Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Adam Smith para dummies: Libro 5

viernes, 21 de junio de 2013


El libro 5 de Adam Smith es el último de su libro y se llama "Sobre las rentas del Soberano" es decir sobre el uso de los impuestos. En realidad trata los temas de gobierno y políticas públicas de una manera mucho más amplia y filosófica que una simple discusion de impuestos y Smith menciona ideas que luego aparecerían con mucha fuerza en el marxismo, particularmente en el estudio de la desigualdad. 

El  capitulo 1, parte 1 es Sobre los gastos en defensa  y Smith afirma que la defensa del país es el primer deber del soberano, la defensa es un bien anterior y superior a la riqueza. Smith compara las sociedades de cazadores con alto espíritu de combate pero pequeñas, mal organizadas y peor equipadasm, con las sociedades de pastores y agricultores que tienen mucho menos espíritu guerrero pero son más grandes, ricas y mejor organizadas, Smith afirma que junto con la riqueza de un país aparece la necesidad de un poder militar que garantice su existencia por eso la defensa es anterior a la riqueza.

Tambien escribio contra las milicias ciudadanas abogando por un ejercito nacional y profesional, dependiendo directamente del soberano. La necesidad de un ejército abre este capítulo"El primer deber del soberano es proteger a la sociedad de la violencia y la invasión de otras sociedades independientes y esto solo puede lograrse por medio de la fuerza militar". Smith también relaciona la riqueza de un país con su necesidad de defensa ", también escribe "En la guerra moderna, los grandes gastos en armas de fuego dan una ventaja evidente a una nación opulenta y civilizada por sobre otra que es bárbara y pobre".

El capitulo 1, parte 2 es Sobre el los gastos en justicia, en este capítulo Smith dice que el sistema de justicia debería ser un gasto financiado por el estado y no por los propios litigantes como era en el Reino Unido en esos años. También escribe que el imperio de la ley debe tener preferencia sobre el imperio de los intereses de las personas. En general Smith aboga por una reforma al sistema de justicia imperante en esos años haciéndolo más impersonal y menos vulnerable a la corrupción.

En este capítulo Smith también habla sobre la desigualdad y la atribuye a dos causas: el origen (cuna) y la suerte. Smith escribe que en las sociedades de pastores, al enriquecerse crean estructurss de poder y dependencia económica que tienden a mantenerse en el tiempo vía herencia, la acumulación de capital es -segun Smith- la causa de estas desigualdades estructurales. Este argumento fue ampliamente desarrollado por Marx muchos años después y muestra la gran influencia de Smith en el marxismo. En este capítulo Smith aboga también por la separación de los poderes legislativo y judicial.


El capítulo 1, parte 3, art 1 es Sobre las obras públicas y Smith escribe sobre la importancia de los caminos para favorecer el comercio y los intercambios, que considera una de las principales fuerzas civilizadoras y de bienestar (recordemos que esta idea viene de la división del trabajo). Smith escribe que los caminos, puentes, canales y puertos deberían ser en principio pagados por quienes los usan mediante peajes y construídos con financiamiento local. Como los gobiernos locales no siempre tiene los recusrsos algunas obras especialmente importantes deberían ser pagadas por el soberano. Smith defiende algunos monopolios como la Compañía de las Indias Orientales pero dice que siempre deberían ser solo temporales para no crear distorsiones de precios.

El capítulo 1, parte 3, art 2 es Sobre la educación de la juventud. Smith tiene una pésima opinión de la educación pública  y reconoce que sus profesores tienden a convertirse en flojos y malos maestros por tener sus puestos asegurados a todo evento. En cambio propone que los profesores trabajen free lance y que se organicen pequeñas escuelas parroquiales donde el profesor es pagado por la cantidad de alumnos que puede atraer. Critica fuertemente las universidades tradicionales como Oxford donde pasó varios años. Smith decía que los edificos debía ser pagados por el estado pero los profesores pagados por los alumnos o sus padres, porque cuando la educación no se paga no es valorada ni le exigen al profesor una buena enseñanza. En general Smith desconfía de la educación formal y dice que los barbaros, pese a no tenerla, "muestran un alto grado de conocimiento e ingenio, mucho más que personas que han obtenido un grado".

El capítulo 1, parte 3, art 3 habla Sobre la educación religiosa y en general critica el monopolio de algunas iglesias sobre otras. Dice que los clerigos que enseñan y practican el culto, cuando son avalados por el estado tienden a adquirir los mismos vicios y tendencia a la molicie que los profesores públicos. Aboga por mayor competencia y libertad religiosa.

El capítulo 1, parte 3, art 4 Smith escribe sobre los gastos del soberano diciendo que los tres principales gastos son la defensa, la mantención de la dignidad del soberano y los gastos públicos que no generan retorno para hacerlos financiables por particulares (es la idea que después en Chile se desarrollo como Estado Subsidiario). Smith dice que mientras más grande y opulenta es una nación estos gastos van creciendo de manera proporcional.

El capítulo 2 partes 1 y 2, es Sobre las fuentes de los ingresos públicos, es decir los impuestos. Smith dice que en algunos estados pequeños es posible tener impuestos bajos y que el gobierno se financie mayormnente con la renta de sus propias tierras, pero esto no es posible en estados grandes y opulentos. Los principios de Smith sobre los impuestos son cuatro: deben ser proporcionales a los beneficios en civilización, protección, orden, etc. qye se reciben; deben ser claros y no arbitrarios; deben ser convenientes y posibles de pagar y finalmente deben imponer una carga financiera mínima al contribuyente. Smith analiza distintos tipos de impuestos sobre la tierra, el capital y el consumo. En general favorece los impuestos sobre la tierra por razones propias de su época.

El capítulo 2 parte 3, Smith escribe sobre los impuestos de los comodities de la época como sal, cuero, jabón y velas. El primer tipo de impuesto que Smith analiza es el per cápita, que deberían pagar todos por parejo y dice que es muy riesgoso porque casi nadie tiene niveles de ingresos asegurados. Luego distingue entre impuestos a las necesidades e impuestos al lujo: los primeros son similares a los impuestos al trabajo que suben los precios y finalmente recaen en los consumidores de los bienes y no serían convenientes. En cambio Smith favorece los impuestos al lujo que junto con el impuesto a la tierra son -según el- los menos malos porque no se pasan a los trabajadores.Por ejemplo -dice Smith- el impuesto a la cerveza es pagado por quienes la consumen y es en cierta medida voluntario.

En este capítulo Smith muestra que ya intuía conceptos como los rendimientos decrecientes de los impuestos, que apareció muchos siglos después cuando escribió que un impuesto más bajo sobre la malta podía llevar a una mayor recaudación fiscal por el mayor consumo de cerveza. O sea que bajar impuestos podía subir la recaudación como muchas veces ocurre. También entendía en esa época que los impuestos aplicados sobre una actividad no necesariamente los paga el que se dedica a ella, frecuentemente son transferidos -por ejemplo- a los consumidores.

Etiquetas:

8 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Etiqueta "asmith"; perfecto.

Tu solo escribe tus posteos, etiqueta "así" y el resto me lo dejas a mí.

Me parece genial que hayas "enganchado" con la idea. Nos va a servir a los dos.

Borradores del libro los verás cuando la cosa "cuaje", una vez nos indiques que terminaste la serie.

Para que, en su debido momento y si lo consideraras pertinente, puedas revisar cómo se verá el libro en un "Amazon Kindle" te sugiero descargues el software gratuito "Calibre" en http://calibre-ebook.com/

Saludos.

J&1/2

21 de junio de 2013, 08:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, lo mejor -creo- sería sacarles todo lo que no se refiere al susodicho en las entradas, para que tenga algún asentido. En fin, lo dejo a tu docto criterio.

21 de junio de 2013, 10:29

 
Anonymous Anónimo said...

¿Se atrevería Ulschmidt a escribir el prólogo de este manual para dummies?. Si así fuera, por favor, que nada lo detnga. Sugiero algo relajado, como el título.

Saludos.

Atte J&1/2

21 de junio de 2013, 10:53

 
Anonymous Anónimo said...

Tomás: escribe tu currículum para la página final. Tipín "Tomas Bradanovic es un ingeniero dedicado a la vagancia, el alcohol y el fisgoneo en la playa El Laucho..." y todas esas cosas que te gusta hablar de tí mismo, pero que apunten a la estrategia para que las personas tomen "en serio-en broma" el texto.

Atte: J&1/2

21 de junio de 2013, 11:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah mejor que no, creo que basta con el lema del escudo de armas de los brada "me interesa casi todo... menos trabajar" jaja

21 de junio de 2013, 11:15

 
Anonymous Anónimo said...

[J&1/2] Entonces piensa en algún tipo de presentación nque sea en 14o caracteres.

Pero con tiempo (con mucho tiempo en realidad)

21 de junio de 2013, 11:24

 
Blogger pavezwellmann said...

Mejor "Voten por mi porque si llego a un cargo publico me robare hasta el gato"

21 de junio de 2013, 17:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ese está mejor. Capáz que caiga un incauto, todos los días se levanta uno...

21 de junio de 2013, 17:40

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas