Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Solo en el riesgo hay ganancia

domingo, 10 de febrero de 2013


Ahora que estamos en una de las periódicas crisis financieras globales, es buen momento para recordar al economista Irwin Fisher y su modelo que describió en el libro La Teoría del Interés. Las finanzas son una  parte fundamental de la economía y se refieren al valor del dinero en el tiempo.

El principio fundamental de las finanzas es -dicho de manera informal- que nuestra apreciación por el dinero disminuye en el tiempo, eso se llama preferencia por la liquidez y consiste en que todos preferimos tener una suma de dinero hoy antes que mañana. Y a medida que avanza el tiempo nuestra apreciación cae cada vez más. A la gente que trabaja le pagan su sueldo cada cierto período de tiempo ¿que pasaría si les dicen que les pagarán una vez al año o cada cinco años? Por más que les aseguren el pago casi nadie aceptaría, como dice el dicho "platita en la mano potito en el suelo".

Esta preferencia por la liquidez, que parece obvia, da lugar a una serie de problemas bien complicados.Aunque las personas desean liquidez, es decir poder gastar en cualquier momento, para efectos prácticos casi nadie gasta todo su dinero apenas lo recibe. Entonces existe un lapso de tiempo, que puede ser bastante largo si la cantidad de dinero recibida es grande, durante el cual las personas tienen dinero sin gastarlo.

En general hay tres usos principales que las personas le dan al dinero: gastar, invertir y ahorrar. Las inversiones y los ahorros son dos formas de postergar el consumo (gasto) y como tenemos esa menor apreciación por el dinero en el futuro, el ahorro y las inversiones deben ser de alguna forma premiadas, compensadas por la decisión de no gastar ahora. Ese premio es la utilidad o el interés en el caso del ahorro.

Si no existiera el interés -o se prohibiera- a nadie le interesaría hacer inversiones y menos ahorrar, consumirían todo su dinero lo antes posible con lo que se perdería el efecto multiplicador de riqueza que crea el interés. El interés o usura están en la fuente de la creación de riqueza, equivalen al entusiasmo o la motivación de las personas.

Los modelos -en este caso el modelo de Fisher- lo que hacen es simplificar una situaciónextremadamente compleja, dejando solo lo que consideran esencial para tratar de ayudar a tomar las decisiones ante el problema fundamental de las finanzas: que y cuanto hacer con el dinero en el tiempo: gastar, ahorrar o invertir.

Las simplificaciones de Fisher son monstruosas, pero sin ellas el modelo sería inmanejable: solo toma dos períodos de tiempo, considera que no existe riesgo sobre los flujos de retorno (certidumbre perfecta), un mercado de capitales perfecto con una única tasa de interés, todos los actores son racionales y sus decisiones son para optimizar la rentabilidad y finalmente que existen oportunidades de inversión productiva, es decir lo que popularmente conocemos como "huevos calados".

Otra suposición irrealista del modelo es que existe una conducta óptima que resulte en la toma eficiente de decisiones de inversión y que puede ser calculada. Claro, si suponemos que no existe riesgo y que los comportamientos de todos los demás son predecibles no es tan difícil optimizar nuestra toma de decisiones. El detalle está en que el riesgo y la conducta irracional de los demás tienen un enorme peso en los resultados.

Por eso existe la behavioral economics, la economía del comportamiento que toma en cuenta el hecho que no tomamos decisiones racionales por lo que los cálculos son reemplazados más bien por conjeturas y observaciones sobre el comportamiento humano y sus respuestas más frecuentes.

Los cálculos con el modelo de Fisher son una aproximación bastante grosera a la realidad pero finalmente en eso consiste casi toda la evaluación privada de proyectos (de la evaluación social mejor ni hablemos). Los cálculos del VAN y el TIR se hacen basados en los supuestos de Fisher, sin incorporar ninguna de las variables que realmente pesan.

Por eso los empresarios rara vez confían en su gerente de finanzas o en el departamento de estudios para sus decisiones de inversión, saben perfectamente que el conocimiento de las personas y la toma de riesgos son mucho más importantes que el VAN o TIR de cualquier proyecto.

En el libro La Lógica Oculta de la Vida, que comenté hace algún tiempo acá mismo, decía que hacemos todos los días de manera intuitiva cosas que requieren cálculos extremadamente difíciles. Lo que en realidad ocurre es que los fenómenos reales son tan complicados que incluso los más sencillos, representados por modelos muy rústicos requieren de un montón de cálculo, pero muchos pueden ser facilmente resueltos por simple inspección gracias a la intuición, imaginación y la experiencia acumulada.

Cada uno de nosotros toma decisiones de inversión todos los días sobre consumir, ahorrar o invertir, todos lo hacemos. Es igual que el jugador de pool, que no tiene idea de las leyes de la dinámica de Newton, las que solo son capaces de calcular la interacción de un máximo de dos partículas, pero gracias al ojímetro un buen jugador puede predecir como van a interactuar las 13 bolas. De la misma manera decidimos comprarnos una camisa, salir a emborracharnos o guardar el dinero por si hay algún problema a futuro, sin calcular el VAN ni el TIR de las alternativas.

A veces se gana y otras se pierde, algunas decisiones son buenas, otras malas. Lo sorprendente es que hay gente que no sabe matemáticas ni finanzas y confían que su asesor financiero les puede calcular las mejores inversiones. Claro que no puede, porque los huevos calados no existen y solo en el riesgo hay ganancia.

5 Comments:

Blogger Pablo Torres said...

Es interesante la ley de preferencia temporal, de hecho con ella se desmorona la teoria de plusvalia de marx, y con esta ultima la teoria de la explotacion.

10 de febrero de 2013, 03:44

 
Blogger Ulschmidt said...

Creo que todos esos modelos macro - de Fisher, de Keynes etc - , aplicados al caso nuestro, adolecen de otra simplificación. Fueron creados para una moneda dominante y preferida, el dólar o la libra o el euro. Agréguese una moneda nacional despreciable y se le complica enormemente. La gente deja de preferir el dinero por el consumo o la inversion compulsiva, trata de comprar moneda extranjera desesperadamente, de no ahorrar, de sacar créditos para cualquier fin para tener deuda en la moneda nacional.
Si en cambio la moneda nacional es respetable eso también tiene sus costos porque puede realzarse frente a la divisa extranjera, disminuyendo la competitividad, sin embargo su tasa de interés no será mínima como es de esperar para una moneda sólida.

10 de febrero de 2013, 09:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Efectivamente Pablo, la explicación marxista era histórica y moral. El análisis histórico -que según Marx le daba su carácter "científico"- era muy limitado y sesgado por consideraciones moralistas, el marxismo tuvo mucho éxito como mecanismo de acción política pero estaba lleno de contradicciones internas.

Claro Ulschmidt, la existencia de diferentes monedas nacionales es otra complicacioón que la mayoría de los modelos simplemente ignoran. Cuando hay monedas compitiendo (y siempre las hubo) se convierten en si mismas en mercadería además de medios de pago. El problema de fondo en eso es que los gobiernos tienen señoraje monetario y pueden distorsionar temporalmente el precio del dinero mediante devaluación, apreciación o tasa de interés. Creo que eso es algo que siempre va a existir y lo mejor es dejar las monedas a la libre apreciación de las personasen todo lo posible. Las manipulaciones de los gobiernos en un período corto o largo no pueden sostenerse y la s monedas vuelven a la apreciación natural, de acuerdo a la economía que las respalda.

Con los gobiernos absolutistas que duraban toda la vida del soberano y luego pasaban a su heredero esto disminuía la incertidumbre porque una vez que los soberanos eran conocidos la gente sabía a que atenerse. Ahora que hay elecciones periódicas todo se transforma en un gran juego de ruleta cada 4, 6 u 8 años la bolita puede caer en cualquier lado.

10 de febrero de 2013, 11:09

 
Anonymous Kirill said...

Para tomar las desiciones buenas hay que disponer la informacion verdadera. Lamentablemente hoy dia hay muchas mentiras y enganos. En cada desicion tenemos dos fuerzas que nos impulsan; recompansa (que ganamos si todo va bien) y temor (que perdemos en caso de fracaso). Debido a este si es necesario tomar el riesgo a ganar. Bueno es como funcciona en el mundo real. Pero nosotros no vivimos en el mundo real, vivimos en el mundo magico. Vivimos en un MATRIX !

Desafortunadamente en muchos paises de nuestra epoca tenemos el gobierno que reemplazo las fuerzas del mercado libre, que interfiere en los mercados y distorciona la realidad. La palabra clave es "guarantia". El gobierno nos guarantiza todo... el prestamo estudiantil? No hay problema, Una hipoteca? Guarantizada! El trabajo? Guarantizado ! Servicio de salud? Todo guarantizado! El gobierno escoge los ganadores y perdedores. Y cuando no hay nada que perder y todo que ganar tomamos las desiciones malas. Resulta que la economia se desploma de una burbuja al otra. Y la gente sufren mas y mas! El gobierno tambien cambia las reglas de como se calculan las cifras indicadoras del estado de economia. Tasa de inflacion, desempleo, PIB etc todas son mentiras.

No hay ninguna manera de modelar el mercado y no lo necesitamos! El mejor modelo de funccionamiento es el mercado libre y lo menos interferencia possible. El mercado libre es muy fluido y responde instantaneomente a los cambios, senales de precio, demanda etc...

Pero la gente en muchos paises (pues por lo menos en los paises "desarrollados") se desprende de la realidad con las shows de "American Idol", "Superball" y "Dancing with the Stars". Casi nadie aqui en Canada sabe de donde viene el dinero, las implicaciones de deuda federal o como inviertan sus fondos de pension. Las decisiones tan importantes no se preocupan de ellas, pero toman 3 semanas a decidir cual abrigo a comprar a su nuevo perro (es una moda aqui en Canada tener un perro vestido con zapatitos y un abrigo).

Aqui en Canada la deuda personal es 160%. Es decir que para cada un dollar de ganancias una persona debe devolver $1.6 a sus creditores. Ahorrar, gastar, invertir??.... jeje pues por lo menos la gente aqui tiene lujo de no preocuparse de lo que va a hacer con sus sueldos. Un desicion facil cierto!?

10 de febrero de 2013, 18:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Kiril el tema de las distorsiones que introduce el gobierno por motivos políticos es interminable. Es muy curioso el rol de los gobiernos, que por una parte son soberanos, es decir pueden hacer absolutamente todo lo que se les antoje dentro de su territorio (incluso convertirse en dictaduras o lo que sea, basta llegar al poder y tener la fuerza necesaria). pero por otra parte es muy poco lo que pueden hacer contra las realidades de la economía.

Algunos gobernantes por tontera o ignorancia no se dan cuenta que muchas de sus políticas equivales a prohibir la ley de gravedad, prohibir las enfermedades y la muerte o chifladuras de esa clase. Yo creo que Cristina K, Chavez, Evo y muchos otros megalomanos en realidad ni se dan cuenta de hasta donde les alcanza el brazo y por egolatría hunden a sus países o desperdician las oportunidades de crecer condenando a la miseria a generaciones completas.

Pero hay otros peores, que entienden como es la economía pero son oportunistas y piensan que lo único que importa es aprovecharse del corto plazo en que están en el poder para favorecerse a si mismos y a sus amigos. Lyndon Johnson, George W Bush, Berlusconi (mi ídolo!) son de esa segunda clase igual que casi todos los que governaron en España después de Franco y en fin... la lista es enorme.


Las "garantías" estatales es una idea que encanta a los ignorantes, que no se dan cuenta que las pagan ellos mismos con tremendos intereses. El miedo y la inseguridad de las personas sobre sus propias capacidades los hacen aceptar las promesas de los políticos y así son engañados una y otra y otra vez

10 de febrero de 2013, 21:23

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas