Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Se está cumpliendo el ideal marxista

jueves, 22 de agosto de 2013

How the MOOCs Will Make Money

Mi nuevo curso gratis de Visual Basic para oficinas ya está en el marketplace de Udemy y tiene 10 alumnos en los primeros dos días, veremos como sigue el enganche. El curso para pequeños empresarios ya tiene 33 alumnos y aprovecho de invitar a todos los que quieran inscribirse aunque sea por curiosidad, nadie les obliga a completarlo.

Estoy tirando estos cursos gratis para probar el agua, mientras preparo otros con más producción y mejor hechos, con un buen presentador y todo eso podré saltar a los cursos pagados. Por mientras con estos cursos ya soy profesor premium, puedo cobrar, además conozco el mecanismo para que los cursos los aprueben en el marketplace.

Me escribe Sally de OnlineSchools.org, y me manda  una infografía de como ven ellos el asunto del financiamiento de de los cursos gratis virtuales (hacer clic para verla en tamaño completo). Dicen que lo seguro es que no pueden seguir completamente gratis para siempre y proponen tres esquemas para financiarlos:

1.-Cursos gratis pero se cobra por la acreditación (el diploma)
2.-Un esquema donde los colegios y universidades pagan por usar los cursos online, para entregarlos a sus alumnos, en este caso actuarían como acreditadores
3.-Ofrecer algunos recursos pagados a los estudiantes, como tutorias, bibliotecas, etc.

Como he tomado muchos de estos cursos en Coursera, siempre me mandan encuestas para preguntar si pagaría por una acreditación, si los tomaría de una universidad tradicional o si pagaría por servicios adicionales de tutoría, en todos los casos yo contesto que no, mi perfil es del hueso duro de roer y aprovecharé todos los cursos gratis que me interesen aunque no me den ni un maldito pedazo de papel, pero imagino que entre los 4.5 millones de estudiantes de Coursera y otros tantos de los demás sistemas siempre habrá algún porcentaje de gente que se interese en una acreditación pagada, una tutoría o lo que sea.

Como me comentaba hoy en la mañana mi amigo y futuro colega instructor Jorge del Carpio, la economía de Internet -que rompe varios paradigmas de la economía tradicional- está haciendo posible el ideal marxista "de cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades" todo esto sin necesidad de comunismo, Gulag, dictadura del proletariado ni ninguna de esas estupideces. Lo chistoso es que ese noble fin marxista se está logrando con el más capitalista de los medios: el completo laissez faire de la economía de Internet.

Como yo lo veo, habrá espacio para todos los esquemas y muchos más. Las tres alternativas que plantea Sally no son excluyentes y también existe la alternativa de Udemy que se trata de una des-intermediación, donde los alumnos pagan directamente a los profesores, la plataforma se queda con un 30% y se hace cargo de todos los demás trámites molestos como la facturación a nivel mundial, el control de asistencia a las clases virtuales, de las pruebas, etc.

Hay un asunto que todavía no se resuelve bien y es la de los pagos en línea, esto se mueve en una inmensa zona gris y tiene varias pequeñas complicaciones. Por ejemplo mis cursos están dirigidos a Pymes, la mayoría de ellos no tienen tarjeta de crédito y menos con validez internacional, así es que veo muy difícil que puedan tomar un curso pagado. La alternativa entonces es tener un socio local, en mi caso la Fundación Para el Desarrollo de la Universidad de Tarapacá, que se encargue de cobrar y hacer los pagos en su nombre.

Lo más increíble es como todos los fines del igualitarismo se están empezando a lograr gracias a la mano invisible, como tiene que ser. Dos años atrás todo el mundo reclamaba contra la burbuja de la educación que había subido los costos de los cursos universitarios a las nubes y ponían a universidades como la Católica y la Santa María como ejemplos de que en poco tiempo más estudiar en una universidad con prestigio sería un privilegio reservado a los hijos de los millonarios.

Pero en estos días voy a recibir un certificado de la Universidad Católica, del curso Evaluación de Decisiones Estratégicas completamente grátis, enseñado por uno de los mejores expertos del tema en Chile, el profesor Patricio del Sol. ¿Que el certificado no vale nada como credencial? que me importa, el curso lo hice y el valor lo tengo en mi cabeza, además hice muchos amigos en la industria que jamás habría conocido de no haberlo tomado ¡hasta en eso se gana!.

La educación se está masificando, pero no gracias a subsidios del estado ni a las universidades estatales caducas y chantas, sino gracias a los incentivos de mercado que ha creado la nueva economía de Internet, donde gana el que vende y también gana el que compra. El que vende tiene acceso a volúmenes que jamás había soñado y el que compra obtiene precios ridículamente bajos o costo cero gracias a eso: es un perfecto ejemplo de situación win-win.

¿Ustede creen que laUniversidad Católica -una de las más caras de Chile- ofreció este curso por filantropía?. Claro que no, allí están de los pocos que saben de computación en Chile en el sentido amplio de la palabra (no en el sentido estrechísimo de la Universidad Santa María por ejemplo), ellos se dieron cuenta de lo que está pasando y quieren ser lo primeros. Igual que yo con mis barza-cursos, cuando empiece a desarrollar cursos buenos y a venderlos los demás recién estarán aprendiendo como hacerlos. Eso -claro- siempre que la flojera -mi amiga de toda la vida- no disponga otra cosa.

8 Comments:

Anonymous Anónimo said...

A proposito del curso de Patricio del Sol, sabes Tomás cual será el criterio de aprobación?

Tiempo atrás lei que podriamos paliar el hambre en lugares entregandoles un celular a los desposeidos para que mediante sus llamadas y conexion a internet participen en encuestas, opinen de distintos temas, etc. Si me hablan del costo de implementar esto, recuerdo que años atràs pagaba $35.000 por conexion discada a internet de unos impresionantes 33.6 Kilobits x segundo.
ivanr

21 de agosto de 2013, 23:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Niidea, pero si se sigue los estandares de estos cursos MOOC los que hacen todos los trabajos aprueban, da lo mismo los peer review. Nunca he sabido de un curso donde se repruebe por calificación de peers, no tendría sentido

21 de agosto de 2013, 23:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La economia de Internet está poniendo todo patas arriba, es impresionante.

21 de agosto de 2013, 23:16

 
Anonymous mark said...

Se esta dictando un cursos de ingles gratis en linea para microempresarios no informales, que llevan una buena relación con impuestos internos y tesorería, patrocinado por organismos del estado(fosis o sercotec)que debería pagar algún derecho de autor... siguiendo esa ""veta"" ud. tiene influenciable influencia,que le permitiría saltarse unos pasos burocráticos...

22 de agosto de 2013, 10:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja Mark, yo no influencio ni al perro chico de esta casa, nadie me hace caso por las reflauta, ese es mi drama :D

22 de agosto de 2013, 12:56

 
Anonymous O.Rayo said...

El MIT tiene a libre disposición su material docente
http://mit.ocw.universia.net/

22 de agosto de 2013, 14:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, el opencourseware está desde hace años pero es bastante malo para aprender, está estructurado a la manera antigua, tienen un repositorio de los power point de los profesores. Yo traté de seguir varios cursos hace años pero los encontré latosos y muy fomes, llenos de relleno igual que las clases presenciales.

El MIT tiene un consorcio con Harvard y otro par de universidades, EdX creo que se llaman, han invertido más que cualquier otro pero sus cursos son malos. Los cursos de HArvard (yo probé con 2) son horribles, filman la clase en vivo del profesor, con todos los chamullos, chistes fomes y fraseología que usan los profesores para rellenar el tiempo. Los videos son como de media hora y no alcanzan a tener 5 minutos de contenido.

Además son una especie de instrumentos de marketing que usan los profesores para vender sus libros, bueno, todos hacen eso pero en EdX son mucho más descarados.

22 de agosto de 2013, 14:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Coursera es -lejos- mucho mejor. Tiene el espíritu de California :D

22 de agosto de 2013, 14:16

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas