Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.


La Ley de Inclusión Escolar -gran reforma del gobierno Bachelet- es una muestra violenta de la hipocresía progresista y del infantilismo mental de los intelectuales que las defienden. El fundamento teórico de esta reforma es más o menos el siguiente:

Diagnóstico
Existen en Chile unos pocos colegios de buena calidad, es decir que entregan un proceso educativo que permite a sus alumnos obtener buenos resultados en etapas superiores. Por ejemplo de una buena escuela básica, la mayoría de sus alumnos tendrán buenos resultados en secundaria y de los mejores de estos tendrán a su vez buenos resultados en la universidad. Estos buenos colegios seleccionan a sus alumnos bien porque son particulares y muy caros o porque son fiscales, o bien subvencionados que hacen pruebas de ingreso muy exigentes.

Como los demás colegios -que son mayoría- entregan un proceso educacional y formativo que va de mediocre hasta muy malo, esto genera discriminación y desigualdad, donde unos pocos estudiantes van a los mejores colegios, bien porque los padres pueden pagarlos o porque tienen una inteligencia superior a la media, mientras la mayoría van a los colegios mediocres o malos. Esta situación mantiene las diferencias de clase impidiendo que todos tengan igualdad de oportunidades desde el origen

La solución lógica
La lógica y el sentido común sugieren que la solución sería ir avanzando hacia la desaparición de las escuelas mediocres y malas, reemplazándolas hasta llegar a una situación donde todas sean razonablemente similares con prestaciones aceptables o buenas. Esto no es fácil de implementar porque -así como hay alumnos más motivados e inteligentes que otros- también ocurre lo mismo con los profesores y directivos de las escuelas. Con malos profesores y directores, difícilmente tendremos buenas escuelas. Además los profesores malos y mediocres son mayoría, igual que los malos alumnos, principalmente por la tendencia natural del ser humano al mínimo esfuerzo, entre otras razones.

Así, esta "discriminación" ocurre de manera natural, es solo un reflejo de las distintas capacidades de cada ser humano, sean profesores o alumnos, en este caso para enseñar o estudiar, no todos son igualmente capaces. No tiene nada trágico ni menos es injusto, porque un alumno con motivación y talento se las arregla para destacar incluso si ha estudiado en las peores escuelas con los peores profesores, eso es cosa que se ve todos los días. Otra cosa es que los alumnos motivados y con talento sean muy pocos, es parte de la naturaleza humana y Wilfredo Pareto lo descubrió hace más de un siglo con su Ley 80-20, o de los "precious few".

La solución lógica entonces es ampliar la diversidad de opciones. En Alemania, como en muchos otros países de Europa del Norte a quien nuestros políticos pehuenches les encanta mal-copiar, descubrieron el truco hace tiempo: resulta que no todo el mundo debe dedicarse a la academia, el mundo también necesita peluqueros, mecánicos, carpinteros y miles de otros oficios mucho más útiles que los profesores universitarios, quienes se creen el non plus ultra de nuestra ridícula sociedad y -si los miramos bien- en su mayoría son tan inútiles como los parásitos.

Ampliando las opciones la educación secundaria no sería necesaría para todos, mucho menos la universitaria, solo para los pocos que tienen la capacidad y el interés requeridos. En realidad hoy mismo son inútiles para la mayoría de las personas. Un peluquero, mecánico o músico no tienen para que perder el tiempo en la secundaria, estarían mucho mejor haciendo aprendizaje en orquestas o talleres. Y si les interesa algo de cultura general, el ancho mundo de Internet está abierto gratis y para todos. No es que la educación tenga un problema, es la sociedad completa que está haciendo perder tiempo y plata a millones de personas, plata de su bolsillo y plata de sus impuestos.

La solución estúpida
La solución estúpida la formuló un ex ministro de educación de apellido Eyzaguirre con la siguiente metáfora, que citaré textual para que no digan que soy tendencioso: "Lo que tenemos actualmente es una cancha enlozada, un competidor corriendo con patines de alta velocidad y otro descalzo. El descalzo es la educación pública. Entonces me dicen, ¿porqué no entrenas más y le das más comida al que va descalzo? Primero tengo que bajar al otro de los patines”

La genial solución de estos imbéciles -porque no se les puede llamar de otra manera- fue prohibir todo sistema de selección en escuelas y liceos estatales o que reciban subvención del estado y reemplazar la selección por el sorteo en una tómbola. Así, los alumnos se distribuirán al azar entre los pocos colegios buenos y los muchos colegios malos. Alguien que lea esto fuera de Chile pensará que estoy bromeando, pero no es así, es un sistema estrictamente real y se está aplicando ahora mismo, con la furia que podrán imaginar de parte de los padres y apoderados.

No solo eso, aunque parezca realismo mágico la solución imbécil fue mas allá. Existen en Chile los colegio particulares subvencionados, que hasta el año pasado eran con fines de lucro y recibían una subvención del gobierno. Estos tenían tanto éxito en las preferencias de los apoderados, que en pocos años ya captaban más alumnos que los municipales. La solución estúpida consistió en ¡prohibirlos! Solo se entregará subvención a los que se conviertan en colegios sin fines de lucro.

Para los que leen desde el extranjero no estoy bromeando, es totalmente cierto. La solución al problema de los patines fue prohibir los patines, excepto claro, a los que paguen por ellos en colegios particulares, adonde , naturalmente, todos los imbéciles que diseñaron el sistema envían a sus hijos, gracias a que reciben sueldos exorbitantes que pagamos nosotros, los giles, con nuestros impuestos.

Y no nos olvidemos que en las elecciones que vienen no solo se elige presidente, sino que se renovará parte del parlamento. Ingenuamente a veces votamos por amigos o candidatos que nos parecen simpáticos sin darnos cuenta que ellos son solo peones al servicio de sus partidos. La estúpida Ley de Inclusión así como todas las demás idioteces se aprobaron gracias a la mayoría parlamentaria que tuvo Bachelet y para las elecciones que vienen -si queremos terminar con esta locura o a lo menos moderarla- hay que elegir parlamentarios de derecha. No importa cuan estúpidos, sinvergüenzas e incapaces sean (en Arica lo serán, no tengo dudas) hay que votar por ellos. En situaciones como estas el mal menor es inevitable.


19 Comments:

Blogger don juaco said...

Esta es lejos una de las peores estupideces que me ha tocado vivir,resulta que gracias a estos genios no puedo elegir el colegio para mis hijos...antes por lo menos con mis recursos podía postular a lo que YO ,manga de tarados,consideraba lo adecuado para ellos.Ahora no...en fin,ahora cuando mi hijo mayor me diga que quiere para su futuro,le tendré que decir que no se afane,llegado el momento en una tómbola le van a sortear el trabajo en el que se va a ganar la vida...
Saludos,don Tomas.

6 de julio de 2017, 21:38

 
Blogger EDO said...

Totalmente de acuerdo. Ayer vi la nueva joya del gobierno. Se pisan la cola nuevamente.

Cuando lo unico que habia que hacer era:

1) Terminar con la municipalizacion y que los colegios publicos fueran parte del estado como era antes y asi nivelar la educacion estatal hacia arriba.

2) Pedirles resultados a los colegios subvencionados y asi pedirles resultados a la plata que entrega el estado en estos establecimientos. El colegio que lo hace mal pierde la subvencion del estado.

3) Fiscalizar el rendimiento y funcionamiento de los colegios particulares pagados para evitar casos de quiebras y estudiantes sin colegios.

Asi se nivelaba todo hacia arriba pero el factor ideologico paso la cuenta y ya vemos los resultados.

6 de julio de 2017, 21:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Don Juaco, exactamente eso es lo que pretenden: una tómbola para todo desde la cuna a la tumba. Claro que PARA LOS DEMÁS porque para sus hijos nica.

En todo caso todas estas estupideces se van a revertir, estoy seguro. Ya andan desesperados pidiendo a los subvencionados que pasaron a particulares que por favor reviertan

6 de julio de 2017, 21:50

 
Blogger EDO said...

Aqui les dejo los lamentos del ministro Valdes.

http://www.emol.com/noticias/Economia/2017/07/06/865739/Ministro-Valdes-hace-autocritica-del-Gobierno-y-reconoce-Fuimos-muy-ambiciosos.html

6 de julio de 2017, 22:05

 
Anonymous Wilson said...

En mi opinion la clave del desastre en educacion es la defensa sindical de los profesores mas patanes, asegurando su inamovilidad a cualquier costo. Eso hace que a pesar de los 12 años de "educacion", los pendex ni entiendan lo que leen. Polo cual los subvencionados y privados, con poco esfuerzo, superan los resultados de esos profes estatales.
Es interesante el detalle que los estatales disfrutan de una infraestructura pagada por el estado, en tanto ese enorme costo es financiado por el resto del sistema y aun asi les sobra "lucro", incluso a cobrando infimas sumas mensuales.
La estrategia de la Nueva Mayoria es destruir la educacion privada pues no puede competir con ella y mantener el poder del sindicato al mismo tiempo, y debia hacerlo rapido por la creciente huida de la educacion del estado. Eso explica el nucleo de sus acciones.

6 de julio de 2017, 22:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ese es exactamente el trasfondo del asunto, hay enormes intereses económicos amenazados de un ejército de profesores fiscales, inamovibles, carísimos y con mínimas exigencias, pero se están quedando sin alumnos, porque todo el que puede se arranca de la educación municipalizada (estatal). Esa es la madre del cordero y la teoría de la desigualdad no es otra cosa que una justificación chanta, nada más

6 de julio de 2017, 22:53

 
Blogger Ulschmidt said...

Me imagino que EDO tiene razón.

7 de julio de 2017, 09:01

 
Blogger Ulschmidt said...

Me imagino que EDO tiene razón.

7 de julio de 2017, 09:02

 
Blogger Rolando el furioso said...

Tengo a mis hijos en una escuela municipal, porque en la comuna que vivo no tengo más opción. Mi esposa es profesora en el mismo colegio; este venía con un progresivo mejoramiento en las pruebas simce entre el 2014 y 2016. Pero llegó un nuevo director (apitutado por concurso) y la cosa empezó a decaer otra vez; mi esposa alega y alega que sus colegas son demasiado relajados (ella trabajó antes en un colegio particular subvencionado por 2 años y en uno particular pagado por 5 años aproximadamente) así que tiene toda esa "cultura laboral".
Ahora mi hijo está en 7° y el liceo municipal de acá es una selva. Lo vamos a enviar a una ciudad cercana (45 kms aprox.) y nos debatimos entre uno particular subvencionado (confesional), un liceo bicentenario (que selecciona) o los dos municipales que no son tan malos.

7 de julio de 2017, 09:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Rolando, yo no le daría tanta importancia a las escuelas o liceo, al final los niños no aprenden nada allí y la formación se puede dar en la casa. Yo lo único que conservo de los colegios donde estudié son malos recuerdos, aunque igual los quiero mucho. El sistema en el Liceo Valentín Letelier era horrible, basado en abusos y violencia según el modelo de os colegios ingleses y alemanes antiguos. Luego estuve en la Escuela 56 de Los Nogales, con puros cogoteros, pero era agradable porque resultaba fácil destacar. Estuve un año en el Colegio Medio Diferenciado de Arica, no recuerdo casi nada excepto que odiaba a Frau Inge (una GRAN profesora y mejor persona como pude conocer después), en el Liceo de Ancud lo mismo. En resumen los resuerdo como si hubiese pasado por la cárcel, tuve un par de buenos profesores, pero fueron rarísimas excepciones. No le debo casi nada a las escuelas y liceos. Y aquí estoy, lo más bien y feliz de la vida

7 de julio de 2017, 10:31

 
Blogger Frx said...

Con tanta cosa que he visto y sabido últimamente, diría que el mundo está loco y en una guerra de cuerdos contra locos. Odio decirlo así, pero creo que si uno quisiera resumir la situación actual del mundo lo más corto y preciso posible, diría eso.

7 de julio de 2017, 11:21

 
Blogger Rodrigo L. said...

Permiso para el copy paste, se va a mi muro de facebook. Chas gracias.

7 de julio de 2017, 13:21

 
Anonymous Anónimo said...

Oye Tomás, tú que sabes más de matemáticas ¿qué piensas de esto?
https://www.etilmercurio.com/em/la-tombola-no-es-al-lote/

7 de julio de 2017, 13:31

 
Anonymous Anónimo said...

Al respecto, un ejemplo a favor del fin a la selección lo da el diputado Giorgio Jackson en una columna publicada en Ciper el 2014:

"Tomemos un ejemplo hipotético: dos colegios exactamente iguales, A y B. Los mismos profesores, la misma infraestructura, el mismo proyecto educativo, pero con la única diferencia que el colegio A selecciona según una prueba de admisión y el colegio B acepta a los estudiantes de manera aleatoria. Probablemente, si medimos el SIMCE en los colegios A y B, nos va a arrojar que el colegio A presenta mejores resultados. ¿Quiere decir que A es un mejor colegio que B? Es evidente que no, ya que son exactamente iguales, pero es la idea que se empieza a transmitir."
Esta forma de razonar o plantearnos el dilema, me deja la duda si este personaje lo ve así realmente, o la conclusión viene empujada por la ideología de su sector. Con esto tenemos super claro los fundamentos de esta Ley de inclusión.

ivanr

7 de julio de 2017, 13:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Rodrigo, dale nomas, para eso está.

Anónimo 1, la frase con que terminan lo dice todo "con sólidas certezas matemáticas", es un trabajo de un par de pelotudos, es muy freuente en economía presentar estas martingalas dirigidas a los ignorantes, desconoce cuestiones básicas como (i) correlación no implica causalidad (que el nivel socioeconómico esté correlacionado con el rendimiento no implica que sea su causa, es evidente que hay muchos otros factores) (ii) los modelos matemáticos en ciencias sociales siempre valen hongo, por sus ENORMES simplificaciones, hay que notar que lo que creen establecer es un "emparejamiento estable" lo que es una burrada para cualquiera que conozca algo de comportamiento humano, entienden la "estabilidad" como el deseo ex-post de no cambiarse de estableccimiento, cosa que el objetivo de los apoderados es escoger "ex ante", en fin, es una sarta de estupideces disfrazadas de "matemáticas" como la mayoría de esos modelos artificiosos.

Ivanr, yo creo que ni siquiera es ideología, son todas justificaciones chantas para defender los intereses del sindicato de profesores municipales, a eso se reduce todo, la ideología es solo un cuento para vender la idea a los tontos, nada más.

7 de julio de 2017, 14:17

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Los dueños de los colegios particulares subvenciones les dijeron que la con ley, tendrían que convertirse en colegios particulares pagados. No escucharon y ahora no quieren que los dueños hagan lo que corresponde de acuerdo a sus intereses.

También vi la portada de la tómbola. Es ridículo, mientras ellos llevan a sus colegios caros.

A una persona sensata y con sentido común esa desigualdad no le afecta, aunque él otro se más inteligente o tenga más plata. Muchas personas han surgido de peores condiciones educacionales.

Hace poco apareció un reportaje que muchos universitarios se están dedicando a ser hombres de feria, esto es, venden frutas y verduras.

7 de julio de 2017, 14:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Javier, en el gobierno se están dando cuenta de la dimensión de la estupidez que hicieron, en mi opinión se tendrá que revertir todo. Lo de la desigualdad es todo un tema alguno de estos días tendré que escribir una entrada sobre eso.

7 de julio de 2017, 23:19

 
Blogger Alfredo Menco said...

.. Hola tomas, mi pregunta querido guru y gran maestro, es sobre el concepto de darwinismo social. Es cierto que en la sociedad, según la características de los individuos y de los grupos humanos, es natural que existan individuos mas afortunados o mejor adaptados a un entorno, y que otros individuos sean vulnerables y menos afotunados???. Es posible que la selección natural de darwin también pueda aplicarse a los fenómenos sociales ???. Por otro lado encuentras que la competitividad entre individuos o grupos sociales, es algo positivo para la sociedad y la especie humana ???. gracias y saludos

2 de agosto de 2017, 13:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Alfredo, normalmente se presenta el "darwinismo social" como una etiqueta para descalificar cierta clase de políticas, especialmente las que apoyan la meritocracia y cosas por el estilo.

Tu pregunta podría ser reformulada de la siguiente forma y creo que sería más provechosa ¿Es cierto que a algunos les va mejor que a otros en su vida en sociedad? ¿Es verdad que mientras algunos acumulan más riqueza otros se empobrecen? Puedes notar que la segunda pregunta es más estrecha que la primera, por ejemplo Mozart se murió en la ruina y vivía al tres y al cuatro pero tuvo mucho éxito en sociedad, sin embargo mucha gente confunde el éxito en la vida con el enriquecimiento monetario.

Dicho esto, creo que es evidente que hay gente que está mejor dotada que otros para el éxito social y otros para enriquecerse, negar eso sería como creer que todos pueden jugar fútol como Pelé o como Messi "si la sociedad les diera los medios" eso es falso, evidentemente falso. Aunque la sociedad me apoye con miles de millones yo nunca seré una estrella de fútbol partiendo porque no me gusta, tampoco seré un gran concertista en piano aunque sueñe con eso, porque no tengo dedos para el piano.

La competencia es muy buena, porque ese es el motor de cualquier progreso, si no se compite nos quedamos en la época de las cavernas, pero es importante (a) saber decidir bien en que vamos a competir, sería ridículo que alguien con pie plano se meta a atletismo, o que un paraplejico quiera tocar el piano, etc. y (b) saber ganar y saber perder con la misma gracia, creo que eso es muy importante, nada peor que los picados o resentidos, si uno pierde mala suerte nomas. Los ingleses tienen una palabra para eso "good sport" ser buen jugador es lo importante, porque al final los que ganan y los que pierden se van todos al hoyo, todo es un juego solamente.

Al menos así lo veo yo.

2 de agosto de 2017, 13:34

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas