Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

En qué consisten las elecciones

lunes, 13 de noviembre de 2017


Estamos a días de la elección presidencial, donde también se elige parte del parlamento, creo que esta elección puede ser muy importante, tal vez la más importante desde 1990 porque es la primera que tenemos con el país en medio de una importante crisis económica y social.

Aylwin recibió el gobierno en 1990 con piloto automático, las expectativas que generó la vuelta de la democracia en los inversionistas extranjeros trajo uno de los períodos de más prosperidad y crecimiento en nuestra historia, solo vean el crecimiento de Chile durante Aylwin


Los gobiernos que vinieron después fueron perdiendo terreno año tras año, hasta emparejarse con el crecimiento del mundo durante el primer gobierno de Bachelet. La crisis que vivimos hoy se puede reflejar en un único dato: el país está endeudado en más de 60 mil millones de dólares y casi toda esa deuda ha sido para pagar gastos corrientes, sueldos y cosas así, además de unas pocas pésimas inversiones como las capitalizaciones de TVN, Codelco, subsidios a ERNC, etc. Nada de la deuda nos dará retornos en el futuro porque la plata se gastó en chicha y chancho. Para remate, hoy el crecimiento del PIB está en el suelo.

Bueno, esa es la crisis, y visto superficialmente bastaría que venga Piñera y que volvamos a crecer como en su primer gobierno (recordemos que fue muy beneficiado en esa cifra por el terremoto y la reconstrucción), eso sería supuestamente "lo mejor para Chile".

Pero la política no es así, lo mejor para Chile no existe porque "Chile" no es una persona, sino que son millones, todos con intereses personales encontrados entre si: lo que es bueno para mí difícilmente es bueno para mi vecino y hay cosas que a mi me favorecen a costa de perjudicar a otros. La naturaleza de la política se basa en que existen estos intereses en conflicto y todas las formas de gobierno no son otra cosa que la lucha entre grupos de interés por sobreponer el suyo sobre los demás.

Imaginen por ejemplo a un militante del Partido Comunista, que hasta el año 2014 jamás había tenido un millón de pesos en la mano, llega el gobierno, lo nombran autoridad y empieza a ganar dos o hasta cuatro millones todos los meses ¡para él Bachelet es el mejor gobierno en la historia del mundo! y tiene razón, así es para él. Esta crisis que a muchos nos asusta para él ha sido una bendición, porque gracias a ella se ha enriquecido personalente.

En ese sentido todos los candidatos a presidente son buenos, incluido el piojoso, el ególatra MEO o el intragable Artés son buenos para los grupos de interés que representan, obviamente y para los que se sienten identificados con sus ideas aunque después se perjudiquen. Mucha gente que ha sido perjudicada por el gobierno de Bachelet la sigue defendiendo, simplemente por simpatía ideológica y eso es perfectamente válido desde su punto de vista.

Lo que pasó es que a fines del gobierno de Piñera muchos no nos sentimos identificados con ningún candidato y no votamos, o lo hicimos nulo, así fue como Bachelet llegó al poder con mayoría parlamentaria en ambas cámaras y durante su gobierno benefició -mucho- al grupo de interés que representaba.

Es un gran error creer que el candidato que nosotros preferimos es objetivamente mejor y que todos los que votan por otro candidato están equivocados, no existe un mejor candidato sino el que mejor nos representa y eso es totalmente subjetivo. La mayoría de la gente es casi analfabeta en política y no se dan cuenta que el bien común no existe, solo hay muchos grupos con intereses encontrados y la democracia es solo un método para imponer los intereses de la mayoría de manera más o menos civilizada, no es más que eso, a veces incluso ni eso cuando la abstención es alta.

Cualquiera que piense que su candidato gobernará por el bien de Chile y no por intereses particulares como los otros, es un completo ignorante en política. El bien de Chile solo existe en la propaganda, lo que existe en el mundo real son los intereses de diversos grupos.

En fin, probablemente esta semana escribiré sobre política más que de costumbre y también sobre mi candidato José Antonio Kast, ojala nadie escriba para tratar de convencerme que vote por Piñera o por quien sea, yo estoy crecidito para eso. Votaré por Kast en primera vuelta y por Piñera en segunda, los que piensan votar de otra manera muy bien me parece, aunque lo hagan por el salsa de piojos los felicito igual, cada uno sabe cual es el grupo de interés que mejor los identifica. En eso consisten las elecciones.

9 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Leo que Piñera va a ganar sin castigar el caballo, así que supongo eso va a pasar. Yo, desde afuera, sólo noto lo siguiente: Hubo un raro personalismo oscilante en estos últimos años, el poder pasó de Bachelet a Piñera y de vuelta a ella y otra vez de vuelta a él. Piñera es el único candidato que hizo ganar a la derecha o centro-derecha y Bachelet parece la última en generar adhesión popular a la coalición de izquierda, que antes gobernó tantos años.
Detrás de ellos parece venir un estallido, el de la izquierda como que ya ocurre - el deslinde democristiano, el Frente Amplio, Ominami - , pero me imagino que una derecha post-Piñera estará igual de desorientada. Kast, Evópolis, etc...
Ulschmidt

12 de noviembre de 2017, 21:17

 
Blogger EDO said...

La gente es muy weona en Chile. Recuerdo que gracias al crecimiento economico que fue el segundo mejor desde la democracia la gente hasta salia mas de vacaciones. El gobierno de Piñata fue por lejor el mejor en muchos ambitos y aun asi todos lo encontraron malo puesto que no les cabia en la cabeza que el "negrito de harvard" que le fue bien en los estudios, en los negocios y en la politica lo estaba haciendo bien en el gobierno.

Guiller ya esta diciendo que le haran la vida imposible. Ojala Piñata haya aprendido la leccion y tenga los pantalones para ello.

12 de noviembre de 2017, 21:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulchmidt, lleva mucha ventaja en las encuestas aunque en política nunca se sabe, la mejor encuesta la tendremos este domingo. Los resultados de las elecciones en Chile son engañosos, Piñera ganó la vez pasada porque tuvo la suerte de correr solo, a Frei Ruiz-Tagle no lo quiere ni su mamá. Ahora vuelve a correr solo lo que muestra sin duda que es un tipo de mucha suerte.

Bachelet también corrió sola en la segunda elección, Evelyn Matthei tenía cero competividad y la campaña fue una serie de descalabros de la derecha política. A mi modo de ver los partidos que apoyan a Piñera ya están acabados, son una especie de zombies y no se van a recuperar, tiene que aparecer otro nuevo.

12 de noviembre de 2017, 22:04

 
Anonymous Wilson said...

Los partidos se juegan su futuro en las parlamentarias, pasado el shock presidencial, bueno o malo que les toque, el numero de parlamentarios y el poder negociador resultante es la clave.

12 de noviembre de 2017, 23:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, las elecciones parlamentarias serán tanto o más importantes que las presidenciales. Lástima que los partidos estén en tan mal pìe, los candidatos que van a parlamentario son lo peor, puro raspado de olla

13 de noviembre de 2017, 00:36

 
Blogger Leus said...

¿Por qué tanta alusión a la frondosa cabellera del candidato, Tomás? ¡La envidia es pecado capital, hombre!

Mi cuestionamiento con Piñera es que ha sido deliberadamente vago. Lo bueno es que no importando lo que haga, los inversionistas le tienen mucha confianza y por ahí recuperamos algo el crecimiento.

¡Y a esperar la venida de God Emperor Kast con su rayo derechizador!

13 de noviembre de 2017, 11:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Maldito piojento ese, ojala le venga tiña...

Piñera será un buen presidente si todo sale como se espera, pero no lo sufiucientemente bueno, ni la milésima parte de lo que lo endiosan sus partidarios, tiene muchos y graves defectos pero de momento es un mal menor. En mi opinión devolverá la honradez al gobierno, algo que no hemos tenido en ningún gobierno de la Concertación.

El futuro es KAst, a ver si saca uun 10% o más en primera vuelta, sería fabuloso

13 de noviembre de 2017, 12:53

 
Blogger Jose Cornejo said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

13 de noviembre de 2017, 14:43

 
Blogger Jose Cornejo said...

La atención está concentrada en las presidenciales, al punto de convertirse en un circo romano en el que todos atacan a Piñera, pero descuidan al "New Kid on the Block" (carnét a la chucha, cuando redacté esto) Mi tocayo Kast.

Quien lidera las encuestas, pierde las elecciones. esa máxima ha quedado demostrada hace un poco mas de un año en EEUU cuando Trump le ganó a "la favorita de las encuestas", Hillary Clinton. muchos pensarán que estoy comparando peras con manzanas, pero puedo notar en las redes sociales, que el miedo en el piñerismo abunda y a raudales. Estan conscientes de que en realidad no tienen el 50+1 del total de electores y que cada intervencion de Piñera ha sido un paso en falso.

Por el otro lado el zurderío, empecinado en atacar a Piñera, descuidó al sector que no vota. Ninguno de los 6 aporta nada nuevo, enfocandose en ese 26% que votó por la yeta, que es su mercado objetivo. De ahi no van a salir, es su pantano y es donde se sienten seguros.

Que el rayo derechizador de God Emperor Kast descienda sobre nosotros... y pulverice a los otros.

13 de noviembre de 2017, 14:45

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas