Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El hub semillero en Arica

sábado, 25 de mayo de 2013


Antecedentes: en 1995, Pioneer, subsidiaria de Dupont, llegó al Valle de Azapa en Arica, comenzando sus primeros experimentos de crossing blocks de semillas para investigación. Fue una operación de muy bajo perfil seguida por Maraseed, que fue la primera en establecerse formalmente en Chile el 2003. Pagaron el costo de ser pioneros pero desde 2007 a la actualidad, todos los productores de semilla en Chile operan en Arica bien sea por cuenta propia o a través de contratos con intermediarios.

Arica no es el lugar donde se producen semillas para vender a los agricultores, sino que es donde están localizados los laboratorios que hacen la investigación y desarrollo de semillas geneticamente modificadas. No hay producción sino investigación para desarrollar las nuevas variedades, que luego se envían para producción en la zona central, se reproducen y se exportan a los consumidores finales.

Para la investigación de semillas Arica tiene la ventaja de un clima muy estable y templado, lo que permite plantar durante todo el año y obtener más de dos cosechas anuales, esto es una ventaja muy importante por la misma razón que en otros estudios geneticos se usan moscas, que permiten desarrollar varias generaciones en corto tiempo. Existen otros pocos lugares en el mundo que compiten con Arica, como ciertos lugares en Hawaii y Panamá, donde también se puede obtener más de una cosecha al año. Existen otras ventajas pero probablemente el clima es la fundamental.

En el Valle de Azapa se hacen siembras para probar el comportamiento, cruzamientos y se multiplica semilla de investigación, se trabaja con semillas de soya, maiz, girasol, maiz dulce, canola, hortalizas y flores. Las nuevas variedades de semillas de flores, a pesar de su pequeño volumen, son de muy alto valor y se exportan principalmente a Holanda.

Mi opinión: en Chile no está permitida la producción de alimentos genéticamente modificados, no así la producción de semillas para exportación. Sin embargo el maíz, soya y otros alimentos básicos son productos transgénicos que se importan a nuestro país desde hace décadas. Los devotos de Krsihna que venden orgullosos sus hamburgesas de soya no saben que casi toda la soya que se consume en el mundo es genéticamente modificada. Los productos transgenicos están en la base de nuestra cadena alimenticia desde hace varios años y las medidas para prohibirlos tienen apenas un efecto simbólico o de propaganda.

¿Cual es el impacto económico que tienen las semilleras en Arica? El impacto directo no es mucho: un promedio anual de 1179 empleos con un sueldo promedio alrededor de mil dólares mensuales. La importancia es más bien estratégica y de largo plazo, aunque son empleos muy formales y podrían aumentar con el tiempo. Como se trata de una operación de investigación y alta tecnología, nunca será demasiado intensiva en mano de obra.

Sin embargo existe la investigación semillera, que tiene mucha importancia estratégica, de largo plazo, para la economía regional. Los valles de Azapa y Lluta tienen una superficie cultivable muy limitada y el agua es escasa. Históricamente ha existido una agricultura de muy pequeña escala con bajo rendimiento y alto consumo de recursos. Los pequeños agricultores emplean trabajadores informales del Perú y Bolivia, consumen agua de manera irracional y muchas veces ilegal. Esa agricultura no es sustentable económica ni ambientalmente, porque solo existe en base a los enormes subsidios que entrega el gobierno en obras de irrigación. El crecimiento incontrolado de estas pequeñas operaciones que usan de manera intensiva pesticidas y fertilizantes en superficies limitadas, amenazan el suministro y calidad del agua potable en la ciudad de Arica,a la vez que presionan al gobierno por subsidios cada vez mayores en obras de riego.

La investigación semillera está en la base de la cadena alimenticia. Comer es la más elemental de las necesidades humanas y su valor agregado es muy alto comparado con la agricultura tradicional. Un valle pequeño y de recursos muy limitados debe usar esos recursos en productos de muy alto valor agregado.

La racionalidad económica aconseja que los recursos escasos se empleen en la producción de bienes de alto valor, la investigación semillera es uno de estos ejemplos. El rendimiento por hectárea y por metro cúbico de agua es mayor, más eficiente y menos contaminante en la investigación semillera que en la pequeña agricultura. Crear especies mejoradas de semillas es el mejor destino posible para los valles de la ciudad, hoy y en el futuro, tanto en términos económicos como ambientales.

Creo que el impacto económico de corto plazo no es gran cosa, pero los efectos estratégicos de largo plazo pueden ser muy importantes, cambiando las pequeñas explotaciones de tomates y hortalizas, a menudo ineficientes y ambientalmente irresponsables, por una industria de alta tecnología mucho más fácil de controlar.

El rol del gobierno aquí es vigilar que las operaciones cumplan con las regulaciones legales y ambientales y sobre todo eliminar los subsidios tanto para los pequeños agricultores (subsidios de riego) como para las grandes compañías (subsidios a la inversión y al empleo de mano de obra). No existe manera más segura de matar la competitividad de una industria que subsidiarla, el gobierno debe retirar los subsidios y dejar que actuen los mecanismos de precios. Solo los negocios sustentables por si mismos deben existir en los valles,  basados en sus ventajas comparativas y no en el dinero de los contribuyentes.

P.D. La mayor parte de los antecedentes son del "Estudio sobre la influencia económica y social de las empresas semilleras en el Valle de Azapa de la región de Arica y Parinacota" de Eugenio Cajíao S.

23 Comments:

Blogger Lucho Pizarro said...

Entiendo que el señor Cajíao (no Cajío) es funcionario de Singenta, es decir es "de parte" en la evaluación de las supuestas ventajas de las semilleras en el valle.

25 de mayo de 2013, 14:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, es el gerente. Por eso los antecedentes son bastante exactos, conoce el proceso desde el comienzo cosa que muy poca gente conoce.

Sobre la evaluación de las ventajas, yo dividí esta entrada claramente en dos partes: los antecedentes y mi opinión, en esta última no hay ninguna de las conclusiones del trabajo de Eugenio Cajío, son exclusivamente mis opiniones desde lo que yo veo como las opciones económicas de los valles.

25 de mayo de 2013, 14:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, es Cajíao de veras :)

25 de mayo de 2013, 14:36

 
Blogger mila bulic said...

I am vehemently opposed to this sort of thing. Although I personally like Eugenio Cajiao, I don't like what his company, and others like it, are doing. I used to want to work for them but have since educated myself more on GMO's and there is NOTHING altruistic about it. It's just bad and wrong and there is enough scientific evidence to support those claims.

25 de mayo de 2013, 15:31

 
Anonymous mark said...

a sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos agrícolas es importante para nuestra vida diaria y será cada vez más crucial para el futuro de nuestro mundo. A medida que aumenta la población(en los próximos 25 años, los agricultores deben aumentar su producción a un 50 o 70 por ciento de lo que producen hoy), más exigencias se colocan en los agricultores a producir más alimentos. Los agricultores se les pide cada vez más que ver que con más atención que nunca al medio ambiente(mejores practicas de manejo, el crecimiento de las ciudades les demandan alimento y superficies de terreno para urbanizar, compiten por el agua... el enfasis debe estar; en el respeto del medio ambiente, mejorando las practicas agricolas, mejor tratamiento de desechos, y de suelos, tanto en los valle como en la ciudad... para no producir bancos de contaminación frente a la ciudad(donde ninguna vida es posible)EJ. las vegas costeras de Arica se están ahogando(urbanizando)por un mal manejo de suelos, y bla, bla....

25 de mayo de 2013, 16:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Muy interesante lo que comentas Mark. Como yo lo veo, la agricultura tradicional será reemplazada por la agro industria, eso es algo que ya ocurrió en gran parte del sur de Chile y por eso nuestro país, teniendo tan poca tierra y recursos naturales, es una potencia exportadora de alimentos.

Yo recuerdo cuando era chico en el sur y los alrededores de Santiago estaba repleto de pequeñas chacras con un par de hectáreas (especialmente después de la reforma agraria, cuando desapareció el latifundio) donde los agricultores se pelaban el lomo y solo muy pocos eran rentables,la mayoría apenas se daban vuelta. La agricultura siempre es un negocio muy riesgoso incluso en Arica y la demanda -tal como dices- siempre crece: la única manera de responder es con industrialización y economías de escala.

En Arica, igual que muchos otros valles del norte chico y norte grande, todavía quedan muchos de esas operaciones pequeñas, las más exitosas alcanzan a dar un "buen pasar" a los agricultores, pero a costa de grandes subsidios en canales, represas y otros. Los agricultores pequeños y medianos trabajan con utilidad demasiado ajustada como para implementar buenas prácticas (que son costosas) y por lo general no les queda otra que usar métodos antiguos, en Arica no existen "grandes" operaciones agrícolas y empresas como Lombardi son pigmeas a nivel nacional, tanto por sus volúmenes como por sus métodos de trabajo. Creo que es inevitable que esa agricultura vaya desapareciendo y se empiece a vender para empresas más rentables como ha pasado en el resto del país (forestales, agroindustrias, en Arica laboratorios semilleros, etc.)

El peligro es que pase lo que en Copiapó y otrolugares del Norte Chico, donde llegaron las agroindustrias y se aprovecharon de todos los subsidios que se hicieron para los pequeños agricultores, las hectáreas regadas crecieron hasta reventar los valles y ahora están en una tremenda crisis.

Creo que eso es lo que han proyectado los IMBECILES que han diseñado nuestra política agraria: crear un sistema de subsidios e incentivos para que se vengan a instalar agroindustrias del tomate o las hortalizas (¡hasta piensan en los olivos!) con lo que repetiran el desastre de Copiapo, creado por un tarado de intendente que tuvieron hace años, que llenó la región de represas y canales, lo que tuvo como efecto reventar los valles secándolos completamente.

Ojo, yo no estoy en contra que si alguien quiere arriesgarse y producir cultivos boutique, organicos de pequeño volumen y altísimo precio, creo que será un interesante negocio en el futuro SIEMPRE Y CUANDO no se haga en base a subsidios y regalo de obras pagadas con impuestos.

En Arica el agua es escasa y debe ser muy cara, no solo para nosotros los consumidores sino también para los agricultores ¿quieren agua? perfecto pero paguen hasta el último peso por toda la infraestructura de riego, tal como pagamos nosotros por la infraestructura del agua potable que consumimos. Ley pareja no es dura.



25 de mayo de 2013, 17:36

 
Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

Absolutamente de acuerdo. La agricultura tradicional nos está depredando e intoxicando sin dejarnos nada consistente. Nunca se ha demostrado que los transgénicos sean dañinos para los humanos, tanto como es lo tradicional en Arica y a un altísimo costo por el abuso del agua y los torpes subsidios. Que la soya sea transgénica no es un pecado, el pecado es la soya misma. Quien primero se opuso a los transgénicos, no hace mucho que pidió disculpas por eso y los defendió (con algo de tiempo encontraré la referencia). Puede que la belleza de nuestros valles se deteriore, pero eso es un mal menor comparado con la depredadora e intoxicante agricultura actual de Arica. Por lo demás, los Lombardis nos han privado, vía muros y restricciones, de apreciar a nuestros remanentes iconográficos ancestrales, violando disposiciones oficiales. Más de alguien me querrá matar por expresarlo...

25 de mayo de 2013, 18:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es increíble doctor, acabo de ver una encuesta en una de esas revistas "verdes" y más de un 60% de los encuestados decían estar convencidos que "hay pruebas cientificas que los alimentos con componentes transgénicos causan cáncer y otras efermedades" ¡y esa gente tiene derecho a voto!

Yo he leído mucha literatura contra los transgénicos y jamás he visto un artículo científico serio que diga que causan cáncer u otra enfermedad, aparte de reacciones alérgicas (prácticamente cualquier cosa puede causar alergia).

La falta de sentido crítico de la mayoría de las personas para aceptar sin cuestionarse lo primero que lee, solo porque coincide con sus creencias, es impresionante. Yo no puedo aceptar un estudio si me parece chanta, por más que me gusten las conclusiones.

La agricultura actual de Arica es bastante dañina, hay estudios serios sobre el deterioro de los suelos en la revista Chungará (la única ISI de la región) por los métodos de cultivos aplicados por décadas y lo peor es que nuestras "autoridades" sueñan con atraer agroindustrias de tomates, olivos y hortalizas para que se repita la catástrofe de Copiapó, eso sería lo peor.

25 de mayo de 2013, 19:09

 
Blogger Ulschmidt said...

Yo vivo en una zona rodeada de transgénicom y particularmente soja. Lo que ocurrió, hace ya veinte años, es que la transgenia permitió reducir brutalmente el cóctel de pesticidas que ya se usaban desde los años 50. El problema era defender el cultivo ya implantado de malezas: en la agricultura indutrial limpiar los cultivos a mano es antieconómico, mecánicamente muy dificultoso. Se usaban una serie de químicos tratando de atacar la maleza y no el cultivo, varias aplicaciones, etc... Cuando le implantaron un gen rsistente al herbicida más universal (el glifosato, que hace su efecto y se degrada en cuestión de horas) se pudo fumigar la soja una sóla vez con este químico de bajo riesgo, en bajas dosis, liquidar a todas su competencia sin dañar el cultivo.
Fue revolucionario y la aplicación de herbicidas bajó a la mitad. Como además ya no se remueve la tierra sino que se siembra sobre los rastrojos de la cosecha previa - ya que existe este método para combatir las malezas, no hace falta arar - la erosión bajó al mínimo. Arroyos que yo veía enfangados en mi niñez ahora transcurren cristalinos: es evidente que dejamos de arrastrar toneladas de suelo por año.
Esas son ventajas que nunca le reconocen a las nuevas tecnologías.

26 de mayo de 2013, 08:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, el tema de los transgénicos está tomado por grupos de interés políticos y económicos. En lugar de discutirse con análisis y argumentos está repleto de consignas y clichés absurdos que no tienen ningún sustento técnico ni científico. Hay un montón de manipulación política entre medio.

26 de mayo de 2013, 08:12

 
Anonymous Lushin said...

Aqui en revista "Que Pasa" habla Mark Lynas, un ex anti transgenico : http://www.quepasa.cl/articulo/ciencia/2013/01/3-10962-9-la-mutacion-del-debate.shtml

27 de mayo de 2013, 18:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo coincido y en esto tengo una opinión completamente independiente: no tengo ningún interés comprometido, me importa un pepino la popularidad o la política y lo que pienso de los transgénicos es resultado de lo bastante que he leído y el peso que le he dado de acuerdo al pensamiento crítico.

Nunca he leído una sola crítica a los transgénicos que no me haya parecido chanta, emocional o ignorante. Me he tomado la molestia de verificar a los supuestos suicidios en India "por culpa de Monsanto" y de las enfermedades que supuestamente producirían los transgénicos, que nunca explican cual es su mecanismo.

En cambio conozco miles de enfermedades producidas por los pesticidas, daños a suelos de los fertilizantes y hambrunas por cultivos ineficientes. Esas no son teorías sino datos ciertos.

Hay un tipo que se dice "ingeniero", lo escuché dar una charla a nombre de greenpeace o algo así y me dió verguenza ajena. No puedo creer que a alguien tan ignorante le hayan dado un título. Creo que ya estoy viejo para comprar mentiras a vendedores de aceite de culebra.

27 de mayo de 2013, 18:25

 
Blogger jrc said...

La manipulación genética es un ciencia emergente y creo se toma muy a la ligera lo peligros que acarrea.

¿Se recuerda de los inicios del estudio de la radioactividad? La manipulación genética puede ser aún más peligrosa y no se toma el peso.

Hace un par de años se decía que los intrones eran "ADN basura", soberbia absoluta!!, que como era de esperar se ha ido corrigiendo. Con esa misma soberbia no se toman los controles fitosanitarios asociados al riesgo de experimentar con plantaciones transgénicas.

Los transgénicos si producen mutaciones en especies no modificadas geneticamente y de eso poco se habla, aunque existan muchos estudios sobre el tema, la "contaminación transgénica" de las "especies nativas", hasta que descubra el próximo Chernobyl Genético.

Existe un trade-off entre eficiencia-adaptabilidad en general las especies más productivas implican ser menos adaptables, lo que aumenta el riesgo de colapso del sistema cuando existen cambios de las condiciones de borde. La diversificación de las fuentes alimenticias es la única forma de asegurar los alimentos a futuro.

27 de mayo de 2013, 23:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Creo que hay mucho desconocimiento en lo que dices jrc, repites muchos mitos absurdos propagados por ideología.

Mira, solo considera lo siguiente: los alimentos geneticamente modificados, se modifican a nivel de sus células. Cuando una persona consume cualquier alimento, este es completamente descompuesto en el estómago a nivel de sus componentes químicos básicos, los ácidos estomacales incluso destruyen los alimentos a nivel molecular, ni una sola celula del maiz, tomate o soya que comemos se traspasa intacta a nuestro cuerpo, por lo que es extremadamente absurdo pensar que nos podamos "contaminar" al comer un alimento genéticamente modificado. Esto no es soberbia sino un hecho que sabe cualquiera que conozca un poco como funciona el estómago. ¡Si las mutaciones fuesen tan sencillas y se produjeran por solo ingerir algo estaríamos repletos de mutantes! ¿no has pensado unos segundos en la cantidad de cosas que comemos y respiramos?. Bueno, esa es una explicación simple de muchos de los absurdos que se hablan sobre los transgenicos.

¿Hay "peligro" de que se produzcan cruces y polinizaciones con cultivos no transgénicos? Claro que si, eso es obvio pero el peligro no va más allá de que cambien las características de los cultivos vecinos ¡y eso es lo que menos quieren los productores de semillas transgénicas porque les arruinaría el negocio! por algo buscan plantas que den semilla esteril.

Para decirlo en forma simple y que cualquiera pueda entender:

a) la genética solo se transmite a través del sexo
b) no tenemos sexo con las plantas
luego
c) es ridículo creer que si comemos se va a modificar nuestra genetica, es como pensar que si una mujer come zapallos va a quedar embarazada y dará a luz zapallitos.

Sin ser experto en biología, esas son cosas bien básicas. Las cosas que no se las he tratado de averiguar leyendo, pero leyendo cosas serias, cientificas y no la propaganda ambientalista que, a mi entender, no puedo dejar de considerar como chanta y basura, en vista de la calidad de las "explicaciones" que alegan.

27 de mayo de 2013, 23:35

 
Blogger jrc said...

"Una especie se define a menudo como grupo de organismos capaces de entrecruzarse y de producir descendencia fértil."

Pensé que se entendería que estoy hablando de variedades de una misma especie. Mi problema es que no tengo claro si una variedad modificada genéticamente se considera como una especie distinta, por eso no hablé de variedades.

Nunca hablé que los alimentos generen mutaciones en los humanos, yo hablaba de mutaciones en otras variedades de la misma especie modificada genéticamente.

Usted dice: "Mira, solo considera lo siguiente: los alimentos geneticamente modificados, se modifican a nivel de sus células."

Los insumos modificados genéticamente para fabricar alimentos, se modifican a nivel de genes no celular.

Mi problema es a nivel ecológico, porque los cultivos transgénicos generan la segunda ola de la "paradoja de Jevons" desde la revolución verde.

28 de mayo de 2013, 00:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah claro, si es por variedades de la misma especie (por ejemplo que los genes de un trigo GM se mezclen con los de un trigo convencional) claro que puede pasar pero no veo que "catástrofe ecológica" podría causar eso, aparte que se transmitan las buenas cualidades de la especie GM y que los dueños de Dupont, Monsanto y etc. pierdan la plata que invirtieron en desarrollar y patentar las semillas. No hay duda que lo que menos quieren esas empresas es que los genes de sus semillas se transmitan -gratis- a otras especies.

Los cálculos "ecológicos" así de sofisticados (por ejemplo el que mencionas asume que las variedades GM harían desaparecer todas las variedades de una misma especie) asumen simplificaciones enormes, como creer que se conoce en detalle el mecanismo por el que una especie desplaza a la otra. La naturaleza en general favorece la diversidad y las propias plantas GM irán mutando en pequeñas proporciones, tal como todos los seres vivos, las modificaciones genéticas solo mejoran su adaptación.

La verdadera catástrofe -mucho más evidente- es que el precio para producir el alimento requerido con cultivos tradicionales es enorme en términos de pesticidas y fertilizantes. La "revolución verde" terminó la hambruna y bajó el precio de los alimentos en todo el mundo, pero tuvo los efectos secundarios de la contaminación y empobrecimiento del suelo, la modificación genética es indispensable para terminar con ese problema.

28 de mayo de 2013, 08:37

 
Blogger Lucho Pizarro said...

He vacilado antes de entrar un nuevo comentario porque esta polémica (y otras sobre el mismo tema) se ha transformado en un asunto casi dogmático o podríamos decir tal vez doctrinario.
Se asume como cosa de fe: Alguno dice yo he leído mucho asi que se lo que digo, los otros no han leído o las cosas que leen son "chantas" y no me convencen.
Los comentarios mezclan un monton de cosas, como que la gente cree que los OGM pueden causar cáncer, con el que las plantas no tienen sexo (¡Plop! Se les podría preguntar a las araucarias o a las palmeras o saber sobre sobre el impacto que tiene la auto polinización en el maíz, ahora si sienten "placer" en la polinización cruzada o no, eso es más difícl de saber), o la historia de los zapallos con el embarazo (¡doble plop!.
Entiendo que las semilleras no se instalaron en Arica porque el clima es bueno, sino sobre todo porque es una zona aislada, con poco riesgo de contaminación. Esa es su "ventaja comparativa".
Entiendo también que el problema de los OGM no es tanto el "cáncer" o alguna otra supuesta enfermedad que puedan provocar en el consumidor, sino el posible daño ambiental por el cruce con variedades silvestres o tradicionales con los cuales accidentalmente se puedan mezclar, afectando sus características, por el desarrollo de nuevos organismos fitopatógenos resistentes a los tratamientos tradicionales, y por la producción de variedades (OGM) resistentes a ciertos pesticidas, lo que permite eliminar brutalmente todas las especies concurrentes con el cultivo, afectando no sólo el área del cultivo, sino los alrededores.
Sin embargo, lo más serio pareciera ser la creciente dependencia de los productores de las grandes transnacionales productores de semillas. El sistema funciona como un embudo que poco a poco obliga a los produtores a abandonar las variedades tradicionales para concentrarse en las producidas por las semilleras, limitando la biodiversidad y aumentado el riesgo.
En el fondo, el dilema estaría, como sostienen unos investigadores suecos, entre el riesgo de hambruna si no se aceptan los OGM o el riesgo de la hambruna si se reduce la biodiversidad. Como me resulta evidente que en esto las semilleras productoras de OGM tienen su páñito que cortar, creo que sería mejor y más seguro invertir en investigación sobre variedades tradicionales antes en nuevos OGM.

P.s. Al parecer la supuesta conversión de Mark Lymas de que habla "lushin", (que no era un anti OGM en sentido estricto sino un sostenedor del calentamiento global) tiene sus razones. Ver

28 de mayo de 2013, 16:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Lucho Pizarro, comprendo lo que dices sobre las posiciones dogmáticas o ideológicas, pero permíteme aclara una cosa.

No creo que sea dogmático, ni ideológico decir que ese 60 y tantos por ciento que dice creer que "hay pruebas científicas que los alimentos GM producen cáncer y otras enfermedades" son simplemente ignorantes y chantas, creo que ese es un hecho más o menos claro y hay que decirlo, porque no se puede dejar pasar a alguien que afirma -incluso de manera agresiva- algo tan estúpido o ignorante como eso. Las cosas por su nombre y si alguien afirma una estupidez uno no debería quedarse callado, con lo que está aceptando implícitamente.

Al menos creo que en eso estamos todos de acuerdo por acá.

Sobre la creciente dependencia de los agricultores hacia las semillas GM es así, tal como tu dices, pero es algo característico a toda tecnología ¿has pensado en la enorme dependencia que tenemos de Intel; AMD; de las patentes farmaceuticas y mil productos tecnológicos sin los cuales nos comerían los piojos? Es así pero yo no lo veo como algo peligroso.

Tiempo atrás, en le curso de Economía del Desarrollo discutíamos lo mismo acerca del supuesto poder de las transnacionales que ra mucho mayor (según algunos) que el de cualquier gobierno. Eso suena muy bien ideológicamente pero es totalmente falso, no existe ni una sola corporación que sea soberana, por la simple razón que no tienen el ingrediente principal de la soberanía: ejército, armas, cárceles y jueces. Ni la poderosa Monsanto ha podido "obligar" a Chile a que permita producir alimentos transgénicos y eso que Chile es un país minúsculo.

Si se aplica ese temor a la dependencia tecnológica, Inglaterra jamás debió permitir la revolución industrial porque el vapor amenazaba a la tracción animal. En eso años hubo movimientos similares, que ponían el grito en el cielo contra las máquinas a vapor que iban a monopolizar la industria dejando en la miseria a millones de cocheros y granjeros, pero la tecnología no se puede detener por miedo o protestas. Finalmente las máquinas de vapor desplazaron efectivamente a los caballo ¿y que? efectivamente vivimos en un mundo mucho mejor y más próspero, creo que lo mismo pasará con los alimentos GM.

28 de mayo de 2013, 17:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ahora, que desaparezcan especies al punto que lleguemos a una hambruna por culpa de los cultivos GM lo veo bastante más improbable a que tengamos hambrunas por la ineficiencia de cultivos, empeoramiento de los suelos y enfermedades masivas por el abuso de pesticidas, que se haría indispensable de seguir con las prácticas tradicionales.

Creo que hay un cálculo muy fallado que opone peligros muy improbables (una catástrofe de biodiversidad) contra amenazas reales y actuales (un colapso agrícola, ambiental y alimentario). Yo dudo mucho que a los tipos de Greenpeace les importe mucho la salud de la gente porque nolos veo en absoluto preocupados por asegurar la alimentación con métodos limpios, solo proponen escenarios ideales imposibles de lograr, como son la producción masiva con métodos de producción tradicional, ineficiente por definición.

Si alguien de verdad cree que se puede alimentar a 7.000 millones de personas con huertos orgánicos yo diría que no sabe mucho de agricultura ni de matemáticas, es muy parecido a lo que decían los que estaban contra el vapor durante la revolución industrial.

Yo no dudo en que los cultivos orgánicos tienen un nicho asegurado en el futuro, en los nichos de mercado de lujo y alto precio y estoy completamente a favor de eso. Pero creo que no tiene ningún sentido oponerse a la tecnología agrícola de los cultivos masivos, es algo con tan poco destino como exigir que prohiban los pollos de criadero y exijan pollos de granja alimentados solo con maiz.

A los 58 años me acuerdo cuando niño que comer un pollo era un lujo que la gente normal se podía dar solo una vez al año, ahora el pollo es la base alimenticia de muchas familias pobres en Chile y me alegro por eso. Creo que con los cultivos GM la situación es muy parecida, si a alguien le gusta la comida orgánica y tiene como pagarla, o está dispuesto a cultivarla excelente, pero pretender prohibir los OGM para el resto me parece que no tiene ni un futuro.

28 de mayo de 2013, 17:34

 
Blogger Lucho Pizarro said...

Tomás:
Esto es lo último que digo, aunque no este de acuerdo con lo que se me retruca.
No todas las personas saben de todo eso es claro, pero no es motivo para descalificar y a eso iba mi comentario.
Como consecuencia de la muy frecuente costumbre que tiene nuestro Estado de tratar de pasar gato por liebre, se ha producido una desconfianza generalizada en las instituciones. Cuando se cortan viejos olivos (cultivos permanentes), para reemplazarlos por cultivos anuales "más eficientes" en el corto plazo y un responsable del SAG dicen que ellos no se meten "porque es un problema entre privados" a la gente le entra desconfianza, sobre todo considerando quienes son los compradores. Lo mismo pasa por ejemplo, cuando de un plumazo presidencial se quita el derecho de Arica ciudad sobre las aguas de la concordia con el argumento que no son buenas, y después se licitan a 2, 3 o 4 grandes productores: la gente ignorante como yo, siente que algo extraño esta pasando debajo de sus narices.
Se podrá argumentar lo que se quiera pero este sentimiento está generalizado y es la causa de ser chanta, porque la mayoría no es especialista. No se le cree al estado y a sus instituciones y ni siquiera en el vecino (y las estadísticas lo dicen, y no son hechas por el INE) y eso es un problema grave, que no es culpa de los mismos chantas.
Por lo demás, en el entusiasmo de la discusión, otra vez tiendes a mezclar argumentos como los pollos industriales con las semillas transgénicas o los huertos orgánicos con las idem. Yo no estoy contra el desarrollo (en ello trabajé muchos años), y la revolución verde de los años 60, 70 y 80 contribuyó grandísimamente a aumentar la disponibilidad de alimentos en el mundo con nuevas variedades pero sin transgénicos.
Entre pollos y/o huertos orgánicos por un lado, y OGM por otro, hay un espacio enorme, y meterlos en el mismo saco es una simplificación demasiado generalizada que puede ayudar en el debate pero no es objetivo.
Me imagino que entiendes también que no es lo mismo depender de un monopolio como Intel o Microsoft, que depender de unas pocas variedades de semillas producidas por las "intel" de la genetica modificada, porque uno se puede pasar del computador, pero no se puede pasar de los porotos.
...
Tuve que dividir mi comentario, continuo mas abajo

29 de mayo de 2013, 08:45

 
Blogger Lucho Pizarro said...

Tampoco es lo mismo especie que variedad. El problema con las semilleras es tanto la desaparición de especies (al contrario, ellas son parte de su especialidad).
El problema es la desaparición de variedades, que son lo que permiten la biodiversidad genética específica, que ha permitido durante milenios la sobrevivencia de la especie humana, porque cuando una falla, la otra puede reemplazarla.
Usando la teoria de los juegos, no se trata de arriegar más para ganar mucho, sino arriesgar menos pero estar seguro de sobrevivir. La producción agrícola es función de factores aleatorios y de factores controlables. El desarrolo agrícola se inscribe en la línea de aumentar el control de lo incontrolable (el clima con e riego o el ambiente modificado dentro d eun invernadero, o las fitopatologías con variedades mas resistentes.
Si se tiende a depender de unas pocas variedades transgénicas en cada especie (es mi asociacón con el embudo), que por ciertos aspectos son extremadamente débiles a algunos patógenos, se puede producir una catástrofe (una especie de pandemia podríamos decir), mas o menos grave según sea la concentracion varietal. Ya ha sucedido (lo dice la FAO, no yo), que cuando se ha dado el caso, la solución ha estado en una variedad que algún estúpido y atrasado agricultor de un remoto lugar de Africa insistía porfiadamente en continuar produciendo.
Esto se suma a los "derechos de autor" de las empresas sobre las semillas producidas. Las plantas que no son como los computadroes tienen naturalmente la molesta costumbre de reproducirse. Prolongar el derecho de autor sobre los descendientes mas o menos iguales a los originarios, me parece una barbaridad, que llega a su extremo en el famoso gen terminator de Monsanto (no sé en punto está su desarrollo).
Te podria dar muchos otros ejemplos de porque creo que es así. Piensa sólo que las semilleras trabajan ya sobre un producto terminado, que es resultado de siglos de selección y mejora varietal. Lo que ellas hacen sólo es "mejorarlo". Apropiarse del savoir faire de otros y prolongar este derecho, ya no sobre su propio resultado, sino sobre su decendencia es una aberración.
¿Te imaginas que sucedería hoy si el inca XX hubiera registardo su amaranto en 1350 o un preazteca lo hubiera hecho con un maíz reventón del s. dos?

29 de mayo de 2013, 08:45

 
Blogger Lucho Pizarro said...

Errata, dije:
El problema con las semilleras es tanto la desaparición de especies. Debí decir:
El problema con las semilleras NO es tanto la desaparición de especies

29 de mayo de 2013, 09:13

 
Anonymous Andrea GW said...

Creo que es muy importante que utilicen bien los conceptos
Agricultura tradicional es mal utilizada debiese nombrar Agricultura convencional lo que Tomás menciona y lo mismo sucede
con la definición de semillas tradicionales y convencionales
la Agricultura tradicional y las semillas tradicionales son las que hacen uso los agricultores o campesinos y están basados en la tradición y en las semillas mantenidas y seleccionadas por ellos.
bueno solo para aportar a la conversación

20 de marzo de 2014, 18:46

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas