Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Seguridad individual primero que todo

jueves, 17 de septiembre de 2015

 

Anoche íbamos a la playa con el Tomás Jr. tenía que hacer cámaras en la Ramada de Chinchorro y le esperaba trabajo hasta las 4 AM, habían estado preparando y filmando todo el día y no le hacía maldita gracia seguir trabajando hasta la madrugada. Justo entonces se decretó la evacuación de todo el sector costero, por el terremoto 8.4 en Illapel, las calles se repletaron de autos y gente evacuando. En general la cosa se hizo con razonable orden, sin embargo en la fila de gente no faltaban los histéricos, asustados por nada.

Me impresionó especialmente ver a un tipo con cara de terror llevando un coche con su pequeño hijo por el borde de la prolongación 21 de Mayo, que no tiene veredas, iba haciendo el quite a la gran cantidad de autos y vehículos que pasaban, era una buena muestra de la irracionalidad y estupidez humana que aparece en estos casos..¿Que tendría ese tipo en la cabeza? Ni siquiera había temblado en la ciudad y cualquiera con dos dedos de frente debería saber que el riesgo era insignificante, mucho más riesgoso era andar entre los autos arrastrando un coche con la guagua.

Creo que todos los planes de emergencia han fracasado en lo más importante, que es enseñar a la gente a comportarse con seguridad de manera autónoma. Les han enseñado a portarse como ovejas obedientes y seguir ciegamente las órdenes de la autoridad., Y cuando no hay órdenes, como pasa siempre en esas situaciones, actúan como rebaños sin guía, al azar y estúpidamente.

El tipo que arrastraba el cochecito con su bebe, entre los autos, seguía las instrucciones al pie de la letra... y se estaba comportando de la manera más absurda posible, fue un milagro que no los atropellaran a ambos.Creo que hay un error de diseño fundamental en los planes de emergencia. Tal vez en Japon funcione eso de adiestrar como hormigas a la gente para que siga ciegamente las órdenes, pero en Chile eso nos puede llevar a desastres peores.

Me parece que el entrenamiento ante desatres naturales debería ser en dos dimensiones. La primera y más importante es desarrollar la capacidad individual de reaccionar de manera calmada y segura, es fundamental que la gente sea capaz de evaluar ños riesgos del momento de manera autónoma y que sepa cual es la forma correcta de enfrentarlos. ¿Como desarrollar estas capacidades autónomas? En países como Suiza o Israel el servicio militar, que es obligatorio para todos los ciudadanos, cumple con esas funciones.

En Chile bastaría con eliminar algunas asignaturas inútiles de la enseñanza básica y media -hay tantas- reemplazándolas por cursos para reaccionar ante desastres naturales, prevenir delitos y prevención de riesgos en su sentido más amplio. Desde luego que los profesores deberían quedar descartados de estos cursos, deberían ser dictados por instructores con formación policial, militar o de prevención de riesgo. Creo que incluir cursos así sería un gran avance y un aporte real, en lugar de ir a perder el tiempo miserablemente a las escuelas y liceo durante tantos años. Cuando yo sea presidente del mundo, esa será una de mis primeras medidas.

La segunda parte es la componente social, cívica, ante los desastres. Teniendo a la gente educada a nivel individual, a través de varios años como una asignatura oblifgatoria en el colegio, el paso natural es fomentar la asociatividad. La gente conciente del riesgo y como enfrentarlo de manera natural debería tender a agruparse a nivel vecinal por calles, manzanas, barrios y poblaciones. No necesitan hacer directivas para que se roben la plata ni nada de eso, basta con que hagan un seminario una o dos veces al año, donde tengan su plan de emergencia comunal, que puede servir para reaccionar ante desastres naturales, delitos y accidentes.

El problema de la seguridad tiene una componente social, pero es principalmente individual. Su enfoque hoy, desde las burocracias del gobierno, es exactamente opuesta, se enfrenta como un asunto exclusivamente social y por eso está destinado a fracasar siempre. Los "simulacros" masivos de evacuación; la implementación de millonarias sirenas; el incremento masivo de policías, leyes y reglamentos, son todas medidas destinadas a fracasar en situaciones reales porque no atacan la raíz del problema: que ante una emergencia es la persona, de manera autónoma, la que debe evaluar correctamente el riesgo y reaccionar de la mejor manera. Los comportamientos colectivos solo son un complemento o un reflejo de lo que deberían ser ciudadanos bien entrenados, individualmente.

P.D. Sin tener conocimientos técnicos en la materia, me pareció que decretar la evacuación en la costa de Chile entre Arica y Puerto Montt fue una medida descabellada, dudo que haya sido tomada con criterios muy técnicos aunque repito, no soy un conocedor del tema, evacuar más de tres mil kilómetros de costa con miles de kilómetros donde ni siquiera tembló me parece una medida inútilmente alarmista.

11 Comments:

Blogger EL HUGUINI said...

Demasiado alarmista diria, quizas la Presidente no quizo meter la pata nuevamente, además cuando dió el mensaje a través de la tv se la vió medio dubitativa... saludos profe...

17 de septiembre de 2015, 13:08

 
Anonymous Wilson said...

No estaba duditativa, estaba dopada.

17 de septiembre de 2015, 13:26

 
Blogger Carla Vanessa said...

Pero al parecers los chilenos tienen buena fama de actuar calmados y correctamente: http://peru21.pe/mundo/terremoto-chile-calma-chilenos-actitud-que-peruanos-les-cuesta-entender-videos-2227732

17 de septiembre de 2015, 13:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah claro, la tranquilidad con que la mayoría de la gente se toma estas cosas es impresionante. Pero el problema es que siempre hay un porcentaje de descontrolados y esos corren más peligro por la manera en que reaccionan que el peligro real del terremoto o maremoto. La gente puede obedecer ciegamente las instrucciones y eso muchas veces resulta, pero no siempre. Mucho más seguro es que cada uno sepa la mejor manera de enfrentar los riesgos a medida que se presentan. En el gran terremoto pasado de Santiago, mucha gente murió por seguir las instruciones de las autoridades.

17 de septiembre de 2015, 13:56

 
Blogger Ulschmidt said...

Supongo que yo actuaría horrible. Jamás sufrí el menor de los temblores. Una compatriota en Valparaíso dijo que su primer reacción fue meterse adentro de un edificio, hasta que le dijeron que haga exactamente lo contrario.

17 de septiembre de 2015, 14:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ese es el problema Ulschmidt! resulta que no existen recetas que sirvan para todos los casos y todo depende del entorno, entonces todo eso que dicen como "receta" puede ser mortal. En Chile los terremotos son un peligro menor pese a su violencia matan o hieren muy poca gente y la mayoría de las veces es porque no sabe como reaccionar.

Es un poco impresionante cuando salta la tierra, pero si uno mantiene la calma y conoce más o menos el entorno y como reaccionar, no tendría por que asustarse con un terremoto. Casi siempre se puede hacer algo y estando bien preparado las probabilidades de salir bien suben mucho

17 de septiembre de 2015, 14:21

 
Anonymous Anónimo said...

oye Tomás, ideas al vuelo, pero creo que cuando las personas estan inquietas o muy tristes después de un terremoto o cualquier catástrofe , la contención emocional, la posibilidad de conectar a las personas con lo importante es básico para cambiar los estados de ánimo. ¿no sería bueno que los medios pudieran mostrar formas y maneras de como la gente se pone en acción para recuperarse, junto con personas preparadas en atención en terreno que ayude a las personas a conversar y a pensar en lo bueno que tienen?.Pensaba en este video, que aunque claro, bien experimental , ayuda a entender, lo bueno de apelar a nuestros mejores recuerdos y personas cuando se pasa un trago fuerte.
https://www.youtube.com/watch?v=QMpJcABHmgE Saludos.C.

17 de septiembre de 2015, 18:37

 
Blogger Frx said...

Yo había vuelto de compras cuando me enteré que tembló. El teléfono de mi mamá no paraba de sonar con la alarma de evacuación y llegaba a ser irritante (aunque se entiende el motivo de su implementación), sobretodo porque no estábamos en zona de tsunami ni había temblado tan fuerte acá según supe después.

Cuando estaba en el colegio recuerdo que incluso hasta en horas de pruebas se hacían simulacros de evacuación, los cuales siempre me parecieron cuestionables dada su falta de realismo. Pienso que un simulacro con más teatralidad sería más efectivo, ya que en una situación teórica como en la que nos ponían, nos íbamos hasta muertos de la risa e incluso algunos aprovechaban de torpedearse la prueba si es que teníamos, una reacción que de seguro no tendríamos si el cuento hubiese sido real. Asimismo recuerdo que algunas pegas anexas se dejaban a Educación física como enseñar reanimación en cuarto medio y preparar el baile de fiestas patrias (de lo último tengo lindos recuerdos eso sí).

17 de septiembre de 2015, 18:39

 
Blogger Maximo said...

la medida descabellada es "por siaca". Si una vieja se cae al agua en Punta Arenas tienen periodistas por todos lados y los ministros renunciando para salvar a la vieja.

17 de septiembre de 2015, 21:01

 
Blogger Ulschmidt said...

Hablando de lo que dice anónimo, el bajón anímico post-crisis y la necesidad de lo colectivo para paliarlo es evidente. Yo sólo he visto las grandes inundaciones que azotan la región Este de mi país, los grandes ríos. Tras que pasan - no cuestan muchas vidas, pero pueden arruinar miles de viviendas - durante semanas la gente se ve en las plazas y parque y paseos por miles. Todos van a espacios públicos para estar con los demás. Y eso ocurre espontáneamente.

18 de septiembre de 2015, 00:24

 
Blogger cristian said...

Estimado Profesor:

Fue una medida extremadamente alarmista, a mi punto de vista , el gobierno a raiz de todos los errores cometidos, prefieren " alarmar a todos " y despues cuando le pregunten, decir " se los alarmamos" a equivocarse como paso con el SHOA en el desastre del 2010 , entonces claramente en nuestro pais, nos falta mayor nivel tecnico ante este tipo de situaciones, las sirenas pueden ser programables con la regulación del audio, donde solo los escuche el sector que esta en riesgo, las alarmas de mensajes por celular tambien fue una tonteria, porque alarmo a toda la ciudad, esos mensajes deberian tener la particularidad de que les llegue a las personas dependiendo del lugar en que se encuentran, claramente tambien existe otra visión como es por ejemplo, que la "naturaleza es imprediscible", desde mi punto de vista, con la tecnologia que tenemos, cada vez podemos ser más exactos, aunque muchas veces la naturaleza suele ser engañosa, escuchamos en las noticias , que "expertos" hablan y pronostican las alturas de las olas, diciendo que seran de 1,5 y despues cuando ocurren la diferencia es brutal, de 3 a 4 metros.

18 de septiembre de 2015, 09:18

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas