Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mystery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often spring from boredom. "Be yourself, but bigger"

Esta es quizá, la única ley económica que nunca ha sido discutida, y ello por la razón que nunca ha tenido una excepción importante. La naturaleza humana puede ser una cosa infinitamente variable. Pero tiene constantes. Una de ellas es que, ante una alternativa, cada cual guarda lo mejor para si mismo, y también para aquellos a quienes quiere más.

(John Kenneth Galbraith, El Dinero)

Hay muchos problemas que no tienen solución, o sea se solucionan de alguna manera pero no tienen solución técnica (optima como dicen a veces). Un problema de esta clase es el conflicto entre los bienes públicos y privados, como no tiene solución optima al final se soluciona caso a caso por la fuerza o imposición del colectivo o el individuo.

Claro que el colectivo -para aclarar digamos el estado- corre con bastantes ventajas: el sistema legal, cárceles, el monopolio de las armas, entre varias otras. Sin contar a que somos condicionados psicologicamente desde chicos en la idea que el bien común es superior al bien particular, un concepto que casi nadie discute excepto cuando le toca aplicarlo en su propio caso. Son muy pocos los que aceptan voluntariamente perjudicar sus propios intereses en beneficio del bien común, y se hacen menos a medida que el sacrificio aumenta.

Por eso el conflicto entre la micro economía competitiva y la economía del bienestar no tiene una solución técnica, son dos enfoques opuestos que solo se pueden resolver por imposición de uno sobre el otro.

No existe en la vida real ninguna situación donde las cosas sean solo competitivas en guerra a muerte entre si, sin ninguna clase de cooperación. Tampoco pueden existir situaciones donde todos estén dispuestos al sacrificio total en aras de un bien común (que en ese caso dejaría de ser bien), siempre coexisten ambas en una situación donde una prevalece sobre la otra.

En el origen de este conflicto entre lo público y privado está la idea de propiedad privada y la apropiación. Proudhon (o como se escriba) escribió la famosa frase "la propiedad es un robo", pero también dijo otras menos populares como "la propiedad es libertad". El acto de apropiarse de algo y luego usarlo a su antojo, generalmente nos causa rechazo cuando lo ejercen los demás, pero lo hacemos con alegría para nosotros mismos, porque una de las manifestaciones más reales de libertad que existen.

Los que han luchado por abolir la propiedad privada, por una coincidencia bien entendible, son los mismos que se autodenominan administradores o guardianes de la propiedad pública, o sea todo el asunto es un simple cambio de manos, despojo de unos en beneficio de otro. La apropiación y el goce siguen intactos, solo que cambian de bolsillo.

La expresión economía del bienestar es engañosa, una mala traducción de welfare economy que significa literalmente economía de la beneficencia o de la caridad. Bienestar en inglés es well being y es curioso que en español se use esa traducción en lugar de la expresión literal.

La diferencia entre welfare y well being no es trivial. La beneficencia tiene como objetivo ayudar a los que no se pueden ayudar a si mismos o sea discapacitados, alcoholicos, ancianos o cualquiera que por esas cosas de la vida no está en condiciones de tener sustento por si mismo. Si usamos el término correcto beneficencia, en lugar del engañoso bienestar tal vez nos costaría menos entender que la beneficencia es nada más que un problema de subsidios, no de una imposible igualación económica.

La economía de bienestar es una zona gris que mezcla distintas formas de pensamiento. desde las "fallas de mercado" de Stiglitz o el óptimo de Pareto etc. que se refieren al uso eficiente de los recursos, hasta otras que son ideologizadas en torno a criterios de igualitarismo o justicia social como ocurre en los economistas históricos, socialistas, etc. Ellos no hacen distinción entre la descripción de los hechos y la imposición de sus propios juicios de valor.

Harding escribió en su artículo "matemáticamente es imposible maximizar dos (o más) variables al mismo tiempo", los que leyeron La Tragedia de los Comunes ya se habrán dado cuenta que yo no estoy planteando nada nuevo, solo hago un comentario a lo de Harding aplicado al caso del bienestar privado versus el colectivo. Aunque no creo que Harding estaría muy de acuerdo conmigo. Pero en fin, esas son las ventajas de ser un pelagatos,uno puede tirar sus ideas a la pelea sin miedo a que aparezac una celebridad a discutirle.

Bueno, como no podemos maximizar ambas cosas tenemos que elegir. Yo elijo el bien privado y la libertad individual como mi bien a maximizar, el bien público lo aceptaré como un mal necesario, solo en la medida que lo perciba favorable a mis intereses o que, en un análisis de costos y beneficios prefiera perder parte de mi bienestar a cambio de evitar que los esbirros del estado me metan en la jaula. Desde mi punto de vista ese debería ser el genuino pensamiento de la derecha.

P.D. El Biministro de Economía y Transportes de CSP, HON. Ernesto Piwonka me envía el dato de una interesante columna de Eduardo Engel en La Tercera de Hoy, se llama El Milagro Económico Argentino y tiene que ver con lo que conversábamos con Ulschmidt en la entrada anterior: como Argentina sigue creciendo pese a sus gobiernos y su declive oculto por el gran tamaño de su economía. No se la pierdan.

Etiquetas: , , ,

10 Comments:

Anonymous Anónimo said...

milagro económico es un poco exagerado. Hay la suerte que todos tienen en la región por los commodities más Brasil que tira de sus socios como una locomotora (El Mercosur, en teoria, tenía muchos defectos, por sus efectos prácticos estos años son evidentes)
La economía de bienestar colapsa cuando los ricos descubren que el super-sistema-global de transferencia de activos les permite huir de cada país que no se adecua a otro. Entonces chantajea para que no les cobren impuestos, etc... y para que los sistemas globales como el FMI o nacionales como la Reserva Federal cubran los déficit de todos sus festivales de codicia. En teoría iban a poder a extorsionar a todos y cada uno de los países - sobre todo emergentes - para que obedezcan pero como la riqueza financiera es mucho mayor que la física y real, y como los crackas abundan, en realidad se la pasan transfiriendo como locos del lugar adonde ganan algo al lugar donde piensan que es mas seguro, de ida y vuelta y de burbuja en burbuja.

09 mayo, 2011 12:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La especulación no puede ser vista como una "falla" es un componente principal de la economía y el movimiento de capitales entre querer grandes ganancias y buscar la seguridad es lo normal, ganancias y seguridad son las dos variables que manejan los inversores y nunca podrán ser maximizadas al mismo tiempo. No hay que olvidar que la codicia es el combustible de la economía y que sin codicia todavía estaríamos viviendo en cavernas enfermos y muriéndonos a los 35.

Ahora que la riqueza financiera sea más grande que la real, eso no es posible, hay que entender que la riqueza financiera (o nominal) no existe y es solo un medio de cambio de la riqueza real, solo sirve cuabdo se hace efectiva en forma de bienes y servicios entonces puede ser -nominalmente- diez veces mayor que la suma de bienes y servicios disponibles pero eso no significa nada en la práctica, al momento de gastar la inflación se encarga de hacer el ajuste.

Es cierto que América Latina pasa por un paraíso del precio de los commodities y eso permite milagros como el de Argentina, el milagro en este caso no es un gran crecimiento, sino que no se esté muriendo de hambre la gente como en Africa con las políticas que han aplicado.

Yo creo que las planificaciones protegen a los ricos más que el dejar hacer y que los cracks son los ajustes inevitables que vienen después que fracasa cada intento de planificar o de manipular la economía real con instrumentos nominales (como la moneda, los créditos, etc.)

09 mayo, 2011 13:15

 
Anonymous Anónimo said...

Las politicas son tontas pero de corto alcance. Subsidian los trenes pero no volvieron a nacionalizarlos, subsidian la energía pero no toman companías de electricidad, frenan ciertos precios desalentando la inversión pero tienen que liberarlos cuando necesitan más. Aún gozamos de las privatizaciónes que hizo Menem en los 90 - ese fue el gran reformador - luego el kirchnerismo descubrió que era mejor chantajear a las empresas que apropiárselas. El daño es relativo y reparable, me parece, y un intento por apropiarse de la renta agrícola para jugar a Robin Hood terminó en una derrota politica para el Gobierno en 2008. Desde entonces combaten enemigos imaginarios - los diarios, la tele, Vargas Llosa - pero no molestan tanto en el proceso económico. Las cosas aquí van mejor de lo que debieran porque las políticas reales son menos estatistas de lo que se declama.
De todos modos tendremos alguna crisis pronto, yo diría que el año que viene. Sino es aburrido.

09 mayo, 2011 14:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Muy lúcido el comentario Uldschmidt, creo que es justamente eso lo que explica que en Argentina se siga viviendo confortablemente a pesar de las políticas estúpidas que han venido aplicando los últimos años.

A los Kirchner hay que reconocerles una virtud: no son fanáticos ideologizados que quieren cambiar al mundo sino modestamente sinverguenzas que se conforman con forrarse en plata ellos mismos y sus amigos.

Un estado puede aguantar más o menos bien pequeños ladrones gobernando -es lo que tuvimos en Chile durante algunos gobiernos de la concertación- si bien retrasan el crecimiento y se pierden enormes oportunidades, la sinverguenzura no provoca las crisis terminales de un Pol Pot o de un estado bolchevique.

Lo que planteas es muy clarificador y tal vez algo parecido es lo que mantiene a flote a Venezuela o Bolivia

09 mayo, 2011 14:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Aunque no diría que el gobierno de Evo en Bolivia sean ladrones, más bien creo que son muy ignorantes e ingenuos, nada más.

Por eso yo he dicho siempre que para gobernar prefiero mil veces a un sinverguenza antes que a un fanático. El sinverguenza siempre toca techo, el fanático no tiene techo.

09 mayo, 2011 15:01

 
Anonymous Alfredo Zamudio said...

Sobre eso de los corruptos que tocan techo...algo que es simpático de recordar como uno de esos personajes cuenta como amasa varios millones de dólares con su sueldo de militar. El libro "Pinochet, el gran comisionista", de Benedicto Castillo, cuenta la historia de la entrevista por el Juez Muñoz a Pinochet. Dice el texto (...) "

"De inmediato, Muñoz entró a lo que venía. Dejó de lado el juramento formal, pero advirtió que 'tenía la calidad de inculpado'. Y sin mediar pregunta, el interrogado se definió como 'honrado' y ahorrativo desde muy joven, ordenado en los gastos y con una libreta de ahorros en el Banco del Estado por muchos años, 'para lo que pueda suceder en el futuro'.

"Sin pausa, relató su estadía en Ecuador, donde cumplió una misión institucional que le reportó dos sueldos adicionales: uno en dólares y otro en sucres", que invirtió al regresar a Chile. Asimismo, aseguró que sólo vivió de su sueldo de militar y nunca empleó en su favor los dineros que le proporcionaban como gastos reservados, los que juntaba y destinó "a la construcción de casas para los agregados militares en el extranjero".


Recordó que como Presidente acopió dinero en el país y en el exterior, cuyos primeros depósitos los hizo "en el Banco Espirito Santo (sic), acumulando una suma relevante, la que nunca reveló para impedir "alguna medida de un juez de una jurisdicción extranjera" y que tras el viaje a Chile de ejecutivos del Banco Riggs "sólo abrí una cuenta no más", manejada por esos ejecutivos sin que él tuviera mayor participación. (...)"

09 mayo, 2011 19:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, yo creo que los milicos robaron muy poco. En su lugar yo me hubiese asegurado como lo hizo el ex-gerente de EFE, el de ENAP o tantos otros. Total, entre 30 y 1.000 millones de dolares te terminan pelando igual!

YO siempre lo he dicho, si alguna vez tuviese un puesto público -cosa imposible- me robo hasta el gato.

09 mayo, 2011 19:53

 
Anonymous Anónimo said...

Evo y los suyos me parece que sí querían cambiar el mundo - aunque entre los suyos hubiese muchos de los que "tocan techo" - y que el problema boliviano es otro. Un tema cultural muy fuerte.

09 mayo, 2011 19:56

 
Anonymous Alfredo Zamudio said...

Pocos serían los ladrones, y poco robarían, comparado con lo que podrían haber robado, pero como les cae de mal el título de "Salvadores de la patria y ladrones por casualidad". No va con las inmortales estatuas y los himnos patrióticos infla-pechos, no crees? Una persona de alta alcurnia diría "suena a roto".

09 mayo, 2011 20:00

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sin duda Alfredo, todas esas historias heroicas son cuentos chinos, los milicos son gente tal como cualquiera de nosotros no hay mayor diferencia, solo que tienen todas esas tradiciones y leseras que probablemente ni ellos mismos creen en realidad pero son parte del sistema.

Anónimo, de acuerdo, en el entorno de Evo también hay vivarachos pero yo creo que Evo y Garcia Linera tienen buenas intenciones, aunque no mucho más que eso. En verdad hay muchos problemas allá.

09 mayo, 2011 20:09

 

Publicar un comentario

"Send me a postcard, drop me a line
Stating point of view
Indicate precisely what you mean to say
Yours sincerely, wasting away
Give me your answer, fill in a form
Mine for evermore
Will you still need me, will you still feed me
When I'm sixty-four"

<< Home