Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Aburrido

sábado, 18 de diciembre de 2010


Solo un alcance a la entrada sobre los modelos. El comentario de Ulschmidt me quedó dando vuelta "La integración por intervalos finitos nos liquidó el criterio", esto muestra hasta que punto las matemáticas se ocupan más de las aproximaciones que de los resultados exactos.

Si pudiesemos calcular cualquier área con la exactitud metafísica del área de un rectángulo (multiplicando dos de sus lados) o de un triangulo (la base por la altura dividida por dos) las ciencias serían mucho más exactas y se aproximarían a la idea que tenemos popularmente de ellas. Pero con las curvas (o sea funciones no lineales) la idea de ciencia exacta se nos va al diablo.

El ejemplo más sencillo lo vimos al calcular el área de un círculo. La aproximación más simple y natural sería dividir el círculo en muchísimos triángulos -en la figura se muestran unos pocos- y luego sumar todas las áreas. Así fue como Arquímides encontró una de las primeras aproximaciones al número Pi
Obvio que mientras más triángulos y más pequeños sean, más exacto será nuestro cálculo. ¿Y si pudiésemos sumar infinitos triángulos infinitamente pequeños? Bueno, al usar lapalabra "infinitos" e "infinitamente pequeños" empiezan nuestros problemas.

¿Que entendemos por infinitos? nuestra intuición nos dice que serían muchirrichísimos fantastillones, tantos que ya no puedan ser más. ¿Y por infinitamente pequeños? Tan recontra ultra chiquirititos que no podrías ser más pequeños sin desaparecer. Bueno: ¿y cual debería ser el resultado de una suma infinita de áreas infinitesimales? Depende como lo veamos: si son infinitas el resultado debería ser un área infinitamente grande y si son infinitesimales no importa cuantas sean el resultado debería ser infinitesimalmente pequeño.

El concepto de infinito -o su opuesto infinitesimal- es una obscenidad de las matemáticas, el infinito es feo, ilógico y fuente de grandes contradicciones, pero sirve para cálculos prácticos. Tomemos solo los números naturales N={1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, ...} es obviamente infinito, pero su subconjunto de los números pares Np={2, 4, 6, 8, 10,...} ¡también es infinito! igual que el conjunto de los impares. O sea el todo no es mayor que sus partes y hay infinistos infinitos contenidos uno dentro de otro. Por algo Georg Cantor que estudió el asunto se volvió loco. A pesar de todo el concepto matemático de infinito sigue siendo una obscenidad que funciona.

Así ha sido toda la historia de las matemáticas, mucho menos exacta de lo que la gente imagina y llena de instrumentos y métodos que funcionan aunque nadie entiende muy bien por qué. Leyendo sobre estos asuntos en Internet me encuentro con un maravilloso discurso del Excmo. Sr. D. Pedro Abellanas Cebollero de la Complutense de Madrid, especial para los que le gustan las matemáticas, es una delicia y explica esto de las aproximaciones como uno de los tres problemas fundamentales de las matemáticas.

¡Tomás, tu blog está cada día más aburrido! se queja un amigo. Que le voy a hacer pues Renato si así es mi vida, aburridísima. Me lo paso pensando puras tonteras mientras pasa el tiempo y no consigo un solo mango para financiar mis muchos vicios. Así es la vida del pobre, este es solo un recuento de mis pocas aventuras y muchas desventuras, nada más.

Vengo llegando de una charla sobre la Ley de Transparencia donde me regalaron el divertido Diccionario del Corrupto de la Lengua. Me encargaré de hacer buen uso y aprender de los muchos modismos que usamos los chilenos para referirnos a la corrupción. Leo por ejemplo:

Irse por dentro: se refiere a pequeños hurtos, desviaciones o robos de recursos públicos, aunque a veces no son tan pequeños.

Hacer cantar a la chancha: se refiere a la práctica de pagar una cantidad de dinero a un particular o trabajador estatal para que este apure un trabajo, inscripción, encomienda, trámite, etc.

En fin,muy educativo el diccionario, está repleto de buenas ideas que podría aplicar si alguien tuviese la mala idea de darme un empleo fiscal ¡ah como robaría! Si fuese empleado público me robaría hasta el gato, ya lo saben conciudadanos, jamás voten por mi, o después no se quejen.

Que maldita la vida mía, un día contento porque todo sale de maravillas y al día siguiente todo mal, nubes bajas y futuro amenazante. Por mientras espero -igual que el Pato Donald- a ver si el cartero me trae un mensaje importante, como un cheque de un pariente desconocido que vive en la India. Pero basta de soñar despierto, mejor me voy a soñar dormido un rato, hasta mañana.

6 Comments:

Blogger Payayita said...

Hola Brad!
Voy al grano: te juro que no soy tan weona, pero no puedo encontrar una entrada que una vez escribiste en la que hablabas de que erróneamente se cree que si una universidad o ramo es difícil, significa que es buena(o). Al contrario, cuando un ramo es aprobado por pocos alumnos no demuestra que el ramo sea difícil, si no que el profe enseña pésimo.
Algo así decía la entrada....
Sabes cuál es? Se la quiero mandar a una amiga.

Un abrazo con -12° jaja ;)
Y gracias de antemano, mijo.

18 de diciembre de 2010, 10:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Pao, tal vez te refieres a esta

Y cuanto vale un titulo

Creo que hay otras que me mal interpretaron como una "cruzada contra la UTFSM y al U Chile", nada de eso, solo quería decir que el nivel de "exigencia" no implica mayor calidad profesional en los egresados, la voy a buscar.

18 de diciembre de 2010, 10:30

 
Blogger Payayita said...

Hola! Gracias por responder tan rápido.
No era ése el artículo que busco, de hecho no he leído entradas tan antiguas, la que me pusiste aquí no la había leído.
Lo que pasa es que mi mejor amiga se metió a estudiar Veterinaria (tiene más de 30, como yo, entonces no anda nah weveando) y está terminando tercer año. A punta de estudiar mucho (no porque le cueste, es que es super matea) ha sacado todo como corresponde, buenas notas y no se ha echado ningún ramo... hasta ayer. En un examen necesitaba un 3,3 y se sacó un 2,6. No entiende, es super buena alumna, asistió a todas las clases y hasta el profe estaba asombrado que se aprobara. Obviamente se trata de EL gran ramo zorrúo del año, Patología 2. Entonces yo hablaba con ella anoche y aunque ella me dijo que estaba segura que le había ido mejor, filo estaba asumiendo no más que le faltó estudiar más. Ahí me acordé de tu artículo donde decía que el que un ramo o carrera tuviera tremendo COLADOR era sinónimo de un mal entendido prestigio, si no que por el contrario, el profe o profes enseñaba(n) mal. Porque ninguna carrera es para cerebros particularmente iluminados.
Gracias anyway, seguiré buscando.
En todo caso el que me diste ahora estaba entrete igual ;)

18 de diciembre de 2010, 10:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, dentro de tanta tontera que he escrito algo debe haber, aqui encontré otro
Un título de prestigio

Pero el que te mencionaba acerca de mi "cruzada" no lo he podido encontrar. Echarse un ramo es una experiencia traumática, pero es una buena preparación para el mundo real, donde a veces puedes hacer todo bien y las cosas igual salen mal. Es un buen adelanto de lo que vendrá después.

18 de diciembre de 2010, 10:55

 
Blogger Payayita said...

Parece que era éste:
http://bradanovic.blogspot.com/2010/07/grande-pareto.html

;)

18 de diciembre de 2010, 11:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El 80-20!!!

18 de diciembre de 2010, 11:06

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas