Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Vivimos en la edad de las cavernas

miércoles, 22 de mayo de 2013

En el curso Great Economists: Classical Economics and its Forerunners, ya terminamos de ver los economistas pre-clasicos, bueno, en esos años no existía la economía así es que eran principalmente filósofos que escribían sobre economía. El que más me gustó fue le utilitarista David Hume que escribió sobre casi todo y es de los pocos filósofos que eran capaces de escribir más o menos claramente, Hume fue una de las más grandes influencias que tuvo Adam Smith y algunas de sus mejores ideas están en sus ensayos.

Sobre el interés, es uno de sus mejores ensayos económicos. Hasta esos años los mercantilistas pensaban que la abundancia de dinero hacía bajar la tasa de interés, aplicando un razonamiento muy básico: el interés es el precio del dinero y cuando algo abunda su precio baja. Pero en realidad el precio del dinero no se comporta como los precios de las demás cosas, cuando el dinero abunda suben los precios de las cosas que se pueden comprar con dinero, con lo que su poder adquisitivo en realidad es lo que baja, no su precio que es el interés. Según Hume la tasa de interés baja por tres causas: a) baja demanda por préstamos, b) mucha riqueza ociosa en relación a esa demanda y c) cuando el comercio da pocas utilidades. La gran contribución de este ensayo fue explicar porque varía el precio del dinero y esa explicación es válida hasta el día de hoy.

Sobre la balanza comercial, Hume también fue el que se opuso, originalmente, a la idea mercantilista de cerrar los mercados a las importaciones y tratar de exportar lo más posible. Nuevamente contra la intuición y el análisis simplista, las importaciones y el comercio internacional en ambos sentidos es lo que permite tener tipos de cambio mucho más sustentables que si el país solo exporta y no importa nada, este efecto se llama price-specie flow mechanism. Aunque Hume apoyaba el libre comercio de metales preciosos también escribió a favor del proteccionismo de manufacturas industriales, en fin, nadie es perfecto. La idea fundamental de Hume en la balanza comercial es que la cantidad de dinero es igual a la cantidad de "artes e industrias" que produce la nación, y que no se gana nada generando más dinero, esto solo hace que los precios suban, Esta ecuación fundamental total de dinero=total de bienes y servicios es de Hume y sigue teniendo validez fundamental hasta el día de hoy.

Sobre la deuda pública, en este ensayo Hume escribió que es muy tentador para cualquier ministro endeudar  al país para que el soberano disponga de más dinero sin necesidad de subir los impuestos, sin embargo cada gobierno que cae en esta práctica termina infaliblemente en el abuso hasta llegar a la quiebra del país , en un punto donde depende de otros países que son los que le prestan el dinero. La deuda estimula la economía en el corto plazo pero en mediano y largo plazo ocurre igual que con las drogas que se necesita de dosis cada vez mayores para obtener el mismo efecto. Esto ocurre porque el dinero en mediano o largo plazo es neutral, los precios se ajustan y suben cuando entra más dinero hasta llegar a la igualdad dinero=bienes y servicios, con el desagradable agregado que al gobierno en algún momento le toca pagar la deuda. Es lo que pasa con la economía de USA desde George W. Bush o con la economía Argentina desde casi siempre.

Sobre el dinero, es otro de los ensayos fundamentales de Hume. En el fundamenta la ecuación dinero=bienes y servicios haciendo por primera vez la distinción importantísisma entre lo que son variables nominales y variables reales. Nominalmente se puede crear o inventar muchísimo dinero pero en realidad ese dinero representa siempre una misma cantidad de bienes y servicios por lo que se dice que en el largo plazo el dinero es neutral. Muchos años después Keynes desafió implícitamente esa idea de la neutralidad del dinero diciendo que la demanda agregada generaría riqueza por si misma, en cierto sentido pretendió haber inventado la máquina de movimiento perpetuo pero la historia mostró que el dinero se mantiene neutral bajo toda circunstancia en el largo plazo, su valor nominal puede multiplicarse pero su valor real siempre termina ajustándose a la cantidad de cosas y servicios disponibles para comprar o vender. Es la base de la teoría cuantitativa del dinero vigente hasta el día de hoy.

Sobre los impuestos, Hume escribió que los mejores impuestos son los que gravan el consumo, porque son parcialmente voluntarios (si la gente no quiere comprar no paga el impuesto); porque sus rendimientos decrecientes limitan el abuso y porque en algunos casos hacen trabajar más duro a las personas (suben los precios y tienen que ganar más dinero para comprar lo que necesitan). Estas razones no son muy populares en la actualidad aunque los impuestos al consumo siguen siendo los preferidos por la facilidad para recaudarlos. Su principal punto es que los peores impuestos son los arbitrarios, es decir los que se fijan según el criterio de una persona o grupo y pueden ser cambiados al cambiar ese criterio. por lo mismo dice que los impuestos censales (poll taxes) son muy peligrosos debido a la facilidad que existe para subirlos.

Lo más asombroso de todo esto es que David Hume escribió estos ensayos a mediados de 1700, o sea en el siglo 18 y sus principios han sido comprobados tantas veces que prácticamente se les puede llamar leyes económicas: son simples, lógicos y prácticamente nadie les discute su validez. Bueno, estamos en el siglo 21 y los políticos siguen gobernando como si esos principios básicos no existieran: como si la tasa de interés se pudiese manipular por un decreto; como si pudieran hacer economías cerradas subsidiando industrias nacionales y restringiendo las importaciones; como si bastase imprimir dinero para terminar con la pobreza y como si pudiesen diseñar complicados sistemas de impuestos que permitan recaudar más de lo que la economía puede costear.

¿Como es posible que ocurra esto? Es como si en la mecánica se ignorase la ley de gravedad o la conservación de la energía ¡nunca avanzaríamos! eso es precisamente lo que pasa con la economía, no avanzamos nunca, o vamos zigzagueando penosamente de fracaso en fracaso por no aceptar las realidades económicas más básicas. Esto tiene dos explicaciones: la ignorancia de la gente común y el oportunismo de los políticos que viven a costa de esa ignorancia. Gracias a eso, en pleno siglo 21, cuando las demás ciencias florecen en economía y política todavía vivmos en el oscurantismo o tal vez en la edad de las cavernas. Les recomiendo que den un vistazo a los ensayos de Hume que están en los links, hay unos que son claros como el agua.

8 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Pero la abundancia de dinero sí "baja" la tasa de interés real, ya que será:
i real = I - tasa inflación
y como nosotros acá sabemos mucho de eso le diré que una primer etapa del ciclo inflacionario lleva a pedir créditos para consumir o invertir a mansalva, adquirir bienes duros en fin, contra deuda en moneda blanda. Los tontos del cuento son los ahorristas.
Luego los ahorristas, hasta los más pequeños, cuando se dan por vencidos huyen a lo más fácil: ahorrar en monedas fuertes y corren hacia el dólar (ese es nuestro caso). El gobierno, que pretende curar la fiebre echando baldes de agua helada sobre el enfermo, criminaliza y cierra el comercio de divisas, como han hecho aquí o en Venezuela. Lo que sólo hace más exponencial el incremento, con algunos breves cortes en las contramedidas más agudas.
Al final la economía se frena porque nadie quiere la parte mala de la transacción: recibir moneda local. Los que cobran sueldos corren a gastarlo o cambiarlo por divisa extranjera. Los que venden cosas prefieren subir los precios y que haya mucha mercadería en el almacen. Los dueños de inmuebles sólo los venderían en dólares, jamás en una moneda que empieza a "derretirse" en cuanto te la ponen en la mano. Sin actividad el gobierno cobra menos impuestos y para cubrir sus baches, por supuesto, emite más dinero "Stanflación"
Todo termina en una devaluación y un cambio de gobierno.
Lo que Keynes dijo - versión de Galbraith - era que cuando reinaba el sentimiento inverso - cuando hay depresión, los precios caen y la gente atesora el dinero porque cada día compra más cosas con el billete que guarda - convenía emitir un exceso de circulante y gastarlo en obra pública para agilizar la economía y desvirtuar el atesoramiento de papel. Lo que pasa es que pocos lo entienden con esas limitantes, se lo toman como una receta mágica para acelerar las economías.

22 de mayo de 2013, 14:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Por eso Hume hacía la diferencia entre variables reales y nominales que ningún gobierno parece entender completamente.

En el corto plazo puede existir -en apariencia- la máquina de movimiento perpetuo y se puede tener la ilusión que se puede ganar a la ecuación dinero=bienes, pero la neutralidad del dinero siempre se impone y cada vuelta al equilibrio cobra el peso de los desequilibrios acumulados.

Todos esos efectos de piruetas financieras de los gobiernos, que dan la apariencia que se puede crear riqueza imprimiendo billetes o pidiendo prestado sin devolverla, son cobrados en cada restauración al punto de equilibrio donde el dinero se iguala con la producción, los pasos intermedios solo demoran la catástrofe y acumulan tensiones.

Keynes en su enredada explicación (el propio Galbraith escribió que nadie llegó a entender su "teoría general" por lo confusa que resultaba) pretendía que los "animal spirits" eran la variable de ajuste a lo que no calzaba con su idea de que la demanda agregada podía crear riqueza, pero no era así, las actitudes de las personas también tienen efecto solo en el corto plazo, hay una realidad que ninguna actitud ni sentimiento puede cambiar y es que no puede existir más dinero que bienes, en el largo plazo siempre se igualan por inflación, tasa de interés o lo que sea.

En el corto plazo se producen todas esas adaptaciones temporales pero en el largo plazo da lo mismo como reaccione la gente, las variables nominales siempre se igualan a las reales. Es como estirar un resorte, apenas se suelta vuelve a su estado natural.

22 de mayo de 2013, 15:15

 
Blogger Maximo said...

Para entender esto, hay que partir diciendo que antiguamente se cambiaba una cabra por tres gallinas, y para no andar a cuestas con la cabra y las gallinas se inventaron las monedas.

Hoy en día, la gente anda a cuestas con cabras y gallinas que no existen y que solo figuran con un número en una tarjeta. Son imaginarias. Entonces, cuando la gente quiere su cabra o sus gallinas de verdad, nos damos cuenta que estamos en quiebra.

La demanda agregada no crea riqueza ya que esa demanda son las gallinas y la cabra que no existen.

La demanda agregada se creó para crear empleos que no se necesitaban con dinero que no existía. Funcionó hasta que la deuda se comenzó a acumular para no reconocer que las gallinas y la cabra no existían.

22 de mayo de 2013, 17:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Me acuerdo que cuando mi profesor de finanzas, Manuel Donoso, dijo que los movimientos financieros no eran reales sino una representación de la realidad me chocó bastante. Hasta ese momento yo pensaba que el dinero se podía tratar igual que cualquier otro bien o mercadería porque tenía su precio, se transaba, etc. Pero hay algunas diferencias. Una diferencia fundamental es que su abundancia o escasez no responde exactamente como en otros bienes porque de cierto modo está atado a los bienes reales que representa. Cuando se rompe esta atadura -por medio de cualquier sofisticada martingala financiera- simplemente se empiezan a acumular presiones hasta que la situación revienta y la identidad se vuelve a establecer.

El dinero solo representa a los bienes, estos dan origen al dinero y no al revés, la riqueza es creada por el intercambio y no por la cantidad nominal de dinero. Claro que todo gobernante quiere creer lo contrario, puede crear esa ilusión durante algún tiempo hasta que se vuelve al estado de máxima entropía donde coincide el dinero con los bienes que representa.

22 de mayo de 2013, 17:18

 
Anonymous Kirill said...

Aqui les doy mis ensayos de las cosas

Sobre el interes

La tasa de interes es un producto de las dos cosas. Primero es un premio del riesgo que no devolveran el dinero. Una persona sin trabajo y los ingresos confirmados debe pagar la tasa mucho mas alta que la persona confiable con trabajo estable. Segundo es el valor de dinero en el futuro. Sabemos que un dollar de hoy no nos compra los bienes y los servicios como antes. Entonces necesitas recibir tu poder de compra y no solo el dinero como tal.

La demanda de prestamos no tiene nada que ver con la tasa de interes hoy dia. Los prestamos los prestan creando la plata de aire libre entonces no hay escases de dinero. Nunca.

La balanca comercial

Cuando vendes mas o igual que compras tienes la economia sostenible. Lo contrario y la economia se desploma es un cuestion del tiempo no mas. No puedes vivir fuera de sus recursos (de donde viene la plata para comprar?) largo tiempo.


La deuda publica

Es solo la herramienta de los politicos para ofrecer los provechos y postergar el pago. Y para la gente a desilucionarse en que toda la riqueza viene del gobierno y no hay que trabajar solo reclamar sus "derechos". Todo va vien hasta que se caiga.

El dinero/inflacion

Dinero = bienes y servicios es una formula incompleta. El rasgo mas importante es velocidad de dinero. La velocidad con que el dinero cambia las manos. Yo puedo tener un billon de dollares guardado en una fosa detras de mi casa. Este no da ningunos senales de los precios en la economia. Por lo contrario un solo dollar puede cambiar las manos dies vecez por dia y tener un impacto de dies dollares.

Los impuestos

Claro que hay que pagar para mantener el parasito llamado el gobierno para que nos quedamos sanos y salvos como la sociedad. Pero yo prefiero el impuesto de consumo por que castiga la actividad no productivo.

todavía vivmos en el oscurantismo o tal vez en la edad de las cavernas

La technologia ha cambiado, los gobiernos han cambiados pero la mentalidad de la gente no cambio. Los politicos sigan prometerte los derechos y los provechos sin pagar y la gente le gusta escuchar las mentiras y creerlas. Suena muy bien cuando te convencen que tu mereces las cositas provenientes de los bolsillos de otras.

23 de mayo de 2013, 00:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja buena! los ensayos de Kirill!!

Hay una cosa en que no estoy de acuerdo: la tecnología no ha cambiado absolutamente nada las cosas, menos la tasa de interés que sigue dependiendo de la demanda de dinero (superior a la oferta), de la riqueza ociosa (riqueza, no cantidad de dinero) y de la poca rentabilidad de los negocios. Igualito que en el siglo 17.

La capacidad de crear dinero de la nada ha existido desde siempre,no es cosa de la tecnología. Incluso cuando el dinero era solo metal precioso, en Roma y antes los soberanos bajaban la ley de las monedas y las limaban por los costados para quedarse con algo del fino (por eso después las estriaron) y cuando España descubrió América recibió tanto oro y plata que hubo mucho más dinero que el que ha podido imprimir Bernanke, ese desequilibrio provocó la enfermedad holandesa igual como está pasando hoy en USA, se deberá reestablecer el equilibrio de manera dolorosa nomás: no pain, no gain.

En lo demás estamos de acuerdo.

23 de mayo de 2013, 00:52

 
Blogger Ulschmidt said...

El invento más moderno es el dinero fiat, que ya evoluciona al dinero-registro eletrónico. Porque antes en realidad para no andar con cabras y gallinas se usaba una tercera mercaderia, metales preciosos, compactos y livianos y maleables, pero mercaderia al fin. Su existencia era azarosa. Un descubrimiento como el de América podía traer (trajo) inflación por siglos y su relativa escazes pudo inducir depresión económica también por siglos (quizás ayudó a la Edad Media). El sello del monarca sólo era un pre-pesado del mismo, el valor lo daba el metal no el sello.
Las modernas imprentas introdujeron el dinero puramente simbólico, luego los Bancos Centrales que lo administran, y ahora ys avanzamos a registros electrónicos intercambiables entre bancos y cuentas bancarias.
El dinero es ahora un puro invento del Estado-Nación y todavía somos libres porque el dinero-papel, sobre todo el de los países centrales, aún circula abundante. Nuestra relativa libertad de vivir en un Estado-Nación está en poder atesorar algo de dinero de otro Estado-Nación.

23 de mayo de 2013, 07:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, pero el dinero fiat también existió antes, en la Edad Media cuando se empezaron a negociar las cartas de crédito ese ya era dinero fiat porque los banqueros tenían la seguridad que no todos iban a retirar todo su dinero depositado al mismo tiempo. Durante la conquista del oeste de USA surgieron miles de pequeños bancos de inversión que imprimían billetes libremente e inundaron el país de papel sin ningún respaldo (los famosos greenbacks), ni siquiera el uso de metal solamente para monedas (oro, plata, cobre) pudo estabilizar el valor de las monedas y el patrón oro pudo dar cierta estabilidad al comercio internacional pero tampoco fue la solución de la tentación de los gobiernos a "crear" riqueza ficticia. En la Roma de los emperadores locos hubo los mismos problemas que hoy con el dinero fiat, exactamente iguales y eso que todas las monedas eran en metálico.

Parece ser que da más o menos lo mismo si hay o no "respaldo" para la moneda o si hay o no una limitación física porque los precios igual se encargan de igualar el dinero con los bienes de cualquier manera.

Tal vez el proceso dura más tiempo, se acumulan más tensiones y el ajuste es más doloroso con el dinero fiat pero siempre que el gobierno trata de forzar la igualdad dinero=bienes y crear una falsa riqueza todo se ajusta vía precios o tasa de interés.

Creo que la raiz de los problemas es que nos negamos a aceptar la incerteza, siempre tratamos de anclarnos en algo fijo -por ejemplo el oro- pero atesorar oro en algunos períodos también puede ser muy mal negocio, las minas de Huaypetue en la amazonia estuvieron décadas abandonadas porque el bajo preio no hacía interesante explotarlas.

Parece que lo único constante es el cambio y lo único seguro es el riesgo, estamos fritos.

23 de mayo de 2013, 17:56

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas