El triministro.

28 de junio de 2017, 10:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo creo que no ha terminado todavía, son procesos largos y es posible que venga una reacción fuerte en el futuro, todo es cíclico

28 de junio de 2017, 10:35

 
Blogger EDO said...

Que pasa Tomas??...mucha envidia??...lo unico malo de Mayol es que vende caca en bonitas cajitas. Es un tipo mucho mas preparado que Ossandon y ese si que deberia dar verguenza ajena por lo que dice, hace y es. Mayol solo vende las ideas equivocadas nada mas.

En el otro lado tenemos a otro "niño" ...Felipe Kast que lo he visto en varios debates y me gusta cada vez mas por lo solido que se muestra. Es el unico que le hace la collera a Piñera en estos momentos.

28 de junio de 2017, 10:56

 
Blogger Ulschmidt said...

El aniñamiento de la juventud no se si limitarme a los hippies. Fueron una fase del proceso, pero es más. Los hippies al menos se iban a cultivar su marihuana a un valle en el sur y vivir de vender artesanías. Los de ahora se quedan en casa hasta los 35 años y se instalan con la novia o el novio en la misma pieza donde alguna vez los padres le empapelaron con ositos en pared.

28 de junio de 2017, 11:26

 
Blogger Jose Cornejo said...

Coincidiendo con Rodrigo, los que tenemos mas o menos 40 años, somos de una generacion en la que todavía se inculcaba la meritocracia y el esfuerzo propio. De hecho, renuncié a una carrera en la UFRO como tecnico agrícola y decidí trabajar para parar la olla y asi tambien pagarme mis estudios en informatica.

Ahora con estos millenials, el apocalipsis zombie va a ser más que real.

28 de junio de 2017, 12:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El apocalipsis va a ser pra ellos mismos, todo va perfecto mientras viven los viejos, cuando se mueren venden los muebles y la casa (si es que tienen) para mantener su tren de gastos y entonces, un día despiertan en la vida.

Ojo, que esto pasa igual para los que estudiaron y para los que no, antes el estudio daba un cierto colchón de seguridad, hoy no para nada. hay mucho profesional sobreviviendo como sea por ahí

28 de junio de 2017, 12:20

 
Blogger Rolando el furioso said...

Estuviste en la UFRO José. Yo estudié ahí entre 1989 y 1994.

28 de junio de 2017, 13:06

 
Blogger Jose Cornejo said...

Rolando:
No alcancé a entrar. había postulado y había quedado en la carrera de Ing. Forestal (corrijo porque ahora me acordé) en el 1995. ese mismo año, despues de dar la PAA, habia quedado seleccionado para el servicio militar en Putre y me dieron de baja tras una lesion en las rodillas.

Ni siquiera inicie la carrera porque no queria ser una carga para mi madre y decidí trabajar y pagarme la carrera que realmente quería (tecnico en informatica), así el costo y la responsabilidad eran solo mías y de nadie más.

28 de junio de 2017, 17:27

 
Blogger clalister said...

se ve que tienes miedo incrustado en tu ADN, y para enfrentarlo nada mejor que apoyar a esos niños y dejar que el avión o mejor dicho que la carreta se desbarranque de una vez por todas y comenzar de nuevo con la tranquilidad que no volverán en un buen tiempo a querer tomar las riendas. Después de todo la vida es un ciclo

29 de junio de 2017, 17:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Na, que miedo ni que ocho cuartos, solo que no voy a tomar la postura cobarde de mucha gente de mi edad de someterse a los idiotas que creen saberlo todo y merecerlo todo por el hecho de haber nacido. Ni en sueños los dejaría hacer lo que quieran, mejor los enfrento aunque sea solo por deporte.

Ese argumento del "miedo" es muy parecido al que usan los homosexuales militantes para atacar a los que se les enfrentan "nos tienen miedo", "tienen fobia", "son gays reprimidos" Bullshit

29 de junio de 2017, 17:31

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas