Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Los favores son gratis

sábado, 16 de febrero de 2013


Varios años atrás -debe haber sido el 2007- mi amigo Stephen intuyendo que yo andaba corto de plata me ofreció un trabajo remoto en su compañía de software, que estaba en Texas. El pago y las condiciones eran muy generosas pero yo estaba preocupado porque con mi flojera y falta de foco seguramente iba a hacer todo mal. Así le dije a mi amigo pero me contestó que no importaba, que si no funcionaba o no me gustaba el asunto lo dejábamos nomás,

Y pasó tal como yo había supuesto, el trabajo consistía en mantener funciones críticas en varios servidores remotos, era delicado y yo que soy irremediablemente distraído, estuve a punto de generar una catástrofe un par de veces. Anduve dos años en eso y después de quemar una tarjeta madre, en prevención de cosas peores mejor lo dejamos hasta ahí nomás. Bueno, de esa expriencia todavía conservo el laptop Lenovo en el que estoy escribiendo ahora mismo, junto con varias otras cosas que uso hasta el día de hoy. También aprendí sobre explotación de sistemas críticos en servidores Linux y algunas de esas cosas las coloqué en el blog Unixblues antes que se me olvidaran.

De esa experiencia recuerdo que aprendí a usar los repositorios, en dos aplicaciones muy interesantes: Subversion y Git que servían para llevar el control de versiones cuando se trabaja en grupo. El control de versiones es un problema grande cuando se trabaja de manera remota y en grupo, estas aplicaciones lo que hacen es ordenar los cambios que hacen diferentes personas sobre un mismo proyecto. Estuve usando Subversion durante un año más o menos pero con el tiempo se me olvidó completamente.

Ahora me encontré con Github en Internet, buscando una manera fácil de publicar código en el blog. Lo empecé a usar solo para eso pero al poco tiempo me di cuenta que sirve para control de versiones. A mi no me interesa trabajar en programación pero si me gustaría usar Github para controlar modificaciones a documentos, por ejemplo a las tesis que estoy guiando u otros documentos que modificamos dos o más personas. No tengo idea si será práctico usarlo para eso, instalé un repositorio pero al poco rato quedé estancado. Tal vez alguno de los regulares sabios en informática me pueda iluminar un poco sobre si eso.sería práctico o algunas ideas para usar el Github

Por casualidad me encontré con un video de Udacity presentado por el VP de Google y un profesor de la Universidad de Virginia, se llama Building a Search Engine y explica como se puede usar Python para recolectar las direcciones web. Es una idea que se me ocurrió enseguida cuando estuve haciendo el curso Aprenda Python en 3 Días, el ejercicio 9 de ese curso da un ejemplo perfecto de como se pueden extraer textos seleccionados de manera muy fácil. Si alguien vió el curso de Python y le interesa ver una aplicación avanzada y fácil de implementar, le recomiendo que vea ese video, está muy bueno.

Hoy me tuve que levantar muy temprano, porque había ofrecido acompañar a mi amigo Franklin a extranjería, donde salió hoy con su residencia definitiva. Estaba más contento que un perro con dos colas, durante varios años trató de sacarla y había tenido frustraciones con la burocracia local, finalmente la consiguió, pero por culpa de eso yo me puse a dormir siesta en la tarde y pasé de largo, perdiendo una reunión con mi amigo don Ian Thomson que me había invitado un café en el centro. La levantada temprano me descontroló el resto del día.

Estaba muy agradecido y me ofreció algo de plata, le dije que se olvidara, por ningún motivo, los favores son gratis, eso me lo dijo una vez mi amigo Pepe Drago y no se me olvidó nunca más. Franklin me dijo que me había costado tiempo y un par de madrugadas, es cierto pero cuando le ofrecí ayudarlo lo hice como un favor y los favores no se cobran. Otra cosa habría sido si cuando me pidió ayuda yo le hubiese dicho "bueno, pero te va a costar xxx pesos", en ese caso ya no habría sido un favor sino un trabajo.

La diferencia entre lo que uno cobra y lo que no cobra es importante: los favores no se cobran, si hago un favor es porque me da la gana  y no espero que me lo devuelvan porque no es un negocio, de la misma manera cuando me hacen un favor yo lo agradezco mucho pero no siento ninguna obligación por retribuirlo. Es muy bueno hacer favors siempre que se tenga claro que solo son eso y si en algún momento no tengo gans de hacerlo no me siento obligado en absoluto, a diferencia de si hiciera un trabajo donde si estoy obligado a retribuir lo que me pagan.

Todo esto no es a propósito de lo de Franklin -que era solo un ejemplo- sino de algo más general que son las muchas cosas que uno hace "pro bono" o "por amor al arte", es decir gratis. Mucha gente hace cosas gratis que le toman tiempo y esfuerzo, sea por divertirse o por cualquier otra razón, eso a veces se interpreta mal, a mi me ha pasado que cuando he hecho algo gratis a veces lo han interpretado como que soy tonto o ingenuo, bueno, puede que sea tonto (todos lo somos) pero creo que no soy nada ingenuo. Desde luego todo eso de los cursos y tonteras que publico en la web son pro-bono, las hago solo para divertirme.

Creo que no es algo raro o solo de mi, en Internet está repleto de personas que gastan tiempo y esfuerzo gratis. Buena parte del open source se basa en eso y desmiente la idea colectivista que las personas solo son solidarias o buena gente cuando el estado los obliga. La solidaridad más eficaz -y probablemente la única legítima- es voluntaria, lo que alguien hace solo porque le da la gana y no porque algún aprovechador usa el estado para oibligar a que los demás lo ayuden. Los verdaderos favores siempre son gratis y voluntarios, el resto son abusos.

8 Comments:

Anonymous Kirill said...

A lo largo de la historia nosotros vivimos ayudando a cada uno en la manera voluntaria sin ninguna interferencia gobernamental. Si la ayuda esta obligado por el gobierno no es ayuda, es el robo. Roban Peter para pagar Paul (mientras reteniendo un poco de plata para el gobierno mismo para sus "servicios"). Tambien es muy facil a conseguir la ayuda de tus amigos.... solo ofrezcales la tuya!

16 de febrero de 2013, 01:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah eso me consta jajaja! Es cierto, en Chile existe una gran tradición de filantropía y mucha gente que gana plata dedica grandes sumas a la caridad privada, solo por ayudar. Federico Santa María (mi pariente) dejó toda su fortuna para una escuela técnica, hoy es la universidad que lleva su nombre. Juana Ross de Edwards lo mismo, fue la mujer más millonaria de su época y dedico buena parte de su vida a la beneficencia, Claudio Matte, Carlos Van Buren, Felipe Cubillos, en fin, la lista es larga.

Mucha gente que no tiene plata también es servicial, en realidad como dices casi todos nos ayudamos unos a otros en toda la escala social.

La "ayuda obligatoria" es robo nada más, igualito que un asalto en la calle, un robo con fuerza pero protegido por la ley..

16 de febrero de 2013, 01:56

 
Anonymous Anónimo said...

"Buena parte del open source se basa en eso y desmiente la idea colectivista que las personas solo son solidarias o buena gente cuando el estado los obliga."

Quienes son esos que piensan asi? De izquierda no son, claramente.

16 de febrero de 2013, 09:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, la naturaleza del estado es represiva y toda la beneficencia estatal se hace con dinero sacado a la fuerza. El que no paga impuestos se puede ir preso o le rematan la casa.

La gente que pide más "beneficios" del estado lo hace basado en la capacidad represiva del estado para extraerle a la gente su dinero suponiendo que nadie hará beneficencia si no es obligado por fuerza.

16 de febrero de 2013, 10:10

 
Anonymous Malandra en el teclado said...

Tommy Boy:

Sobre Git y Github, creo que resulta bastante razonable para mantener tus documentos, siempre y cuando los tengas ahí en un formato sencillo (Markdown o similar). De hecho, Github trabaja con un programa llamado Jekyll y puedes generar páginas HTML estáticas a partir de Markdown:

http://erjjones.github.com/blog/How-I-built-my-blog-in-one-day/
https://help.github.com/articles/using-jekyll-with-pages
http://bit.ly/14Ye12Q

Y como los favores son gratis, te dejo a mano un enlace al práctico documento de referencia Git Magic, que siempre tengo a mano cuando me surge alguna duda con Git:

http://stanford.io/m7U2M

Saludos.

16 de febrero de 2013, 11:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Que buenos datos! la guía de Git estaba muy entretenida, lo mismo Markdown del que no tenía idea que existía, entiendo que es un convertidor de texto formateado a xml, muy interesante, también hay un Markdown para Python http://pythonhosted.org/Markdown/

Buenos datos ¡gracias!

16 de febrero de 2013, 12:02

 
Anonymous Malandra en el teclado said...

Tommy Boy:

Programas que convierten el formato Markdown, tal como mencionas, hay en varios lenguajes. La descripción de Markdown la puedes encontrar en su sitio oficial:

http://daringfireball.net/projects/markdown/

Detallazo: Aaron Swartz estuvo involucrado en la definición del formato de Markdown...

16 de febrero de 2013, 12:46

 
Anonymous Anónimo said...


"La gente que pide más "beneficios" del estado lo hace basado en la capacidad represiva del estado para extraerle a la gente su dinero suponiendo que nadie hará beneficencia si no es obligado por fuerza."
Ah, menos mal. Yo pense que era una re-evaluacion del concepto de alienacion y la condicion humana. Mejor decirlo con la elocuencia de Daniel Lopez: el marsihmo-cumunihmo es intrinsicamente perversso.

16 de febrero de 2013, 15:04

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas