Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Envidia y justicia

martes, 9 de febrero de 2016

 Existe una conexión muy fuerte entre la envidia y lo que la gente entiende como justicia. En pocas palabras se podría describir así: toda persona que siente envidia de otra, en el fondo se siente víctima de una o varias situaciones de injusticia en su contra y a favor del que envidia. La idea de justicia, parece ser en la mayoría de los casos -si no en todos- una racionalización del sentimiento de envidia.

Teorías de justicia
Hay montones, pero recuerdo en particular el diálogo en La República de Platón, entre Sócrates y Trasimaco. También existe un diálogo de Platón llamado "De lo Justo" donde discuten Socrates y "un amigo". Ambos tienen más o menos las mismas ideas:

  • Que lo justo lo determinan o lo miden los jueces a través de las palabras
  • Que no debemos ser justos con nuestros enemigos
  • Que lo justo es lo que conviene al más fuerte (es decir a quien hace las leyes, la autoridad)
  • Que somos injustos por ignorancia (de lo que nos conviene)
 SÓCRATES. Por consiguiente, decir la verdad, no engañar, ser útil, todo esto es justo; mentir, dañar y engañar, injusto. 
EL AMIGO. Sí, ¡por Júpiter! es muy cierto. 
SÓCRATES. ¿Lo mismo respecto de los enemigos? 
EL AMIGO. No, ciertamente. 
SÓCRATES. ¿Luego dañar á los enemigos es justo, y serles útil injusto? 
EL AMIGO. Sí. 
SÓCRATBS. Por consiguiente, es justo dañar á los enemigos, engañándoles. 
EL AMIGO. De toda necesidad.

Creo que hay ideas bien interesantes, por ejemplo la idea de una justicia subjetiva, que tiene que ver con lo que nos conviene y lo que nos perjudica personalmente.

Sin embargo muchas teorías que han aparecido después han tratado de establecer principios objetivos, universales de justicia: Rosseau con el Contrato Social, los utilitaristas con "el máximo bien para el mayor número de personas" y el montón de igualitaristas que ven la justicia como una tarea consistente en eliminar las desigualdades.

Bueno, la filosofía no es asunto que me apasione pero aparece, inevitablemente, cuando hablamos de justicia. Pero ya basta de eso, voy a colocar algunas ideas que son mías, es decir como yo veo el asunto porque me da un huevo lo que escribieron Rosseau, Hume, Hobbes, Mill, Rosseau, Rawls, Sen, Nozik, Rand, Hayek, Petit y varios otros que he leído superficialmente, solo para ver si encuentro alguna idea interesante. En verdad solo he encontrado aburrimiento y harto sofisma, no soy seguidor de nadie, pero si me han servido para dar forma a mis propias barsa-ideas.

Mi impresión es que las ideas de justicia han recorrido un camino inverso a las ideas económicas. La economía clásica se fundamentó sobre la idea del valor absoluto, con el tiempo esto naufragó por las muchas inconsistencias a que llevaba. En cierto momento se volvió a las ideas de los seguidores de Tomás de Aquino en la Escuela de Salamanca, se desechó la idea del valor absoluto y hoy toda la economía descansa en distintas formas de la Teoría Subjetiva del Valor, que hoy prácticamente nadie discute.

En teorías de justicia creo que todavía no somos capaces de desprendernos de las ideas de valor absoluto y todos tratan de establecer sistemas absolutamente justos, con principios universales que cuadren de manera similar a la idea del valor-trabajo. El resultado es que cada teoría se enreda más y todas llegan a callejones sin salida, que han hecho imposible una implementación satisfactoria. No existe una sola teoría de justicia que haya sido ampliamente aceptada por todos. Mas bien existen teorías locales, enfocadas a defender parcelas ideológicas o de poder y que pretenden que sus valores sean universales. Sin embargo nadie reconoce esa universalidad. Si hay algo sobre lo que nunca ha existido consenso es cuales son los principios absolutos de justicia, en el supuesto que existan.

Tal vez en el futuro volvamos a los antiguos, igual como pasó en la economía y aceptemos que la justicia es subjetiva y distinta para cada cual, que al final la única justicia que funciona es "la que le conviene al más fuerte" es decir a los que hacen las leyes y todas la pretensiones de sistemas objetivamente justos son un engaño. La justicia que opera en realidad es una cosa bien trivial: el interés de los poderosos y nada más.

Y sobre todo vuelvo a la idea original: que nuestra percepción de lo que es justo o injusto, no es otra cosa que la racionalización del sentimiento de envidia que sentimos hacia los que les va mejor que a nosotros. Siendo la envidia un sentimiento tan potente, no es extraño que las ideas que identifican lo justo con el igualitarismo tengan tanto éxito entre los giles. Pero ese éxito dura solo mientras existen desigualdades, porque si se llegara a una situación de igualdad más o meno fuerte, a nadie le haría maldita gracia ser pobre y que le impidan con violencia o amenaza ser más que los otros. Por eso todos los intentos de igualitarismo necesitan una fuerte represión. Mientras más igualdad, más brutal la represión que se necesita para controlar a la plebe. 

9 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

claro, sobre todo por la "justicia social" o "justicia redistributiva"

9 de febrero de 2016, 01:45

 
Blogger Jose Cornejo said...

Lo que acabas de explicar, también se puede aplicar al concepto de "terrorismo", que tantos problemas en su definición ha traido.

9 de febrero de 2016, 09:43

 
Anonymous Wilson said...

En mi opinion, lo que nos define culturalmente, la emocion central, es la envidia y eso determina, o al menos influye decisivamente, en la mayoria de nuestras concepciones sociales y conductas individuales. Un muy buen ejemplo es la relacion que haces con "lo justo", sin duda detras de lo que consideramos asi, esta esa emocion digitando la idea de justicia.
Gracias San Google, y a tu post, encontre a un premio nobel y su escrito La Idea De Justicia, que alega contra Rawls, tan de moda hoy, aca una reseña http://www.letraslibres.com/revista/libros/la-idea-de-la-justicia-de-amartya-sen
y un texto de alguien de la UC http://www.uca.edu.ar/uca/common/grupo83/files/Migliore_-_Amartya_Sen-_la_idea_de_la_justicia.pdf
Parece un libro que esta pidiendo ser pirateado :-)

9 de febrero de 2016, 10:53

 
Anonymous Wilson said...

Cuando digo envidia como eje central,hablo de chilito y quizas el resto de los paises de tradicion catolica. .De los demas no se

9 de febrero de 2016, 10:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt "justicia social" == institucionalización de la envidia

José, yo he conocido alguna gente con simpatías o actividades terrucas, todos con problemas psicologicos familiares, toditos

Wilson, perdón pero yo soy CO-AUTOR de esos libros!!! jaja, bah, creí que la idea era mía, pero igual cuando estaba buscando encontré que otros ya la habían desarrollado mejor que yo ¡malditos!

9 de febrero de 2016, 10:59

 
Blogger Nervio said...

meh

lo que es justo para el conejo no es lo que es justo para un lobo y lo que es justo para un lobo no es justo para un oso.

9 de febrero de 2016, 12:39

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Buena la explicación del poeta español. Sin más comentarios.

9 de febrero de 2016, 13:23

 
Blogger Frx said...

Y en el caso de la justicia penal, sería una racionalización de la venganza. Todo caso está bien ligado a lo del poder.

9 de febrero de 2016, 16:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nervio, claro que si, cada cual tiene sus intereses. Al final las leyes las hacen los osos en el ejemplo que mencionas.
Frx, claro, "ojo por ojo, diente por diente", lo que me parece muy bien.

9 de febrero de 2016, 19:05

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas