Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Lo único gratis es el aire

miércoles, 8 de marzo de 2017


El maldito lobby homosexual
Al despertar en la mañana, como siempre puse el canal de Radio Capital del Perú y me encuentro con la noticia que Phillips Butters había sido despedido por su "participación en actividades externas al Grupo que puede comprometer su propia imagen, la del medio para el cual trabaja y la del Grupo RPP en general”. Malditos idiotas, me dejaron con una entretención menos en la mañana. Sin Butters ni Aldo Mariategui Radio Capital no vale nada, Mónica Delta -que quedó- es tibia y más desabrida que un brocoli sin aliñar, no tiene la más mínima gracia. No les deseo mal a RPP, pero ojala que quiebren por dejarme sin diversión. Cuando un medio de comunicación pone a los aspiciadores por sobre su público siempre comete un suicidio, causas y efectos no deben confundirse.


Otra explicación de la gratuidad
Mi entrada sobre aspectos económicos de la gratuidad universitaria, creo que estuvo bien como explicación técnica, pero falta algo que la haga más comprensible para los que no se complican con el yaba-daba de la economía, así es que aquí voy con un enfoque diferente.

Todo lo que es deseado -y a la vez escaso- enseguida es apropiado y adquiere un precio. ¿Saben por qué el aire es completamente gratis?, no es por algún derecho humano ni nada por el estilo, sino porque es inagotable para todos los efectos prácticos: el aire abunda mucho en la superficie terrestre.

Otro ejemplo de algo menos abundante es el agua, nadie pagaría por un balde con agua sacada del mar, pero en muchos lugares es escasa y comienza a tener precio. En Canadá, donde el agua es abundante y barata, se paga con cargo a impuestos. Nadie paga cuentas de agua directamente, pero si paga lo que cuesta distribuirla con sus impuestos.

Lo escaso y caro
La educación universitaria es escasa y cara por naturaleza. Si fuese abundante y barata como el agua -ya que no puede ser gratis como el aire- no habría problemas para pagarla con impuestos, pero como es cara, si tratar de pagarla el gobierno la hace subir aún más de precio, termina más cara. Eso lo vemos en Chile: mientras más presiona el estado por quedarse con el monopolio universitario, más y más sube el costo de las carreras, porque todos creen que la plata es "de nadie", los profesores exigen mayores sueldos y beneficios, tienen presión política para obtenerlos, etc. Por eso ocurre la inflación de aranceles que vemos hoy. Si el gobierno ofrece pagar educación universitaria a todos con plata de los impuestos, el primer efecto es que esta educación se encarece.

Un efecto análogo se puede ver clarito en los liceos y escuelas municipalizados, que además de la subvención reciben permanentes inversiones del gobierno y, pese a eso, apenas sobreviven al borde de la quiebra. A los particulares subvencionados el gobierno no les da plata extra, solo las subvenciones regulares, pero además de prosperar para re-invertir, dan ganancia a sus dueños. Eso muestra el principio cero de las finanzas públicas: "Todo lo que financia el gobierno resulta más caro", con su corolario que es casi inevitable "y de peor calidad".

Como partió este desastre
El cliché de "universidad gratis para todos" no es nuevo, apareció en los años sesenta con un gran movimiento reformista del que hoy pocos se acuerdan y que terminó en un fiasco de ultra politización. En los años ochenta, con la reforma introducida por los militares "universidad para todos" se hizo realidad con la apertura a las universidades privadas, que obviamente no eran gratis. Así, los más dotados -que eran muy pocos- estudiaban gratis en universidades del estado y los menos dotados pagaban por su educación en universidades privadas.

El error más grande
Durante los militares la cantidad de profesionales creció enormemente, pero también la economía crecía de manera exponencial empujando su demanda, por eso no ocurrió el efecto que vemos ahora de los cesantes ilustrados y la pérdida de valor de las profesiones. El tremendo error de diseño se produjo durante el gobierno de Frei Ruiz-Tagle, cuando José Joaquín Brunner fue su ministro de educación. Resulta que Brunner extrapoló las cifras de los últimos años de los militares y concluyó que la educación universitaria masiva iba a asegurar una movilidad social masiva hacia arriba, sin tener en cuenta que eso solo era posible en un entorno de país en crecimiento económico muy acelerado.

Brunner confundió causas y efectos, puso el carro delante del caballo porque tener un enorme número de profesionales no genera desarrollo económico, lo que ocurre es al revés: el desarrollo había hecho que más gente tuviese plata para estudiar. Claro que pueden haber sinergias, pero la relación es "desarrollo causa educación" no al contrario. La experiencia de todo el mundo muestra que la causalidad es en esa dirección, sino Cuba o Rusia serían los países más desarrollados y ricos del mundo, lejos. En particular en China se ve este fenómeno con bastante claridad.

Entonces, según Brunner, bastaba con masificar la educación universitaria y así se podrían sostener las tasas de 7% de crecimiento. Hubo inundación de artículos académicos que vaticinaban que la única manera de tener un crecimiento sustentable es masificando la educación terciaria, basados en un uso miope y limitado de la estadística para "demostrar científicamente" tal falacia.

Con el primer presidente socialista, Ricardo Lagos, apareció una nueva vuelta de tuerca a la misma idea. Se planteó la siguiente idea: si el crecimiento es producto de más gente con educación terciaria, es tarea del gobierno financiar esta educación, facilitando los créditos universitarios de modo que todos puedan entrar a la universidad. Esto produjo una explosión de matriculas en las universidades pues, por política de estado, los estudiantes de universidades estatales y privadas debían tener igual acceso al financiamiento.

La estupidez final
Así se fue enredando todo hasta legar a la confusa oferta de Bachelet que todo el que quiera estudiar en la universidad podrá hacerlo gratis, pagado por el estado y prácticamente sin proceso de selección. Esto no solo es inviable sino que es socialmente pésimo, porque los jóvenes se vuelcan en masa a ingresar a carreras que perciben como "las más lucrativas", sin tener las condiciones mínimas para aprobarlas y terminar los estudios.  Total, no arriesgan nada, solo la plata de los contribuyentes.

Imaginen que Bachelet decreta que a partir de mañana los billetes de veinte mil serán gratis, el gobierno distribuirá todos los billetes que quiera a la gente, basta que los pidan. ¿Que pasará entonces? Que antes de un año esos billetes no valdrán nada porque no cuesta obtenerlos. Cambien "billetes" por "estudios en la universidad" y podrán entender claramente la estupidez de la idea de educación masiva y gratuita, es exactamente lo mismo. La educación solo tiene valor si es escasa y difícil de obtener, de otra manera los títulos valen lo mismo que los billetes en Venezuela: nada. Lo único gratis es el aire, todo lo demás lo pagamos, nos guste o no pagamos, con intereses.

Si la gente se diera cuenta de estas cosas tan simples, no se dejarían engañar por mocosos ignorantes o por viejos demagogos y sinvergüenzas. Y cuando digo viejos lo hago de manera genérica, es decir también incluyo a las viejas...

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Atroz.

http://www.lanacion.cl/noticias/pais/educacion/duoc-uc-inicio-este-viernes-devolucion-de-matricula-a-17-mil/2017-03-03/122213.html

7 de marzo de 2017, 22:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Los tarados deben estar muy contentos, creyendo que o van a pagar. Así eligieron a Bachelet...

7 de marzo de 2017, 22:49

 
Anonymous Wilson said...

Parece ser correcto que desarrollo acarrea educacion y claramente ahi ya perdimos, Nueva mayoria mediante.
¿Pero que pasa al verre? Con educacion creciente y un desarrollo decreciente, que es la situacion donde estamos. ¿Contribuye a crear una escenario pre revolucionario?
No es conspiranoico imaginar eternos movimientos exigiendo extender la gratuidad, y aumentar los montos y a la politica girando en torno a ellos y el surgimiento de ideas de echar mano al endeudamiento externo, impuestos a patrimonio, uso de los fondos previsionales, solo un "poquito" de inflacion, etc.

8 de marzo de 2017, 11:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Muchos universitarios con poco desarrollo puede causar agitación, pero dudo que sea para preocuparse, siempre van a existir los agitadores y demagogos y la educación universitaria puede cambiar mucho en los años que vienen. Como dijo Marx, llevan en si la semilla de la destrucción por sus contradicciones internas jaja.

Sobre la demagogia de izquierda, creo que es un ciclo que se está agotando bastante rápido, veremos cuanto dura el ciclo siguiente.

8 de marzo de 2017, 11:32

 
Blogger EDO said...

Es al reves po tomas: Una educacion cara y escasa puede ser subdiada por el gobierno (es el caso de la educacion universitaria en chile hasta 1973).

Con una educacion masiva los aranceles deberian haber bajado. Nunca fue el caso. Las ues nunca compitieron entre si...funcionaban como carteles. Lo otro es que las ues privadas abaratan costos como locas para poder tener utilidades (no hacen investigacion, profesores a honorarios, muchas con mala infraestructura, etc,etc)....o sea el precio de los aranceles podria bajar mas y mas.

El valor de un titulo universitario esta en la capacidad de poder generar ingresos a futuro: ya sea como empleado o independiente. Por eso aun un titulo PUC vale mucho mas que un titulo APLAPLAC.

8 de marzo de 2017, 11:43

 
Blogger Fernando Rodríguez said...

Notable, las últimas líneas, me encantó! Excelente exposición como siempre!

8 de marzo de 2017, 12:53

 
Blogger Ulschmidt said...

..lo único gratis es el aire.. a veces !
http://www.elheraldo.hn/otrassecciones/ademashoy/911785-466/empresa-canadiense-vende-aire-puro-embotellado-en-china

8 de marzo de 2017, 18:23

 
Blogger Frx said...

Definitivamente el sistema actual de educación es terrible. Diría que aparte del aprovechamiento político, se sostiene por tradición.

8 de marzo de 2017, 18:52

 
Anonymous Anónimo said...

...En un futuro no muy lejano se abriran las grandes alamedas para que los futuros profesionales universitarios y técnicos conduzcan nuestros destinos y el de los suyos.... trabajando en Uber y Cabify.

8 de marzo de 2017, 18:54

 
Blogger Ernesto Garcia Alexandersson said...

Un país crece cuando el valor total de todos los productos y servicios producidos en un período es superior al producido el período pasado, ajustado por la inflación.
¿Cómo contribuye la educación universitaria a lograr esto? Sea gratis o pagada. Eso no es una variable a considerar en la pregunta.
Cuidado con las respuestas. Hilando fino, hablemos de periodismo. Basado en la definición inicial, si existen 10.000 periodistas un año y se titulan 3.000 periodistas más al año siguiente ¿va a aumentar el valor de todos los productos y servicios producidos?
Si existen 10.000 ingenieros mecánicos. Supongamos que el país crece un poco en el sector metal-mecánico (difícil), y se podrían absorber 50 ingenieros más; pero se titulan 500 ingenieros más. Ese saldo de 450 ingenieros ociosos ¿va a contribuir al crecimiento del país? Y si casi todo lo anterior no contribuye al crecimiento, ¿porqué alguien tiene que financiar esos estudios?

8 de marzo de 2017, 20:03

 
Blogger Ulschmidt said...

,,Ya Akenatón, Faraón alargado, se había dado cuenta que el aumento de sacerdotes y templos a muy diversos dioses no aumentaba el PBI nacional y agobiaba el bolsillo del egipcio común y corriente. Tantas deidades que contentar y casi todos los días: al río, a la lluvia, a la cosecha, al amor, etc.. etc... y tantas castas sacerdotales pasando el platito. Inventó el monoteísmo - se quedó con Ra, el Sol, de Dios único - y él de Sumo Sacerdote y recaudador general y un sólo lote de sacerdotes solares.
Pero los demás templos conspiraron con esta intervención imperial en la organización de los Cielos y Akenatón cayó. Para que se volviera a hablar de monoteísmo habría que esperar a que Moisés se llevara los esclavos al otro lado del Mar Rojo.

9 de marzo de 2017, 10:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Diablos Ulschmidt que erudición!. Eso no lo sabía ni se me había ocurrido tan lógica explicación del monoteísmo. Desde esos tiempos ya el faraón tenía el mismo pensamiento que yo "muchas manos matan la guagua".

Notable

9 de marzo de 2017, 11:33

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas