Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Música y Beatles

lunes, 5 de octubre de 2009


Cuando aprendemos a tocar un instrumento, en las canciones populares lo primero que aparecen son las "progresiones" o "esquemas" que son la sucesión de acordes del acompañamiento. Lo segundo que aprendemos es que con una misma progresión podemos acompañar muchas melodías distintas y -lo más misterioso- que algunas progresiones suenan bien, mientras que otras, por alguna razón, chocan en nuestro oído. Había leído varias cosas básicas sobre teoría musical pero ninguna me había explicado este último asunto: cual es la razón por la que algunas progresiones encadenan bien y otras no.

Ayer, curioseando por la ahí encontré una buena web dedicada a la música donde hacen un análisis semántico de las primeras 46 canciones de los Beatles. La semántica tiene que ver con el significado de los símbolos y su principal utilidad está en los lenguajes. En este caso se hacen experimentos sobre como percibe la gente distintas progresiones de acordes y sugiere que las primeras canciones de los Beatles eran mucho más innovadoras de lo que parecen, usando nuevas progresiones para poner en contexto las letras más que un simple acompañamiento de las melodías. Es muy entretenido como conectan los acordes con las palabras y las progresiones con una conversación, de manera parecida a las técnicas que se usan para improvisar melodías. En otro artículo llamado Words and chords, también se sugiere que la verdadera innovación de la música de los Beatles fue crear armonías relacionadas con las letras. También se describen otras cosas como la música beat, que simplificó el Rithm and Blues y elevó el volumen del acompañamiento a veces incluso tapando la voz de la melodía, cosas de las que recién ahora me doy cuenta.

Otro artículo de la misma web llamado Old sweet songs, muestra la influencia de antiguas canciones en otras nuevas, por ejemplo entre "When the saints go marching in" y "I saw her standing there" o entre "Georgia in my mind" y "Yesterday". En una entrevista Paul McCartney (autor de I saw her y Yesterday) decía algo muy interesante:

"Hay que tener siempre mucho cuidado, el gran peligro al componer es que escribas algo que ya ha sido compuesto antes sin darte cuenta. Después de tres hors de trabajo... te das cuenta que acabas de componer un clásico de Bob Dylan".

Esto puede mostrar que somos influenciados inconcientemente por las viejas canciones, o bien que muchos esquemas melódicos y armónicos los traemos de nacimiento y son comunes a todos. Yo creo más en lo segundo, eso explicaría por qué algunas progresiones nos gustan y otras en cambio nos chocan de manera instintiva.

Sigo leyendo este entretenido sitio que tiene varios estudios sobre la música de los Beatles, me surge la duda si todos estos análisis a posteriori son solo una justificación teórica del enorme éxito de esa música o si realmente las innovaciones fueron la causa del éxito a pesar que el 99% de la gente no tiene la menor idea de ritmos, melodías ni armonías. Yo creo que aunque uno no sepa absolutamente nada de música, si puede captar instintivamente algunas cosas que son muy complicadas desde el punto de vista técnico, la razón de esto es un misterio, pero eso explica que las óperas de Mozart eran disfrutadas igualmente por músicos y campesinos. En todo caso entender los mecanismos técnicos detrás de una composición permite disfrutarla el doble o el triple que simplemente quedar pegado con algo que nos suena bien a la oreja.

Etiquetas: ,

6 Comments:

Blogger Miguel V. said...

"Hay que tener siempre mucho cuidado, el gran peligro al componer es que escribas algo que ya ha sido compuesto antes sin darte cuenta. Después de tres hors de trabajo... te das cuenta que acabas de componer un clásico de Bob Dylan".

jajaja! Eso es parte de cualquier proceso creativo. Crear o inventar lo que ya se hizo. Yo me he pasado mas de una tarde calculando cosas que ya son archiconocidas. Y a un amigo le paso que envio un paper sobre algo que estaba escrito hace casi 40 an~os! Y el ni sabia.

Esta entrada esta mejor Bradanovic.

5 de octubre de 2009, 13:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A mi me pasó hace años cuando creí haber inventado los archivos relacionales. Cuando se me ocurrió agregar espacios y recortar los datos para crear campos de largo fijo me sentí un Von Neumann... hasta que supe que eso se había inventado hace rato

A propósito de lo mismo, el otro día estaba conversando con una amiga sobre el arte contemporáneo, asunto del que yo no tenía la menor idea y bueno, a medida que me iba explicando notaba que hay varias analogías entre el método científico y los procesos de creación artística, en esto que dices veo que hay otro paralelo. En la creación de obras de arte igual se parte con una hipótesis, el concepto que se quiere probar, y hay una investigación y experimentos que, si bien no usan las matemáticas tiene sus propios métodos de validación.

Ah, y si lo encontraste bueno voy corriendo a revisarlo :P

5 de octubre de 2009, 13:38

 
Blogger Marilyn said...

Hay un libro (puede que me equivoque, pero puede ser el que se llama "Revolution in the head"), que no es el típico libro de los Beatles farandulero, este habla de los discos, de cómo iban naciendo las canciones y cómo fueron evolucionando.
Lo interesante es que, tal como planteas, sin tener mayores conocimientos la gente fue capaz de reconocer que lo que se oía era diferente y bueno.
Gran entrada Tomás!

5 de octubre de 2009, 14:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Marylin, yo creo que ese es el gran misterio, como la gente sin tener conocimiento de la parte técnica puede igual ser atraída como por instinto a una música bien construída. En los link que puse en la entrada hay trabajos interesantísimos sobre la música de los Beatles y su evolución
Saluti!

5 de octubre de 2009, 14:05

 
Anonymous Anónimo said...

que bueno tu post de hoy Tomás, me encantó, fue por otro post sobre música como te encontré haca ahora cuatro años ya.
Sonia

5 de octubre de 2009, 15:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ya ves Sonia, nos juntamos por la música!!
Saluti

5 de octubre de 2009, 18:33

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas