Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Como se está haciendo costumbre, para este sábado refloto una vieja entrada, esta es del 17 de junio de 2015 y habla de algunas cosas recurrentes que repito con cierta frecuencia, como lo importante que es que al menos hayan unas poquitas personas -no todos- con pensamiento crítico, el extraño fenómeno de la amistad y algunos recuerdos de lo que fue uno de los pocos trabajos normales que tuve en mi vida, con Casio Computer Co. que me trajo tantas oportunidades y satisfacciones que sin eso tal vez yo no estaría escribiendo estas payasadas, o de escribirlas serían mucho más aburridas. La Zona Franca de Iquique y Casio Computer fueron mi verdadera universidad, ahí aprendí todo lo que vale la pena, todos los años anteriores fueron años miserable y deliciosamente perdidos. En fin, la entrada es esta:

Pensamiento crítico, amigos, Casio


Pensamiento crítico
El pensamiento crítico es una destreza que se adquiere, como cualquier otra, la podemos conseguir siguiendo dos principios bien sencillos (i) no aceptar facilmente los argumentos de autoridad y (ii) estar dispuesto a cambiar de opinión sin problemas.

Bueno, parecen sencillos pero el diablo está en los detalles. Porque casi todo lo que sabemos se basa en argumentos de autoridad, yo jamás he estado en Nicaragua pero no tengo grandes dudas que ese país si existe, y así con casi todo. La no aceptación de argumentos de autoridad es de otro tipo, en el sentido de "no aceptar nada que no nos haya convencido primero, y una vez aceptado mantener siempre la duda".

El respeto instintivo a las autoridades
La mayoría de las personas tienen un sentimiento instintivo de respeto a las jerarquías, porque eso es conveniente para manejar a los individuos en sociedad,. Lo primero que se hace en escuelas, liceos y universidades es a matar el pensamiento crítico, convirtiendo a las personas en seguidores. Todo sistema educativo está construido en torno a aceptar argumentos de autoridad y no cambiar de opinión. Las personas de convicciones firmes y permanentes en el tiempo son admiradas, la lealtad -virtud de los perros- es colocada en un alto sitio. Todo eso está muy bien y así tiene que ser la mayoría de la gente. De otra manera la sociedad no podría existir.

Se necesitan seguidores convencidos
La política es incompatible con el pensamiento crítico, el poder necesita seguidores, bandos con amigos y enemigos, los individuos que tratan de formarse una opinión por si mismos son peligrosos a menos que sean líderes. Pero por cada líder se necesitan millones de seguidores. Ese es uno de los problemas de vivir en sociedad, donde el pensamiento crítico es dañino y puede ser muy frustrante si no sabemos manejarlo.  En fin, pasemos a otra cosa

Algunos amigos no cambian
La semana pasada vino a Arica una buena amiga, no nos veíamos hace 15 años y comentábamos como a veces, después de muchos, años uno se encuentra con alguien y es como si hubieramos dejado de vernos ayer, igualitos en las cosas buenas y en las irritantes. Es bien agradable cuando la realidad coincide con el recuerdo que teníamos de una persona. Saludazos Erica, un gustazo de vernos después de tantos años.


Otras veces pasa todo lo contrario, nos encontramos con amigos de hace mucho tiempo y es como estar con un desconocido. Es muy incómodo estar con alguien cuando percibimos como ha cambiado y -después del acostumbrado intercambio de recuerdos- nos quedamos sin tema para conversar. Algunas personas cambian y otras no, pero los que cambian, en mi experiencia, son para peor. No recuerdo ni un solo amigo que haya cambiado para mejor. Arrogantes, ególatras y farsantillos son algunos cambios que produce la edad en las personas, pero que diablos, no podemos esperar que vivan para agradarnos. Cada cual tiene su historia y hay que adaptarse a eso.

Hay muchas clases de amigos
La amistad, para mi al menos, es un asunto bien raro: uno tiene muchos amigos sociales, por conveniencia, con los que intercambia favores y negocia lealtades. Eso está bien y muchas veces estos amigos -que no nos importan tanto- podemos perderlos y los extrañamos menos que cuando cambian al cartero del barrio. Además con estos amigos sociales, con los que no tenemos conexión ni interés personal, es con los que mejor se pasa. En verdad yo los aprecio mucho y creo que son parte de mis más valiosos activos.

Pero también hay otra clase de amigos que son los que nos caen bien. Normalmente con estos uno no intercambia favores de ninguna clase y eso de que nos "caigan bien" es un promedio, porque a veces pueden ser insoportables. Estos son amigos por una especie de afinidad instintiva, inexplicable que nos hace sentirnos contentos cuando nos juntamos aunque personalmente puedan tener los peores defectos. En promedio yo no tengo muchos amigos santos, en verdad la mayoría son malandras pero dejemos eso, no se me vaya a enojar alguno.

Un viejo amigo

A propósito de amigos, uno no solo siente amistad por personas. Leo sobre el museo de Toshio Kachio la historia de los hermanos Kashio y recordé los viejos buenos tiempos en los ochentas, cuando yo me ganaba el caviar conocí bastante bien a la empresa. Casio Computer nunca dejó de ser una empresa familiar, fundada por los cuatro hermanos Kashio el mayor Tadao, fue su primer presidente, luego de su muerte quedo su hermano Kazuo, el tercer hermano Toshio fue un inventor y genio creativo mucho más prolífico que Steve Jobs, pero niunca salió de su taller donde inventaba cosas, llegó a acumular más de 300 patentes antes de morir en 2012. Yukio, el cuarto hermano era ingeniero mecánico y también hombre de taller,como Toshio.

Casio tenía una cultura de empresa pequeña "no ser primeros, ser únicos" era su lema y fueron únicos en muchísmos productos. Leo la increíble historia del reloj G-Shock, con el que bromeabamos en los ochentas y hoy es un artículo vintage. Revisando su sitio corporativo veo que Hiroshi Nakamura, a quien conocí en Tokio cuando era gerente de la poderosa división calculadoras, hoy es uno de los máximos ejecutivos de la empresa, comparte el board junto con los dos hermanos Kashio que sobreviven.

Nunca había conocido una empresa más desordenada, informal y amigable que esa. Fue un gran gusto haber trabajado con ellos: Satoh, Tanifuji, Itoh, mis amigos de la Casio.


Foto de 1957 con los cuatro hermanos Kashio

14 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Ah, me encantan esas historias de empresas tecnológicas que se forjaron desde talleres, en torno a unos genios. Si eran informales, mejor. De todos los héroes tecno el que menos me gusta es Jobs, el más promocionado.
También todo eso de la mística laboral nipona.
Una vez, trabajando en una fábrica de equipos enfriadores de leche para tambos, con un colega nos impresionó cierto ejemplo japonés: cuando alguien se equivocaba, y hacía fracasar el trabajo de los demás, aparecía con una banda de tela autoinculpándose, aún ante sus subordinados.
Pensamos en que cada uno al equivocarse se presentara con un cartel que diga "Soy un Boludo" pero estimamos que habría muchos choques de carteles en los pasillos.

29 de septiembre de 2017, 20:52

 
Anonymous Wilson said...

En chilito seria tremendo negocio hacer de esos carteles :-)

Yo he ido cambiando notoriamente, a dias de mis 70 (no puedo creerlo, imagino que me inscribieron muchos años antes de nacer), he visto que soy cada vez mas tolerante con los lesos, y menos con los frescos y los manipuladores. Antes podia aguantar a un Berrios o un dirigente no+afp por ej. despues de todo hacian su negocito manipulando ingenuos o tontorrones, hoy me parecen intolerables.

29 de septiembre de 2017, 21:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, Wilson, esos cuentos sobre la ética japonesa, que exportan los japs con tanto éxito son -hasta donde yo pude conocer- patrañas. Son tan sinverguenzas, traicioneros y flojos como nosotros, tal vez más, pero tienen una cultura muy rara basada en la humillación. Eso del cartel que se ponen y que se flagelan no es por un asunto de ética, eso es solo la apariencia, la verdad es que tienen una formación sado-masoquista que viene desde el jardín infantil y los acompaña por toda su vida, les fascina humillar y ser humillados, es una cosa muy extraña, claro que ellos han armado un gran cuento en torno a eso, la ética samurai y patrañas por el estilo, es puro cuento: lo hacen por placer, eso está en su cultura.

29 de septiembre de 2017, 22:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, de acuerdo, los tontos podemos ser irritantes pero en el fondo somos buena gente. Los hipócritas y manipuladores tipo cura Berríos, Mesina, pastor Soto o cardenal Ezatti, son lo peor, esos no tienen remedio

29 de septiembre de 2017, 22:57

 
Anonymous Anónimo said...

Casio fue la marca que me acompaño durante la Universidad. Hubo compañeros que tenian las todopoderosas PB1000, PB800, FX-880, aunque también habian maravillas de marcas como Texas Instruments. Yo era dueño de una científica programable de las básicas. Lo que llama mi atención es la enorme cantidad de productos: calculadoras solares, con generador de tonos musicales, con juegos, etc. Y ni hablar de los relojes, aquí los japos fueron mas prolificos aun, recuerdo mi Casio Melody Alarm con 12 melodías.

ivanr

29 de septiembre de 2017, 22:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si mal no recuerdo eran cuatro divisiones. La más poderosa era Calculadoras, luego Relojes, Instrumentos Musicales y Computadoras, cada división era como una empresa aparte, con su gerente general, ventas, staff y todo eso, luego estaba la corporativa, tenían una estructura muy liviana, todos convivían de manera más o menos promiscua en grandes plantas libres , no habían oficinas privadas, cuando se necesitaba privacidad improvisaban unos biombos.

Calculadoras era la división más poderosa y el modelo más básico -no recuerdo ahora como se llamaba- se vendía por miles, había que rogarles para que los soltaran y por cada diez calculadoras de esas habia que comprar otras que eran experimentales y tal vez jamás podrían venderse, era complicadísima mi pega de negociar los pedidos. En alta gama de calculadoras la Fx-720P fue una joya para su época, programable en Basic era una maravilla.

Luego venía la división relojes, que cuando sacó la serie G-shock rompió todos los records de ventas, también habían cientos de modelos alocados y experimentales: con agenda, musicales, juegos y con cuanta cosa. Los relojes eran el segundo producto masivo.

Después venían los instrumentos musicales -principalmente teclados- porque el hermano de los Kashio que era inventor era un fanático por la música, a él se le ocurrió eso de ponerle luces a las teclas y lo del acompañamiento automático, incluso sacó un teclado mosntruoso, que parecía órgano de iglesia y nos obligaron a comprar unos pocos que por supuesto jamás se vendieron, todavía deben estar en alguna bodega pero los teclados eran el capricho del señor KAshio y si no comprábamos era un insulto personal al dueño de la compañía, así nos metieron cientos de cachos.

La división Computadoras era la más enana, empezaron con el fabuloso Fx-900p que era una joya para su época, pero después perdieron el rumbo, licenciaron en sistema operativo CP/M y sacaron computadores más grandes como el FP-1000 que eran horribles, llenos de bugs. A todo esto casi no trabajaban ingenieros en el diseño, eran puros técnicos de escuela industrial e improvisaban ene.

También tenían otros productos que se manejaban como apéndices de las divisiones: las cajas registradoras ()que tuvieron bastante éxiro por un tiempo) y cosas experimentales, como la primera cámara fotográfica digital y locuras por el estilo

30 de septiembre de 2017, 00:23

 
Blogger Ulschmidt said...

Casio FX 120 era la científica más afamada durante mi paso por la Universidad. Una me acompañó años, rigurosamente adquirida a un contrabandista paraguayo.
Después estaba la Casio FX 120 "Fuego" que era lo mismo pero la desembarcaban en Tierra del Fuego y le pagaban una chapita que decía "Fuego". Por ese honor de la bendición de la industria nacional valía el doble que la otra.

30 de septiembre de 2017, 07:58

 
Blogger Jose Cornejo said...

Que historias debiste haber tenido en la Casio... la G-Shock es una leyenda entre los relojes y sentó un estándar para los demás relojeros.

En cuanto al pensamiento propio, la primera razon es empezar a cuestionar, de manera sana las cosas que por alguna razon nos han impuesto.

30 de septiembre de 2017, 10:22

 
Blogger Claudio Lagos said...

Siempre recuerdo que Casio apareció con los primeros modelos de "agendas electrónicas" y cámaras digitales muy al comienzo, pero como que se estancaron y no supieron entrar al mercado de portatiles/cámaras, siendo que la imagen de la marca era/sigue muy buena.

30 de septiembre de 2017, 14:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, José, la Fx-120 se vendía muy bien pero la vendían con cuentagotas, tengo aquí un fax donde les prometo que me caso siempre y cuando la Casio -como regalo de bodas- nos venda esas calculadoras:

"-Have you another juicy offer for us, let say somne increment in FX120 or any other hot item?
-Pls be noted that will hold second allocation meeting tonigth
-Anyway, I promise to you to get marry inmediatly if you offer we as presen 3000pcs of Fx120"

Así, entre broma y broma, a veces se les ablandaba el corazón y nos incrementaban la entrega.

Las de mayor venta eran las que hacían las 4 operaciones, raíz cuadrada y cuadrado como la SL-300 y otras todavía más básicas. Mijefe don Zvi Posner siempre me decía que si pudiésemos convencerlos que nos vendieran un solo pedido de dos millones de dólares de esos modelos, nos podíamos ir a vivir a Jamaica el resto de la vida y tenía razón, pero Casio jamás vendía más de 1000 piezas de esas por pedido

30 de septiembre de 2017, 14:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola CLaudio, Casio tuvo una ventanba de oportunidad entre 1970 y 1990, era una empresa familiart, muy chica y para sobrevivir tenía que estar en permanente innovación, no pudo seguir el ritmo y empresas mayores se los comieron pero hay que reconocer que fueron una empresa extraordinaria en su época. Hasta el día de hoy han vendido más de mil millones de calculadoras

30 de septiembre de 2017, 15:55

 
Blogger Claudio Lagos said...

Extraordinarios productos. Tuve un reloj de segunda mano, con calculadora tipo "touch" a principio de los 90.
El otro día estuvimos vitrineando relojes en el centro el morro y en tacna y los relojes Casio parecen no perder valor.

2 de octubre de 2017, 20:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es increíble, todavía se siguen vendiendo esos relojes, ya son vintage!

2 de octubre de 2017, 21:40

 
Anonymous er lusho said...

Casio, en relojes hacen ahora los Edifice... que son bastante decentes

3 de octubre de 2017, 20:06

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas