Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El fundo de Talca

domingo, 11 de enero de 2009


Una de las visiones más lúcidas sobre nuestro país se la escuché a mi compadre Oscar hace algún tiempo, al calor de una copa de buen vino me dijo: "siempre he visto a Chile como un fundo de Talca, con el patrón abusador y prepotente, ese típico huaso en camioneta, inculto y lleno de privilegios. Por otra parte tiene a su empleado ladrón, resentido, hipócrita que evita todo trabajo, roba y sabotea al patrón a cada rato, aunque eso vaya contra sus propios intereses. El patrón se acuesta con la hija del inquilino, el empleado se acuesta con la mujer del patrón, ambos conviven en medio de un odio sordo, cada uno convencido que es más vivo y se está cagando al otro".

Chile es un fundo de Talca, toda la razón Oscarini, así mismito es nuestro pequeño país donde todos se creen vivos y se hacen el harakiri colectivo con tal de alimentar su propio resentimiento, eso explica por que a pesar que los políticos son el grupo humano más despreciado del país siguen llevando la batuta y son elegidos y re elegidos una y otra vez, siempre los mismos, lo consiguen alimentando esa idea del fundo de Talca, de causar el mayor daño posible a su enemigo atávico.

Con todo este fundo de Talca es donde yo vivo y donde espero parar las chalas, no lo cambiaría ni muerto por un suburbio europeo, menos por algún simpático rincón del melting pot Americano. Conozco los defectos y me quejo de ellos a cada rato, de hecho estoy terminando mi columna de La Estrella para este miércoles llena de reclamos, pero sin duda prefiero acá que allá, cien mil veces. En el fundo de Talca tenemos todo lo que a ellos les falta, somos un país joven y espontáneo, somos pobres y felices, nuestra felicidad está basada en cuestiones sólidas como los lazos entre personas, familiares y amigos, no en el bienestar material, ni en ilusiones de seguridad o en alianzas interesadas habilmente disfrazadas de amistad.

El fundo de Talca también tiene lindos paisajes, lo que nos falta en plata nos sobra en naturaleza, no estamos insoportablemente contaminados porque hasta nuestra basura es casi toda orgánica, cáscaras de sandía, restos de melón con vino y cosas así. Podemos vivir bien con muy poca plata porque tenemos redes, amigos y Don Pituto se nos aparece por todas partes, en el fundo de Talca puede que no se coma muy bien, pero nadie se muere de hambre, no lo permitiríamos. No necesitamos la seguridad social ni los políticos porque somos buena persona, en la mayoría de las casas existe un pariente viejito o un par de cesantes viviendo a la pecha, porque el fundo de Talca es bien solidario, cuando pasan una tragedia por la tele todo el mundo sale corriendo a poner un billete.

En fin, claro que somos como un fundo de Talca, pero déjenme en mi fundito nomás, tranquilei

Etiquetas:

4 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

caramba, que ataque de nacionalismo extraño el suyo ! Pero está bien. "Pinta tu aldea y serás universal" dijo un ruso por allí.

11 de enero de 2009, 22:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja, puedes ser nacionalismo, en todo caso no es chauvinismo ciego. Veo muchas cosas malas en Chile pero sumando y restando, en la bottom line me gusta muchísimo.

11 de enero de 2009, 22:32

 
Blogger Eduardo Cáceres Morales said...

que atrapante articulo, buenisimo!

9 de octubre de 2015, 18:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja ¡dime si no vivimos en un fundo de Talca!

9 de octubre de 2015, 18:18

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas