Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Casa versus departamento

sábado, 18 de enero de 2014


Veo en las fotos que Matías, el sobrino de mi prima Cecilia ya llegó a Antofagasta ¡seiscientos kilometros corriendo!, que increíble lo que puede hacer un ser humano, pensar que yo me canso de ir -con este calor- a pié hasta la universidad y me tomo un colectivo, o cuando voy a Las Peñas llego hecho pedazos. En fin, el desafío es extraordinario y lo pueden seguir en su página web.

Un amigo me pregunta que es mejor, comprar casa, condominio o departamento. Ah, me acordé de La Historia de mi Casa.

Mi idea de calidad de vida puede parecer algo estrafalaria, pero creo que es más lógica que las ideas convencionales. Por ejemplo cuando me compré mi casa, con la plata que he gastado pude haber comprado un departamento en algún barrio más lujoso o una casa en el condominio Las Palmas, cualquiera pensaría que vivir entre manicurados jardines me daría mejor calidad de vida que mi casa en un feo cerro, pero yo tomé en cuenta otras cosas.

Por ejemplo vivir en la comunidad de un edificio o condominio, sin importar lo bonito de la construcción o los jardines que tenga, baja inmediatamente la calidad del lugar que habitamos. En un departamento estamos sujetos al ruido y olores de los vecinos de arriba, abajo y de los lados, tenemos "áreas comunes" de las que no podemos disponer como se nos antoje y estamos sujetos a las decisiones de la junta de vigilancia -o peor- a las arbitrarias decisiones de un conserje al que además debemos pagarle.

Dependemos de un ascensor y estamos obligados a pagar gastos comunes, igual que en un condominio donde cientos de casitas de juguete se aglomeran para aprovechar mejor el espacio, porque en maximizar espacio está la utilidad del proyecto. Nuestra "propiedad real" por metro cuadrado en un departamento o condominio puede ser mucho menor a la propiedad que tenemos sobre una casa.

Sobre el entorno, bueno, yo he alojado en algunos de los mejores hoteles del mundo: Keio Plaza, Furama, Hilton, Royal Garden y me di cuenta hace años que el "lujo" es lo primero que aburre, sin embargo ciertas comodidades se agradecen todos los días. Una gran ventaja que vi en mi casa es su ubicación de relativo aislamiento, cuando vivía solo podía salir calato al patio sin temor a que una golosa (o más probablemente asqueada) vecina estuviese mirando, a la vez está lo suficientemente central como para ser segura y accesible. Tiene buena vista a toda la ciudad y parte del mar, lo que es muy útil cuando hay un incendio: solo me asomo y puedo mirarlo por la ventana.

Mi casa es mi castillo, en ruinas pero con un poco de plata podré demolerlo y hacer otro nuevo, solo debo esperar que vuelvan las vacas gordas. Además es como una caja de arena donde he jugado durante años botando cerros y construyendo piezas que -aunque sean feas- me sirven perfectamente. Levanté todo a pulso, absolutamente cero ayuda financiera porque pagué cash hasta el último peso.

Claro que estuve a punto de perderla y, por esas cosas de la vida, todavía no la tengo segura ¿que pasaría si me la quitan? es como pensar que pasaría si me enfermo, nada pues, tendría que aguantar el mal rato, nada más, he vivido como 15 años allí, me he divertido mucho, lo que gasté ya está pagado y lo que estoy disfrutando ahora es de regalo, es lo mismo que si mañana me enfermo y me muero: después de la paletada nadie dijo nada.

A mi amigo le dije que siempre es preferible una casa a un departamento o condominio porque se tiene más propiedad real por igual cantidad de dinero. Hay cuestiones superficiales como la construcción, los jardines o la piscina, eso es lo de menos porque con el tiempo no cuesta nada arreglarlo, pero hay cosas fundamentales como la ubicación, la seguridad y la independencia que están fuera de nuestro control mejorar. Poder hacer lo que a uno se le antoje dentro de su terreno es una soberanía de enorme valor.

No digo que sea horrible vivir en un departamento, yo viví años arrendando una pieza sin problemas, pero mi punto es que si uno tiene plata suficiente como para escoger, lo mejor -a mi modo de ver- es dejar a un lado lo superficial, las apariencias y poner la plata en las cosas más importantes, es mejor una casita humilde que cualquier "lujoso" departamento.

Aunque pensándolo bien es una tontera lo que estoy diciendo. Es el gusto de cada cual y mucha gente vive y muere por las apariencias, en ese caso es correcto sacrificar funcionalidad por prestigio o algo por el estilo, no tengo nada en contra de eso, cada cual con su gusto, incluso los malditos farsantes.

P.D. algo que es obvio pero tengo que ponerlo porque a veces me entienden mal. Estas son opiniones mías nomás, personales, válidas solo para mi y no son recetas ni dictámenes para nadie más. Es una lata a veces tener que entrar a discutir y defender cuestiones que solo son mis preferencias, casi siempre extravagantes.

17 Comments:

Blogger hugo solo said...

Yo te entiendo bien Tomas en algun comentario pasado hable sobre las casas su estilo pero nada tiene que ver con el lujo he recorrido cantidad de pueblos y ciudades por donde el google car pasa la parte mas fea de san francisco son unas extensiones de casas muy parecidas si no iguales a la que muestras en la foto del post y ya se la necesidad somos muchos pero es la parte fea de san francisco y asi sume y sigue cuando fueron llegando de europa los inmigrantes segun como les iba la vida se construian sus casas como las de su tierra la vida era mas facil y la mano de obra barata despues se fue complicando y el diseño de un arquitecto cuesta dinero asi de sencillo naci en una ciudad la ciudad jardin y tuve la suerte de vivir de arriendo siempre en sitios llamemosle bonitos tanto departamentos como casas y en barcelona vivo en el eixample un extenso y buen barrio en donde pasear por la calles de barcelona esta lleno de bonitas mejor hermosas construcciones llenas de imaginacion etc etc sin dudad que tener tu propia casa con espacio alrededor es muy bueno pero la arquitectura es la arquitectura y las casa digo bonitas curiosas son lo que son yo de estados unidos solo conozco oklahoma y mi hijo ha vivido ya en varias casas y los barrios son eso de pelicula no estoy hablando de lujo casas con espcio y jardin arboles y como en todas partes hoy las casas que se construyeron en los 50 o 60 no tienen ese espacio la tipica casa americana sencilla comoda etc etc visito irlanda por un posible viaje o a escocia y las nuevas construcciones guardan algo pero son funcionales pero claro hay pueblitos por escocia inglaterra irlanda con unas casas que son una maravilla y no son lujosas cuestion de culturas visitas hungria rumania etc etc lo del google map es una maravilla copiarse una casa de piedra debe de salir cara pero menos cara una casa estadounidense de las normales tambien esta el espacio la construccion vertical en lugares no extensos es la mejor forma de vivir y no ocupar extensiones inmensas pero repito nada de lujos como en las series de television valparaiso es declarada ciudad de la unesco porque tiene algo especial y eso lo da su arquitectura que sea carisimo en todo sentido construirse un castillo del rhin como el de san jorge ya desparecido ahi en el cerro castillo de viña del mar es casi imposible pero la gente tiene que vivir y la pobreza es la razon de unas construcciones feas en su sencillez sin imaginacion siempre generalizando que habra de todo y todo es cuestion de dinero pero noruegos suecos holandeses ingleses alemanes franceses jugoslavos italianos prestaron su estilo cuando llegaron en un tiempo donde la mano de obra era muy barata.

18 de enero de 2014, 08:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo que le recomendaba a mi amigo era comprar un terreno grande y bien ubicado, aunque la construcción fuera pobre, en lugar de un departamento o casa en condominio.

Encontrar esos terrenos en ciudades densamente pobladas o muy grandes es imposible (al menos a precios normales, es lo que escribía F. Shumacher sobre el tamaño de las ciudades en "Small is Beautiful". Pero acá todavía se puede.

18 de enero de 2014, 10:18

 
Blogger Ulschmidt said...

yo también voto por casa primero y departamento después.

18 de enero de 2014, 11:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Cosas que antes eran comunes y corrientes se han ido transformando en un lujo accesible solo a los ricos, por ejemplo una casa grande y cosas que antes eran inalcanzables hoy las tiene todo el mundo, por ejemplo un auto.

18 de enero de 2014, 11:45

 
Blogger hugo solo said...

Si seis millones se los lleva santiago el resto durante mucho tiempo van a tener espacio de sobra y bien por tu sobrino el corredor.

18 de enero de 2014, 11:53

 
Blogger Pablo said...

No tengo experiencia en departamentos, pero si en condominios. Vivo siempre en una casa de población de clase media, la típica "unidad vecinal" de los 60, con casas modernistas y .uchas áreas verdes, hecho para familias jóvenes de clase media emergente. En general, los problemas típicos eran los que nacían de vivir en casas relativamente juntas como la poca privacidad en patios, o bien temas de convivencia general, como vecinos con sus jardines limpios y bonitos, y otros feos y sucios. Cuando me independize opté por casa para tener patio, y condominio por la seguridad. La convivencia es similar a vivir en población, solo que mis vecinos son en su mayoría profesionales y técnicos que siempre habían sido pobres y ahora se ven con un poco de Lucas y se creen del jet set. Entonces muchos temas de convivencia, como ruidos, estacionamientos en áreas verdes, etc. Lo resuelven con un "para eso estoy pagando", típico del roto maleducado. Se creen del barrio alto, porque cuando iba a empezar a pasar una línea de micros por la calle de afuera, casi todos se opusieron porque "bajaba el nivel del barrio". Esa es la típica gente que vive de apariencias, y que por ejemplo tienen autos que cuestan el 50% o mas del valor de la casa, o que cuando tienen un poquito mas de plata, dejan las casas de 100 m2 y se van a departamentos de 50 m2 pero a un barrio alto de verdad. Por eso, me compre una parcela cerca de Pucon y lo único que quiero es juntar la plata, construir la casa, e irme a vivir entre vacas y bosques, mirando el jardín y el lago.

18 de enero de 2014, 12:25

 
Anonymous Ricardo said...

Tomás has expuesto un tema interesantísimo y que sigue atormentando a arquitectos y urbanistas. Cada tipología de vivienda residencial (casa unifamiliar, departamento, complejo de edificios con espacios comunes, condominios etc) tiene sus propias implicaciones para los usuarios y la ciudad en su conjunto, pero comparten una misma problemática: la relación de mi privacidad con la del resto.

El siglo XX vio nacer innumerables proyectos urbanísticos y arquitectónicos de la mano de políticos y arquitectos connotados. El movimiento moderno propugnó la tipología de la torre dentro de un conjunto de otros edificios y espacios comunitarios que deberían haber servido para reforzar el sentido de comunidad de sus habitantes. El problema es que sucedió todo lo contrario: ejemplos chilenos como la Villa Portales, la Remodelación San Borja, las Torres de Tajamar y por supuesto muchos complejos de bloques en todo el país son testigos del abandono de aquellos "espacios de encuentro social".

Las últimas teorías indican que los arquitectos siguen trabajando, como un juicio a priori, con el concepto que las familias gustan de hacer vida interior de barrio, sea en espacios interiores que separan de la vida urbana o en los patios de edificios privados, o bien en el sistema de calles interiores y privadas que estructuran un condominio. Estas mismas teorías nos explican que el ciudadano promedio trata de evitar una relación muy cercana o íntima con sus vecinos más directos. Esa sería la razón del por qué la gente trata de evitar relacionarse socialmente en espacios comunes. La evidencia indica que esa relación tiende a ser más agradable en la calle misma, rodeado de actividades urbanas e inmerso dentro del acelerado ritmo de la ciudad. La interacción allí es la más mínima y rápida posible.

La teoría del "cerramiento" está siendo muy criticada pero sigue siendo utilizada tanto por profesionales y estudiantes de la arquitectura, pues conlleva cierta idea de sociabilidad, moral sana y demases asociaciones que no se reflejan en la realidad: al final terminan o siendo tierra de nadie, apta para la delincuencia o desiertos sin vida.

Saludos

18 de enero de 2014, 12:28

 
Blogger Jose Cornejo said...

Tuve la oportunidad de vivir en casi todos los tipos de habitación que puede pasar un santiaguino promedio. viví en una poblacion cuando chico (las casas CORVI, si alguien se acuerda), para después irme a vivir a una Villa en el 88 para después vivir exiliado en un departamento por un año y después volver a vivir a un "barrio" que hasta ahora no ha perdido lo de barrio.

El vivir en un depa, tiene sus pro y sus contras. pero no lo recomiendo. pagar eternamente los gastos comunes, bajo la atenta mirada del conserje que es más sapo que la CIA y tener una tolerancia casi de monje tibetano.

El tener un terrenillo y armarlo a tu gusto no es una mala idea, sobretodo si compras el terreno a precio de huevo, una casa prefabricada para empezar y el resto lo vas encachando con el tiempo. pero para eso NECESITAS PLATA.

en todo caso voy por la casa.

18 de enero de 2014, 13:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Que buenos comentarios, especialmente las experiencias prácticas.

Yo creo que uno puede arreglárselas para vivir en cualquier lado, cuando chico viví en una mediagua sin luz ni agua en la población Santiago y nos arreglamos bastante bien, por eso jamás me han conmovido esas telenovelas que hace la prensa de los campamentos. Nuestra pobla estaba al lado de el inmenso basural de Santiago (Lo Errazuris creo que era)y no recuerdo que nadie sufriera mucho por eso, esa victimización por la falta de confort es más o menos moderna, también viví en casas Corvi y la mayor parte de mi vida la he pasado arrendando piezas, la mayoría muy precarias y 4 años en la casa rodante.

En cualquier parte se puede vivir sin problemas, yo feliz arrendaría una pieza de nuevo, me adapto altiro. Pero de lo que hablaba es la decisión de comprar, donde existe una tensión entre tener algo independiente o vivir en comunidad, habiendo vivido hacinado toda mi vida mi sueño era algo independiente.

Lo que dice Ricardo es -a mi modo de ver- la raíz del problema, desde que se profesionalizó la arquitectura y apareció el "urbanismo técnico" por llamarlo de alguna manerase han hecho un montón de experimentos sociales la mayoría fallidos. El más desmesurado creo yo fue Brasilia.

De Arica se dice que es la ciudad mejor diseñada de Chile porque tuvo a los más grandes de nuestra arquitectura modernista en los sesentas, durante la Junta de Adelanto, la oficina donde era socio Jaime Castillo Velasco e hicieron verdaderas joyas de arquitectura moderna como la población Arica, la Chinchorro y extraordinarios edificios públicos como el casino municipal y el estadio entre otros.

Las poblaciones se hicieron con esa ideología que Ricardo describe perfectamente, una fantasía basada en 2lo que la gente debe tener" con una serie de prejuicios e ideas locas. En Santiago se construyeron así las Torres de San Borja y las de Tajamar entre varios otros. Acá en Arica en calle Santa María hay una población muy extraña con casas en forma de hangares y un "Parque central", diseñada como una verdadera colmena humana.

Todos esos han sido fracasos porque la gente a los pocos años va desarmando todo lo que los arquitectos laboriosamente diseñaron. En la población Chinchorro las casas tenían un enorme patio central calculado para llevar la luz y dar frescura y blalabla, no queda ni una sola de esas casas con el patio original ¡todos lo techaron para construir piezas!

Los experimentos sociales de algunos arquitectos y urbanistas casi siempre terminan en costosos fracasos. Las casas no hacen a la gente, la gente hace a las casas.

18 de enero de 2014, 14:39

 
Anonymous Ricardo said...

Creo que uno de los primeros experimentos de bloques de viviendas con espacios interiores comunes fueron los falansterios, que fracasaron rotundamente (http://es.wikipedia.org/wiki/Falansterio). Es uno de los ejemplos clásicos de como una ideología política se alía con la arquitectura tratando de consumar una utopía. Y se sigue insistiendo. Otro caso que recuerdo son los kibutz israelíes (http://es.wikipedia.org/wiki/Kibutz) que también funcionaban como comunas autosuficientes fundadas en el concepto de propiedad colectiva. Ahora están en pleno proceso de privatización.

Saludos

18 de enero de 2014, 16:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja los kibutz privatizándose ¡adonde vamos a llegar! los socialistas judíos ya no son como antes :D

Claro, los falansterios de Fourier, onde no iba a haber propiedad privada y cada cual tarabajaría en lo que le gusta, en verdad la cosa es más antigua de lo que yo suponía.

Pensándolo bien, los condominios también siguen cierta ideología, están hechos para una clase que no quiere vivir en departamentos pero tampoco tiene para una casa de verdad, los condominios usan la optimización, las economías de escala, maximizan los recursos comunes pero sin llegar a la promiscuidad de los departamentos, se aglomeran solo hacia los lados.

El condominio va de la mano con el crédito hipotecario, mientras que la vivienda social va con los subsidios que a veces llegan al 100%.

El crédito permite a muchos llevar un tren de vida muy por encima de su flujo de ingresos: buen auto y bonita casa todo al crediclan, pura apariencia, cuando le preguntan "¿y como te va?" dice "me defiendo".

Ya casi nadie ahorra para compararse una casa, todos la quieren ahora ya (y altiro linda) como eso sale caro la mayoría va por el departamento el condominio con hipotecario. antes la gente compraba terreno e iba construyendo con los años, las casas duraban tres o más generaciones. Ahora normalmente la venden por apuro a los pocos años antes que se las remate el banco.

Yo nunca soñé con tener una casa y la mía fue por accidente, porque tenía la plata y no se me ocurría en que gastarla. Fue una gran inversión junto con la casa rodante.

18 de enero de 2014, 18:42

 
Blogger hugo solo said...

Tomas dime alguna calle de las que nombras la de los mejores arquitectos he colocado el google maps y cuesta dar con algo que valga la pena pero con la arquitectura no hay medias tintas uno puede construirse su propia casa y considerarla un castillo y debe de haber miles de castillos pero con un pero muy largo.

18 de enero de 2014, 18:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Está lleno, hasta hay tesis doctorales sobre eso, mira por ejemplo
http://cgaleno.blogspot.com/2009/06/transformacion-de-las-viviendas-de-la.html

http://arquitecturamoderna.tumblr.com/post/40927156032

Otro artículo general sobre arquitectura moderna en el norte
http://www.revistas.uchile.cl/index.php/RA/article/viewFile/28175/29875

O para citarme a mi mismo puedes ver mi entrada sobre el premio bicentenario al diseño urbano de Arica en http://bradanovic.blogspot.com/2012/01/urbanismo-en-arica.html

18 de enero de 2014, 18:56

 
Blogger hugo solo said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

18 de enero de 2014, 19:25

 
Blogger hugo solo said...

Tomas pero son edificios de los años 40 60 pero la ciudad en donde la gente vive salvo cosas puntuales es muy fea se necesitan arquitectos aunque la casa sea pequeñita no me vale el me la construi con mis manos los edificios que muestras son edificios oficiales lo que yo me refiero son las casas en donde vive la gente repito y es casi un aborto por feliz que se pueda ser en ellas por encima el recuadro en azul que tu marcas mas de los mismo seguramente tendras amigos arquitectos lo siento es una tomadura de pelo se vive pero no hay la mas minima normativa del decoro.

18 de enero de 2014, 19:26

 
Anonymous Anónimo said...

De todas maneras prefiero un condominio a una casa.
Creci en una casa, en un barrio pobre que toda la vida me deprimio.
Toda una vida he trabajo para poder "hacerla", bueno, mi idea particular de
mi sueno chileno. Vivir en un condominio de buen nivel, en donde toda la gente
es educada, sabe comportarse, no hace fiestas inadeacuadas, no hay patotas en las esquinas etc. En las casa la gente ahora vive en "jaulas" rodeadas de rejas por las ventanas y debes, por obligacion tener un perro. Yo en cambio tengo unos ventanales giganets con vista despejada y mucha luz. En fin, cumpli mi sueno.

8 de diciembre de 2015, 01:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, se podría decir que tienes un gran espíritu comunitario. Yo todo lo contrario :)

8 de diciembre de 2015, 17:09

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas