Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Grandes ideas y dos modelos educativos

martes, 20 de marzo de 2018



Chao Bismark
Esta es una charla donde José Piñera habla en España sobre la herencia maldita de Bismrk y la llamada "fuga de cerebros". La facilidad para explicar cosas muy complicadas con palabras simples y claras es lo que más admiro de Piñera, no conozco un solo chileno que se le acerque en cuanto a inteligencia aplicada a problemas prácticos.

Es raro escuchar a alguien con las ideas tan claras y eso es lo que enfurece a los discípulos del Mono Gamba, si hay algo que un tonto no puede soportar es la inteligencia ajena, por lo humillante que resulta, nada humilla tanto a un bruto que enfrentarse a ideas claras entondces reacciona furioso con insultos, sarcasmos básicos y todo eso. Eso a nivel individual, la expresión colectiva de los tontos que se sienten humillados son las protestas callejeras, a más destrozos, mayor la cantidad de tontos.

¿Una escuela de programadores?
A propósito de ideas interesantes, acabo de leer que la Sociedad de Instrucción Primaria propone crear la primera escuela centrada en desarrollar competencias informáticas en los alumnos. Despojado de todos los adornos, según yo lo entiendo, la idea es crear una escuela de programadores desde el nivel infantil.

Siempre he sido muy crítico de la enseñanza de la programación en colegios, liceos y universidades, si bien creo que la idea es buena la implementación ha sido horrible porque se enseña a los estudiantes a dominar software específicos que caen en desuso mucho antes de que terminen de estudiar. Recuerdo con un poco de vergüenza haber enseñado Word Perfect y Quatro Pro a los muchachos del programa Chile Joven, en los noventas, dudo que eso les haya servido para maldita cosa en la vida.

Creo que puedo opinar sobre esto con conocimiento, porque aprendí a programar a principios de los ochentas, cuando todo estaba comenzando, trabajé en eso unos veinte años y -aunque ahora soy un programador menos que mediocre- pasé años haciendo programas y enseñando, lo que me da una visión más completa que los ingenieros que estudiaron y se graduaron en los últimos diez años, o al menos eso creo yo. La visión general es importante porque las aplicaciones específicas cambian a una velocidad vertiginosa.

Pero me estoy dando muchas vueltas, lo que en realidad quería decir es que me parece muy buena la idea de hacer una escuela de programadores desde niños, porque aprender programación es muy parecida a aprender música, requiere de un gasto enorme de tiempo y práctica. Un adolescente que empieza a estudiar violín a los 15 no tiene ninguna posibilidad de ser un buen violinista a menos que sea un genio natural, uno en un millón, lo normal es pasar toda su niñez practicando y desarrollando las capacidades básicas. Lo mismo pasa con los programadores.

Por eso los mejores programadores son todos autodidactas, que empezaron cuando niños y se dedican gran parte de su vida a eso. Yo se lo que es obsesionarse con algo y cuando te obsesionas durante muchos años, o sea casi toda tu vida, ahí recién te puedes acercar a hacer cosas excelentes. La programación requiere desarrollar un enorme componente de pensamiento mecánico, tal como las matemáticas y la música y eso significan muchos años de práctica. Para ser bueno hay que empezar desde niño, cuando tienes más tiempo y el cerebro más desocupado, por decirlo de algún modo.

Lástima que en Chile la enseñanza de la computación es horrible, por eso tantos computines andan cesantes y esos serán seguramente los que irán a enseñar a la escuela de programadores, siguiendo esa tradición típicamente chilena: el que no sabe enseña, el que no puede enseña.  La idea es muy buena pero en su implementación probablemente va a fallar. No sirve de nada "enseñar a programar" porque eso se aprende practicando, igual que la música. Igual les deseo mucha suerte.

Dos modelos
La Sociedad de Instrucción Primaria es uno de los mejores ejemplos del enfoque de educación meritocrática en Chile, su ex directora Patricia Matte Larraín describe el objetivo de la sociedad así:  "brindar educación de excelencia a niños y niñas pertenecientes a familias de escasos recursos, haciendo realidad el derecho a la igualdad de oportunidades que debe existir en toda sociedad". El modelo de esta sociedad, que tiene más de 150 años y lidera la calidad así como los resultados académicos de los alumnos se basa también en otro apoyo importante: la filantropía, pues la familia Matte posee una de las grandes y más antiguas fortunas de Chile. Yo estudié 4 años de primaria en la Rafael Sanhueza Lizardi, una de sus escuelas en el barrio Recoleta. Los pilares de estas escuelas son: excelencia, alta exigencia y focalización en los más pobres.

El otro modelo es el inspirado por la ideología del inglés John Rawls, padre del igualitarismo liberal y se puede simbolizar y resumir en una tómbola o lotería, que es el instrumento que proponen para eliminar la "exclusión", es decir la selectividad , en los colegios. Este modelo se basa en ideas de justicia distributiva, de los que he escrito bastante en este mismo blog. Si quieren saber que diablos es la justicia distributiva pueden leer estas entradas:
Justicia es una mala palabra
Justicia distributiva 2
Justicia distributiva 3

Dos resultados
Ambos sistemas han sido ampliamente probados en Chile. El modelo meritocrático es minoritario porque nunca ha contado con el favor de los políticos. También es el responsable, casi de manera exclusiva, del avance social de muchas generaciones, son pocos los que no se benefician de haber pasado por una escuela meritocrática y por el contrario ha ayudado a cambiar muchas vidas. Pese a que la meritocracia puede tener algunos reparos desde la óptica de "lo justo" es impecable desde el punto de vista de la eficacia y eficiencia.

Los sistemas basados en el igualitarismo y la justicia distributiva tienen una larga historia de fracasos y,  pese a que algunos lo consideran "más justo", presenta una injusticia brutal contra los que tienen mérito y están dispuestos a esforzarse. Del marco de estas ideas igualitarias vienen otras, como la idea que los alumnos no pueden quedar repitiendo de curso, excepto en circunstancias excepcionalísimas. El igualitarismo fomenta la mediocridad y aplasta el esfuerzo individual y eso se ve en las escuelas municipalizadas, donde el estado aplica esta ideología a rajatabla. 

Lo peor de todo es que como en Chile la instrucción es obligatoria, los que odian estudiar -que son muchos- o los que simplemente se aburren y no les interesa -que también son legión- terminan egresados sin saber nada, sin ser capaces de nada y furiosos con justa razón por haber perdido años de su vida haciendo cosas que les importan un pepino. De todas las miserias del igualitarismo, creo que la peor ha sido la instrucción obligatoria.

9 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

Anoche vi a GEK en Mentiras Verdaderas (La Red) y estuvo impecable como siempre. un politico "atipico" como lo diría un twittero, y uno de los mas transparentes. barrió con todo.

Sobre lo de Piñera el Bueno, no hay nada que irrite a los simiozurdos la verdad, sus argumentos derribados y apaleados por los porfiados hechos y no les queda mas remedio que vomitar su verborrea que habla mas de ellos que de nosotros.

20 de marzo de 2018, 09:24

 
Blogger Jose Cornejo said...

Sobre la justicia, se me vino a la mente esta frase "no siempre lo justo es lo correcto"

20 de marzo de 2018, 09:24

 
Blogger Leus said...

Espectacular José Piñera. Si fuera un poco menos pituco podría ser un gran comunicador de ideas.

20 de marzo de 2018, 10:02

 
Anonymous Anónimo said...

La educación debe ser lenguaje español, con toda su complejidad, matemáticas, con toda su simplicidad, e inglés. Además mucho taller practico: carpintería, electricidad, cocina incluso. Todo el resto sobra y deben ser opcionales impartidos a los que les interesa. Especialmente eliminaría la filosofía y la historia. Para lo único que se utilizan es para distorsionar la realidad y meter basura en los jóvenes. El que quiera meterse basura lo puede hacer en su tiempo libre.

20 de marzo de 2018, 10:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Jose, yo no lo vi, pero normalmente sus intervenciones son muy buenas. Claro como el vodka jaja

José Poñera causa furia en los discípulos del mono Gsmba,¡lo odian!

Leus, yo creo que es un GRAN comunicaador de ideas, claro que necesita un mínimo nivel de inteligencia en los que escuchan, no es para cualquiera como decía Hesse ¿viste como Rallo y los otros se tomaban selfies?

Anónimo, que "debe" enseñar la educación es un gran tema, yo estoy de acuerdo en que los contenidos obligatorios deben ser muy mínimos, la mayor parte de los contenidos -si no todos- creo que deberían ser electivos. Cada cual debería educarse con lo que pide su propia curiosidad, gustos y necesidades.

20 de marzo de 2018, 11:06

 
Blogger Frx said...

Otro problema de la educación computacional es que es muy efímera. Te enseñan por un par de años cosas que luego no vuelves a ver nunca más hasta casi saliendo del colegio. Recuerdo que cuando tenía 8 años me enseñaron a usar Excel pero luego no lo volvimos a usar más en toda la educación escolar. En consecuencia ya no me acuerdo de nada.

20 de marzo de 2018, 12:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ese es EL problema fundamental, por eso no se debería "enseñar computación" a nadie, eso (usar aplicaciones específicas) se aprende solo y de acuerdo a las necesidades, pero una escuela de programadores debería enseñar a programar por ejemplo, al menos en 5 o 6 de los lenguajes más importantes, eso no pasa de moda. A mi todavía me sirve lo que aprendí de Fortran y Visual Basic por ejemplo, no me costó nada aprender Python en base a eso
http://pythonentresdias.blogspot.cl/

20 de marzo de 2018, 12:32

 
Blogger Frx said...

Además que hoy hay formas más lúdicas para enseñar programación que cuando yo estaba en el colegio, donde nunca me enseñaron nada de eso. Lo mejor que aprendí allí fue a usar el Power Point y tampoco soy una maravilla manejándolo.

20 de marzo de 2018, 12:49

 
Blogger Jose Cornejo said...

Yo sufrí la gran estafa de aprender programación, lo comico, es que todo lo que a dia de hoy he aprendido ha sido gracias a internet, unas cuantas revistas de informatica que compré y mucha pero mucha investigacion por mi cuenta.

20 de marzo de 2018, 16:28

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas