Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

La decadencia

miércoles, 22 de junio de 2016

Ya he perdido la cuenta del tiempo que llevo en que me levanto y quedo desocupado. No me preocupa la escasez de billetes porque estoy bien acostumbrado, pero el aburrimiento me está empezando a molestar. Recuerdo que la última vez que me sentí así, la cosa terminó con una peligrosa Aventura en la Selva ¿como irá a terminar ahora? Quien lo sabe. En fin, es buen momento para hacer un poco de filosofía barata y escribir sobre cosas que seguramente no interesan a nadie.

Como por ejemplo la decadencia. Hoy vi en las noticias de la tele a Mario Kreuzberger "Don Francisco" y me quedé con una sensación ácida. Estaba acostumbrado a ver al gordo gritón, gesticulante, el dínamo humano de las sesenta bromas por minuto, en cambio me di cuenta que se está quedando pelado igual que yo, se le notaba cansado y con poco ánimo, que mala cosa. La decadencia de otros me hace pensar en la propia: la pelada inexorable, las muelas que se caen, los dolores por todos lados y la procupación por enfermedades que nunca tuve. Miro mi casa rodante -otrora nuevecita, ahora llena de óxido- y pienso en mi propia persona antes fresco, vigoroso y ahora empezando a apolillarse.

Es la entropía de la muerte, que empieza desde que nacemos, pero a partir de cierto punto se nos hace más notoria. Creo que no hay que preocuparse ni asustarse por eso, es lo más normal, lo debemos tomar con tranquilidad y buen humor. Cualquier día de estos voy a publicar mi foto pelado al cero igual que Kojak, va a ser para un acontecimiento histórico que vengo postergando desde hace tiempo, cuando por fin me anime creo que me voy a sentir con un peso menos.

Hay dos formas extremas de reaccionar ante la decadencia física: por un lado los que pelean por mantenerse forever young, muy preocupados de su presentación personal y de la buena salud. Por el otro lado los que se deprimen, empiezan a andar sucios, malolientes y descuidados. Yo ando en el medio, por mi naturaleza de holgazán siempre he tendido a ser sucio, maloliente y descuidado -pobre Pilar- pero a veces pienso que se me está pasando la mano y me doy una ligera mano de gato, me afeito, voy a la peluquería o me compro una camisa que no uso nunca. En cualquier caso ya perdí la regular apariencia que alguna vez tuve, tal vez entre los años 1990 y 2000, tiempos felices que no volverán.

El viejazo es un fenómeno que nos pilla por sorpresa, yo tuve la intuición que me estaba acercando cuando cumplí 46 años y pensé que sería bueno escribir una especie de testamento por si estiraba la pata luego, así fue como escribí esta pequeña pieza llamada ¿46 años? ¡Bah! donde hacía un balance de lo que sentía al acercarme a la decrepitud física y mental.

Un día cualquiera, el año 2005, me fui a afeitar y vi en el espejo a un veterano que evidentemente no era yo ¡me había llegado el viejazo por fin, a los 50 años! Entonces, antes de afeitarme corrí a sacarme una selfie para dejar registrado ese importante momento. Diablos, ya era un viejo de mierda, pensar que ya han pasado 11 años desde que me llegó el viejazo ¿que seré ahora entonces?.

Da lo mismo, no es nada de otro mundo, mi papá murió a los 90 años y era extraordinariamente feo, debe haber sido el tipo más feo que recuerdo haber conocido. Bueno, en realidad hay algunos que le hacen competencia, pero estaba alto en el ranking entre los más feos. Eso es lo que me espera y que diablos, la decadencia es lo más normal, un hombre no debe preocuparse por esas tonteras.

En fin, ánimo tomasito y no te preocupes como marica por el futuro, el futuro nunca llegará. A propósito todos estos pensamientos lúgubres me vienen cuando me despierto en un día nublado, odio tanto la niebla que no se que haría si tuviese que vivir en otro lugar que no sea Arica. Bueno en realidad si se que haría, me acostumbraría, supongo. Nos podemos acostumbrar a cualquier cosa.

21 Comments:

Blogger Maximo said...

Me dejaste deprimido. Jajajajaja

21 de junio de 2016, 21:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bah, pero si lo escribí para levantarme el ánimo

"Hurra muchachos del Valentín
templad los nervios y sonreíd,
éste es el lema del Letelier,
nunca rendidos, siempre vencer".

jajaja!

21 de junio de 2016, 21:56

 
Blogger Nervio said...

Te dedico un poema

http://www.youtube.com/watch?v=bmDoT1TXV3k

Ulysses

Alfred Tennyson, 1st Baron (1809–92)


IT little profits that an idle king,
By this still hearth, among these barren crags,
Match’d with an aged wife, I mete and dole
Unequal laws unto a savage race,
That hoard, and sleep, and feed, and know not me. 5
I cannot rest from travel: I will drink
Life to the lees: all times I have enjoy’d
Greatly, have suffer’d greatly, both with those
That lov’d me, and alone; on shore, and when
Thro’ scudding drifts the rainy Hyades 10
Vex’d the dim sea. I am become a name;
For always roaming with a hungry heart
Much have I seen and known: cities of men
And manners, climates, councils, governments,
Myself not least, but honor’d of them all; 15
And drunk delight of battle with my peers,
Far on the ringing plains of windy Troy.
I am a part of all that I have met;
Yet all experience is an arch wherethro’
Gleams that untravell’d world, whose margin fades 20
For ever and for ever when I move.
How dull it is to pause, to make an end,
To rust unburnish’d, not to shine in use!
As tho’ to breathe were life. Life pil’d on life
Were all too little, and of one to me 25
Little remains: but every hour is sav’d
From that eternal silence, something more,
A bringer of new things; and vile it were
For some three suns to store and hoard myself,
And this gray spirit yearning in desire 30
To follow knowledge like a sinking star,
Beyond the utmost bound of human thought.
This is my son, mine own Telemachus,
To whom I leave the sceptre and the isle—
Well-lov’d of me, discerning to fulfil 35
This labor, by slow prudence to make mild
A rugged people, and thro’ soft degrees
Subdue them to the useful and the good.
Most blameless is he, centred in the sphere
Of common duties, decent not to fail 40
In offices of tenderness, and pay
Meet adoration to my household gods,
When I am gone. He works his work, I mine.
There lies the port; the vessel puffs her sail:
There gloom the dark broad seas. My mariners, 45
Souls’ that have toil’d, and wrought, and thought with me—
That ever with a frolic welcome took
The thunder and the sunshine, and oppos’d
Free hearts, free foreheads—you and I are old;
Old age hath yet his honor and his toil; 50
Death closes all; but something ere the end,
Some work of noble note, may yet be done,
Not unbecoming men that strove with Gods.
The lights begin to twinkle from the rocks:
The long day wanes: the slow moon climbs: the deep 55
Moans round with many voices. Come, my friends,
’T is not too late to seek a newer world.
Push off, and sitting well in order smite
The sounding furrows; for my purpose holds
To sail beyond the sunset, and the baths 60
Of all the western stars, until I die.
It may be that the gulfs will wash us down:
It may be we shall touch the Happy Isles,
And see the great Achilles, whom we knew.
Tho’ much is taken, much abides; and tho’ 65
We are not now that strength which in old days
Mov’d earth and heaven, that which we are, we are:
One equal temper of heroic hearts,
Made weak by time and fate, but strong in will
To strive, to seek, to find, and not to yield.

21 de junio de 2016, 22:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Excelente! no lo conocía y me costó un poco, pero está super me ayudé del Google translate. Además Sir John Gielgud ¡campeón!

21 de junio de 2016, 22:43

 
Anonymous Wilson said...

Cavafis suele ser un poquito depre,pero para dias de niebla no esta mal.

Un anciano

En una esquina del café sonoro de murmullos confusos
un anciano sentado se inclina sobre la mesa,
leyendo un periódico, sin compañía.

Y en el ocaso de su miserable senectud
piensa cuán poco gozó en los años
cuando tuvo la fuerza y el verbo y la belleza.

Sabe que está muy viejo, y lo siente, y lo ve.

Y, sin embargo, le parece que la juventud
fue ayer. ¡Corto intervalo, corto!

Y piensa en qué forma lo embaucó la prudencia,
cómo de ella se fió y qué locura
cuando la engañadora le decía: «Mañana.
Tienes todo tu tiempo».

Se acuerda de los impulsos que detuvo y cuántas
delicias sacrificó. Ocasiones perdidas
que burla ahora su prudencia insensata.

...A fuerza de rumiar pensamientos y recuerdos
el vértigo lo invade. Y se duerme
inclinado sobre la mesa del café.

22 de junio de 2016, 00:19

 
Blogger EL HUGUINI said...

Me asuste... No sea malo...

22 de junio de 2016, 00:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Pero Huguini, si ya nomás todos vamos a estirar la pata y se nos van a terminar cada uno de los problemas! Por mientras "tomemos y comamos, que mañana moriremos! ¡lo dice la Biblia! (Corintios 15:32 jaja)

Esta fue mi entrada optimista para celebrar el inicio del maldito invierno

22 de junio de 2016, 00:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson ¡que grande era Cavafi! No lo conocía hasta que leí "El Cuarteto de Alejandría" de Laurence Durrel, después de eso me puse a buscar cosas de el, estupendo!

22 de junio de 2016, 00:35

 
Anonymous Anónimo said...

Ay, la cara del tomas de 50 se parece mucho a la mia y solo tengo 18 años

22 de junio de 2016, 01:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Tienes mucha suerte, así nunca te va a llegar el viejazo!!!

22 de junio de 2016, 01:41

 
Anonymous Anónimo said...

O quizás me llegue con cuatica
Fuera del tema, no conoce algún buen libro sobre las relaciones chile bolivia Don Brada?

22 de junio de 2016, 02:37

 
Anonymous Anónimo said...

Tengo el paño igual de estirado que a los 25 años. Pero la cabeza, barba, paquete, y todo otro lugar en que haya pelo lo tengo completamente blanco. La gente se confunde. Algunos dicen que rápido se le puso blanco el pelo. Otros comentan que está bien conservado para su edad.

22 de junio de 2016, 07:54

 
Blogger Jose Cornejo said...

"Es que la muerte está tan segura de vencer, que nos da toda una vida de ventaja"
(La Renga)

Yo estoy llegando a los 40 y hay veces en que ese "miedo a morir" se me hace incontrolable por algunos minutos. Tengo amigos que cuidan viejitos ya de muy avanzada edad, en los que practicamente hay que "asistirlos" en todo, como si fueran unos bebes. si terminar en ese estado es "llegar a viejo", mejor me mato.

Si no quiero llegar a ese estado, es mejor vivir la vida todos los dias como si fuera el último. Disfrutarlo y disfrutar a quienes tienes al lado. Pienso en ello y se me pasa de una. hay que vivir, echarle ganas a la vida como quien llena un vaso de vino con la intencion de emborracharse hasta quedar maharishi!

22 de junio de 2016, 09:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo 1, sobre las relaciones de Chile y Bolivia te recomiendo leer la parte que corresponde en la Historia de la Guerra del Pacífico de Gonzalo Bulnes, es muy interesante porque muestra los intereses y tentativas chilenas hacia Bolivia en esos años, es una visión que en gran parte se mentiene hasta el día de hoy en la cancillería (un error enorme), puedes encontrar el libro en el sitio de Memoria Chilena, tienes que buscar el capítulo eso si. También en http://www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/MC0004863.pdf se encuentra el texto del pacto de tregua indefinida, que se firmó antes de firmar el tratado, es interesante.

Anónimo 2, dicen que las minas hacen salir canas. Ojalá fuera así, en mi caso fue cuando estuvieron a punto de rematarme la casa jaja.

José, no hay que tenerle miedo a nada, es inútil. Si yo me quedo inválido y me tienen que dar de comer en la boca y cambiarme pañales yo feliz de que me sirvan. Cn lo flojo que soy creo que no sería nada mal después de todo. Uno se acostumbra a cualquier cosa, no hay de que preocuparse.

22 de junio de 2016, 10:31

 
Blogger Jose Cornejo said...

"la edad es solo un número, no una excusa para dejar de divertirse"

22 de junio de 2016, 11:21

 
Blogger Rolando el furioso said...

Estoy llegando a los 46 y me puse a sacar cuentas. más encima me puse a leer tu columna de hoy y me dio depre. Pero en fin, hay que vivir del mejor modo posible y disfrutar de los momentos.

22 de junio de 2016, 12:01

 
Blogger Frx said...

Vaya, sí que ha cambiado bastante. Siempre cuando hablan de esto de ya no reconocerse uno mismo en el espejo, me acuerdo de un episodio del Chavo del 8 donde supuestamente a Don Ramón le llega el viejazo.

22 de junio de 2016, 12:13

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, dejar de divertirse jamás, mientras se pueda jaja
Rolando, exactamente, es de niñitas eso de estar preocupándose por el futuro.
Frx 'si hasta a don Ramón le llegó el viejazo! jajaja. Los que tienen cara de viejos desde jóvenes tienen esa ventaja, no les llega el viejazo nunca

22 de junio de 2016, 12:25

 
Blogger Frx said...

Aunque también hay varios Dorian Gray que lo único que les llega son las canas XD.

22 de junio de 2016, 13:04

 
Anonymous Anónimo said...

A los 25 ya comienza el peso de la edad, las mujeres de mi generación desesperadas en retener a sus pololos para casarse dentro de 2 o 3 años más.

23 de junio de 2016, 07:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, las mujeres dependen más del físico pero es por una cuestión cultural nomás, igual a muchos nos siguen gustando maduritas jaja

Es muy extraño la autopercepción que tienen las mujeres sobre su físico y el énfasis que onen para decirse entre ellas "te ves regia!" no me imagino un tipo que le diga a otro "te ves regio!", bueno, tal vez Gonzalo Cáceres o Jimenez, pero entre las mujeres es muy normal calificarse por el aspecto físico

23 de junio de 2016, 14:23

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas