Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Dress for success

miércoles, 18 de agosto de 2010

Hoy me encontré en mi escritorio con una memoria de título y un memo donde dice "en la que usted actuará como Profesor Informante en las defensas que se realizarán el día sábado 28 de Agosto de 2010". Que brutalidad, a las defensas hay que ir con lo que llaman "tenida formal" ¿a quien se le ocurrió meterme en esto. A veces los amigos por tratar de ayudarte te fastidian, el contenido de la maldita memoria es más pobre que el ropero de Tarzan, no amerita que me coloque una corbata ni nada de eso ¿como lo haré?.

Estas convenciones sociales son un lastre y algunos se las toman muy en serio. El dress code es algo que debiese haber desaparecido hace años y resulta ridículo que un tipo libre como yo me ponga una corbata para no crearle problemas a un par de amigos. Ah la presión social, por eso evito hacer clases. Recuerdo que hace unos meses hubo una reunión de profesores y una académica se quejó largamente sobre el descuido en el vestir de los alumnos de la escuela, me sorprendió ver como todos asentían convencidos y me arranqué antes que empezaran a hablar de como se visten los profesores-hora.

Bien vestido bien recibido decían las viejas, pero yo prefiero este otro: bajo una mala capa se esconde un buen torero. La preocupación por la ropa esconde problemas de inseguridad personal, yo hasta lo encuentro un poco afeminado, que diablos, prefiero ser mal vestido que marica. El derechista enfermo, es como llama mi socialista amigo Viera a cierto tipo de personas amantes de las apariencias, convencionales y tradicionalistas, preocupados por la ropa y de golpearse el pecho en misa. En realidad yo creo que es una enfermedad del alma, esos no son derechistas, porque la gente de verdadera derecha ama la libertad.

Con pocas excepciones yo he usado jeans desde los 12 años, solía tener un único par que me duraba entre dos a tres años. Cuando hubo un candidato local que tenía una lavandería -los ariqueños sabrán a quien me refiero- durante su campaña regalo blue jeans, eso fue hace unos 6 o 7 años atrás y yo me conseguí 3 que todavía me duran. Poco tiempo atrás cuando fui a Arequipa encontré que en Tacna vendían Levi´s a US$ 10, esos jeans los hicieron para mí, me compré dos y ahora me sobran. Tengo camisas que compré en 1994, todavía las uso y han pasado más de 15 años. Me encanta la ropa vieja, otra razón por la que jamás podría ser empleado público.

Todo esto se me vino a la memoria a raíz del ahora famoso instructivo con que algunos tarados del Gobierno Regional de Coquimbo intentaron reglamentar los dress codes de sus empleados, llegando a ejemplos tan ridículos como prohibir las minifaldas, los jean y las poleras sin cuello. Claro, después se tuvierin que retractar pero la estupidez ya estaba hecha.

Recuerdo haber escuchadola queja de jueces -cuando pituteaba en los tribunales- diciendo que en Perú los magistrados usaban un collar con los colores nacionales, lo que les confería su dignidad. En Inglaterra, USA y muchos otros países los jueces usan toga. La idea es que el collar o la toga, igual que el uniforme de un policía, informa a los demás que no se trata de personas comunes y corrientes, que son autoridades, con derechos y privilegios especiales por sobre la gente común. Los delincuentes habituales, acostumbrados al sistema, no se dejan intimidar por esas cosas, incluso recuerdo a un juez al que acompañaba durante la visita semanal de cárcel y un encausado le pego un par de bofetadas. "Déjenlo nomás, no le peguen" decía -no muy convencido- mientras los guardias encerraban al malandra en un círculo de patadas y palos.

Recuerdo a otro juez -el mejor de la plaza, al que nunca lo ascendieron a ministro- que jamás tuvo un problema con los delincuentes, hasta los más malditos lo trataban con extremo respeto. Una vez le pregunté como lo hacía y me dijo "bueno, los trato como caballeros nomás, siempre de usted y nunca burlándome o haciendo bromas a su costa" que diferencia con sus otros colegas.

La cosa es que el respeto que confiere una vestimenta formal es siempre precario. Seguramente en la idea del intendente o el que redactó el absurdo instructivo el funcionario público debe hacer ostentación de su condición de autoridad, diferenciarse de la gente normal por medio de la vestimenta. En Chile tenemos unas ideas bien locas sobre lo que significa autoridad, y tendemos a ser extremadamente serviles hacia cualquiera que ostente un cargo público.

Una de las cosas buenas de mi sistema de vida y trabajo, es que normalmente nadie me dice como tengo que vestirme o comportarme, no represento a nadie aparte de mi mismo así es que a veces hasta puedo darme el lujo de ser un poco estrafalario. Además que la ropa nunca ha sido un item importante dentro de mi presupuesto. Cuando veo a un tipo con "tenida formal" -lo que en Arica significa un terno barato de alguna multitienda- lo compadezco porque se tiene que disfrazar para que le paguen su salario. Si al menos el Terno fuese un Hugo Boss o de un buen casimir a la medida... pero de multitienda es jurel tipo salmón nomás.

Pero bueno, me acaba de llegar otra memoria de la que también tendré que ser profesor informante así es que por parte baja tendré que conseguir prestados un par de pantalones. Que diablos. Hasta mañana.

Etiquetas:

25 Comments:

Blogger robert said...

Oye pelao, que te pasa con los que nos gusta vestir bien?...a mi siempre me ha gustado la ropa, tener variedad, originalidad, etc...coincido contigo eso si con respecto a las tenidas formales, trato de hacerle la cruz y las detesto..tengo una sola chaqueta de terno que convino con dos pantalones cuando me la tengo que poner...una verdadera lata¡¡¡...

La cosa es que me acostumbre ya a la tenida formal-casual, pantalones de tela, zapatos, camisa liviana y chaleco si hace frio...fuera corbatas y terno..puaj¡ lo malo es cuando vienen visitas, te obligan a la corbata¡¡¡...por ultimo aceptaria hasta un uniforme, pero informal eso si..

18 de agosto de 2010, 22:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"A mi siempre me ha gustado la ropa"

...mmmm...

pa mi que soi fleto

wuajajaja!

No se preocupe compadre, no discrimino a mis amigos!!!!!

18 de agosto de 2010, 22:18

 
Blogger robert said...

Pero pelao, si es el plus pa conseguir minas¡¡¡...tu mismo lo declaraste¡¡¡

"Los tipos mal vestidos, o lo que es peor, vestidos con ropa barata también encuentran un rechazo natural en las mujeres que se impresionan con tonteras como la ropa, el auto o la cuenta corriente. La ropa cara, por lo general da buen resultado con las mujeres que seguramente calculan de antemano que si al tipo le gusta andar bien vestido seguramente también le gustará vestir bien a sui pareja"...

:D

18 de agosto de 2010, 22:36

 
Anonymous EDO said...

Es bueno que la gente se vista bien....buena presencia, pelo corto, buenos modales todo eso va de la mano con el exito....yo he visto sobretodo en reparticiones publicas como la gente cuando es mal pagada y no esta motivada en lo que hace empieza con cosas como vestirse mal....eso es el comienzo del fracaso....creo que el exito se vive por dentro y por fuera....

18 de agosto de 2010, 22:38

 
Anonymous Alfredo Zamudio said...

Camisas de quince años...sería bueno hacerle un análisis químico a esa tela... para que hablar del trabajito que tendría gente del CSI en entender por dónde has estado!

Pero hablando un poquito más en serio. Concuerdo contigo en la seriedad del vestir Modus Chilensis, pero creo que refleja nuestra "urbanidad" y miedo o temor a vivir sin gente alrededor. Si vas a la playa, a la gente no le gusta la soledad, sino estar todos apretados en La Lisera, o "Meadero Beach". Si vas den paseo van con las ollas y la suegra, en un auto, hasta metros del camping. Si vamos a buscar un formulario, la gente se pone corbata (en caso que el recepcionista tenga influencia para cuando se entregue el formulario). Y en fin. Las reglas Modus Chilensis son muchas y andar al revés de éstas es como difícil. Mira tu la cantidad de corbatas que ves en Arica. Y que me disculpe un croata, pero la corbata es un invento sumamente inútil! (para quien no lo sepa, la corbata viene de Croacia). Pero si también estoy de acuerdo con Robert, que el vestir es un lenguaje que te sirve para comunicar un mensaje. Ahora si eres mudo, eso es otra cosa.

18 de agosto de 2010, 23:39

 
Blogger Ulschmidt said...

Aunque no sea en el trabajo, siempre hay que tener saco y corbata en el ropero para cuado te invitan a un casamiento, graduación o festejo formal que sea. El mismo saco de hace décadas, quizás, que cada vez cierra con mayor dificultad.

19 de agosto de 2010, 07:33

 
Blogger Payayita said...

Pura paja molida!! Toda mi vida he sido podrida para vestirme como la gente y no me siento pa nah una fracasada. Recuerdo mi ex-jefe era un checo (Director Manager)que venía unas 2 veces al año a Chile y siempre con sus Wrangler, sus zapatos normales de esos bien cómodos y camisa a cuadros seguramente Wrangler tb. Hasta que un día lo veo llegar de traje y con su mejor cara de plato hondo me dice: "me di cuenta que la gente en Chile es tan tonta que te pescan más si llevas traje".
Acá los finlandeses son lo menos preocupados de esas tonteras. Mi jefe tiene 48 (tb Director Manager) en verano usa short, camisa manga corta a cuadros y las típicas sandalias tipo condorito que en Chile sólo usan los turistas. Ah! Y con calcetines caramba (weá que pa mi no combina, pero bueh).
En la pega me toca trabajar con un pendejo de 23 años que usa shorts hasta que se le ve el poto, chalas playeras, polera roñosa y el pelo sin cortar en meses, pa cualquier lado. Ese cabrito organiza festivales de rap, tiene su propio grupo de danza callejera, dirige video clips, es fotógrafo, gana una cantidad descomunal de plata, vive solo desde los 16 y todos los años se va dos meses de vacaciones en Indonesia. Un gusto que ni con suerte pueden darse los weones de pantalón Dockers y camisa Polo que gerentean compañías de comunicaciones que obligan a sus vendedores de celulares a usar traje Johnsons pagados en 36 cuotas y se ven igual de zarrapatosos.

19 de agosto de 2010, 07:59

 
Blogger Sergio Meza C. said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

19 de agosto de 2010, 08:23

 
Blogger Sergio Meza C. said...

En relación a vestirse "bien" (desde el punto de vista al que aludía esa profesora que criticaba a los alumnos), creo que esta cuestión es como lo que digo de Chaplin; "este tipo, además de ser un excelente cineasta, profundo cuando quiere, mordaz cuando corresponde y sensible cuando el caso lo amerita, es sumamente entretenido". Pensemos en las películas de Ingmar Bergmanzzzzzz (con solo nombrarlo me da sueño)...

Claro que es todo eso que se dice, pero le falta ser divertido, entretenido, seductor...

Con el vestirse pasa lo mismo; hay tipos con mil atributos muy rescatables, pero se visten como el forro; ergo, les falta un atributo más, como a Bergman...

19 de agosto de 2010, 08:25

 
Anonymous Anónimo said...

Creo que la cantidad de dinero que gastas en "vestir bien" es inversamente proporcional a la cantidad de neuronas activas de quien lo realiza, ejemplos los hay de sobra vean a los top, todos estan en la farandula, bueno, quien poco tiene de top como persona e intelecto, y pretende codearse en un nivel social medio comun, necesariamente deben arroparse con lo que segun el es buen vestir, aunque sea un traje made in "las palmeras". no por nada es comun que la gente aparentadora del centro o del sur vienen hasta estos extremos, preguntando por ropa de cuero barata y van a tacna o bolivia solo por eso, que actitud mas estupida y flaite, eso es el paradigma de la apariencia, querer tener algo con sacrificio casi de peregrinacion, pero que sea de cuero, la calidad no importa.
Respecto de lo que dice Robertito, antes que tener un cuerpo "bien vestido", es mejor tener una lengua de politico y una pluma de poeta, esa combinacion es arma letal para para cautivar a las mujeres, por supuesto no olvidandose de un buen jaboncito y punto, lo demas,tarjetas, auto, joyas, ropajes, son para los tipos basicos que carecen de lo demas, o no Tom?
A proposito le paso el dato al robertito, a las mujeres mas que ver un pedazo rectangular de plastico de color con proporciones aureas, las seduce mucho mas ver un fajo de billetes azulitos de esos nuevos de 10.000, de donde sacas para pagar la cuenta del pub al chin chin, ademas les seduce que su galan sea generoso en su propina con el mozo, ahi no falla, no lo olvides robertito.
Att.
INTI

19 de agosto de 2010, 10:19

 
Blogger Ulschmidt said...

Payayita, que definición! El escritor Steinbeck decía que en su pueblo la gente de dinero se vestía despreocupadamente pero los pobres tenían que preocuparse de vestirse como ricos.

19 de agosto de 2010, 11:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Robert nada, nada: los hombres tenemos que ser feos, ediondos y PELADOS jajaja

Edo ¿el "exito"? seguro que eres muy joven

Alfredo, encontré una foto de ¡1997! con esa camisa, voy a sacarme una foto "antes y ahora" para ponerla en el blog. En verdad esa actitud hacia "vestirse bien" es muy característica de los chilenos, en otros paises también existe pero en Chile está medio exacerbada.

Ulschmidt, corbata ni por broma, las odio aunque como dice Alfredo son de oigen croata (corbata-croata).

Paola, la preferencia por la ropa comoda parece que es característica en los países más al norte, los latinos tenemos esa fijación, en "los carnet del Mayor Thompson" de Pierre Daninos aparece un divertida historia que compara como se visten ingleses y franceses en día domingo.

Sergio, recuerda que los atributos son siempre subjetivos, dependen del cliente.

Inti, especialmente lo de la lengua. Y para que hablar de la billetera o la tarjeta de crédito. Para conseguir minas no existe nada mejor, es el atributo final e insuperable.

19 de agosto de 2010, 12:17

 
Blogger Payayita said...

Hombres y sus eternas fantasías infantiles con respecto a lo que a las mujeres nos gusta...

19 de agosto de 2010, 12:42

 
Blogger Sergio Meza C. said...

(No hay caso con Bradanovic; si bajara el mismísimo Zaratustra a comentarle, sería despachado en tres líneas sin más, y cada cosa a su sitio...)

Jajajajajaaaaazzzzzz...

19 de agosto de 2010, 13:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Pao, existen dos clases de mujeres: las que les gustan los tipos con billete y las que vuelan. Comprobado experimentalmente!!

Sergió ¿viste? claro que me pasé en una línea "genio y figura hasta la sepultura"

19 de agosto de 2010, 13:54

 
Blogger Leus said...

Tomás, ¡ahora ya sabes por qué siempre miraban las minas con tus compañeros y nunca pescaban nada!

19 de agosto de 2010, 14:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja, eso debe ser. Acabo de colocar una foto con mi misma camisa del año 1997

19 de agosto de 2010, 15:10

 
Blogger robert said...

jajajaja....lo cierto es que hay gente que le gusta la buena ropa y otra que no...ahora definir la buena ropa es lo complicado...de marca? novedosa? que es la buena ropa? que sea cara?...patrañas¡...

A mi me gusta la ropa..cuando compro una prenda la eligo de acuerdo a varias razones...pero bueno, mas sentido me dejo esta frase de una pelicula:

"Ah, ya veo. Crees que esto no tiene nada que ver contigo. Abriste tu armario y seleccionaste esa camiseta azul, porque tratas de decirle al mundo que te tomas demasiado en serio como para preocuparte por la ropa que llevas. Pero lo que no sabes es que esa camiseta no es simplemente azul. No es turquesa. Es cerúleo. Y tampoco estás enterada de que en el 2002 Oscar de la Renta sacó una colección de vestidos de ese tono. Y luego, creo que fue Yves Saint Laurent, el que exhibió chaquetas militares azul cerúleo. Creo que una chaqueta nos vendría bien. Y el cerúleo comenzó a aparecer en las colecciones de muchos diseñadores. Y luego llegó a las tiendas. Y terminó en un porquero o en una cesta de liquidación. Y así fue como llegó a ti. Sin embargo ese azul representa millones de dólares e innumerables empleos. Y es gracioso que pienses que hiciste una elección que te excluye de la industria de la moda, cuando de hecho, estás usando una prenda que las personas en esta habitación seleccionaron para ti... entre muchas "cosas".

Un abrazo,

19 de agosto de 2010, 23:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Lilian, Robert lo de la ropa solo lo decía por molestar, todos tenemos cierto grado de vanidad acerca de nuestra apariencia, incluso el descuido y la ropa vieja son distintas formas de la misma vanidad. Nadie es completamente inmune a la sensación de "verse bien".

Solo me da risa el concepto que tienen algunos acerca de verse bien o andar correctamente vestidos, cuando lo asocian a una corbata y el terno de La Polar, pero en fin, cada cual con sus gustos.

20 de agosto de 2010, 00:07

 
Anonymous Anónimo said...

Robert:
Ese dialogo es del film "The Devil Wears Prada"?

Tomas:
Me estas hablando a mi en 'otro canal'... De curiosa entre a este post y me encontre con un comentario dirigido a mi... coff coff... un 'senior moment'? ya los estamos teniendo? :-)

20 de agosto de 2010, 09:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónima ¿como voy a saber si me refería a ti si eres anónima? maileame quien eres y ahí te confirmo jaja

20 de agosto de 2010, 09:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Ahora caigo! si, me refería a tu comentario jajaja sorry pero me dejó choqueado! igual a mi "me cayó el maní" ¿o no?

20 de agosto de 2010, 09:55

 
Anonymous Anónimo said...

Mis disculpas... esto de no tener identidad me esta comenzando a molestar. Ya sabes que era yo la anonima de mas arriba; olvide la clave para entrar a mi propio blog.. eso si que es un 'senior moment'! :-)
LILIAN
-de Baltimore-

20 de agosto de 2010, 10:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah yo estaba equivocado entonces! pensé que era la profesora que se quejó por los mal vestidos jaja. No hay problem Lilian "senior moment" esa no la conocía, acá le decimos "andar con el alemán" !!

20 de agosto de 2010, 11:33

 
Blogger robert said...

Exacto Lilian, lo que se puede graficar es que a todos nos importa en algun grado, menor o mayor la moda, o lo que nos pongamos...es algo inevitable, no se trata de gustos caros o baratos, se trata de identificarse con algo..porque si fuera por abrigarse, hasta el mas desinteresado con la ropa te apuesto que no se pondria un chal de lana largo, solo para abrigarse..

En el momento que se elije un jeans, una camisa o unos zapatos, se sigue algo que no necesariamente es el abrigo del cuerpo...

Pero en fin, mi visión es con respecto a eso y no tiene que ver con gustos caros,exigentes o seguir extereotipos...solo eso.

Un abrazo,

20 de agosto de 2010, 11:40

 

Publicar un comentario

<< Home