Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La originalidad según Picasso

domingo, 20 de junio de 2010

¿Por qué es tan famoso Picasso? estaba viendo recién una entrevista de Charlie Rose con dos expertos sobre el pintor, que lo analizaban y desmenuzaban todo lo que el quería decir con sus pinturas, creo que todos esos análisis le hacen un flaco favor al artista porque -aparte de santificarlo- nos quitan la impresión original que nos pueda producir. En lugar de interpretarlo tanto mejor dieran datos objetivos sobre la historia de sus cuadros, sus opiniones y biografía, creo que eso aportaría mucho más a que nos entreguen un paquete listo, masticado y digerido con la opinión oficial de los expertos.

Cuando yo era chico me gustaba mucho dibujar y mi admiración por Picasso empezó cuando trataba de copiar sus dibujos, para mi gusto era un virtuoso del dibujo equivalente a Mozart o Bach en la música, pero eso no era lo más admirable. También fue muy arriesgado, para mi fue un sinónimo de pachorra, a pesar que le gustaba el éxito y el billete puso todo en riesgo varias veces en su carrera probando cosas nuevas que podrían resultar un fiasco, su ambición era tan grande que nunca se conformó con tener una vida cómoda repitiendo lo que le había resultado bien, le gustaba el riesgo y eso es doblemente admirable en un virtuoso, que no necesita arriesgarse para tener éxito.

Otra es que era personal sin concesiones, sin saber nada de pintura es fácil reconocer un trabajo suyo, gracias a su virtuosismo no tuvo imitadores, siendo personal y ferozmente egoísta parece que tampoco dejó ninguna escuela a pesar de su tremenda influencia en la pintura. Los buenos trabajos de arte son -yo creo- siempre muy personales, como una huella digital, mientras más se nota lo personal y único del artista más me gustan, por eso el arte bueno es bien egolatra.

Picasso era frívolo y vanidoso, fanático del cine y la televisión, los chismes, la plata y el brillo en la vida social, todo lo contrario de otros grandes artistas como Kafka o Van Gogh, se veía a si mismo como el pintor más grande de la historia y probablemente tenía razón, pero eso no quitaba que se preocupara por auto promocionarse y viviera hambriento de la buena opinión de los demás. Es interesante compararlo con Salvador Dalí, otro virtuosos español de la pintura igualmente frívolo, vanidoso y ambicioso del vil billete, pero Dalí era un tramposo del arte, nunca se tomó en serio ni tuvo el menor respeto por su trabajo, por algo tuvo tantos imitadores, era virtuoso pero como artista valía nada.

En fin, a lo que quería llegar es que Picasso fue ferozmente personal en lo que hizo y le fue bien, me inspira la seguridad y el convencimiento que tuvo siempre sobre sus propias ideas y opiniones, no es que las considerara mejores que las demás sino que simplemente nunca se comparó con nadie, eran suyas, lo mejor que tenía y con eso era suficiente, de allí el conocido consejo que le dió a su amigo Sabartés sobre la orignalidad:

"Si quieres hacer un círculo y pretendes ser original, no trates de darle una forma extraña que no sea precisamente la del círculo. Trata de hacer el círculo lo mejor que sepas. Y como quiera que no te ha de salir nunca un círculo perfecto, ese circulo será enteramente tuyo"

Y eso es para mí el secreto de Picasso, reconocer el valor de que somos únicos en un mundo donde las opiniones, estética y todo tiende a ser cada día más homogéneo, donde nadie se da el trabajo de pensar por si mismo y cualquier pensamiento crítico es una especie de blasfemia. No se trata de hacer círculos extraños, simplemente hacerlos lo mejor que nos salgan y confiar en ellos, aunque no le gusten a nadie, porque son nuestros círculos. Hasta mañana.

Etiquetas: , ,

4 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Soy un negado para el Arte. En principio, esos del Renacimiento que pintan todo tal cual y casi perfecto serían los mejores. Todavía puedo captar que los impresionistas te dicen algo distinto sin ser textuales. Los relojes desfallecientes de Dali son al menos curiosos pero jamás puede saber qué era lo genial de Picasso.

20 de junio de 2010, 19:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Para dibujar parecido a la realidad están los hiperrealistas como Claudio Bravo, que también tiene su cuento. Los grandes maestros del renacentismo tenían su cuento, eran mucho más evolucionados que los realistas: deformaban las perspectivas (el Greo, las proporciones (Boticelli) hacían trucos de composición (velasquez), la iluminación (Rembrandt) retratos psicológicos o satíricos (Goya), desde esos años partió el arte moderno, cuando empezaron a ponerle cosas personales a la reproducción realista de una imagen. Fue un proceso continuo donde cada vez le ponían mas ideas a a imagen hasta llegar a los abstractos que hacían pura composición y colores.

La gracia de Picasso es que tenía la destreza equivalente a cualquiera de los grandes pintores renacentistas a los 16 años (su cuadro de admisión a la academia al estilo clásico muestra que para el era cosa de niños) pero siguió experimentando siempre con distintas ideas, según le pasaban sus experiencis: el período azul, el rosa, el cubismo, tantas cosas.

Cuando uno trata de copiar sus dibujos lo más excto que pued se da cuenta lo bueno que era, fíjate el dibujo de esta entrada que parece un boceto descuidado y hecho a la rápida, si notas la línea de la cara que sigue en el cráneo es como na calavera o la cabeza de un viejo, después encima de eso borroneó el pelo pero fíjate por donde ib la línea original y verás el retrato de un viejito, igualito a el cuando se puso viejo jaja, los bocetos que parecen descuidados son los que más me gustan, son una caja de sorpresas.

20 de junio de 2010, 21:27

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Picasso clausuró el Renacimiento, lo terminó, tomó la llave y la tiró al río.

Siempre defiendo a Picasso (como si necesitara defensa...) por una visión que no es mía, la obtuve de un libro, pero me parece definitiva; este pintor encripta al tiempo y al espacio en sus visiones múltiples de un mismo cuerpo en el espacio, y lo hace con su sentido del humor, severo pero penetrante.

La obra pictórica de Picasso es la más profunda que he conocido.

De los abstractos no se consiguen aciertos tan grandes sino como un solo hallazgo llevado a sus extremos, como es el caso de Mondrian y su eco oblicuo; Theo Van Doesburg.

Picasso siempre renegó de la abstracción; dijo, no textualmente, que la entendía como teoría, pero que en la práctica no era posible alcanzarla tan puramente como se la declaraba.

Picasso es el mayor genio pictórico después del paulatino ocaso renacentista.

21 de junio de 2010, 12:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Dicen que se consideraba el mejor pintor de la historia y es probable que así sea, en todo caso los rankng en estas cosas son muy jabonosos, no es como rankear a un corredor o un boxeador donde la cosa es mucho más clara.

Si, su gracia fue esa virtud para moversemás allá de los estilos y las escuelas, fue expresionista, cubista pero no solo eso, no se casó con nada a pesar que le iba muy bien en un estilo nunca se quedó conforme explotando lo que le salía bien.

Otra gracia es que a pesar de pasar por diferentes estilos cualquiera puede reconocer un Picasso sin saber mucho de pintura, tenía un sello muy personal en todo lo que hacía.

21 de junio de 2010, 14:26

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas