Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Contra la compasión

lunes, 19 de enero de 2009


En este Templo del Ocio he escrito un par de veces contra la compasión, mi amigo Juan me comenta su desagrado con los que etiquetan la compasión como una debilidad de carácter y justamente eso es lo que yo pienso: creo que la compasión no solo es inútil sino además dañina porque promueve comportamientos que tienden a aumentar el sufrimiento.

Antes pensaba -inocente- que era una idea original mía, nada es original, la idea viene de muy antiguo como pude comprobar posteriormente. Compadecer (padecer por el sufrimiento de otro) era definido por Aristoteles como “un sentimiento de pena, causada por la vista de algún mal destructivo, que cae sobre quien no lo merece y que podríamos esperar que cayese sobre nosotros o alguno de nuestros amigos". Varios han dicho que la compasión es un sentimiento distintivamente humano, lo que nos diferencia de los animales, Nietshe en cambio afirma en esto su caracter de anti natural, creado por ciertas culturas para manipular a su gente.

La compasión era despreciada por los antiguos estoicos y luego por los racionalistas que la veían como un modo de extender inútilmente el sufrimiento por el mundo, porque además hace actuar de manera irreflexiva, de modo tal que produce más sufrimiento. Un ejemplo clásico es la paradoja del terrorista que sabe donde está una bomba y no quiere decirlo, por compasión no se le tortura, la bomba explota y mata a miles de personas. El comportamiento racional es causarle sufrimiento a un culpable para evitar el sufrimiento de miles de inocentes, sin embargo la compasión no permitiría aplicar sufrimiento ni a una sola persona, culpable o inocente.

La compasión es usada como un arma muy eficiente por terroristas, guerrilleros y en toda clase de conflictos asimétricos, porque permite igualar la inferioridad en poder de fuego con la desmoralización del enemigo, como se ve desde hace muchos años en Medio Oriente o en Colombia, donde un grupo pequeño logra gran ventaja usando inocentes como escudos humanos. La compasión permitió que el Vietcong ganara a pesar de haber sido militarmente derrotado dos veces seguidas. Las Fuerzas de Defensa de Israel enfrentan un grave problema de desmoralización en sus tropas por lo mismo. La compasión es un arma muy poderosa en la guerra psicológica.

La literatura está repleta de grandes tragedias que generan una compasión desmesurada, creo que el mismo Aristóteles escribió que las tragedias eran una catarsis para dar salida a los sentimientos de compasión de manera más o menos inofensiva ¿quien de los que leyó Ana Karenina no disfrutó sufriendo con sus tragedias? ¿o con los tormentos de Josef K o el agrimensor K? parece que tenemos cierta adicción morbosa hacia la compasión.

Practicamente todas las religiones ponen a la compasión en un altísimo pedestal, lo mismo que el humanismo, esa religión laica tan de moda por estos días, yo creo que eso tiene una explicación utilitaria: los compasivos son más manipulables, piensan menos, se dejan llevar con más facilidad y actúan con más pasión sin pensar demasiado, o sea son los acólitos perfectos.

Hay dos ventajas racionales que se atribuyen a la compasión: una dice que cuando las personas son compasivas frenan sus impulsos a causar sufrimiento a otros, la otra es que las personas compasivas tienden a buscar el bien de los demás. Estas ventajas tienen sin embargo una limitación importante: la compasión es siempre selectiva, nadie puede tener compasión ilimitada porque no podría comer carne por no causar sufrimiento a los animalitos, ni tomar remedios para no matar las bacterias, ni limpiar la casa por no desbaratar los nidos de los ratones.

Como la compasión es selectiva opera solo entre los que nos caen bien y por eso vemos a los clérigos que ordenan matar al enemigo "en el nombre de Dios el compasivo y misericordioso" o mandarlos a las cruzadas, etc. Esa es la explicación de por que las religiones que ponen a la compasión entre sus más altos fundamentos son las que han causado las peores atrocidades de la historia. La compasión selectiva anula las dos ventajas racionales de esta virtud cardinal.

Las religiones y el humanismo generalmente dicen que la falta de compasión trae como consecuencia la crueldad violenta, es decir los que no son compasivos son necesariamente crueles. Eso es absurdo, la falta de compasión no tiene por que implicar crueldad sino al contrario, puede ser beneficiosa. Un dentista que aplica un doloroso tratamiento no es cruel, simplemente reprime su compasión sabiendo que de no hacerlo, las consecuencias para el paciente serían peores. 

La falta de compasión puede llevar a comportamientos racionales y bondadosos. Adam Smith, un tipo mucho más práctico, notó en su Teoría de los sentimientos morales, que la condolencia ante el sentimiento ajeno, haciéndolo propio podría ser inútil, no así la simpatía que es una postura mucho más lógica. Simpatía significa acompañar en el sentimiento, sin hacerlo propio y sin que nuble lo racional de nuestras acciones. 

Cuando alguien se muere podemos ver claramente la diferencia entre compasión y simpatía, algunos creen que tienen la obligación moral de hacer suyo el dolor de los deudos y se dedican a llorar y sufrir junto con ellos ¿a quien le sirve eso?. Otros en cambio mantienen la calma y tratan de ayudar amigablemente sin necesidad de aparatosas demostraciones de dolor ¿cual de las dos actitudes es más valiosa? ¿sirve para algo la compasión? 

Etiquetas:

27 Comments:

Blogger Sergio Meza C. said...

"Los Cachorros" de Cortázar es una novela de aquella compasión.

Tal tragedia no la quisiéramos junto a nosotros. Perder "las joyas de la corona" por la dentellada de un perro peregrino, debe ser peor que terrible.

Toda esa obra se trata de compadecer a "Pichulita Cuéllar"

20 de enero de 2009, 09:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"Dolorosa tragedia" jajaja.
De Vargas Llosa pues, insulta pero no ofendas! :D

20 de enero de 2009, 09:56

 
Blogger Lesliota said...

Más que simpatía, yo lo llamaría empatía...

Weas de palabras...

Al margen, no hay nada que me choque más que la muerte de alguien querido por algún amigo... Me estreso entera pensando de qué forma lo puedo ayudar (el ir a decirle "no somos nada" lo encuentro una soberana estupidez). Finalmente siempre termindo ofreciendo ayuda en loque sea útil.

Saludos vejete!

20 de enero de 2009, 11:22

 
Anonymous Anónimo said...

Lo peor es la "solucion" de la caridad,inocente acto de preocupacion por los demas , que no hace mas que mantener injusticias y diferencias artificiales.
La compasion es otra cosa,mas benefica para quien la ejerce que para quien la recibe.
balsial.

20 de enero de 2009, 12:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A propósito de muertes, es curioso como los deudos se sienten con una especie de "obligación social" de sufrir, lo mismo que se traspasa a los amigos de los deudos.

Lesly, cuando han muerto mis amigos nosotros lo pelamos y chacoteamos en el funeral y todos nos miran feo. Que falta de respeto que atropello a la razón! Bah, el muerto al hoyo y el vivo al bollo.

Anónimo, la caridad es otra de las virtudes cardinales de los cristianos. Por eso vivimos en un mundo lleno de limosneros convencidos que los que tienen plata mantienen una "deuda social" con ellos, que frescura. La inversión de todos los valores como escribió Nietsche.

20 de enero de 2009, 12:37

 
Blogger Lilian said...

Hola Tom!
Nada que ver con el tema de hoy pero aca esta el link para la inauguracion presidencial en USA que esta pasando en estos momentos:

http://www.msnbc.msn.com/id/21134540/vp/22887506#22887506

20 de enero de 2009, 12:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Lilian! yo me acuerdo de un "Life" donde se reporteaba la toma de poder de Eisenhoover con una de esas típicas fotos gigantescas en blanco y negro, donde aparecen todos a la interperie, los tipos del servicio secreto con abrigo y sombreros stepton de esos de cowboy, todavía tengo esa revista en la casa rodante. Tiempos aquellos jaja

20 de enero de 2009, 12:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Que feo el nuevo Cadillac! es una camioneta maquillada, super fea.

20 de enero de 2009, 12:58

 
Blogger Sergio Meza C. said...

¡Cresta!; juraría que era de Cortázar. La leí en el Colegio. Justifico por los años la confusión...

Revisando...

Google; "castración perruna en camarines, vargas llosa"...

...efectivamente; era de Mario Vargas Llosa.

Valga el comentario igual.

20 de enero de 2009, 14:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro que vale, si me llegó a doler de puro acordarme
Eso si que es compasión
:D

20 de enero de 2009, 14:39

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

20 de enero de 2009, 14:42

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Tomás:

La "caridad" aludida en Corintios 13 del nuevo Testamento (identificable con una de las virtudes cardinales) también se traduce simplemente como amor. Algunas Biblias titulan esa parte de la Biblia como "Nada más perfecto que el amor", otras como "Nada más perfecto que la caridad"

No alude, esa "Caridad", a la conmiseración limosnera; alude a la percepción amorosa que tenemos ante y dentro de las personas y las cosas. Alude al estado de unión y/o comunión con lo amado; sentir caridad hacia algo, en este contexto, es "verlo bello"; no "todo cagado y en una cuneta estirando la mano".

20 de enero de 2009, 14:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, es una de las virtudes teologales, pero en la práctica el "ejercicio de la caridad" (que en principio es amor a Dios por sobre todas las cosas) es dar limosna y ayudar "desinteresadamente" a los que lo necesitan. Nótese las comillas.

20 de enero de 2009, 14:48

 
Blogger Lilian said...

Yo veo el concepto de caridad y compasion de una forma tan distinta de la que se plantea aca que mejor hago mutis esta vez...
Saludos / :-D

20 de enero de 2009, 16:21

 
Blogger Lilian said...

Olvide decir algo importante... te felicito por el post: buenisimo!

20 de enero de 2009, 16:23

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Para que nos pongamos de acuerdo propongo esta definición standard:

Caridad: acto de asistir a un desfile de modelos donde se sirve excelente comida y tragos, donde se puede conocer a lo más fino y distinguido de la sociedad relacionada, y cuyo fin es el de darle amor a los pobres que no tienen tales oportunidades, entregándoles dinero o especies que les puedan servir para paliar sus urgentes necesidades,financiadas por los aportes de tales festines

20 de enero de 2009, 17:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

(ver también) Cena de pan y vino
Hogarde Cristo, Un techo para Chile

20 de enero de 2009, 18:16

 
Anonymous Anónimo said...

En conclusion caridad ; necesidad de los ricor por aparecer y sentirse bien y ganar mas por supuesto.
Asi que no gracias,quedense con sus cosas usadas , hollas sucias y con resto de comida y sus casitas para pobres, gracias.
Enticio,

20 de enero de 2009, 20:04

 
Anonymous Wilson said...

Compro el sentimiento pero no la tesis.
Me explico (espero):
La compasion tiene un valor evolutivo, permitio que gente menos dotada fisicamente se reprodujera y asi se produjo no solo diversidad, sino que masa critica. De no ser por ella un pequeño nucleo de monos superpoderosos, pero con poca diversidad adaptativa, se habria comido a los demas, y cualquier peste habria exterminado la especie.
Pero comparto el sentimiento de nausea cuando se usa para manipular las conductas.

20 de enero de 2009, 20:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pero si es al contrario pues Wilson, la selección natural es el fundamento de la teoría evolutiva. Lo que asegura la diversidad son las mutaciones que son muy excepcionales.

20 de enero de 2009, 21:59

 
Anonymous Anónimo said...

Tambien asegura diversidad mantener una "rama" aislada con la cual eventualmente mezclarse para evitar la endogamia.

20 de enero de 2009, 22:44

 
Anonymous wilson said...

Por mera competencia habria eliminacion de muchos; si en cambio, como es el caso en los humanos, ademas operan factores de solidaridad y compasivos, tienes que un bicho con muy pocas herramientas naturales resulto exitoso.
Y es claro que los humanos hemos heredado esta predisposicion, no se expica de otra manera que la manipulacion funcione eficazmente a pesar de lo obvia que normalmente es.
Lo que llaman el gen altruista (mal nombre, no se trata de un inexistente altruismo, sino de una manera como resultaron las especies) fue descrito en murcielagos.

20 de enero de 2009, 23:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A mi modo de ver son racionalizaciones más o menos poéticas, en el fondo se trata de un sistema para manipular a las personas que tiene muy muy poco tiempo, creo que no tiene ningún sentido real atribuir efectos evolutivos a cosas que solo han durado milésimas de segundos en la escala evolutiva.

20 de enero de 2009, 23:56

 
Anonymous wilson said...

Parece que es un poco mas antiguo, ahi tienes los murcielagos...

21 de enero de 2009, 00:38

 
Anonymous Anónimo said...

O los debiles no son debiles sino que manipuladores.
"un sistema no es mas fuerte que la parte mas debil, asi que que vivan los debiles (que nos hacen mas fuertes).
¿se marearon?
maten.... (las tonteras del verificador ,jajajaja)

21 de enero de 2009, 08:44

 
Anonymous Alfredo Zamudio said...

Tu blog sobre la compasion merece un largo debate sobre las diferencias entre caridad y solidaridad. Mucho de nuestra herencia cultural esta basada en actos de compasion son reflejados en acciones de caridad, mientras que los filosofos, tales como tu los nombras, nos invitan a expresar nuestra compasion en luchar por cambios mas radicales, tales como igualdad de derechos, acceso a las mismas oportunidades. He ahi el huesillo, no en la compasion!

22 de enero de 2009, 12:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En la literatura española del siglo de oro (Cervantes, Lope de Vega, etc.) y también en la picaresca se refleja muy bien el ideal español hacia las obras de caridad como camino para ganarse el cielo, creo que es un concepto que ha evolucionado en la forma pero se mantiene en el fondo. Tal como dices tu y otros más, creo que eso solo perpetúa las estructuras de dominación, aunque la verdad es que también soy muy pesimista en cuanto a las acciones de justicia social.

22 de enero de 2009, 12:55

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas