Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Esperando a Dionisio

domingo, 10 de noviembre de 2013


Esto ya se parece a la canción "yo tenía diez perritos". Recién otro disco duro se me fue al diablo, esta vez el del notebook con los archivos y programas que uso todos los días. Que desastre, me acordé de ese texto "Entonces Ulises habló con su alma y le dijo ¡ánimo alma mía, hemos pasado por cosas peores". En realidad me tiene enojado todo este maldito asunto, parece que Krishna o quien sea allá arriba (o abajo) está poniendo a prueba mi paciencia.

A propósito de Krishna, a mi me gusta más la religión de los griegos con dioses, semidioses y pobres mortales. Era mucho más lógica y entretenida que nuestro monoteismo absurdo, aunque debo reconocer que es bastante más cómodo tener un solo Dios a quien rezar y pedirle favores. Ellos tenían muchos y además adoraban a los héroes. Los Dioses eran inmortales, eternamente jóvenes y se alimentaban de ambrosía, el néctar mucho más dulce que la miel.

Los Dioses griegos no vivían en otro mundo sino en este mismo, en la punta de un cerro llamado el Monte Olimpo, excepto por ser inmortales y tener superpoderes (Zeus tenía el rayo, Neptuno la furia del mar y así) se parecían bastante a nosotros: se casaban y se separaban, cometían adulterio y había toda clase de peleas, alianzas y envidias entre ellos. Los héroes  eran algo así como dioses de segunda división, no eran inmortales y envejecían pero ese era un caso muy raro porque normalmente morían jóvenes en la guerra.

Hércules es el héroe más famoso, dice la historia que a Zeus se le abrió el apetito con la bella madre de Hércules, una mortal llamada Alcema, entonces tomó la forma de su esposo (Anfitrión) y la dejó embarazada de Hércules. Así es que la palabra anfitrión es sinónimo de cornudo involuntario, bah, que tanto si de los cuernos y de la muerte no se salva nadie, lo dice la Ley de Hierro de Bradanovic.

Que lástima que los cultos romanos hayan pasado de moda, los dioses tenían todas las características humanas, entonces a veces favorecían a un mortal y otras veces se ponían de malas con él y hacían que lo persiguieran las desgracias como a nuestro héroe Ulises. Tal vez por eso me identifico tanto con él, seguro que alguno de los dioses del panteón las tomó contra mi y se encarga que todo me salga mal.

Años atrás descubrí un interesante libro que se llamaba El Tarot Mítico donde hablaba de los arquetipos del Tarot, como estaban basados en la mitología griega, la que a su vez proviene de cultos todavía más arcaicos, incluso escribí varias entradas sobre eso una de esas la  pueden ver aquí. Tiempo atrás tiré mis cartas en el Tarot Online y me salió malazo, Zeus me seguirá arrojando rayos y solo me queda agachar la cabeza y esquivarlos, ya vendrán tiempos mejores cuando venga Dionisio, mi Dios Amigo a salvarme.

39 Comments:

Blogger hugo solo said...

Mi mas sentido pesame 2.

10 de noviembre de 2013, 18:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

2 in a row! ;D

10 de noviembre de 2013, 18:14

 
Anonymous Claudio said...

Conozco varios amigos a los que se les ha muerto su disco duro, interno o externo, repentinamente. Es casi como una epidemia. Pero en el caso tuyo es ya mucha la mala suerte. Tienes que quemar ají seco en tu casa.

Por si las moscas, comenzaré a hacer respaldos de todo (y respaldos de los respaldos).

10 de noviembre de 2013, 19:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Claudio, dos al hilo es como mucho. Menos mal que como eran cosas nuevas lo más importante estaba en Dropbox y Google Drive, ahora me toca bajar caleta de gigas :(

10 de noviembre de 2013, 19:38

 
Blogger Frx said...

Que lata lo de los discos duros, si a mí me pasa eso me muero, soy muy joven como para perder un disco duro XD. Mejor llame a Seiya y a Kratos para que se carguen a los dioses que hinchan (Ok, este ha sido mi comentario más ñoño de todos XD).

10 de noviembre de 2013, 19:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bah, soy resilente y me lo tomo con calma. Si Dionisio no me ayuda por lo menos me puede consolar, con un 12 pack de Becker no hay pena que sobreviva.

10 de noviembre de 2013, 19:58

 
Blogger Frx said...

O un buen pack de Heineken, un Amaretto y uno que otro whisky.

10 de noviembre de 2013, 20:05

 
Blogger Ulschmidt said...

Lo viene soportando estoicamente Ud. a este problema - lo felicito !
..y si hicieramos la inferencia bayesiana sobre la probabildad de que se dañen dos discos duros en muy poco tiempo nos daría.... mejor dejémoslo ahí !
En la leyenda arturiana Uther Pendragon, padre del futuro Arturo, sitia el castillo de un rey enemigo porque ansía secretamente a su mujer, la reina Igraine. El mago Merlin lo ayuda, le da la apariencia de su enemigo y se presenta en palacio fingiendo ser el esposo de Igraine y duerme con ella, de cuya unión nacerá Arturo. El paralelismo con la historia de Anfitrion es notorio.

10 de noviembre de 2013, 21:19

 
Blogger Frx said...

Recuerdo también haber visto un documental que comparaba a Hércules con Jesús, aunque hay también quienes sostienen que la historia de Jesús como la conocemos está inspirada en la de Sócrates.

10 de noviembre de 2013, 21:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, estoy bajando archivos como loco. Ulschmidt yo soy el rey de las improbabilidades negativas, me tocan todas así es que ya no me afectan tanto. Claro que son siempre cosas de poca importancia menos mal.

No conocía el origen del Rey Arturo, eso corrobora la Ley de Hierro que viene desde los tiempos más antiguos. Y también se podría aplicar perfectamente a la inmaculada concepción de Jesus, al final todas esas cosas se parecen, pero las historias de los dioses griegos eran mucho más entretenidas, un adelanto de las telenovelas.

10 de noviembre de 2013, 22:39

 
Blogger Ulschmidt said...

... efectivamnte, son historias de larga data. El rey David se enamoró de la mujer de Urías y yació con ella (yacer era el verbo que usaba la valdense Biblia de mi madre).
Como ésta quedó embrazada de quién luego sería el célebre Rey Salomón el Rey hizo llamar a Urías que estaba en guerra para que se tome un descanso con su esposa y de paso se atribuyera la paternidad.
Pero Urías había hecho la sagrada promesa de no yacer con su mujer hasta que ganasen la guerra - o bien este Urías era medio rarito.
Entonces David lo envió a lo peor de la batalla - si es que no lo envió seguido de un esbirro encargado de liquidarlo - y Urías murió en combate y él se quedó con su viuda.
Muy probablemente la leyenda arturiana es una versión celta de la bíbilica y vaya a saber si ésta no es pariente de la griega. En este caso el ascenso del bastardo ungido luego en héroe debe ser dignificado encontrando una excusa para que la madre no quede como una loca.
Ya sabe, se me presentó con la apariencia de mi marido o cómo le iba a decir que no al Rey.
La última excusa esotérica de que yo he tenido noticias fue de la década de los 70: me secuestró un plato volador y me hicieron experimentos raros, querido.

11 de noviembre de 2013, 07:18

 
Blogger hugo solo said...

Tomas los dioses griegos estan muy lejos algo mucho mas cercano para dedicarle tus oraciones es la bruja Elvira en Mistress of the Dark seguro que te ayuda y es la chica desnuda que aparece en la portada del disco de Tom Waits y hoy a traves del wikipedia me entero quien era ella la del disco Small Change he tardado 20 y tantos años en saberlo encomienda tus discos duros a Elvaaira.

11 de noviembre de 2013, 07:53

 
Blogger Jose Cornejo said...

Dionisio vino a verme ayer en la forma de un Gato Negro. me lo tomé a la salud de mi familia que tuvo su primer almuerzo familiar en décadas!

La mitología griega tiene muchas aristas e historias, quizás también muchos nexos con otras culturas.

11 de noviembre de 2013, 11:18

 
Anonymous Ricardo said...

Recomiendo el texto de Robert Graves Los Mitos Griegos para adentrarse a ese fascinante mundo. Sobre el ciclo artúrico Chrétien de Troyes es quizás el autor más conocido pero sigue siendo la referencia La Morte d'Arthur de Sir Thomas Mallory. Una obra maestra que recoge todas las tradiciones artúricas en una sola obra y que fue la inspiración de la película Excalibur.

Sobre la analogía de Jesucristo y otras deidades, el cristianismo, como buen sincretismo, tomó mitos existentes y los hizo suyos, el más notorio el culto a Mitra. El dios que nace de una Virgen es uno de ellos, y el del dios crucificado también. En la mitología griega es Dionisio u Orfeo el dios/héroe que es crucificado. Y lo más probable es que el tema de la expiación de los pecados sea influencia del orfismo. Lo interesante es que en la religión griega hay elementos claramente indoeuropeos, o sea, propiamente helénicos, y otros elementos pre-helénicos o de origen oriental.

11 de noviembre de 2013, 16:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

He escuchado del libro de Robert Graves, lo voy a buscar ahora que todo está en San Internet, a mi me encanta la mitología griega ¡gracias por el dato!.

Es alucinante, mejor que cualquier reality y debajo de la aparente superficialidad de los mitos hay cuestiones que se repiten en culturas muy distintas y que probablemente nunca han estado conectadas, los arquetipos aparecen en todas partes, es difícil suponer cuales son propios y cuales inventados.

Deben haber cosas que están en el inconsciente que nos gustan o nos caen mal sin explicación, al final los hacemos mitos. Si al final todos venimos del mismo mono o "especie de mono"

11 de noviembre de 2013, 17:01

 
Anonymous Ricardo said...

http://historiantigua.cl/wp-content/uploads/2011/07/Graves_Robert_-_Los_mitos_griegos_I.pdf

http://historiantigua.cl/wp-content/uploads/2011/07/Graves-Robert-Los-Mitos-Griegos-2.pdf

Lo bueno del libro son sobretodo las notas. Graves trata de rastrear el origen "racional" del mito.

Saludos

11 de noviembre de 2013, 18:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Excelente! partí leyendo la historia de Edipo y me encuentro que Tiresias había sido convertido en mujer durante 7 años llegando a ser una famosa prostituta, luego volvió a ser hombre así es que cuando había alguna discusión sobre asuntos sexuales el tipo era toda una autoridad, sabía de lo que hablaba!

11 de noviembre de 2013, 19:18

 
Blogger Frx said...

Quizás uno de los elementos más universales de las religiones, aparte de las deidades es el concepto de cielo e infierno, en todas hay al menos un lugar donde van los privilegiados y otro donde van aquellos que deben ser castigados.

11 de noviembre de 2013, 21:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Me parece que los antiguos griegos no creían en el infierno, el Hades era la ciudad donde se iban todos los muertos independiente como se hubiesen comportado en la vida.

La idea del juicio final al parecer es cristiana y musulmana, ni los judíos del antiguo testamento tenían infierno y menos un juicio para después de muertos. A mi me parece una de las ideas más bizarras eso de que a uno lo vayan a enjuiciar y se va al infierno, super divertida, pero le sirve mucho a los predicadores para manejar a la gente, especialmente a los evangélicos.

11 de noviembre de 2013, 21:35

 
Anonymous Ricardo said...

Los monoteísmos de origen abrahámico tienen ese sentido escatológico de la historia, es decir, que existe un final. Lo recoje también el marxismo, un concepto lineal de la historia con un principio idílico, una caída, una historia de sufrimiento, luego un acontecimiento mesiánico para concluir la historia con la utopía final. Las religiones politeístas desconocen ello, tienen un sentido cíclico de la historia, como los ciclos de los que habla Hesíodo, de una Edad de Oro hasta llegar a una Edad de Hierro y de ahí vuelve a comenzar. Lo mismo para la cosmovisión escandinava, con un ragnarok o fin del mundo que no marca un final sino un nuevo comienzo. Nietzsche recoge algo similar con su concepto del Eterno Retorno, y también lo estudió mucho el rumano Mircea Eliade.

11 de noviembre de 2013, 22:44

 
Blogger Frx said...

Sobre los griegos al menos había un lugar donde se castigaban a los pecadores y creían en los Campos Elíseos que es como el paraíso, el cuento es que hay un lugar para ambas cosas independiente de si se les conoce como cielo e infierno propiamente tal o son el mismo lugar. Por otro lado y desligándose de lo del premio y castigo, es interesante ver cómo en muchos credos hay un lugar después de la muerte como en el caso de los egipcios que no sé precisamente donde iban a parar, pero en el caso de los faraones se volvían algo así como deidades y vigilaban la tierra desde otro plano. Ahora lo de los judíos no lo sabía y gracias a ello tengo otra buena razón para un día echarle un ojo a un texto judío para ver qué otras diferencias hay con uno cristiano, aunque quizás uno de los credos más llamativos son aquellos donde se veneran a los antepasados.

11 de noviembre de 2013, 22:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No me había fijado en lo de Marx, la revolución sería como el juicio final y el comunismo un estado donde nadie tiene que trabajar y todos satisfacen sus necesidades, correspondería al paraíso. No me había fijado en eso.

Claro que a mi me tinca mucho más el eterno retorno, aunque dudo mucho que exista algo después de la muerte, creo que incluso la idea de la reencarnación es muy ególatra y poco probable

11 de noviembre de 2013, 22:56

 
Anonymous Ricardo said...

Con los griegos hay que separar las cosas, existe un sustrato pe-helénico y oriental donde se creía en la culpa, el pecado y la pena en un más allá. Por eso encontramos creencia como el dionisismo, el orfismo, los misterios de Eleusis etc. En la religión helénica porpiamente tal, la de los dioses olímpicos, lo que deshonraba a un hombre era la hubris, desmesura o arrogancia que ofendía a los dioses. Ahí vemos que los grandes castigados después de la muerte, Sísifo, Tántalo y otros fueron condenados al Tártaro junto con los Titanes. Otras veces eran castigados con la muerte o castigos en vida, como Ayax el Menor que por profanar el altar de Atenea en el saqueo de Troya murió al naufragar de regreso a Grecia, o el mismo Odiseo que por arrogancia fue condenado a vagar por años antes de poder volver a Itaca.

11 de noviembre de 2013, 23:03

 
Anonymous Ricardo said...

MMhhh supongamos que en la concepción marxista existe también un pasado idílico de propiedad colectiva, viene la caída con el nacimiento de la propiedad privada, el valle de lágrimas con el desarrollo del capitalismo, el mesías como la dictadura del proletariado y la venida del Reino de los Cielos como la futura sociedad sin clases. Judeocristianismo laico?

11 de noviembre de 2013, 23:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A mi me pareció algo así, la revolución como una especie de juicio final que vuelve a poner las cosas en un orden estático.

O sea que para los helénicos el "pecado" era ofender a los dioses, no a otras personas. Ese es un punto curioso de las religiones porque en el cristianismo -por ejemplo- exige ser bueno con los demás. Los teólogos parece que extendieron el argumento diciendo que también es "ofender a Dios" por medio de hacerle mal a otras personas ("lo que hicisteis con ellos lo hicisteis conmigo", etc.), **además de no adorar a Dios y atender los mandatos de sus representantes**

En el taoismo no existe para nada esa idea de pecado contra otras personas, al revés del confusionismo donde no existen pecados pero si reglas morales muy estrictas de no perjudicar a los demás.

En fin, esto de las religiones es una bolsa de gatos, por eso yo profeso la verdadera -y única- fe: de la Sagrada Iglesia del Spagetti Monster

11 de noviembre de 2013, 23:17

 
Anonymous Ricardo said...

Lo otro es que tampoco los griegos y romanos tenían una concepción del más allá como lo entendemos nosotros, eran lugares físicos que algún mortal con valentía se atrevía a visitar. Hay ejemplos como cuando Odiseo va a consultar la sombra de Tiresias, cuando Orfeo baja al Hades para tratar de recuperar a Eurídice, cuando Herakles tiene como uno de sus 12 trabajos ir a buscar al Cancerbero, debe haber más. Incluso Virgilio nos relata cuando Eneas se mandó su paseíto por los Campos Elíseos.

11 de noviembre de 2013, 23:21

 
Blogger Frx said...

Ciertamente la concepción de Inframundo de los griegos era bien particular, siendo lo más destacable que Hades no tenía ningún rol antagónico en la mitología en el sentido que no era como el Diablo cuyo infierno y él son el mal, sino por el contrario, Hades se quedaba piola y rara vez hacía algo como lo de Perséfone, preocupándose de hacer funcionar las cosas en su dominio nomás.
De todos modos, alabado sea el hurón sagrado XDDD

11 de noviembre de 2013, 23:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Esa es una de las cosas que más me gustan de la religión helénica: todo estaba al alcance de la mano donde se podía ir: los dioses vivían en el monte Olimpo (como decir la punta del cerro) nada de cielo y el Hades también estaba aca mismo, era como el subterraneo, eran ideas mucho más lógicas.

¿Como van a estar Dios y las personas que irán al paraíso flotando en el cielo? Es una idea absurda como pocas.

El gran Allan Watts escribió un libro estupendo "El arte de ser Dios. Más allá de la teología" gracias a ese libro vi la luz y me convertí en un pastafari, ahora mi alma está segura y tranquila

11 de noviembre de 2013, 23:28

 
Anonymous Ricardo said...

Tomás, ahora recuerdo el concepto de xenía, el de hospitalidad para con los extraños. Era un concepto sagrado para los antigus griegos, o sea, era una costumbre sansionada por los dioses. O sea, si alguien ofrecía xenía a un viajero para luego robarle o asesinarlo o cuando el viajero abusaba de la confianza de su anfitrión de la misma forma, la afrenta era a los dioses, no a la persona. Por eso el linaje de Edipo fue maldito, pues su padre Layo, acogido por xenía en la corte del rey Pelope, violó y asesinó al hijo del rey cuando le enseñaba a conducir carros.

11 de noviembre de 2013, 23:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

O sea que ya tenían el bichito ese de identificar la religión con la moral, una herramienta de manipulación formidable.

"Si no teportas bien ofendes a Dios" "portarse bien es hacer lo que nosotros decimos" (10 mandamientos, pecados capitales y etc.)

Algo muy divertido es que mi tocayo Tomás de Aquino escogió cuidadosamente las mejores cosas de la vida como pecados capitales: lujuria, dula, etc. Algo de eso comenté en http://bradanovic.blogspot.com/2007/02/siete-pecados-capitales.html

11 de noviembre de 2013, 23:34

 
Anonymous Ricardo said...

Depende de lo que consideres moral, el curita te saca las tablas de la ley y te dice q esto sí y esto no. En la antigua Grecia era un deber moral en la aristocracia guerrera cobrar venganza de sangre si asesinaban a uno d elos tuyos. Es por eso que al final Orestes asesina a su madre con el soporte moral que le da su hermana Electra. Cero remordimientos. Por eso cuando lo juzgan se le declara inocente, pues la moralidad que vence es la venganza por derramamiento de sangre por sobre el crimen matricida. Por algo a Nietzsche adoraba a los antiguos griegos jeje.

11 de noviembre de 2013, 23:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah claro, yo entiendo por moral (vagamente definida) las normas de comportamiento más o menos ampliamente aceptadas. Me acuerdo que una vez leí de un misionero que trabajó varios años con los Yanomani en la amazonia, bueno, este tipo contaba que la traición era la cualidad más apreciada en esa sociedad, decía que cuando les enseñaba la biblia nadie les ponía mucha atención y se tiraban miguitas y conversaban. Pero cuando llegó a la traición de Judas con un beso eso causó un tremendo impacto, todos se quedaban con la boca abierta y murmuraban una palabra con mucho respeto y admiración.

Como el misionero no entendía muy bien el idioma todavía no se dio cuenta de que se trataba, pero después entendió que la palabra era el equivalente de "engordar a un chanchito antes de matarlo" esa era una gran cualidad, superior a la valentía y muchas otras. Judas era el héroe porque había trabajado mucho para ganarse la confianza de Jesus para después traicionarlo.

Yo he notado ideas parecidas en los huiliches cuando viví en Chiloe y en algunos aimaras acá, parece que son ideas comunes en sociedades más o menos depredadoras.

11 de noviembre de 2013, 23:51

 
Anonymous Ricardo said...

Otro poroto más para el relativismo moral.

11 de noviembre de 2013, 23:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, yo soy un convencido de eso. Siempre le hago el quite a los juicios morales, no porque crea que hay que ser inmoral o aprovecharse de los demás sino porque cada uno tiene valores distintos y no hay manera de saber si los míos o los suyos son los buenos... a menos que le preguntemos a un predicador evangélico o a un curita :D

11 de noviembre de 2013, 23:59

 
Blogger Frx said...

Guau, lo que es la variedad cultural, es tan sorprendente como fascinante. Me acordé de una historia que sería una de las primeras discusiones sobre qué era ser civilizado que la tuvo un colono europeo con el líder de una tribu indígena donde como era común en esa época, el colono decía que los iban a civilizar y a sacarlos de la barbarie, a lo que el líder de la tribu dijo que ellos eran los bárbaros porque mataban porque sí y ellos mataban para comer.
Otro dato freak por ahí es que en culturas anteriores a la griega era común la zoofilia, incluso en algunos casos contribuía a la veneración del animal

12 de noviembre de 2013, 00:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo más divertido es que al predicador este de la historia con los yanomanis, cuando entendió de que se trataba el asunto empezó a pensar si todas las amabilidades que habían tenido con el no se deberían a que lo tenían a EL en engorda como chanchito

12 de noviembre de 2013, 00:04

 
Blogger Frx said...

Jajajajaja demás que lo tenían como a chancho de matadero, me pregunto si después apretó cachetes.

12 de noviembre de 2013, 00:18

 
Blogger Javier Hechem Ortiz said...

Tomas cual es la definicion de pisiutico exactamente?
Tiene relacion con picutti?
Gracias

18 de noviembre de 2013, 19:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Javier, "pisiutico" es una manera antiguaa de decir "siutico" que en jerga chilena significa "snob". Apaaaarece en el libro "En el viejo Almendral" de Joaquín Edwaards Bellom, me gustó mucho y siempre que puedo la uso.

18 de noviembre de 2013, 19:35

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas