Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Bayesiano para dummies (por Dr. Chuck)

martes, 30 de abril de 2013


Nunca llegué a entender bien el teorema de Bayes, aunque sabía de que se trataba en general, la expresión "la probabilidad del evento A dado B" jamás conseguí imaginarla correctamente. Hasta que me encontré con este video de Charles severance (Dr. Chuck) que tiene un gran talento para explicar las cosas con ejemplos simples y concretos.

En este caso el video está casi tan mal hecho como los míos pero la explicación la encontré excelente porque a través de un ejemplo práctico y sencillo muestra el método bayesiano para refinar las estadícticas "yendo hacia atrás". En este ejemplo se trata de conocer la probabilidad de que alguien que tenga ciertos síntomas característicos tenga una enfermedad relacionada con esos síntomas. Por ejemplo (por decir algo solamente) saber cual es la probabilidad de que a alguien que sufra de dolores de cabeza tenga un tumor cerebral, bueno, es solo un ejemplo imaginario que puede ser médicamente equivocado, solo para ponerle nombre al asunto.

Supongamos entonces que conozco las siguientes estadísticas frecuentistas: en la población 90% de las personas están sanas y 10% tienen tumor cerebral. De los que tienen tumor un 50% sufre dolores de cabeza y otro 50% no le duele nada. De los que están sanos un 10% tiene dolor de cabeza y un 90% no le duele.

Usando probabilidades normales estas se multiplican, así es que la probabilidad de un enfermo con dolor de cabeza es de un 5%, sin dolor de cabeza tambien 5%, alguien sano con dolor de cabeza un 9% y sano sin dolor de cabeza un 81% (la suma debe ser 100%). Sin embargo este cálculo de probabilidades le entrega poca o ninguna información al doctor para diagnosticar ¿Cuanl es el interés del doctor? saber cual es la probabilidad real de que alguien con dolor de cabeza tenga un tumor cerebral, para eso puede refinar su cálculo aplicando la fórmula de Bayes que, como muestra Dr. Chuck, descarta los dos casos irrelevantes (los sanos y los enfermos sin dolor de cabeza) y se concentra en el conocimiento a posteriori, de las personas sanas (A) con dolor de cabeza (B) (A dado B) para hacer una mejor estimación de las personas con dolor de cabeza que podrían estar enfermas (B dado A).

Con este ejemplo sencillo ahora puedo volver a leer el artículo sobre análisis bayesiano y lo entiendo mucho mejor, es increíble aque a veces uno se pierde en una cosa muy simple y no puede entender nada bien más adelante, basta un ejemplo sencillo y todo se aclara.

El lado B de Mideplan

lunes, 29 de abril de 2013


En su columna del domingo en La Estrella de Arica, mi amigo Fernando Cabrales (el mismo de la entrevista por las semilleras ¿recuerdan?) comenta sobre como se ha deformado el rol de la evaluación de proyectos en Chile y le encuentro toda la razón. Varias veces he escrito sobre lo mismo acá, Fernando sabe de lo que habla porque fue SEREMI de Planificación en nuestra ciudad y Director Regional de Corfo durante el gobierno de Bachelet, así es que conoció el sistema desde adentro. Escribe:

"Chile tiene una larga tradición en preparación de proyectos, nuestro Sistema Nacional de Inversiones (SNI) tiene más de 40 años y ha sido modelo para muchos otros países de América e incluso para organismos multilaterales como el BID.

Sin embargo esa tradición parece haberse debilitado. De hecho el SNI suele verse como un trámite molesto para autoridades administrativas y políticos apurados por ejecutar proyectos de dudosa utilidad. Y los consultores en el tema parecen haber mutado a especialistas en torturar datos para demostrar lo indemostrable.

La importancia de esta especialidad económica parece haberse olvidado y se exigen decisiones políticas para construir embalses antieconómicos, puentes faraónicos, parques tan ostentosos como inútiles y otros ejemplos notables de derroche de recursos. De hecho en realidad el SNI es el pariente pobre del Ministerio de Desarrollo Social y sus normas se han relajado hasta la irrelevancia".

Tiene toda la razón Fernando, esa columna debería ser distribuída y discutida por todas las autoridades políticas porque es un problema fundamental que venimos arrastrando desde hace poco más de 10 años y ningún gobierno, menos el de Piñera, se ha atrevido a enfrentarlo.

Yo conocí muy bien el sistema desde la otra vereda, porque hice los primeros proyectos de inversión pública del Poder Judicial en Arica a principios de los años 90, cuando el SNIP recién se empezaba a implementar en Chile. Al principio las exigencias de Serplac eran muy altas, recuerdo que todos entraban en pánico cuando tenía que evaluar Guillermo Beretta (actualmente es SEREMI de Obras Públicas). En su estilo, siempre cordial y colaborando estaba el otro evaluador, Fernando Tapia (fallecido hace como un mes) tampoco dejaba pasar ni una.

Durante el gobierno de Ricardo Lagos todo eso cambió de manera brutal, primero empezaron a presentar y ejecutar proyectos los mismos políticos o sus parientes, todos aparecieron con constructoras pese a no haber clavado un clavo en su vida, depués empezaron las coimas. Para el año 2005 más o menos yo no pude trabajar más en eso, todo el sistema se había corrompido completamente y yo me quedé debajo de la mesa. Fue lindo mientras duró.

Hasta el día de hoy todo sigue más o menos igual. No creo que sigan las coimas pero los proyectos inútiles, faraónicos y basados en negociados -que son mil veces más perjudiciales- están como en su mejor época. Eso explica buena parte del aumento desbocado y completamente irresponsable del gasto público durante los gobiernos de Bachelet y Piñera. En fin, creo que esto de la mala calidad de los proyectos da para mucho más, a ver si mañana coloco una entrada con unos cuantos ejemplos de la vida real, actuales, para que vean como nos están pasando por el aro. Y a nadie le importa.

P.D. ¿Se acuerdan de mi experimento de autocontrol, donde quería saber cuanto aguantaría la tentación de fumar los puros y comenzaría a dejar de fumar dos, tres, cuatro días, etc. Bueno amigos, se terminó el experimento. En este mismo momento voy a mandar al diablo la maldita auteridad y encenderé un puro. Con su permiso...

Historietas en el centro

domingo, 28 de abril de 2013



Nos juntamos con Tom en el centro para ahogar los malos ratos en cerveza. Resulta que su viaje a Florida hace unos meses terminó con un desastre, porque se le ocurrió abrir una cuenta en un banco en USA para tener una tarjeta internacional y ahora sus ahorros están bloqueados por una serie de estupideces que han cometido en el banco. En fin, al mal tiempo buena cara amigo,  mientras tengamos algo para beber, no todo está perdido. Aproveché de hacer unas tomas ociosas con las cosas que pasan en la calle y ni nos damos cuenta, me interesó la última de la niñita aburrida en silla de ruedas ¡que cara de furia! Me imagino que debe ser muy desagradable estar aburrido y no poder mandarse a cambiar a otro lado.

Que curioso que nadie habla del sistema de votaciones venezolano, absolutamente vulnerable al fraude. La implantación del voto electrónico sin conteo físico es una invitación al engaño para cualquier gobierno, los que saben un poco sobre el asunto se pueden dar cuenta de eso. El año pasado tomé en Coursera Securing Digital Democracy de J. Alex Alderman donde hacía un análisis de los principales sistemas electorales en la historia y mostraba como el voto sin conteo público y manual quedaba completamente entregado a la voluntad del gobierno de turno.

Existiendo la posibilidad de hacer un fraude prácticamente indetectable ¿creen que un gobierno chavista la iba a dejar pasar? Para Chavez y sus seguidores las elecciones siempre fueron un simple formalismo para validarlos como "democráticos" con todas las ventajas internacionales que trae aparejado ese estatus. Ojo con los sistemas de votación electrónica, todos son completamente vulnerables al fraude, lo peligroso es que en países importantes pueden empezar a instalarlo cuando los políticos se den cuenta de las posibilidades que tiene el sistema.

En Brasil y Venezuela, el partido de gobierno nunca ha perdido una elección desde la implementación del sistema de voto electrónico. Existe un peligro muy grande en la ignorancia de la gente común y su confianza ciega en la tecnología: les hablan de "criptografía" y quedan locos, sinb saber donde están parados meten las manos al fuego por el sistema, creo que es cuestión de tiempo que los políticos de todas partes se den cuenta de la oportunidad que se abre con estos sistemas y lo peor es que basta que se pongan de acuerdo y lo implementan. Cuando la gente se empiece a dar cuenta será demasiado tarde. Ah ya vienen las elecciones y eso me avinagra la leche: salga quien salga andaré de mal humor por un buen tiempo.

Sábado es día de extrema flojera, bueno, para ser francos el resto de la semana también. El lunes me tengo que levantar temprano -maldita sea- y está amaneciendo nublado: es la tormenta perfecta. Mejor me voy a dormir antes que se me siga avinagrando el ánimo.

Si el sueño fuera (como dicen) una
tregua, un puro reposo de la mente,
¿por qué, si te despiertan bruscamente,
sientes que te han robado una fortuna?

¿Por qué es tan triste madrugar? La hora  
nos despoja de un don inconcebible,
tan íntimo que sólo es traducible
en un sopor que la vigilia dora

de sueños, que bien pueden ser reflejos
truncos de los tesoros de la sombra,
de un orbe intemporal que no se nombra

y que el día deforma en sus espejos.
¿Quién serás esta noche en el oscuro
sueño, del otro lado de su muro?

Jorge Luis Borges, quien otro. Cuando leo algo tan perfecto me da lástima que haya gente que no hable el castellano, es una tragedia tal como yo que no puedo leer a Goethe en alemán o a Shakespeare en inglés, ah los malditos idiomas.

Sin llorar es la cosa

sábado, 27 de abril de 2013

Cero problemas de autocontrol hasta el momento, ayer no me fumé ni un puro. Ahora estoy encendiendo uno y en los próximos dos días no fumaré y así sucesivamente iré aumentando los días para ver hasta cuanto aguanto la tentación, todo sea por la ciencia.

Cuando Ulschmidt comentaba que en el experimento de los marschmellows había mucho de ética anglosajona, tenía razón. Creo que el módulo de auto control del curso de bahavior economics es muy ideológico. El concepto de "tentación" es básicamente religioso: la tentación la provoca el diablo, o Dios para ponernos a prueba, todas las demás extensiones de este concepto son racionalizaciones de esa idea básica.

El autocontrol tiene que ver con nuestro comportamiento en el tiempo, igual que las finanzas tienen que ver con el valor del dinero en el tiempo. La analogía al autocontrol en finanzas es la tasa de descuento, o sea cuanto vale hoy lo que pagaremos en el futuro. Si queremos pensar en el auto control sin ideología es bueno ver como se trata esto en el mundo del dinero, que es uno de los asuntos a los que damos más importancia en nuestra vida.

El primer principio de finanzas es el de la subestimación de capitales. En castellano esto significa que un dólar hoy vale más que el mismo dólar mañana, y vale mucho más que el mismo dólar dentro de un año. Esto también se llama preferencia por la liquidez porque -a iguales condiciones- siempre preferimos lo que podemos hacer efectivo ahora mismo. Hay varias razones para este principio pero la principal es que el futuro es incierto, no sabemos si la persona que nos debe nos pagará dentro de un año, mucho mejor es tener el dinero en el bolsillo ahora mismo.

Si hacemos desaparecer la moral y las buenas costumbres, lo natural en nosotros debe ser la satisfacción inmediata de todos nuestros deseos, sin considerar el futuro porque en el futuro podríamos estar todos muertos. Si el principio fundamental de las finanzas se aplica a la vida diaria la fábula de la cigarra y la hormiga se vería de manera muy distinta: simplemente cada una hizo un cálculo distinto a futuro y la cigarra bien podría tener razón  si la hormiga, por el excesivo esfuerzo en juntar comida, se muere antes de llegar al invierno.

En el curso de autocontrol se dan muchos ejemplos de como cuidar la salud, como hacerse chequeos médicos y tratamientos dolorosos que pueden evitar enfermarse más adelante, como ahorrar puede ayudar a una vejez sin preocupaciones financieras, etc.eso que parecen verdades tan obvias se basan en un supuesto falso: que el futuro es previsible y responde de manera mecánica a las cosas que hicimos en el pasado, cosa que no es cierta.

Como la gente normal tiene una gran aversión al riesgo, sobrevaloran todo lo que creen que aumentará su seguridad, pero el azar es inmanejable, casi nada importante ocurre de manera mecánica y nadie -ni el más cauteloso del mundo- puede estar seguro que nada malo le va a pasar.

Con el dinero pasa lo mismo. Si bien todos preferimos la liquidez, mucha gente ahorra, privándose de gustos hoy para tener algo seguro mañana. Esa es la idea de las jubilaciones, los ahorros y los seguros de salud. Claro que no se dan cuenta que sus ahorros pueden desaparecer en una crisis financiera, o aunque tengan miles de millones de dólares eso no los salvará de un cancer, como le pasó hace poco al billonario Guillermo Lucksic.

Si vamos un poco más lejos, ninguna cosa que hagamos nos va a salvar de la muerte, y muy poco podemos hacer para salvarnos de los cuernos. Aunque hay unos pocos casos milagrosos, como escribió el genial Quevedo:

Vivió entre un herrador y un tartamudo;
fue mártir, porque fue casado y pobre;
hizo un milagro, y fue no ser cornudo.

Todo este enredado discurso es para decirles que creo que el autocontrol no es la panacea para nada. Muchas veces es mejor lo que escribió Serrat: vencer la tentación sucumbiendo de lleno en sus brazos. ¿Es importante la felicidad o la seguridad en el futuro? Solo hasta cierto punto. Creo que la gente que vive mirando con miedo al futuro nunca llega a vivir realmente, se mueren asustados tal como el avaro que vive y se muere en la miseria, guardando cada centavo por el terror a ser pobre cuando viejo. Shakespeare -que fue otro vivaracho- también escribió "el cobarde muere mil veces, el valiente solo una".

¿Vale la pena sacrificarse por el futuro? Eso depende de cada uno y de cuanto sea su miedo. Un ejemplo típico es estudiar para ganarse la vida. En mi opinión eso es algo que no vale la pena, yo estudié electrónica porque me encantaba y aunque sufrí como chino con electromagnetismo y algunos cursos de física, después de cada prueba en que me iba bien sentía una alegria indescriptible, lo pasé muy bien. Creo que si a alguien no le gusta estudiar debería dejar de hacerlo lo antes posible. Y esto vale incluso para la educación media. Creo que estudiar, cuando es un sacrifico, es inútil y costoso.

Cada uno de nosotros escoge cuanto sacrificio y cuantos riesgos, nadie tiene la receta perfecta en eso, a algunos les va bien y a otros mal: les va bien a los que viven felices y les va mal a los que viven angustiados. No me convence la fábula de la cigarra tonta y la hormiga inteligente, por algo es una fábula, en la vida real las cosas no fncionan así.

Claro que cuando uno toma riesgos es sin llorar la cosa. Si un tipo se dedicó a la buena vida y a las minas cuando joven y vivió a costillas de sus padres hasta que se murieron bien por él, lo malo es que después se queje, tal como se quejan muchos pobres diablos echándole la culpa al sistema del resultado de sus decisiones y la suerte. Sin llorar pues, a aguantar nomás lo que venga porque aunque se queden mudos chillando rara vez van a sacar algo de eso, aparte de hacer el ridículo.

Feliz cumpleaños Arica,

viernes, 26 de abril de 2013



Que buena letra ¿cierto?
Llego al club de los cincuenta y una mano trae la cuenta
Llama la atención la suma, desde hoy hasta mi cuna
...
Me pregunto que negocio es este, en que hasta el deseo es un consumo
que me haré cuando facturen
el sol
Pero vuelvo siempre el rostro al este y me ordeno un nuevo desayuno
a pesar del costo del amor

Las cuentas se acumulan igual que en la tarjeta de crédito, cuando muchachos solo giramos, alegremente convencidos que no vamos a pagar nunca, pero llegando al club de los cincuentas, más o menos, empezamos a recibir las facturas, al principio no llegan muchas pero de repente vienen de golpe. Que canción más buena, me viene como anillo al dedo.

A propósito de edad, seguramente se acordarán de mi primo Tom Lincir Bradanovic, un muchachito de 98 años que vive en San Pedro, California, desde hace muchos años me escribió hace años contándome sus aventuras en Chile, donde vivió antes de irse a los Estados Unidos. Bueno, hoy recibí un mail de su hijo Ivan que me invita a ver antiguas fotos de Tom, de los años cuarenta, cuando trabajó en Hollywood ¡que fotos extraordinarias! no se si el perfil es público, pero yo las pude ver aquí.

Que fotos más increíbles, me hubiese encantado vivir en esa época, claro que no en Chile porque en esos años nuestro país era un completo desastre..¿Cuantos recuerdos, cuantas historias tendrá Tom de esos años? Pienso como sería si en esos años hubiese existido Internet, blogs, Facebook y todo eso, ahora podríamos conocer mucho mejor como se vivía entonces. ¿Como irá a ser en unos cincuenta u ochenta años más? Si es que todavía hay alguien vivo, todas las tonteras que hoy estamos colocando en la web estarán disponibles, no tengo ni una duda de eso, así es que escribo esto pensando en mi tátara-tátara nieto que en un día de curiosidad y ocio va a buscar lo que puso Bradanovic y se encontrará con este post. A el le digo ¡la juventud es una porquería! nosotros si que éramos recios, mocoso insolente. En fin...

A todo esto Mark Lincir, uno de los hijos de Tom es una celebridad en Estados Unidos como comentarista deportivo, autor (tiene varios libros) y adivinen que... ¡escribe todos los días una entrada en su blog! Con razón mi prima Angélica decía que todos los Bradanovic somos medio artistas, claro que algunos con más éxito -y talento- que otros.

En fin, son las cosas triviales que pasan por mi desordenada cabeza a estas horas de la noche, no me pidan nada cuerdo porque ya me está dando sueño. A propósito la caja de puros sigue intacta en mi escritorio con los 20 puros, mañana me fumaré uno y luego pasaré dos días sin fumar, y así iré aumentando los días, a ver cuanto aguanto. Creo que será un experimento interesante.

Bueno, los dejo con una divertida entrevista al ministro de economía de Argentiona, para que vean lo que pasa cuando alguien está frente a una periodista y cree que apagó el micrófono ¡seguro que lo iba a pagar!



P.D. Last but not least, todavía no es medianoche, hoy es 25 de abril y en un día como este don Lucas Martinez de Vegazo fundó mi queridísimo pueblucho de Arica City, siendo el primer tesorero de la ciudad don Juan Bautista Ureta Ayala, mi trans-tatara-abuelo. ¡Como habrá robado ese cristiano!, llegó a ser uno de los hombres más ricos de Chile. Una nota curiosa es que don Juan Bautista murió en Arica en el año 1631, a la edad de 59 años. O sea si voy a seguir sus pasos, el año que viene me toca.

Entrevista a Cardoen

jueves, 25 de abril de 2013

Cardoen es un plomo, pero inteligente
Muy buena la entrevista a Carlos Cardoen en el programa La Fábrica, la pueden ver aquí. Cardoen no es simpático, es lo que acá llamamos "un echado patrás", típico del que le ha ido bien y atribuye todo a su gran visión y su increíble inteligencia. pero incluso un tren a pedales como él puede decir cosas inteligentes y entretenidas. Nadie es completamente bruto ni completamente inteligente.

A partir del minuto 21 aparece lo mejor de la entrevista, donde habla de la necesidad de tener paz interior para poder ver las oportunidades, creo que tiene razón en eso: todo buen negocio necesita que alguien vea la oportunidad mucho antes y se ponga en rumbo de colisión con ella, mucho antes que la oportunidad sea evidente y se llene de giles tratando de agarrarla, cuando ya es demasiado tarde. También es cierto lo que dice que se necesita tener una idea, recursos y pasión, que la idea y los recursos se pueden tomar de otra parte pero la pasión solo la puede tener uno mismo. Es un buen planteamiento. Yo nunca he tenido pasión por nada y por eso ando dando la hora hasta el día de hoy, esa es la mejor explicación de mi nulo éxito económico. Creo que si me apasionara con algo me conseguiría los recursos, ideas me sobran pero todo me da más o menos lo mismo.

Muchos años atrás -creo que fue en los noventas- tuve que escribir un informe económico de los negocios de Cardoen en Iquique. Desde esa época lo admiro bastante, no es normal que un tipo que saca un doctorado en metalurgia evite la tentación del sindrome de Belmont, dedicado a la vida confortable, respetable y mediocre de profesor universitario, para dedicarse a trabajar en el mundo real. Claro que Cardoen solo cuenta una parte de la historia y no le da ninguna importancia a la suerte o la casualidad  que está detrás de todas estas historias de éxito. Tampoco cuenta sus fiascos como el de la fábrica de bombas de Alto Hospicio o la distribuidora eléctrica de Iquique, dos de sus varios negocios fallidos. Cuando a la gente le va bien tiende a desarrollar amnesia sobre sus propios fracasos y decisiones que no resultaron. Igual chapeau para el, ha hecho muchas cosas por Santa Cruz -su pueblo natal- y merece mi respeto.

Sobre el sindrome de Belmont
Es una idea que leí a John Kenneth Galbraith, hace años en su libro El Dinero, busqué en Google y me encuentro con esta entrevista de 1986, donde Galbraith lo describe más o menos así: "Es algo que en Cambrigde lo llamamos el sindrome de Belmont. Belmont es un suburbio extraordinariamente confortable adyacente a Cambrigde y el sindrome de Belmont es el deseo de moverse desde una vida pacícica y feliz  en Belmont a una vida pacífica y feliz en Harvard (vegetando en la universidad, nota mía) de la casa al computador sin molestarse por Reagan". En el libro estaba mejor descrito, es un librito excelente. Claro que también existe en el habla urbana el sindrome de Belmont Hill que es bastante menos amable que el sindrome del que habla Galbraith.

El auto control es como un músculo
Veo en el cursao de economia del comportamiento los videos de dos profesoras invitadas, una es de la Escuela de Negocios de Harvard y la otra profesora de la Universidad de Yale, esta última describe un experimento que se hizo hace años con niños en varios países del mundo: se les daba un marshmellow y les decían que si aguantaban 15 minutos sin comerlo recibirían otros dos. Los dejaban solos en la habitación y filmaban lo que hacía cada niño para aguantar la tentación. Algunos ni lo pensaban y se comían el marshmellow de inmediato, otros recurrían a distintas técnicas para evitar la tentación como taparse los ojos, esconderlo, hacer otra cosa, pero la mayoría no aguantaba los 15 minutos, muy pocos llegaban a recibir la recompensa.

Resulta que les hicieron un seguimiento a los niños y los que aguantaron la tentación tuvieron mejor rendimiento en la escuela, la universidad y generaban mayores ingresos. Dicen que se ha repetido el experimento en distintas versiones y se ha visto que esta capacidad para resistir las tentaciones a cambio de obtener algo mejor en el futuro es un predictor de éxito escolar superior al coeficiente intelectual. Interesante, aunque era más o menos esperable, es una versión de la fábula de la cigarra y la hormiga.

Bueno, lo otro que hablaban es que esta capacidad de auto controlarse y resistir las tentaciones  se asemeja bastante al funcionamiento de los músculos al menos en tres aspectos. El primero es que las personas -aunque tiene distinta capacidad intrínseca- pueden fortalecer su autocontrol, tal como una persona con poca fuerza puede entrenar los músculos levantando pesos cada vez mayores.

La segunda semejanza es que la capacidad de autocontrol no es infinita, tiene un techo y tal como no existe un ser humano que pueda levantar a un gran elefante tampoco existe nadie que pueda controlarse ante todas las situaciones, siempre hay un límite.

La tercera semejanza es que podemos entrenarnos en técnicas para autocontrol de la misma manera que existen técnicas para aprender a manejar cargas pesadas sin cansarse. Cuando yo estaba en la Zona Franca veía con asombro como los cargadores descargaban un container de 40 pies con fardos de 45 kilos y después se iban a jugar un partido de fútbol ¿como lo hacían? "cargar es pura maña" decían y debe ser cierto porque la mayoría de los cargadores parecen unos alfeñiques. Bueno, igual se pueden usar técnicas para entrenarse en aguantar las tentaciones.

Yo voy a hacer mi propio experimento a ver hasta donde llego. Tengo aquí, justo encima de mi escritorio una caja con exactamente 20 apestosos puros que me quedan. Siempre que compro una caja me fumo uno diario. Bueno, mañana no voy a fumar ni uno y pasado mañana me fumo uno, luego voy a dejar dos días y así hasta ver cuantos días aguanto con la caja haciéndome burla encima del escritotio. Como saben me encanta fumar puros así es que creo que será un experimento interesante. No creo que dure mucho pero de ahí les cuento en que terminó.

Ah un chiste fome de esta psicóloga de Yale (Hedy Kober se llama) ¿cuantos psicologos se necesitan para cambiar un foco? Solo uno, pero siempre y cuando el foco quiera realmente cambiar.

La apoderada empoderada

miércoles, 24 de abril de 2013

“Sr. Profesor  
No tengo tiempo para ir al colegio para conversar con usted. Si mi hijo tiene mal comportamiento, es en su horario, en su clase, en su sala
No puedo salir de la oficina para conversar con usted cada vez que a usted se le ocurra. Los problemas en las notas de mi hijo es porque a usted no le entiende nada. Usted tiene que revisar los cuadernos, las tareas y los libros de mi hijo. Ese trabajo es suyo. Usted es el educador. Dese el trabajo.
Claro que vamos a conversar, pero cuando yo tenga tiempo".

Está bien si no tiene tiempo, o si no le interesa ir a conversar con el profesor por la mala conducta de su hijo, cada quien sabe cuales son sus prioridades. La estupidez es otra. Consiste en creer que el problema de su hijo es un problema del profesor y que mandando una carta tonta e insolente lo va a solucionar. La señora que escribió esa carta no es un caso raro, es muy común y simplemente es producto de la falsa idea de empoderamiento que le han vendido a las personas desde que volvió la democracia, en 1990.

Un gran amigo me decía respecto a la situación en Bolivia y Venezuela "Tomás, tu viviste en los setentas y dime si no fue un tremendo avance, a pesar de todas las estupideces que se cometieron, que las personas pobres se sintieran dueños, a cargo del destino del país, eso fue lo grande de Allende y es lo grande de Evo". No le quise discutir, pero es una idea completamente errónea.

Porque ni durante Allende ni durante Evo los pobres diablos fueron dueños de nada, ni estuvieron a cargo de nada, solo eran carne de cañón para las peleas de la política callejera, tal como son hoy los estudiantes que salen a marchar en las protestas. Es un monumental engaño, un mega-fraude.

Porque el que es ignorante y tonto nunca va a estar a cargo de nada. A la señora que hizo esa carta la convencieron que tenía derecho a exigirle al profesor y tratarlo como si fuera un empleado suyo, retándolo porque su criatura es bruta es o insolente (nada de raro, los niños siguen el ejemplo de los padres).

Los trabajadores que participaron en la toma de Yarur en los setentas también estaban convencidos que ellos estaban a cargo, que ellos mandaban. No se daban cuenta los pobres giles que Vuskovic y Garretón, desde el ministerio de economía eran los que manejaban los hilos, ellos eran apenas unos títeres.

Pasamos al otro extremo, de una generación de gente pasiva y obediente como ovejas, llegamos a otra generación mucho peor, de empoderados al cuete, sin inteligencia ni habilidad para nada pero convencidos que tienen derecho a echarle la culpa a otros por su miseria.

Para estar a cargo y tener poder, exigir y que los demás hagan lo que uno exige es algo que hay que ganárselo con buenas o malas artes, pero jamás es un regalo como han hecho creer los políticos a la actual generación de giles insolentes y presuntuosos. ¡Educación gratis y de calidad! salen a gritar los burros que se mantienen en la universidad gracias a que llevan años bajando el nivel de exigencia. Convencidos que tienen derecho a ser físicos teóricos y neurocirujanos aunque no vean ni una a la hora de dar las pruebas.

Y los políticos fomentan el engaño, entregan becas sin considerar el rendimiento académico ¿a quien le va a interesar sacarse buenas notas entonces? En Chile se da la paradoja que es de tontos estudiar para sacarse buenas notas, porque nadie lo va a premiar. Un burro se puede conseguir un buen informe socio-económico y deja afuera al que se mató estudiando.

Y el problema viene de los padres, convencidos en que tienen derechos por solo haber nacido, que pueden basureas a los profesores si su hijo es bruto o antisocial "es su trabajo, gánese la plata que yo no tengo tiempo", imaginen los niños que salen de esa gente de tal palo, tal astilla.

Sin negar que está repleto de profesores inútiles y flojos, ¡si son la misma generación que estos apoderados empoderados! Así es como se ha creado la tormenta perfecta que tenemos hoy en Chile, nadie se hace responsable de nada y todos exigen sus ilusorios "derechos" engañados cada cuatro años con una regularidad asombrosa.

Conversaba ayer con Luis Marin, profesor de la vieja escuela, director de innumerables colegios y SEREMI de educación durante gobiernos anteriores y le comentaba que -en mi opinión- en el campo de la educación primaria y secundaria es donde están las mejores oportunidades para destacarse y hacer una diferencia con un buen liderazgo. Todos los años vemos en las noticias sobre una humilde escuela con excelentes resultados igual que una isla en mitad del océano. En las escuelas y liceos eso todavía se puede hacer, especialmente en los colegios particulares subvencionados y eso explica por que les ha ido tan bien. Es difícil pero se puede, porque es un campo abierto a la competencia y existe bastante libertad de acción para los directores.

En las universidades es imposible. El sistema está corrupto desde su base. Las peores son las fiscales pero las privadas andan cerca. Es imposible que haya liderazgo y buenos resultados en un sistema cerrado a la competencia y protegido por muchas trincheras y barricadas legales donde solo sobrevive al más sinverguenza, esa es consecuencia directa del monopolio y el engaño masivo de los políticos que se enjuagan la boca con la palabra "calidad de enseñanza". Lo único que hay en las universidades chilenas es un sucedaneo de la calidad, que es la venta de imagen y el supuesto prestigio, otro cuento que le vendieron los políticos a los giles empoderados

La verdadera medida del éxito

martes, 23 de abril de 2013


El FODA no hace ganar amigos
Una nota curiosa. Un amigo me dijo que quería entrar a la politica local y me preguntó si le podía dar una mano con algunos consejos, le dije que con todo gusto, nos juntamos y le hice un análisis FODA. No salió muy bueno y parece que tampoco a él le gustó porque no me habló más. Como generalmente en política se elige a los peores creo que tiene buenas posibilidades, obligado a ponerme en la buena con el, antes que llegue a ser una alta autoridad y se tome la revancha por las cosas poco agradables que le dije.

Creo que la mayoría sabe de que se trata un FODA, es un análisis de situación que examina las cosas positivas y negativas, internas y externas. Las cosas internas supuestamente las podemos controlar y a las externas nos tenemos que acomodar: Fortalezas y Debilidades son internas, Oportunidades y Amenazas son externas. Yo cada ciertos años me siento a hacer mi propio FODA y veo como va cambiando en el tiempo, cuando escuché del asunto por primera vez debo haber tenido unos 30 años y escribía unas listas interminables, a medida que pasa el tiempo se van haciendo cada vez más cortos.

Uno actual supongo que sería más o menos así: Fortalezas: reputación, redacción. Debilidades: flojera, timidez. Oportunidades: Internet. Amanazas: enfermedades. Mi FODA actual cabe en un boleto de micro si lo escribo con letra chiquita.

Ariely se tiene que levantar temprano
Si señores, sigo con Dan Ariely y les seguiré dando la lata con él porque es muy divertido y hace pensar cada vez que dice algo. Esta vez estamos viendo el módulo de auto control y en la primera clase contó una anécdota de su historia personal sobre el asunto, pero me llamó la atención algo que dijo a la pasada. Dijo que el muchas veces se tenía que acostar tarde y por eso los círculos negros alrededor de los ojos y la cara de sueño que normalmente tiene.

Bueno, resulta que Ariely es una especie de celebridad mundial, escribe una columna muy popular en el New York Times, asesora a gobiernos y grandes corporaciones, en la casa real inglesa lo invitan a tomar té, en fin, creo que es el más famoso de los profesores con que he tomado estos cursos (otro famoso es Alex Tabarrok de la MRU, pero no es tanto) y es seguro que Ariely gana bastante plata entre sus clases, conferencias y asesorías.

Lo que me quedé pensando es que si un tipo con ese nivel de éxito, tanto económico como social, no se puede dar el lujo de levantarse a la hora que se le da la gana, entonces tiene que haber algo fallado en sus teorías o al menos en la forma en que ha organizado su vida. Creo que cada cual hace una escala de prioridades con lo que es más y menos importante. Andar con sueño por haberse levantado temprano lo entiendo en un pobre tipo que tiene que alimentar a una numerosa familia, pagar el arriendo y todo eso. o un estudiante, que está peleando por conseguir la profesión que le gusta, pero ¿Ariely?.

Creo que hasta yo le podría dar un par de consejos. No tengo ni una fracción de su éxito, pero me acuesto cuando me da sueño y me levanto cuando me despierto y ya no quiero seguir más en la cama, creo que esa es una de las cosas fundamentales que uno debe lograr apenas alcance un poquito de éxito en lo que sea. Profesor, mande todo al diablo y no se levante por ningún motivo mientras tenga sueño, esa es una verdadera medida de éxito en la vida, lo demás son puras apariencias.

El secreto para no usar corbata
Esta es otra historia de Dan Ariely. Cuenta que estaba dando una conferencia en Brasil cuando lo llama su asistente diciendo que se debe contactar con una persona en el Palacio de Buckingham, en Londres. Bueno, Ariely llama y lo atiende uno de los ayudantes de principe William, diciendo que a S.M. le encantaría invitarlo a tomar el té en un par de días. Le dió la fecha, hora y algunas instrucciónes sobre como tratarlo (la primera vez le debía decir "su real majestad" y luego podía decirle "señor", etc.).

El asunto es que Ariely le tiene fobia a los ternos y las corbatas, se siente muy incómodo y nervioso cuando se pone una, pero no había caso, llamo a su asistente para que le comprara zapatos, un terno y corbata y se los mandara por DHL. Viajó a Londres muy empaquetado, se le olvidó que le tenía que decir "su real majestad" y solo lo saludo con "hola" y se tomaron el té con unos sandwich microscópicos de salmón ahumado.

Cuando se despidieron, ya estaban en confianza y el príncipe le dijo que le encantaría que se juntaran de nuevo, entonces Ariely le explica su problema con los ternos y las corbatas, el príncipe se sorprendió un poco y le dijo algo así como "bueno, la próxima vez le avisas a mi asistente y arreglamos para juntarnos en un salón más chico que este donde podemos estar sin corbata". Envalentonado Ariely le dice "es que también me siento muy mal cuando tengo que vestir terno, sería casi lo mismo". Eso dejó perplejo al príncipe por un rato, luego le dijo "¡ya sé!, la próxima vez consiguete un atuendo étnico, una camisa hindú o algo por el estilo, como todos acá deben ser políticamente correctos nadie nos va a criticar porque viniste sin terno".

La historia me pareció muy buena, seguramente al príncipe le habría encantado poder juntarse con él sin corbata, pero estaba tan obligado por el protocolo como el propio Ariely. Y la solución étnica me pareció genial. La próxima vez que tenga que ir a una defensa de grado como profesor guía me pondré un chullo y un chaleco como el de Evo Morales, a ver quien se atreve a criticarme.

El profesor verborreico

lunes, 22 de abril de 2013

Se me había olvidado pagar Internet y anoche me lo cortaron, así fue como quede´aislado de este mundo cruel por unas horas y en la mañana lo repusieron apenas pagué la cuenta. El dolor de pagar con cash es cosa seria, si todavía tuviese la tarjeta de crédito no me habría hecho ni cosquillas, pero dormiría a puros saltos, una cosa compensa a la otra.

No tengo mucho que comentar porque un importante dilema moral me ha tenido ocupado: en asuntos de estudio soy un poco competitivo y no me gusta quedar atrás, el curso de Dan Ariely es más exigente que lo normal en Coursera y llevo un 78% de promedio, o sea estoy bajo el 85% requerido para "aprobar". Más encima yo lo quiero aprobar a mi manera, o sea dando los quizzes solo una vez (hay 15 oportunidades) y leyendo solo los abstract de los papers, esto último es lo que  me ha perjudicado porque las preguntas son demasiado específicas sobre los experimentos y eso no aparece en los abstract.¿Leerlos completos? Ni muerto, no soy profesional en eso y me parecen bastante aburridos.

La cosa es que si hago los quizzes más de una vez seguro que subo el promedio, pero bajaría mis estándares. Ah, me estoy convirtiendo en un maldito moralista, si al final el certificado no sirve para nada, hasta lo podría falsificar si tanto me gusta. Es curioso como en cosas cotidianas veo aplicadas algunas de las ideas de Ariely, en su clase sobre la motivación dice que nos motiva principalmente terminar una tarea que consideramos difícil ¿por eso habrá puesto un 85% mínimo para aprobar? Cada semana hay que leer de 5 a 6 papers y ver a lo menos 5 videos.

Ahora que estoy interesado en hacer cursos online me voy dando cuenta que no es tan simple como creía. Íbamos a grabar un curso con un profesor y me entregó 30 temas con sus correspondientes diapositivas de Power Point, en total unas 480 diapositivas para un curso que debe contener 10 videos de 15 minutos cada uno. ¡No se puede enseñar algo en 15 minutos! me reclama ¿no se puede? ¡Claro que se puede! Recuerdo que Mueng Chiang dio una idea clarísima de la optimización convexa (un asunto muy complicado) en menos de 15 minutos. Todas las clases de Coursera son de 15 a 20 mnutos máximo.

El mismo Mung Chiang hizo el experimento de "un semestre en tres fines de semana" donde pone a un experto de nivel mundial en un tema (por ejemplo regulación e Internet) y en tres horas de video debe pasar los contenidos equivalentes a un semestre académico de clases presenciales. Lo que pasa es que los profesores de aula están acostumbrados a la verborrea, a la repetición inútil, a divagar, contar chistes fomes y anécdotas personales y como los alumnos son -por lo general- educados, no se pueden parar y mandarse a cambiar. Están cautivos, en una video clase en cambio, no cuesta nada apagar el video cuando se pone aburrido o pierde interés.

Cuando pienso en la gran cantidad de profesores aburridos que existen o simplemente con poca capacidad para expresarse o para explicar las cosas, creo que puede que tenga más problemas que los que vi al principio. Pero en fin, problemas vamos a tener siempre, los únicos que no tienen son los muertos.  Yo mismo partí alegremente con mi Curso de Visual Basic para Aplicaciones y apenas lo ví me pareció pésimo, así es que partí de nuevo, voy a ir reemplazando cada una de las clases aunque lo tenga que hacer cien veces, esta es la introducción por segunda vez, me faltan otras noventa y ocho.

Un almuerzo por dos lucas

sábado, 20 de abril de 2013


Después de fumar un apestoso puro (tengo a toda la casa tosiendo y reclamando) me puedo dedicar a colocar mi entrada de hoy. Como los fines de semana bajan las visitas aprovecho de escribir sobre cosas triviales, es decir más triviales que de costumbre.

Por ejemplo el menú para cuatro personas por dos mil pesos, del Ministerio de Desarrollo Social, que ha sido objeto de tantas burlas por la izquierda caviar, o más bien esos que jamás han sido pobres pero tienen una alta idea de si mismos como defensores de la dignidad de esa pobre gente. Me hacen recordar a los hueseros, un sketch del Jappening con Ja donde unos indigentes a cada rato decían no se como puede vivir esa pobre gente. El humor a veces esconde grandes verdades.

La idea de hacer un recetario popular para preparar comidas con poca plata, saliendo del acostumbrado pan con salsa de tomate (que fue mi alimento durante un par de años).es muy buena. Se por experiencia propia que cuando uno no tiene plata para comer busca cosas que llenen el estómago, normalmente harinas y masas son lo mejor para quitar el hambre junto con el te. A veces una receta de algo más nutritivo -o menos indigesto- puede tener un gran valor práctico para la gente que es realmente pobre.

Con todo lo bueno, encuentro que la idea tiene dos fallas de implementación, porque fue hecha por personas  que no conocen el problema de primera mano, igual que los tontos que la critican y se burlan. La primera mala idea fue poner un monto fijo, en este caso dos mil pesos. Resulta que los indigentes rara vez disponen de un monto fijo, normalmente pasan mucho tiempo con muy poca plata, unos cuantos días sin un peso y otros días tienen bastante como para darse un "festín" esa es la realidad de la mayoría de las familias o personas pobres. Así,mejor hubiesen recetas con 1000 pesos, con 2000 pesos y con 5000 pesos,  especialmente comidas que se pueden dejar de un día para otro haciendo economías de escala. Eso es lo que hacen los pobres en la vida real.

Otro defecto fue incluir recetas al horno, los indigentes rara vez disponen de un horno y como gasta mucho gas, usar el horno -para los que tienen- sirve solo para los días de fiesta o abundancia económica. Se les olvidó incluir sopas de cabeza de pescado y esquelones, que normalmente se consiguen muy baratos, panqueques, que son llenadores y se pueden rellenar con casi cualquier cosa. En fin, excelente idea el recetario popular aunque con algunas fallas de implementación.

Los ridículos de la izquierda caviar no se preocupande los pobres ni de ayudarlos, o más bien se preocupan (algunos hasta sinceramente) pero son eunucos en sus soluciones, son incapaces de ver la realidad que siempre va a existir gente pobre y en lugar de reclamar estúpidamente sobre la "explotación" que es un reclamo tan esteril como inútil ayudarían mucho más aportando ideas de como se puede comer no solo con 2 mil pesos sino con 500 pesos.¿se puede comer con 500 pesos? Claro que se puede, yo mismo viví con ese equivalente o menos sin que ninguno de los malditos justicieros sociales moviese un dedo para ayudarme. Y me alegro mucho de eso, me repuganría la idea de deberle algo a alguno de esos resentidos.

Hay algunas ideas absurdas que se han desarrollado solo en Chile, como eso de que la educación no puede ser con lucro o que no es digno comer con dos mil pesos diarios. En Perú hay un programazo de televisión que se llama Veinte Lucas que equivalen a unos 3740 pesos chilenos y consiste en invitar a un chef famoso para que prepare con esa suma un menu de primer nivel para cuatro personas. Cuando tenía TV cable era uno de los pocos programas que me interesaba ver.

Claro que si en Chile hicieran un programa similar, seguramente chocaría con nuestra indio-sin-gracia arribista e hipócrita, los hueseron locales lo encontrarían poco digno y seguramente armarían un escándalo. Chile es un país excelente en muchas cosas y la gente también es de primera cuando tratamos con ellos de a uno en uno. Pero el comportamiento de manada de los chilenos es detestable, son la peor basura que existe y en un país tan homogeneo como el nuestro esa es una desgracia que se comprueba cada vez que tenemos elecciones populares.


Vengo llegando de Tacna. Tenía un lunar que me estaba creciendo y empecé a asustarme, así es que fui a ver a mi guru en lunares, el doctor Sakuray para que me dijera si me iba a morir "¡claro que te vas a morir, hasta yo que soy doctor me voy a morir!". Que doctorazo, don Pedro Sakuray Satto debe andar por los ochenta, pero está más bien parado que yo.

La última vez que lo visité fue el 2008 para que me volara un feo lunar en la nariz que también estaba creciendo "¿es canceroso doctor?" "por supuesto, todo lunar que crece es cáncer" "¿y si no me lo saco?" "puede que siga creciendo, o puede que no, nunca se sabe, lo más probable por su aspecto es que pare de crecer. Pero te lo puedo sacar ahora mismo" "¿y si vuelve a crecer?" "lo sacamos de nuevo pues". Y como se dijo se hizo, venciendo apenas mi terror animal a las inyecciones me voló el lunar con una especie de esmeril en 10 minutos, nunca me volvió a salir.

Lo recuerdo desde los ochentas, atendiendo todos los días, de lunes a sábado un promedio de 30 o 40 personas diarias, ahora tiene una enorme clientela y se cambió a una consulta mucho más bonita -acorde con los tiempos y su prosperidad- pero sigue siendo el mismo doctor honesto y lleno de experiencia. Confío más en su ojo clínico que en 50 biopsias. Me cobró US$ 20 por la consulta (tiene que pagar los lujos pues) y me ofreció sacar el lunar por US$ 40, pero mi miedo a las inyecciones fue más fuerte, no gracias.

Buena parte de la consulta estuvimos conversando sobre como los doctores jóvenes se han comercializado: operaciones, exámenes, biopsias por lo que sea, cuando en realidad el hecho de hacerse una biopsia y andar preocupado por eso puede convertir un lunar inofensivo en canceroso. Son las preocupaciones las que matan y los doctores modernos son campeones para meter susto y sacar plata, de paso nos enferman más de lo que estamos. Además me dio una receta para pastillas contra la pelada "te tomas estas pastillas, crees que te van a hacer bien y te empezará a crecer el pelo" ídolo.

También me dió una pésima noticia, mi dentista de siempre el doctor Gonzalo Lostaneau se quedó ciego a causa de la diabetes ¿quien me va a reponer los dientes que se me están cayendo ahora? No confío en ningún otro dentista, Lostaneau también es de la vieja escuela y atendía en la consulta del lado , pasaron muchas generaciones por sus manos. La última vez me atendió su hijo, arrogante y poco habil, nunca más, son las nuevas generaciones que están saliendo con mala escuela. No me queda otra de ir perdiendo los dientes uno por uno, ya me faltan varios pero en fin, es el paso de los años.

De puro contento me compré una caja de puros Puyana, a ver si ahora me da cáncer en la boca, me acabo de fumar el primero. Dicen que Freud se murió de eso, pero mi gran amigo Jorge Pérez también se murió de cáncer a la boca sin haber fumado un solo cigarrillo en su vida. Entonces entre ponerle y no ponerle es mejor ponerle. También pasé por el Irish Pub de mi amigo Víctor y me tomé un shop para comprobar si la Porter artesanal que prepara seguía saliendo igual de buena, efectivamente, estaba muy buena.

Tacna está muy linda, en su mejor momento según tengo memoria. Yo voy allá desde los ochentas y ahora está repleta de obras públicas por el canon minero y privadas por la economía de la coca y otros negocios truchos, como el tráfico de terrenos en los avasallamientos. No creo que dure mucho la bonanza porque el canon minero viene bajando de manera sostenida desde el año 2008 y de los cientos de millones de dólares que ha recibido el Gobierno Regional y la Municipalidad, buena parte se han robado y otro tanto se ha malgastado en obras tan faraónicas como inútiles. Pero el declive todavía es lento y no se nota, en Arica yo he visto eso muchas veces. Pero los peruanos son empeñosos y de alguna manera siempre se las arreglan.

Vagando por las librerías me encontré con una sere de revistas sobre medallas y cada revista viene con una réplica muy realista de alguna medalla famosa: la Orden de Malta, las Palmas Académicas, la Legión de Honor y no pude dejar de acordarme de la clase sobre los incentivos de Dan Ariely. Las medallas son un enorme incentivo pese a que físicamente son algo más o menos ridículo, me imagino que nadie anda con las medallas colgando excepto en ceremonias y cosas así. Recuerdo un retrato de Lord Mountbatten tan cargado de medallas y bandas que se veía como un ridículo árbol de pascua, pero sin duda estaba muy orgulloso de ellas.

En Internet incluso hay todo un sistema de "badges" que son medallas virtuales que a uno le dan por cualquier cosa (a propósito yo tengo como tres que me enorgullecen mucho), lo mismo pasa con diplomas y certificados. Para que hablar de los títulos de nobleza, no se si seré solo yo, pero encuentro super ridículo que hablen de "Sir" Paul McCartney o "Sir" Elton John, pero a mucha gente le importa eso, les importa muchísimo.

Estaba pensando que si yo tuviese una empresa podría pagar a todos un sueldo miserable, pero lo complementaría con medallas, diplomas y títulos honoríficos. Apuesto que la gente trabajaría con mucho más entusiasmo y yo me podría ahorrar un montón de plata. Además que podría crear una corte con Lords, Condes, Barones y Marqueses. No se como a nadie se le ha ocurrido antes.

La motivación y el laburo

viernes, 19 de abril de 2013


Hoy se terminó el verano en Arica, amaneció nublado y negros pensamientos rondan por mi cabeza. Que mal presagio, empieza todo lo malo y andaré de un humor de perros hasta que vuelva a amanecer con sol. Mejor cambio de tema.

Como ya es costumbre, las clases de Coursera me dan tema para el blog. El curso de Dan Ariely esta semana presenta algunas ideas que vale la pena comentar. No son grandes descubrimientos y muchas cosas son obvias, pero en las que rara vez pensamos en ellas. Creo que eso es lo interesante, las buenas ideas normalmente son obvias, solo que nunca se nos habían ocurrido antes.

El tema de esta semana es la motivación y el trabajo (Dios me perdone por usar una palabra tan grosera en este blog). Y como siempre Ariely habla primero del modelo simple, en el que pensamos de manera casi inconsciente. Ese modelo dice que trabajamos para satisfacer nuestras necesidades. Necesitamos muchas cosas como almorzar, tener un lugar donde dormir, mantener a la familia, hacerle costosos regalos a la amante, fumar puros, manejar Ferraris, etc. y para eso debemos hacer un sacrificio. El mejor ejemplo de esta teoría estandard la describió Karl Mark cuando hablaba sobre la enajenación del trabajo.

¿En qué consiste, entonces, la enajenación del trabajo? Primeramente en que el trabajo es externo al trabajador, es decir, no pertenece a su ser; en que en su trabajo, el trabajador no se afirma, sino que se niega; no se siente feliz, sino desgraciado; no desarrolla una libre energía física y espiritual, sino que mortifica su cuerpo y arruina su espíritu. Por eso el trabajador sólo se siente en sí fuera del trabajo, y en el trabajo fuera de sí. Está en lo suyo cuando no trabaja y cuando trabaja no está en lo suyo. Su trabajo no es, así, voluntario, sino forzado, trabajo forzado. Por eso no es la satisfacción de una necesidad, sino solamente un medio para satisfacer las necesidades fuera del trabajo. Su carácter extraño se evidencia claramente en el hecho de que tan pronto como no existe una coacción física o de cualquier otro tipo se huye del trabajo como de la peste. El trabajo externo, el trabajo en que el hombre se enajena, es un trabajo de autosacrificio, de ascetismo. En último término, para el trabajador se muestra la exterioridad del trabajo en que éste no es suyo, sino de otro, que no le pertenece; en que cuando está en él no se pertenece a si mismo, sino a otro.

Según este modelo simplificado, todos hacemos un análisis racional de costo/beneficio sobre cuanto estamos dispuestos a sacrificar para obtener el salario y de acuerdo a esto podemos aceptarlo o no. Sin embargo este modelo simple presenta varias fallas.

Veamos por ejemplo a la gente que escala montañas por deporte, es una actividad que normalmente no tiene ninguna recompensa monetaria y que tampoco es agradable, por el contrario se experimentan grandes peligros y sufrimientos para llegar a la cumbre, poner una banderita y bajar lo antes posible ¿puede haber una actividad más inútil y sacrificada que esa? No se ajusta al modelo de costos y beneficios por ninguna parte.

Con el trabajo común y corriente pasa algo parecido, existe una especie de ecuación con muchos más componentes que la simple satisfacción de necesidades físicas. Las personas trabajan también motivados por orgullo, reputación, por tener algún propósito, por estar haciendo algo significativo, por busca de camaradería, filantropía y por dinero, entre otras cosas. Yo recuerdo bien que cuando estuve simulando que trabajaba en la Municipalidad de Tacna, la recompensa en dinero era casi nada, podía hacer mucho más quedándome en la casa con trabajos eventuales pero recibía mucho de las otras cosas, sobre todo lo pasaba tremendamente bien.

Y tenemos el miedo. El trabajo asalariado llena esa necesidad desesperada de seguridad económica que tiene la mayoría de las personas, que se aterrorizan si no saben exactamente de cuanto dinero van a disponer al fin de cada mes. Es un miedo atávico que va mucho más allá de la simple satisfacción de necesidades porque refleja la inseguridad en las propias capacidades, buscando asegurarlas mediante un contrato. El miedo es uno de los impulsos más fuertes en la conducta de las personas.

Algunas ideas que Ariely saca de sus experimentos son divertidas, por ejemplo que la gente quiere más las cosas por las que ha trabajado mucho y pone una serie de ejemplos: las personas prefieren hacer la mezcla de harina, huevos y leche de los queques antes de comprar la mezcla hecha, lo llama "efecto Ikea" ¿se han fijado esos muebles que ensambla uno mismo en la casa y que resulta una tortura armarlos? bueno, la gente a veces se siente más satisfecha y orgullosa que si hubiesen comprado el mueble hecho. Una conclusión divertida es que esa puede ser una de las causas por las que queremos tanto a nuestros hijos, considerando la cantidad de trabajo, esfuerzos y recursos que ponemos en ellos.

Yo no tengo dudas que hay mucho de eso en la motivación. Nunca me he sentido tan bien como cuando he salido de un examen difícil y mientras más difícil más bien me he sentido. Recuerdo cuando hicimos el examen de métodos cuantitativos hace como dos años en el MBA, yo no daba un examen de matemáticas desde hace décadas y pasaron cinco horas antes que lo terminara el primero, estuvimos de las 8AM y yo entregué a las 2PM ¡pero que me sentí contento cuando vi que había salido bien! fue indescriptible.

Por el lado contrario la desmotivación más grande es que algo en que se haya trabajado mucho finalmente no se implemente, lo compara con el mito donde Sisifo tiene que llevar una roca hasta la punta del cerro y cuando está por llegar la roca vuelve a caer al principio, eternamente. A mi casi no me afecta porque me ha pasado tantas veces que ya no llevo la cuenta, lo normal es que mientras más trabajo menos probabilidades que algo se implemente. Otra desmotivación importante es que no le pongan atención ni interés a nuestro trabajo.

Nos encariñamos con lo que nos cuesta más, Arieli hizo un experimento poniendo a las personas a hacer origamis (esas figuras japonesas de papel doblado). A un grupo les pasó instrucciones completas y a otros instrucciones incompletas por lo que el trabajo se hacía más difícil. Los del segundo grupo hicieron origamis más feos, pero los apreciaban mucho más que los del primer grupo, que eran mejores. Comentaba Ariely que lo que nos cuesta más trabajo es mucho más apreciado por nosotros, pero caemos en la trampa de creer que deben ser apreciados por todo el mundo. Y claro que no es así, a nadie le importa la cantidad de esfuerzo o la dificultad de lo que hicimos, solo ven el resultado final. Nunca había considerado esa trampa psicológica pero es muy real y explica muchas cosas. Por ejemplo por que los mejores ingenieros eléctricos son todos alcoholicos y resentidos contra el mundo.

A agudizar las contradicciones

jueves, 18 de abril de 2013


Y destituyeron al ministro Beyer, la derecha anda histérica porque lo tomó como una guerra de "nosotros contra los malos" lamentable, porque no pararon un minuto a pensar cual es el verdadero problema: Beyer fue un pésimo ministro de educación, no porque fuese deshonesto sino porque era un convencido de los argumentos contra el lucro: trabajó ad honorem para el gobierno de Michelle Bachelet y como si fuese poco llegó a decir que "las universidades con fines de lucro no pueden ser buenas".,Alguien que declare tamaña estupidez, un juicio de valor basado en nada, no debió jamás llegar al ministerio bde educación. Pero lo llevó Piñera, en su afán frenético de congraciarse con los que no lo van a querer jamás.

Seguramente lo llevó como ministro de concenso y -una vez más- su brillante idea le explotó en la cara. ¿Como alguien con esas ideas y esas decisiones llegó a hacer tanta plata? Creo que nunca me quedó más claro que no es inteligencia lo que se necesita para hacerse millonario, tal vez audacia, determinación, habilidades sociales, lo que sea pero no inteligencia. Me alegro que hayan destituído a Beyer, era un tipo honrado pero ideológicamente era más peligroso que cualquier corrupto de la concertación. Prefiero mil veces a los ostentosamente corruptos antes que un honesto con malas ideas. Que se vaya para la casa y se dedique a escribir papers nomás. Además ya adquirió el cartel de mártir y santo, creo que le traerá más beneficios que seguir como goma de Piñera. Tal vez estudiando más llegue a ver la luz y se convierta en un liberal de verdad.

El verdadero concenso que había que buscar era saliendo de frente en defensa del lucro. No me explico como gente madura, con cultura y supuestamente inteligentes se dejaron llevar por consignas creadas por una turba de mocosos, ignorantes, que solo repiten lo que en el PC les hicieron memorizar. Conste que la idea de "no al lucro en la educación" ni siquiera fue apoyada por el MIR en sus comienzos. Al menos una de las ramas más importantes del MIR reconocieron que era una movida para conseguir espacios de poder de los comunistas. Claro que después que la idea estuvo colocada se dieron vuelta la chaqueta, como hace la izquierda cada 5 minutos para ajustarse a "los hechos objetivos". La vuelta del perro está en el ABC de su dialéctica.

Por no ser capaces de enfrentar a los mocosos, los políticos están hoy entrampados defendiendo un asunto estúpido y sin futuro: tratar de prohibir el lucro es lo mismo que cuando en la edad media la iglesia trató de prohibir la usura. El resultado fueron siglos de oscurantismo y la base del enriquecimiento de los judíos que llenaron la necesidad indispensable del financiamiento. Todo esto solo puede desembocar en una histeria de hipocresía colectiva porque todos están contra el lucro "de los otros", no se olviden que la FECH, que levantó la bandera contra el lucro arrendaba su marca a terceros para que hicieran cursos pre universitarios. El que no sea capaz de sacar una lección de eso es simplemente un burro.

La solución es simple pero nadie se atreve a plantearla. El lucro no se puede eliminar, al contrario, se debe legalizar y las universidades con fines de lucro deben pasar a ser figuras similares a las sociedades anónimas, que paguen impuestos por las utilidades obtenidas tal como lo están pagando hoy con las sociedades espejo. Así ocurre en Perú y en gran parte del mundo. El punto crucial es si el estado avalará o no los créditos a las universidades privadas con fines de lucro: ese es el verdadero quid del asunto.

Durante la concertación se determinó que si los iba a avalar, condicionado a un proceso de acreditación que terminó siendo absurdo, lleno de fraudes y negociados. Lo peor es que nunca acreditó nada, como diseño eso fue un gran fracaso. Hay que tener en cuenta que existe una tremenda zona gris en eso, porque al avalar los créditos el estado el riesgo de no pago es enorme y da exactamente lo mismo si el estado avala a alumnos de universidades estatales o privadas porque la deuda es de los alumnos. Beyer saneó las deudas antiguas pero no está claro si con el nuevo sistema esos créditos serán o no pagados, Chile es el país de los perdonazos.

Si se trata de mejorar la calidad hay que abrir la oferta, eliminar las barreras de entrada tal como en los Estados Unidos donde cualquiera puede colocar una universidad y que los propios alumnos elijan a que universidad van a estudiar con su crédito en forma de vouchers. Subsidio a la demanda, no hay otra, porque el subsidio a la oferta también se transformó en un premio a los ladrones, especialmente de las llamadas "universidades tradicionales".

Al final todo esto es un festín de hipocresía. Los políticos desde la extrema izquierda a la extrema derecha están claros que el lucro no se va a eliminar, porque a nadie le conviene. Pero como es una idea posicionada y que puede mover a los burros con derecho a voto, la usan para manipular a los electores "vote por mi y se terminará el lucro" ilusos, lo dicen los mismos que se están llenando de plata con universidades que lucran, partiendo por supuesto por el Partido Comunista y su universidad ARCIS. Si la gente es tan estúpida como para creerles se merecen tener a una manga de ladrones lideradas por alguien corrupto e incapaz de presidente, que venga la concertación nomás, cuando chico me enseñaron que hay que agudizar las contradicciones. 

Que se vaya Beyer

miércoles, 17 de abril de 2013


Mañana votan la acusación constitucional contra el ministro de educación Harald Beyer, por mi que se vaya. Aunque hizo cosas buenas como la regularización de las deudas universitarias, fue un ministro sin pantalones que terminó adhiriendo a las estúpidas ideas de su jefecito acerca de "quitarle banderas" a la izquierda. Que se vaya porque no supo defender el lucro en la educación universitaria, cosa que hasta los corruptos concertacionistas hicieron mejor que el gobierno de Piñera.

El gobierno ha hecho un daño permanente al país por falta de coraje y honestidad política, Piñera como buen patrón de fundo es arrogante con sus subordinados y miedoso en extremo de los que ve como una amenaza. Si hubiese tenido solo un poco de valentía -para que hablar de honestidad- hubiese salido a defender de frente a las universidades privadas y a la existencia de sociedades espejo que les permiten obtener ganancias de las inversiones, tal como lo hacen todos los centros de formación técnica, los institutos profesionales, así como las escuelas y liceos particulares subvencionados.

El tema del lucro fue instalado por el partido comunista, que dio la orden a sus dirigentes estudiantiles y fue seguido por la prensa siempre hambrienta de farandula. Como las autoridades no fueron capaces de enfrentarlo, se permeó a la opinión pública básica y repetidora de lo que ven en el matinal. Beyer pudo haberlo enfrentado con una actitud más firme pero el cargo de ministro y los intereses de su jefecito fueron más importantes. Por mi que se vaya, nada importante se va a perder.

Además el cierre de la Universidad del Mar fue un abuso y un perjuicio enorme para miles de estudiantes. Una universidad no se puede cerrar por escándalos administrativos o financieros, de ser así deberían haber cerrado a la Chile y a la mayoría de las estatales hace años. Lo que correspondía era demandar a los dueños y obligarlos a vender o perder la propiedad luego de un juicio con todas las garantías y procedimientos legales. La vía administrativa de prohibir o cancelar un permiso es siempre un abuso de fuerza y esta vez provocó daños enormes a estudiantes y profesores de muchas carreras que no tenían ningún problema. Beyer fue parte de ese estúpido abuso, que se vaya para la casa.

Lo más patético y vergonzoso es ver a la gente de "la nueva derecha" usando los argumentos hipócritas inventados desde el partido comunista con tal de obtener alguna ventaja sobre la opinión pública. Será una ventaja de cortísimo plazo, porque le están haciendo un daño irreversible a la educación universitaria privada y cuando se den cuenta va a ser demasiado tarde.

No hicieron las matemáticas, solo un completo bruto puede pensar que se pueden eliminar las universidades, institutos profesionales, centros de formación técnica, liceos y escuelas privadas sin consecuencias enormes para el país y aceptar el argumento que la educación privada no puede tener fines de lucro implica la prohibición de la educación privada y la vuelta a poner la educación en manos de tres pequeños grupos de poder como fue hasta los setentas: gobierno de turno, iglesia, masones. Bueno, ahora serán solo dos grupos, porque los masones no tienen ni para hacer cantar a un ciego después del fiasco de su Universidad de la República.

En fin, por las razones antes expuestas, por sumarse a la maldita "nueva derecha" sin ideas ni principios, por no tener pantalones y prestarse para las tontas ideas de su jefecito, yo soy de la opinión que Beyer se tiene que ir para la casa. Por mi, ojalá que prospere la acusación constitucional.

Cure-All

martes, 16 de abril de 2013



Ah este Ariely es muy divertido. Cansado que le critiquen su teoría y sus métodos inventó una pastilla que cura todos los males, apropiadamente llamada Cureall y la marketea en este hilarante video. La verdad es que yo también tuve mis dudas sobre sus métodos y conclusiones, pero creo que hace muy bien su trabajo como cientista social con experimentos simples que no se esconden detrás de modelos matemáticos sumamente cuestionables como hacen la mayor parte de los economistas y cientistas sociales en sus publicaciones. En el caso de Ariely los aspectos cuestionables, que siempre aparecen en ciencias sociales por tratarse de problemas mucho más complicados, son bien identificables.

El curso ha tenido una producción excelente que incluye un caricaturista, artistas gráficos, actuaciones (partiendo por las de Ariely que es un comediante nato) y una ayudante linda y muy simpática. No he visto ningún curso de e-learning mejor hecho que este y lo mejor es que no pierde nada de nivel intelectual de los contenidos que es excelente. Se exponen ideas y teorías nuevas y muy provocadoras que son del propio profesor, a diferencia de la mayoría de los otros cursos donde un profesor expone las teorías de otros.

Lo primero que me molestó en las teorías de Ariely fue su modelo de decisiones racionales, yo creo que las decisiones son siempre inciertas (al menos las importantes) y la racionalidad no sirve en esos casos. Bueno, en las Office Hours le hicieron esa pregunta, para que aclare lo que el entiende por irracional y esto fue más o menos lo que dijo:

"Creo que hay varias definiciones distintas de irracionalidad, la más básica es decir que el irracional es loco y el racional cuerdo, pero esa no es la que nos interesa, por su extrema simplificación. También existe la definición económica de las decisiones racionales, que consiste en la presunción que las personas, con toda la información a la mano ordenan las alternativas que tienen en una escala y eligen la mejor decisión en base al balance de sus pro y sus contra. Mi idea es que la racionalidad económica es incompleta porque el proceso de ordenar las alternativas presenta fallas, que son nuestros bias psicológicos que no tomamos en cuenta. Muchas cosas que creemos perfectamente racionales no lo son, más bien son racionalizaciones, explicaciones racionales que damos para disfrazar nuestras emociones, que son el principal motor de nuestros actos".

 Creo que es una buena explicación, por supuesto que no es textual porque lo dijo en inglés y yo traduje según lo que entendí y lo que recuerdo, si alguien quiere chequear la entrevista original la puede ver aquí, es muy interesante, habla de muchos otros temas entretenidos, por ejemplo que es más efectivo para ,motivar a las personas: el estímulo o el castigo.

En principio el castigo es mucho más efectivo que el estímulo por el efecto de "loss aversion" que Ariely enseñó en las primeras clases. Yo mismo había escrito sobre ese extraño efecto varias veces que hace que las cosas malas las recordamos más y nos producen mucho más sufrimiento que las cosas buenas que experimentamos: el sufrimiento es mucho más poderoso que la felicidad, en palabras del propio Ariely. Sin embargo hay otro efecto interesante y es que en el mediano y largo plazo tendemos a acostumbrarnos al sufrimiento: el primer día sufrimos mucho pero a medida que pasa el tiempo vamos sufriendo cada vez menos. En cambio a la felicidad muy rara vez nos acostumbramos, siempre queremos más. Son cosas obvias pero en las que rara vez pensamos.

Entonces si queremos modificar la conducta de alguien de manera rápida y efectiva debemos castigarlo, mientras más violento el castigo más rápido el cambio de conducta. Pero si queremos que este cambio de conducta permanezca en el tiempo debemos estimularlo con premios, porque siempre va a querer más, esa es una receta algo costosa pero segura para obtener cambios de conducta en el largo plazo: los planes de bonos e incentivos por rendimiento en las empresas por ejemplo.

Esto me hizo recordar cuando en el Ejército Chileno se eliminó la pena de azotes. A mediados del siglo pasado a los soldados de mala conducta los llevaban al patio del cuartel, formaban a todo el regimiento y eran azotados mientras la banda tocaba el "Himno de Yungay" que en los cuarteles era conocida como "el pago de Chile". Resulta que los incorregibles después de ser azotados varias veces se acostumbraban al dolor y se convertían en mini héroes por su capacidad de recibir los azotes con una sonrisa, echando a perder la moral de todo el resto.

De todas estas cosas se pueden sacar ideas prácticas para los negocios y para la vida. Lo bueno de Ariely -y probablemente es lo que fundamenta su celebridad- es que sus ideas son sencillas y fáciles de entender, en cierto sentido son como las Cureall y el mismo bromea con eso. Por lo mismo son sumamente interesantes para el que se interesa por pensar por si miemo antes que seguir las tonteras que le enseñaron.

Bienvenidos, señores ladrones

domingo, 14 de abril de 2013

Estaba viendo los videos del curso Economics of the Media de la MRU, no voy a dar ningún exámen para no convertirme en un maldito coleccionista de certificados, pero si veo las lecciones, que son bien interesantes. Una de estas clases se refiere a la orientación política de los diarios y hablan del experimento de Gentzkow y Shapiro descrito en el artículo What Drives Media Slant? Evidence from U.S. Daily Newspapers. El estudio me llamó la atención porque se publicó en la revista de la Sociedad de Econometría y usa un método al que yo le vengo echando el ojo hace tiempo.

Se trata de lo siguiente: primero buscaron las frases más frecuentes que usan los congresistas demócratas y las que usan con más frecuencia los republicanos, luego revisaron cuantas veces aparecían esas frases en las ediciones de los periodicos en un período de tiempo dado, con lo que inferían su tendencia política.

Me robaron la idea, hace un par de años hice un análisis parecido para mi tesis, en los foros de Internet para viajeros de aventura, tratando de encontrar tendencias interesantes en el turismo. Creo que vamos a ver cada vez más esos estudios que aprovechan la gran cantidad de datos que se pueden recuperar con facilidad desde Internet.

Entonces se me ocurrió lo siguiente: para estudiar si los periodicos en Chile apoyan a alguno de los principales candidatos presidenciales, diseñé este sencillo experimento: primero me limité a estudiar solo a Bachelet y Goborne, porque pienso que los demás candidatos no tienen nada que hacer y solo van de adorno.El experimento consiste en contar cuantas veces aparece mencionado el nombre Bachelet o Golborne en el período de un año hacia atrás hasta la fecha.

Mi hipótesis es que la cantidad de veces que aparece el nombre corresponde a la cobertura que le dan al personaje, y si hay una diferencia significativa -por ejemplo sobre un 15%- se podría asunir que el medio está dando ostensiblemente más cobertura a un candidato que a otro y por lo tanto es parcial a su favor. Sin más trámites, veamos los resultados:
Y si no ven los números -pueden hacer clic para agrandarlos- aquí lo tienen en gráfico:
Como pueden ver, Bachelet acapara un 74% de menciones de su nombre, mientras Golborne alcanza apenas al 26%. Se me ocurrió entonces ingresar como variable de control el apellido Piñera. Se supone que el presidente tiene un enorme aparato comunicacional a su servicio y debería tener lejos muchas más menciones que ambos juntos. Pero miren lo que ocurre en realidad:
¡Bachelet aparece más que Golborne y que Piñera en casi todos los medios!. Esto muestra -a mi modo de ver- un fracaso del equipo político y comunicacional de la presidencia, que con los enormes medios a su disposición no pueden lograr más menciones que Bachelet, que ha permanecido prácticamente muda en el año que dura este recuento.

También muestra -yo pienso-que hay un bias muy claro en los medios a favor de Bachelet. Y esto incluye principalmente a los dueños de las cadenas El Mercurio y La Tercera. Los medios rara vez son neutrales y en esta ocasión creo que están claramente alineados con la concertación. La diferencia de menciones no solo es significativa sino ostentosa. 

Bachelet no necesita hablar, tiene apoyo transversal de Estados Unidos, tanto del gobierno como de importantes grupos republicanos, tiene el apoyo de los mayores empresarios de Chile (los que antes se decían "los dueños de Chile") los grupos Lucksic, Paulman y Angelini están alineados detrás de ella, así es que plata no les va a faltar. Conclusión: a prepararse muchachos porque vuelven los ladrones. Es el sino de América Latina: los honestos son estúpidos o mediocres, los vivos son ladrones. Ah y se me olvidaba, los que votan son unos malditos borregos. No hay nada que hacer, bienvenidos nomás los ladronzuelos. 

P.D. si alguien tiene dudas sobre el experimento le invito a hacerlo por su cuenta, obvio que no saldrán los mismos resultados porque es una situación dinámica, pero sería interesante ver si se replica la tendencia.


Ah, que me cuesta despegarme del tema de la deshonestidad. Los que pasa es que me gusta y me interesa mucho, creo que es un asunto amplio, apasionante y normalmente tratado con mucha hipocresía. Bueno, espero no dar la lata por mucho tiempo con esto. Solo quiero mencionar cuatro papers muy interesantes sobre el asunto que fueron parte de la lectura obligada del curso.

El primero es de Mazar, Amir y Ariely, se llama The Dishonesty of Honest People. A Theory of Self Concept Maintenance, en 48 paginas describe los experimentos e ideas del fudge factor: es decir que las personas normales se involucran en algún nivel de deshonestidad para obtener las ventajas que esta trae mientras tengan una visión positiva de si mismos como personas esencialmente honestas.  Creo que los experimentos son cuestionables para armar una teoría pero Ariely no es de los tímidos, en todo caso son ideas muy interesantes y muchas parecen bien logicas.

El seguundo es de Gino, Ayal y Ariely, se llama Contagion and Differentiation in Unethical Behavior el subtitulo es "El efecto de una manzana podrida en el cajón" y trata justamente de como y cuanto se contagian los actos deshonestos. Los experimentos de Ariely sugieren que la gente tiende a repetir el comportamiento deshonesto de sus pares y evita el de los extraños o rivales, es decir la presión social y las costumbres tiene que ver con esto. Hay muchos ejemplos que sugieren lo mismo ¿quien se averguenza porque su copia de Windows es ilegal? ¿o porque escamoteó unas cuantas lucas a Impuestos Internos? Sin embargo hurtos mucho menores -un chocolate del supermercado por ejemplo- son motivo de verguenza y escarnio social. Es muy extraño.

El tercer articulo de Yang, Raine, Lencz, Bihrle, LaCasse y Colleti es Prefrontal White Matter in Pathological Liars que dicen haber encontrado ciertas deformaciones físicas en los mentirosos compulsivos, dicen que tienen un exceso de materia blanca en la corteza prefrontal y una diferencia en la relación entre materia gris y blanca respecto de las personas normales. Este estudio se hizo con resonancia magnética, un método controvertido y tiene una idea interesante: las personas autistas -que en general son incapaces de mentir- tienen una relacion entre materia blanca y gris exactamente opuesta.

El cuarto es de Von Hippel y Trivers, se llama The Evolution and Psychology of Self-deception y trata lo que yo he llamado "personalidad psicopata", es decir las personas que se engañan a si mismos para engañar a los demás.  Una idea sorprendente en este paper es que esa capacidad de engañarse a si mismo y -en cierto modo- a desdoblar la personalidad en dos, seria según los autores una caracterísitica evolutiva desarrollada para tener más éxito en la vida en sociedad. Dicen los autores que la capacidad de engañar a los demás tiene muchas ventajas sociales y la capacidad de engañarse a si mismo primero potencia esta habilidad, dando más seguridad y credibilidad al tramposo. Es curioso que no lo haya pensado antes, si al final es algo bastante obvio.

Bueno, son cuatro nuevas facetas en el asunto este de los mañudos. Es curioso, parece que nadie cree tener muy poca honestidad o muy poca inteligencia: pregúnten a cien personas cual es su peor defecto y nadie les dirá "mi peor defecto es que soy un sinverguenza" se los garantizo. En cambio todo el mundo señala al resto de la gente como una tracalada de corruptos y ladrones, yo creo que lo dicen de picados porque si tuviesen la oportunid harían exactamente lo mismo.

Creo que la superioridad moral es un mecanismo psicológico al alcance de cualquiera y por eso es tan usado. Nos da rabia ver al que roba o al que abusa, pero no porque nosotros no lo hariamos sino por envidia, porque nosotros no podemos, en compensacion nos creemos moralmente superiores. No cuesta nada, un fracasado, insatisfechos con su vida puede consolarse pensando que los que lograron lo que ellos no son moralmente inferiores, yo creo que gran parte del odio a los ricos o a los que les va bien en lo que sea tiene su origen en eso.

En fin, mucha filosofia barata por hoy. Mejor me voy al sobre.

¡Cuidado con los creativos!

sábado, 13 de abril de 2013


Una cosa interesante dentro de los comportamientos deshonestos, es lo que Ariely llama "What the hell effect" y ocurre cuando una persona normal que comete rutinariamente acciones levemente deshonestas -tal como la mayoría de nosotros- pero en un momento hace el switch y comete un crimen mayor, como robar dinero o matar a otra persona. Aunque la primera transición es difícil las siguientes son muy fáciles porque ya se rompió la barrera e importan mucho menos las consecuencias, el castigo por uno o seis asesinatos suele ser parecido. Es análogo a cuando quebramos una dieta para adelgazar: la primera vez nos llena de culpa pero las siguientes no sentimos el mismo arrepentimiento o miedo a ser sorprendidos.

Otro efecto extraño es que, en las pequeñas deshonestidades, las personas tienen cierto tabú hacia el dinero en efectivo, no así para otras cosas. Cuenta el chiste del niño que llega a su casa con una notificación por haberle robado el lápiz a su compañero. El padre se indigna y le dice "Tu nunca, nunca, nunca debes robar algo a tus compañeros, sobre todo si sabes que basta que me pidas y yo te traigo 20 lápices de la oficina". Las personas que roban papel o lápices de la oficina (casi todos) difícilmente robarian dinero en efectivo, esto último se considera deshonesto pero lo primero no.

Los experimentos de Ariely suguieren que la gente se comporta de manera muy diferente cuando se le entrega fichas (cambiables por dinero al fin del experimento) que cuando les dan billetes. En un ejemplo sencillo Ariely dejó 6 botellas de Coca-Cola en un refrigerador común de la universidad, donde cada cual guarda sus snacks y al fin de la semana no había ni una. Dejó en cambio seis billetes de un dólar y nadie los tocó. También conocemos el efecto de pagar con tarjeta de crédito, que produce mucho menos "dolor" que pagar con efectivo.

Esto es muy preocupante porque con el auge del dinero plástico y las transacciones en línea, la gente ya no tiene esa aversión psicológica hacia robar dinero en billetes. Como experiencia personal a mi me ha tocado ver el pago de coimas y mucha gente prefiere que le depositen en su cuenta pese a que es una forma muy riesgosa de recibir soborno. Otros prefieren que les regalen algo físico -un auto por ejemplo- antes de recibir físicamente el dinero en efectivo

Creo qie la mejor idea de Ariely es lo del "fudge factor", es decir que todos nos movemos dentro de cierto rango de deshonestidad que es lo que consideramos aceptable, este rango varia en las personas influenciado por razones de cultura y costumbres (moral) desde los que no les importa nada cometer varios crímenes hasta los que se sienten mal cada vez que dicen una mentira blanca. Esas serían las motivaciones internas para ser deshonesto y las externas serían el cálculo racional de costos, beneficios y riesgo.

Por si no lo habian notado hay algunas ideas subyacentes que Dan Ariely no elabora mucho. Por ejemplo nuestra capacidad para racionalizar explicaciones es lo que modela en gran parte el "fudge factor" y ese es un mecanismo completamente racional, las personas se sienten honestas porque fabrican una historia que justifican sus comportamientos: injusticias sociales, auto indulgencia, en fin, está lleno de mecanismos racionales para eso.

También existe otro mecanismo social que Ariely no menciona y es la necesidad de sentirse moralmente mejor que los demás. Probablemente todos nos creemos moralmente superiores a los de nuestro círculo y justificamos nuestros fracasos en otras áreas alegando que en cambio somos más "puros". Los resentidos sociales, fanáticos religiosos, fanáticos politicos de cualquier color, etc. se fabrican historis para alegar que son mejores que los demás.

Finalmente un descubrimiento interesante de Ariely es que la gente más creativa tienden a ser tambien los más deshonestos. Bueno, yo siempre me he creído creativo así es que está teoría lo corrobora, porque también soy harto ladronazo.   

Por que somos deshonestos

viernes, 12 de abril de 2013


¿Por que mentimos, robamos o hacemos trampa? La Teoría de la Elección Racional del Delito, se le ocurrió a Gary Becker en su libro Economic approach to human behaviour y es actualmente la explicación más aceptada sobre la deshonestidad y el delito. El modelo de Becker es muy sencillo, dice que se le ocurrió cuando iba a una entrevista muy importante de la universidad y no encontraba donde estacionarse.

Entonces Becker razonó de la siguiente manera: "¿Que pasa si me estaciono sobre la vereda o en cualquier otro lugar prohibido?" su cálculo de costos y beneficios fue claro: la multa por estacionarse mal serían unos cuantos dólares, pero si no llegaba a la entrevista podía perder miles de dólares aparte de posibles malas consecuencias para su carrera. A partir de ese ejemplo Becker construyó el modelo simple de elección racional, donde supone que los deshonestos o delincuentes hacen un cálculo racional de costos y beneficios para decidir si cometen o no un acto deshonesto.

Pero Dan Ariely, en el curso de Behaviour Economics que estoy siguiendo, tiene una idea diferente. Su modelo de la deshonestidad dice que la gente decide, no en base a un cálculo racional de costos y beneficios sino a lo que el llama "fudge factor" (algo así como el factor del caramelo) que propone más o menos lo siguiente: todos cometemos acciones levemente deshonestas si tenemos la sensación de que nos coviene, pero existe una fuerza psicologica en el sentido opuesto, porque nos gusta pensar en nosotros mismos como personas honestas. Entonces vivimos en un equilibrio entre esas dos fuerzas naturales y opuestas: una que nos hace cometer deshonestidades para obtener cosas agradables y otra que nos frena porque nos gusta pensar que somos personas morales y correctas.

Ariely describe varios experimentos donde, a pesar que las posibilidades de impunidad o el beneficio (que son las dos fuerzas del modelo de costos y beneficios de Becker) las acciones deshomestas permanecen más o menos constantes.Yo dudo que esos experimentos sean suficientes para probar algo, o que descarten el modelo de Becker como suguiere Ariely, sin embargo creo que son buenos argumentos para sugerir que el modelo del crimen racional es -a lo menos- incompleto. Hay otras cosas aparte del simple cálculo de costos y beneficios.

Sus ideas sobre el efecto de la moral en la corrupción son muy interesantes. Dice por ejemplo que en las grandes estafas como el caso Enron, no se trata de unas pocas manzanas podridas que corrompen al resto sino que la suma de cientos de miles de comportaminetos levemente deshonestos, que sumados producen un gran colapso.

Algunos experimentos interesantes de Ariely tienen que ver con los alumnos que copian en las pruebas. Ciertas universidades norteamericanas tienen un "Código de Honor" que deben firmar los estudiantes, Princeton incluso les hace un curso completo de honor y moralidad a los recien ingresados. Otras universidades como Yale y el MIT no se preocupan mayormente del problema y dejan que cada profesor lo resuelva a su manera. No tienen Código de Honor ni nada parecido. Los experimentos sugerían que en todas las universidades copiaban más o menos lo mismo, con o sin código, el curso de moralidad era perféctamente inútil.

.Sin embargo cuando los hacían firmar una especie de aceptación de no hacer trampa al comienzo de las pruebas, la deshonestidad caía dramáticamente. Parece que a los tipos les daba algo así como cargo de conciencia y se comportaban honestamente.Si la firma cambiaba al final de la prueba, los comportamientos volvían a ser deshonestos.

Así Ariely y su equipo se fueron al IRS con la idea que las personas firmaran el compromiso al principio de la declaración de impuestos diciendo que los datos eran verdaderos y no al final, cosa que fue rechazada por los abogados porque se supone que la firma debe ser posterior a hacer algo para tener responsanilidad legal. Curiosamente lo aplicó en una compañía de seguros y tuvo éxito bajando los reclamos inflados con lo que se ahorró mucha plata. Así Ariely propuso varias ideas locas como tocar música religiosa mientras firmaban los reclamos, o mirarlos fijamente a los ojos.

A propósito de esto una vez un detective amigo me comentó que muy poca gente es capaz de sostener una mentira de manera consistente si le preguntan en términos directos y mirándolos fijo, me decía que la mayoría de las "confesiones" se conseguían sin necesidad de amenaza sino al contrario, el interrogador actuaba como amigo ayudando al criminal a liberarse del peso de la culpa.O sea Ariely no anda tan perdido.

En fin, son muchas cosas interesantes que vimos en este hermoso módulo, a mi me interesa mucho la deshonestidad, el crimen, la corrupción y todo eso y esta clase cambió varias de las ideas que yo tenía respecto al asunto porque concuerdan con cosas que he visto varias veces en mi aventurera vida. Lástima que no pueda comentar todo pero esto es una pequeña parte de un tema que yo creo que es fascinante y de mucha importancia para aprender a pensar y reaccionar bien frente a estas cosas,

Entradas antiguas Entradas nuevas