Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

La larga y angosta franja de tierra

jueves, 26 de marzo de 2015



La forma de Chile ha sido muy conveniente para el desarrollo de su infraestructura. A diferencia de países mucho más "redondos" como Bolivia y Perú, nuestra larga y angosta franja de tierra permite construir caminos, ductos, redes de distribución eléctrica, de comunicaciones, etc. usando la topología de "columna vertebral" o de "bus", es decir una ruta principal de gran capacidad con ramales cortos que se van ramificando hacia el interior.

Así fue desde los tiempos antiguos con el Camino del Inca, o más bien con los dos caminos, uno que bordeaba la costa y otro por la precordillera. El Camino del Inca costero con los años se convirtió en nuestra actual ruta A-5, parte de la Carretera Panamericana, el camino longitudinal que une a gran parte del continente.

Esta forma nos hace también muy vulnerables porque si se corta la espina dorsal en cualquier parte quedamos automáticamente paralizados. Es lo que pasó ante anoche en Arica cuando una falla en el sistema de distribución eléctrica (SING) cerca de Antofagasta nos dejó sin energía eléctrica a las regiones de Arica e Iquique. Pensar que si no fuera por los IMBÉCILES de los activistas "contra la termoeléctrica" del Cerro Chuño, este sería un riesgo menos de que preocuparse. Cuando venga u teremoto y la falla tome unas semanas en repararse se van a ver las consecuencias del actuar de estos idiotas.

Otra característica notable de la morfología Chile es que se trata de una plataforma estrecha encajonada entre el Océano Pacífico y la Cordillera de los Andes, que en el norte tiene un altiplano que supera los cinco mil metros sobre el nivel del mar. Sin darnos cuenta vivimos en una cornisa.

Esta pendiente muy empinada, que va de cero a cinco mil metros de altura en apenas unos 200 kilómetros es un riesgo que casi nunca tomamos en cuenta porque la geología y el clima son bastante estables para a escala de tiempo de los humanos. Los aluviones se producen más o menos cada veinte años. Hoy estamos viendo uno de esos en el Norte Chico y parte del Norte Grande (Antofagasta y Chañaral).

En Arica hemos tenido dos, el más fuerte en 1973 y otro menor el año 2001, como ven, los ciclos de 20 o 30 años parecen ser normales para los aluviones, mientras que para los grandes terremotos tenemos ciclos de 60 a 150 años o más.

Nada es seguro en este cochino mundo, aparte de los cuernos y la muerte, claro y siempre que hay alguna de estas catástrofes salen los alaracos, alimentados por la prensa ignorante y alarmista a buscar culpables y pontificar sobre lo que se debió hacer y no se hizo.

Cada vez que hay un aluvión la gente reclama indignada porque se permitió construir en cuencas de ríos secos, sabiendo que llegará el momento en que esos ríos vuelvan a sus cauces. No le encuentro mucho sentido a eso, los iesgos de la naturaleza son inciertos, impredecibles. Yo compré mi casa en altura porque pienso que el riesg de tsunami es bien probable, pero si se larga a llover durante una semana mi casa se deslizará como un tobogán por el cerro y probablemente llegue hasta cerca de la frontera ¿y que importa? nada dura por siempre, el mundo es peligroso por naturaleza. Mañana mismo puede caer un meteorito y estiramos la pata todos, es algo perfectamente posible.

La cosa es que hay que esperar siempre lo peor, no para preocuparse ni para vivir asustado, sino porque debemos tener en cuenta cual es la realidad donde vivimos, en cualquier momento podemos perder todo, hasta la vida, de hecho, hay una probabilidad muy cercana a la certeza a que vamos a perder la vida en algún momento del futuro ¿para que asustarse tanto entonces?

Es un hecho que un día cualquiera de estos empezará a llover en el altiplano de Arica durante varias semanas o meses y llegará de nuevo un huayco que va a arrasar con la cárcel, buena parte de la Universidad de Tarapacá y todo el poblamiento de la quebrada de Acha, es lo natural y esperable, no por infrecuentes estas cosas son imposibles.

Nuestra historia en el norte está ligada a los huaycos, esas inundaciones que se producen cuando llueve en las alturas en lugar de nevar y por nuestros valles caen aluviones descontrolados que arrasan con todo, con una fuerza enorme debido a la diferencia de altura en un tramo muy estrecho. En el extraordinario sitio Arica a Caballo, el doctor Renato aguirre describe estos eventos geológicos de manera clarísima, especialmente interesante es el enorme colapso de Lluta, esas son cosas que nos deberían enseñar desde niños en las escuelas, en lugar del cúmulo de estupideces que nos recitan por años. Al menos así tendríamos opiniones un poco mejor informadas.

9 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Impresionante la cantidad de sólidos en esas corrientes - Vi la filmación de un huayco cayendo sobre un puente en Tacna, muy impresionante.
Ni siquiera me doy cuenta si los cauces quedan más abiertos tras la corriente o más obturados que antes por el asentamiento de los sedimentos.
No sabría cómo proteger las ciudades que cruzan los cauces. Como los buenos concejos - "no edificar acá " _ viene después de los desastres y antes nadie les hace caso, probablemente sea más realista excavar cauces de desviación de corriente por las periferias urbanas que pretender mantener sin urbanización las costas y las quebradas.
Al fin y al cabo Nápoles está a los pies del Vesubio y hace mucho saben que el volcán se los va a llevar. El asunto es saber a qué generación le toca, los italianos siguen viviendo ahí.

26 de marzo de 2015, 13:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Ulschmidt ¡la falla de San Andrés! muchas ciudades del mundo no se podrían edificar si vivimos con miedo a esas cosas, yo creo que lo único que realmente iporta es tener alguna idea de donde y como arrancar y acostumbrarse a que siempre existe la posibilidad de perderlo todo, por un meteorito o lo que sea, nadie está seguro, nunca.

26 de marzo de 2015, 13:49

 
Blogger pavezwellmann said...

Tomas:
Las evidencias del accionar de la naturaleza sobre el territorio son claras y facilmente identificables, tanto mediante la memoria historica de los habitantes, la revision de la prensa y actualmente los sistemas de percepcion remota (imagenes satelitales), y los modelamientos de flujos aluvionales.
Tenemos ademas actualmente abundantes tecnologias y maquinarias de construccion, una enorme y compleja legislacion y enormes recursos estatales para gastos en obras de prevencion.
Aun así, siguen ocurriendo eventos cada vez mas destructivos en los mismos lugares, no obstante las cuantiosas sumas invertidas y la soberbia de los gobernantes politicos.
Viví y estudié el gran aluvion de Ica en Peru en 1998; una ciudad con un emplazamiento geografico y condiciones naturales bastante similares a Copiapó, aqui hay un detallado informe que lo ilustra:
http://siredeci.es.tl/Inundacion-Ica.htm

26 de marzo de 2015, 14:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Excelente aporte Alejandro como siempre, aunque dudo muchísimo de los modelos meteorológicos como herramientas predictivas, hace un par de días nomás nuestros meteorólogos andaban diciendo que "la sequía llegó para quedarse" yo le creo q loa pronósticos a 24 horas -y hasta por ahí nomás-

Respecto a los riesgos, creo que cada cual debe ser absolutamente libre de escoger el nivel de riesgo que prefiera, siempre y cuando no ponga en peligro a terceros, claro.

26 de marzo de 2015, 15:29

 
Blogger pavezwellmann said...

Tomas:
Cada lugar en el territorio tiene distintos niveles de riesgo frente a imprevistos de la naturaleza, y lo mas lógico sería asumir esos niveles de riesgo, como se asegura un auto o una propiedad. En tal caso y como ejemplo, quien construye o instala una actividad en un cauce de escurrimiento eventual sabe que hay una probabilidad de anegamiento cada x años y contrata un seguro a tal efecto. Este criterio es lo que ha permitido la reinstalacion -o reconstruccion- de lugares y actividades en gran parte del mundo desarrollado, frente a huracanes, terremotos, inundaciones, etc.
En nuestro medio -y haciendo un somero analisis del caso de Copiapó en imagenes de Google Earth- uno observa que aguas arriba de la ciudad ingresa el cauce aluvional de la quebrada de Paipote, que drena una gran cuenca seca y cuyos aportes de sedimentos van a colmatar el cauce del rio Copiapó justo antes de ingresar al area urbana. Asimismo, el cauce del rio Copiapó tenia unos 200 metros de ancho en la seccion urbana, hasta que la construccion de nuevos puentes en los ultimos años lo redujo a 60 mts, y la instalacion del Mall Plaza lo redujo aun más, a 35.
Obviamente con este diagnostico el rio Copiapó se iba a desbordar con un aumento de caudal y a inundar gran parte del centro de la ciudad.

26 de marzo de 2015, 17:09

 
Blogger Gaston Fernandez Iglesias said...

Interesantísimo el agregado "El Enorme Colapso de Lluta". Y por otro lado, me acabo de enterar por DW que años atrás faltaron imbéciles que avisaran del desastre que han detectado en un valle de Austria...causado por un quemador.

28 de marzo de 2015, 11:02

 
Blogger Gaston Fernandez Iglesias said...

¡Qué huayko ni que nada! Digan "ALUVIÓN"

28 de marzo de 2015, 11:05

 
Anonymous Anónimo said...

jaja Gastón ¿Porqué no te gusta la palabra HUAYCO? porque es un peruanismo (deriva del quechua)...el prejuicio que se lo lleve el huayco

28 de marzo de 2015, 13:14

 
Blogger Gaston Fernandez Iglesias said...

Watuy Anonimus, kan Que Definir Aswanchani pachaq ñawpaqninpi en nuetro rimay, akna/aqna noe unanchanqaku, akllay entre lenguage europeo icha indihina/indígena, porque tema mezcla ama qaran
¿Así se entendería mejor?

29 de marzo de 2015, 14:49

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas