Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

inmigracion global

viernes, 13 de julio de 2018

Que maravillosa foto, todo un acierto ¿quien la habrá hecho? Tiene esa cualidad viva de los retratos de Goya y la cara de cada uno es todo un manifiesto polítoco, si alguien no cree en el body language debería gastar un par de horas mirando y analizando esta fotografía.

Un problema común en casi todos los países desarrollados es la inmigración ilegal, algo que no existía, o que era un problema mucho menor unos 15 años atrás, cuando casi el único país donde era tema eran los Estados Unidos, que con su sueño americano, tierra de oportunidades y todo ese yaba-daba, atraía inmigrsntes, legales e ilegales desde todas partes.

La inmigración es un problema de los países prósperos, donde ha ido creciendo el estado de bienestar. A medida que las políticas asistencialistas se han ido acumulando por décadas, estos países se hacen cada vez más atractivos para la gente que vive en estado de miseria, especialmente para los estratos más pobres que no tienen nada que perder y para los depredadores, delincuentes de toda clase que ven en estos lugares un atracivo mercado para su profesión, robando, asaltando o simplemente mendigando.

Estados Unidos tuvo históricamente una política de puertas abiertas a la inmigración y así fue como recibió enormes oleadas de judíos, italianos, chinos, japoneses, vietnamitas y gente desde todo el mundo que -hasta hace un par de décadas- terminaban integrándose muy bien a su nuevo país, convertidos en All American, más patrioteros que los propios nativos. La inmigración cubana se tomó Miami a partir de los sesentas e igual se adaptaron muy bien a su nuevo país. Parece que los problemas empezaron con las guerras civiles en Centro América, cuando una gran cantidad de asesinos y pandilleros empezaron a entrar a los Estados Unidos.

La guerra contra la droga fue el gran incentivo para que las pandillas centroamericanas primero, depués los colombianos y finalmente los mexicanos empezaran a ingresar como ilegales en avalanchas, luego eran ayudados por políticos y curas sinverguenzas, escudados en derechos humanos y ONGs, convirtieron la invasión ilegal en un derecho. Y así está la cosa ahora, con un problema totalmente fuera de control. Una buena parte de la decadencia política y moral que se ve hoy en Estados Unidos se podría explicar por la gran cantidad de inmigrantes ilegales que han ido corrompiendo el tejido social desde adentro.

En Europa la situación hoy es desesperada. Angela Merkel, una política tonta, superficial e irresponsable, abrió las puertas de Europa a la inmigración islámica y desde hace dos o tres años la tuvo que revertir totalmente. Hoy el gobierno alemán trata desesperadamente de impedir más ingresos de "refugiados", dejó de conceder ese status hace rato y el libre tránsito de mercaderías, bienes de capital e insumos industriales está horriblemente atascado, por los esfuerzos que debe hacer la policía para impedir que siga la invasión de ilegales. Europa está perdiendo uno de sus activos más valiosos, que era el libre tránsito -sin fronteras- dentro de la Unión.

Francia y especialmente Italia encaran el peor problema con la invasión de africanos que llegan en barcos atestados a las costas italianas, les guste o no, una vez que tienen un pie en tierra ya no los saca nadie. Son gente que arriesga la vida propia y la de sus hijos, el público -tonto y superficial- los ve como víctimas, cuando en realidad son unos miserables que arriesgan a toda su familia a una muerte horrible, solo por la codicia de vivir en un estado de bienestar. Al final del día, el verdadero objetivo de la mayoría es vivir con el dinero de otros, en un nivel que a europeos y americanos puede parecer miserable, pero para ellos, incluso si eatán en la cárcel viven como príncipes comparados a como vivían en sus países de origen.

Lo más irónico es que en Chile tenemos hoy un problema similar sin ser un país particularmente próspero. Chile no es un país desarrollado y dejó de ser próspero desde la crisis asiatica, el año 2006. Desde entonces venimos cayendo, vendiendo los muebles y comiéndonos los ahorros. El saqueo al fisco empezó el año 2000 cuando -entre gallos y medianoche- el Banco Central vendió todas sus reservas de oro, justo cuando el precio estaba más bajo, ¿por qué motivo? Más de uno arregló su futuro y el de su familia con esa pasada, cuando escribí la entrada ¿Qué pasó con las reservas de oro en Chile? la diferencia de precio daba una pérdida de más de mil millones de dólares para el fisco.

Durante casi treinta años todo siguió ese camino, más y más gasto fiscal, menos y menos productividad como país. Con Bachelet tocamos fondo y encima de todo se le ocurrió abrir las puertas a la inmigración haitiana, detonando un tráfico humano que nunca antes se había visto en Chile, esto enriqueció a empresas y también -no tengo muchas dudas- a políticos de gobierno y ONGs, particularmente el Servicio Jesuita al Migrante.

Compramos una bomba de tiempo, social y económica, a título de nada, solo para que algunos sinverguenzas se llenaran los bolsillos.  Lo pero es que el gobierno de Bachelet y sus socios de ONG, vendieron un cuento que -para variar- lo compró completo el gobierno de Sebastián Piñera, quien estúpidamente compró la idea -falsa- que era "urgente" una nueva ley de inmigración, de acuerdo a "las nuevas condiciones". No era urgente ninguna ley ni habían nuevas condiciones, estúpidos. Ahora que mandaron un proyecto al congreso, donde la oposición tiene mayoría, lo van a destrozar, lo convertiran en un mamarracho de acuerdo a sus propios intereses mediante "indicaciones" En uno o dos años más -si todavía estoy vivo- estaré escribiendo por acá mismo "se los dije, imbéciles".

En fin... 

13 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Los yankees tienen todo un problema con la migración centroamericana. No manejan bien la cultura latina, no les gusta para empezar nada, no les gusta el tipo racial.
Uno nota eso ya en la misma industria del espectáculo. En el cine, en las series. Estuve viendo una de Netflix, por ej, "suits" - una de abogados y juicios. Está muy bien nutrida de personajes negros - negros high quality, abogados tan exitosos como los blancos en la serie - infaltablemente hay un personaje judío neoyorkino (un clásico), algún itálico, pero latinoamericanos ni ahí.
Lo mismo pasa en cualquier serie policial. Si hay personajes latinos en esas, son los narcos.
No tienen un papel que darle en sus ficciones que no sea el delictivo. A veces aparece una doméstica latina (pero nunca es la babysister que dejan cuidando a los chicos cuando se van de fiesta a la noche)
Cuando Hollywood quiere representar un latino, contrata a Antonio Bandera, un español que poco tiene que ver con los tipos al sur del Rio Grande. O a Sofía Vergara, una colombiana alta y medio rubia que tampoco se parece a las mujeres de Tijuana.

13 de julio de 2018, 08:09

 
Blogger Jose Cornejo said...

Todo este tema de la inmigracion, se transformó en un negoción no solo para los gobiernos, que reciben lucas de la ONU por recibir inmigrantes, sino que también se descubrió un entramado mucho mayor en el cual tanto los publicos como los privados se vieron involucrados.

Tal es el entramado, al menos acá que involucró a LAW y un grupo de agencias de viajes y traficantes de personas que lucraron con el negocio. Pero lo malo de todo esto es que esto no se corta ya que el progrerío y su "rectitud politica" han impuesto una especie de "modo de pensar" que no deja espacio para disentir.

El humanitarismo sale caro, los paises como Haití siempre seran pobres, ya que si idiosincrasia les impide surgir y esos son los favoritos de la ONU, para mantenerlos en ese estado de enanismo crónico para "que otros se hagan cargo del cacho".

13 de julio de 2018, 09:07

 
Anonymous Wilson said...

En la inmigracion haitiana, digitada por el progresismo, como señalas, sin duda hay un asunto de monedas involucrado, pero tambien hay un objetivo politico que es menos claro. Es como si esa inmigracion de pobres les aumentara su poder, es rebuscado y fantasioso, facilmente puede volverse en su contra con un poco mejor que les vaya. Quiza el asunto plata hizo que se cebaran y lo politico suegio solo como excusa.
Al menos Piñera lo detuvo, claro que no pudo evitar seguir su naturaleza y prosentar su proyecto. Le acaban de agregar impedir que el gobierno pueda expulsar indeseables.
Supongo que se estableceran donde Lavin para que les regale departamentos :-)

13 de julio de 2018, 11:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Ulschmidt, yo creo que más que cultural es un asunto social. Resulta que efectivamente en Estados Unidos hoy destacan los pandilleros, mafiosos y delincuentes latinos, tal como alguna vez fueron los mafiosos italianos, por eso la estigmatización es inevitable, eso pasa en Chile igual con haitianos y colombianos negros, no es que "la sociedad" o "la cultura" los mire en menos, lo que pasa es que tienen el estigma de delincuentes, mendigos y -en el mejor de los casos- flojos. Los estigmas no son arbitrarios, las etiquetas no aparecen porq1ue si sino que reflejan sensaciones colectivas, muchas veces pagan justos por pecadores pero así ocurre, lamentablemente.

José, Wilson, yo creo que acá no hubo ni pizca de humanitarismo, sino un gran negocio, similar al acarreo de africanos a Italia, son oportunidades de engocio que aprovechan sinverguenzas que están ojo atento apoyados por políticos y gente de los organismos internacionales a quienes también el asunto les conviene mucho.

Lo de los jesuitas parece mucho más retorcido. Durante toda su historia la Compañóa de Jesus se ha dedicado a acumular poder, me imagino que tener masas de gente sin educación y moldeables a su disposición debe ser parecido a lo que hacen con los jóvenes de clase alta en sus colegios y universidades: corromperlos para su propio provecho. De allí sacan los soldados que necesitan supongo.

13 de julio de 2018, 11:50

 
Blogger Rodrigo L. said...

Hola, no tiene nada que ver con el post, y que no te gusta el futbol, pero mis Congratulations a Croacia por esta en la final del mundial, tomese unas birras en honor a su herencia croata.

13 de julio de 2018, 11:54

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja, me alegro por ellos Rodrigo, seguro que van a volver bien forrados a su casa!!!

13 de julio de 2018, 12:05

 
Blogger Frx said...

En Europa está la mansaca con la inmigración ilegal y seguro que con el gobierno de eunucos que tenemos en Chile la cuestión se va a podrir de aquí a unos años más.

13 de julio de 2018, 12:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Acá el problema se inició gratis, gracias a la estupidez del gobierno de Bacherlet y la influencia -bastante perversa- de los jesuitas

13 de julio de 2018, 12:40

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

En canal de Youtube chileno contó que Marruecos expulsó a un jesuita español que acogía migrantes ilegales, que vienen de las regiones más del sur.

Describes bien a los jesuitas y sus mascotas: "Lo de los jesuitas parece mucho más retorcido. Durante toda su historia la Compañóa de Jesus se ha dedicado a acumular poder, me imagino que tener masas de gente sin educación y moldeables a su disposición debe ser parecido a lo que hacen con los jóvenes de clase alta en sus colegios y universidades: corromperlos para su propio provecho. De allí sacan los soldados que necesitan supongo".

Los jesuitas operan en dos bandas. Por eso vemos por ejemplo, en Estados Unidos, políticos ya sea del Partido Republicano como el Demócrata educados en instituciones jesuitas.

También la expresión 'dos bandas' se expresa en su manera de actuar. Hace apareció en Icare o en otro evento parecido un jesuita junto con otros hombres de empresa apoyando la modernización del Estado. Pero, por otro lado, tenemos los jesuitas al servicio del comunismo. Tesis Anti tesis. La síntesis la ofrecen ellos: el Nuevo Orden Mundial.

Quizás no creas. Un jesuita escribió el libro "Mi lucha", no Hitler.

13 de julio de 2018, 14:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La Compañóa de Jesus tiene un apetito de poder impresionante, eso está en sus propias constituciones: convertirse en "consejeros" de los poderosos y reclutar un brazo militante entre los más pobres e ignorantes, son patas de la misma mesa en que sienta su búsqueda del poder, eso está en su historia, Carlos II los expulsó de España justamente por eso, mientras organizaban revuelltas delpòpuladho (que culminaron con el motín de Esquilache) por otra parte tenían el monopolio como confesores de los reyes tanto en Españacomo en Francia. A dos bandas, tal como dices.

Lo de la redacción de "Mi Lucha" no te la creo, es típica de la redacción de Hitler, un estilo inconfundible.

13 de julio de 2018, 16:15

 
Blogger Ernesto Villarroel said...

Hola Tomas. Sigo tu blog desde hace ya varios años y me pregunto porque no mencionas la migración proveniente de Venezuela y tu opinión sobre mis paisanos que están llegando a Chile en oleadas. Me gustaría conocer tu opinión

13 de julio de 2018, 17:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Que tal ernesto, yo he escrito bastante sobre la inmigación venezolana aunque nunca en una entrada exclusiva, siempre como parte de comentarios respecto a otros inmigrantes.

En resumen yo la veo con mucha simpatía por varias razones. La primera es que Venezuela abrió las puertas a los perseguidos políticos del gobierno militar, una cosa es que yo no comulgue con sus ideas pero no se puede discutir que eran chilenos y muchos estaban realmente perseguidos y en peligro, en ese sentido tenemos cierta obligación de devolverles la mano ahora que les toca a ellos, nobleza obliga.

Pero lo principal es que, como he dicho antes, por lo general se trata de gente muy educada y trabajadora, al menos los que han llegado acá tienen en su mayoría buena reputación y eso coincide con los venezolannos que yo he conocido.

Es cierto que algunos inflan sus antecedentes académicos a veces, el otro día conocí a un venezolano que me dijo ser ingeniero químico y yo justo sabía de un trabajo para eso, cuandose lo dije salió arrancando pero eso es normal, en situaciones de apuro todos hacemos lo mismo y estar cesante en un país extraño si que debe ser una situación escalofriante.

Aparte del asunto de las credenciales, creo que los venezolanos que han llegado, tienen un nivel de educación muy bueno, y no me refiero solo a escolaridad sino a que son respetuosos y correctos, todo esto hablando en general porque en todas las nacionalidades hay de todo, pero es algo característico de los venezolanos que han llegado acá. Para mi, todos los inmigrantes de esas características, vengan de donde sea son bienvenidos.

Con los colombianos hemos tenido menos suerte, parece que los que nos han llegado son de una zona muy mala, una cantidad desproporcionada de delincuentes y gente mala o grosera. Yo he tenido amigos colombianos y se parecen muchísimo a nosotros, igual que los venezolanos, peruanos, argentinos, etc. pero los que han llegado acá parece que en gran cantidad son lo que botó la ola.

Como te decía, para mí todos los inmigrantes educados y empeñosos deberíamos recibirlos felices, vengan de donde vengan. El problema es el estigma que han causado muchas manzanas podridas que entraron sin ningún control

13 de julio de 2018, 17:45

 
Anonymous Anónimo said...

Los jesuitas son seres miserables. Hasta a Yuraszeck le pervirtieron un hijo. Ojalá se pudieran volver a expulsar de américa. Nada aportan.

13 de julio de 2018, 19:57

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas