Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

El fraude académico: allá y acá

lunes, 8 de febrero de 2016


Un crack del fraude académico
Estaba viendo las noticias sobre el candidato César Acuña en Perú, del que escribí hace poquito acá mismo. Resulta que el tipo es un crack del fraude académico, mucho más allá de lo que se sabía cuando escribí la entrada. Plagió en sus tésis de magister de la Universidad de Lima capítulos completos que había escrito uno de sus profesores, sin darle ningún crédito, además plagió un libro completo de otro de sus profesores, se lo atribuyó para sí e incluso alteró la dedicatoria ¡para que apareciera su nombre en lugar del del autor verdadero!  Como si fuera poco fundó un partido político que se llama "Alianza Para el Progreso" ¿No les suena ese nombre? Otro plagio, Kennedy: revuélcate en tu tumba.

Es ingeniero químico, con dos master y un doctorado. Pero basta escucharlo hablar para darse cuenta que los libros y la educación no son lo suyo. Trata de parecer asertivo hablando muy lento y repitiendo dos veces cada palabra, pero eso no oculta el hecho evidente que es un ignorante, incapaz de hilar más de dos ideas seguidas. El señor Acuña es un ejemplo clásico de doctor chicha o doctor kombi, ahora tengo pocas dudas que cada uno de sus títulos fue conseguido a la mala, basta escucharlo un rato



Los que creen que esas son cosas que "solo pasan en Perú" como he escuchado por ahí, se equivocan. Yo he conocido académicos de prestigiosas universidades chilenas con el mismo nivel de chanta, lo peor es que no se trata de casos raros, todo lo contrario. Con la doctorización express muchos profesores mediocres se las han arreglado para obtener master y doctorados por vía de intrigas y movidas exitosas dentro de sus universidades.

"Nosotros, los físicos"
Me divirtió mucho una vez escuchar a uno de mis antiguos profesores presumir que "nosotros, los físicos tenemos una visión mucho más amplia que los ingenieros" Dios santo, el tipo era un profesor de estado con mención en en física, más de la mitad de su formación fue para hacer clases a muchachos en el liceo, con los años saco su doctorado express y ahora tiene la tupé de decir "nosotros, los físicos". Y ojo, no digo que todos sean unos ignorantes, chantas o incapaces como Acuña, pero si la mayoría o un buen número de ellos, por lo menos, lo son.

La academia está repleta de fraudes, por la estructura que tienen nuestras universidades se forman mafias donde al que destaca lo hunden. Ser capaz en la universidad del estado es sinónimo de ser un pobre diablo, un tipo peligroso de que hay que cuidarse y de ser posible aplastarlo. Lo que se respeta son los "cabrones", farsantes como Acuña que se mueven como peces en el agua en medio de las estructuras de poder.

El significado de democratizar la educación
Cuando Acuña habla de "democratizar la educación" es un concepto que he escuchado muchas veces en la Universidad de Tarapacá. En el fondo justifican la venta de títulos a alumnos de desempeño insuficiente. Los profesores mediocres lo explican así "nosotros recibimos a la peor basura de alumnos, a los puntajes más bajos de la PSU y les damos la oportunidad de ser ingenieros, abogados, profesores. No se puede esperar que nuestra universidad sea de calidad porque nuestros alumnos no son como los alumnos de la Universidad Católica o la Adolfo Ibañez". Curiosamente es exactamente el mismo argumento que dan en el colegio de profeores para explicar los pobres resultados de escuelas y liceos municipalizados. Es falso, es la excusa de los mediocres.

Y lo digo sabiendo de que hablo. En ingeniería, que es el área que más conozco, han habido verdaderos genios por la universidad, gente de capacidad intelectual extraordinaria, no unos pocos sino muchos y en su mayoría de origen muy pobre. Muy pocos han desarrollado su potencial y la mayoría se han perdido en el camino, porque para la gente capaz un ambiente mediocre resulta tóxico, simplemente los hunden.

En todas partes se cuecen habas
Y ya que estamos hablando de fraudes académicos, se dice que solo en Perú pasan esas cosas, que alguien fraudulento llegue a la alta política, acumule millones y acceda a círculos de poder, pero fíjense que en Chile existe una denuncia contra nuestra presidente que afirma que no ha obtenido el título de médico y pese a ello ha ejercido y mentido durante años sobre su calidad de profesional.

Yo pienso que esa es una acusación sencillísima de desvirtuar. Basta que la misma presidente muestre su diploma, cosa que jamás ha hecho. O que la Universidad de Chile muestre su memoria o examen de grado y su concentración de notas, cosa que tampoco se ha hecho. Si yo digo que soy médico cirujano, ejerzo como tal y no lo puedo acreditar con el original de mi certificado de título o con el diploma original, entonces me abrirán un  juicio y es probable que me vaya preso o sea condenado de algua forma. Pero en Chile no pasa nada las cosas se dilatan y es un tema del que nadie quiere hablar ni darle un corte definitivo.

No solo en Perú hay doctores kombi, la academia en Chile y en casi todo el mundo está repleta de fraudes. Por eso yo confío mucho más en la historia y lo que puede mostrar la gente que en sus credenciales, que son un asunto cada día más dudoso.
 

15 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

Muy buena la columna de hoy.

En Chile, fraudulentos como Acuña hay por montones. Catalina Depassier (si, la de chilerecortes) nunca se licenció de filosofía, solo cursó un semestre, pero llegó a ser subsecretaria de deportes durante el primer gobierno de la yeta. Pero ese es solo un ejemplo. En la administración publia chantas con titulo han existido. Recuerdo que también trabajé con uno que era "licenciado en administración publica", y ejercia como subjefe de RRHH en el servicio donde trabajo. cuento corto, el tipo ni siquiera había terminado el ultimo semestre ¡hacía 5 años!.

Chantas con titulo hay que llegan a cargos incluso de mucha responsabilidad, pero gracias a que se arriman a buen arbol (partido politico del gobierno de turno) que los coloca "donde haiga".

8 de febrero de 2016, 09:45

 
Blogger Nervio said...

Para eso solo tengo dos palabras:

Psicopatas funcionales.

Abundan en academia, politica y otros ambientes donde los ascensos implican armar sectas.

8 de febrero de 2016, 10:30

 
Blogger EDO said...

Pfff yo he conocido unos chantas con unos sendos titulos del extranjero que se hacen llamar doctores y los wns no saben nadita. Lo unico que saben bien es besarles las patas al jefe maximo. Al parecer el uso de titulos falsos en chile es algo muy extendido solo vean lo que paso con el tema del Puente Cau-cau que tenia de proyectista a un tipo que solo estuvo un par de años en la u.

Ahora esto de democratizar la educacion va a dejar la cagada ya se esta viendo en muchas carreras que estudiar no es rentable pues muchas empresas usan a los estudiantes de institutos de mala calidad para pagarles una cagada de plata en desmedro de ingenieros UCHILE, UTFSM, USACH, etc.

PD: Buenos los `periodsitas peruanos....se ve que aun no estan comprados por los poderes facticos.

8 de febrero de 2016, 11:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Amigos, algo que se me olvidó colocar es que este es un problema de personas más que de formación. Hay gente inteligente y muy capaz que no tiene título de nada, que ha estudiado toda su vida por cuenta propia, así como hay otros cargados de títulos que son unos analfabetos funcionales, entre estos dos extremos existe toda la gama de grises.

Como dice Nervio, es una especie de psicopatía que se toma las universidades, la política y otros medios por el estilo, el farsante existoso, que parece y presume mucho más de lo que vale es una especie extendida por todas partes.

8 de febrero de 2016, 12:02

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Bachelet no se recibió de médico, ni José Joaquín Brunner de abogado.

La mayoría de la gente capaz en USA, no ha entrado las universidades. En el programa 'Jefe encubierto', mostraron que el CEO de una empresa, ni siquiera termino la secundaria, si mal no recuerdo.

8 de febrero de 2016, 12:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pero por lo menos Brunner no ostenta ser abogado. En USA vienen de vuelta con el credencialismo, Google ya no considera credenciales académicas para la selección de su personal, resultaron pésimos predictores. http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-06-28/el-expediente-academico-no-sirve-para-nada-asegura-el-responsable-de-rrhh-de-google_501910/

El problema es que alguien que ostenta credenciales que no tiene o exagera el valor de las que tiene es un farsante y mentiroso, ese es el punto, independiente de cuan bueno o malo sea

8 de febrero de 2016, 13:01

 
Blogger Pablo said...

Dos reflexiones: para mi el título ni certifica que sea un buen profesional. En un trabajo tuve un colega de mi misma profesion (ing civil mecánico) , bastante mayor que yo, que era muy manejado, se peinaba con todos los temas técnicos, usaba un lenguaje ad hoc y por supuesto técnicamente era bastante superior que yo, que había salido de la U hacia como 6 años. Cuento corto, yo me fui a otra pega y allá me entero que a este personaje lo habían despedido porque en una licitación descubrieron que su título era falso. O sea era ingeniero "de oficio" pero muy buen profesional. Lo despidieron por razones legales, por haber falsificado un documento, no por falencias técnicas.

Por otro lado, en la administración pública pagan asignaciones por tener título profesional, no por cumplir funciones de ídem. Así algunas reparticiones están llenas de administradores de empresa o ingenieros comerciales con títulos obtenidos en universidades express, donde seguramente sus profesores sin los chantas que relatas.

8 de febrero de 2016, 13:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Muy de acuerdo Pablo, hay mucho buenos profesionales que no tienen título, el jefe de RRHH de Google dice que en algunas áreas tienen hasta 14% de empleados que nunca ha pisado una universidad, lo que pasa es que la brecha entre el sistema universitario y la industria es enorme.

Lo que está muy mal -creo yo- es atribuirse estudios y grados que no se tienen o que se sacaron a la mala, el Sr. Acuña por ejemplo puede tener títulos de doctor y master muy legales, pero es incapaz de leer un papel de corrido, sus títulos son de mentira, no reflejan sus capacidades excepto por su capacidad de engañar.

En el mundo de afiebrado credencialismo en que vivimos se da mucho el caso de farsantes y audaces que por ganar algo más falsean sus antecedentes. La "asignación de título" del sector público es muy dañina, se presta para toda clase de distorsiones. Un par de amigos que trabajaban en tribunales, ganaban una buena asignación por ser profesor de artes plásticas y de educación general básica, creo que eso es una distorsión enorme.

Esto ha dado pie además a los "programas académicos especiales" que permiten sacar títulos por la ventanila, en clases vespertinas de dos o tres años. Yo no estoy contra los PAE, he hecho clases en esos programas y hay gente muy valiosa, pero también hay patanes que solo les interesa el papel para ganar su asignación de título y ascender. Que sigan los PAE pero que un título no puede ser paso para asignación o ascensos automáticos, eso es una brutalidad, que va contra el buen gobierno

8 de febrero de 2016, 14:09

 
Blogger Jose Cornejo said...

Mis dos titulos en informática los hice porque me gusta este tema, soy un apasionado de los fierros computacionales, pero tambien lo hice para tener un mejor futuro. soy un nerd, lo admito. pero, como dice Nervio hay "psicopatas funcionales" y de estos estamos plagados en la administracion publica, partiendo por los comites creativos del segundo piso de la moneda y los ministerios.

Hasta finales de los 90's era común ver personal "de carrera" que se manejaba en sus respectivos servicios y que no tenían "credenciales academicas" que los respaldaran, sin embargo, sabian bien como gestionar los recursos, eran más conocedores de la legislacion vigente y enseñaban a los mas nuevos incluso hasta las "mañas" del sistema. una buena parte del conocimiento lo adquirí gracias a esas personas que forjaron su conocimiento gracias al aprendizaje y el perfeccionamiento que la misma institucion les dio. Comenzó el nuevo milenio y empezaron a llover estos "profesionales" que mas bien eran operadores políticos que con suerte sabian abrir el estatuto administrativo.

Respecto al tema de Bachelet, existe toda una nebulosa respecto a si realmente obtuvo el titulo de médico cirujano ya que ni siquiera dejó una tesis en la Facultad de medicina de la U. de Chile (trabajo cerca de allí y una vez se me ocurrió ir a preguntar por ella. casi me sacaron a patadas, para serles sincero. el trato fue como las pelotas por parte del personal del archivo) y en el Hosp. de Niños donde supuestamente hizo pasantía, tampoco existe registro de ello. Eso si, circula en las redes sociales una "foto" de su titulo que fue otorgado en 1970, queriendo decir que ella lo obtuvo a la edad de 19 años, siendo que la escolaridad era hasta los 18 (corrijanme si estoy equivocado)

8 de febrero de 2016, 14:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ese título que aparece en la web es una falsificación muy burda, el nombre está escrito con una letra distinta e incluso apareció el dueño del título que lo reconoció porque aparecía allí su firma

8 de febrero de 2016, 15:01

 
Blogger Nervio said...

El tema es serio.

el estado y el gobierno son dos cosas relacionadas pero distintas.
El estado son los organismos y funcionarios técnicos que deberian permanecer independiente del cambio de gobierno. Los que saben hacer la pega.

El gobierno son las autoridades que administran el hacer del estado por mandato del electorado.

En chile el gobierno de turno invade el estado hasta que a veces llega a casi hacer inoperantes algunas areas.

Por eso yo creo que seria conveniente separar los cargos de jefe de gobierno (con capacidad de remover hasta a los seremis, nada más) y del jefe de estado (una suerte de mayordomo nacional, jefe de los funcionarios). Incluso elegir al jefe de estado y al jefe de gobierno de forma diferente. Al jefe de estado por la gente en las mismas elecciones que los alcaldes, con el mandato de hacer cumplir a los funcionarios las leyes y reglamentos vigentes, y al jefe de gobierno por acuerdo de parlamentarios (que ahora si serian parlamentarios y no congresistas). Para eso, hay que eliminar los pactos electorales, de forma que se obligue a hacer pactos de gobierno.

8 de febrero de 2016, 16:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El servicio civil, a la manera de Inglaterra o Indonesia es imposible en Chile y en la mayor parte del mundo, porque se necesita algo que no tenemos: la decisión política de no abusar del poder para perpetuarse en él. Eso acá no existe porque todos ven como normal que llegar al poder implica abusar.

Así, la separación estado-gobierno en nuestros países es ficticia, el estdo "es" el gobierno de turno y por eso muchos gobiernos de turno aspiran a eternizarse en el poder, no entienden como normal la alternancia. No solo Evo Morales o Maduro quieren eternizarse sino todos, lo que pasa es que esos dos son brutos y burdos, los demás son más solapados pero buscan lo mismo.

Es como pensar que el gerente general no es dueño de la empresa, claro que no es formalmente dueño, pero mientras tenga los poderes del directorio puede hacer lo que se le antoje en el boliche, los accionistas no mandan ni toman decisiones, solo les queda confiar y esperar tener algún beneficio al final del día.

No creo que tenga ninguna solución jurídica o institucional, la única solución sería que llegue al poder gente que crea en las virtudes del gobierno impersonal, y estamos muy lejos de eso.

8 de febrero de 2016, 16:42

 
Blogger Frx said...

En realidad hay cosas tan turbias en las Universidades y la gente no dice nada, en cambio son mandados a hacer para reclamar por cosas que no van a mejorar nada.

8 de febrero de 2016, 18:59

 
Anonymous Anónimo said...

Como explicas que sus maestria es de una universidad prestigiosa de Colombia y su doctorado nada menos de de la Complutence de Madrid, en todo lado se cuecen habas?

11 de febrero de 2016, 21:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hay mediocres y plagiarios en todas las universidades. Los postgrados de universidades españolas como la Complutense no son de mucho prestigio que digamos, se obtienen contra presentación de una tesis en solo 1 o 2 años, pero incluso en universidades de mucho más prestigio como Oxford o Harvard se han visto casos de plagio y fraude académico. No existe seguro contra la deshonestidad.

11 de febrero de 2016, 22:35

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas