Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás


Antes para ser presidente tenías que ser millonario
Basta mirar las fotos de los presidentes, prácticamente todos, hasta 1924, fueron millonarios o de familias acaudaladas (evitaré usar ese siútico término "elite" que le encanta a sociolocos y cientistas políticos). Solo vean los apellidos: Balmaceda; Montt; Errazuriz; Zañartu; Riesco; Montt; Fernandez Albano; Figueroa Larraín; Barros Luco; Sanfuentes, ni un solo poblete.

Los radicales rompieron esa tendencia
Alessandri que era de clase media empobrecida, no tenía origen muy popular, pero rompió esa larga tendencia de presidentes oligarcas. Carlos Ibañez también era de familia acaudalada, así como muchos de los protagonistas de la República Socialista: Dávila, Matte, Grove. La llegada de los presidentes radicales rompió con esta tendencia, dos de los tres presidentes fueron de origen humilde patrocinados por la masonería, la excepción fue Juan Antonio Ríos que era de una próspera familia de agricultores.

Don Pedro Aguirre, el primer político profesional
Este cambio de origen social de los presidentes tuvo efectos importantes sobre los gobiernos que vinieron como veremos más adelante. Es bien engañoso hablar de los tres gobiernos radicales consecutivos como si fueran una sola cosa, porque los tres presidentes eran enemigos mortales, personal y políticamente, cada uno de ellos lideraba una facción distinta del radicalismo.

Pedro Aguirre Cerda es un personaje incomprendido, tapado por capas sucesivas de propaganda que se ha ido acumulando a lo largo de los años. Hay que entender que en esos años la izquierda y casi toda la derecha eran socialistas. El partido Radical en esos años era de derecha socialista, llegando al poder por primera vez con Montero apoyado por los partidos de derecha. Esa fue una de las pocas cosas que tuvieron en común los tres presidentes radicales: buscaban el socialismo apoyado por los grandes capitales como socios y amigos del estado.

La cosa es que don Pedro fue el primer presidente de origen humilde -sus padres eran campesinos- y a la vez el primer político profesional, que se enriqueció con el ejercicio de la política. En esos años la masonería buscaba niños pobres y que mostraban talento o potencial para la política, los incorporaban a alguna logia y los patrocinaban. Ese fue el caso de Aguirre Cerda, hijo de campesinos y Gonzalez Videla, hijo de un almacenero.

Así nació la ideología del cucharón radical
Durante la República Oligarquica los presidentes usaban el gobierno para favorecer a empresas o sectores pero a partir de los gobiernos radicales empezó lo que hoy conocemos como corrupción y que tanto nos irrita, los políticos desde entonces llegaban al gobierno para favorecerse personalmente ellos, su familia y amigos. Pedro Aguirre Cerda fue el primer presidente que se enriqueció personalmente como político profesional.

Lo del cucharón radical nació de una famosa caricatura de Topaze, donde aparecían los radicales en mangas de camisa alrededor de una olla preparando el cocimiento, portando grandes cucharones par llenar su plato, la olla decía "presupuesto nacional".

Buen patrocinio
Nuestro humilde profesor de castellano y filosofía entró temprano a la carrera política. Aunque formalmente entró a la masonería a los 27 años, sus patrocinadores ya le habían financiado los estudios de leyes (se tituló de abogado) y un viaje a La Sorbonne para seguir estudiando. Apenas un año después de ser aceptado como compañero masón, fue electo diputado. En 1924 ya era senador y así, su carrera política se fue por un tubo.

Don Pedro ya no era el pobre profesor de liceo, fue ministro, tenía su hacienda y viña en Conchalí que le daba un buen pasar y mejor beber. Algo que lo retrata muy bien es que fue uno de los fundadores de COPEC junto con otros acaudalados siendo su primer presidente de directorio. En esos años gracias a las gestiones de entonces ministro de Hacienda Gustavo Ross COPEC consiguió un virtual monopolio de la distribución de combustibles en Chile, pocos años después Ross y Aguirre Cerda eran rivales en las elecciones, que este último ganó apenas con un 50.26%, una de las presidenciales más estrechas de la historia.

¿Era de izquierda o derecha?  
Tal como sus dos sucesores Aguirre Cerda era hombre de empresa con una idea muy paternalista del socialismo, que era compartida por casi toda la derecha chilena de esos años, en su mayoría hacendados, veían a Chile como un gran fundo y al estado como el patrón que debía cuidar y mantener el bienestar de sus inquilinos. El radicalismo, que se había aliado con la derecha durante Dávila, ahora formó parte del Fente Popular, una estrategia diseñada por el Partido Comunista en Moscú y promocionada por sus representantes locales.

¿Que era el frente popular?
Llegado un punto los comunistas se dieron cuenta que no tenían mayoría electoral en casi ningún país del mundo ni tampoco posibilidades de llegar al poder por la vía de golpe, porque no estaban las condiciones objetivas. Entonces diseñaron la estrategia de los frentes populares, que consistían en hacer alianzas con otros partidos más fuertes electoralmente para poder ir logrando ministerios y parlamentarios. Es una estrategia que sigue vigente hasta el día de hoy.

Gobierno de Pedro Aguirre Cerda
El gobierno de don Pedro estuvo marcado por el terremoto de Chillán que destruyó buena parte del sur, buena parte de los esfuerzos se centraron en la reconstrucción, se lo recuerda for la fundación de la Corporación de Fomento y el inicio del estado empresario a gran escala, que será tema de otra entrada. También tuvo iniciativas de promoción de los pobres de corte paternalista, como era costumbre en esos años. Reclamó soberanía chilena sobre territorio antártico y recibió a exiliados republicanos de la Guerra Civil Española, embarcados por Neruda en el Winnipeg.

Don Pedro Aguirre Cerda murió de tuberculosis a mediados de su mandato, su gobierno tuvo retórica de izquierda pero no fue ni la sombra de la República Socialista de pocos años atrás, para esa época Chile estaba curado de espanto con esas aventuras. Creo que algo histórico es que en su gobierno empezaron las prácticas que hoy nos escandalizan tanto como "corruptas", todo empezó con don Pedro o "don Tinto" como lo llamaba Topaze, que fue el primer político profesional de nuestra historia, aunque en su favor se puede decir que Gonzalez Videla, que vendría después, fue mucho más corrupto y ladrón, lejos.

14 Comments:

Anonymous Renzo G. said...

Buena entrada Tomás. Cuando fue que empezaron las nefastas políticas económicas de crecimiento hacia adentro con sustitucion de importaciones? Aguirre Cerda creó la CORFO y le dio el vamos al Estado empresario. Esa debe haber sido la semilla del maldito crecimiento hacia adentro con sustitución de importaciones. Y cuando fue que se popularizó la "teoría de la explotación" de la CEPAL?

25 de marzo de 2015, 02:12

 
Anonymous Anónimo said...

Buena entrada, Sr. Copresidente. Sólo te faltó comentar lo del famoso "gobernar es educar", quizá lo más extendido de PAC.

Saludos,
El biministro.

25 de marzo de 2015, 09:23

 
Anonymous Wilson said...

Un proceso tambien interesante fue la cooptacion de los dirigentes radicales por la clase alta, primero por el capital y luego en los salones.

25 de marzo de 2015, 09:40

 
Blogger Frx said...

Suena raro eso de derecha socialista, pero tan lejos de la realidad no está. Ahora por otro lado ¿es posible decir que Pedro Aguirre Cerda tuvo suerte?

25 de marzo de 2015, 18:45

 
Anonymous Anónimo said...

En rigor, eso de "derecha socialista" debiera ser un oxímoron, pues la base del ideario de derecha es la propiedad privada y la minimización del tamaño del Estado, mientras que para los socialistas, al menos en sus orígenes, era la abolición de la propiedad privada y su sustitución por la social, a cargo del Estado, el que además era monoproductor y fijador de precios (como en la RDA).

En la práctica, hay que quitarse esas ideas para poder mirar el acontecer político, en el que las corrientes históricas han ido mutando para adecuarse a la contingencia y a sus intereses. Es así como, al menos desde 1990, en Chile los gobiernos de coaliciones de centroizquierda, con excepción del segundo mandato de Bachelet, tuvieron que lidiar con el estigma de la UP y para ello -y también porque contaban con buenas cabezas pensantes-, grosso modo, sostuvieron políticas económicas más bien de derecha, tales como las concesiones de obras públicas, la apertura de TLCs, la reducción de aranceles y de barreras proteccionistas, etc. Por su parte, al gobierno de Piñera, supuestamente de centroderecha, le pasó lo mismo, pero al revés: para huir de la crítica de ser un gobierno "de los empresarios", impulsó políticas propias de la otra vereda, con crecimiento del tamaño del Estado, bonos, subsidios y demases. Al final, hasta ahí todos habían gobernado con las banderas del contrario.

Eso, hasta que llegó el segundo gobierno de Bachelet, que recogió las banderas de la oposición a Piñera y, ya desaparecido el fantasma de la UP, propuso un programa que recogía las "deudas históricas" de los gobiernos de izquierda. Al ganar con un alto porcentaje de los votos (lo que no se debió necesariamente al apoyo al programa, pero en fin...), no había barreras externas a la instauración de esas políticas, que es lo que vimos durante todo 2014: en definitiva, el primer gobierno, desde 1990, que lo hace con sus propias banderas.

Lamentablemente...


Saludos,
El biministro.

25 de marzo de 2015, 18:58

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Gracias por la información. No sabía que Pedro Aguirre Cerda era empresario. Lo pintan como un pobre profesor. Esa es la imagen que le gusta a la Izquierda.

25 de marzo de 2015, 19:04

 
Blogger Frx said...

Y de hecho a eso me refiero a que no está tan lejos de la realidad. Si hasta creo que lo conté antes, pero casi todas las juventudes políticas de un debate al que fui decían casi lo mismo.

25 de marzo de 2015, 20:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Renzo, con Corfo empezó la política de sustitución de importaciones en Chile, mucho antes que aparecieran los cepalianos. Es una historia curiosa porque la industrialización se produjo mitad por accidente y mitad porque le convenía mucho a los empresarios locales. Creo que voy a poner una entrada exclusiva para eso.

Biministro 1, "gobernar es educar" fue principalmente un slogan de campaña, muy usado por PAC pero su gobierno no tuvo iniciativas importantes en educación, aparte de meter más plata al sector, no hubo ningún cambio cualitativo en esos años.

Wilson, los radicales nacieron como un partido de millonarios, Matta, Gallo, etc. eran magnates mineros, lo que los caracterizó en su inicio es que eran DE PROVINCIA (Norte Chico) y rivalizaban fuertemente con Santiago. Con los años se fueron acercando a la derecha y a la izquierda según lo que les conviniera electralmente. Hay una asociación medio perversa entre la masonería y el partido radical, creo que es un fenómeno local chileno, porque en el rsto del mundo la masonería no está asociada a un partido político, creo que esto es típico de Chile y de cierta parte de la masonería.

Frx, no se podría decir que tuvo suerte porque se murió de tuberculosis cuando estaba en lo mejor, loq ue si tuvo fueron pitutazos.

Bininistro 2, esa asociación que tu haces entre la derecha y las ideas de libertad y estado chico es MUY nueva, nació recién con los Chicago Boys en el gobierno militar. Antes de eso la derecha chilena fue profundamente estatista, paternalista y socialista. Recuerdo a rincipios de los setenta el "marqués" Bulnes declaraba a la prensa que el partido conservador era de centro-izquierda.

Yo recuerdo un tío de apellido Ruiz Tagle, agricultor que se cerraba el marrueco con un alfiler de gancho. Podrido en plata y típico derechista de esos años (los sesenta), pechoño que creía que su deber era "cuidar" a sus inquilinos. Le hablabas de libertad o estado mínimo y el viejo seguramente te agarraba a rebencazos.

Eso de los gobernantes que hacen lo contrario de lo que quieren sus representados para hacerse los simpáticos es universal. Recuerda que Nixon rindió a sus tropas en Vietnam y fue a besarle las manos a Mao a China.

Javier, Frx, PAC fue el primer político profesional que tuvimos y el primero en enriquecerse con la política, de origen muy humilde, todo lo que tuvo fue gracias a su carrera e influencia como político. Antes de él los presidentes iban a la moneda a empobrecerse, en ese sentido fue un hito en la historia.

26 de marzo de 2015, 00:27

 
Anonymous Renzo G. said...

Tomás podrías escribir una entrada de blog sobre el crecimieto hacia adentro y otra sobre "la teoría de la explotación". No me olvido de cuando contaste las imbecilidades que les hablaba tu profesor en clases, no paro de reír jajajaja.

Respecto a que Nixon hizo políticas de izquierda para hacerse los simpáticos no es muy riguroso que digamos con los ejemplos que das. Retirarse de Vietnam era algo que ya venía cayéndose de maduro desde 1968. De hecho Lyndon Johnson no se presentó a la reelección porque su torpe estrategia de meterse más y más en Vietnam lo dejó por el suelo políticamente. De hecho en marzo de 1968 cuando se reunió con los "Wise men", una especie de consejo asesor de élite que no era precisamente de izquierda, le recomendaron que echara pie atrás con la intervención en Vietnam. No era un asunto de izquierda o derecha sino que ya se estaba formando un consenso acerca de que era mejor retirarse. El asunto era cuando y cómo. Nixon prefirió retirarse de a poco en vez de hacerlo de una sola vez. Y el viaje a China no fue por hacerse simpático con la izquierda tampoco. Fue una movida de política internacional para mandarle señales a la Unión Soviética que en esos años seguía enemistada con China. Y por lo demás se ha dicho que solo un Presidente tan declaradamente anti comunista como Nixon podría haber ido a China sin ser acusado de hacer concesiones al enemigo.

26 de marzo de 2015, 01:45

 
Blogger Sergio Meza C. said...

¿Cómo te ha tratado la lluvia, Tomás?

26 de marzo de 2015, 07:17

 
Anonymous Anónimo said...

Sr. Copresidente:

Puede haber sido un eslogan, pero es casi lo único que hoy recuerda la masa acerca de PAC, y muchos partidarios de la reforma educacional lo repiten como loros y como si hubiese sido una gran política de Estado impulsada por él. Por eso decía que te faltó comentarlo.

Sobre los principios de la derecha, claro, si te vas más atrás de los 70 encontrarás a los latifundistas pechoños, y mucho más hacia atrás, al origen de los apelativos de "derecha" e "izquierda", que vienen de los Estados Generales franceses donde los representantes de la nobleza se ubicaban a la derecha y los del estado llano a la izquierda, asociando a los primeros ("de derecha") con el poder, la riqueza y la tenencia de tierras (y también la pechoñería, porque ahí estaba también el alto clero), y a los segundos ("de izquierda") con lo contrario (de ahí debe venir también lo de "el pueblo").

Así que sí, ciertamente me refería a la época más contemporánea.

Saludos,
El biministro.

26 de marzo de 2015, 09:15

 
Blogger Frx said...

Ya veo, entonces al final tuvo mala cueva XD.

26 de marzo de 2015, 12:47

 
Blogger Marcelo Hayven said...

Un comentario a favor de Richard Milhouse Nixon, el entendio como señala Renzo G, que Vietnam era y fue, un desastre economico, militar y sobretodo politico, y era mejor retirase al empate en el minuto 90, que perder a los penales.

Pero la propaganda de "jollywood" lo mato y remato, como si fuera el anticristo....cuando el "Adorado" Kennedy fue quien metio a USA en ese pantano y lo termino de hundir Johnson con su porfia de seguir y Mcnamara, con su desastrozas decisiones politicas y militares.

Y así tienen el descaro de ridiculizar a los britanicos, por lo menos estos en las guerras coloniales le dan cancha y tiro a los Cowboys

9 de junio de 2016, 12:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Marcelo, al hablar sobre las "políticas de izquierda" de Nixon, estaba pensando básicamente en el abandono del patrón oro y el insólito congelamiento de precios y salarios por decreto, que le recomendaron nada menos que Milton Friedman y Galbratith respectivamente. Es cierto lo que dices sobre Vietnam y sobre que lo satanizaron exageradamente, Nixon fue mucho menos corrupto que los Kennedy pero fue muy desacrado, no respetó las formas y traspasó los límites como ningún otro presidente con lo de su reelección, además fue lo suficientemente bruto como para dejar huellas por todas partes.

9 de junio de 2016, 14:46

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas