Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El lado B de Mideplan

lunes, 29 de abril de 2013


En su columna del domingo en La Estrella de Arica, mi amigo Fernando Cabrales (el mismo de la entrevista por las semilleras ¿recuerdan?) comenta sobre como se ha deformado el rol de la evaluación de proyectos en Chile y le encuentro toda la razón. Varias veces he escrito sobre lo mismo acá, Fernando sabe de lo que habla porque fue SEREMI de Planificación en nuestra ciudad y Director Regional de Corfo durante el gobierno de Bachelet, así es que conoció el sistema desde adentro. Escribe:

"Chile tiene una larga tradición en preparación de proyectos, nuestro Sistema Nacional de Inversiones (SNI) tiene más de 40 años y ha sido modelo para muchos otros países de América e incluso para organismos multilaterales como el BID.

Sin embargo esa tradición parece haberse debilitado. De hecho el SNI suele verse como un trámite molesto para autoridades administrativas y políticos apurados por ejecutar proyectos de dudosa utilidad. Y los consultores en el tema parecen haber mutado a especialistas en torturar datos para demostrar lo indemostrable.

La importancia de esta especialidad económica parece haberse olvidado y se exigen decisiones políticas para construir embalses antieconómicos, puentes faraónicos, parques tan ostentosos como inútiles y otros ejemplos notables de derroche de recursos. De hecho en realidad el SNI es el pariente pobre del Ministerio de Desarrollo Social y sus normas se han relajado hasta la irrelevancia".

Tiene toda la razón Fernando, esa columna debería ser distribuída y discutida por todas las autoridades políticas porque es un problema fundamental que venimos arrastrando desde hace poco más de 10 años y ningún gobierno, menos el de Piñera, se ha atrevido a enfrentarlo.

Yo conocí muy bien el sistema desde la otra vereda, porque hice los primeros proyectos de inversión pública del Poder Judicial en Arica a principios de los años 90, cuando el SNIP recién se empezaba a implementar en Chile. Al principio las exigencias de Serplac eran muy altas, recuerdo que todos entraban en pánico cuando tenía que evaluar Guillermo Beretta (actualmente es SEREMI de Obras Públicas). En su estilo, siempre cordial y colaborando estaba el otro evaluador, Fernando Tapia (fallecido hace como un mes) tampoco dejaba pasar ni una.

Durante el gobierno de Ricardo Lagos todo eso cambió de manera brutal, primero empezaron a presentar y ejecutar proyectos los mismos políticos o sus parientes, todos aparecieron con constructoras pese a no haber clavado un clavo en su vida, depués empezaron las coimas. Para el año 2005 más o menos yo no pude trabajar más en eso, todo el sistema se había corrompido completamente y yo me quedé debajo de la mesa. Fue lindo mientras duró.

Hasta el día de hoy todo sigue más o menos igual. No creo que sigan las coimas pero los proyectos inútiles, faraónicos y basados en negociados -que son mil veces más perjudiciales- están como en su mejor época. Eso explica buena parte del aumento desbocado y completamente irresponsable del gasto público durante los gobiernos de Bachelet y Piñera. En fin, creo que esto de la mala calidad de los proyectos da para mucho más, a ver si mañana coloco una entrada con unos cuantos ejemplos de la vida real, actuales, para que vean como nos están pasando por el aro. Y a nadie le importa.

P.D. ¿Se acuerdan de mi experimento de autocontrol, donde quería saber cuanto aguantaría la tentación de fumar los puros y comenzaría a dejar de fumar dos, tres, cuatro días, etc. Bueno amigos, se terminó el experimento. En este mismo momento voy a mandar al diablo la maldita auteridad y encenderé un puro. Con su permiso...

11 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

No, no, resista! vade retro satanás!

28 de abril de 2013, 21:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

BAh, todavía me lo estoy fumando... excelente! ;D

28 de abril de 2013, 21:04

 
Blogger Ulschmidt said...

Cuando dejé de fumar usaba una "técnica de control mental" que consistía en imaginar que prendía el cigarrillo, inhalaba, sentía entrar el humo en los pulmones, el efecto que producían en ellos, recordaba el sabor, etc..
Lo hice porque había escuchado que el fumador se satisface en la primer bocanada de humo y el resto del cigarrillo lo fuma mecánicamente.
Creo que me ayudó bastante.

28 de abril de 2013, 21:05

 
Blogger Ulschmidt said...

Sabe, estoy leyendo a Von Bertanfly, "Teoría General de Sistemas", un libro de los sesenta remozado y revisado hasta casi nuestra época.
Para mí tiene algo de fundacional porque en realidad mi formación como ingeniero en sistemas naturales estaba fortísimamente influenciada por el "análisis de sistemas".
El "enfogue sistémico", ahora lo confirmo, lo llevo implícitamente puesto en todos mis análisis de la realidad.
Habría que sistematizar esa cosa de la corruptela y los proyectos. Lo peor, supongo, es la concatenación de malos proyectos y corrupción. Y aún la elección de proyectos malos, grandes y faraónicos para poder corromperse más y mejor.
Digo, si la construcción de un ruta útil y necesaria se lleva un 540% de sobrecosto por corrupción es muy pero muy malo pero es muchísimo peor un ruta inútil e innecesaria, además mal hecha, que se va a romper muy pronto, y que además se lleva un 50% de sobrecosto por corrupción.
No sé cómo los chinos avanzan siendo tan corruptos, por ejemplo. Quizás porque su forma de corrupción es como un impuesto a hacer cosas buenas. Mucho peor es hacer cosas malas para poder corromperse.

28 de abril de 2013, 21:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo no he fumado nunca cigarrillos -en verdad no recuerdo haber fumado un solo cigarrillo completo en mi vida. Mi mamá fumaba como chimenea y en broma me echaba el humo en la cara, tal vez por eso nunca me llamó la atención. Los puros me gustan por echar humo solamente y son tan caros que jamás se podrán convertir en un hábito para mí. Creo que ese es el secreto de los vicion: solo hay que tener vicios gratis o vicios estúpidamente caros, para que no se conviertan en un hábito.

Ah lo del enfoque sistémico es cierto, pero esta es una situación inherente a la política, la "solución política" nunca se basa en lógicas de eficiencioa sino en lógicas de poder, el o los poderosos imponen sus intereses sobre los que tienen menos poder, así funciona la política y por eso el "gasto social" es necesariamente arbitrario e ineficiente.

Yo creo que no es algo que se pueda mejorar, solo puede eliminarse, pero en un sistema dominado por los políticos eso también es imposible. Estamos condenados.

28 de abril de 2013, 21:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Voy a buscar el Von Beltanfry, he escuchado mucho de él pero no lo he leído nuca, y se supone que alguan vez yo enseñaba eso!!

Con razón nuestra educación anda como la mona :D

28 de abril de 2013, 21:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sobre los chinos, bueno, mi opinión es que son una gigantesca bicicleta y que cuando no puedan seguir con la puerta giratoria vendrá el apocalipsis. La corrupción va a ser el detonante, no tengo dudas de eso.

28 de abril de 2013, 21:39

 
Blogger Maximo said...

Recuerdo a tu amigo, el era el que asesoraba a un sindicato. El sindicato le decía lo que quería y el lo hacía; además, te explicaba a ti lo inexplicable.

Pues bien, el gobierno hace lo mismo que tu amigo, con la única diferencia que lo hace con dinero ajeno y ganan mucho más.

Durante Lagos comenzó el desastre, tal como tú dices. Recuerdo que se hacían estudios truchos para poder aprobar los proyectos, y a poco andar faltaba plata. El Merval fue un caso clásico; la ruta entre Viña y Villa Alemana también. Ni hablar del tren fantasma al sur.

¿Y que querían, si los impuestos son para eso?.

Claro que aun nos falta para igualar a los españoles con sus aeropuertos fantasmas y el tren AVE sin pasajeros. Pero para allá vamos.

Yo que tu amigo dejaba al sindicato botado y me aseguraba un puesto en el gobierno antes de que se termine toda la plata. Si yo tuviera profesión le diría a un amigo del PPD que me enchufara “donde haiga”. Además, siempre es posible abrir una cuenta en la Islas Vírgenes para que no se note tanto.

28 de abril de 2013, 21:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Maximo. Bueno, yo soy muy amigo de Fernando y es el mejor economista que tenemos acá, le tengo un enorme respeto como profesional.

Por supuesto que también es político y en esa dimensión funciona con la lógica de poder de acuerdo a sus intereses, creo que tiene perfecto derecho a hacerlo, que yo sepa nunca he visto algo corrupto o deshonesto, así es que por mi no hay ningún problema con que sea y haga campaña a la concertación, ideas que no comparto pero respeto.

Creo que lo que empezó durante Lagos era inevitable y sigue pasando ahora -probablemente sin las coimas o robos- pero igual sigue la corrupción subyacente de los que tienen acceso al poder. No es un asunto de personas y pienso que esto no mejora ni aunque llegue Jseucristo al gobierno, la política funciona bajo esa lógica donde llegar y sostenerse en el poder es lo principal.

Por eso mi convencimiento que lo único factible es la disminución del tamaño y la influencia del estado, creo que no hay otra alternativa.

28 de abril de 2013, 22:48

 
Blogger Maximo said...

Tomás. No quise molestar a tu amigo, ni a ti tampoco. Solo digo que tanto el gobierno como el sindicato contratan a alguien para que diga y/o haga lo que a ellos le conviene decir y/o hacer. “Con plata baila el monito”.
Por eso pienso que tu amigo ve la paja en el ojo ajeno, después de todo, los sindicatos también obtienen lo que buscan en base a la extorsión, tal como hace el gobierno con los hechos consumados (no alcanzó la plata, calcularon mal, pues hay que aumentar el presupuesto). Tanto tu amigo como el fulano que trabaja en el organismo estatal que “cuadra el circulo”, son asesores pagados.
Es por estos motivos que desconfío de la gente de izquierda, son socialistas para hablar y capitalistas para cobrar. Prefiero al capitalista a tiempo completo.

28 de abril de 2013, 23:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El problema de los discursos morales es que son muy difíciles de sostener, la moral es distinta para cada cual y todos somos inmorales si nos miden con la regla de otro, la gente de izquierda tiene sus propias ideas y por absurdas que nos parezcan a ellos también les parecen absurdas las nuestros, son discusiones que no llevan a ninguna parte.

Los sindicatos por ejemplo, defienden sus intereses como ellos los entienden, lo mismo los políticos y etc. los que somos de derecha no podríamos escandalizarnos por eso que es propio de la libertad: cada cual busca lo que mejor le conviene según lo entiende y con lo que tiene a mano.

No creo que sea una cuestión de personas mejores o peores sino que los sistemas incentivan ciertos comportamientos.

La democracia incentiva el populismo porque lo hace rentable, eso se sabe desde hace un montón de siglos y hay que vivir con eso, mientras existan las elecciones todo será juegos de fuerza entre distintos grupos de poder, manipulaciones y todo eso. No hay otra.

28 de abril de 2013, 23:38

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas