Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Los bienes Giffen

domingo, 2 de febrero de 2014


Estaba preparando los apuntes para un curso de economía de redes y me pareció que lo lógico era partir con la micro economía tradicional para derivar a la economía de Internet mostrando las similitudes y diferencias.

Conversando con un amigo que sabe de estas cosas, me decía que no hay diferencia y que las leyes de la economía se aplican en Internet tal como en cualquier otro mercado "mira la curva de la demanda por ejemplo" me dijo. Mi amigo es de los que creen en el certeris paribus, así es que pensé para que me voy a calentar la cabeza y le encontré toda la razón. Pero el asunto de las leyes de la economía y la curva de la demanda me están dando vueltas desde hace rato.

Creo que un buen punto de partida es describir la micro economía de manera simple: por ejemplo como el estudio de las decisiones de compra y venta de las personas, como valoran los bienes y como se forman los precios.

Lo que conocemos como micro economía es un modelo matemático -un conjunto de ecuaciones- que desarrolló Leon Walras (en la foto) a partir de los conceptos de teoría subjetiva del valor y la utilidad marginal decreciente, que ha sido afinado por muchos otros economistas en el tiempo. En el fondo trata las decisiones como problemas de optimización usando herramientas matemáticas de la programación lineal.

En palabras sencillas las cosas no tienen valor intrínseco sino que el valor es asignado psicológicamente por las personas (valor subjetivo). Y mientras más incrementamos la cantidad de algo que nos satisface, menos es el incremento de satisfacción que obtenemos (rendimientos decrecientes). Así es como aparece las famosas curvas de oferta y demanda que adornan el principio de esta entrada. A la izquierda aparece la curva de oferta, w es el costo, v la cantidad producida. A la derecha la de demanda con p el precio y x la cantidad consumida. al centro aparecen las equivalencias en el punto de equilibrio.

Olvídense de lo que dije antes, hay una forma más sencilla y fundamental de explicar estos principios, que es la siguiente: le damos más valor a lo que es escaso y menos valor a lo que es abundante. Esa es la médula del hueso.

Para completar nuestro cuadro recuerden que se trata de decisiones, valorización y precios ¿como decide una persona si el valor que estima coincide con su precio, es decir si vale la pena comprarlo? Lo que nos falta definir ahora es el costo de oportunidad, es decir las cosas que dejo de comprar cuando gasto mis lucas en algo: por ejemplo si gasto US$ 100 en vino con ese dinero no podré comprar alimentos, ese es mi costo de oportunidad, lo que dejo de comprar después que me gasté la plata.

El modelo matemático se basa en estos principios (o leyes económicas) y en dos supuestos: el primero es que las personas siempre deciden en forma racional, es decir de la manera que su utilidad sea máxima, el segundo supuesto es el certeris paribus, o sea que cuando hay muchos factores que influyen, se pueden dejar todos iguales y variar solo uno, para ver cual es su efecto.

Con todo esto se construyen las curvas de oferta y demanda, que muestran la misma cosa desde el lado del productor (oferta) o del consumidor (demanda). Para el consumidor, mientras más baja el precio que puede pagar de un artículo, más compra y el productor, mientras más baja el precio que puede cobrar menos produce. La curva de demanda tiene pendiente negativa y la de oferta pendiente positiva como muestra la figura, donde se juntan es -supuestamente- el precio de equilibrio.

A partir de eso se arma toda la teoría microeconómica para estudiar las decisiones que tomarán los productores y consumidores, el costo de oportunidad se refleja en los bienes sustitutos o los complementarios y se estudia la elasticidad de la oferta y la demanda, por ejemplo, como cambia la cantidad que se consume cuando el precio sube un 10% ¿baja el consumo en un 10%, a más, o a menos?. Esa es la parte predictiva del modelo y se supone que si tenemos una curva continua (requisito que no se cumple en la realidad) podemos derivar y calcular su "aceleración" en un punto dado, o sea la variación del precio.

Pero hay unos cuantos problemas

El primero es que las predicciones no son muy buenas y nadie calcula los precios derivando curvas, además los precios de equilibrio son más o menos una ficción matemática, el método en el mundo real es de prueba y error, negociando hasta que se llega a acuerdo. Como notaron los economistas austriacos hace tiempo los precios se forman de manera colectiva, espontánea e incalculable.

Cuando enseñan la curva de la demanda, el profesor recita el siguiente credo económico "esta curva siempre tiene pendiente negativa, el que me diga que existe una demanda positiva (o sea que la gente compra más cuando sube el precio, con todos los demás factores iguales) no vuelve más a clases".

Luego el profesor matiza su ley de hierro diciendo "bueno, en realidad existen unos bienes rarísimos, que se llaman bienes Giffen con demanda positiva, pero incluso se discute si existen en realidad porque puede ser un comportamiento extraño más que una condición de los bienes".

Los bienes Giffen. Resulta que no son para nada raros. Recuerdo que un amigo que es médico me contaba la siguiente historia "sabe Tomasito, cuando yo llegué a Arica era muy idealista y pensaba ser una especie de médico de los pobres, arrendé una consulta muy barata, tenía un auto antiguo y cobraba menos de la mitad que mis colegas, pero no entraba un solo paciente a la consulta. Hasta que un colega me abrió los ojos, subí los precios, hoy me llueven los pacientes, pobres y ricos. Cuando a un paciente pobre le cobro menos me mira con desconfianza y se va donde otro doctor más caro ¿para que voy a pelear contra la naturaleza humana?".

Nunca se me olvidó esa historia que me contaron hace un montón de años, los bienes Giffen son negados en las aulas porque echan a perder el modelo matemático, pero existen igual, por la sencilla razón que, en la mayoría de los casos, los consumidores no tienen modo de decidir racionalmente -como supone la teoría- y a veces deciden a la inversa "si es más caro, debe ser mejor", lo que no deja de ser racional aunque contradiga la ley de la demanda: solo subir el precio puede aumentar la demanda. Si no creen pregunten a los estrategas de Apple.

Hay varias "explicaciones económicas" para esto, pero -a mi modo de ver- solo racionalizan una realidad que les molesta y les arruina el modelo. En la entrada de ayer terminaba diciendo que "el pobre vive tratando de optimizar", curiosamente los consumidores más racionales son aquellos muy pobres, que tienen muy poco impacto en la economía, porque para ellos la optimización es un asunto de supervivencia. Existen otros problemillas pero creo que ya me extendí demasiado, mejor lo dejo para otro día.

P.D. me acordé de un viejo amigo, economista, que critica a los austriacos y dijo el otro día que no hacen economía sino una especie de religión, porque "no respetan el principio básico de que los efectos siguen a las causas". El modelo de Walras tiene muy bien encadenadas las causas y efectos, hasta demuestra matemáticamente que existe el equilibrio, lo malo es que está tan repleto de simplificaciones que tiene poco que ver con la realidad. Walras hizo un modelo tan lindo y lógico como el de Newton, pero a diferencia de este, es poco o nada lo que predice y se sostiene a puras racionalizaciones.

27 Comments:

Anonymous mark said...

je,je la economía de fronteras entre Arica y Tacna hecha por tierra mucha teoría económica....

1 de febrero de 2014, 22:39

 
Blogger EDO said...

Que raro eso de los bienes giffen...pero creo que se aplica a la gente rica la otra vez mostraban en la tele la vida de los superricos chilenos y mostraban una joyeria en donde los tipos ni siquiera preguntaban el precio de los articulos(joyas sobre 50 palos) y se las llevaban. Es increible como la sicologia del rico es distinta a la sicologia del pobre. eso.

1 de febrero de 2014, 22:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Mark, tenemos la suerte de vivir en uno de los lugares más interesantes del mundo en cosas de economía, el Perú y la frontera son singularidades.

Edo, los bienes Giffen no son solo para los ricos. Lospobres también prefieren los médicos más caros, los Iphones y las zapatillas Adidas. Tienen restricción presupuestaria para comprar cosas de millones, pero en su escala muchas veces prefieren bienes caros.
Los artículos de lujo no siempre son Giffen porque en muchos casos siguen las mismas reglas de los bienes normales, por ejemplo las joyas son característos bienes caros por su escasez.

1 de febrero de 2014, 22:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Para entenderlo mejor, un bien tiene demanda positiva cuando -dejando todo lo demás igual- se sube su precio y aumenta la demanda, las explicaciones de ese aumento son varias y diferentes: puede ser por la evaluación "si es más caro es mejor", por un efecto de marca, de firma (por ejemplo en el mercado del arte), o por costo de oportunidad (cuando suben todos los alimentos, sube el consumo de pan, a pesar que es más caro)

1 de febrero de 2014, 23:02

 
Blogger EDO said...

Si pero lo que mas me llama la atencion es que tu dices que los pobres se miden mas en sus gastos al contrario de los ricos.....al final creo que hay un sicologia detras que hace unos actuen de distinta manera. Ojala este año me gane el kino pa comprobar lo que se siente ser rico.

Es complicado el tema de los precios pues por ejemplo la insulina a pesar de que suba de precio siempre sera demandada.

2 de febrero de 2014, 00:18

 
Anonymous Wilson said...

En mis tiernos, y muy lejanos, años de universidad los diferenciaban entre bienes giffen cuya demanda crece al subir el precio pues se debe reemplazar otros bienes menos prescindibles. Ej si sube el pan se compra mas bajando el consumo de mantequilla.
Y los bienes snob o Veblen que subirian su consumo al subir los precios por ser una representacion de la exclusividad.
Otra supuesta rareza era el efecto bandwagon, o vagon de cola, donde aumenta la demanda cuando se populariza la compra de un bien.
Seguro hay caleta mas.
Parece ser que el nivel de abstraccion de la teoria obligaria a ser muy cuidadoso al usarla, pero se produce esa especie de fetichismo de creer a los modelos mas que a las observaciones.

2 de febrero de 2014, 01:38

 
Blogger hugo solo said...

Y los relojes rolex tienen la misma demanda que los iphones?

2 de febrero de 2014, 09:10

 
Blogger Nervio said...

bienes giffen curvas "no lineales"

una vez mas la matematica "basica" de los economistas llevan a taratar de raras cosas que no lo son.

en fin.

El modelo economico real es no lineal, continuo en tramos y caotico.

Por eso proporcionalmente hay menos economistas millonarios que millonarios economistas.

Un modelo caotico se aborda con un algoritmo "que aprende solo" redes de neuronas y algoritmos predictivos...

Es decir

con un cerebro bien entrenado y que funciona por olfatillo

2 de febrero de 2014, 12:43

 
Anonymous Seba said...

Así es, los bienes giffen son anomalías al sistema.

Pero es que también implican otra variable que es la temporalidad, que no siempre se puede incluir en los graficos de 2 variables ( cartesianos). Por ejemplo en el caso del doctor, efectivamente en un comienzo cobrar barato, no le reporta clientes. CObrar caro , genera confianza a los usuarios, pero si todos los posibles pacientes de arica pasan por el ( o una gran parte que difunda que ten buen médico es a sus conocidos), y le reconocen habilidades, entonces el bajar $$ de la consulta a la mitad muy probablemente aumente las consultas y seguramente pase todo el día atendiendo clientes

2 de febrero de 2014, 13:53

 
Blogger hugo solo said...

y muera infartado.

2 de febrero de 2014, 14:42

 
Anonymous Seba said...

jaja.

Sí. Por lo tanto los bienes giffen , son malos para la salud.

2 de febrero de 2014, 14:56

 
Blogger hugo solo said...

Leo por ahi que los giffen no se aplican a los productos de lujo recuerda que apple ha tenido que sacar el iphone C para competir con otras marcas y que uno al comprarse un iphone coma menos no es lo mismo que al subir las patatas su demanda sea mayor debido a que se deja de comprar carne ya que a mayor cantidad de patatas en casa podran comer y llenar la barriga supliendo las proteinas de la carne .

2 de febrero de 2014, 15:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

yo creo que la oferta, la demanda y los precios no son modelables como pueden ser los sistemas físicos, al menos no anivel de detalle como para hacer predicciones, y si fuesen modelables el modelo de Walras no merece toda la reputación que haa alcanzado.

2 de febrero de 2014, 16:31

 
Anonymous Seba. said...

Un bien giffen es un bien que si aumenta de precio, las personas
demandan mas ese bien. Y si disminuye de precio, las personas demandan menos ese bien. ¿loco eh?

Tengo entendido que una de las condiciones para que se de el caso del bien giffen, es que el bien en objeto sea un bien inferior , pero no todos los bienes inferiores dan lugar a un caso giffen

Un bien inferior es un bien que no compras si aumenta tu renta (tu sueldo). Ejemplo,si con $400.000 pesos mensuales usas mucho la micro para transportarte, y de un día a otro sube tu sueldo mensual a $1.500.000 pesos mensuales , de seguro comprarías un auto, porque tienes los medios para hacerlo.
Entonces el bien " locomoción colectiva" es un bien giffen con mucho mas dinero no consumes mas de un bien; sino que lo reemplazas por otro ( más caro, o de mejor calidad), lo que se llama efecto sustitución

El caso que da origen a los bienes giffen, la subida de precios de las papas en Irlanda, hay que verla en el contexto; si bien la papa es un bien inferior, en 1850 se desato una plaga + heladas que afectaron las cosechas irlandesas. Los irlandeses eran sumamente dependientes del cultivo, y además su sociedad era sumamente rural. Por lo que producían y además vendían

¿Lo que vino ?

Hambruna , y fue la causa que los irlandeses sean tan populares en Norteamérica, pues al menos la 1/3 de la población escapó buscando oportunidades.

Así de esta forma la papa (subvalorada, por los economistas ), se transformó en un bien escaso ,simplemente porque la oferta de alimentos, no estaba a la altura de la demanda, o simplemente el precio de comprar carne era ridiculmente caro respecto a los tubérculos.

De modo que en cierta forma la economía irlandesa funcionaba alrededor de la agricultura, y por cierto la papa. Así los agricultores que lo perdieron casi todo, disminuyero sus ingresos. Las pocos afortunados que venden papas (en buen o mal estado) , se vendían al precio que se podían.
Y ante las escasez y la demanda , igual había un mercado que abastecer por lo que el precio subia de todos modos, a pesar de que en general el ingreso general disminuyó.

Así de cierta manera, se contradice una de los ppios de los bienes giffen ( que el bien sea inferior); ya que en la época de la hambruna , la papa no lo fue.

Es por eso que no se profundiza en los bienes giffen en los cursos de microeconomía; porque hay mas datos que Robert Giffen no contextualizó bien el problema, y sólo observo los niveles de dda y los precios de las patatas


Pd: Por lo que un iPhone no es un bien giffen en ningún caso

2 de febrero de 2014, 16:48

 
Blogger hugo solo said...

Y quedarse sin patatas les costo un millon de muertos.

2 de febrero de 2014, 17:17

 
Blogger Ulschmidt said...

Lo primero que tiene que hacer un sitio "exclusivo" es excluir a los pobres, o sea, cobrar caro. Es un requisito para eso le pueda interesar a los ricos. Hay muchos ejemplos. El del profesional que arranca cobrando caro sus prestaciones, como Ud. sugirió, es el que más me gusta.
Un doctor / contador / abogado no va a vender más porque baje los precios. Vende su tiempo, que tiene un límite, y salvo que pueda armar una clínica / estudio etc... y traer más profesionales de empleados, debe elegir.
Si apunta a cobrar bien y se va vinculando con buenas empresas y buenos clientes - y pone unos cuadros en la sala y una secretaria bonita - le va a ir mejor que si cobra barato y se llena de clientes malos.
En ciertos servicios el cobrar caro es símbolo de "debe ser bueno" y cobrar barato, es sospechoso. La gente realmente no sabe valorar el servicio, le entra por la apariencia, o por cuestiones sociales, por buenas recomendaciones. Y para ser bien recomendado más vale estar en el club local de golf y ser simpático que quemarse todas las noches las pestañas con libros para mantenerse muy actualizado en la especialidad.

2 de febrero de 2014, 17:59

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, la demanda positiva es común también en el arte, especialmente donde la valoración es difícil. Casi todos podemos valorizar una buena canción pero ¿una buena pintira abstracta? ¿una buena fotografía? la pura firma de Picasso es más valorizada que muchos buenos dibujos.

Se me ocurren por lo menos dos problemas que podrían invalidar el modelo micro económico. Uno son sus suposiciones inexistentes y otro el certeris paribus.

Por ejemplo supone que los consumidores siempre valorizarán racionalmente maximizando su utilidad, este supuesto parece atractivo y lógico ¿quien no querría maximizar su propia utilidad? Sin embargo es falso. Si bien es cierto todos QUEREMOS maximizar nuestra utilidad, normalmente no lo hacemos por muchas razones, la falta de información, razones emotivas, impulso, etc.

El otro problema del certeris paribus está relacionado con el primero, resulta que no existen variables realmente independientes en el comportamiento humano, así es que no podemos dejar todas las demás inmóviles variando una sola para ver el efecto, como si se hace en física que son fenómenos mucho más simples y se pueden hacer estas aproximaciones groseras sin dañar demasiado el modelo.

2 de febrero de 2014, 18:48

 
Blogger opinion comuna la reina said...

Es que estas confundiendo el termino utilidad.

El termino utilidad, no tiene que ver con unidades monetarias; tiene que ver también, con sentimientos y sensaciones.

Incluso hay casos extremos, que podrían ser contradictorios, pero no lo son : como el que una madre deba inmolarse a favor de su hija encierra, una utilidad ( personal), como lo es el sacrificio personal, a costa de su vida, por el de su propia criatura; pero que a la larga se podría medir en " unidades de satisfacción ".

2 de febrero de 2014, 19:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No pues, en ningún momento he hablado de utilidad en el sentido contable (lucas) la utilidad en microeconomía es la medida de la satisfacción que se obtiene de una decisión y será positiva en la medida que mantengamos ese estado de satisfacción por la decisión tomada o negativa en el caso que nos desilusionemos y la reconozcamos como una mala decisión.

2 de febrero de 2014, 19:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La valorización no es racional cuando no toma en cuenta elementos "lógicos" (con todo lo ambiguo que puede ser esto), por ejemplo cuando se compra más de algo que ha subido de precio.

La aplicación de la lógica en la curva de demanda es bastante dudosa. Supongamos que un artista es desconocido y cobra poco por sus pinturas, también vende muy poco. De pronto se hace amigo de los críticos y sus pinturas comienzan a subir de precio, entonces la gente "racionalmente" las comprará más creando demanda positiva, con la esperanza de especular con el precio a futuro.

Hacer esta relación entre precio y cantidad "manteniendo todo lo demás constante" es una simplificación enorme y por eso el modelo no es predictivo para los precios.

Creo que la evidencia práctica más fuerte en contra del modelo es que ni siquiera los modelos estocasticos más complejos (como el de la reserva federal) que se basan en estos supuestos son capaces de predecir los precios.

2 de febrero de 2014, 19:15

 
Blogger opinion comuna la reina said...

Me refiero, a que siempre maximizamos nuestra "utilidad"(aunque no nos demos cuenta), con la información que tenemos en ese momento del ambiente, al momento de tomar una decisión.

2 de febrero de 2014, 19:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah claro, en el instante de la decisión siempre tenemos utilidad, aún cuando la decisión haya sido desastrosa, todas las decisiones son racionales en ese sentido.

Pero en economía me parece que el comportamiento racional y la maximización de utilidad es aquel que da el mejor resultado posible o el mayor retorno de los recursos empleados o el menor costo de oportunidad. En ese contexto creo que hay que tomar la utilidad a un plazo un poco más largo.

2 de febrero de 2014, 19:32

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Creo que incluso los utilitaristas -que están también en la base del modelo- identificaban utilidad con felicidad

2 de febrero de 2014, 19:35

 
Blogger hugo solo said...

Esperaba la palabra fotografia creo que hasta la fecha la fotografia mas cara son 3,5 millones de dolares una fotografia de un aleman mi teoria es la siguiente al menos con esta yo te debo esos millones de dolares y para tomar el pelo especular y hacerlo publico tu tienes una fotografia que te regalaron o compraste en uan exposicion por 1000 dolares mas que nada por sacarte enciima al fotografo o poruqe la galerista te gustaba un favor etc etc asi que mediante los canales usuales te compro la fotografia aunque realmente te estaba pagando una deuda etc etc otra una de las fotografas mas importantes es annie leibovitz sus fotografias casi tiene el montaje de una pelicula y un dia pidio 15 millones de dolares un credito empzo a tener problemas para pagar y la suma subio a 24 millones por intereses ella puso aparte de sus casas siendo una de las fotografas que mas cobra in the world puso sus fotografias toda su obra como garantia y le dijeron que no en pocas palabras sus fotos no valian un duro si tenia la intencion de usarlas como dinero imagino que ya habara pagado la deuda vendiendo una casa de 33 millones una foto vale 3,5 millones de dolares si se la compran al fotografo etc etc lo demas especulaciones y tomaduras de pelo.

2 de febrero de 2014, 19:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En cambio si a Picasso en sus años de gloria le fueran a rematar la casa le habrían aceptado encantado un solo cuadro como garantía. Eso muestra lo raro y difícil que es la valorización.

De hecho cuando Picasso era joven pagaba al sastre sus ternos con cuadros (Soler creo que se llamaba) mira el negoción que hizo ese sastre...

2 de febrero de 2014, 19:44

 
Blogger Leus said...

¿Que no es "Ceteris"?

Bueh, entonces, ¿qué son los bienes Giffen? Me dejaron confundido los contertulios.

6 de febrero de 2014, 00:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

eso, eso.

Un bien Giffen es ese que cuando sube de precio se vende más, o sea tiene una curva de demanda con pendiente positiva con lo que destruye el hermoso modelo que dice que la gente siempre compra más un bien cuando baja de precio y compra menos cuando sube, manteniendose igual todo lo demás.

De ser verdad esa suposición fundamental de la microeconomía, los doctores, abogados y artistas deberían bajar sus precios y así venderían más, los compradores de arte, como son racionales deberían también comprar las pinturas más baratas que encuentren.

Así todos entrarían en una contínua guerra de precios a la baja que terminaría con los productores vendiendo sus productos exactamente al costo marginal, que sería el precio de equilibrio hacia el que debe converger la competencia.

¿Alguien piensa que esta idea se le ocurrió a un chiflado? bueno ese es el modelo de don Leon Walras a quien algunos consideran el economista más grande de todos los tiempos, algo así como el Newton de la economía.

6 de febrero de 2014, 01:05

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas